Connect with us

Latinoamérica

Un mundo en crisis. Un mundo en transformación

La crisis del mundo apunta a una transformación sobre el comportamiento de los países.

Avatar

Published

on

Sergio Rodriguez Gelfenstein

Insertos en la globalización y en las transformaciones que de ella se derivan, nos resulta muy difícil darnos cuenta que nos hallamos inmersos simultáneamente en tres procesos que organizan y estructuran el comportamiento de los países y de los pueblos al comenzar el siglo XXI.

Son ellos, el fin del mundo unipolar, la mutación del orden westfaliano que dio origen a los estados nacionales y la crisis de la “idea de mundo” que generó el occidente judeo-cristiano para imponérselo al resto de la humanidad y que lo colocó como “centro” del planeta. Es lo que algunos han llamado el fin de la modernidad y el inicio de la post-modernidad. Trataremos de explicar cada uno de ellos.

Como ha sido siempre, el sistema internacional responde a los intereses de poder de las potencias. Hoy, la globalización se concibe como un sistema de reglas mediante el cual los países poderosos protegen sus esferas de influencia y limitan las de los demás. Eso incluye los mercados, el tránsito de personas, la propiedad intelectual, el comercio y la inversión. Desde el punto de vista político la estructura organizacional del mundo debería responder a eso. El problema es que, por un lado el peso del poder económico es infinitamente mayor que el del poder político por lo cual el papel de los Estados en la regulación del funcionamiento internacional está subordinado al de las empresas transnacionales y de los grandes capitales financieros. Muchos dirán que eso siempre ha sido así, y están en la razón.

La diferencia es que hoy, los entes económicos son actores internacionales que inciden de manera determinante en la toma de decisiones en la esfera mundial. Por otro lado el instrumento creado para ordenar el funcionamiento internacional, la Organización de las Naciones Unidas tiene una estructura obsoleta que responde a la realidad del fin de la 2da. Guerra Mundial y no a la actual. La crisis económica y financiera mundial ha debilitado la capacidad de Estados Unidos de sostener la unipolaridad y el mundo comienza a buscar alternativas.

Sin embargo, el sistema internacional no ha tomado nota de esta situación toda vez que el Consejo de Seguridad, verdadero espacio de toma de las decisiones estratégicas sigue organizado como si el mundo bipolar que le dio origen estuviera presente. Mientras esa situación no se normalice, la crisis seguirá rondando porque un instrumento del mundo bipolar no puede conducir las acciones del sistema que hoy existe, mucho menos el del futuro que tiende a la desaparición de la unipolaridad

En otro orden, el sistema internacional como lo concebimos en la actualidad sigue siendo estructuralmente estado céntrico. Así ha sido desde que se empezaron a configurar los estados-nación en el siglo XV. Todavía durante el siglo pasado, la creación de la Sociedad de Naciones primero, y de la ONU después respondió a esa realidad. La primera aunque se llamó de “naciones” en realidad fue una organización de estados centrales, y la segunda tuvo su origen en 1945 fundada por 51 representaciones estatales.

El inconveniente ha surgido cuando el espacio internacional se ha ensanchado a partir de la creación del sistema de Naciones Unidas incluyendo sus agencias, el cual responde a una lógica supra estatal que aún hoy, no termina de engranar con el funcionamiento de los Estados. Posteriormente han engrosado la esfera de lo internacional, organizaciones no gubernamentales, empresas transnacionales, gobiernos locales, fundaciones e instituciones humanitarias, organizaciones populares y sociales u otras que se han creado para luchar por determinado tema como el ambiente, la igualdad de género, contra el racismo, el reconocimiento a las minorías, por mencionar sólo algunas.

La complicación es que el mundo sigue sin que, -desde el punto de vista organizacional- las decisiones consideren la opinión de estos nuevos actores que tienen una presencia creciente en la representación de los ciudadanos, por el contrario se ha profundizado el monopolio de los Estados como si aún fueran los únicos protagonistas en el siglo XXI. Esto configura una situación anti democrática que no tiene viabilidad en el mediano y largo plazo.

Finalmente, el mundo se ha estructurado a través de un centro político que siempre estuvo en Europa, aunque en el siglo XX se haya desplazado hacia Washington y Moscú. Sin embargo, siguió prevaleciendo el Occidente de las potencias como el que establecía y promovía los patrones de comportamiento, y los valores que deberían imperar en el mundo. Esto ha sido así en un proceso aún más antiguo. Se inició desde que Grecia y Roma fijaran las pautas unos 5 siglos antes de nuestra era, es decir, hace alrededor de 2500 años. Sin embargo, el siglo XXI visualiza la idea de que las potencias dominantes serán China e India y que el mundo musulmán, además de América Latina y el Caribe tendrán un papel importante en el futuro.

Esto nos lleva a una discusión que ha tenido gran realce en lo cultural y artístico, también en lo filosófico, pero no en el ámbito de las relaciones internacionales. La modernidad se presentó en su momento como un proceso emancipador de la sociedad con sus implicaciones en lo político, en lo social, lo ideológico y lo económico. Posiciones antagónicas como la liberal burguesa y la marxista coincidieron en este análisis. Este asunto se sustentaba en la preeminencia de la “razón ilustrada”, es decir de la racionalidad que establecía la libertad y la igualdad por encima de la opresión. Así, se estructuró el mundo moderno y así se organizaron las relaciones internacionales. La razón que predominó fue la de las potencias vencedoras, ello permitió transformarla en razón universal que establecía lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo.

Todavía hace muy poco, en el año 2001 el presidente de Estados Unidos expresó que había un imperio del mal y que para luchar contra él la disyuntiva era estar “con nosotros o con el terrorismo” asumiéndose ese país como el “bien”. De esta manera se le impuso al mundo una escala de valores que partía de una razón única que

niega la posibilidad de que existan otras racionalidades en países que tienen una historia, una cultura y una filosofía mucho más antigua y arraigada en su población que la que se tiene en el Occidente capitalista y desarrollado. El siglo XXI augura una crisis en tanto la racionalidad occidental se resista a perder el poder que ostenta desde hace dos milenios y medio a favor de otros pensamientos que impondrán nuevos comportamientos y verdades que delinearán la acción de los ciudadanos, los pueblos y los países y que por tanto provocarán indudables transformaciones en las relaciones internacionales.

Cuando analizamos estos tres fenómenos en su conjunto y estudiamos estos tres escenarios de crisis de manera simultánea sólo podemos concluir que muchos de los problemas contemporáneos surgen de la aceptación de que vivimos en un mundo en profunda transformación, que aún falta un largo proceso de lucha en la que lo viejo debe dar paso a lo nuevo y se establezca una sociedad para vivir bien y en la que todos tengamos un espacio para participar libremente. Por todo ello vale la pena luchar por lo que luchamos y sostener con nuestra convicción y nuestros votos lo que hemos conquistado hasta ahora.

*El autor es articulista de Barómetro Internacional  sergioro07@hotmail.com

 

 

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Un mundo en crisis. Un mundo en transformación | ¿Qué está pasando? | Scoop.it

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La red en lucha

Cuba iniciará ensayos de la vacuna contra Covid-19

Avatar

Published

on

By

El próximo 24 de agosto Cuba comenzará con los ensayos de la vacuna contra el Covid-19 y los resultados podrían estar listos en febrero que llevará el nombre Soberana 01 y que será efectivo contra el nuevo tipo de coronavirus.

La investigación de Cuba tiene el propósito de evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad en un esquema de dos dosis, según la ficha del Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, por lo que esta etapa abarca su aplicación a 676 personas de entre 18 y 80 años de edad bajo el control del estatal Instituto Finlay de Vacunas.

De acuerdo con la investigación cubana, el ensayo deberá culminar el 11 de enero y sus resultados se publicarán el 15 de febrero, pues Cuba controló la propagación del nuevo tipo de coronavirus, aunque sufrió un nuevo rebrote que ha afectado particularmente el occidente de la isla donde se ubica la capital.

Cuba desarrolló un programa activo de aislamiento de casos sospechosos, la aplicación de pruebas de diagnóstico y la búsqueda casa por casa de personas con síntomas, aunado a que se suspendieron las clases y el transporte público, se cerraron comercios y cancelaron vuelos comerciales.

Asimismo, Cuba llegó a un acuerdo con Rusia para la fabricación de la vacuna Sputnik V, una de las primeras en ser registradas, por lo que se encuentra en la tercera fase y esperan la aprobación total para su distribución masiva de las dosis por distintos países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que todas las vacunas deben completar las fases de ensayos clínicos antes de ser distribuidas en distintos países para que garanticen su efectividad contra el nuevo virus.

Continue Reading

Latinoamérica

México y Argentina producirán vacuna contra Covid-19 para América Latina

Avatar

Published

on

By

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que México y Argentina producirán las vacunas contra el Covid-19 que desarrollan AstraZeneca y la Universidad de Oxford en alianza con la Fundación Slim.

El mandatario federal refirió que México firmó un acuerdo con Argentina y las instituciones particulares que desarrollan la vacuna contra el nuevo tipo de coronavirus, con lo cual se garantizará el suministro de estas dosis a los países de América Latina.

De acuerdo con López Obrador, esta noticia puede tranquilizar a los ciudadanos para la distribución masiva de la vacuna contra el nuevo tipo de coronavirus, por lo que destacó el apoyo de la Fundación Slim y el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford que han confiado en México.

Agregó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) estuvo al pendiente del desarrollo de las gestiones que se efectúan para contar con la vacuna, por lo que cuenta con el respaldo científico de la Secretaría de Salud federal (SSa).

Por su parte, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, informó que la producción de la vacuna desarrollada por AstraZeneca para enfrentar el Covid-19, misma que será producida en México y Argentina y presuntamente es la más avanzada del mundo al desarrollar entre 150 y 250 millones de dosis.

Afirmó que no se busca el lucro, sino garantizar el acceso a una vacuna efectiva para la población de América Latina, por lo que se espera que a finales de noviembre se cuenten los primeros resultados, de acuerdo con los estudios clínicos que se han implementado.

Asimismo, indicó que con estas medidas se adelantará la distribución de la vacuna a la población de América Latina, pues pasará de un año a seis meses el tiempo en el que se aplicaría, por lo que con ello favorecerá la salud de la población y beneficiará la economía.

Continue Reading

Al filo de la navaja

Erráticas políticas migratorias de México y Estados Unidos

México y Estados Unidos no han comprendido el origen de la migración centroamericana y de otros países, pese a que ambos se han beneficiado de ésta

Avatar

Published

on

Raúl Ramírez Baena

Además del rechazo de algunos sectores de la sociedad –sobre todo tijuanense- a los refugiados centroamericanos, que en caravanas llegan a la frontera norte del país en busca de asilo en los Estados Unidos, tal parece que las autoridades de este país y de México no han terminado de entender la historia, origen, dinámica y perfil de la migración hacia el país del norte, a partir del Programa Bracero, hasta la fecha.  

La política migratoria de Donald Trump utiliza el tema antiinmigrante como bandera de su campaña presidencial (ahora, en búsqueda de su reelección), que muchos votos le arrojaron en 2016 al criminalizar a los inmigrantes indocumentados, mexicanos incluidos.

Esta política xenófoba se le ha revertido ahora a Trump, acarreándole serios tropiezos, como la derrota en la Cámara de Representantes para la obtención de recursos para construir su muro en la frontera con México, bajo el argumento de que en esta región los EU viven una “crisis humanitaria y de seguridad”, que pocos creen, incluso, legisladores de su partido.

A consecuencia de su política de “Tolerancia Cero” a la inmigración indocumentada, Trump ha sido evidenciado por la separación de menores de sus padres, lo que –eso si- ha generado una crisis internacional. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha intervenido a petición de las defensorías públicas de México, Colombia, Ecuador, Honduras, El Salvador y Guatemala, dictando medidas cautelares en favor de 572 menores detenidos en jaulas del Servicio de Inmigración y control de Aduanas (ICE), en condiciones inhumanas, afectando su integridad física y psicológica.

Escribe Pablo Jiménez de Sandoval en El País: “Un número aún desconocido de niños fueron separados de sus padres. El Gobierno ha reconocido 2.816. Al menos 471 padres fueron deportados sin sus hijos (…). Nadie registró quién era quién o dónde estaban. Han sido las ONG las que los han ido a buscar, en ocasiones a pueblos perdidos de Centroamérica.

Esta crisis obligó a la administración federal a admitir el ingreso a los EU, en calidad de solicitantes de asilo, a los padres de 29 menores encontrados por las ONG “Al Otro Lado”, de Tijuana, y “Families Belong Together”, de Los Ángeles. Un triunfo.

Por su parte, el Condado de Los Ángeles reta a la administración Trump al declararse oficialmente en febrero “Santuario de Inmigrantes”. El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) no ejercerá más funciones de control de inmigración, restringiendo su ayuda a las autoridades migratorias federales. Otro triunfo.

El caso México

Ante el arribo masivo de miles de centroamericanos desde el año pasado, a través de las caravanas que ingresan por la frontera sur como solicitantes de asilo a los EU, la administración de López Obrador sorprendió al inicio de su gestión anunciando un giro de 180 grados en la política migratoria: no criminalización y persecución de indocumentados, respeto a sus derechos humanos, emisión de visas humanitarias, reconocimiento del estatus de refugiados,  creación de fuentes de trabajo y negativa a convertir a México en “Tercer País Seguro” (TPS), según deseos del Sr. Trump.

Con el paso de los días las cosas han cambiado, sobre todo en Tijuana y Mexicali, y la realidad es otra:

1.- Como consecuencia de la nueva política social federal y ante la quiebra financiera del Gobierno de Baja California y la posición xenófoba del alcalde de Tijuana, los albergues de apoyo a migrantes ya no reciben recursos públicos, por lo tanto, tienen serias dificultades para ofrecer comida, medicamentos y asistencia a miles de centroamericanos y de otras nacionalidades que llegan todos los días, atraídos por el boom del asilo en los Estados Unidos.

2.- La Comisión de Ayuda a Refugiados (COMAR), de la Segob, dejó de prestar asistencia a las ONG y a los inmigrantes para la tramitación de refugio en México, en tanto se decide su situación migratoria en el país y el asilo en los Estados Unidos.

3.- A partir de enero pasado y a pesar de que siguen ingresando al país, México cerró la expedición de visas humanitarias, complicando la situación legal de los inmigrantes, que están en calidad de indocumentados, acrecentando su vulnerabilidad al quedar expuestos a las autoridades locales.

4.- Ante el arribo diario a Tijuana y Mexicali de ciudadanos centroamericanos y de otras nacionalidades, el gobierno federal y los locales no han dispuesto, como en octubre pasado, de albergues provisionales con servicios humanitarios, sanitarios y legales básicos y suficientes.

5.- México ha declarado que no será “Tercer País Seguro” de los Estados Unidos para alojar a inmigrantes mientras se resuelven sus solicitudes de asilo, pero en los hechos ha abierto sus puertas para ello, favoreciendo los deseos de Trump, violentando así las normas del Derecho Humanitario Internacional.

6.- Haciendo el trabajo sucio a Trump, las autoridades del Instituto Nacional de Migración han impedido el acceso a México a abogados y periodistas estadounidenses en aeropuertos nacionales, que trabajan en colaboración con miembros de la caravana en Tijuana, al estar “fichados” por autoridades de los Estados Unidos.

7.- Como corolario, sin conocimiento y asesoría sobre el origen y la dinámica migratoria, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, culpa a “Pueblo sin Fronteras” de organizar las caravanas.

Así las cosas, sólo esperamos que el proceso electoral de Baja California de este año no se contamine del discurso antiinmigrante de Trump, como recurso para ganar votos. Ya veremos.

Fotografía: Yerson Martínez.

Continue Reading

Trending