Connect with us

Investigaciones

Espionaje, dinero inexplicable, mentiras y violencia de género: la trayectoria de Alfredo Jalife

Sin historial académico ni documentos que prueben su formación revela UNAM de Alfredo Jalife Rahme

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Alfredo Jalife Rahme Barrios estaba por cumplir 31 años, el 24 de febrero de 1979, cuando su nombre quedó registrado en la Dirección Federal de Seguridad. Se trataba de documentos clasificados que habían sido trasferidos en acuerdo institucional sobre las medidas tomadas para la “procuración de justicia por delitos cometidos contra personas relacionadas con movimientos sociales y políticos”. Así lo especifica el expediente 12C.6/010619 del Archivo General de la Nación (AGN), integrado con siete hojas y 16 datos testados.

Referenciado como “el maestro de la UNAM”, que ha destacado por sus calumnias y violencia hacia las mujeres en las redes sociales, en aquel tiempo prestaba servicios de información confidencial al entonces presidente Luis Echeverría Álvarez, según lo confirmado parcialmente por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional en 2001, y señalado en los archivos desclasificados en 2019 del AGN. Parte de la información sugería referencias a sacerdotes católicos que pudieron haber estado relacionados con movimientos de oposición política y la guerrilla en México.

El Doctor en Sociología por la Fordham University, de Nueva York, y autor de Religión y democracia en América Latina (2009) y En el nombre de Dios: religión y democracia en México (1999),  Rodolfo Soriano-Núñez, consultado por Los Ángeles Press sobre el espionaje en los años setenta a sacerdotes radicales, explica que en esos años sí había una percepción de riesgo, que hoy –después de 20 años de estudio sobre el catolicismo en México– puede afirmar que era falsa.

“De que en México sí había miedo a la radicalización del clero en los años sesenta y setenta es un hecho, porque se tenía la experiencia de la Cristiada, que –a final de cuentas– los problemas por los que empezó este movimiento seguían vivos en los setenta”, puntualiza Soriano-Nuñez, y abunda que esta percepción era alimentada en dos sentidos, por una parte, “por las experiencias de la radicalización del clero en Argentina, donde sí fue un problema grave, y la Iglesia recibía recursos del Estado, o en Perú y Colombia, países donde la Iglesia también era financiada por el Estado; y por otra parte, porque había un mercado para que charlatanes como Marcial Maciel y Alfredo Jalife vendieran historias de una inminente rebelión neo-cristera a la CIA, a Echeverría y a muchos más”.

Contextualiza Soriano-Nuñez que en Colombia, por lo menos diez curas se pasaron a las guerrillas, y uno de ellos incluso creó una de las guerrillas más devastadoras allá, el Ejército de Liberación Nacional. En Perú fue menos, “porque el Golpe del 68 hizo suyas muchas de las banderas de la guerrilla, pero también hubo radicalización, y en Argentina se creó el Movimiento de Sacerdotes por el Tercer Mundo que nunca derivaron en una guerrilla, pero que eran tremendamente críticos de los militares, de Perón y de todo el establishment político argentino. Se mataron a dos obispos, muchos sacerdotes y monjas fueron torturados e incluso desaparecidos, además de algunos, como Múgica, asesinados en plena calle por grupos cívico-militares argentinos (la AAA)”.

Tres guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Víctor de Currea Lugo/publico.es

Sobre el espionaje al clero

Luis Echeverría Álvarez fue parte del grupo de altos funcionarios de México que eran informantes de la CIA, llamado LITEMPO, de acuerdo con la investigación de Jefferson Morley, periodista de The Washington Post, y autor de Our man in Mexico, Winston Scott and the hidden history of the CIA. Echeverría, a su vez, tenía otros informantes, y uno de los temas que lo obsesionaban era mantener el control del clero. Fue cuando coincidieron en las mismas tareas el sacerdote acusado formalmente de cometer abusos sexuales Marcial Maciel y Alfredo Jalife, quienes daban información a la CIA sobre los sacerdotes radicales. Incluso, la Liga Comunista 23 de Septiembre tuvo la participación de muchos jóvenes con una formación religiosa, así como otros movimientos armados.

De acuerdo con el académico Rodolfo Soriano-Nuñez, Marcial Maciel -siendo fundador de la asociación seglar Regnum Christi y de la congregación católica Legión de Cristo- se presentaba a sí mismo como agente de la CIA. Tenía una estrecha relación con Luis Echeverría, y cuando el presidente decidió hacer Cancún, algunos de los mejores terrenos se los dio a la Legión de Cristo. La Legión de Cristo los recibió porque fue la que se encargó de lo que ahora es la diócesis de Cancún-Chetumal, pero durante muchos años, más de 40, fue la prelatura de Chetumal.

Explica Soriano-Nuñez que las prelaturas son las diócesis que el papa entrega directamente a una orden, y en este caso se la entregaron a la Legión de Cristo. “No hay duda de la relación cercana de Maciel con Echeverría, incluso disfrutó de impunidad, porque las denuncias contra Marcial Maciel existían –por lo menos– desde los años treinta, y nunca actuaron contra él”. Sin embargo, en el caso de Jalife, “la CIA quizás le daba dinero, pero no creo que haya sido agente formal de la CIA, en todo caso era un Asset, nada más”, y apunta:

“No dudo, ni por un momento, que Marcial Maciel y Alfredo Jalife, y otros más, hayan estado dispuestos a vender todo tipo de historias acerca de la posibilidad de que en México surgiera una guerrilla al estilo del Ejército de Liberación Nacional”.

Pero no sólo espiaban para Echeverría. Alfredo Jalife fue durante muchos años el pie en América Latina del fascista Lyndon Larouche, y frecuentemente era invitado al Schiller Institute, creado por Larouche, donde le daba un “barniz académico” a sus historias conspiracionistas, señala el académico. “Jalife siempre jugaba con la idea de que era, al mismo tiempo, gente de la CIA; pero mi impresión es que era un Asset, una gente a la que pueden recurrir, que le entregan recursos, pero que no tiene una relación formal”.

En una de sus visitas a Schiller Institute.

Sobre la CIA en México

El periodista Jefferson Morley, por su parte, señala que Winston Scott era el principal hombre de la CIA en México en la época de los sesenta y los setenta, y operaba desde la Embajada de Estados Unidos, en la avenida Reforma, de la Ciudad de México. “Los documentos de la CIA, ahora públicamente disponibles en los Archivos Nacionales en Washington, muestran que Scott se basó en su amistad con el presidente Gustavo Díaz Ordaz, el entonces secretario de Gobernación, Luis Echeverría, y otros altos funcionarios para informar a Washington sobre el movimiento estudiantil (1968), cuyas demandas desafiaban el monopolio gubernamental del poder”.

El periodista sostiene que Scott reclutó a un total de 12 agentes en los niveles más altos del gobierno mexicano. “Sus informantes incluyeron a dos presidentes de México, y a dos hombres que posteriormente fueron enjuiciados por crímenes de guerra”.

De acuerdo con su investigación, Morley describe que el aparato mexicano de represión y LITEMPO habían crecido juntos. A Fernando Gutiérrez Barrios, LITEMPO-4, lo describe como “una potencia emergente en la Dirección Federal de Seguridad (DFS)”, junto con su subordinado en ese tiempo, Miguel Nazar Haro, LITEMPO-12. A Luis Echeverría, LITEMPO-8, lo refiere como “el ambicioso ayudante de Díaz Ordaz”, que a su vez mantenía su propio grupo de informantes.

En busca de partido político

En los años ochenta, Alfredo Jalife buscaba incorporarse al Partido de Acción Nacional. Así fue como lo conoció el doctor Rodolfo Soriano-Núñez. El académico recuerda que el problema era con quien se quería meter al PAN, “era un impresentable y un mitómano por derecho propio, Jesús González Schmal; pero Jalife siempre trataba de hacerse presente de una manera u otra”.

En esos años, el PAN no tenía recursos y se sostenía de las donaciones de sus fundadores y sus familias. Había pocos empleados de tiempo completo, y Jalife no generaba confianza hacia la militancia panista. Por lo que intentó hacer lo mismo en el PRI. “En cambio, la izquierda más seria de los años setenta y ochenta, como era gente estudiada, lo rechazaban de manera natural”, señaló el experto.

La creación del Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue un nicho para Jalife, lo que le permitió posteriormente filtrarse al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), con el que ahora se presenta como cofundador.

Jalife, sin historial académico, revela la UNAM

La inexactitud de la información que rodea a Alfredo Jalife Rahme Barrios surge desde sus orígenes y se extiende hacia su trayectoria profesional. En su pasaporte mexicano se especifica haber nacido en la Ciudad de México, pero en Wikipedia se apunta que su nacimiento fue en Mérida, Yucatán. Sus seguidores le llaman “doctor”, y también en este portal de edición pública se sostiene que daba clases de Psicología, siendo aparentemente médico cirujano, egresado de la UNAM, y especializado en Psiquiatría.

No obstante, la Unidad de Transparencia, de la UNAM, bajo la coordinación de Francisco Javier Fonseca Corona, con fecha del 25 de julio de 2017, emitió un documento oficial para dar respuesta ante el requerimiento informativo sobre el historial académico de Jalife, tesis con la que obtuvo el grado, evaluación del examen profesional y sinodales que lo avalaron.  

La Facultad de Medicina, la Dirección General de la Administración Escolar y la Dirección General de Bibliotecas de la UNAM coincidieron en la inexistencia del historial académico:

“… se realizó una búsqueda en el Archivo General y en el Sistema Integral de la Administración Escolar (SIAE) de la DGAE, sin localizar antecedentes de la referida persona como alumno de esta universidad…”.

“… al respecto me permito informar que en archivos de históricos de la Facultad de Medicina, no existe la información requerida”.

“… no obra en sus archivos ningún documento que ratifique los datos requeridos”.

Sin embargo, para obtener acceso a la información adicional que la universidad negó, como documentos que sustentaran su currículo académico al momento de ser contratado, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, a través del expediente RRA 4477/17 obligó a la UNAM, incluso, a proveer la información como comprobantes del supuesto Premio Nobel de la Paz 1985, que Jalife ha ostentado en diferentes foros públicos, incluso en su página aún incompleta alfredojalife.com, su experiencia en Psiquiatría y de los montos por honorarios recibidos por sus conferencias, asesorías y pagos de libros, durante el periodo 2006-2017.

La UNAM, con base en los artículos 7, 22 fracción IV, 53 fracción 1, del Reglamento de Transparencia y Acceso a la Información Pública, respondió que no encontró ningún documento que sustentara el historial académico de Alfredo Jalife, ni su experiencia o formación en Psiquiatría.

“… no se localizó la información solicitada en los numerales 1, 3, y 4”.

No obran documentos que indiquen experiencia o desempeño alguno de Alfredo Jalife Rahme Barrios en el área de Psiquiatría”.

“… al respecto me permito informar que en los registros de la Facultad de Medicina no se encontró información de los parámetros solicitados”.

Respecto a los recursos que supuestamente obtiene por sus conferencias, asesorías y libros, cada una de las facultades también respondió no haberle pagado por esos conceptos.

La Facultad de Contaduría y Administración respondió:

“El Dr. Alfredo Jalife Rahme Barrios no ha recibido ningún pago en esta Facultad por concepto de asesorías, conferencias y/o pago de libros durante el periodo 2012-2017”.

La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales respondió:

 “… le informo que esta Facultad durante dicho periodo no le pagó cantidad alguna por dichos conceptos.

Respecto a la solicitud adicional, el último contrato que el C. Alfredo Jalife Rahme Barrios tuvo con esta facultad fue del 16/08/2014 al 16/02/2015 como profesor de asignatura A con 4 horas semanales”.

Los Ángeles Press también tuvo acceso al monto de los recursos destinados a los honorarios de Alfredo Jalife por sus salarios quincenales desde el año 2006 hasta 2017. En oficio, bajo el número de folio 6440000081517, se dio la respuesta de que el total devengado en todos esos años fue sólo de $476,373.78 pesos mexicanos.

 

Ni instituciones ni partidos políticos le pagan

El Partido del Trabajo, con el oficio número UTPT/229/2017, y fechado el 6 de junio de 2017, informó que respecto a las cinco conferencias impartidas, de 2012 a 2017, en el marco del seminario “Los partidos y una nueva sociedad” celebradas en la Ciudad de México, “no ha destinado recursos públicos por concepto de pago de servicios de capacitación”, desde 2010.

Por parte del PRD, la Secretaría de Finanzas y el Comité de Transparencia, con el número de folio 2234000030317 dio respuesta a la solicitud de Infomex-INAI respecto al pago de servicios a Alfredo Jalife, en la que especificó que no habían encontrado a ningún proveedor con ese nombre, por lo que “no se destinaron recursos públicos a esta persona física en el periodo solicitado”.

La Secretaría de Educación respondió de la misma manera, que no había información al respecto. La Universidad Autónoma Metropolitana y la Universidad de Chapingo, a través de su Unidad de Transparencia, confirmaron no haber cubierto ningún pago a Alfredo Jalife ni registros de contratación.

Falsedad de declaraciones ante autoridades judiciales

Alfredo Jalife ha tenido que enfrentar varios juicios por violencia de género, calumnias, fraude y divorcio. En las diferentes actuaciones judiciales, datos entregados por Transparencia de la Ciudad de México, de los que ya son cosa juzgada, Jalife en sus declaraciones ante el juez se contradice, miente, denigra a su contraparte, e incluso intenta tráfico de influencias al usar el nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador y destacar supuesta amistad que lo iba a llevar a ser secretario de Estado. Todo con su firma bajo protesta de decir verdad.

 

Por violencia de género

Después de que Alfredo Jalife fuera denunciado en 2017 por violencia de género, la víctima tuvo que iniciar una inconformidad judicial contra la UNAM, al negarse el director de la Facultad de Contaduría y Administración de aplicar el protocolo para la atención de su caso. En declaración ante el Juzgado Noveno de Distrito en materia Administrativa de la Ciudad de México, con el expediente número 909/2017-IX contra la UNAM, Alfredo Jalife afirmó ser profesor de posgrado de esta casa de estudios, y haber sido calificado con el “ranking máximo”.

En esa misma declaración, del 9 de agosto de 2018, amagó con demandar penalmente a su víctima de violencia de género, acusándola de “autoatentado cibernético”, al atribuirle que ella “inventaba tuits, mensajes y correos, desde una de sus cuentas piratas” con las que se ha dedicado, según Jalife, a acosarlo y atribuírselas en forma dolosa.

Los testigos que presentó para confirmar sus dichos en esta actuación judicial fueron su asistente personal, Gisela Isela González Martínez, y dos de sus seguidores, Antonio De Gante y Juan Antonio Alcántara Samperio. Los tres declararon haber sido invitados a apoyar a Jalife por el abogado Guillermo Cabral Ballesteros, que al momento de llevar el juicio era funcionario público y manejaba el control y abastecimiento de medicamentos en Oaxaca.

En el juicio de Arreola

En el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, ante el Juzgado Sexagésimo Quinto de los Civil, Alfredo Jalife promovió un juicio ordinario contra Federico Arreola, director de SDP Noticias, por haber publicado conversaciones grabadas sin su consentimiento y cuentas bancarias en el Líbano con transferencias millonarias en dólares, de las que se alegó que no pagaba impuestos en México.

Jalife perdió el juicio y la apelación, sin embargo, en su declaración afirmó tener instrucción de postgrado en Medicina, Maestría en Administración de Empresas, ser endocrinólogo y psiquiatra, además de ser profesor universitario de postgrado de la UNAM.  Durante el juicio, ante los cuestionamientos de la defensa de Arreola, Jalife ratificó dar clases de postgrado en varias facultades, y que lo invitan a dar conferencias “pero no le pagan, que es por su prestigio académico de fama mundial”. En otro de los cuestionamientos, confirma que “es comentarista por su prestigio en forma gratuita” en La Jornada, y que sus artículos son reproducidos por varios medios en forma sindicada.

También ratifica que a nivel académico, de forma gratuita “debido al gran prestigio” participa en los “grandes centros de pensamiento en Sudamérica, en China, en Rusia, en Europa, en el mundo árabe islámico, y en Estados Unidos”.

En esta misma actuación, Jalife declara judicialmente que es amigo del presidente de México, y que “por invitación expresa de Andrés Manuel López Obrador” él iba a ser el secretario de Energía “por sus conocimientos en materia energética de la que es reconocido como uno de los máximos a nivel local, regional y mundial, según rankings, es decir, clasificaciones de revistas de categorías”.

 

En su juicio de divorcio

Respecto al juicio de divorcio y cuestionamiento sobre el maltrato a su ex esposa Ivonne Galván Duque Bellato que se ventiló ante el Juzgado Trigésimo Tercero de lo Familiar, Jalife afirmó: “La he tratado mejor que a una esposa, le regalé el equivalente a precio de mercado diez millones de pesos de una inmobiliaria, de la que soy accionista mayoritario del 51%. Cuando la conocí era muy pobre y empleada, con un salario mínimo, y 25 años más tarde tiene el 49% de una inmobiliaria y se ostenta como empresaria”. Prosigue Jalife diciendo que incluso le dio un préstamo de buena fe a su ex esposa de 100 mil dólares, “para que monte su empresa de pastelería y panes, llamada Chezmapoul”, de la que le prometió, de acuerdo con su dicho, darle el 51%, “y a la fecha no ha cumplido, –declara Jalife– esto demuestra que 25 años más tarde desde el punto de vista material la hoy empresaria y la hoy mi esposa se ha encumbrado en forma exponencial”.

La alusión a su ex esposa termina con una serie denigraciones en las que menciona su menopausia, como “enfermedad clínica”, que ingesta hormonas y “eso ha dañado su conducta y su juicio”, además que tiene entendido que vive con una hermana que padece oligofrenia (discapacidad mental), por lo que todo ese entorno “ha dañado su relación de pareja”.

¿Quién paga a Jalife?

Los ingresos y transferencias de dinero de Alfredo Jalife han sido otra de las incógnitas. En once años –de 2006 a 2017– su ingreso comprobable por parte de la UNAM no superó el medio millón de pesos. No obstante, en el juicio de divorcio afirmó haber regalado a su ex esposa el 51% de una inmobiliaria con valor de 10 millones de pesos, más aparte 100 mil dólares para una pastelería y declaró que respondía por los gastos de ella que oscilaban entre 30 y 40 mil pesos mensuales, que la había “colmado” de joyas y viajes a países de diferentes continentes, más aparte los gastos propios que se elevaban por la atención médica.  

Pero Jalife además se presenta como fundador de La Jornada y dice haber contribuido con 25 mil dólares para su fundación, los cuales asegura haber entregado a Carlos Payán y Guadalupe Loaeza. De acuerdo con la información del periodista Ramsés Ancira, se le ha llamado a declarar por lavado de dinero, discriminación y evasión fiscal en 2017, y tuvo diferencias con Carmen Lira Saade por gestionar publicidad del Partido Verde y el Gobierno de Chiapas, que hacía pasar como notas informativas en el periódico.

A sus ingresos, también contribuye el pago por sus colaboraciones en la sección de Opinión, de La Jornada, de enero y febrero de 2016, por un monto de 35 mil y 28 mil pesos menos impuestos, y otro de 20 mil, en la misma fecha, de la empresa Sinot, SC. Pero también hay registros de operaciones, en el cambio de divisas, una del 15 de octubre de 2012 por un monto de 55, 307.85 dólares, que en esa fecha por el tipo de cambio pactado equivalía a 704, 677.32 pesos.  Otra, con fecha del 15 de julio de 2015, por un monto de 3,848.00 dólares, equivalente a 60, 144.55 pesos. Asimismo, existía una cuenta del Bank of Beirut, con el número 11402673. Mientras, declara “en ceros” por su empresa Okonomia Inmobiliaria, SA, o con montos que no superan los dos mil pesos.

 

Continue Reading
19 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con voz propia

Microplásticos en los océanos: micronemigo, macroproblema

Published

on

By

Por Efrén E. García Villalvazo

Veinte mil botellas de PET por segundo. Ésa es la velocidad de producción de estas piezas a nivel mundial, y un pequeño porcentaje de esta producción va a caer al mar.  Sin embargo, eso es mucho.

Si vamos a hacer caso de los datos que presenta Boyan Slat, CEO de Ocean Cleanup, una iniciativa que pretende limpiar los océanos de plásticos de todo tipo y tamaño, podemos asumir que alrededor de medio millón de toneladas de PET y otros plásticos se va directamente al fondo del mar por cada año que pasa. Otro medio millón de toneladas queda flotando, formando un estrato de 2 metros de grosor que puede llegar a cubrir centenares de miles de kilómetros cuadrados. Un estrato que con la radiación UV del sol y el tiempo se fragmenta y también va al fondo del mar a manera de lluvia de partículas tan pequeñas que vuelve cualquier operación de recuperación de este material una empresa poco mas que imposible.

Asistimos a una polarizada disyuntiva de decidir qué conviene más con el tiempo y los recursos de que se dispone. ¿Será más importante evitar que el plástico siga llegando al mar, cerrando la llave a este abastecimiento en apariencia inagotable? ¿O será mejor recoger lo que ya cayó al mar y no se siga regando en tres dimensiones, inclusive a tierra firme al regresar de manera escalofriantemente circular en forma de ricos platillos elaborados con pescados y mariscos?

Ocean Cleanup presenta de manera muy sencilla su misión principal, y traduzco: “librar del plástico a los océanos del mundo”.   Sencillo, directo y muy, pero muy difícil.

Su modelo de trabajo asume que aproximadamente más de un 80% del plástico que permanece a flote regresa a tierra en un punto cercano a donde entró en menos de un mes, mientras que en un año esta cifra llega a completar hasta el 97%.  Solo una pequeña fracción entonces escapa a la atracción que la hace volver a las playas en poco tiempo, fracción que agarra caminito a mar abierto. Transportadas por grandes sistemas corrientes marinas, éstas cada vez más pequeñas partículas -porque durante el viaje que dura varios años, el plástico se fragmenta cada vez más- se acumulan en extensas regiones oceánicas conformadas por las corrientes mencionadas, en donde concentran grandes “parches” de basura flotante. Se reconocen cinco de estas regiones distribuidas en varios océanos del mundo, siendo la de mayor tamaño la que se encuentra a medio camino entre Hawaii y California. Se le conoce como el Gran Parche de Basura del Pacífico (GPGP), tiene una superficie aproximada de 1.60 millones de kilómetros cuadrados -como comparación, la República Mexicana tiene 1.96 millones de km2- y se estima contiene el 50% de toda la masa flotante de plástico de los océanos.  Su ubicación y origen tiene que ver con la presencia de costas de países altamente industrializados tal como EEUU, China, Japón y Corea del Sur.

The Great Pacific Garbage Patch. El parche de basura de Pacífico.

Que no se espere que se vean “islas” flotando descaradamente sobre la superficie del agua. El GPGP es más bien discreto: sumergido unos cuantos centímetros en el agua y hasta a profundidades no mayores a 2 metros, la concentración de plásticos -en tamaños cada vez más pequeños, recordemos- no rebasa en promedio al equivalente de un balón de futbol soccer en una superficie igual a un campo para el mismo deporte.  Ningún satélite lo puede ver, pero ahí está y se acumula debido a la gran resistencia que tienen los plásticos a la degradación.

Las consecuencias debido a la ingestión de microsplásticos por humanos mediante el canal indirecto de las cadenas tróficas marinas son muy reales y dañinas; recordemos que se impregnan por contacto con sustancias como el PCB (policloruro de bifenilo), DDE (Diclorodifenildicloroetileno), nonilfenoles (NP), y otros compuestos químicos de alta toxicidad para los habitantes del medio marino, y por acumulación por ingestión de productos pesqueros, para las poblaciones humanas también.

Microplásticos y menos que eso

Además, conforme pasa el tiempo, el plástico se fragmenta cada vez más –la fracción se acerca más al tamaño “microplástico”, que es una pieza de 5 mm y menor- con lo que pierde flotabilidad, se va al fondo y se vuelve imposible de recuperar con los recursos tecnológicos actuales.

Los fragmentos se irán haciendo cada vez mas pequeños hasta que rebasen el umbral de tamaño de una milésima de milímetro, momento en que se les comenzará a clasificar como “nanoplásticos” y tendrán el potencial -según algunos estudios de laboratorio- de cruzar la barrera del sistema digestivo e integrarse al sistema circulatorio de seres marinos de todo tipo, con las consecuencias que ya se han mencionado.

Nanoplásticos en un crustáceo marino microscópico

La bomba queda activada, en términos del concepto de sustentabilidad, para “las futuras generaciones”.

El proyecto de Ocean Cleanup consiste entonces en recoger esta fracción de plástico flotante mediante el uso de equipos que son remolcados o activados con embarcaciones parecidas a las que pescan atún por arrastre. El plan va avanzando y se dice que funciona, aunque la principal dificultad es que el plástico, como ya se mencionó, está disperso en superficies muy grandes, lo cual vuelve las operaciones muy costosas y con frutos exiguos.  No se llega aún a un punto que sea realmente práctico, pero algo es mejor que nada, por lo menos a nivel de propuesta.  Sin embargo, el reloj sigue corriendo en el proceso de fragmentación de plásticos para generar tamaños de cada vez más difícil manejo.

 La otra vertiente se desarrolla mediante la estrategia de evitar que el plástico entre al mar por medio de la descarga de ríos y otras vías de agua, los cuales aportan grandes cantidades de todo tipo de materiales artificiales y naturales a los océanos, siendo además más sencillo y económico interceptar este material ANTES de que entre al mar, en donde el nivel de dificultad -y de recursos necesarios- torna la tarea irrealizable. El procedimiento consiste principalmente en el establecimiento de barreras de varios tipos que remueven o filtran mecánicamente los plásticos de los torrentes y evitan que lleguen al mar.

Limpiando ríos, conservando el océano

Se calcula que la producción anual de plásticos a nivel mundial es de alrededor de 400 millones de toneladas, de las cuales solo 1 millón llega al mar.  Removerlo directamente de los ríos es una de las apuestas más rápidas para obtener resultados apreciables, de mucho menor costo y más a la mano para ser aplicado por cualquier país del mundo y con muy diferentes presupuestos para dedicarlos a rescates ambientales.

Este nuevo vistazo a los mares con perspectiva ambiental nos lleva a revisar con cuidado actividades cotidianas que se consideran altamente beneficiosas económicamente hablando, tal como los viajes en cruceros de recreo.  ¿Quién nos asegura que a bordo se lleven a cabo procesos que mejoren su nivel de sustentabilidad, sobre todo a su paso por países como México, que de seguro no tiene una forma efectiva de vigilar que le arrojen basura plástica en su patio delantero?

¿Y quién le va a revisar las cuentas a las grandes empresas de cruceros? Desde hace décadas se tenían denuncias de cómo estas grandes empresas navieras tiraban su basura lastrada al mar, con la idea de que nadie podía darse cuenta de este “ahorro” que se hacía en materia de almacenaje.  Según datos de Oceana-organización internacional dedicada a la conservación del medio marino- cada crucero de gran tamaño -2,000 a 3,000 pasajeros- puede generar hasta 1,000 toneladas diarias de residuos, entre sólidos, aguas residuales y aguas oleosas, arrojando un promedio de contaminación de aproximadamente 350 litros diarios por pasajero.

Multa de 20 millones de dólares a Carnival por tirar basura

Este asunto me fue confirmado a nivel local por amigos que durante años laboraron en cruceros que pasaban por Acapulco, y me regalaron con la imagen -platicada- de CENTENARES de bolsas de basura que quedaban flotando en la estela de los cruceros a su paso por aguas mexicanas e internacionales durante las madrugadas de largar lastre de residuos de los pasajeros.  Con facilidad puedo imaginar que en este momento MILES de bolsas se fragmentan para convertirse en microplásticos poco a poco en fondos marinos ahora inaccesibles, pero no por eso ecológicamente menos importantes.

En esta nueva visión de “inspectores de microplásticos” en el medio marino es que caemos en cuenta de este mayúsculo atentado contra el medio natural en todo el planeta llevado a cabo por estos hermosos navíos de recreo durante decenas de años a lo largo de miles de millas náuticas de rutas marinas.

Agreguemos que el combustible que utilizan es más tóxico que lo habitual y se le adicionan humos de plástico que se incineran de manera rutinaria en este gran crematorio ambulante. Rematemos con el agua de los tanques de lastre de los barcos, de los cuales se ha demostrado que son efectivos “cruceros” de lujo también para fauna y flora invasora, los cuales al llegar a aguas sin protección contra especies exóticas colonizan con organismos que han llegado a provocar graves problemas en pesquerías y ecosistemas marinos frágiles y de gran valor ecológico para muchos países (transfaunación y transfloración).

¿Al fondo del mar o al puerto más cercano….? Ojalá lo segundo

Solo esperemos que este gran “apagón 2020” haya hecho entrar en razón a las navieras y se integren prácticas más sustentables en su tratamiento de residuos, los cuales forzosamente deberán entonces llegar a tierra firme en los puertos que toquen para su correcta disposición.  Debemos evitar que los cruceros de recreo sigan funcionando como grandes fábricas de microplásticos a flote, y que en cambio y justa retribución se conviertan en los principales promotores de prácticas sustentables en los mares que surcan como emisarios de buena voluntad y como uno de sus principales usuarios en materia turística global.

Fuente original: Microplásticos:  micronemigo, macroproblema | Oceánido (wordpress.com)

Continue Reading

Investigaciones

Los papeles de Pandora exponen tratos financieros secretos de políticos, multimillonarios, líderes y otras elites

Published

on

Una gran filtración coordinada de casi doce millones de documentos secretos ha revelado información sin precedentes sobre tratos financieros encubiertos de cientos de políticos, multimillonarios, líderes religiosos, narcotraficantes y celebridades del espectáculo.

Treinta y cinco líderes y exlíderes mundiales aparecen en los documentos, conocidos como “los papeles de Pandora”. Uno de ellos es el rey Abdalá II de Jordania, que tiene un fondo secreto de millones de dólares en paraísos fiscales en el extranjero y ha gastado parte de su fortuna en viviendas de lujo en todo el mundo.

Entre las celebridades del espectáculo se mencionó a Shakira, Julio Iglesias, Miguel Bosé y Elton John. Celebridades expuestas por la investigación que saca a la luz casos de evasión fiscal en el mundo.

Los documentos también implican a los actuales presidentes Uhuru Kenyatta de Kenia y Guillermo Lasso de Ecuador, al ex primer ministro británico Tony Blair y a exsocios del primer ministro paquistaní Imran Khan y del presidente ruso Vladimir Putin.

Más de 600 periodistas contribuyeron a los informes del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que se compilaron durante dos años. El contenido proviene de 14 empresas de servicios financieros globales y se remonta a la década de 1970, aunque la mayoría de la información pertenece a los últimos 25 años.

Mexicanos en la lista

Entre la lista de los Pandora Papers se encuentra el actual titular de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, como uno de los millonarios de la 4T. También se menciona al ex consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer; el secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis, entre otros.

Al respecto, la senadora del PAN, Kenia López Rabadán exigió una investigación seria, profesional y objetiva que dé certeza a los mexicanos sobre quiénes manejan las finanzas públicas en México, luego de darse a conocer este trabajo de investigación periodística mundial, que devela presuntos delitos financieros como lavado de dinero, evasión fiscal y corrupción de funcionarios de la 4T.

“Es urgente y necesaria la intervención de las autoridades mexicanas para esclarecer estos hechos. La Fiscalía General de la República, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el SAT deben analizar, investigar e informar a los ciudadanos sobre los políticos que están involucrados en estos delitos y saber si son o no unos delincuentes”, añadió.

Con información de Democracy Now!

Continue Reading

Investigaciones

Agremiados del SETEP exigen auditoría a familiar de Barbosa por sospecha de fraude hasta por 250 mdp

Published

on

By

Por Claudia Martínez Sánchez

Agremiados del Sindicato Estatal de los Trabajadores de la Educación (SETEP) exigieron una auditoría a la gestión del dirigente Gonzalo Alejandro Gutiérrez Gómez, en respuesta a su comunicado público en el que enfatiza sus «razones sustentadas jurídicamente» por alusiones en la nota de Los Ángeles Pressde fecha 27 de septiembre de 2021, sobre el presunto fraude que asciende a más de 50 millones de pesos del Fondo de Ahorro Sindical de Defunción y Retiro por Jubilación.

Según los denunciantes, los 50 millones de pesos aludidos en el documento oficial de la maestra Ana Luz Durán Cerón, presidente del Fondo Sindical, son tan sólo una pequeña parte del total de los fondos sindicales, por lo que sostienen que el fraude podría ascender a más de 250 millones de pesos.

El secretario general del SETEP, Gutiérrez Gómez, señaló que la información fue publicada «indebidamente» por este medio y que «el supuesto fraude no es real», que todo lo que versa en la nota es una «total mentira». No obstante, esta periodista obtuvo la información de primera mano con copia de las denuncias interpuestas por la maestra Durán Cerón.

Gutiérrez Gómez especificó en su comunicado que no se ve obligado a responder los señalamientos sólo porque su familia labora en Gobernación, sino además -dijo- poner en evidencia la violación a sus propios estatutos sindicales como la Ley del Trabajo.

Al respecto, el grupo de agremiados, que pidieron reservar su identidad por temor a represalias, explicaron a este medio que en concordancia con la nueva Ley Federal del  Trabajo cualquier agremiado puede promover un juicio para la rendición de cuentas. Abundaron, en que el Instituto de Transparencia para el manejo de recursos también tiene la facultad de sancionar sin dejar de lado su declaración de Hacienda, a partir del 2017.

Esto podría evitarse, dijo el grupo de agremiados, «a menos que se convoque a una asamblea general extraordinaria y se dirima el caso de los fondos del sindicato y si hay responsabilidad de algún integrante del comité, el conflicto se resuelve en ese momento; además de realizar la auditoría correspondiente para que se determinen responsabilidades».

En los contraargumentos, el grupo de agremiados enfatizó al dirigente sindical que los estatutos, estipulado en la misma Ley del Trabajo,  «determina que los únicos que pueden denunciar malversación de fondos son los propios agremiados».

En la Ley federal del Trabajo, en su artículo 358 en su fracción IV, señala que la directiva del sindicato deberá rendir cuenta completa y detallada, apuntaron. Y que en el artículo 373 menciona que la directiva deberá rendir a la asamblea cada seis meses por lo menos, cuenta completa y detallada de la administración del patrimonio sindical. Así mismo se especifica que esta rendición de cuentas incluirá la situación de los ingresos por cuotas sindicales y otros bienes, así como su destino, debiendo levantar acta en la asamblea.

«El estatuto del sindicato no lo menciona, pero la ley sí», reviran los agremiados denunciantes. «Incluso el tercer párrafo de ese artículo menciona que la información deberá entregarse a cada miembro del sindicato en forma completa, dejando constancia de su recepción». Por lo que consideraron que además deben la presidente del Fondo  de Ahorro Sindical de Defunción y Retiro por Jubilación del Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación, la maestra Ana Luz Durán Cerón, como los más de 800 agremiados afectados, están actuando conforme a derecho y dentro del marco legal.

Comunicado del dirigente del SETEP

Ley Federal de Trabajo

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: