Connect with us

Mexico Violento

Víctima de tortura en centros de rehabilitación en Veracruz cuenta su historia para prevenir a otras mujeres

Los abusos sexuales y el maltrato en centros de rehabilitación de adicciones llegan a verse como parte de la terapia

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Las personas con problemas de adicción sufren, con frecuencia, maltratos y abusos dentro de los centros de rehabilitación en México. Es una situación que se conoce y, sin embargo es tolerada por las autoridades, los familiares de pacientes y, en la mayoría de los casos, por los mismos pacientes. Aquí la historia de una terapeuta de Veracruz que, en carne propia, padeció la tortura como terapia.

Orizaba, Veracruz

El secuestro

Rocío R. recuerda que el 13 de marzo de 2008, tres individuos llegaron a su casa en una camioneta blanca. Ella estaba parada en el umbral de la puerta, cuando los hombres se bajaron y le preguntaron si sabía de una dirección. De pronto, uno de los hombres la rodeó con los brazos, y los otros dos la inmovilizaron de las piernas. Rocío intentó resistirse con jaloneos, pero no logró zafarse. La subieron a la camioneta y arrancaron el auto con ella. En el trayecto, los hombres manosearon sus senos. Todavía recuerda las palabras exactas con las que la amenazaron: “Ahorita, veras que lleguemos, pendeja, cómo te va a ir”. Así fue su llegada al Centro de Rehabilitación de adicciones La Paz, en Orizaba, Veracruz.

No son pocos los centros de rehabilitación en México que practican la táctica del secuestro y el abuso con los internos, pese a las denuncias ante ministerios públicos y medios de comunicación. Un funcionario de la Secretaría de Salud del Estado de Veracruz cree que, al menos, el 50 por ciento de los establecimientos para atender de adicciones en ese estado son ilegales. No obstante, en la mayoría de los legales incurren en las mismas prácticas.

La aplicación y las mismas normas mexicanas de calidad en salud mental son muy relajadas, y los familiares de los adictos que desean la rehabilitación del paciente aceptan que se los lleven en contra de su voluntad. Así lo confirma una de las hijas de Rocío, quien deseaba el bienestar para su madre, llamó a ese centro y le dijeron que todo estaría muy bien y que la iban a ayudar. Sin embargo, no fue así.

La llegada

El primer día en el centro de rehabilitación, cuenta Rocío, la metieron a golpes en una sala de juntas. Ella se resistía a participar y “ellos”, los administradores a quienes llamaban “padrinos”, le pusieron rápidamente el remedio. Le hablaron a una joven de unos 15 años de edad y le dijeron: “Itzel ven, ponte bien con esta vieja. Madréala y saca tu neurosis”. Rocío no daba crédito. Sentada en un banco de madera, dos hombres la sujetaron de los brazos doblándoselos hacia atrás, mientras la joven le golpeaba el rostro a puñetazos, ante una audiencia de 70 personas.

Una vez vencida, uno de los hombres gritó: “¡Revísenla!” Entonces, le rasgaron su ropa y quedó desnuda del torso. Le quitaron el sostén donde guardaba un gramo de cocaína y dinero en efectivo que había obtenido de la venta de sus muebles.

Para Rocío, éste es uno de los peores anexos de Orizaba, Veracruz, “y sigue abierto”, indica. Su estancia sólo duró quince días, que se tradujeron en largas horas de agresiones verbales y físicas. Y para defenderse de las situaciones de hostilidad, dice que amenazó con quemar el lugar.

Uno de los “padrinos” llamó a su casa, con sus padres, y le dijeron a ella que ya no la podían tener ahí. Le pidieron que firmara un papel, el cual no le permitieron leer, pero que “firmando la dejaban ir”. Ella no insistió por la posibilidad de volver a su casa. Y cuando salió con su maleta, una camioneta con otros tres hombres la esperaba a la puerta del centro.

Esta vez se trataba de Ignacio Mendoza Maciel, propietario del centro de rehabilitación Morir para vivir, AC, de Córdoba, Veracruz. Junto con sus ayudantes, le puso las esposas como si fuera una criminal y la metieron al auto por la fuerza. En ese anexo, como se identifican estos centros, había sólo 16 internos, entre los cuales había sólo tres adolescentes de 15 y 16 años, y ella. El resto, varones adultos de diferentes edades.

La terapia

Las promesas que Rocío se hacía así misma para no volver a la adicción y poder salir liberada de ese centro eran incontables en tres semanas y media. Pero ella no sabía que después de ese tiempo, empezaba un “nivel más profundo de terapia”. Fue en la sala de juntas, con un asistente del “padrino Nacho”, quien empezó a gritarle vituperios y a ofenderla. Ella reaccionó con enojo y le gritó que se callara, que “eso no era una terapia, que era una injuria” y lo llamó ignorante.

En unos instantes, el “padrino Nacho” la sujetó fuertemente por detrás y la atrapó con el brazo en el cuello, en palanca con el otro brazo. “La llave china”, dice Rocío en entrevista, “es una llave de presión con los brazos hasta que se desmaya la persona”. Rocío quedó en el suelo, inconciente. La despertaron con un balde de agua fría en la cara. El agua, dice, la hace reaccionar y tose para poder respirar. Intentaba estabilizarse cuando el “padrino Nacho” la vuelve asfixiar con la “llave china”. El mismo procedimiento, la presión, el desmayo y el agua fría para despertarla.

Rocío se sentía “muy mareada, sin fuerzas”, cuando la “agarraron del cabello de la parte de la nuca, y la azotaron contra un muro. Tres, quizá cuatro veces. No recuerda bien, pero fueron varias. Y una vez en el suelo tirada, desvalida, el hombre se agachó para gritarle al oído con todas sus fuerzas: “¡Aquí sólo grito yo, perra!”.

La disciplina

Rocío tenía «que aprender por las buenas o por las malas», le dijeron, la disciplina del lugar. No sólo se lo hicieron saber. Su rebeldía tenía un precio. Y lo primero que padecería, además del maltrato, sería la soledad. Le dijeron que no recibiría ninguna visita. Mintieron a sus padres diciéndoles que ella no quería verlos, “que estaba muy rebelde”, y que era mejor que se distanciaran un poco para que ella valorara su presencia.

“Entre más cuestionaba, más me golpeaban”, denuncia Rocío, “así que me volví sumisa y comencé a aceptar su terapia”. También Rocío tuvo que “negociar” con el “padrino Nacho” y se vio obligada a donar un refrigerador y una estufa, así como otros muebles, para que la dejaran salir después de cuatro meses de internamiento.

Sus padres habían firmado su internamiento por seis meses, y para Rocío era un gran logro salir dos meses antes, para evitar el maltrato. Los muebles serían la forma de pago para el centro que no estaba dispuesto a perder en nada.

Los castigos

Rocío recuerda que su última golpiza fue el 14 de septiembre de 2009, después de su reicidencia. Entre los ayudantes del anexo le echaron 63 baños de agua fría con arena. Cada baño constaba de seis cubetazos de agua con arena, tres de frente y tres de espalda. También los jaloneos del cabello por la nuca eran constantes.

Como parte de los castigo para disciplinarla, también la obligaron a dormir entre los hombres. “Los veía masturbándose delante de mí, tocándose, aunque no me hicieron nunca nada”, dice. Incluso cuenta que llegó a aliarse con algunos para planear una fuga.

Cuando el castigo terminó, la pasaron a la sección de mujeres. Ahí, junto a las mujeres adultas de diferentes edades, se encontraban dos niñas de unos quince años, con las que habló de la fuga.

Los abusos sexuales

Yesenia L. de 15 años confesó a Rocío que el “padrino Nacho” había abusado sexualmente de ella. Llorando le pidió que la ayudara a salir de ese lugar. Le dijo que él la metía a la oficina para que la limpiara. Y cuando estaban dentro, en la computadora ponía pornografía, mientras le acariciaba su vagina, sus caderas y sus senos. Que él le decía era “sexo sin compromiso”.

El “padrino Nacho” se percató de la cercanía de la niña con Rocío y supuso que le había contado algo de lo que pasaba en la oficina. Así que le dio “terapia intimidatoria” a Yesenia. Y Yesenia se volvió en contra de Rocío, hasta negar que le hubiera dicho algo.

La fuga

En ese tiempo, el plan de la fuga seguía adelante. Nueve hombres y Rocío se fugaron a las seis de la mañana, descalzos, corriendo despavoridos, cada quien para rumbos distintos para que no pudieran ser perseguidos. Sin embargo, para cuando ella logró llegar a su casa, con dificultad por su asma, sus padres ya estaban avisados.

Pero el “padrino Nacho” también les había dicho que Rocío había acuchillado a una persona del anexo para escapar y “mil estupideces más” dice Rocío. Nada era verdad. Excepto que habían escapado.

Buscó a la mamá de Yesenia para que fuera de inmediato por su hija que estaba siendo abusada, según lo que ella misma había dicho. Pero la mamá de Yesenia también ya sabía que se habían fugado del anexo y no creyó lo que le pasaba a su hija. La niña tuvo miedo de decirle a su madre, y se quedó a “terminar la terapia”.

Ahora Rocío R. se ha convertido en una activista contra la tortura como terapia de adicciones, y se ha preparado para desempeñarse como terapeuta. Su propia experiencia y los años, han logrado ayudar a otras mujeres y a jóvenes víctimas de acoso sexual y maltrato en los centros de adicción de México, principalmente en el Estado de Veracruz.

Fotografías: Cortesía de Rocío R.

 

Mexico Violento

Grupo legislativo de Morena condena violencia contra mujeres y pueblos indígenas de Puebla

Published

on

 

Por Ignacio García

Los integrantes del grupo legislativo del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la Cámara de Diputados condenaron la violencia política  contra las mujeres y comunidades indígenas poblanas en la que incurrió el diputado local de Puebla, Jorge Estefan Chidiac.

Por medio de un comunicado, el grupo mayoritario en San Lázaro manifestó su solidaridad a favor de la legisladora federal morenista Inés Parra Juárez y los habitantes de la Sierra Negra de Puebla que han sido constantemente atacados mediáticamente por el legislador local y ha sido acosados por el gobierno del estado que encabeza Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta.

Los legisladores federales morenistas determinaron acompañar ante las instancias correspondientes a la diputada Inés Parra Juárez condenando declaraciones con violencia de género que ha vertido el diputado de extracción priísta.

De la misma manera, los legisladores morenistas exigieron una disculpa pública por parte del diputado local y que reconsidere su actitud hacia las mujeres, ya que podría alentar a más personas a realizar acciones de misoginia y discriminación contra las mujeres que no son permitidas por el partido guinda.

La legisladora federal ha sido señalada constantemente por diputados locales de varios partidos políticos por presuntamente incitar a la violencia en la Sierra Negra de Puebla, debido a que los pobladores se han manifestado en contra de las acciones caciquiles del gobernador Miguel Barbosa.

Continue Reading

Arteleaks

Narrativas y memorias de la Desaparición en México convoca a visibilizar historias de desaparecidos

Published

on

By

Convocatoria.
Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y memorias de la Desaparición en México.

En México se tiene registro de más de 90 mil personas desaparecidas a nivel nacional desde 1964. En la mayoría de esos casos sus familias han quedado rotas y aisladas, confinadas a ser ignoradas, lejos de la justicia y la verdad. A pesar de la magnitud del problema, la atención que recibe es mínima. Prevalece una estrategia deliberada de marginación para invisibilizar tanto las desapariciones como a las víctimas.

Además, tanto actores políticos como medios de comunicación comerciales promueven narrativas que estigmatizan y revictimizan, omitiendo la responsabilidad gubernamental. Es en este contexto que los colectivos Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, Voz de los Desaparecidos en Puebla, Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, Uniendo Cristales, Red de Desaparecidos Tamaulipas y Técnicas Rudas en colaboración con DW Akademie promovido por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo, Centro de Estudios de Desarrollo Económico y Social BUAP, Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría S.J.  IBERO Puebla, Preparatorias IBERO Puebla, Departamento de Arte, Diseño y Arquitectura IBERO Puebla, Revista Klastos. Investigación y Crítica Cultural, Colectivo La Quince, Colectiva
Acción Directa Autogestiva, A dónde van los desaparecidos – Espacio de investigación  periodística y Foro Cultural Karuzo convocan a todos los grupos, colectivos, instituciones y personas interesadas en formar parte de esta Primera Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y
Memorias de la Desaparición en México con los siguientes objetivos:

  • Visibilizar y sensibilizar acerca de la desaparición en México.
  • Combatir la criminalización y revictimización de las víctimas de desaparición y de sus familias
  • Lograr que las voces de las víctimas sean escuchadas
  • Generar narrativas contrahegemónicas sobre la desaparición
  • Contribuir a un cambio de imaginario sobre la desaparición, las víctimas y las (os) familiares encaminado a la búsqueda de la verdad, la justicia, la no repetición y la memoria viva

LOS PARTICIPANTES

Podrán participar todas las personas mayores de edad interesadas en la visibilización y sensibilización de la desaparición de personas; en caso de ser menores de edad se les pide que adjunten una carta responsiva de tutora o tutor. El tema del cartel deberá cumplir con los puntos mencionados en los objetivos.

REGISTRO Y PUBLICACIÓN DE RESULTADOS

La convocatoria estará abierta del 20 de diciembre de 2021 al día 9 de marzo de 2022 a las 23:59 hrs. Las personas participantes deberán enviar los siguientes documentos al correo narrativasymemorias@tecnicasrudas.org: a) La imagen en jpg o pdf de su cartel

b) Incluir un archivo con su nombre completo, su nombre artístico (en caso de tenerlo),
lugar de residencia e información de contacto.

c) El archivo de registro de la imagen bajo la licencia Creative Commnos con nombre y
firma. (https://creativecommons.org/).

d) En caso de ser menor de edad, la carta responsiva de tutora o tutor.

Los archivos de los carteles deberán tener las siguientes especificaciones: 90 x 60 cm, resolución a 300 dpi y tres tintas máximo. Los carteles llevarán registro Creative Commons y podrán ser utilizados y reproducidos por los colectivos de la forma que les parezca pertinente y como convenga a sus intereses, otorgando siempre los créditos de autoría correspondientes.

La publicación de los carteles recibidos conforme a los términos de la convocatoria será el 28 de marzo. Los resultados se darán a conocer en el sitio de Narrativas [http://www.narrativasymemorias.org/] y a través de las redes sociales de las instituciones participantes.

Sobre la Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y memorias de la Desaparición en México: Por parte de Técnicas Rudas se realizará una impresión y pega de los carteles con el fin de asegurar una visibilidad importante del tema de la desaparición y sus profundas implicaciones en la realidad de este país. La impresión se hará de manera gradual durante el 2022, dependiendo del número de carteles que participen en esta convocatoria. Todos los carteles formarán parte de la Exposición Rodante “Narrativas y memorias de la Desaparición en México: consolidación de alianzas amplias”, misma que hará un recorrido por el territorio nacional desde el 2022.

Una vez cerrada la recepción de trabajos, las instituciones, organizaciones y colectivos convocantes se comprometen realizar al menos una exposición abierta al público y/o una actividad que se relacione con la discusión y difusión del tema de la desaparición en México en el marco de la muestra, ya sea dentro de sus instalaciones o gestionando otros espacios que considere apropiados.

Los Colectivos de Búsqueda se comprometen a trabajar de forma articulada, integrando los carteles a sus campañas de difusión, concientización, sensibilización y cualquier otro uso que los colectivos necesiten y consideren de utilidad para la búsqueda.

Continue Reading

Principal I

México sumó más de mil feminicidios en 2021; el año más violento contra las mujeres

Published

on

Durante el año pasado, en México se registraron mil 4 feminicidios, convirtiéndose en el año más violento contra las mujeres en la historia reciente del país, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

El reporte federal reveló que el total de feminicidios reportados en el país en 2021 fue superior al año más violento que se había registrado como fue 2020 con 973 feminicidios, por lo que ha mantenido una tendencia al alza en cuanto este tipo de delitos de alto impacto en el país.

Desde el último año del gobierno de Enrique Peña Nieto, en 2018, los feminicidios mostraron una tendencia creciente con 917 feminicidios en el país, mientras que en 2019 fueron 973 casos y en 2020, el primer año de la pandemia de Covid-19, volvió a crecer hasta los 978 incidentes delictivos.

Sin embargo, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, refirió que los delitos de alto impacto deben ser prevenidos y combatidos de forma frontal por parte de las autoridades federales, por lo que sostuvo que trabajarán con los gobiernos estatales para atender estas problemáticas.

En promedio en México durante el año pasado dos mujeres fueron asesinadas, siendo las entidades más violentas el Estado de México, Jalisco, Veracruz, Ciudad de México y Nuevo León, las cuales concentraron la mayor cantidad de feminicidios en el país.

Al respecto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) enfatizó que las agresiones contra las mujeres incrementaron tanto en México como en el resto del mundo a partir de la pandemia de Covid-19 por la convivencia de los agresores con sus víctimas.

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: