Connect with us

Estados Unidos

Tensión entre EEUU y Rusia tras ataque de Trump a Siria

Tras el ataque del presidente de EEUU, Donald Trump, a Siria, por uso de gas venenoso contra civiles aumenta tensión con gobierno de Rusia

Avatar

Published

on

 

Por Esperanza Balaguer/bez.es

El bombardeo de Estados Unidos sobre Siria ha tensado las relaciones entre Washington y Moscú con consecuencias imprevisibles. La luna de miel mantenida hasta hora entre Donald Trump y Vladimir Putin ha entrado en una nueva fase de tiranteces. El Kremlin valoró el ataque como un golpe a las relaciones, mientras que funcionarios del Pentágono anunciaron que investigan a Rusia por su posible complicidad en la ofensiva química del pasado martes.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ex director ejecutivo de la petrolera Exxon Mobil, se reunirá el próximo miércoles en Moscú con su antiguo amigo Vladimir Putin. La visita será el primer encuentro de un miembro de la Administración Trump con el presidente ruso y la oportunidad para activar la diplomacia entre ambos países.  

La cita, programada con anterioridad, estará marcada por la inesperada orden de Trump de lanzar 59 misiles crucero Tomahawk sobre la instalación militar Shayrat Airfield en la provincia de Homs, al oeste de Siria, el jueves por la noche.

Esta acción ha aportado al presidente de Estados Unidos su primera victoria política pero ha cambiado por completo su aproximación al conflicto del país árabe y las futuras relaciones entre ambos países. Trump ha enviado, además, un aviso a Irán y Corea del Norte. La Administración Trump pasó en apenas 48 horas de su enfoque aislacionista a volver a ser el guardián del orden mundial. 

“El bombardeo de anoche es una bofetada para Putin”, afirmaba ayer Masha Gessen, periodista ruso-estadounidense, activista anti-Kremlin y autora del libro El hombre sin rostro: El sorprendente ascenso de Vladimir Putin, en una conferencia en Nueva York.

El argumento de Gessen es que Putin vio en Trump al interlocutor perfecto para devolver a Rusia al tablero internacional tras años de desplantes por parte de Barack Obama. “Eso cambió el jueves por la noche. Así que a partir de ahora, el mejor escenario es que de algún modo encuentren una vía negociación”, explicó. “El peor escenario, no me lo quiero ni imaginar”, añadió. Los dos líderes comparten un carácter imprevisible y la visión de un mundo en el que todo se puede comprar.

La respuesta del Kremlin 

Los acontecimientos se desarrollaron ayer en dos escenarios paralelos. El de las acusaciones lanzadas entre Washington y Moscú, y el de la escenificación del desencuentro en el Consejo de Seguridad de la ONU reunido ayer de urgencia. 

El residente ruso no se pronunció personalmente sobre la respuesta de la Casa Blanca al ataque químico de las fuerzas militares de Al Assad que acabó con la vida de 86 personas y dejó centenares de heridos. En su lugar, lo hizo su portavoz Dimitri Peskov quien acusó a Trump de llevar a cabo una agresión sobre una nación soberana con pruebas inventadas y contraria al derecho internacional. 

El Kremlin también suspendió la línea de comunicación que mantenía con el Ejército estadounidense y reforzó las defensas antiaéreas sirias, según el Ministerio de Asuntos Exteriores en Moscú. El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, acusó a Trump de falta de independencia y de ser un subordinado de las opiniones del establishment de Washington. 

Mientras los dardos volaban hacia Washington, el Departamento de Defensa estadounidense informó de la apertura de una investigación sobre la posible complicidad de Rusia en el ataque químico de las fuerzas de Al Assad en Idlib. Las sospechas se basan en el apoyo militar que el Kremlin aporta al régimen sirio y en el lanzamiento de un misil sobre un hospital que atendía a las víctimas cinco horas después del ataque con el objetivo de borrar pruebas, según fuentes internas del Pentágono citadas por la prensa estadounidense. 

Niños afectados por el ataque químico de Siria. Foto: red

El choque en la ONU 

La escenificación del choque diplomático que se avecina entre Rusia y Estados Unidos tuvo lugar ayer ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Los embajadores de las dos potencias con derecho a voto hicieron caso omiso de la llamada a la calma del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, quien mostró su temor hacia una escalada militar. 

La embajadora estadounidense Nikki Haley advirtió a Rusia que su país no va a permitir más muertes por ataques con armas químicas en Siria y afirmó que están “preparados para hacer más” para prevenirlo. El representante de Rusia, Vladimir Safronkov, acusó a Washington, París y Londres de haber optado “por una vía diferente a la cooperación” en su luchar contra el terrorismo del ISIS. Safronkov quiso sembrar la duda sobre Estados Unidos al señalar que se niega a una investigación verdadera e independiente del indicente porque “los podría en cuestión”.

El ataque de Estados Unidos recibió el apoyo casi unánime de la comunidad internacional. La OTAN y la Unión Europea se plegaron entorno a la Casa Blanca y señalaron a Asad como el único responsable de la situación creada en Siria. En el otro lado del tablero, quedan ahora Siria, Rusia, China y Irán. “Estados Unidos se ha convertido en socio del Estado Islámico”, declaró el ejército sirio sobre el ataque que se saldó con siete fallecidos, varios heridos y daños materiales importantes. 

Cambio de posición de Trump

La operación lanzada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos supone la primera acción directa estadounidense sobre las posiciones del régimen sirio de Asad desde el comienzo de la guerra hace seis años. 

El presidente de Estados Unidos materializó así su cambio de posición respecto a Siria tras el ataque tóxico. “Es un interés vital de seguridad nacional”, defendió haciendo un llamamiento a los países aliados a unirse contra las atrocidades del régimen de Damasco. 

Hasta el pasado martes, Trump había mantenido que la salida de Asad del gobierno sirio no estaba entre sus prioridades. Todo cambió en menos de 48 horas. A primera hora de la tarde de este jueves, el secretario de Asuntos Exteriores, Rex Tillerson, ya había apuntado que la acción del gobierno sirio era una “cuestión seria que requería una respuesta seria”. A pesar de la advertencia, nadie esperaba una respuesta inmediata sobre el país de Oriente Próximo. 

A pesar de todo lo sucedido desde el martes, Trump sigue sin criticar a Putin. Sobre él sobrevuelan las dos investigaciones abiertas por el Congreso sobre sus conexiones con personas cercanas al Kremlin y la injerencia rusa en las elecciones. 

Obama en Siria

El anterior inquilino de la Casa Blanca comenzó en 2014 a lanzar ataques a Siria, en su mayoría con dones teledirigidos, sobre las posiciones del Estados Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Siria. El ejército estadounidense tiene en la actualidad 900 soldados desplegados en el país. La acción del jueves es la primera operación directa contra Asad, que también lucha contra los terroristas del ISIS pero con la ayuda rusa.

Obama ya propuso en agosto de 2013, una campaña de bombardeos sobre Siria después de un ataque químico en el que murieron más de 1.400 civiles. La negativa del Congreso paralizó su propósito y trató de negociar sin éxito un acuerdo con Putin para eliminar el arsenal químico. 

El 28 de septiembre de 2015, Putin dio su primer discurso ante la ONU donde propuso a EEUU cambiar las reglas del juego internacionales a cambio de colaborar en la lucha contra el ISIS. Obama ni siquiera le recibió. Cuatro días después, bombardeaba Siria por primera vez. 

Fuente: bez.es

Estados Unidos

Nancy Pelosi autoriza comisión independiente para investigar a fondo insurrección incitada por Trump

Avatar

Published

on

Dem0cracy Now!

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha autorizado una comisión, al estilo de la que se formó luego de los ataques del 11 de septiembre, para investigar más a fondo la insurrección del 6 de enero en el Capitolio, así como las acciones que condujeron a ella.

Esto ocurre al tiempo que aumentan los pedidos de iniciar procesos penales contra el expresidente Donald Trump, como uno de los últimos recursos que quedan para responsabilizarlo de la insurrección, en la que murieron seis personas, dos de ellas por los ataques directos, después de que la votación del sábado en el Senado no alcanzara la mayoría de dos tercios necesaria para declararlo culpable.

El anuncio de Pelosi se hizo en momentos que aumentan los pedidos para que se inicie un proceso penal contra el expresidente Donald Trump, tras su absolución en el segundo juicio político del Senado. El corresponsal de temas judiciales de la revista The Nation, Elie Mystal, afirma que los representantes que actuaron como fiscales en el juicio político presentaron “argumentos que dan cuenta con bastante claridad de la responsabilidad penal” de Donald Trump por la insurrección del 6 de enero en el edificio del Congreso de Estados Unidos. “Creo que hay argumentos para la acusación. Al menos deberíamos intentarlo”, dice.

Siete republicanos votaron con los demócratas para condenar al expresidente, entre ellos el senador del estado de Carolina del Norte, Richard Burr. El lunes, el Partido Republicano de Carolina del Norte censuró formalmente a Burr por su voto, al igual que los senadores Bill Cassidy de Luisiana y Pat Toomey de Pensilvania, quienes han sido sometidos a votaciones de censura similares por parte de sus colegas republicanos.

Los dirigentes del Partido Republicano de los estados de Maine y Utah también están considerando censurar a la senadora Susan Collins y al senador Mitt Romney por haber votado a favor de condenar a Trump.

Continue Reading

Estados Unidos

Fiscales de Nueva York entregan pruebas contra García Luna por operaciones de droga desde 2002, siendo titular de la AFI

Emmanuel Ameth

Published

on

Por Emmanuel Ameth

Los fiscales encargados del caso de Genaro García Luna en la Corte de Brooklyn, Nueva York entregaron al Juez Brian M. Cogan 974 mil páginas con pruebas sobre operaciones de tráfico de droga a Estados Unidos que datan desde 2002 y 2003, recién nombrado titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), así como un ’voluminoso’ expediente con comunicaciones interceptadas del acusado, para que sean tomados en cuenta en la audiencia que se celebrará dentro de 60 días.

El expediente es una “garantía” de que la defensa no podría llevar a cabo estrategia alguna a favor del inculpado. La razón, que incluso si un abogado analizara 100 fojas diariamente durante 60 días para realizar una estrategia jurídica eficiente, se necesitarían al menos de 167 profesionales de las leyes, a todas luces, una labor imposible.

De acuerdo con el documento, dado a conocer por el reportero Keegan Hamilton de Vice News desde su cuenta de Twitter, los fiscales se encuentran en espera de la réplica de las empresas de García Luna, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, a las cuales les han pedido información.

De acuerdo con el documento, la audiencia programada para el 17 de febrero será pospuesta para dentro de dos meses, estando de acuerdo ambas partes, sin embargo los fiscales que representan a Estados Unidos adelantaron al Juez Cogan que esperan respuestas a las citaciones realizadas tanto a los abogados defensores como a los representantes de las empresas de García Luna.

En la carta al Juez Brian Cogan, que está disponible en el sistema electrónico de las cortes federales, los fiscales dijeron que seguirán presentando pruebas, a medida que las reciben, en las próximas semanas.

Por su parte, la periodista Dolia Estévez resaltó en redes sociales que el expediente en el caso de García Luna no ha mencionado la petición de extradición presentada por el Gobierno de México.

El pasado 2 de diciembre, los fiscales estadounidenses solicitaron al Juez Brian Cogan aplazar la divulgación de la evidencia contra García Luna para proteger la identidad de los testigos.

“El acusado y sus conspiradores podrían llevar a cabo una campaña de acoso, intimidación y/o violencia contra los testigos y sus familias antes del juicio, para castigarlos por su cooperación, disuadirlos de testificar contra él y frenar así la cooperación de otros”, escribieron los fiscales.

En una carta dirigida al Juez, también solicitan que los documentos se mantengan como clasificados hasta el 1 de marzo de 2021.

“Una orden de protección que permita plazas la divulgación de los materiales no iría en perjuicio del acusado y reduciría el riesgo de daño a los potenciales testigos de un juicio -al identificarlos-, así como el riesgo de exponer las investigaciones en desarrollo que los materiales identifican”, dice la carta firmada por el Fiscal federal Seth DuCharme.

La misiva añade que dichos materiales “proveen de información que podría se usada para identificar a testigos potenciales en un juicio, y cuyas identidades no han sido reveladas al acusado, a su defensa o al público”.

Dentro de los documentos que se solicita se mantengan reservados están comunicaciones grabadas, registros financieros y de propiedad pública, fotografías y “otros que revelarían la fuente del material”.

Añadió que tanto los testigos como sus familias “enfrentarían riesgos de seguridad serios si su cooperación con el Gobierno [de Estados Unidos] y su calidad como posibles testigos de juicio, fuera revelado”.

García Luna está acusado en la Corte del Distrito este de Nueva York de asociación delictiva para obtener, distribuir e importar cocaína, así como falsedad de declaración a agentes migratorios estadounidenses en 2018 y aceptación de sobornos.

Los cargos también incluyen pertenencia a una empresa delictiva, con agravantes por tráfico de 5,000 kilogramos de cocaína en diciembre de 2008, 23 mil kilogramos en octubre de 2007 y otros 19 mil kilogramos en marzo del mismo año, además de otras tres operaciones de droga en 2002 y 2003.

Por los cargos anteriormente mencionados el extitular de la SSP recibiría una pena mínima de 20 años y una máxima de cadena perpetua. A ello se suma la falsedad de declaraciones para acumular cinco imputaciones.

Su caso fue abierto después del juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán, donde el capo Jesús Reynaldo Zambada García (hermano de Ismael Zambada, el Mayo que ahora quedó al frente del Cártel de Sinaloa), declaró que él personalmente entregó una maleta con USD 3 millones, cuando estaba al frente de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), durante el Sexenio de Vicente Fox.

Con información de sinembargo.mx

Continue Reading

Estados Unidos

Agente retirado de la DEA desmiente al presidente López Obrador sobre proceso de Cienfuegos en EEUU

Avatar

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

El agente retirado de la DEA, Mike Vigil desmintió al presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a que este organismo de combate al narcotráfico en los Estados Unidos haya fabricado delitos a Salvador Cienfuegos Zepeda, y de la supuesta debilidad de los elementos de prueba para vincularlo a proceso por conspiración y narcotráfico.

En entrevista para Los Ángeles Press, Vigil reiteró que las evidencias de Cienfuegos fueron recogidas durante diez años de seguimiento, pero que además se presentaron ante un equipo de expertos de la fiscalía de Nueva York, y después a un gran Jurado en Estados Unidos.

Dijo que en la DEA no se fabrican delitos ni evidencias como en México, porque ningún elemento de la DEA va a arriesgar su carrera de por vida por fabricar una evidencia, explicó Vigil.

“La DEA va desarrollando la evidencia, y luego el archivo completo se va a la fiscalía federal para su revisión, y entonces los fiscales federales -que son muy conservadores-, determinan si la evidencia no es sumamente fuerte, nunca, pero nunca, van a seguir adelante con una acusación formal”.

Continuó el agente, que después “el fiscal lleva el caso a un gran Jurado que consiste en 20 o 25 personas, y se presenta en un juicio para deliberar si la evidencia es fuerte o no, por lo que no nada más es la DEA la que interviene, y cuando el fiscal presentó el caso de Cienfuegos, el gran Jurado determinó que la evidencia era sólida”.

Vigil reiteró que es un proceso largo, no nada más es la DEA, como institución, la que interviene, ni es un agente o dos, es el gobierno de Estados Unidos en su conjunto, incluyendo al Departamento de Justicia, por eso nosotros no fabricamos evidencia, no fabricamos casos como en México”.

Otro de los desmentidos que hace el agente retirado de la DEA al presidente López Obrador es sobre la solicitud de este país para que el gobierno de Estados Unidos retirara los cargos a Cienfuegos. El presidente mexicano dijo en su conferencia matutina que debido a la debilidad de las evidencias en el caso de Cienfuegos, el gobierno de Estados Unidos retiró los cargos. Sin embargo, el agente retirado de la DEA, Mike Vigil enfatizó que tampoco había sido así.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard fue quien solicitó el regreso del general Cienfuegos bajo la promesa de ser investigado y juzgado en México, explicó Vigil que “si no hubiera sido así, el general Cienfuegos habría sido juzgado aquí en los Estados Unidos”, y cuestionó Vigil que “no sabía por qué tantas mentiras del gobierno mexicano”.

Así también, señaló Mike Vigil que el gobierno de los Estados Unidos no entregó a México los informes que ellos catalogan como DEA 06, que contiene todo la información sensible recabada para armar el caso que va desde testimonios, vigilancia, interrogaciones de detenidos, información de inteligencia, “todo lo que se lleva a cabo en una investigación, y eso no estaba incluido en lo que se le mandó a México, porque en el envío, siempre ha habido fuga de información, y puede poner en riesgo a agentes, a informantes, y a la misma investigación, y esto es lo que dio otra vez, con la publicación del expediente con el registro de mensajes y llamadas”.

Al respecto, el presidente López Obrador dijo que él mismo había dado la instrucción de que se publicara el expediente enviado por el gobierno de Estados Unidos, y que todavía circulaba en las redes sociales. No obstante, para el agente retirado de la DEA esta instrucción presidencial “fue una violación al Acuerdo de Asistencia Legal entre ambos países firmado en 1991, y se sigue con la desinformación de que Estados Unidos le quitó los cargos a Cienfuegos porque no había evidencia sólida, y esto tampoco es cierto”.

Concluyó Vigil que “los comentarios del presidente López Obrador están haciendo daño a las relaciones bilaterales, y favoreciendo a los carteles, que se sienten muy confortables con su gobierno”; porque lo que se está haciendo es destruir la cooperación en información entre ambos países sobre el combate al  narcotráfico”.

Continue Reading

Trending