Connect with us

Oriente Medio

Siria: Tres razones del estado de guerra

La situación de guerra en Siria es cada vez más grave para su población civil. Un genocidio favorecido por la OTAN

Published

on

El ejército libre sirio a fuego cruzado en Alepo el 11 de agosto. Foto: Reuters/Goran

Miguel Guaglianone*

Análisis

La situación en Siria sigue siendo grave. A pesar que en los últimos tiempos el gobierno de Bashar Al-Assad está logrando algunos triunfos militares significativos contra la oposición armada (retoma de la ciudad de Alepo y reducción de los enfrentamientos en Damasco), la situación de ataque provocada por los “rebeldes” no sólo se mantiene, sino que es estimulada constantemente por los Estados Unidos, las potencias centrales europeas, Israel, Turquía y las monarquías pro-occidentales de la zona.

Tal como era previsible, la aplicación del libreto de intervención que fuera aplicado con éxito en Libia, no iba a ser tan efectivo en Siria por varias razones.

Primero porque el gobierno Sirio nunca siguió la política de desarme de Kadaffi (para complacer a Occidente), sino que desde la Guerra de los Seis Días y la toma de las alturas del Golan por parte de Israel, siempre se ha mantenido en estado de guerra, conservando una capacidad militar importante.

Segundo porque la posición de Rusia y China ha variado, ambas potencias no están dispuestas a permitir que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe alguna resolución que permita ataques aéreos, como lo hicieran en el caso libio. Igualmente, posibles ataques aéreos a Siria, dada su ubicación geográfica provocarían peligro de “fuego amigo” para sus vecinos, algunos de los cuales (Turquía, Jordania, Israel) son parte de la coalición que está atacando ese país.

Pero la falta de efectividad de este proceso de intervención no provoca el más mínimo cambio de política en las potencias centrales. La cada vez más surrealista Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, declara en estos días con total desparpajo que “el mundo debe prepararse para una Siria sin Bashar Al-Assad”. A la vez la prensa occidental –la de las cadenas corporativas de medios– deja filtrar algunas noticias: El Departamento de Estado, con el visto bueno de Obama, aprueba una nueva ayuda de 25 millones de dólares para los “rebeldes” sirios. Por otro lado, altos funcionarios del gobierno británico declaran que esa nación está incrementando su ayuda a esos “combatientes por la libertad”. Finalmente, el gobierno francés envía una importante misión militar ¿humanitaria? hacia Siria a través de la frontera turca.

La pregunta sería: ¿Por qué los Estados Unidos y las potencias centrales insisten en mantener cada vez más activo el proceso de intervención, a pesar de que hasta ahora su único y lamentable costo ha sido la muerte de civiles sirios, pero todavía está muy lejos de cumplir los objetivos de cambiar el gobierno sirio por uno pro-occidental?

Son varias las razones que podemos señalar.

1) En primer lugar, Siria sigue siendo -por su posición geográfica central en el área- un objetivo fundamental para la constitución del “Nuevo Medio Oriente” que pretenden los Estados Unidos, con un estado de Israel preponderante en la región y gobiernos pro-occidentales en los países musulmanes aledaños. Se constituye entonces en un objetivo estratégico muy importante para una política exterior norteamericana que intenta mantener en medio de una grave crisis interna, su condición de potencia unipolar en un mundo en el que existen nuevos polos geopolíticos de poder que desafían su predominio.

2) En segundo lugar, la caída de Siria facilitaría notablemente el ataque al principal enemigo que es Irán. Las cada vez más estrechas relaciones entre los gobiernos de Teherán y Damasco, uniendo fuerzas ante la agresión, debilitan los planes de conquistar al estado persa, considerado un obstáculo para el objetivo final de aislar a Rusia y China en la estrategia general para el Nuevo Siglo norteamericano.

3) Finalmente, es necesario probar hasta las últimas consecuencias las posibilidades de la nueva forma de intervención utilizada, adecuada a los tiempos y las circunstancias económicas de los Estados Unidos y que diera tan buenos resultados en Libia. Precedida de una campaña mediática global, coloca al estado a agredir como “el malo de la película” o “eje del mal”, se organiza y se promueve una fuerza de intervención militar constituida por la oposición más radical en ese país. Se trata de mercenarios contratados de varias procedencias y por una variopinta aglomeración de combatientes de los más insólitos orígenes.

Sirio llora a su familia que fue asesinada por las fuerzas leales al presidente Bashar Al Assad el 1 de agosto de 2012. Foto: Reuters/Husam Chamy

Así se ha constituido una especie de “Armada Brancaleone” que incluye desde miembros activos de Al-Qaeda (otrora tan combatida y satanizada por Occidente) hasta oficiales del ejército turco y de Arabia Saudí (hechos prisioneros por el gobierno Sirio en los combates por la retoma de Alepo). A esa gente se la arma de la manera más “pragmática” posible (se monta artillería por ejemplo sobre camionetas rústicas de doble tracción), y se financia y apoya diplomáticamente.

En el caso sirio sólo faltan los bombardeos aéreos que la OTAN realizó en Libia (75.000 misiones) y que destruyeron las fuerzas armadas de Kadaffi, permitiendo al Consejo Nacional de Transición hacerse con el poder. Bombardeos que hasta ahora no se han realizado al no haberse obtenido algún tipo de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que le diera un viso “legal” a un ataque aéreo, por el veto sistemático de China y Rusia cada vez que se ha propuesto.

El resultado que dio en Libia este modelo de intervención permitió la caída del gobierno de Kadaffi sin que ni las fuerzas armadas norteamericanas ni las europeas movilizaran un solo soldado para la invasión. Permitió además, al haber corrido los gastos de los bombardeos por cuenta de la OTAN, que los Estados Unidos tampoco gastaran un céntimo en recursos de guerra aérea, cosa que fue resaltada como un gran logro por el presidente Obama en declaraciones públicas que diera después de la destrucción de Libia.

Mientras esto se escribe, agregando más leña al fuego, reseñamos la información que la Secretaria de Estado norteamericana se reunió con el Premier turco, proponiéndole la creación de una “zona de exclusión aérea” sobre Siria, lo cual pareciera un intento bilateral de sustituir la que no se ha podido lograr en el Consejo de Seguridad.

En definitiva, aparentemente el ataque sistemático a la nación siria va a continuar por todos los medios posibles. Lamentablemente el pronóstico no es bueno para nadie. Una situación de guerra continuada en Siria, si bien pudiera tener un efecto de desgaste que beneficiara a los agresores, puede tener también una duración indefinida que no se sabe a quien beneficiará. A eso hay que agregar que el gobierno de Putin, si bien no parece estar comprometido a rajatabla con Bashar Al-Assad, tampoco está dispuesto –y así lo viene dejando claro a Occidente– a permitir una intervención armada en Siria. Hasta ahora Rusia ha realizado el máximo de sus esfuerzos en esta posición a través de las vías diplomáticas, pero según las circunstancias puede en cualquier momento decidirse a intervenir militarmente en el conflicto (ya ha enviado buques de guerra a Siria).

Las consecuencias generales de estos posibles escenarios son impredecibles y mientras tanto siguen muriendo civiles inocentes, se sigue destruyendo la infraestructura de un país y se está creando una corriente de desplazados que huyen de la guerra continua hacia los países vecinos.

Nada alentador el panorama para el Medio Oriente y el mundo en general.

 

*El autor es analista venezolano, editor de Barómetro Internacional. miguelguaglianone@gmail.com

 

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oriente Medio

Netanyahu enfrenta juicio por corrupción en medio de celebraciones de Tel Aviv por su caída

Published

on

Benjamín Netanyahu: “Volveremos pronto. Volveremos”.

Tras la noticia de la destitución de Netanyahu, las celebraciones estallaron en la ciudad de Tel Aviv. No obstante, los palestinos mantienen una posición escéptica ante el nuevo Gobierno y su líder ultranacionalista de línea dura. Estas fueron las palabras expresadas por Wasel Abu Yousef, de la Organización para la Liberación de Palestina.

Wasel Abu Yousef: “Este Gobierno de extrema derecha, que incluye partidos extremistas, no hará más que intensificar el conflicto contra los palestinos y hacer que se derrame más sangre. La sangre palestina será el combustible para este Gobierno de extrema derecha. Por eso, este Gobierno no será diferente del de Netanyahu”.


Democracy Now!

Continue Reading

La red en lucha

Soldados israelíes agreden a periodista de Al Jazzera mientras cubría arrestos masivos de palestinos

Published

on

Israel está reprimiendo a los palestinos que viven en los territorios ocupados de Cisjordania, en la zona ocupada de Jerusalén Oriental y dentro de Israel. El periódico Haaretz informa que la policía israelí arrestó a casi 2.000 palestinos en mayo en un intento por sofocar las manifestaciones y los levantamientos contra la ocupación. El sábado, la policía israelí arrestó a la periodista de la cadena Al Jazeera Givara Budeiri mientras cubría una protesta en el barrio Sheikh Jarrah. Durante el arresto de Budeiri, los agentes le rompieron la mano izquierda y destruyeron el equipo de su operador de cámara. Budeiri le dijo a Al Jazeera que la golpearon mientras la llevaban a un centro de interrogación de la policía israelí.

Givara Budeiri: “Me rompieron la mano. Pasé toda la noche en el hospital. Me duele mucho la espalda. Y también me duele mucho la mano porque los soldados me ajustaban las esposas todo el tiempo en el automóvil. Me duele la cabeza. Además, no puedo caminar muy bien porque tengo lastimada la pierna”.

Al Jazeera denunció el arresto violento de Budeiri como un “crimen contra la profesión periodística”. La Asociación de la Prensa Extranjera calificó el incidente como “la última de una larga serie de tácticas de mano dura por parte de la policía israelí”.

Mientras tanto, el domingo, la policía israelí detuvo a Muna y Mohammed El-Kurd en Jerusalén Oriental. Los gemelos de 23 años han estado liderando la lucha contra la expulsión forzada de palestinos que viven en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén, donde también vive su familia. Ya hay colonos judíos ocupando parte de su hogar.

La corrupción de Netanyahu

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha afirmado, sin presentar pruebas, que las elecciones celebradas el 23 de marzo fueron amañadas en su contra. El domingo, en declaraciones a miembros de su partido derechista Likud, Netanyahu dijo que en las elecciones se cometió “el mayor fraude electoral […] en la historia de cualquier democracia”.

Los comentarios de Netanyahu se asemejaron a las falsas afirmaciones del expresidente Donald Trump sobre las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. Estas declaraciones se produjeron al tiempo que Netanyahu se enfrentara a un juicio por corrupción y que una coalición de partidos de la oposición liderada por el político nacionalista de extrema derecha Naftali Bennett se prepara para poner fin a su mandato de doce años como primer ministro de Israel.

Con información de Democracy Now!

Continue Reading

La red en lucha

Bombardeos israelíes matan a 40 palestinos en Gaza, antes de reunión de la ONU

Published

on

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP) |

Los bombardeos israelíes de este domingo en Gaza mataron a al menos 42 palestinos, la cifra más alta de víctimas en un día desde el inicio de la escalada militar, en tanto una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU no desembocó en ningún avance.

«Este insensato ciclo de derrame de sangre, de terror, de destrucción, debe cesar inmediatamente», declaró el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, al abrir una sesión de urgencia del Consejo de Seguridad. Afirmó temer que la violencia «desate una incontrolable crisis» en la región.

Según varios diplomáticos entrevistados por la AFP, Estados Unidos, haciendo gala de una posición que muchos de sus aliados consideran incomprensible, se negó de nuevo este domingo a emitir una declaración conjunta que permitiera lograr rápidamente un cese de los enfrentamientos.

Desde las primeras horas del domingo, 42 palestinos, entre ellos al menos ocho niños, murieron en bombardeos israelíes en el enclave, donde viven dos millones de personas bajo bloqueo israelí.

Se trata de la cifra diaria de muertos más elevada desde el inicio de este nuevo ciclo de violencia, que ya ha causado la muerte de 192 palestinos, entre ellos 55 niños, y más de 1.200 heridos, según el último balance palestino.

En Israel, 10 personas han perdido la vida, entre ellos un niño y un soldado, y hay 282 heridos, por los disparos de cohetes palestinos.

Los grupos armados palestinos, entre ellos Hamás -en el poder en Gaza-, lanzaron más de 3.000 cohetes contra Israel desde el 10 mayo, el mayor ritmo de cohetes jamás disparados hacia Israel, según el ejército israelí, que precisó que la mayoría fueron interceptados.

En Gaza, el balance de fallecidos no dejaba de aumentar mientras los rescatistas se esforzaban por sacar los cuerpos de entre los escombros, ante la mirada horrorizada de los familiares.

Varias decenas de heridos fueron evacuados al vecino Egipto. Tres convoyes, con 263 palestinos heridos a bordo, cruzaron el puesto de Rafah hasta la región egipcia del Sinaí del Norte, indicaron fuentes médicas y funcionarios, para ser atendidos.

En tanto, en Jerusalén, un vehículo embistió al caer la tarde contra soldados israelíes que patrullaban en el barrio de Sheij Jarrah, en Jerusalén Este. El ataque causó varios heridos, según los equipos de rescate y la policía israelí, que indicó que había «neutralizado» al atacante, sin precisar si éste estaba muerto o herido.

– «¡Fue el infierno!» –

Abu Anas Achkanani, habitante del barrio de Al Rimal, blanco de bombardeos, explicó que perdió a su cuñada y cuatro de sus sobrinos, el mayor de los cuales tenía 11 años, y que, según él, dormían cuando cayó el proyectil.

«Estaba en la casa de al lado (…) No pasaba nada y de repente, hacia las 12h (…) hubo un bombardeo en la calle y ¡fue el infierno! (…). Bajamos para ver y era surrealista. Sacamos a la madre y a los niños de los escombros», relata.

En su persecución contra las estructuras de Hamás, el ejército israelí anunció en Twitter que «atacó el domicilio de (el jefe político de Hamás en Gaza) Yahya Sinwar y el de su hermano, Mohamad Sinwar, jefe de logística de Hamás», y publicó un video que muestra graves daños bajo una nube de polvo.

Fuentes de seguridad palestinas confirmaron el ataque a la vivienda de Sinwar, pero por ahora se desconoce su suerte.

– «Objetivo legítimo» –

El sábado, un edificio que albergaba los equipos de la cadena catarí Al Jazeera y la agencia de prensa estadounidense Associated Press (AP) fue reducido a escombros en un bombardeo del ejército israelí, que había pedido la evacuación del inmueble.

Según el ejército, el edificio albergaba «entidades pertenecientes a la inteligencia militar» de Hamás, acusadas de utilizar a civiles como «escudos humanos».

En una entrevista con la cadena estadounidense CBS, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, justificó el bombardeo, afirmando que era «un objetivo perfectamente legítimo», asegurando que se basaba en informaciones de los servicios de inteligencia.

Esta nueva escalada del conflicto estalló tras el lanzamiento desde Gaza de una andanada de cohetes contra Israel en «solidaridad» con los cientos de palestinos heridos en los disturbios con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, sector palestino ocupado por Israel desde 1967.

Los disturbios en la explanada, tercer lugar santo del islam, fueron la culminación de fuertes tensiones y enfrentamientos en Jerusalén Este, debido, sobre todo, a la amenaza de expulsión de familias palestinas a favor de colonos judíos en un barrio de la Ciudad Santa.

Las hostilidades se extendieron a Cisjordania, un territorio palestino también ocupado por Israel desde 1967, donde los enfrentamientos con el ejército israelí desde el 10 de mayo han causado 19 muertos palestinos.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: