Connect with us

Mexico Violento

Testimonio de madre sobre su hija abusada sexualmente en kinder Iztapalapa, México

Por el caso de pederastia en el kínder Andrés Oscoy Rodríguez, Juez del Distrito Federal resolvió que el Estado mexicano y la SEP indemnicen a las víctimas.

Avatar

Published

on

Por Válek Rendón

Protesta de padres de familia el 19 de octubre de 2011. Foto Jesus Villaseca/La Jornada

 

IZTAPALAPA, México.- En el jardín de niños de Andrés Oscoy Rodríguez, ubicado en la delegación Iztapalapa de la Ciudad de México, abusaron sexualmente de 38 niñas y niños, durante 2011. Los criminales eran servidores públicos adscritos a la Secretaría de Educación Pública y todos están presos. Sus nombres circularon profusamente en diferentes medios digitales y en impresos de la localidad. Ellos son Saúl Blancas Tamayo, auxiliar administrativo del kínder; María de la Luz Cano Martínez, la directora; Sergio Osvaldo Rodríguez Bolaños, maestro de educación física; y José Rosario Reyna Sandoval, conserje.

El Juez Séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal resolvió que el Estado mexicano y la Secretaría de Educación Pública (SEP) están obligados a reparar, de manera solidaria, los daños causados a los niños.

“…Artículo 32.- Están obligados a reparar el daño en los términos del artículo 29:

Fracción VII.- El Estado, solidariamente, por los delitos dolosos de sus servidores públicos realizados con motivo del ejercicio de sus funciones y, subsidiariamente cuando aquéllos fueren culposos…”.

Aquí el testimonio de la madre de una niña abusada por el conserje.

La soledad en la escuela

 

Hija, ya despierta. Ya te voy a llevar a la escuela. Princesa se levantó contenta, le entusiasmaba la idea de ir a un lugar donde hubiera más niños, ser hija única no era tan divertido.

 

Su mamá le puso el uniforme, la peinó, le dio algo de desayunar y se fueron caminando. Era el primer día de Princesa en el jardín de niños, tenía tres años de edad, sentía curiosidad de cómo sería estar con otros niños.

El kínder Andrés Oscoy Rodríguez les quedaba apenas a unas cuadras de su casa, su mamá decidió inscribirla ahí porque un sobrino estudió en el mismo lugar y tenía fama de ser una de las mejores escuelas del nivel preescolar en Santa Cruz Meyehualco, Iztapalapa, en el Distrito Federal.

Princesa le dio un beso a su mamá y entró. Su primer día de clases. Al salir, le contó sonriente a su madre lo que hizo, dibujó, jugó con otros niños y platicó con su maestra.

La misma rutina se repitió durante varios meses hasta que, casi al final del ciclo escolar, la actitud de la niña hacia la escuela cambió por completo.

Hija, tienes que ir a la escuela, le decía su mamá. Pero Princesa lloraba, decía que no quería entrar, que se aburría y que un niño la molestaba. ¿Quién te molesta, hija? Pues un niño, mamá. Hija, a ti te gustan las princesas, ¿no? Pues las princesas tienen que ir a la escuela, tienen que estudiar, ahora tú vas a poder leer tus cuentos sola, le decía su madre para convencerla, pero Princesa seguía llorando.

A su mamá le dolía dejarla así, le causaba tristeza tener que meterla casi por la fuerza al jardín de niños, pero “tiene que ir a la escuela”, pensaba. Creía que Princesa lloraba porque era hija única y estaba muy consentida; en ese entonces, estaban convencidos, su esposo y ella, de que la habían malcriado.

Una vez dentro de la escuela, Princesa entró a su salón, dibujó un rato, le dieron ganas de ir al baño. No quería ir. Se aguantó hasta que ya no pudo. Quiero ir al baño, le dijo a su maestra. Ve. Princesa quería que su maestra la acompañara, pero ella era ya una niña grande y tenía que ir sola, le respondió.

Por temor a orinarse en el salón, Princesa salió, sin acompañantes. Mientras se apuraba para ir al baño, el conserje Saúl Blancas Tamayo la alcanzó, le dijo que él la iba a ayudar. Princesa entró al baño del jardín de niños y Saúl detrás de ella.

El conserje, ahora de 36 años de edad, le dijo que no se preocupara, que él le alzaba su faldita para que no se ensuciara. Le bajó el calzón y la niña orinó. Una vez que terminó, Princesa se puso de pie y el hombre tocó sus genitales. La niña, asustada, no supo qué hacer, trató de subirse la ropa interior y él no la dejó. La siguió tocando unos minutos hasta que la amenazó: si le dices a alguien, voy a matarte a ti, a tu mamá y a tu maestra. La niña no sabía qué pasaba. ¿Por qué quería matar a su mamá?

La escena se repitió varías veces al pasar los días, Princesa creía que ella había hecho algo mal. Que se había equivocado en algo, pero no quería que mataran a su mamá. Todas las mañanas se repetía el llanto, Princesa ya no quería entrar, pero tenía que ir a la escuela, sin que su madre tuviera la menor sospecha de lo que ahí le pasaba.

Su mamá habló con la maestra, le preguntó sobre el niño que Princesa decía que la molestaba, la maestra dijo que no era verdad, que ella se llevaba muy bien con todos sus compañeros.

Así transcurrieron poco más de dos años. Hasta que un día, una madre de familia citó a todos los padres y madres del kínder, su hijo le confesó que el conserje había abusado sexualmente de él.

¿Hija, te hicieron algo en la escuela?, le preguntó su mamá; Princesa sólo la miró, sin responder.

Los alumnos todavía no entraban al jardín de niños Andrés Oscoy Rodríguez. Poco después de las ocho de la mañana, Saúl Blancas barría el patio cuando escuchó que llamaron a la puerta. Abrió y se encontró con dos policías federales. Se lo llevaron preso el 15 de junio de 2011 por abusar sexualmente de dos niñas de seis años de edad, después se irían destapando decenas de casos.

La directora del kínder, María de la Luz Cano Martínez, al llegar a la escuela se encontró con una treintena de padres y madres de familia que exigían explicaciones. Por qué no había hecho nada para proteger a los alumnos de las agresiones de Saúl.

Yo no podía, dijo la directora. Alegó que sus jefes le habían pedido que actuara con discreción para que el violador no escapara. Fue cuidadosa para no revelar cuál era en realidad su papel en las agresiones en contra de los estudiantes.

Princesa le repetía una y otra vez a su mamá que no le habían hecho nada en la escuela. Sólo pensar en que Saúl Blancas pudiera cumplir sus amenazas le daba pavor, no quería que le hicieran daño a su mamá.

Su madre siguió el consejo del cartel pegado en la puerta del kínder: lleva a tu hijo a revisión psicológica y clínica. El conserje Saúl Blancas Tamayo está preso por abuso sexual.

A solas con la psicóloga de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), de la Procuraduría General de la República (PGR), Princesa terminó por platicar que Saúl la había tocado.

Su hija tiene las características de un niño que ha sido abusado sexualmente, dijo la psicóloga. Entonces la mamá de Princesa le encontró sentido al hecho de que su hija, unos meses atrás, les insistiera a ella y a su esposo que le mostraran sus genitales.

A sus seis años, Princesa tenía que rendir una declaración ministerial. Era el 20 de junio de 2011.

Sí es él, es él. Exclamó la niña cuando le mostraron la foto de Saúl Blancas. Grité como gritan en la tele ¡auxilio!, pero me dijo que me callara, explicó Princesa, para luego describir que el hombre la abofeteó, y procedió a meterle “un algodón de color blanco, como una pelotita en donde hago pipí”. Me dolió pero no me salió sangre, dijo Princesa.

¿Recuerdas algo más? Ya me quiero ir, contestó la niña luego de varias preguntas.

Quisiera que esto nunca hubiera pasado, que fuera una pesadilla, dice su madre a ocho meses de aquel día.

Ahora Princesa tiene 7 años y está en primero de primaria. Va contenta a la escuela, le gusta jugar, aprender a leer y sigue dibujando. Ya no llora cuando la dejan en la soledad de la escuela, aunque sigue yendo a terapia, al igual que sus papás. Sabe lo que le pasó, pero no habla de ello.

De grande, Princesa quiere ser maestra, dice que para no dejarle mucha tarea a sus alumnos.

Reportaje: Educación a debate


Continue Reading
13 Comments

13 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mexico Violento

Gobernador y fiscal de Quintana Roo, responsables de violencia y corrupción: empresario Mimenza Novelo

Ramses Ancira

Published

on

Por Ramsés Ancira

CIUDAD DE MÉXICO.- Con una serie de denuncias de corrupción, expropiaciones de terrenos y violencia en Quintana Roo, el empresario y activista Carlos Mimenza Novelo, expuso la situación de crisis en seguridad que vive el estado, a manos del gobernador Carlos Joaquín González y de su fiscal Óscar Montes de Oca.

Una de las denuncias fue que integrantes del grupo delictivo Los rojos, que de acuerdo con la versión oficial participaron en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, han sido uniformados como policías en Quintana Roo, mientras que las víctimas de delitos en la entidad, incluyendo turistas, tienen que pagar para poder presentar denuncias que no son investigadas por la fiscalía, así lo denunció el empresario en rueda de prensa, en la Ciudad de México.

Mimenza Novelo dijo haber presentado denuncias por el genocidio perpetrado desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari hasta el de Enrique Peña Nieto, y en su entidad, Quintana Roo, responsabilizó directamente al gobernador Carlos Joaquín González de la violencia, la inseguridad y la corrupción del estado.

Señaló el empresario que “es mejor negociar con narcos, que son empresarios ilegales, que con los secuestradores, asesinos y cobradores de piso que se escudan dentro del gobierno de Quintana Roo”. Advirtió que daba 48 horas al gobierno mexicano para destituir al fiscal de este estado, antes de iniciar operaciones de grupos de autodefensa en los municipios de Quintana Roo, debido a la corrupción de este funcionario.

Recordó Mimenza que durante el gobierno de Roberto Borge, por medio de la fiscalía del estado y de Roberto Palazuelos, estafó y expropió decenas de propiedades de Tulum. El exgobernador hizo denuncias falsas a Conciliación y Arbitraje, y coludido con el fiscal, despojaron a muchos propietarios e inversionistas por millones de dólares. Enfatizó que todavía hasta el día de hoy, Roberto Palazuelos sigue manejando esas propiedades con la protección del fiscal del estado Óscar Montes de Oca.

Mimenza fundó un albergue para niñas violadas y víctimas de tráfico de blancas. Proporciona una comida al día a 100 personas en condición de extrema precariedad económica y tiene una reserva ecológica para cuidar de primates que la gente compra y abandona adultos.

Dijo que ya se acercó el PRI a “comprarlo” con una candidatura a la presidencia municipal de Cancún, pero que les respondió: “primero perro que priista”. Señaló que también MORENA se interesó en incorporarlos en su filas, a lo que les respondió que no eran los tiempos, “pero en el hipotético caso de que aceptara no permitiría que me impusieran a una sola persona de más de 500 aviadores, cuyos cerebros juntos no tienen el tamaño de una nuez”.

Ante la prensa, Mimenza Novelo dio a conocer la notificación de una demanda penal en su contra que le hicieron llegar por WhatsApp, y tiene una semana trabajando con autodefensas en Cancún con resultado de un detenido que se hacía pasar por Guardia Nacional y cobraba derecho de piso. El próximo grupo de autodefensas que se organizará será en Playa del Carmen, anunció.

Dijo para Los Ángeles Press que no se necesitaba ser Carlos Slim para organizarse como ciudadanía, y que varios empresarios de los que no puede dar el nombre están ayudando a organizar las autodefensas.

Mimenza dijo haber apoyado a los zapatistas en su momento, y a Mireles, enfatizó que había votado por por López Obrador, y que le mandó diariamente un reporte de ilícitos en Quintana Roo, a través de vocero Jesús Ramírez Cuevas, “por lo que no puede decir que no sabe lo que ocurre”.

Organizará en abril de 2021, (dice que porque es su cumpleaños y espera que antes de que lo maten el mundial de futbol 7 para atraer recursos para Quintana Roo. Con calumnias le hicieron suspender su visa a Estados Unidos pero viaja a Nueva Zelanda y ha tratado de escalar el Everest.

Que como activista llegará hasta sus últimas consecuencias. Aunque el gobernador tiene a la prensa comprada y que incluso Carmen Aristegui le cerró el espacio después de hablar sobre el tráfico sexual de niñas.

Continue Reading

Justicia pendiente

Interpol busca a exsecretarios de la Policía Federal por lavado de dinero

Ignacio García

Published

on

Por Ignacio García

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés) emitió una ficha roja para detener a los exsecretarios generales de la extinta Policía Federal, Jesús Orta Martínez y Frida Martínez Zamora, por delincuencia organizada y lavado de dinero.

El organismo internacional busca a los exfuncionarios federales que laboraron en la gestión de Enrique Peña Nieto, y por lo cual la Fiscalía General de la República (FGR) ha emitido una orden de aprehensión.

De acuerdo con la indagatoria que realiza la FGR, se desviaron cerca de 2 mil 500 millones de pesos en la extinta Policía Federal por compras irregulares de patrullas, aeronaves y tecnología, por lo que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ha interpuesto también la denuncia penal correspondiente.

Frida Martínez Zamora fue colaboradora del ahora senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Ángel Osorio Chong, mientras que Jesús Orta Martínez fue titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana en la actual gestión de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México.

Asimismo, la FGR emitió otras 17 órdenes de aprehensión contra ex servidores públicos de la Policía Federal que se desempeñaron en la administración de Enrique Peña Nieto, luego de que la Policía Federal dependió directamente de la Secretaría de Gobernación (Segob) tras la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

La FGR investiga diferentes irregularidades cometidas en la Policía Federal desde la administración de Felipe Calderón, luego de haber sido detenido Genaro García Luna, cuando fue titular de la SSP, enjuiciado en Estados Unidos por presuntos vínculos con el crimen organizado.

Continue Reading

Narcopolítica, corrupción y más de lo mismo

El colombiano, operador político del gobernador de Quintana Roo, con vínculos al narcotráfico

Avatar

Published

on

Los Ángeles Press/CDMX Press

Gerardo Ortega Otero, conocido como “El Colombiano” es uno de los mejores amigos y asesores del actual gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, quien también se ha desempeñado como uno de los operadores políticos más cercanos al mandatario estatal, ha sido señalado reiteradamente de estar coludido con el crimen organizado.

El Colombiano comenzó su carrera como vendedor de comida a unas cuadras del palacio de Solidaridad, donde se relacionó con el ahora gobernador de Quintana Roo, quien fue postulado como candidato a alcalde de esa demarcación por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En esa campaña electoral, Gerardo Ortega inició su trayectoria como operador político y desempeñó diferentes cargos como asistente, coordinador de logística, y recolector de las “aportaciones” voluntarias de los empresarios locales, quienes enfocaron sus intereses en la campaña de Carlos Manuel Joaquín.

Debido a que el hoy mandatario estatal posee la Playa del Carmen, el destino turístico más importante del sur del país, los empresarios apoyaron su campaña, mientras que el Colombiano adquirió distintas propiedades, aunque no correspondían con sus ingresos económicos como funcionario municipal.

El ex servidor público por medio de influencias y del apoyo del entonces alcalde pedía contribuciones económicas a comerciantes, empresas y grupos de la delincuencia organizada para establecerse en la región.

Como candidato de la coalición entre los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), el Colombiano buscó recaudadores de su campaña a la gubernatura de Quintana Roo, por lo que al acceder al Poder Ejecutivo estatal impuso a su esposa Samaria Angulo Sala como regidora del municipio de Solidaridad.

Entre Estados Unidos y Colombia

Gerardo Ortega es también operador financiero de las avionetas del gobernador Joaquín González. Por lo menos realiza cinco viajes por mes a Colombia o a Estados Unidos. De acuerdo con la fuente, también ha permitido el arribo de los grupos de la delincuencia organizada en la entidad al ser el encargado de repartir los territorios entre los cuatro cárteles que tienen presencia en el estado, por lo que posee varias residencias que funcionan como casas de seguridad.

Construcción de muelles

Entre las excentricidades, el operador del gobernador de Quintana Roo, ha construido muelles en lugares estratégicos de Playa del Carmen. Sin embargo, los mismos trabajadores de la construcción se quejaron que no les pagó sus honorarios y fueron amenazados.

Gerardo Ortega tiene una influencia directa en las decisiones del gobierno estatal, pues funge como organizador de las fiestas privadas del gobernador, por lo que incluso la revista Forbes señaló que Quintana Roo se ha convertido en un paraíso perdido que está al borde del colapso.

Continue Reading

Trending