Connect with us

Últimas noticias

The Mission, experimento social con refugiados para el espectáculo

The Mission, un reality show, creado en Italia como experimento para mostrar en televisión la condición de refugiados como espectáculo indigna a activistas

Published

on

sudafrica

Por Annalisa Melandri*

La decisión de la Radiotelevisione Italiana (RAI), la compañía de radio y televisión pública de Italia, de producir el “reality show” The Mission, con la colaboración del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR Italia) e INTERSOS, una prestigiosa ONG italiana que desde décadas opera en África y en otros países del mundo, está desatando en Italia en estas semanas una ola generalizada de indignación en las redes sociales y entre los activistas y periodistas que se ocupan de derechos humanos, así como de miles y miles de simples ciudadanos.

El programa, que se transmitirá en diciembre, prevé la participación de ocho personajes televisivos y del mundo de la farándula italiana, que junto a operadores humanitarios de la ACNUR y de INTERSOS vivirán y “trabajarán” por algunas semanas en los campos de refugiados en la Republica Democrática del Congo, en Sudan del Sur y en Mali.

Algo muy parecido a la Isla de los Famosos, en donde los “famosos” entrevistarán y serán los testimoniales de historias de guerras, de violaciones de derechos humanos, de violencias sexuales, de hambre y de dolor.

La RAI justifica el proyecto, “social experiment” así lo definen, explicando que será una gran ocasión para dar a conocer a un enorme franja de público, la dura realidad de los refugiados y el trabajo de los operadores humanitarios. Los productores garantizan además que el programa no será focalizado en el dolor y la desesperación de las personas, sino en el trabajo y el compromiso con los hombres y mujeres que trabajan para las ONG’s.

Es difícil entender cómo, ya que las dos cosas son estrechamente vinculadas: el trabajo de los operadores humanitarios en cualquier parte del mundo no existiría sin las historias de dolor y desesperación, sin los ojos de los niños pidiendo comida, sin sus barrigas hinchadas, sin las enfermedades y la muerte.

El miedo, en este caso es, sin sombra de dudas, que The Mission será sólo una espectáculo televisivo del dolor.

Ya hemos pasado por las postales que todos conocemos, las manitas tendidas, las moscas en los ojos, la basura en los hogares, las colas de niños buscando una gota de agua en llaves secas. Pero las imágenes tienen que ser aún más reales, el dolor necesita transformarse en espectáculo y por ende en dinero.

Laura Lucci, responsable ACNUR Italia explica que se trata solamente de un programa de información en el que la Agencia de las Naciones Unidas garantizará que, en el respeto de la privacidad de los refugiados, serán entrevistados y transmitidas solamente las historias de los que aceptan de forma voluntaria de presentarse frente a las videocámaras.

En el intento de ACNUR Italia está la ambición de hacer que la opinión pública de ese país sea más sensible y abierta sobre temas como la inmigración no regular a través del Mediterráneo y las condiciones de vida de los refugiados en los campos de África.

Sin embargo, estas justificaciones nobles no han convencido demasiado el heterogéneo mundo de la cooperación internacional, empezando desde los simples militantes, activistas y periodistas que, como quien escribe, se ocupan de derechos humanos desde sus modestas trincheras, hasta las ONG’s más grandes que nutren profundas dudas respecto a los reales objetivos de toda la operación.

«Pornografía humanitaria» ha sido definida por Guido Barbera, presidente de Solidarietà e Cooperazione CIPSI, asociación fundada en 1985 que involucra más de 37 ONG’s activas en el sector de la cooperación internacional. «No se puede seguir instrumentalizando la pobreza para buscar fondos utilizando un reality show y la participación de vip» ha declarado indignado, mientras la prestigiosa pagina info-cooperazione que ha sido la primera en denunciar públicamente el proyecto y que involucra decenas de actores del sector de la cooperación internacional, está monitoreando constantemente el desarrollo del debate que aseme tonos pesados y corre el riesgo de transformarse en político.

La presidente de la Cámara de Diputados del Parlamento italiano, Laura Boldrini, diputada del partido de la coalición de centroizquierda, Izquierda, Ecología y Libertad (SEL por sus siglas en italiano), quien antes de cubrir este cargo era portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en Italia, en una carta publicada en el diario La Repubblica, se ha distanciado de la idea del programa de la RAI aunque, siendo portavoz de ACNUR, había participado el año pasado a los primeros contactos entre la Agencia ONU y la televisión pública para la realización del programa.

Sin embargo, la Boldrini ha aclarado que nunca en las conversaciones se había planteado la participación de personajes públicos, que el estándar era mas de tipo informativo que de reality y que la idea era de acercar el grande público italiano a temas sensibles como el de la inmigración desde África vía Mediterráneo.

Al episodio piloto, registrado el verano del año pasado en Sud Sudan, participaron Michele Cucuzza y Barbara De Rossi, respectivamente presentador de televisión y actriz, quienes a su regreso a Italia habían declarado de haber sufrido mucho miedo por una epidemia del virus Ebola desatada en la zona donde estaban grabando el programa y que tuvieron que regresar pronto a Italia. La noticia de la epidemia luego se demostró ser falsa. Otro episodio ha sido grabado este julio con la participación de la presentadora y actriz Paola Barale y Emanuele Filiberto Di Savoia, presentador de televisión y nieto del último soberano de Italia, Humberto II de Savoia. Otro de los participantes es el cantante Albano Carrisi quien se acompañará de su hija. Carrisi ha admitido que su compenso será alrededor de 500 mil euros.

La página web African Voices, que se ocupa de periodismo y de derechos humanos en África, es muy crítica con la operación. Una investigación recientemente publicada por ellos a firma del periodista Carlos Cattaneo ha evidenciado una serie de graves irregularidades cometidas por parte de la ONG en la adquisición de las autorizaciones necesarias en Congo para la realización del programa.

Aunque Intersos con un comunicado ha tratado de aclarar la situación, el programa televisivo ya se configura como una bomba de tiempo sobre el ya bastante cuestionado mundo de la cooperación internacional. Por otro lado ha sido el mismo Marco Rotelli –secretario general de Intersos– quien ha declarado que «la causa nos pareció más importante de los riesgos de la operación».

Tambien la Cruz Roja Italiana ha tomado palabra en el asunto pidiendo «un enfoque que lleve a un cambio cultural cuando se abordan temas como estos […] de otra forma se habla de la síndrome de espiar a través del agujero de la llave, que nada tiene que ver con la ayuda a los invisibles, a los últimos, a los más vulnerables» y hasta una peticiónlanzada por el joven Andrea Casale, pidiendo a la RAI, ACNUR e INTERSOS el cierre del proyecto, ha recogido en tan sólo pocos días ya 85 mil firmas.

En un momento de profunda crisis económica, cuando sobretodo en Europa, el mundo de la cooperación internacional y de la cooperación al desarrollo ha sido, económicamente parlando, fuertemente penalizado, es la verdadera “causa” de la operación la que preocupa.

Igual discurso vale por la RAI, el servicio de televisión y de radio público italiano. Perenemente en crisis, (a finales del 2012 ha perdido 200 millones de euros sólo en contratos de publicidad), politicizada en sus órganos directivo y expresión de la casta política bipartidista italiana (de la derecha del partido de Silvio Berlusconi y de la símil-izquierda del Partido Democrático), afectada por un degrado cultural que se manifiesta evidentemente en la programación ofrecida al público. ¿En este caso, cuál sería la noble “causa” perseguida?

¿Se puede creer que en un símil contexto la prioridad será dada al trabajo humanitario de los cooperantes y no a una necesaria –para los fines de audiencia– espectacularización y banalización de las tragedias de los refugiados?

¿Podemos creer que no se violará el derecho a la privacidad de niños y mujeres?

Los que trabajamos en temas de violaciones de derechos humanos sabemos muy bien la dificultad que tienen las victimas al mostrarse, el pudor en la externación del dolor, el respeto que es necesario siempre, el mismo que te impone tal vez de bajar la cámara o de apagar la grabadora.

Sabemos muy bien el miedo que tienen las victimas de ser reconocidos por sus verdugos, la necesidad que tienen los niños de gozar de momentos de serenidad y los gestos cotidianos repetidos para que su tragedia parezca lo más posible a una vida normal. Ellos no necesitan ser asustados, ni atemorizados. Ni violados. No lo necesitan más de lo que ya lo son a diario.

Porque usar el dolor de una víctima con fines de lucro representa una violación grave de su derecho a la recuperación. Una violación en la violación. Una tragedia en la tragedia. Es atormentar una herida con sal, es una forma sutil de tortura cometida en nombre del espectáculo.

El público no necesita eso. Necesita ser informado con responsabilidad.

* La autora es periodista independiente e integrante y colaboradora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de la Republica Dominicana (CNDH) y de la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH).

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas noticias

¿Qué el periodismo indígena?

Published

on

Kau Sirenio habla sobre el periodismo indígena y sus necesidades

El periodismo indígena plantea construir un cambio verdadero del paradigma en el quehacer de la comunicación para visibilizar a las comunidades indígenas

Por Kau Sirenio
Twitter: @Kausirenio

El periodismo indígena es una herramienta para visibilizar a pueblos y comunidades desde su cosmovisión y estructura comunitaria, así como replantear el futuro de las lenguas maternas. El quehacer periodístico es el puente para fortalecer la cultura y la promoción de los derechos humanos.

En la agenda del periodismo indígena deben de estar los espacios virtuales que se involucran con territorio histórico, lugares legítimos de pueblos y comunidades, así como compartir experiencias, problemas y aspiraciones en el ámbito de la comunicación y la formulación de planes y estrategias de desinformación.

La prioridad debe ser el servicio de los intereses de las comunidades indígenas. Dignificar el escenario virtual en el que el periodismo indígena tiene como objetivo principal la construcción de una plataforma capaz de encaminar y articular esfuerzos a escala local, regional e internacional.

No te pierdas: Reencuentro con la nación Ñuu Savi

O sea, el periodismo indígena será el puente para contar las experiencias entre el mundo indígena y no indígena, pero en sus propios códigos lingüísticos y no en lenguas prestadas como ha sucedido hasta ahora, donde los periodistas de la ciudad hablan de los indígenas e interpretan o desinforman el contexto de las comunidades.

Luego entonces, el compromiso del periodismo indígena es una iniciativa de los periodistas indígenas de promover técnicas y métodos de comunicación desde las cosmovisiones y culturas de pueblos y comunidades. Así como informar los sucesos en que los sectores sociales están inmersos: el movimiento de los pueblos afrodescendientes y las comunidades campesinas.

Durante años las corporaciones periodísticas (racistas y clasistas) alimentaron el mito de la neutralidad periodística; sin embargo, esta creencia de los medios convencionales se desvanece. De ahí, el periodismo indígena debe estar de lado de las distintas luchas que pueblos y comunidades indígenas emprenden en contra de la opresión histórica. Así como lo definió De Sousa Santos: “Colonialismo, neocolonialismo, capitalismo, imperialismo, neoliberalismo que trataron de aniquilar sus culturas y diferencias”.

El matiz de periodismo indígena no es una versión romántica del periodismo convencional ni folklorista, como lo venden los medios corporativos que pretenden ser indigenistas, aunque en su línea editorial lo único que reproducen es el clasismo y extractivismo cultural. El planteamiento del periodismo indígena es construir un cambio verdadero del paradigma en el quehacer de la comunicación.

Lee también: Migrantes en Estados Unidos, bajo vigilancia oculta

En la actualidad, el desarrollo del periodismo indígena se enfrenta a desafíos y obstáculos que van desde lo económico, la formación de los reporteros, locutores y presentadores de la información en prensa escrita, radio, televisión, cine e internet. La tarea no es sencilla, pero tampoco es imposible. Es cuestión de empezar a tejer redes entre los comunicadores indígenas.

Planear la cobertura a corto plazo tiene que superar las dificultades que se presentan en la producción, organización y coordinación de los medios de comunicación de los pueblos y comunidades indígena. Apropiarse de espacios virtuales estratégicos en distintas plataformas digitales para informar los acontecimientos importantes en que están involucrados los indígenas y afrodescendientes.

Además, el periodismo indígena tiene que incidir en las agendas controladas por los medios corporativos de comunicación, para romper con los mecanismos mediáticos que reproducen el racismo, los guiones informativos y contenidos, no sólo respecto de los temas relacionados con la vida comunitaria, sino también temas de interés público.

Para conseguir la meta se debe fortalecer el periodismo indígena desde la pluriculturalidad e interculturalidad. El nuevo periodismo indígena tiene que pisar las aulas de las universidades para formar nuevas herramientas en las ciencias de la comunicación para que la información no sea una improvisación.

Es necesario definir nuevos elementos teóricos que permitan renovar las ciencias de la comunicación para cambiar la narrativa impuesta hasta ahora. La defensa y promoción de nuevas prácticas en la construcción de medios indígenas de comunicación debe fincarse en un nuevo tipo de periodismo, más incluyente y menos clasista.

Si no somos capaces de cuestionar las dinámicas actuales de los medios corporativos de comunicación, que se dedican a concentrar el capital y monopolizar la información, corremos el peligro de mirar una sola cara de la moneda. La apuesta es desafiar la monoculturalidad para construir el periodismo de pueblos y comunidades indígenas, donde entremos todos.

 

 

 

Continue Reading

Últimas noticias

Genaro García Luna: ¿quién es el exfuncionario juzgado en EEUU por operar con el Cártel de Sinaloa?

Published

on

By

Genaro García Luna, exfuncionario mexicano, se enfrenta a un juicio en EU que lo liga al Cártel de Sinaloa

Este martes empezó uno de los juicios más importantes de un alto exfuncionario público mexicano ante la justicia de los Estados Unidos. Se trata de Genaro García Luna, que tuvo puestos clave en los servicios de Inteligencia y seguridad pública durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa, ambos de filiación del Partido Acción Nacional.

Sin embargo, no sólo durante los sexenios panistas de Fox y Calderón trabajó en el gobierno, también lo hizo en las administraciones previas, las cuales encabezaron los priistas Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, aunque en estos dos gobiernos no tuvo puestos tan altos como en los de sus sucesores.

¿Quién es Genaro García Luna?

Nació el 10 de julio de 1968 en la Ciudad de México, poco tiempo después de que su familia emigrara desde Michoacán. Él creció en la colonia Romero Rubio, un barrio pobre al norte de la Ciudad de México que colinda con el Estado de México, de acuerdo con el libro «El señor de la muerte», del autor Francisco Cruz.

Te puede interesar: Calderón, García Luna y la señora Wallace: oscura alianza que masacró a México

Es ingeniero mecánico de profesión, egresado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), una de las universidades públicas con más prestigio en México. A los21 años, fue recomendado por el expresidente Salinas de Gortari como agente investigador del extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). No se tiene claro si en algún momento ejerció como ingeniero.

En sus primeros años en el Cisen, todavía en el sexenio de Salinas de Gortari, monitoreó la actividad de grupos guerrilleros en México y opositores al entonces presidente. Ya en el sexenio de Zedillo, cuando cumplió 31 años, se integró a la extinta Policía Federal Preventiva. Un año después y, en el 2000, coincidiendo con la entrada de Fox como presidente de México, fue nombrado Coordinador de Inteligencia del CISEN bajo la dirección de Eduardo Medina Mora.

En el 2001, después de que un grupo de académicos y periodistas avalaran la no infiltración del narcotráfico en el CISEN, se autorizó el presupuesto millonario para la creación de la Agencia Federal de Investigación, de la cual Genaro García Luna fue nombrado titular. A partir de allí, se enfocó en el combate contra el secuestro, reclutando familiares de víctimas como activistas.

Para 2006, Calderón asumió la presidencia de la república y, entre su gabinete, lo nombró como nuevo Secretario de Seguridad Pública a nivel federal.

Lee también: Gobierno de EEUU dice tener pruebas suficientes contra García Luna y se declara listo para el juicio

¿Qué cargos enfrenta García Luna?

El extitular de la Secretaria de Seguridad Pública federal mexicana actualmente está acusado por el Gobierno de los Estados Unidos de conspiración y tráfico de cocaína, además de declarar en falso a las autoridades migratorias. También se le ha señalado de proteger y beneficiar al Cártel de Sinaloa durante el sexenio de Calderón en la llamada «guerra contra el narcotráfico».

A García Luna se le relacionó con el Cártel de Sinaloa, desde que el narcotraficante Jesús «El Rey» Zambada, hermano del «Mayo» Zambada e integrante de dicha organización criminal, testificó ante las autoridades estadounidenses de que García Luna recibió sobornos por al menos diez millones de pesos. El dinero, según la declaración del «Rey» Zambada, se lo entregó él mismo al exfuncionario.

¿Cuál sería la sentencia de García Luna si es encontrado culpable?

Según reportes periodísticos, si el juez Brian Cogan -encargado del juicio del exfuncionario y al frente de la Corte del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York– lo encuentra culpable podría ponerle una sentencia máxima de cadena perpetua.

La pena mínima que podría enfrentar si es declarado culpable es de 20 años de prisión. Es decir, si cumpliera su sentencia completa en Estados Unidos saldría cuando tuviera 74 años. Además, las autoridades mexicanas también lo han acusado de varios cargos criminales que tendría que enfrentar en ese país.

Porque leíste este artículo te recomendamos: La corrupta sociedad civil de García Luna y Felipe Calderón

 

Continue Reading

La red en lucha

López Obrador destaca internacionalmente como Tirano del Año 2022 por ‘amenazas estructurales’ a la libertad de expresión

Published

on

By

AMLO gano el "premio" al tirano del año 2022 de la revista Index of Censorship

 

Los Ángeles Press

La revista británica Index of Censorship dio los resultados de su campaña Tirano del Año 2022, en la que destacó el presidente Andrés Manuel López Obrador, aludiendo el editor a que «la gran cantidad de votos es testimonio de las amenazas estructurales a la libertad de expresión en México«.

Se indicó que sólo esta vez López Obrador es propuesto y votado para esta campaña, por lo que esperan que tome medidas para proteger la libertad a informar de los periodistas. La revista en su página web difunde la noticia con el siguiente comunicado:

«Es el momento que todos han estado esperando: el anuncio del ganador del concurso anual Tyrant of the Year (Tirano del Año 2022). Si bien la competencia fue dura, un líder se adelantó, de hecho, por una milla. Nuestro tirano del año para 2022 es Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. López Obrador preside un país que tiene el dudoso honor de ser el país en el que más periodistas fueron asesinados el año pasado que cualquier otro.

Para saber más del tema: Quién y por qué se nominó a López Obrador cómo ‘Tirano del año 2022’

También es el país clasificado como el lugar más peligroso para ser un defensor ambiental, según Global Witness. El número de secuestros, agresiones y detenciones bajo su supervisión ha sido enorme. El clima de impunidad de México lo hace posible. López Obrador también se ha encariñado con los militares y Donald Trump y arremetió contra las mujeres, las ONG y el diario estadounidense The New York Times. La revista Forbes llamó a López Obrador “un desastre en derechos humanos”.

El oficial de políticas y campañas de Index of Censorship, Nik Williams, fue quien nominó a López Obrador para el premio, dijo: “La gran cantidad de votos para López Obrador es testimonio de las amenazas estructurales a la libertad de expresión en México que lo han convertido en el lugar más peligroso del mundo para los periodistas, fuera de una zona de guerra.

Y continuó diciendo que «por el bien de los periodistas, sus familias y colegas, así como de la sociedad mexicana en general, esperamos que López Obrador tome las medidas necesarias para proteger la libertad de prensa. Sólo ésta será la primera y última vez que sea votado como Tirano del Año”.

Lee también: López Obrador nominado a ‘Tirano del año’, entre otros 11 gobernantes, por la revista internacional Índice sobre la Censura

Cubrimos mucho a México en los años de su predecesor, Enrique Peña Nieto. Observamos con alarma la escalada de violencia contra los periodistas en particular. Cuando López Obrador llegó al poder en 2018, lo hizo con la promesa de sacar al país de una cobarde espiral de delincuencia, corrupción y desigualdad. La gente se mostró cínica acerca de estas promesas en ese momento y es una pena ver que su cinismo era correcto. Como resultado, México permanece muy presente en el radar de Index y continuaremos cubriendo el país en nuestra revista y en línea«.

 

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: