Connect with us

Tump contra Venezuela: ¿un salto hacia la nada?

En medio de la crisis por el coronavirus, EEUU lanza agresión contra Venezuela

Avatar

Published

on

Stella Calloni

En medio de un escenario desolador, cuando Estados Unidos se ha transformado en el país con mayor cantidad de muertos e infectados por el corona virus, el presidente Donald Trump y su equipo de criminales seriales como Elliott Abrams, los cubanos americanos Mauricio Claver-Carone, Marcos Rubio y otros de la misma calaña, comunicaron que su país y otras 22 naciones lanzarían “una operación de gran alcance contra el narcotráfico en el hemisferio occidental, desplegando en el mar Caribe y el  Pacífico sur refuerzos militares de la armada y la fuerza aérea”.

Desde Venezuela, el presidente Nicolás Maduro denunció esta situación al mundo,  en una extraordinaria carta a los gobiernos y en otras memorables piezas discursivas, mientras la mayoría de los países del mundo  e incluso Naciones Unidas solicitan que EE.UU   levante las sanciones contra Cuba, Venezuela, Irán y otros países, ante la gravísima emergencia de una pandemia de estas características.

Hasta ahora no ha habido una respuesta positiva y lo más grave es que el amenazante desplazamiento militar no se detiene y en las últimas horas periodistas y organismos humanitarios de Colombia denuncian la presencia de tropas estadounidenses en  este país donde existen nueve bases militares de Estados Unidos.

Holman Morris, director del Canal 3, de Colombia, vía digital, advirtió este fin de semana que han arribado tropas y helicópteros de Estados Unidos a la frontera colombo-venezolana en la zona de Santander, planteando un escenario de invasión y guerra en momentos en que el secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha pedido un “alto al fuego mundial inmediato en todos los rincones del mundo”, advirtiendo sobre lo que podría significar cualquier acto bélico para los más vulnerables y los países  devastados por la guerra donde ha habido un colapso en los sistemas de salud, mientras el Covid 19 se cobra miles de vida.

En medio de la pandemia, un portaviones de Estados Unidos, el USS Theodore Roosevelt, está detenido en Guam, una isla del Pacífico con cinco mil tripulantes de los cuales un diez por ciento están afectados por el Covid 19, mientras su comandante clama porque dejen bajar a los enfermos. El capitán del portaviones, Brett Crozier, informó al Pentágono que el coronavirus se esparcía velozmente a bordo y pidió ayuda para poner en cuarentena a su tripulación. En su carta divulgada por algunos medios de Estados Unidos, Crozier escribió «la propagación de la enfermedad está en marcha y se acelera. No estamos en guerra. Los marineros no necesitan morir», suplicó,  pidiendo sacar a los tripulantes del barco.

En una clara respuesta el Pentágono ordenó a las bases militares y a los comandos de combate a no dar cifras de casos de contagiados por coronavirus, por “cuestiones de seguridad”… “No informaremos el número total de afectados, de miembros del servicio en la unidad individual, la base o Comandos Combatientes”, declaró en esos momentos la portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Alyssa Farah, mientras además se denuncia que más de dos mil efectivos entre unos 40 mil oficiales que tiene New York están contagiados. No hay protección para nadie”.

¿Cuántos soldados enfermos o muertos ocultará Estados Unidos en estos momentos? ¿Cuántas bolsas negras entrarán clandestinamente a ese país, sin que las familias se enteren?.

 América Latina bajo amenaza de guerra 

En América Latina, Estados Unidos ha impuesto cuatro golpes de Estado en este siglo y convalidado a presidentes ilegales, como Lenin Moreno, de Ecuador, quien ascendió al gobierno en nombre de un partido político y de un programa, que desconoció a días de asumir el poder, violando la voluntad popular, como lo hace Sebastián Piñera, reprimiendo duramente el justo alzamiento popular más largo de todos los tiempos en Chile, constituyendo ambos nuevas formas dictatoriales y provocando decenas de muertos, heridos, prisioneros.

En Brasil, Jair Bolsonaro fue electo bajo un gobierno de facto, sin observación internacional y manteniendo en prisión bajo falsas acusaciones al candidato que las encuestas determinaban como ganador, Luiz Inácio Lula de Silva, después de derrocar en 2016 -mediante la complicidad de la justicia, el parlamento, y los medios de comunicación- a la presidenta Dilma Rousseff. Estas elecciones no pueden ser consideradas libres.

En Honduras, el gobierno actual es una continuidad desembozada de la dictadura que se impuso con el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya en junio de 2009. Los asesinatos de dirigentes, periodistas, líderes indígenas y campesinos, son acontecimientos cotidianos. El golpe de Estado en Paraguay en 2012 que derrocó en horas al presidente Fernando Lugo, también permitió retornar a la larga dictadura de Alfredo Stroessner mediante personajes que acompañaron al dictador o sus descendientes.

El golpe de 2004 contra el presidente haitiano Jean Bertrand Aristide, secuestrado por tropas de Estados Unidos, y llevado fuera de su país, el más pobre y castigado de América  Latina y el Caribe, quedó hasta ahora en un eterno caos, configurando otro crimen de lesa humanidad contra un pueblo indefenso. En Bolivia, la autoproclamada presidenta Jeanine Añez, cuya banda “presidencial” le fue colocada por los militares golpistas, violó todas las normas después del golpe contra el presidente Evo Morales, del que fue protagonista el Secretario  General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, presente y activo en el lugar de los hechos (nov 2019).

¿Y qué decir del escandaloso personaje Juan Guaidó, quien en el extremo del delirio y la declinación imperial, se autoproclamó en una calle de Caracas como presidente “encargado de Venezuela, por orden del gobierno de Trump? Un presidente sin país, recogiendo grandes sumas de dinero por el mundo y pidiendo la invasión de Venezuela, porque de otra manera sabe que jamás será elegido por el pueblo de ese país, ni siquiera por la oposición al gobierno de Maduro.

De hecho, los gobiernos de facto o sometidos del continente, que responden a la administración estadounidense, están demostrando un total desprecio por sus pueblos ante la pandemia que está asolando al mundo. Lo vemos en Brasil, Ecuador, Chile, Colombia, Bolivia Honduras y otros donde la población ha sido despojada  de sus derechos esenciales.

Mientras tanto, Washington libra una guerra encubierta y no tanto, contra países como México, Argentina, y otros caribeños, por intentar un camino propio. En este momento y con estas circunstancias, la pandemia se extiende por igual contra todos y es evidente las diferencias con que se enfrentan a esto los gobiernos que aún pueden decidir  sus propias estrategias para enfrentar la tragedia.

Por su parte, Estados Unidos al crear un casi increíble frente de guerra, deja librada a su suerte a la población estadounidense, a sabiendas que miles morirán en las calles, ya que millones de habitantes no están amparados por ninguna seguridad social, ni posibilidad de recibir medicamentos ni equipos, ni comida suficiente, mientras se privilegia al servicio de salud privado y a las grandes empresas. Es la evidencia de lo que significa un sistema capitalista en su ciclo más violento, lo que indica además  su derrumbe.

Diez millones de desempleados -en estos últimos días, seis millones quedaron sin trabajo- se convertirán en desaparecidos sociales  totalmente desprotegidos, sin seguro social, sin hospitales públicos sin leyes laborales, para favorecer a las grandes empresas del lucro y la explotación.

Trump además de admitir, con una frialdad escalofriante que si las muertes por el Covid 19 llegan a 200 mil “habremos hecho un buen trabajo”, anunció el despliegue de tropas barcos y portaviones en claro posicionamiento como para invadir a Venezuela, bajo el falso argumento de la lucha contra el narcotráfico, que ellos mismos administran. El plan es ir además por Cuba, Nicaragua y someter al resto de países de la región, imaginando que esto podría salvar su campaña electoral y encubrir otros fracasos de su administración en medio de negociaciones de Rusia y Arabia Saudita por el petróleo, en el marco de anticuadas campañas mediáticas contra China, y la Federación Rusa, que enviaron a Washington toneladas de ayuda, científicos y médicos, lo que ya no se puede ocultar. Como tampoco se puede ocultar la solidaridad sin fronteras de un pequeño, pero inmenso país como es Cuba.

El no detener la operación militar en el Pacífico y en el Caribe que amenaza también a Centroamérica, México y el resto de la región y especialmente a todos los países donde existen bases militares y establecimientos de Estados Unidos es otro salto al vacío de Trump en estas circunstancias.

El fundamentalismo delirante cree que aún es tiempo de su soñada gobernanza global, un espejo en que se miraban y que se hizo pedazos cuando en el horizonte aparecieron otras potencias, no precisamente emergentes, muy consolidadas que terminaron con la unilateralidad imperial y no mediante guerras brutales, como las que sueñan los decadentes empresarios de la industria de las armas y de la muerte.

De esta manera, enredado en su delirio de fortalecer aún más la supremacía militar de Estados Unidos, violando todas las leyes internacionales, desconociendo los derechos de los países del mundo, y la pandemia económica que estaba enfrentando el capitalismo moribundo, el presidente de Estados Unidos se ha convertido en el mayor peligro que enfrenta la humanidad y el pueblo norteamericano. En estas horas, como nunca antes en la historia, un virus, apenas un puntito en un microscopio, desnudó en semanas las entrañas de un imperio, de un sistema profundamente inhumano y perverso, que se derrumba lenta y peligrosamente.

Fuente: solidaria.info

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estados Unidos

Periodista de Proceso denuncia favores políticos en consulado de Nueva York

Avatar

Published

on

El corresponsal de la revista Proceso en Estados Unidos, Jesús Esquivel, denunció que Graciela Rock Mora se desempeña en el Consulado de México en Nueva York por ser hija del articulista y ex directivo del periódico El Universal.

Por medio de un video que publicó en sus redes sociales, el comunicador aseguró que durante la administración de Enrique Peña Nieto, Graciela Rock se desempeñó en el Consulado de México en Barcelona en 2016 y en la actual gestión de Andrés Manuel López Obrador lo hace en Nueva York.

De acuerdo con el denunciante, a diferencia de otros diplomáticos mexicanos que debido a la política de austeridad han sido obligados a pagar parte de sus traslados en otros países, Rock Mora lo ha hecho sin ejercer ningún gasto personal, por lo que afirmó que tampoco forma parte del Servicio Exterior Mexicano.

Aseveró que al cuestionar sobre su función en el área de documentación, le informaron que tiene dos maestrías en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y habla varios idiomas como son el francés, inglés y catalán, pero consideró que los egresados de las instituciones públicas también pueden desempeñar esas labores.

Pidió al presidente de México que revise esa situación, ya que le recordó que se comprometió a profesionalizar el Servicio Exterior Mexicano para que los diplomáticos que estén en las embajadas y consulados mexicanos estén capacitados y no sean enviados por favores políticos o compadrazgos.

Por ello, consideró necesario que se regule a las personas que representan a México en distintas naciones para que puedan optimizar las labores que se efectúan cada año y con ello se incluya una mejor profesionalización del servicio de diplomacia en el país.

 

Continue Reading

Mexico Violento

Conductor de Telediario, asesinado en Ciudad Juárez, Chihuahua

Avatar

Published

on

Chihuahua.- Arturo Alba Medina, conductor de Telediario Juárez, fue víctima de homicidio la noche de este jueves en el cruce de las calles Tepeyac y Uruguay, de la colonia Hidalgo, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública local que acudió al lugar de los hechos confirmó la identidad del también vocero del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez.

Las autoridades también hallaron en un vehículo Dodge, color rojo, placas de Texas, una identificación de Alba Medina, entre otras de sus pertenencias. De acuerdo con testigos y vecinos, la noche del miércoles, en ese mismo punto, otro hombre fue atacado.

Peritos de la fiscalía estatal iniciaron la averiguación sobre los hechos para fincar responsabilidades.

FUENTE PRINCIPAL TELEDIARIO

Continue Reading

Estados Unidos

Facebook obstruía noticias del sitio Mother Jones y aumentaba desinformación electoral de la derecha

Avatar

Published

on

Por Amy Goodman

El miércoles 28 de octubre en el Congreso de los Estados Unidos, los directores ejecutivos de las grandes empresas de la industria de la tecnología respondieron preguntas acerca de cómo moderan la desinformación electoral y los contenidos extremistas, además de haber sido acusados por los republicanos de censurar a los sectores conservadores.

Se pasaron por alto informes que indican que Facebook diseñó cambios en su algoritmo de suministro de noticias en 2017 para reducir la visibilidad de sitios de noticias de izquierda como Mother Jones.

En 2019, los editores de Mother Jones escribieron que el sitio había experimentado una fuerte disminución de la audiencia en Facebook, que se tradujo en una pérdida de alrededor de 600.000 dólares en 18 meses. “El hecho de que estemos tratando de hacer todo lo posible para revelar la verdad y que Facebook esté saboteando deliberadamente a nuestros lectores es muy perturbador; al mismo tiempo, Facebook está difundiendo información peligrosa que emiten los conservadores, el presidente Trump”, comenta Ari Berman, escritor de la revista Mother Jones que viene informando ampliamente sobre las elecciones 2020.

Sobre el sitio de noticias Mother Jones

AMY GOODMAN: Pero, Ari Berman, tenemos una pregunta para usted que no se relaciona exactamente con las elecciones, aunque en cierto modo. Estamos a punto de pasar a un segmento sobre Big Tech. Los directores ejecutivos fueron interrogados el miércoles en Capitol Hill sobre cómo moderan la desinformación electoral y el contenido extremista. Los republicanos los acusaron de censurar a los conservadores.

Quiero preguntarle cómo Facebook diseñó cambios en su algoritmo de suministro de noticias en 2017 para reducir la visibilidad de sitios de noticias progresistas como Mother Jones, su empresa de noticias. Según The Wall Street Journal, algunos ejecutivos de políticas de Facebook expresaron su preocupación en 2017 sobre los cambios pendientes en el algoritmo de suministro de noticias que pensaban que podrían tener un mayor impacto en los sitios de noticias de derecha como The Daily Wire, por lo que los ingenieros realizaron cambios en el algoritmo. Eso tendría un mayor impacto en el tráfico hacia los sitios inclinados a la izquierda. Mientras tanto, los editores de Mother Jones escribieron en 2019 que el sitio había experimentado una fuerte disminución en su audiencia de Facebook, lo que se tradujo en una pérdida de alrededor de $ 600,000 en 18 meses. Y aparentemente, según The Wall Street Journal, el propio Zuckerberg aprobó estos cambios. ¿Cuál es su comentario al respecto?

ARI BERMAN: Es increíblemente perturbador. Es un ataque a la democracia. Es un ataque a la libertad de prensa. Es un ataque al movimiento progresista. Facebook no está censurando a los conservadores; está impulsando a los conservadores. Está censurando a los progresistas. Está censurando a los medios independientes. Y el hecho de que estemos tratando de hacer todo lo posible para sacar la verdad y que Facebook esté saboteando deliberadamente a nuestros lectores es tan perturbador, al mismo tiempo que Facebook está difundiendo toda esta desinformación de los conservadores, del presidente Trump. Así que tienes una situación en la que las cosas que son manifiestamente falsas, por parte del presidente Trump, por los medios de comunicación de derecha, están recibiendo un gran impulso en Facebook, pero los esfuerzos de Mother Jones y otras publicaciones para contrarrestar esa desinformación, para decirle a la gente lo que realmente está sucediendo, para denunciar los hechos, que está siendo censurado.

Así que éste es un gran escándalo para la democracia. Éste es un gran escándalo para los medios. Facebook debe ser responsable por esto. Y creo que si hay una nueva administración y un nuevo Congreso, van a examinar muy detenidamente las políticas de Facebook y cómo censura deliberadamente publicaciones como Mother Jones, porque esto es un ataque a la democracia, un ataque a la libertad de prensa. .

AMY GOODMAN: Ari Berman, muchas gracias por estar con nosotros, redactora principal de Mother Jones, autora de Give Us the Ballot: The Modern Struggle for Voting Rights in America.

Continue Reading

Trending