Connect with us

Genaro García Luna: el rostro de la corrupción

La experiencia de un agente con García Luna en el CISEN

Tomas Borges

Published

on

“Dónde hay poca justicia, es un peligro tener la razón”
Francisco de Quevedo

Tomás Borges

Tras la detención en Texas, del otrora súper secretario, Genaro García Luna, acusado por conspiración y corrupción, no cabía mi asombro de corroborar que la justicia y el karma existen, y más cuando al hoy imputado lo conocí en 1997, cuando era subdirector de Protección en el CISEN, bajo las órdenes del Almirante Wilfrido Robledo Madrid y quien, tras ser un ejemplo de honestidad y sacrificio, fue devorado por el monstruo de la corrupción, que, como Saturno, devora a sus hijos.

Cabe destacar que a García Luna le debo lo que fui y lo que soy, ya que, gracias a él, le tomé amor a la inteligencia policial, y fue él quien me transfirió a la nueva Policía Federal Preventiva (PFP), y paradójicamente, fue él quien me boicoteó y truncó mi carrera en la administración pública.

Lo recuerdo como un jefe con mucho futuro, que tartamudeaba y que le gustaba chancear con sus subordinados y también, conocí su lado sombrío, vengativo, y más cuando algo o alguien cuestionaba su actuar y autoridad, haciendo que la frase de Lord Acton, de que “el poder corrompe y el poder absoluto, corrompe absolutamente”, con García Luna fuera una realidad.

Lo recuerdo en su casa en Jardines del Sur, por la glorieta de Vaqueritos, un hogar diferente al que unos años después tendría en Jardines en la Montaña, cuyas excentricidades incluían una discoteca privada, así como una vista al bosque de Tlalpan, todo con un costo superior a los 20 millones de pesos, la cual estaba custodiada por gente armada, quienes al salir el patrón, bloqueaban una de las principales arterias de la ciudad, para que el Secretario pudiera llegar a sus oficinas en Constituyentes, al poniente de la urbe, sin contratiempo alguno.

Recuerdo el año de 1999, cuando García Luna se escuchaba como candidato a presidir la Coordinación General de Inteligencia para la Prevención (CGIP) de la flamante PFP, que iba a ser el modelo insigne en materia de seguridad a nivel Latinoamérica, del mismo talante que Scotland Yard y el FBI.

Todo iba viento en popa, cuando García Luna fue nombrado Coordinador, y Wilfrido Robledo Comisionado, de un megaproyecto que, en teoría, marcaría un antes y un después en materia de seguridad, y más tras el bautismo de fuego, que fue la toma pacífica de la UNAM, tras más de un año de toma y huelga auspiciada por el Consejo General de Huelga (CGH).

Recuerdo como el desmantelamiento de la CGIP ocasionó la salida de Wilfrido Robledo y del hoy imputado, cuando el proyecto de la PFP fue desmantelado por la administración foxista, que so pretexto de que era un aparato de represión y espionaje priista, para que García Luna, lograra ser cobijado por Luis Cárdenas Palomino (quien fungió como su secretario particular en la PFP), quien lo presentó con el General Macedo de la Concha, a quien le vendieron un remedo de la coordinación de Inteligencia de la PFP, lo cual devengó en la AFI.

Tras terminar el sexenio de Fox y tras unas elecciones más que polarizadas, llegó al poder el panista Felipe Calderón Hinojosa, quien como premio por haber realizado el operativo de toma de protesta del cuestionado mandatario, nombró a García Luna como titular de la Secretaria de Seguridad Pública Federal.

Lógicamente, cuando fue nombrado secretario, la gente que trabajamos en algún momento para él, vimos con desilusión, como gente de la PGR/AFI ocupaban los mejores puestos y la honestidad de los que nos habíamos jactado los que laboramos en el CISEN, era más un estorbo, que una virtud.

Lo demás es historia. Se hablaba de que el difunto General Acosta Chaparro, había sido el enlace con gente del Cártel de Sinaloa y que la supuesta fuga del Chapo Guzmán fue con convenio con el gobierno de los panistas, quienes pese a criticar como oposición la corrupción del PRI-Gobierno, pronto cayeron bajo los encantos de la corrupción.

Con Felipe Calderón, se siguió protegiendo al capo sinaloense, haciendo que la terminal aérea del aeropuerto internacional de la ciudad de México, fuera uno de los principales puntos de ingreso de droga y la joya de la corona del sistema aeroportuario, el cual fue tomado prácticamente por todos los allegados de Genaro García Luna vinculados con el Cártel de Sinaloa, situaciones que han sido descritas en mis libros, así como en múltiples publicaciones.

En fin, lo que denuncié en mis libros, sobre los vínculos de la PF con el Cartel de Sinaloa, y de cómo el Chapo Guzmán era el Capo del panismo, hoy se confirma, debido a los hechos fehacientes y a la detención del Capo bajo una administración Priista que lo extraditó ex profeso, para que la cloaca y la caja de Pandora, se abriera allende a nuestras fronteras.

El que alguna vez fue considerado el súper secretario, quien fuera el amo y señor en materia de seguridad, quien llegó a cumplir todos sus caprichos, como el ser empresario y escritor (al escribir los libros ¿Por qué 1,661 corporaciones de policía no bastan? – Pasado, Presente y Futuro de la Policía en México y Seguridad con bienestar” Un nuevo modelo integral de seguridad), así como ser titular de una Secretaria que llegó a rivalizar en recursos y elementos con la SEDENA, y quien siguió operando para Margarita Zavala en los pasados comicios, y que cobijado por la comunidad judía, puso como tapadera para sus actividades de espionaje, la empresa GLAC Consulting, empresa dedicada a la consultoría en temas de seguridad, política y economía, con sede en Miami y México .

Pese a los señalamientos sobre sus vínculos con el narcotráfico, logró sortear las acusaciones, al manifestar que eran producto de delincuentes que buscaban manchar su obra, pero como el sol no se tapa con un dedo, la revista Forbes lo incluyó en la lista de los 10 hombres más corruptos de México en 2013, sin omitir los señalamientos de la periodista Anabel Hernández, a quien incluso lo acusó de amenazarla de muerte.

Dicen que sólo se hace leña del árbol caído, y pese a que no quiero hacer escarnio del infortunio de García Luna, si quiero poner énfasis, que el tiempo demostró lo que en su momento señalé fue cierto, aún cuando todos lo aplaudían.

En espera de que otros casos de impunidad y montaje, lleguen a su fin, como los detenidos por el FALSO CASO WALLACE y en espera de que las investigaciones lleguen a sus últimas consecuencias y se castiguen a todos los que bajo el amparo de la charola y de García Luna, lucraron con la seguridad y vidas de miles de mexicanos, sean castigados y que los verdaderos héroes azules, despedidos por exámenes de control de confianza amañados, sean resarcidos.

Con la detención de García Luna, compruebo una vez más que los Estados Unidos no tienen amigos, sino intereses y hoy, al que premiaron sus agencias, lo detienen y quien llevó a inocentes a la sombra, hoy dormirá, por el momento en una celda.

Sé que el Karma existe y aquí la prueba. ¡Enhorabuena México!

@borgestom

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Narcopolítica, corrupción y más de lo mismo

Ex funcionarios públicos de Hidalgo investigados por desvíos de 5 mil millones de pesos

Emmanuel Ameth

Published

on

  • El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y los Centros SCT de Guanajuato e Hidalgo son investigados por desvíos cercanos a los 5 mil millones de pesos, siendo aparentemente fraguados por los hidalguenses.

Por Emmanuel Ameth
EA Noticias

El exgobernador Manuel Ángel Núñez Soto, el exalcalde de Tepeapulco Leoncio Pineda Godos, así como el exfuncionario Gerardo Salomón Bulos son investigados por su probable participación en los desvíos que provocaron daño a la Hacienda pública por un monto cercano a los 5 mil millones de pesos, lo que ha provocado que la Fiscalía General de la República y la Unidad de Investigación Financiera cumplimenten investigaciones emanadas de los documentos que obran en manos de la Auditoría Superior de la Federación.

En total, son 75 funcionarios investigados por desvíos que ascienden a más de 10 mil millones de pesos entre 2013 y 2018.

Sin embargo, más de la mitad del monto observado recae en instituciones que estuvieron a cargo de los tres personajes hidalguenses referidos, es decir, destacando entre los desvíos y malos manejos investigados.

Al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), mismo que estuvo encabezado por el exgobernador de Hidalgo Manuel Ángel Núñez Soto, le siguen la pista dos investigaciones: una por 4 mil 098 millones 311 mil 608 pesos y otra por 736 millones 133 mil 008.35 pesos.

El Centro SCT Hidalgo, mismo que estuvo encabezado por el exfuncionario cercano al exgobernador Miguel Ángel Osorio Chong, Gerardo Salomón Bulos, lo indagan por desvíos observados por la ASF que ascienden a 73 millones 812 mil 987.10 pesos.

En cuanto al Centro SCT Guanajuato, el mismo estuvo encabezado por José Leoncio Pineda Godos, ligado al exgobernador José Francisco Olvera Ruiz y las indagatorias son por desvíos de 45 millones 492 ml 643.20 pesos.

Entre los tres exfuncionarios hidalguenses se acumulan probables desvíos acreditados por la ASF del orden de los 4 mil 953 millones 750 mil 246.65 pesos, es decir, más de la mitad de todos los montos observados a toda la SCT durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Continue Reading

México de conciencia

Comisión del Senado aprueba la desaparición de fideicomisos

Avatar

Published

on

Por Ignacio García 

La comisión de Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República aprobó por mayoría el dictamen que avala la desaparición de 109 fideicomisos que previamente aprobó el pleno de la Cámara de Diputados federal, por lo que fue turnada a la Mesa Directiva.

Un día antes fue aprobada por la comisión de Hacienda del Senado de la República, aunque los legisladores federales de oposición pidieron que no se avalara la desaparición de los fideicomisos, ya que se pone en riesgo el apoyo a los científicos, deportistas y creadores culturales, así como la atención en desastres naturales.

El coordinador de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ricardo Monreal, operó para que los legisladores aliados como del Partido del Trabajo (PT) para que avalaran el dictamen que envió la Cámara de Diputados federal y así enviarlo a la Mesa Directiva para su votación con los 128 senadores.

Con seis votos a favor de Morena y cuatro del bloque opositor, fue aprobado el dictamen, aunque la senadora del PT, Nancy de la Sierra, votó en contra de la propuesta para extinguir los fideicomisos, ya que acusó que se pretende erradicar los apoyos a los más necesitados.

Asimismo, los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) también se opusieron para aprobar los fideicomisos, ya que se conformará como una manera de aprobar los proyectos de la denominada cuarta transformación.

Sin embargo, la senadora de Morena, Jesusa Rodríguez, afirmó que los fideicomisos con mecanismos opacos que únicamente pervierten los intereses de ciertos grupos y no se benefician a los científicos, deportistas ni artistas, por lo que ahora se destinarán de forma directa por parte de la Federación.

Continue Reading

Arteleaks

Jaime Sabines, un poeta menor

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

Hace veintiún años, un 19 de marzo de 1999, dejó de existir el poeta mexicano Jaime Sabines (1926-1999), tiempo suficiente para que este articulista se atreva a tocar el tema sin lastimar a las obnubiladas mentes de afamados intelectuales, cuyo escándalo genuflexante y plañidero de aquel entonces hubiera podido trocarse en flamígero, particularmente a todo aquel que cuestionara la figura del chiapaneco.

         Pero vayamos por partes. Sabines nace en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el 25 de marzo de 1926, procreado por un libanés emigrado. Se desarrolla alternativamente en dicho Estado y en la ciudad de México. Ingresa en la carrera de Medicina, pero la abandona para posteriormente estudiar Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde logra concluir la licenciatura en Lengua y Literatura Española.

         Asimismo, hay que destacar su arribista labor política realizada. Para ello hay que apuntar que fue diputado federal por el estado de Chiapas de 1976 a 1979 y diputado en el Congreso de la Unión en 1988 por el Distrito Federal, hoy Ciudad de México. Todo lo cual bajo las siglas del antaño hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), el mismo que gobernó al país cerca de 70 años bajo opresión y nefandos ilícitos, con lo cual sobran explicaciones respecto a la estatura ético-política de nuestro autor.

         Fue Premio Villaurrutia en 1973 y Premio Nacional de Literatura en 1983, entre otros galardones recibidos, curiosamente todos de carácter local y no internacional. Y más aún, fue objeto del mayor elogio a nivel nacional (o del mayor vituperio, según se vea), cuando se le calificó como uno de los más importantes poetas del país del siglo XX, por quien fuera el presidente de México en aquella época, el priísta Ernesto Zedillo, uno más de los corruptos expresidentes que posiblemente sean juzgados por el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

         Así pues, entremos en materia. Para ello hay que subrayar que nadie podrá negar esa especie de espíritu paisanil que han detentado sobre todo algunos críticos literarios en cuanto abordan a ciertos escritores de valía aldeana. Juan Rulfo, Rosario Castellanos y otros más de esa índole se han visto ensalzados una y otra vez sin que se pruebe en su favor una pizca de calidad universal en sus obras.

          Autores como el que nos ocupa soslayan las facultades reflexivas de sus lectores para buscar con sus textos, única y exclusivamente, las reacciones emotivas más primarias de estos, dentro de un marco ajeno a la más elemental universalidad humana; no se procura que piensen, sino que sólo sientan y se regodeen en ese sentir estrecho y enajenante, banal.

         Castellanos y Rulfo, por ejemplo, con su indigenismo a ultranza —en donde el sustento maniqueo hizo de las suyas—, erigieron al indio en el personaje pobrecito pero bueno de historias desalmadas. O el propio Sabines con sus seudo versos a “Julito”, respecto a una anécdota familiar por demás intrascendente: “No se dice tota, se dice Coca-Cola”; con lo cual quiso decir algo profundo, deseo suponer, ¿o no?

         Mejor aún, el priísta Sabines ha subyugado a sus miles de fanáticos en virtud de que elimina de sus poemas todo indicio de tensión interpretativa. Es decir: hace a un lado el carácter multívoco del discurso poético (que admite varias lecturas); el cual es intrínseco del arte literario en sí. Amén de que su prosaísmo, por cierto, no guarda relación alguna con el lirismo incuestionable que llega a presentarse en el género narrativo con otros autores, en efecto.

         Al eliminar dicha multivocidad cancelará la capacidad reflexiva del lector; hecho que se hace necesario para estimular el plano afectivo-emocional de aquél. Con ello cristalizaría su objetivo: narcotizar al sujeto lector; pues nunca buscó despertar la conciencia crítica del individuo sobre sí mismo o acerca de su entorno, cual poeta menor.

         Comparemos las diferencias en los siguientes fragmentos, cuyo tema es el mismo en ambos: la oquedad ontológica, que otros prefieren denominar vacío existencial, con el fin de ilustrar con mayor claridad las aseveraciones ya referidas.

         Dice Sabines en su poema titulado “A estas horas aquí”:

Yo lo que quiero es que pase algo,

que muera de veras

o que de veras esté fastidiado,

o cuando menos que se caiga el techo

de mi casa un rato.

   En oposición, veamos al premio Nobel de Literatura Octavio Paz –siervo del PRI-Gobierno de manera explícita y un colérico anticomunista– con su poema “La caída”.

         Escribe Paz:

Me dejan tacto y ojos sólo niebla,

niebla de mí, mentira y espejismo:

¿qué soy, sino la sima en que me abismo,

y qué, si no el no ser, lo que me puebla?

    Evidentes las diferencias, ¿verdad? En conclusión, si no se modifica radicalmente esa óptica acrítica y autocomplaciente (sobre todo si el escritor se muestra incapaz de romper con localismos estériles o cursilerías intimistas de orden sensiblero) por parte de los estudiosos exquisitos, nuestra literatura continuará patética y ridícula. ¿No cree usted?

Continue Reading

Trending