Connect with us

Asia

Siria: Tanto tiempo en tres años

La guerra de Siria ha sido el desarrollo de un minucioso programa de industrialización de la muerte y aún lo peor parecería estar por llegar

Published

on

guerra-civil-siria-afp

Personas buscan entre los cadáveres a sus familiares, que fueron ejecutados y posteriormente arrojados a un río en Siria. Foto: AFP/marzo 2013

Antonio Hermosa Andújar*

Más de once mil muertos por tortura en la sola capital entre los aproximadamente 150.000 computados; más de un millón de niños confinados en campamentos asediados entre los cinco millones terriblemente afectados por la violencia, de una población que no alcanzaba los 23 millones en 2011; la violación como arma de destrucción social y como chantaje cómodamente realizado por el régimen a la cultura en cuyo humus ha germinado; el uso de armas químicas en la periferia de Damasco; la hambruna como método de conquista, etc. Tres años de guerra, civil al principio pero ya internacionalizada, cada uno más cavernario que el anterior, conforman por tanto un espacio de tiempo sobrado para medir cuánto tarda una civilización en retornar a la barbarie. Durante su curso hemos asistido al espectáculo –y lo más inaudito: como espectadores- del desarrollo de un minucioso programa de industrialización de la muerte en el que su responsable principal, el mandatario sirio Bachar el Asad, logra traernos a la memoria a un pintor de brocha gorda austríaco por algo más que su bigotito.

Es verdad que alguno de esos hechos truculentos ha podido acometerse porque la cultura siria era en ese punto casi tan troglodita como la barbarie urdida sobre ella. Cuando las milicias, siguiendo órdenes, violan sistemáticamente a mujeres de entre 9 y 60 años; cuando convierten sus cuerpos en un campo de batalla social que destruye la entera comunidad, ello se debe en parte a que las víctimas se imponen a sí mismas la pena del silencio ante sus familias al objeto de no aparecer como delincuentes ante las mismas, e incluso de evitar la muerte a manos de ellas. Una culpabilidad voluntaria ésa, añadida a la involuntaria, que muestra el real estatus de la mujer en esos simulacros de sociedades; si encuentran castigo donde debieran hallar las caricias de la solidaridad y el afecto es que algo huele a podrido en su interior.

Naturalmente, aunque la violación represente para muchas mujeres su segunda muerte, ello no la exonera de su condición bárbara; ni atenúa a sus autores en su crimen que cumplan órdenes en una atmósfera criminal. Esos milicianos que cortaron la cabeza de los dos hermanos que, refutando las suyas, se negaron a violar a su hermana, y que asesinaron sobre su cuerpo al tercero que sí aceptó luego de violarla ellos, han llevado con sus actos a la especie humana al nivel más bajo de degradación.

La planificación de la barbarie, como bien sabe el lector mínimamente informado de la contienda, dista un mundo de detenerse en las acciones en las que condensamos al inicio su epítome. Más de nueve millones de desplazados; millones de refugiados; niños torturados para aterrorizar a la sociedad; mujeres (embarazadas, preferentemente) y, cómo no, niños, usados como escudos humanos; destrucción de inmuebles a fin de dar a la saña vida; civiles inmovilizados en campos de refugiados al objeto de servir de fácil blanco a quienes lanzaban sobre ellos toneles explosivos llenos de clavos, piezas de acero, etc., que repartían su carga horizontalmente al estallar sembrando de heridas, inaudito sufrimiento y muerte su paso; represalias mortales contra inocentes ejercitadas en nombre de la crueldad; traspaso de la misma al bando opuesto, especialmente al integrado por la yihad; todo eso, y un sinfín de etcéteras, ayudan a formarse una idea más cabal de ese museo del horror que una imaginación perversa decora de prodigios.

sirianiños

Cientos de niños asesinados con armas químicas. Foto: AFP/agosto de 2013

¡Cuánto tiempo ha pasado en los tres años transcurridos desde que el grupo de escolares de la ciudad de Deraa hiciera célebre a escala mundial la pintada que señalaba llegada la hora del Doctor! (esto es, del oftalmólogo Bachar el Asad). Empero, ya la detención y tortura posterior de cuantos estamparon ingenuamente su firma en el muro anunciaban el curso de los hechos, que el tiempo venía con prisa por regresar a la noche de los tiempos en un estado de cosas en el que el régimen tenía más fácil hacer la guerra a su pueblo que reformarse. Vinculando su suerte a una sola persona se prohibía negociar con la oposición, que pedía la cabeza del tirano como condición sine qua non para emprenderla; de ahí las pocas relaciones entre ambas fuerzas durante la contienda, y de ahí también que Ginebra fuera desde la fijación de su fecha la crónica de un fracaso anunciado: destruir hasta incluso dividir Siria era preferible para el régimen a perder a su gerifalte. Craso error, por cuanto al final habrá lo uno y lo otro, pues quien se cree titiritero del futuro del país al haber recuperado sus tropas la iniciativa militar, no es sino una triste marioneta en manos de Irán o Rusia.

¡Cuánto tiempo también el transcurrido en estos tres años desde que a Bachar el Asad asesinar a multitudes le saliera gratis por un año ante una oposición desarmada decidida a no desfallecer en su protesta! Quienes en la oposición temían que la lucha armada sustituyera la protesta popular, y que los estragos causados entonces por el terrorismo en Damasco y Alepo fueran los primeros emisarios de su temor, consideraban una pesadilla el cambio de una en otra –la trampa preparada por Asad-, convencidos como estaban de que el régimen nunca podría triunfar ante una revolución pero sí de una guerra civil. Era su canto del cisne, cuando ya potencias como Francia o Turquía invitaban a la oposición a armarse, cuando Arabia Saudí nutría con armas a una parte de la misma, cuando Naciones Unidas fracasaba estrepitosamente en sus intentos de lograr un alto el fuego, cuando Occidente se desentendía de las víctimas; y cuando, en la otra parte, Irán empujaba al tirano a seguir tiranizando y Putin le dictaba órdenes al oído con sus colmillos cada vez más remojados en sangre. Un escenario en el que el horror y la muerte serían a la postre los grandes beneficiarios, máxime al hacer su aparición en él las huestes de Al Qaeda, en teoría ideológicamente comprometidas con la oposición, pero con una estrategia claramente diferenciada desde el principio.

Fue esa la antesala de la regionalización definitiva del conflicto, el paso previo a su internacionalización; de la irrupción de los nuevos intereses regionales, que alteraron antiguas lealtades y recompusieron nuevas alianzas, predicaron un nuevo destino, más gélido, a la primavera árabe, fragmentaron el poder emergente de los Estados aspirantes a la hegemonía regional y provocaron la voladura de la falsa armonía de los países musulmanes, desenmascarando con ello la fragilidad de la unidad religiosa de la Umma y su nula incidencia respecto de la religiosamente anhelada unión política de los países de la zona… a la espera de un nuevo califato, tan del gusto de los amantes del terror en la política.

¿Adónde abocará previsiblemente la crisis siria? La internacionalización del conflicto ha convertido la respuesta, en sí misma nada sencilla, en una cuestión harto escabrosa, por la sencilla razón de que ya el destino sirio no depende de fuerzas sirias. Sin duda, a nivel interno el tirano seguirá gozando de patente de corso para continuar masacrando a sus súbditos, partidarios incluidos cuando favorezca su interés, y para terminar de dejar a su país, o lo que próximamente quede de él, sin futuro. Máxime ahora que, como señalé, sus tropas han recuperado la iniciativa sobre el terreno luego de largos meses de estancamiento de la situación. Mas si Asad goza actualmente de una condición de ventaja ello se debe a la presencia sobre el terreno de pasdarán iraníes y de la milicia chií de Hezbolá, su prolongación libanesa.

siriaguerra

Una de los aspectos de lo que va quedando de la ciudad de Damasco. Foto: Mohamed Al-khatieb

Por otro lado, Estados Unidos, por boca del director nacional de información, James Clapper, ha identificado entre 20.000 y 26.000 “terroristas” dispuestos a atacar a Europa y a su país, lo que permite aplicar el concepto de “interés estratégico americano” a la situación, o lo que es igual, brindar una nueva oportunidad a Obama de intervenir. Lo que la continua violación de las líneas rojas se manifestó otrora en el indeciso presidente como un continuo incumplimiento de sus promesas de intervenir en defensa de los derechos humanos de los ciudadanos sirios -enredo del que, ironías del destino, lo librara una solución de urgencia propuesta por Putin-, ahora lo podría invertir el cada vez más envenenado conflicto que mantiene con el líder ruso en Ucrania; la retorsión de Obama a un personaje que gusta tanto de amenazar como tan poco de ser amenazado inducirá a éste a profundizar la crisis siria como medio de agravar el contencioso de Estados Unidos con Irán, lo que situará de golpe a China un poco más lejos en el mapa, que podrá armarse más cómodamente aumentando anualmente su presupuesto militar en una proporción superior a la de su crecimiento económico. Para la crisis de Ucrania, por tanto, no es osado predecir entre sus soluciones la peor de todas.

Y a la espera, en una esquina próxima al centro, Israel. La inestabilidad de la frontera norte ha llevado al Estado judío a bombardear en diversas ocasiones objetivos militares sirios, que si no han llegado a más se debe a esa situación extraña en la que Israel no firma el ataque y el ejército sirio no responde a la agresión. Pero ahora, con Hezbolá sobre el terreno, la situación cambia radicalmente. De momento, Israel ya ha advertido a Asad que considera una frontera única la doble que le separa de Líbano y Siria, y que se reserva golpear a discreción cuando considere en peligro su seguridad. Por otro lado, Israel, blanco además en los últimos tiempos de ataques sin tregua de Hamás en el sur, lleva quejándose en vano del peligro que representa para la comunidad internacional, y en concreto para sí, la obsesión iraní por hacerse con la energía nuclear. ¿Qué nos dice que la actual presencia de Irán en la frontera israelí a través de Hamás no sea la ocasión esperada por el gobierno de Netanyahu para llevar a cabo su particular ajuste de cuentas con el país de los ayatolás? De tener lugar semejante acontecimiento, todo sería posible, y la tercera guerra mundial, que a veces se deja vislumbrar entre la descomposición de Ucrania, tendría entre las ruinas sirias una rampa más segura de lanzamiento.

Así pues, la crisis siria no parece dar ninguna oportunidad a la paz, máxime si aliada a la de Ucrania. Lo único cierto que sabemos de ella es que lo peor está por llegar.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Asia

Nuevo ataque de Israel al aeropuerto Internacional de Damasco, Siria

Published

on

By

Damasco aeropuerto ataque Israel

Israel ha vuelto a bombardear el Aeropuerto Internacional de Damasco, la capital de Siria. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos con sede en el Reino Unido, Israel golpeó un almacén en el complejo del aeropuerto que pertenece a combatientes respaldados por Irán, aliados del presidente sirio Bashar al-Assad, donde murieron cinco soldados sirios y dos guerrilleros de grupos respaldados por Irán.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) revelaron recientemente que el ataque israelí al Aeropuerto Internacional de Damasco que tuvo lugar en junio impidió durante dos semanas que la ONU enviara ayuda humanitaria a Siria.

Te puede interesar: Amnistía del presidente Al Asad libera 1200 presos acusados de terrorismo en Siria

En los últimos años, Israel ha llevado a cabo cientos de ataques dentro de Siria, incluidos múltiples ataques contra aeropuertos. En junio pasado, los ataques aéreos de Israel pusieron temporalmente fuera de servicio el Aeropuerto Internacional de Damasco.

“El ataque es una advertencia para Irán en la medida en que busca demostrar que Tel Aviv continuará resistiendo la imposición de la nueva dinámica política del acuerdo nuclear a pesar de Washington”, dijo Hamdi.

También es “una advertencia a al-Assad de que habrá consecuencias para la infraestructura de Siria si se utiliza para facilitar el afianzamiento anticipado del alcance de Irán que se espera que provoque el acuerdo nuclear”, concluyó.

Te puede interesar: Séptimo aniversario de la guerra en Siria: sexo por ayuda humanitaria

 

Amnistía del presidente Al Asad libera 1200 presos acusados de terrorismo en Siria

La amnistía para delitos de «terrorismo» decretada hace 40 días por el presidente sirio, Bachar al Asad, se ha traducido en la liberación de menos de 1.200 detenidos y el proceso se ha ralentizado fuertemente en las últimas semanas, denunció este jueves el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

“El ritmo de la puesta en libertad de detenidos ha disminuido notablemente desde mediados de mayo, a pesar de las promesas de liberar a miles de detenidos, lo que causó una gran decepción entre las familias de los detenidos y desaparecidos forzosos en las cárceles del régimen”, indicó la ONG en un comunicado.

 

Continue Reading

Asia

Asesinatos y secuestros hacen temer regreso de talibanes al norte de Pakistán

Published

on

By

Los secuestros y amenazas hacen temer el regreso de los talibanes a Pakistán

Por Ashfaq Yusufzai/IPS

PESHAWAR, Pakistán – El asesinato de ocho personas por el proscrito Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP) el 13 de septiembre han avivado el temor de una nueva ola de terrorismo en el distrito de Swat, en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, que comparte una larga frontera con Afganistán, en el noroeste del país.

El TTP reivindicó su autoría en el último atentado contra un vehículo con un artefacto explosivo casero. Un antiguo miembro del comité de paz en la provincia, Idrees Khan, y dos policías fueron algunas de las víctimas del atentado.

El mismo día, siete empleados de una empresa internacional de telefonía móvil fueron presuntamente secuestrados en Swat por militantes del TTP que habrían exigido un rescate de 10 millones de rupias (unos 42 400 dólares estadounidenses).

Murad Saeed, exministro federal paquistaní y actual legislador de Swat, dijo que ha liderado una campaña para que los gobiernos provincial y nacional frenen a los militantes antes de que se establezcan y se repita la situación de 2007, cuando el grupo mató a soldados, cantantes y opositores. Sin embargo, todas sus peticiones han caído en saco roto, aseguró.

“Los talibanes están enviando cartas amenazantes a la gente para extorsionarla… Secuestran a la gente para pedir un rescate», afirmó en Peshawar, la capital de la provincia.

No te pierds: ONU, en las tareas de rescate por el terremoto de Afganistán con más de mil muertos y 1600 heridos

Añadió que los residentes marcharían a la capital de este país del sur de Asia, Islamabad, si la situación no cambia. Necesitamos paz y prosperidad y queremos que las agencias de seguridad detengan a los militantes del TTP.

La madre de Saeed sufrió graves heridas cuando los talibanes dispararon un cohete contra su casa en 2008. Dijo que los residentes en Swat querían una operación militar para limpiar la zona de terroristas y advirtió de la reacción pública si estos actos de los milicianos talibán no se detienen.

“La gente quiere la paz a toda costa. Estamos unidos contra la milicia (del TTP). No se permitirá que nadie perturbe la paz en la zona», dijo.

El distrito de Swat, que acoge el valle del mismo nombre, es el más extenso de la provincia, con 5337 kilómetros cuadrados, más de 2,5 millones de habitantes y Saidu Shari como su capital. Entre 2007 y 2010 fue gobernado ilegalmente por el TTP, que aglutinó a varios grupos armados tribales con la intención de imponer un Estado islámico en Pakistán.

Solo una operación militar a gran escala permitió desalojarlos de su bastión en el valle de Swat.

No te pierdas: El drama afgano

Khyber Pakhtunkhwa, también conocida en castellano como Jaiber Pastunjuá, es una de las cuatro provincias de Pakistán y comparte una larga frontera con Afganistán, país asolado por la violencia y que desde agosto de 2021 volvió a estar en manos de los talibanes, tras la retirada de las fuerzas de Estados Unidos y otros países occidentales después de una ocupación y presencia de 20 años.

Con el retorno de los talibanes al vecino Afganistán, los milicianos talibanes locales comenzaron a aparecer de nuevo en Swat y otras zonas fronterizas.

El 10 de agosto, los talibanes capturaron a dos oficiales, uno del ejército y otro de la policía, en las montañas cercanas de Swat y publicaron vídeos con ellos. Más tarde, ambos fueron liberados después de que un comité de ancianos local se reuniera con los milicianos talibanes.

El incidente provocó una ola de miedo entre los residentes, que recuerdan las acciones terroristas del TTP en el pasado.

“Tenemos la amarga experiencia de la milicia cuando personal de seguridad, cantantes, líderes políticos y miembros de la sociedad civil fueron ejecutados en el principal bazar de Swat. Los milicianos talibanes prohibieron el trabajo a las doctoras, enfermeras y maestras», recordó uno de esos residentes, Shafiq Khan.

El 12 de agosto, decenas de personas organizaron protestas en las calles de Saidu Sharif y otros centros urbanos del distrito contra el resurgimiento del TTP.

“No permitiremos que nadie sabotee la paz que tanto ha costado conseguir en la región», dijo Shafiq, un estudiante universitario.

El mismo día, la policía de Khyber Pakhtunkhwa admitió la aparición de “malhechores” en algunas zonas montañosas de Swat, pero dijo que estaba preparada para hacer frente a la situación.

“Algunos miembros de los talibanes, que estaban en Afganistán, han llegado a Swat, pero la situación está bajo control”, dijo la policía en un comunidado.

El ex primer ministro Imran Khan, cuyo partido Pakistan Tehreek Insaf gobierna Khyber Pakhtunkhwa, expresó su preocupación por la reaparición de los talibanes. En un discurso televisado, aseguró que los militantes estaban amenazando a los legisladores de su partido.

“Es una conspiración contra el gobierno de Khyber Pakhtunkhwa. Anteriormente, los talibanes atacaban a las fuerzas de seguridad y a los políticos por considerarlos proestadounidenses, pero este gobierno lleva mucho tiempo oponiéndose a que Pakistán se alíe con Estados Unidos contra el terrorismo; entonces, ¿por qué los talibanes atacan a este gobierno provincial?”, se preguntó.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

Salimullah Shah, antiguo funcionario de educación en Swat, recuerda cómo los militantes prohibieron a las mujeres médicas, enfermeras y profesoras trabajar entre 2007 y 2010.

Maulvi Fazlullah dirigió a los talibanes en Swat en 2007 y posteriormente fue asesinado en un ataque con drones en Afganistán en junio de 2018.

Durante la ocupación del gobierno también prohibió la vacunación contra la polio, por lo que decenas de niños sufrieron parálisis. Las mujeres embarazadas y la educación de las niñas se vieron afectadas por la falta de médicos y profesores durante el gobierno ilegítimo del TTP.

Khan recordó que los talibanes prohibieron además a los varones afeitarse la barba y a las mujeres salir de casa sin estar acompañadas por un familiar masculino cercano.

“Teniendo en cuenta las actividades pasadas de los talibanes (en el distrito), la gente ha decidido bloquear su ingreso. Pronto, los milicianos huirán de la zona debido a la tremenda presión pública, especialmente a través de las plataformas de los medios sociales», dijo.

Muhammad Abdullah, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Peshawar, dijo que el gobierno guardaba silencio sobre el asunto. Sin embargo, la presión de las redes sociales se ha convertido en una fuerza vital para las protestas.

“Los vídeos que circulan por las redes sociales y que muestran la fuerte presencia de milicianos (talibanes) en Swat demuestran que es probable que la milicia regrese si no se toman medidas. Los milicianos quieren imponer su propia ley islámica, algo que la gente no permitirá», afirmó a IPS.

Insistió en que “la gente sigue recordando la crueldad de los talibanes en el pasado; ese fue el principal motivo de las fuertes protestas».

La paz llegó después de grandes sacrificios, con residentes deshonrados, desplazados y asesinados, recordó el profesor.

El portavoz del gobierno provincial de Khyber Pakhtunkhwa, Muhammad Ali Saif, dijo que se haría todo lo posible para garantizar la paz y prevenir el terrorismo.

“El gobierno está tomando medidas en colaboración con los organismos de seguridad para frenar a los malhechores y salvaguardar a los residentes», afirmó.

Sin embargo, el Servicio de Relaciones Públicas del Ejército de Pakistán rechazó la afirmación de que la llegada de talibanes armados a Swat estuviera desestabilizando la zona. Dijo que se ha observado la presencia de un «pequeño número de hombres armados en algunas cimas de las montañas entre los distritos de Swat y Dir», en lugares lejos de las áreas pobladas.

“Al parecer, estos individuos se han colado desde Afganistán para reasentarse en sus zonas de origen. Se está manteniendo una estrecha vigilancia sobre su limitada presencia y movimiento en las montañas”, aseguró el comunicado militar emitido el 13 de agosto.

No te pierdas: El Talibán recluta niños en Pakistán como atacantes suicidas

 

Según su texto, «todos los organismos encargados de hacer cumplir la ley han tomado las medidas necesarias para la seguridad de los habitantes de las zonas adyacentes. No se tolerará la presencia de militantes en ningún lugar y se hará uso de toda la fuerza si es necesario».

La Swat Qaumi Jirga celebró una reunión el 17 de agosto para abordar los recientes acontecimientos en la zona.

El analista Abdur Rehman, de la Universidad Abdul Wali Khan de Mardan, una ciudad de la provincia, dijo que tras el retorno al poder de los talibanes en el vecino Afganistán, los talibanes nativos de Swat querían reafirmar su gobierno ilegítimo en su tierra, Sin embargo, “la indignación de la población no les permitió cumplir sus ambiciones”, aseguró.

La gente, planteó, no ha olvidado los días en que los talibanes mataban abiertamente a sus oponentes en los mercados. Entre otras atrocidades, “Swat fue testigo de la ejecución de bailarines y cantantes, lo que obligó a los que sobrevivieron al ataque a huir de la zona”, recordó.

***

Fuente: (ipsnoticias.net)

 

Continue Reading

Asia

Mijaíl Gorbachov, ex presidente de la URSS, muere a los 91 años y se le niega funeral de Estado

Published

on

By

Rusia le negó el funeral de estado a Gorbachov y criticó que se acercara a los países de occidente

MOSCÚ — Tras el fallecimiento del expresidente soviético Mijaíl Gorbachov ayer en Moscú a la edad de 91 años, el gobierno de Rusia le negó un funeral de Estado.

Gorbachov lideró la Unión Soviética desde 1985 hasta su disolución en 1991 y fue ampliamente reconocido por derribar «la cortina hierro», ayudar a poner fin a la Guerra Fría y a reducir el riesgo de una guerra nuclear al firmar acuerdos sobre armas nucleares claves con Estados Unidos, incluido el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio. En 1990, Gorbachov ganó el Premio Nobel de la Paz. El 25 de diciembre de 1991, anunció su renuncia pocos días antes de la disolución de la Unión Soviética.

Te puede interesar: Ataques de Rusia a la ciudad ucraniana de Járkov dejan doce muertos y decenas de heridos

El Hospital Clínico Central dijo en un comunicado que Gorbachov murió después de una larga enfermedad. No se dieron a conocer más detalles. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo en un comunicado difundido por las agencias de noticias rusas que el presidente ruso, Vladimir Putin, ofreció sus condolencias por la muerte de Gorbachov y que enviaría un telegrama oficial a la familia de Gorbachov por la mañana, y negó el funeral de Estado.

La autoridad de Gorbachov quedó socavada por un intento golpista en su contra en agosto de 1991, y pasó sus últimos meses en el cargo viendo cómo una república tras otra declaraban su independencia, hasta que finalmente renunció el 25 de diciembre de 1991.

En Moscú, un alto portavoz del Kremlin describió a Gorbachov como una persona extraordinaria, pero dijo que su romanticismo sobre el acercamiento con Occidente no tenía justificación. El presidente Putin, calificó la disolución de la Unión Soviética en 1991 como la “mayor catástrofe geopolítica” del siglo XX.

Lee más: Imágenes satelitales muestran aviones de combate de Rusia destrozados tras el ataque a la base aérea de Crimea

El secretario general de la ONU, António Guterres, señaló por su parte que “Mijaíl Gorbachov fue un estadista único que cambió el curso de la historia. El mundo ha perdido a un destacado líder mundial, un multilateralista comprometido y un incansable defensor de la paz”.

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: