Connect with us

Oriente Medio

Siria y la ONU contra las cuerdas

La ONU perdida ante la violencia en Siria. Una reflexión del analista español Antonio Hermosa Andújar.

Published

on

Antonio Hermosa Andújar*

Foto: Free Syria / Flckr

Si alguien se preguntara cuántos miembros han de pasar por una dinastía tiránica antes de que la comunidad internacional ponga remedio; o bien cuál es el número de muertos necesario para que ésta intervenga, estaría navegando en el puro vacío de la retórica. Detener la sangría no es sólo es cuestión de voluntad, sino también de organización, y en este punto la actual está a merced del más bronco interés. Es decir, del Príncipe de los Príncipes, como bien se cuidó en subrayar Henry de Rohan allá por el siglo XVI; un poder frente al que la Justicia es un mero flatus vocis, cuando no un exabrupto; frente al que la Paz no es sino el príncipe azul de cualquier amante, y los muertos nada salvo un número que ni siquiera hay que contar, o, en el mejor de los casos, la prueba de quién manda en plaza.

En la ciudad de Homs, la Humanidad se desangra estos días por su herida siria. Suman decenas los sacrificados, y miles los que en todo el país han sido víctimas de la vesania homicida de Bachar el Assad a lo largo de casi un año; él es sin duda el primer culpable de la masacre, pero no el único. Esa misma Humanidad posee un órgano integrado por la práctica totalidad de sus miembros, la ONU (incluso participa en él, como observador, esa ofensa a la idea misma de Estado que es el Vaticano).

En principio, parece que el principio rector de la misma es la antigua máxima medieval, llena de sabiduría, de Quod omnes tangit, ab omnibus tractari et approbari debet, para lo cual está la Asamblea General; pero la ONU se creó cuando se creó, y su estructura refleja la incertidumbre, el miedo y el poder subyacentes a su creación: de ahí que el derecho refleje la fuerza y su orden huela a victoria. O sea: un Consejo General constituido inicialmente por las potencias vencedoras, cada una de ellas dotada con la omnipotencia del derecho de veto, transformaba a priori el bien común decidido y establecido por el órgano mayoritario en un brindis al sol; el tiempo, con sus cambios, se ha reflejado en la composición del Consejo, al cual se han ido sumando hasta diez nuevos miembros electos, pero no ha extirpado el oscuro mal citado de ninguno de sus cinco ídolos iniciales.

Sucede que entre ellos están China y Rusia, dos caníbales que sólo ven sangre cuando se trata de derechos humanos. Sucede que, pese a los no pocos casos infamantes habidos en el seno de Naciones Unidas, ésta sigue siendo el único instrumento legal universalmente reconocido, y su plácet es requisito indispensable en la obtención de legitimidad a la hora de actuar en la escena internacional. Y sucede, en fin, que sus actores se han hartado del espectáculo soez y lleno de oprobio ofrecido en la misma por el tirano sirio (quien, añadamos, debe tener problemas semánticos con determinados conceptos, pues no se cansa de prometer cambios y esforzarse por la paz ante cada uno de sus interlocutores, y acto seguido prosiguen los consabidos bombardeos masivos contra la población, mayoritariamente civil).

El resultado de cuanto sucede es que la muerte ha devenido la genuina deidad de la política siria; el criminal que la atiza, su sumo sacerdote, y China y Rusia dos altares del sacrificio. Al menor intento de condena e intervención en Siria, de reformar o suavizar el régimen o, al menos, de deponer al déspota, a ambos liberticidas se les dispara el automático de su Niet, y la justicia vuelve a ser el convidado de piedra en el mundo interestatal.

¿Qué hacen países como Rusia o China formando parte de una institución que fundacionalmente aspira a la paz, al respeto de los derechos humanos y al desarrollo universal? Sin duda podríamos continuar inquiriendo: ¿y qué hace éste otro país, o ése, o aquél, y qué hacen los demás? Aun así, permítaseme traer de nuevo a colación a Racine y recordar su sentencia de que en el vicio (como en la virtud) hay grados. Y que entre las grandes potencias, las políticas de las dos mentadas son las más próximas a los bajos fondos de la ética y la justicia, con las que viven en litigio permanente tanto dentro como, más aún, fuera de sus fronteras, con el agravante de que en este último caso actúan no sólo como administradores del derecho, sino como líderes de la sociedad internacional.

¿A qué conclusión llegamos? Aparte de que Rusia o China sacrificarían el mundo en aras de la satisfacción de sus intereses, que una organización que proteja los intereses del mundo no puede dar cabida en su interior a países como Rusia o China; y que una organización que aspire a proteger el mundo tiene que protegerlo sea de determinados intereses, sea de determinadas formas de realizarlos. Por ello hay que fundar una nueva organización mundial y, mientras tanto, refundar la actual ONU en el sentido de que cuando la mayoría de sus miembros quiera defender los intereses de la justicia contra un tirano no pueda impedirlo ningún país, por poderoso que sea, investido con ese derecho divino que es el derecho al liberum veto.

En tal modo se evitaría que, en la aplicación del derecho a la injerencia humanitaria, cuando algún miembro permanente del Consejo se oponga a la mayor parte del mismo y al voto mayoritario de la Asamblea, los demás no se vean constreñidos a desempolvar precedentes -¿habrá un signo más claro de la radicalidad de la crisis de la ONU que ése?- más o menos atávicos a fin de sortear el derecho vigente, y menos aún a recurrir a la fuerza al margen de la organización.

Foto: Secretario General de la Naciones Unidas Ban Ki-moon /UN News

Así pues, el caso-Siria es uno más de los que con frecuencia vienen sucediéndose en los últimos tiempos que están poniendo a la ONU contra las cuerdas, y que claman por su refundación. Nada nuevo bajo el sol en sí mismo, pero sí estamos ante un baluarte más de esa idea-fuerza que debe forzar y presidir el cambio del orden internacional y de su legalidad correspondiente.

Otro impulso más a favor de dicho cambio, presente asimismo en dicho caso, es el de la acción de la Liga Árabe, que por lo visto últimamente ha decidido dejar de limitarse a ladrar o existir para empezar a vivir. Es verdad que en su interior se vive otra historia propia, aunque nos afecta a todos, y que tiene que ver con los peligrosos juegos por la hegemonía en la región. La sanción a Siria decretada por la misma no puede en absoluto desligarse de la pugnas hegemónicas regionales mantenidas por Irán y Turquía básicamente, pero en la que países como Egipto y, especialmente, Arabia Saudí se rehúsan a desempeñar el papel de actores secundarios, conscientes como son de que el conflicto político engloba en su interior el conflicto religioso entre suníes y chiíes. Dicha sanción afecta a las luchas por la hegemonía porque debilita aún más a Irán, su mayor aliado en la zona, cada vez más debilitado por la enorme represión con la que el régimen ha pretendido exterminar a la oposición y porque su modelo revolucionario, con la supeditación en apariencia total de la política a la religión, dista de semejarse al ideal reclamado por la calle árabe (tampoco a Turquía, digámoslo de paso, las cosas le están yendo tan felices como Erdogan se las prometía, una vez constatado que el crecimiento no es tan sólido, que la renuncia a limpiar el pasado permanece pujante y que la arbitrariedad gubernamental sigue a su aire).

El castigo a Siria, así, está poniendo a su vez de relieve problemas que trascienden la actual situación siria; nos lleva a constatar con la misma fuerza de siempre, desde las independencias, y más que nunca, que la Umma es cualquier cosa menos una unidad religiosa, a pesar de la generalizada aceptación musulmana de los cinco pilares del Islam; que la división política intramusulmana es aún mayor que la religiosa, y no sólo cuando éstas se refuerzan mutuamente; y, por tanto, y en consecuencia, que la política prevalece sobre la religión pese a la cacareada supremacía normativa y trascendente de ésta.

Por lo demás, dicho castigo -tornando al ámbito sirio-, que conlleva el repudio diplomático árabe del último retoño de la dinastía tirana de los Assad por querer convertirse en amo de la vida de los sirios, no sólo consolida la nueva vía emprendida de reciente por la Liga Árabe; posee asimismo un alcance mucho mayor y aún no revelado, en grado de afectar al conjunto de la zona: en tanto defiende a la población civil contra la tiranía local en una región donde predominan las tiranías, la Liga Árabe está conectando con las demandas de la calle árabe, que clama pan y libertad contra todos sus tiranos; vale decir: está tirando indirectamente piedras contra su propio tejado, y poniendo por ende los cimientos de su auto-disolución tal y como ahora es, y el recambio de los Estados que la integran en otros más sensibles a la voluntad y a la participación popular. Forma así, pues, parte de la paradójica promesa de libertad incubada en su propio seno por las actuales tiranías.

 

*El autor es escrito y filósofo español, de la Universidad de Sevilla.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Oriente Medio

Ataque de Israel a Palestina deja nueve muertos y veinte heridos

Published

on

By

Un nuevo ataque de Israel a Palestina dejó nueve muertos y 20 heridos

En los territorios ocupados de Cisjordania, al menos nueve palestinos murieron a manos de las fuerzas armadas israelíes durante una incursión que se llevó a cabo en el campamento de refugiados de la ciudad de Yenín. Una de las víctimas era una mujer de 60 años, quien fue identificada en un hospital local como Magda Obaid. Durante el ataque, al menos 20 personas resultaron heridas.

El personal médico afirma que los militares israelíes les impidieron al principio llegar a los heridos. El director del hospital público de Yenín denunció que las fuerzas armadas israelíes también lanzaron gas lacrimógeno a las instalaciones del hospital. El gas llegó al departamento de pediatría y causó lesiones por asfixia a algunos de los menores de edad que se encontraban allí.

Tras la incursión, se declaró una huelga general en las ciudades de Yenín, Naplusa y Ramala, en donde las tiendas cerraron y las escuelas terminaron sus actividades antes de lo habitual.

La editora recomienda: Conflicto palestino israelí dejó más de 170 muertos, incluyendo niños, en 2022

Ataque sorpresa

Los palestinos hicieron sonar la alarma en el campamento a las 7:05 am hora local cuando descubrieron una unidad disfrazada de israelíes en un vehículo civil que se acercaba a la entrada del campamento, cerca del área de Jurat Adhab.

Segun cuentan residentes a las agencias «Hubo un intercambio de disparos entre los combatientes palestinos y los soldados israelíes, y luego más fuerzas fueron empujadas hacia el campamento, decenas de vehículos militares sitiaron la zona».

Agregaron que «las fuerzas israelíes afirmaron que estaban atacando a los combatientes que se habían atrincherado en una casa del campamento. «

«Pero ésa es su historia. Todos somos civiles y lo que sucedió hoy fue una defensa del campamento».

Antes de retirarse, informó Huwaisheh, las fuerzas israelíes demolieron una casa perteneciente a un alto miembro de Fatah de las Brigadas de los Mártires de al-Aqsa, Alaa al-Sabbagh, quien fue asesinado en 2002 por un misil de helicóptero en Jenin.

Estos asesinatos elevan a 30 el número de muertos palestinos asesinados por Israel este año.

Lee también: Amnistía Internacional pide a la UE responsabilizar a Israel por ‘crimen de apartheid’ contra población Palestina

Operaciones de búsqueda y arresto

El ejército de Israel realiza operaciones de búsqueda y arresto casi todas las noches en Cisjordania, que a menudo resultan en ataques mortales.

La mayoría de las redadas en los últimos meses se han centrado en Nablus y Jenin, donde Israel está tomando medidas contra una creciente resistencia armada palestina en las ciudades ocupadas.

 

Al menos 220 personas murieron en ataques israelíes en los territorios ocupados en 2022, incluidos 48 niños. Del número total de muertos, 167 eran de Cisjordania y Jerusalén Este, y 53 eran de la Franja de Gaza.

Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, también dijo que “la respuesta de la resistencia no se demorará”.
Funcionarios de defensa israelíes dijeron que se estaban preparando para la posibilidad de que grupos armados palestinos disparen cohetes desde Gaza en represalia por la incursión del jueves.

***

Con información de MiddleEastEye.

 

Continue Reading

Oriente Medio

Conflicto palestino israelí dejó más de 170 muertos, incluyendo niños, en 2022

Published

on

By

El informe de la ONU destaca que hay 170 muertos en el conflicto entre Israel y Palestina

El año que más ha aumentado la violencia contra civiles desde hace 70 años

NACIONES UNIDAS – Más de 150 palestinos y más de 20 israelíes fueron asesinados en Cisjordania e Israel a lo largo de 2022, el mayor número de muertes entre esas poblaciones en años, informó el coordinador de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Medio Oriente, Tor Wennesland.

En un informe ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Wennesland se declaró “profundamente preocupado por el fuerte aumento de la violencia contra los civiles en ambos lados, lo que exacerba la desconfianza y socava la resolución pacífica del conflicto” que se arrastra desde hace más de 70 años.

“Me horroriza especialmente que los niños sigan siendo víctimas de la violencia. 2022 ha sido testigo trágico del asesinato de 44 niños palestinos y un niño israelí”, puntualizó el coordinador.

Lee también: Amnistía Internacional pide a la UE responsabilizar a Israel por ‘crimen de apartheid’ contra población Palestina

Las cifras de su informe corresponden al año hasta el 8 de diciembre, y Wennesland agregó que, desde entonces, “las fuerzas de seguridad israelíes han matado a seis palestinos, incluidos dos niños, uno de ellos de 16 años abatido a tiros en el contexto de una pedrea en la comunidad de Aboud, cerca de Ramalá”.

También citó el homicidio de una niña palestina de 15 años en una operación de búsqueda y arresto en Jenin (ubicada, como la ciudad de Ramalá, en Cisjordania), durante la cual fuerzas israelíes y palestinos intercambiaron disparos.

Subrayó que los continuos asesinatos de palestinos por parte de las fuerzas de seguridad israelíes a menudo ocurren durante incidentes en los que no hay una amenaza inminente a la vida de los responsables.

“Estoy profundamente preocupado por el fuerte aumento de la violencia contra los civiles en ambos lados, lo que exacerba la desconfianza y socava la resolución pacífica del conflicto. Me horroriza especialmente que los niños sigan siendo víctimas de la violencia”: Tor Wennesland.

Una advertencia central de su informe es que el terrorismo y la ausencia de un horizonte político empoderan a los extremistas y erosionan la esperanza entre palestinos e israelíes.

Lee también: Nuevo ataque de Israel al aeropuerto Internacional de Damasco, Siria

Por ello, pidió el fin de la violencia y la rendición de cuentas de los perpetradores de ambas partes.

“Apelo a los líderes políticos, religiosos y comunitarios de todos los actores para que ayuden a calmar la situación, eviten difundir una retórica incendiaria y se pronuncien contra quienes buscan incitar o escalar la situación”, expresó Wennesland.

Por otra parte, señaló que “continúa la preocupante expansión de los asentamientos israelíes en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Oriental”.

Especificó que se siguieron construyendo 4800 unidades de vivienda este año en la llamada Área C, en tanto que las construcciones nuevas en Jerusalén Oriental se triplicaron con creces: de 900 en 2021 a 3100 en 2022.

La Cisjordania ocupada se dividió en tres áreas: A, B y C, como parte de los Acuerdos de Oslo, firmados por la Organización para la Liberación de Palestina e Israel en 1993 y 1995.

Al gobierno palestino interino se le concedieron poderes limitados en las áreas A y B, mientras que 60 % del territorio, Área C, está bajo administración israelí.

Wennesland denunció asimismo las incesantes demoliciones y confiscaciones de construcciones palestinas.

“Me alarma en particular el derribo de una escuela financiada por donantes en Masafer Yatta (sur de Cisjordania) y el anuncio de las autoridades israelíes de demoler estructuras adicionales en las comunidades de pastores de esa zona, lo que tendría un costo humanitario significativo, si se implementara”, puntualizó.

En este sentido, pidió a Israel que detenga el avance de todas las actividades de asentamiento, así como la demolición de propiedades palestinas, y que evite posibles desplazamientos y desalojos.

También reportó que la Autoridad Nacional Palestina enfrenta crecientes desafíos económicos e institucionales, agravados por las limitaciones de la ocupación, la ausencia de reformas serias y perspectivas poco claras de apoyo de los donantes.

En otro territorio palestino, la superpoblada Franja de Gaza “la situación sigue siendo frágil y persiste el riesgo de una escalada” de confrontación entre fuerzas israelíes y milicias palestinas.

Por el momento, señaló, se mantiene un alto el fuego gracias en parte a los esfuerzos de la ONU para mejorar vidas, junto con las medidas israelíes para aliviar las restricciones de movimiento y acceso, y facilitar la actividad económica.

La editora recomienda: Amnistía del presidente Al Asad libera 1200 presos acusados de terrorismo en Siria

Como conclusión, Wennesland enfatizó la necesidad de solucionar una crisis de décadas: “No hay sustituto para un proceso político legítimo que resuelva los problemas centrales que impulsan el conflicto. Congelar el conflicto, o gestionarlo a perpetuidad, no son opciones viables”.

***

Fuente: ipsnoticias.net

 

 

Continue Reading

Asia

Futbolista iraní condenado a muerte: quién es y por qué sentenciaron a Amir Nasr-Azadani

Published

on

By

Amir Nasr Azadani, el futbolista iraní que fue condenado a muerte

 

Decenas de reportes periodísticos y un comunicado del sindicato de futbolistas profesionales de la FIFA (FIFPRO) revelaron que el futbolista iraní Amir Nasr-Azadani fue condenado a muerte, luego de que apoyara una serie de manifestaciones en su país, que recientemente ha visto cómo miles de ciudadanos han salido a las calles para protestar contra el régimen del gobierno.

La noticia de la condena a muerte a Nasr-Azadani tomó más fuerza en los medios cuando el propio FIFPRO lanzó un comunicado en el que se dijo «conmocionada y asqueada» por la situación del futbolista iraní.

¿Por qué condenaron al futbolista iraní?

Los reportes de la condena de Amir Nasr-Azadani se dan, semanas después de que miles de ciudadanos se manifestaran en favor de los derechos de las mujeres, los cuales son restringidos por el propio gobierno de Irán. Entre los manifestantes han estado activistas, civiles y también deportistas, como el propio futbolista.

Nasr-Azadani es acusado de un delito llamado «moharebeh«, de acuerdo con el medio Iran Wire. En dicho país este delito es conocido como ‘enemistad con dios’. La pena por cometerlo es la ejecución pública en la horca.

Para entender más el caso: Protestas de las mujeres en Irán: “Caminamos frente a la policía sin velo”

El futbolista, según Iran Wire, es señalado de participar en la muerte, al igual que otras dos personas, del coronel Esmaeil Cheraghi, quien fue asesinado durante una de las manifestaciones en el país. La confesión del futbolista y de los otros dos señalados de participar en la muerte del militar fueron grabadas en video, de acuerdo a la agencia gubernamental iraní Tasnim.

Sin embargo, las confesiones fueron forzadas, revela Irán Wire, que también señala que Nasr-Azadani no estuvo en el lugar en el que fue asesinado Cheragui y que el rol del futbolista durante las protestas se limitó a corear cantos en favor de los derechos de las mujeres iraníes y en contra del régimen.

El arresto de Nasr-Azadani se suscitó el 24 de noviembre pasado y sólo hasta el pasado 12 de diciembre se reveló que estaba en peligro de ser ejecutado. Sin embargo, el gobierno iraní no ha mencionado que el futbolista fue hallado culpable y condenado a muerte.

No te pierdas: Selección de Irán protesta contra el abuso hacia las mujeres y amenazan a sus familias

Por otra parte, dicho medio de comunicación señaló que la familia de Nasr-Azadani ha sido «amenazada» por las fuerzas de seguridad de la República Islámica y que, por consejo de su abogado, el futbolista ha tenido que guardar silencio sobre la situación.

¿Quién es Amir Nasr-Azadani?

Nació en la ciudad de Isfahan en 1996 y actualmente tiene 26 años. Empezó a jugar futbol cuando cursaba la primaria y llegó a la Premier League de Irán, la primera división de ese país, con el Rah-Ahan en 2014, cuando apenas tenía 18 años.

Para la temporada 2015-16 fue fichado por el Tractor, uno de los equipos más populares del país. Sin embargo, varias lesiones le impidieron establecerse con el club. Posteriormente ha jugado con equipos iraníes como Oxin Alborz, Golrryhan, Sepahan Novin e Iranjavan, éste último en el que jugó la temporada pasada.

El lateral derecho, que fue integrante de la selección juvenil de Irán, jugó ocho partidos como titular la campaña pasada, mientras que el último partido que disputó fue el 4 de mayo pasado, cuando su equipo perdió por goleada ante el Bandar Abbas. En dicho partido fue titular y jugó todo el encuentro.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: