Connect with us

Arteleaks

Testimoniales del exilio: una solidaridad sin fronteras

Arte y denuncia desde el exilio, una apuesta sin fronteras

Published

on

Por Juanito Guanabacoa

Los frentes diferentes de las luchas de las “gentes” se hacen con los testimonios y las identificaciones de los “iguales” que se crean en el camino, la calle y los centros de trabajo. A su vez, generan la energía para encontrar las solidaridades de quienes viran su mirada al drama de la gente desplazada, estas historias de la historia de los desplazamientos pretenden ser el medio de presentar la situación histórico-social de quienes nos hemos visto forzados a emprender el camino del exilio.

El momento difícil y amargo por el que éste, que pone lo suyo frente a sus castos, atraviesa, me ha dado la oportunidad de entrar y conocer el mundo de mundos que se desarrolla dentro del profundo, de la nena sociedad aquí y ahora, y que saca las solidaridades de los naturales y las cohesiones de los llegados que se dejan sentir en la multiculturalidad y plurietnicidad de esta villa de la provincia excepcional del Quebec, este del Canadá, situada a los pies de “la montaña” del Monte-Royal: ciudad de Montreal.

Ayer, sumido en los míos y sentado frente a los solidarios en reunión para planificar los actos y eventos de apoyo a la causa de los sin papeles, mis pensamientos me aturdían y las voces de los participantes se alejaban, frente a mí. Noé, el “Guatemala”, el técnico “sonorista” de la Radio Centre Ville me brinda la oportunidad de salir al aire cada martes, El amigo y el hermano, sin más nada que ese título ganado con su quehacer y su presencia, me inquieto, me paro, me sigue, hablamos…

Qué chingados hago aquí, a pocas horas de la salida de mi dama… El drama que es el exilio sangra en carne propia, con la pus de mi caso que no ofrece esperanza, con los poemas que se me atravesaron y las respuestas de apoyo de “mi gente” de la Finca La Pensada.

Pa’ estas alturas, el francés y el inglés brotan sino de forma natural, sí, sin tanta trabazón, por lo menos. Ya no sólo parece que me “entienden”, pos’ las respuestas hacen un diálogo que alienta, bajo los suspiros y los ojos perciben el aliento del consejo…

-Sugiere, diles…

Me regreso y hablo proponiendo acciones para contactar a los cabrones, autoridades y representantes pa’ sacarles su opinión y plantearles la situación, de frente, desde el diálogo que se dice tenemos derecho quienes pensamos diferente.

La propuesta fue escuchada, ya son rayas y letras en la pizarra, se queda la discusión y mi aturdimiento ya no es aniquilante, es confusión e inquietudes, ansias y nervios que brotan mientras salgo de regreso al cantón pa’ seguir preparando su partida, mi compañera sale.

-Sigo aquí, (una frase del poema que ahora pongo pa’ dar coherencia a este articulado).

Hoy Parte, nos parten, me parte… partida a su partida y sentimos, en lo profundo, la destrucción momentánea en un instante eterno.

O lo que es lo mesmo…

Se va la Michie? No! Se la llevan!

Ya lo veía en la poesía mortuoria de Bukowsky

Que leía mientras sentía su eminente partida,

A la muerte se le espera y uno en vida desespera

La vida momentáneamente nos ha sido partida

Se va, me la han quitado, sigo aquí.

 

Me refugio escondiéndome de mí

Se evapora mi alegría

Brota amargura en cada gota

Lágrima de saber que partirá en lejanía

La fueron, la sacaron, sigo aquí.

 

No hay concesión de don cabrón

El gobierno siempre usa la fuerza

No valieron argumentos y proyectos

Ni ganas de dar y ofrecer en garantía

La energía, el trabajo, a cambio de estadía.

 

Cinco años de intensidad ha sido lo vivido

Resultando en un amor apasionado

Que entrecruzó nuestras culturas

Nuestras dulzuras ahora convertidas amarguras

Parte de ella lleva una esperanza pero me la han quitado.

 

Sin papeles, pero con esperanzas

Desarmado, pero en la batalla

Solitario y emigrado

Así es que hago Resistencia

Entre tanta maraña y tata Maña.

 

Si se hubiere ido, sería castigo a mi improperio.

De amar su juventud con posesiva energía

Sorpresa fue que no fue presa

De cultura diferente pa’ que sienta

Que me hizo suyo como yo la hice mía.

 

Me la han quitado arrebatadamente

Nosotros seguiremos la lucha vehementemente

Ella y yo somos los que sienten y piensan

Haciendo de la circunstancia una instancia interesante

Que en cada instante hará de nuestro amor presente.

 

Pinche migra! se me atropella el sentimiento

Por un momento quedo suspenso

Me hago menso y sonrío

Estoy tenso, pero no vacío

Voy a seguir en la jugada.

 

Pero hoy en su partida quedo partido

Sigo aquí

Me la han quitado

Sigo aquí

Partida la vida seguirá siendo mía

Partido el corazón

Sigo aquí

Soy suyo, ella mía, sin distancia

Con desenfreno dejo la razón

Partido el corazón

Sigo aquí.

JG,  Montreal, 21 de enero de 2012

 

Testimonios de las Acciones de dos Latinos militantes…

Aquí Estamos, No Nos Vamos!

Cómo explicar una situación y cómo buscar una negociación, cómo exigir? Cuando ser proscrito es requisito y condición y don cabrón no mira lo que no ve porque así, vea usté, está la situación en la que tenemos que menearnos, de solicitantes de refugio a Sin papeles, han surgido movimientos como Dignidad Migrante, Solidaridad sin Fronteras y el M.U.R. de los Mexicas Unidos por la regularización del que ya les he echado habladas.

La idea de muro, ruptura, irrupción, presencia, interpelación… argumentos contra la Totalidad para hacer constar de nuestra existencia… tantas ideas atravesadas y versadas, vertidas en acciones solidarias que pretenden hacer Lucha y Movimiento, que ya son, pero que deben cuajar en esta guerra no declarada ni deseada por los que sólo buscamos estar pa’ conservar nuestro pellejo, con dignidad, con integración, al son de la canción de los elementales derechos de la persona.

La raza del Dignidad Migrante, que le echan el guante a la creatividad y se lanzan a producir un documental, información testimonial que debe difundirse, revelan La Neta desde su visión, organizan foros pa’ su discusión, y el próximo sábado veremos cuanta gente llega pa’ saber verdades y razones de los que somos y estamos como emigrantes sin papeles, ya después me aplico pa’ seguir contando de las acciones “políticas”, como ellos llamaron a las sugeridas “operaciones radicales”, que he sugerido pa’ elevar nuestra voz a las orejas de quienes están en el otro lado de la raya haciendo su guerra y dándonos batalla, pos’ toda vez que en derecho no hay espacio, vámonos por una negociación, pos’ ésta es la situación. Aquí estamos y No nos vamos, y no sólo somos mexicas, hermanos de la Región y del Vecindario Global que hemos parado aquí…

 

Ésta es una tramoya social pa’ la obra que aún no tiene nombre, pos’ está compuesta de sangre de todos los tonos y sentires de muchos calibres. La Ley seca sorda y cargada a una política encabronada… consecuencias y secuencias del Sistema.

 

“¿Cómo se llamó la obra?”

Acto primero… Las partidas, las llegadas y los primeros testimonios… sueño y realidad

Los abusos cometidos por quienes aprovechan aguas revueltas, ignorancias, miedos y temores se dan en todos lados, la exacerbada violencia en mi Mexique-rancho no es natural, tampoco la discriminación. Todo esto tiene una orquestación difícil de ver, por oculta, evidente de sentir, porque se sufre y pos’ la Testimonial es convertida en información que sensibilizará y encauzará las solidaridades a ayudas y operaciones contundentes…Papeles pa’ las gentes!

 

Acto segundo… Las experiencias y las vivencias

Trabajo de trabajar y trabajar pa’ denunciar. Ésta es la movida a la que los chamacos se han aplicado, y pos’ la petición a Todo mundo es que circulan estos testimonios pos’ habrá muchos que puedan mirarse en un espejo y hacer de Lo nuestro, una causa más poderosa, pos’ somos fuerza generadora y buscamos no la suave sino la merecida…Legal Estadía y Papeles pa’ las gentes!

Cómo se pueden defender los derechos laborales si somos ilegales? Si somos fuerza laboral, porqué nos quieren hacer mal? Los colectivos ya están activos, se están aplicando a dejar testimonio de su intensión y han recogido el sentir de la “populación”, poco a poco, nos vamos apropiando de los medios a nuestro alcance, y así daremos batalla con las armas de la palabra, “epistolada”, abierta, testimonial y cultural aplicada a un humanismo activo y propositivo.

Mi amigo Noé, el “guatebueno” ha iniciado un camino al que vamos sumándonos otros iguales, nos miramos las ideas y nos reflejamos a través del cristal entre la cabina de locución y la del “operador sonorista” en este espacio que nos lanza al aire, si bien pensamos diferente, en esas diferencias confluimos las esencias, los valores, las militancias.

No sabemos qué va a pasar con nosotros, como grupo, como inmigrantes, pero estamos haciendo bulla, no sólo escandalosa sino militante! Mi desesperación se canaliza, mi frustración se atora y espero que quede inhabilitada pa’ no sacarme con tedio de la jugada!

 

Acto Final que es comienzo de esta Movida por la Vida

No me queda más que decir que esto apenas comienza, que mientras truena el chicharrón es manteca de la buena, acción en esta tierra de la Nord Amérique, onde se parlotea el inglés, se speakea el francés y los latinos la estamos echando en caliente pa’ que sienta esta gente!

Se las dejo de este tamaño pa’ que la midan y la jueguen, pa’ que la hagan suya y la difundan… la información aquí contenida es la esencia de una Movida por la vida con dignidad y en onde andamos haciendo del exilio otro frente pa’ dejar sentir que estamos, que somos, que luchamos!

 

Juanito Guanabacoa

«El Sabroso»

Aprendiz de la Vida y Profesional de la Dicha.

2003 – desde lo infinito y más acá…

http://juanitoguanabacoa.wordpress.com/

http://juanito-guanabacoa.artelista.com

http://proyectoculturalsur.net/

http://www.noticiasriogrande.com/?laCategoria=8

http://bloguerosrevolucion.ning.com/profile/JUANFRANCISCOOBELMONT

 

Continue Reading
4 Comments

4 Comments

  1. Pingback: El "silencio forzado" de los periodistas en México : Mexico Violento : Los Ángeles Press

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Arteleaks

Revelación

Published

on

By

Por Mónica del C. Aguirre

El inspector González despertó de una de sus familiares pesadillas. Siete años de trabajo en el Departamento de Homicidios lo habían expuesto a situaciones e imágenes que se repetían en su memoria: mutilaciones, sobredosis, suicidios, violaciones, sesos, tripas, y cuerpos morados que encontraban en el río donde los criminales arrojaban a sus víctimas. La memoria no tiene jefe, no obedece jerarquías; proyecta los recuerdos que le vienen en gana y, generalmente, son aquellos que desearíamos reprimir.

Apenas amanecía cuando el inspector González despertó. Estaba sudando, su corazón latía de prisa y sintió sus venas casi explotar por la presión de la sangre. Soñó, como solía, con otro asesinato. Pero esta vez, el asesino era él. Le pareció tan real que, cuando abrió los ojos, estaba confundido: no sabía si su habitación era el sueño, y la mujer degollada del bosque había sido una noche más de investigación.

Su habitación comenzó a iluminarse, pero aún se sentía exaltado y con una penumbra que le pesaba sobre su cabeza. Se rascó el pecho. No, no se había acostumbrado a ver tanta crueldad. Se persignó con prisa y pidió a Dios que liberara a la tierra de todo mal… y también de las prostitutas.

Sonó su teléfono, era el agente de la Policía local. Fue breve. Le informó que se le requería de inmediato en el bosque, junto al río, a cien metros de la bifurcación: habían degollado a una mujer que por su apariencia parecía tratarse de una prostituta.

El inspector González se vistió de prisa y antes de salir, se preparó con manos temblorosas una taza de café instantáneo. Mientras hervía el agua, se permitió un momento de reflexión. ¿Una prostituta? Meneó la cabeza.

Cuando llegó al lugar, los escalofríos lo sacudieron y el trago de café le supo más amargo de lo normal. Una prostituta. Mallas de red rotas. Degollada. ¿Acaso esta vez había soñado el futuro? En la mano que yacía sobre las hojas muertas, la mujer sostenía el libro “Memorias del subsuelo”, de Dostoyevski. Ése era el libro favorito del inspector González.

Dio breves y rápidas instrucciones a sus subordinados. Sin decir más, se dirigió a su casa. Buscó su ejemplar, de prisa. Confirmó que la prostituta asesinada llevaba consigo el mismo libro de su colección.

 

Continue Reading

Arteleaks

Los puntos negros del concierto de Silvio Rodríguez en el Zócalo de la Ciudad de México

Published

on

 

Por Alberto Farfán

Por supuesto que la presencia del cantautor Silvio Rodríguez en México es todo un acontecimiento tanto por sus canciones como por erigirse en un símbolo de lucha de la izquierda latinoamericana y por ser un digno representante de la revolución cubana en todo el mundo.

Además, porque a diferencia de muchos de sus colegas comprometidos en contra de las injusticias vividas en América Latina, finalmente hicieron a un lado esa plausible entrega para situarse en la posición que siempre cuestionaron: la canción comercial, los boleros pseudoamorosos y lacrimógenos que perpetúan estereotipos y que no conducen a ninguna parte, más que a la cosificación del individuo. Pensemos en Pablo Milanés, Amaury Pérez, Tania Libertad, Guadalupe Pineda y otros más. En cambio, Silvio continúa en la misma dirección, sigue siendo el mismo necio en pro de un cambio.

Y como lo realizara quien esto escribe tiempo atrás con relación a un concierto de la fallecida cantante Mercedes Sosa en el Auditorio Nacional por llamar a un masculino producto made in Televisa a acompañarla al escenario a cantar, dando como resultado el que una parte importante de los presentes la abuchearan legítimamente para increparla, con lo cual coincidí, me temo que hay que señalar ciertos puntos negros que se pudieron observar en torno a la actuación del cantante cubano en el zócalo capitalino el pasado 10 de junio de este año.

Para empezar, es interesante que el régimen que emplea una y otra vez el concepto clasismo en contra de la oposición o en detrimento de todo aquel que disiente, se haya perpetrado sin que nadie lo apuntara. Es decir, mientras cientos de mexicanos de escasos recursos en su mayoría ─“el pueblo bueno”, diría el presidente de la nación─, tuvieron que acudir horas antes e incluso de madrugada para obtener un lugar cercano al escenario ─la cita era a las 20 horas─ y resistir la lluvia que se desató; por el contrario, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el cuestionado líder de su partido, Mario Delgado, con toda comodidad disfrutaron del espectáculo en un balcón del Antiguo Palacio del Ayuntamiento. O sea, los de alto nivel bien resguardados y confortables en tanto que el pueblo de a pie en la explanada.

Por otro lado, resulta paradójico, absurdo o patético el que un gobierno que no ha disminuido sustancialmente los feminicidios ni las desapariciones de mujeres incluyera como telonera del concierto a la cantante sólo conocida en redes, Vivir Quintana, quien esgrime como su máximo éxito una canción que denuncia a las autoridades por las agresiones a sus congéneres, “Canción sin miedo”. Autora cuyas composiciones son más bien ideologizantes y burdas, que apuntan a la perspectiva afectivo-emocional con el objeto de anular la conciencia crítica del escucha y para nada a la de la reflexión, como sí lo lleva a cabo Silvio en todas sus canciones, a partir del empleo de una poética multívoca que propicia el pensar en la realidad circundante y sobre uno mismo. Y todo indica, debido a esta disparidad, que el haberla incluido fue más bien un acto demagógico, o acaso preelectoral en aras de la presidencia para la contienda del 2024.

Así las cosas, entre otras, no queda más que esperar que la serie de conciertos que ha anunciado el gobierno de esta ciudad para fechas posteriores no obedezcan a la búsqueda de cierto posicionamiento más que evidente con respecto a las aspiraciones de su titular y en realidad sean para la genuina diversión de los posibles asistentes. Pues no me gustaría escribir posteriormente que “al pueblo pan y circo”.

Continue Reading

Arteleaks

Julia

Published

on

By

 

Por Mónica del C. Aguirre

Volví a ver a Julia García. Estaba tal y como la recordaba. Julia. La vi meciéndose en un columpio y sujetaba con sus delgados brazos las cuerdas curtidas por el tiempo. Julia. Se veía fresca y feliz la muy maldita.

Su melena rubia en movimiento se iluminaba por un sol de otoño que contrastaba divinamente con el color cobrizo de los árboles. Tenía puesto el vestido azul cielo que usó aquel día que la llevé en tren a Valencia; un vestido que resaltaba su exquisita figura y apretaba sus blancos pechos haciéndolos brillar. Julia.

Me acerqué y la olí. Cómo extrañaba esa fragancia natural que emanaba su cuerpo. Su piel suave olía a jabón y a cebo delicado, y su cabello a flores salvajes. Maldita sea, ¡cómo la deseaba!

La besé y su sabor a fresas me enloqueció. Ella, me devolvió el beso, pero rechazó mi cuerpo que se abalanzaba. Desperté.

Hace más de diez años que no sé de ella. La extraño tanto que me duele el pecho y el aire me falla. La vida puede ser muy larga y el tiempo muy vanidoso cuando se espera a alguien que no regresará.

Por el resto del día, sólo bastaba con cerrar los ojos y un poco de concentración para volver a saborear las fresas, oler su piel y sentir sus labios vivarachos.

Hoy ella jugará con su cuerpo y no pensará en mí. ¡Maldita seas, Julia García!

Ciudad de México

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: