Connect with us

La red en lucha

Un día con los rescatistas del ejército israelí en el terremoto de CDMX

Traductora y periodista registra un día con los rescatistas del ejército israelí en la Ciudad de México tras el terremoto del 19 de septiembre

Avatar

Published

on

Oren Rozner, ingeniero de las Fuerzas de Defensa Israelíes. Foto: Enlace Judío

“Huele a muerto” dice Oren Rozner, ingeniero de las Fuerzas de Defensa Israelíes. “¿Acaso no lo sienten? Huele a cadáver”.

Por May Samra/Enlace Judío

CIUDAD DE MÉXICO.- Estar en un sitio de desastre es toda una experiencia: hay estrés, adrenalina y dolor, envueltos en polvo y ruido ensordecedor. Hombres que no conoces se vuelven tus hermanos. Lo que haces, lo que dices, es fundamental. La diferencia entre un error tuyo y un acierto puede ser, para alguien, la diferencia entre la vida y la muerte. Cada minuto cuenta. No puedes quedarte inmóvil porque alguien está inmóvil bajo los escombros y tienes que moverte por él.

México ha sido herido en su corazón, en su parte más viva: su gente. A lo largo y ancho del país y de su capital, la tierra tembló y escribió con sangre miles de historias: en Avenida Medellín, el hombre que encontraron abrazado a su computadora, sobrevivió al sismo pero subió de vuelta y el edificio se derrumbó. La mujer y su bebé que nunca salieron del elevador en Avenida Petén y Emiliano Zapata. El músico que falleció aplastado, pero cuya guitarra sigue intacta.

Como traductora, me presento temprano en la mañana al Centro Deportivo Israelita, donde los hombres de la delegación israelí que vinieron a México pernoctaron en casas de campaña con la estrella de David.

Me asignan a una unidad de ingenieros para salir lashetaj, “al campo”. El líder de la unidad es un reservista. De estatura pequeña y ojos verdes, Golán Vach porta kipá y es coronel del Ejército Israelí.

Cuando llegamos al sitio del derrumbe, Avenida Álvaro Obregón 286, nos percatamos de que los equipos de brigadistas trabajan de forma aislada. Están los americanos, los japoneses y la enorme fuerza del pueblo mexicano: ejército, bomberos, Protección Civil, gendarmería, rescatistas y civiles.

Alrededor del sitio, las familias de los desaparecidos, en este caso se menciona a cuarenta y seis, organizaron campamentos improvisados, cubiertos con lonas, donde se acomodan torpemente cobijas, catres, sillas. Muchos lloran, otros rezan. La delegación de Israel, con sus uniformes, atraviesa los cordones de seguridad. Una mujer nos grita: “¡Ayúdennos por favor!” y luego, resignada, sólo “ayuden”.

Doce rescatistas israelíes se encuentran en este sitio. Lo primero que hacen el coronel Vach y el ingeniero Rozner es subir al edificio derrumbado. La capitán Kabitke, una pelirroja de mirada intensa, ya está interrogando a los familiares sobre la posible ubicación de los desaparecidos; otros oficiales israelíes están escudriñando los planes del edificio.

Al salir del derrumbe, Golán ya tiene un plan. Pide una hoja en blanco y apunta los pasos. Todos se acercan a mirar. Se volverá el líder del rescate, organizando todas las fuerzas en el terreno. Asignando tareas, buscando el equipo necesario, convenciendo, animando, ordenando, suplicando.

Golán tiene esperanza de encontrar vida en los escombros.

La idea de Vach es cortar el techo del edificio en pedazos, como si fuera una tapa, y buscar, a través de los espacios vacíos, a los sobrevivientes o a los cadáveres.

El coronel israelí pide una reunión con los americanos, los japoneses y representantes del gobierno mexicano.

El equipo norteamericano de rescate está conformado por varios hombres altos y fornidos. Al ver su determinación, aceptan inmediatamente ser parte del equipo de Golán. Los japoneses deciden no participar.

El plan de Vach es autorizado por el gobierno mexicano que pone una condición: el israelí deberá, primero, convencer a los familiares de los desaparecidos para que autoricen las labores con equipo eléctrico. 46 personas que representan a las 46 familias de los desaparecidos deberán firmar la autorización y todos deben estar conformes.

La tristeza me embarga. ¿Cómo poner de acuerdo a 46 individuos en deplorable estado emocional? ¿Qué decirles? ¿Qué tal si cualquiera de ellos se resiste? El plan israelí comienza a tambalearse.

En una carpa, hombres y mujeres, sentados en cubetas, esperan la explicación del rescatista. Los familiares se toman de las manos. Una mujer, los ojos perdidos, se abanica con la mano sin estar consciente de ello. Se toma lista.

Mi nombre es coronel Golán Vach y vengo de Israel en el día más sagrado para mi pueblo, el Año Nuevo judío” dice el militar israelí, flanqueado de su segundo al mando y de los norteamericanos, amén de sus traductores Daniel Dorenbaum, un joven de origen argentino, y una servidora.

“Conmigo traigo a los mejores hombres y mujeres de Israel en materia de rescate. Quiero decirles que hoy, 76 horas después del sismo, cada segundo cuenta. Personalmente tengo mucha esperanza de encontrar vivos a sus familiares, pero debemos trabajar y hacerlo rápido”.

“Debemos remover el techo y encontrar nuevos espacios por donde deslizarnos para buscar a los desaparecidos. Al hacerlo, pongo en riesgo a mis hombres. Pero lo haré porque conozco el valor de la vida y cada vida es preciosa para mí“.

Golán promete que tratará a los desaparecidos como si fueran sus hermanos. Sus palabras reflejan confianza y experiencia.

De pronto, un hombre de edad da un paso adelante. Le dice, entre lágrimas: “¡Yo confío en usted! ¡Vaya y sálvelos! ¡Que Dios lo ilumine! ¡Que Dios le dé fuerza y valor!

Es la señal para que hombres y mujeres desesperados se abalancen sobre los militares.”¡Vaya, vaya a buscarlos!” “Mi padre es Juan, ojalá lo encuentre!” “Mi Antonio, le suplico…”

“Si ustedes desean”, dice Vach, “enviaré a mi segundo al mando a trabajar, mientras yo respondo sus preguntas”.“¡No! ¡Salga ya!” dicen los presentes a unanimidad, “¡Por favor! ¡Empiece a trabajar!”.

“En Israel”, dice Vach, “cuando tenemos un problema, nos abrazamos todos en un círculo”. Bajo mis ojos aturdidos, va formándose un círculo dentro de la carpa improvisada, en el cual israelíes, norteamericanos, mexicanos, jóvenes, viejos, hombres y mujeres, se unen en un abrazo. Veo gente llorando, bendiciéndonos, bendiciendo a los soldados, veo volver la esperanza, veo sentirse el liderazgo.

Itamar Cohen, hombre de pocas palabras. Foto: May Samra

E inicia la batalla. La batalla contra el tiempo. Contra la naturaleza. Contra el cansancio. Contra la falta de equipo.

El plan de Vach empieza a tomar forma. Lo primero que necesita el coronel son 50 hombres con 200 cubetas. “No necesitamos a trabajadores expertos, simplemente personas con ganas y fuerza”. La fuerza humana es la más fácil de conseguir y bajo las órdenes de Itamar Cohen, segundo al mando del equipo, un hombre de pocas palabras, suben al techo e inicia la remoción de escombros.

El equipo de rescate israelí elabora una lista del equipo necesario para realizar la tarea. Pide una grúa, unos sacos para remover escombros y slingas, entre otros objetos. Cuando las personas no entienden qué necesita, Golán lo dibuja: en un pedazo de madera, en una hoja.

Golán sugiere que se remueva un poste de luz, llega la CFE. Pide lámparas para iluminar la zona, pues pronto anochecerá; indica que se debe elaborar una lista de trabajadores clasificados por áreas de experiencia; solicita un contenedor para retirar los escombros. Corre de un lado para otro, desaparece y surge de pronto. Apenas si alcanzamos, sus traductores, a seguirle el paso.

Se necesita un tubo para deslizar los escombros, aparecen soldadores y lo arman a base de tambos. Se requieren sacos para escombros, los que se proporcionan no sirven. Busquen otros. Llega una grúa. No hay contenedores. Hombres que sepan apuntalar, síganme.

El saludo “de puño” acompaña sus peticiones. Cuando le dicen “no hay”, él responde: “Cuento contigo”.

Desde el piso, con la ayuda de unos expertos, Oren Rozen monitorea la oscilación del edificio: “El edificio se mueve todo el tiempo”, dice, “por el peso de los rescatistas, por la grúa, por los temblores más pequeños. Debemos asegurarnos de que la oscilación no sea excesiva como para anunciar el derrumbe del edificio”. Indica a los topógrafos los parámetros que deben ser vigilados.

Equipos de brigadistas bajan y son reemplazados por otros. Y cuando, a las 7:00 de la noche, le pregunto a Golán si ha comido, reconoce que ni siquiera ha desayunado y que está por desmayarse, pero que sólo come Kosher. Es Rosh Hashaná y, en algún rincón de la Galilea, su familia celebra la fiesta sin él. Afortunadamente comidas calientes Kosher llegarán a Álvaro Obregón 286 gracias a la familia de Nathan Samra.

Golán Vach seguirá en el sitio del derrumbe toda la noche y sólo se irá a la “base” (el CDI) hasta el día siguiente.

Durante toda la noche, los israelíes  planearán cómo quitar los techos, cómo y dónde cortar. En los días que siguen, quitarán dos pisos completos hasta el cuarto piso. Unos días después, comenzarán a excavar desde abajo. Recuperarán cuerpos en lugares muy complicados. Conforme se excava, la estructura se volverá más frágil y más peligrosa. Muchos voluntarios abandonarán el sitio. No así los israelíes.

Dejo el sitio, exhausta, y camino por las calles abarrotadas de voluntarios. Pienso que fue un honor haber servido, aunque sea sólo un día, bajo las órdenes del ejército israelí.

El lunes por la tarde, una ceremonia se llevó a cabo en el CDI para despedir a los rescatistas de las FDI. Vach no estaba -probablemente seguía en el sitio del derrumbe. Me acerqué a Oren y le dije que le quería pedir perdón.

“¿Por qué?” dijo el joven de mirada bondadosa.

Por no creer en ustedes, por pensar que eran hombres comunes que harían cosas comunes. Gracias por ayudarnos. Gracias, a nombre de México”.

Ernesto Araiza Cervantes en la recepción del grupo de rescatistas del ejército israelí tras sismo de la CDMX. Foto: especial

 

Fuente: Enlace Judío

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

Líderes de otros países reaccionan ante el asalto al Capitolio en EEUU

Avatar

Published

on

Líderes y organizaciones de todo el mundo han mostrado su asombro e indignación ante el asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, que ha concluido con cinco personas fallecidas y numerosos destrozos en la sede del Legislativo.

Desde el Gobierno español, su presidente Pedro Sánchez ha dicho seguir “con preocupación las noticias que llegan desde el Capitolio en Washington” y ha mostrado su confianza “en la fortaleza de la democracia de EE.UU”.

Sánchez también ha señalado que con la nueva Presidencia de Joe Biden, Estados Unidos “superará la etapa de crispación uniendo al pueblo estadounidense”.

Por su parte, el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha calificado lo ocurrido en Estados Unidos propio del “modus operandi de la ultraderecha: la mentira descarada como arma política y el intento de subversión de los mecanismos institucionales cuando no le son favorables”. Así, ha reivindicado “democracia y antifascismo” ante “la violencia y sus mentiras allí y aquí”.

En un vídeo colgado en su cuenta de Twitter, el presidente francés Emmanuel Macron ha lamentado las escenas de violencia de Washington y ha expresado su confianza en  “la fuerza de la democracia de los Estados Unidos”. Macron ha querido mostrar “su amistad y fe en los Estados Unidos. Lo que ha pasado hoy en Washington no es americano”, ha concluido.

 

Desde el corazón de Europa, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado que cree “en la fuerza de las instituciones y la democracia estadounidenses” y ha añadido que espera trabajar con Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos

El repudio a la violencia ha llegado también por parte de uno de los aliados de Trump, el primer ministro británico, Boris Johnson, quien ha calificado de “vergonzosas escenas” el asalto al Capitolio y ha reclamado un traspaso “pacífico y ordenado del poder” en ese país.

La conmoción ha sido el sentimiento mayoritario entre los mandatarios europeos, como ha manifestado el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en su Twitter, donde ha calificado el suceso de “vergüenza democrática” y ha pedido el cese de este “ataque a las libertades”.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, se ha mostrado “entristecido” por la toma del Capitolio por parte de una turba de seguidores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ha pedido a los líderes políticos que no insten a sus seguidores a la violencia.

Ante estos actos, Guterres ha recordado que “es importante que los líderes políticos inculquen a sus seguidores la necesidad de abstenerse de usar la violencia, así como respetar los procesos democráticos y el estado de derecho”, a través de un comunicado emitido por su portavoz, Stephane Dujarric.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha calificado las escenas de Washington de “impactantes” y ha enfatizado que “se debe respetar el resultado de esta elección democrática”.

Al otro lado del océano, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha señalado que sus compatriotas “están gravemente preocupados y entristecidos por el ataque a la democracia en Estados Unidos, el aliado más cercano y vecino. La violencia nunca triunfará al anular la voluntad del pueblo”.

Desde Venezuela, el Ejecutivo de Nicolás Maduro ha expresado su preocupación por los hechos aunque ha añadido que “con este lamentable episodio, Estados Unidos padece lo mismo que han generado en otros países con sus políticas de agresión”. Venezuela “condena la polarización política y la espiral de violencia” que, a su juicio, “no hace sino reflejar la profunda crisis por la que actualmente atraviesa el sistema político y social de Estados Unidos”.

Condena también en EEUU

En Estados Unidos, expresidentes, congresistas y otros dirigentes políticos, tanto demócratas como republicanos, han repudiado el asalto al Capitolio. Incluso, crece el movimiento para destituir a Trump a través de la 25 Enmienda que lo inhabilitaría de inmediato o someterlo a un juicio político como responsable de los disturbios.

“La Historia recordará correctamente la violencia de hoy en el Capitolio incitada por el presidente en funciones, quien ha continuado sin fundamentos la mentira sobre el resultado electoral legal, como un momento de gran deshonor y vergüenza para nuestra nación”, ha afirmado el expresidente Barack Obama apuntando a Trump.

Republicano como Trump, el expresidente George W. Bush se ha declarado “consternado por el comportamiento imprudente de algunos líderes políticos desde las elecciones y por la falta de respeto mostrado hoy por nuestras instituciones, nuestras tradiciones y nuestra aplicación de la ley”. “Es repugnante y desgarrador”, ha dicho Bush sobre la entrada de los partidarios de Trump en el Congreso.

 

Información: eitb.ues

Continue Reading

Latinoamérica

Documentos desclasificados de EEUU confirman financiamiento del Cártel de Medellín a expresidente Álvaro Uribe

Avatar

Published

on

Hispan TV

De acuerdo con un reportaje publicado por el portal de noticias Hispan TV, se reitera que el expresidente colombiano Álvaro Uribe sí llegó a recibir financiamiento del cártel del narcotraficante Pablo Escobar para sus campañas electorales al Senado de ese país. Así lo confirman nuevos documentos desclasificados del Departamento de Estado de Estados Unidos.

En los documentos se afirma que el cartel del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, en Medellín (noroeste), financió las campañas electorales de Uribe, y lo hicieron público este sábado medios locales del país suramericano.

Los papeles desclasificados desvelan que el expresidente ultraderechista recibió dinero por parte de Ochoa Vásquez, miembro del Cártel de Medellín para campaña al Senado de Colombia. Además, la información explica que la relación de Uribe con el grupo del capo de Escobar data de 1993.

La acusación no es nueva, pero en esta ocasión las fuentes son otras.

Según la información desclasificada por el diario The New York Times (NYT), hubo entre 1992 y 1995 varias reuniones entre funcionarios estadounidenses y Uribe, quien para la época era un político prometedor un “joven líder”, una “estrella brillante en la escena política colombiana”, dicen los cables diplomáticos.

En una de las comunicaciones, la embajada de Estados Unidos en Colombia informó al Departamento de Estado de la condena de Uribe a las bombas con las que el narcotraficante colombiano Pablo Escobar desangró la ciudad de Medellín (noroeste) y concluye diciendo: “Seguimos sospechando de las posibles conexiones de Uribe con el narcotráfico”.

El NYT también reseña otro cable de 1993 que describe una reunión de la embajada de EE.UU. con Luis Guillermo Vélez Trujillo, quien era en ese entonces senador del Partido Liberal. El político aseguró que las campañas políticas de Uribe habían sido financiadas por su primo el narcotraficante Ochoa Vásquez.

Aunque los diplomáticos dicen que no encontraron pruebas contundentes que respalden esas acusaciones, las investigaron durante años y expresaron sus preocupaciones a los funcionarios estadounidenses.

Según la publicación, Escobar exigió a Uribe que le ayudara a comunicarse con el entonces presidente César Gaviria (1990-1994) “a cambio del favor” de la financiación de su campaña electoral.

Esta polémica sobre el expresidente colombiano no es algo nuevo, el Archivo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. desclasificó en 2004 un informe de la inteligencia militar que incluía a Uribe entre las principales figuras del narcotráfico en Colombia, junto con Escobar y el jefe narcoparamilitar, Fidel Castaño.

Uribe renunció al Senado, tras recibir detención domiciliaria preventiva el 4 de agosto, por las investigaciones por presunto fraude procesal y manipulación de testigos. La dimisión de Uribe como legislador permitió que su caso pasara de la Corte Suprema de Justicia al fuero común para lograr la libertad que, consiguió como se esperaba, el pasado 11 de octubre.

Estos escándalos han salpicado al Gobierno del actual mandatario de Colombia, Iván Duque, que también es investigado por presuntos delitos de soborno y fraude procesal.

Continue Reading

Europa

En 12 semanas, se vacunarán contra el covid-19 dos millones de personas en España

Avatar

Published

on

El Salto Diario

Ayer, domingo 27 de diciembre, dio comienzo la Estrategia de Vacunación contra el covid-19 en España. Dos mujeres de un centro residencial de Guadalajara han sido las primeras en recibir las dosis. En esta primera fase, según ha informado Sanidad, se priorizan cuatro grupos: los residentes y personal sanitario y sociosanitario en residencias de personas mayores y con discapacidad; el personal sanitario de primera línea; otro personal sanitario y sociosanitario y personas con gran dependencia que no están institucionalizadas.

La vacuna Comirnaty, del laboratorio Pfizer, será recibida a razón de 350.000 dosis semanales por el Ministerio de Sanidad, que tiene previsto que, en las próximas doce semanas, se inmunicen 2.250.000 personas.

Con la vacunación en la jornada de hoy de la residente Araceli Hidalgo, de 96 años, y la auxiliar sanitaria Mónica Tapias, se inicia el camino hacia la inmunización vía vacunas de la población. Está previsto que durante el día de hoy comiencen a distribuirse las vacunas en todas las comunidades autónomas.

La semana pasada, el ministro Salvador Illa detalló que se han establecido 18 grupos poblacionales para la priorización de los grupos, en función de cuatro tipos de riesgos: El riesgo de mortalidad, el de exposición a la enfermedad, el de impacto socioeconómico y el de transmisión de la enfermedad. Según el ministro, “habrá tres etapas en función de la disponibilidad de la vacuna. En el primer suministro, limitado. De enero a marzo. La segunda etapa, que se permitirá ir aumentando. Hasta junio, probablemente, y una última etapa para cubrir a todos los grupos prioritarios”. La vacuna será gratuita y que se administrará a través del Sistema Nacional de Salud. De momento, la vacunación será voluntaria.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA en sus siglas en inglés) dio el visto bueno el 21 de diciembre a la comercialización de la vacuna Comirnaty, desarrollada por BioNTech y Pfizer, para prevenir el covid-19 “en personas a partir de los 16 años”.

Continue Reading

Trending