Connect with us

Arteleaks

Síndrome de Estocolmo: 40 años del secuestro que le dio origen

Se cumplen 40 años del asalto a un banco de la capital sueca que dio nombre a una rara reacción llamada síndrome de Estocolmo.

Published

on

Los tres rehenes del asalto al Banco de Crédito de Estocolmo. Foto: Getty Images

Los tres rehenes del asalto al Banco de Crédito de Estocolmo. Foto: Getty Images

Hace 40 años, el asalto a un banco de la capital sueca dio nombre a una rara reacción llamada síndrome de Estocolmo. Se trata de un mecanismo de adaptación a situaciones de agresividad, según un psiquiatra. Mucho antes en España, Ortega y Gasset llamó a la reacción el ‘síndrome del felpudo’.

Por Rocío Labrador y Pilar Quijada

El 23 de agosto de 1973 un atracador entró en una sucursal del Banco de Crédito de Estocolmo. Después de disparar a dos agentes, Erik Olsson tomó como rehenes a cuatro empleados, tres mujeres y un hombre. Tras seis días de negociaciones, la policía puso fin al asalto sin que nadie más resultara herido. Paradójicamente una de las rehenes,Kristin Enmark, de 23 años, que ejerció como portavoz de los retenidos, mostró abiertamente su simpatía y plena confianza hacia el secuestrador, a pesar de que Olsson había amenazado con matarles y les había llegado a poner una soga al cuello. «Confío plenamente en él, viajaría por todo el mundo con él”, llegó a decir, dispuesta a aceptar la propuesta de Olsson de que los dejaran salir en coche llevándose a dos rehenes, una idea rechazada por las autoridades.

Olsson, recuerda que: “Aunque no pretendía ser violento con los empleados y sólo quise asustarlos, pude ver el miedo en sus ojos. Sin embargo, pasado un tiempo, el temor se transformó en otros sentimientos más complejos”. Suecia, como Olsson, fueron conscientes de la transformación cuando una de los rehenes aseguró, en una entrevista telefónica: “No me asusta Clark ni su compañero; me asusta la policía”.

En el interior de la sucursal –hace memoria el protagonista de la historia- “los rehenes se pusieron de mi lado, llegando incluso a protegerme para que la policía no pudiera dispararme”. “Una vez –añade- los empleados bajaron al baño y, aunque las autoridades trataron de convencerlos para que no se movieran del excusado y alejarlos así del peligro, ellos prefirieron volver conmigo”.

El psiquiatra Nils Bejerot, que asesoró a la Policía sueca, acuñó entonces el término «síndrome de Estocolmo» para referirse a esta paradójica y desconcertante reacción de la rehén, que incluye «un conjunto de mecanismos psicológicos que determinan la formación de un vínculo afectivo de dependencia entre las víctimas de un secuestro y sus captores y, sobre todo, la asunción por parte de los rehenes de las ideas, creencias, motivos o razones que esgrimen sus secuestradores para privarles de libertad», como explica el catedrático de psicología Andrés Montero Gómez en la revista Clínica y Salud del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

El nombre de ese extraño síndrome saltó a la fama un año después, en febrero de 1974, con motivo de otro célebre secuestro, el dePatricia Hearst, de 20 años, nieta de un magnate de la Prensa estadounidense, por el Ejército Simbiótico de Liberación. Dos meses después la imagen de la joven participando con sus captores en el atraco a un banco dio la vuelta al mundo. Tras su detención, sus abogados alegaron en el juicio el entonces recientemente etiquetado síndrome de Estocolmo en su defensa, pero su argumento no tuvo éxito y «Patty» fue condenada por el asalto al banco.

Según datos del FBI, aproximadamente uno de cada cuatro rehenes sufre este síndrome que tendría su origen en una forma muy particular de ver la situación: la de sentir que el secuestrador le salva la vida simplemente al optar por no quitársela. «Lo que sorprende es que la persona secuestrada parece ponerse de parte del secuestrador y no de los rescatadores, que le darán la libertad. Posiblemente ocurre porque su captor ha estado muy próximo y no le ha matado, aunque podía haberlo hecho, le ha dado de comer y le ha hecho un lavado de cerebro. El rehén llega a un cierto pacto de no agresión, pero en el fondo, sin saberlo, lo que busca es salvar su vida», explica Javier Urra, doctor en Psicología y Enfermería.

Patty Hearst en 1976. Es uno de los casos más extremos de ‘síndrome de Estocolmo’ . Foto: Getty Images

Patty Hearst en 1976. Es uno de los casos más extremos de ‘síndrome de Estocolmo’ . Foto: Getty Images

El ‘síndrome del felpudo’ español

El doctor Jesús de la Gándara, jefe de Psiquiatría del Hospital de Burgos, explica que “es un mecanismo común de defensa y adaptación a las situaciones de agresividad que, en situaciones muy graves, se convierte en el específico síndrome de Estocolmo”. Pero lo padecen muchas más personas de las que han padecido un secuestro.

“Todos los seres humanos pasamos por tres fases” cuenta el doctor De la Gándara. La primera es la vinculación emocional con nuestros superiores –padres, madres, jefes, profesores- que, en una situación de secuestro, convierte al secuestrador en la autoridad con la que se establece un vínculo emocional. “El primer pensamiento hacia él es el de no es tan malo, me da de comer, no me ha matado”.

La segunda fase, según el psiquiatra, es la dependencia emocional: la de “mi vida depende de él”. La tercera, es el secuestro emocional en el que la autoridad hace lo que quiere con la víctima; “es lo que Ortega y Gasset, mucho antes del secuestro de Estocolmo, llamó el síndrome del felpudo: a tus pies”. Y es el síndrome que –según Jesús de la Gandara- no sólo se descubre en personas víctimas de secuestros sino en el caso de cualquier mujer maltratada.

Según datos del FBI, aproximadamente uno de cada cuatro rehenes sufre este síndrome que tendría su origen en una forma muy particular de ver la situación: la de sentir que el secuestrador le salva la vida simplemente al optar por no quitársela. El caso más extremo es el de Patricia Hearst, que después de haber sido retenida por el Ejercito Simbionés de Liberación (SLA), se unió a la organización terrorista.

«Lo que sorprende es que la persona secuestrada parece ponerse de parte del secuestrador y no de los rescatadores, que le darán la libertad. Posiblemente ocurre porque su captor ha estado muy próximo y no le ha matado, aunque podía haberlo hecho, le ha dado de comer y le ha hecho un lavado de cerebro. El rehén llega a un cierto pacto de no agresión, pero en el fondo, sin saberlo, lo que busca es salvar su vida», explica Javier Urra, doctor en Psicología y Enfermería.

A diferencia de otros mecanismos de adaptación, a este se le ha puesto un nombre, añade Jesús de la Gándara, jefe de Psiquiatría del Hospital Universitario de Burgos, que ha tratado a bastantes personas amenazadas por ETA. A pesar de ello no está recogido en los manuales de clasificación de desórdenes psicopatológicos. Si lo está, en cambio, el síndrome de estrés postraumático que padece con posterioridad la mayoría de los afectados.

Dependencia emocional

¿Qué diferencia a quienes padecen el síndrome de Estocolmo de quienes sienten hacia sus captores repulsa y miedo, dos reacciones más comprensibles? De la Gándara cree que el origen habría que buscarlo en las relaciones tempranas, algo que legitima a Sigmun Freud. «La inseguridad te hace buscar figuras de autoridad y apoyarte en ellas y produce una vinculación muy dependiente. Y esa vinculación emocional infantil se expande a muchas esferas en la vida. Es lo que Ortega y Gasset llamaba “el síndrome del felpudo”, refiriéndose a la cantidad de personas que se ponen a los pies de otras. Esas personas, en un secuestro, tendrán mayor propensión a vincularse con su captor. Si no puedes con tu enemigo alíate con él».

Unos vínculos paradójicos que recuerdan a los que se dan entre lasvíctimas de la violencia de género y sus agresores. No se podría hablar en este caso de un verdadero síndrome de Estocolmo, apunta Urra. De la Gándara matiza_que «se puede aplicar no como entidad específica, sino como forma de relación a través de la vinculación emocional, dependencia y finalmente “secuestro emocional”, este último muy frecuente y grave».

Artículo publicado originalmente en zoomnews.es

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arteleaks

Juan Francisco Kuy Kendall, cultura y vida. In memoriam

Published

on

By

Por Adri

El 25 de enero 2014 a las 5:10 hrs. falleció Juan Francisco Kuykendall, víctima del Estado Mexicano al recibir una agresión artera el 1 de diciembre de 2012.

Kuy Kendall cultura y vida. In memoriam +

Primer acto. El drama por la vida.
El teatro para la emancipación,
Teatro revolución, pancarta,
El teatro, la calle, el campo,
El pueblo el actor,
El director Kuy llama a escena,

A luchar, a liberar,
No hay espectadores, nadie puede serlo,
Todos somos actores de la emancipación.
Maestro Kuy, tus ideas en paliacate rojo
Y tus enseñanzas no las olvidamos.

Segundo acto. Monólogo dialogado.
En la lucha y la conciencia, Eva en escena.
Tus hijos y amigos haciendo solidaridad,
Teodulfo Torres, “el tío” te lleva en andas,
tu personaje se convierte en monólogo
De silencio que nos dice que hay que luchar.

Tus silencios movilizan y la escena de amor
De cariño, desde Eva y tus hijos
Hasta la desaparición forzada del Tío
Que pasa a los escenarios clandestinos
de las mazmorras del Estado.

Y el 25 de enero 2014, nos reúnes para abrazarnos,
Para decirnos que tendremos que seguir,
que la función debe continuar.

Entre lágrimas, rabia, puños en alto, consignas,
flores, sales de la escena para seguir dirigiendo la obra,
el teatro de la vida continúa, sigamos buscando al Tío,
sigamos luchando en las comunidades en la calles

Por Kuy, por el Tío y por todos los desaparecidos.
El tercer acto de la historia. La Victoria.
Comienza con el castigo a los responsables
Convirtiendo las plazas en fiesta y
finaliza con la entrada triunfal del pueblo.
Kuy un homenaje a tu vida por la cultura.

 

El autor es presidente de la Limeddh AC.

Continue Reading

Arteleaks

Luis Rafael, pintor que da énfasis a su origen nahua

Published

on

Entrevista al pintor Luis Rafael

Por Zavianny Torres

¿Quién es Luis Rafael?  Sus raíces, su familia, su entorno socio-cultural…

Luis Rafael, de 32 años, es un artista visual de la Huasteca baja veracruzana. Nació en 1990 en La Barranca, Álamo, Veracruz, en México. Es el tercer hijo de una familia en donde la madre se dedica a la panadería tradicional y el padre a la agricultura. Su familia siempre lo apoyó en su proceso formativo de la escuela básica, pero al mismo tiempo incentivó y reconoció desde temprano sus habilidades para el dibujo y la pintura. La familia del artista, principalmente del lado paterno es de origen nahua, el padre y los abuelos hablaban el idioma náhuatl.

De esta familia el artista presenció durante su infancia rituales de origen prehispánico como el elotlamanilistli, y un gran respeto por las plantas y animales de su entorno. Su familia, por generaciones, se ha dedicado a la medicina y herbolaria tradicional por generaciones, así como a la curandería o chalanería como medio alternativo de curación.

En el entorno del artista siguen vigentes algunos rituales como los velorios y la preparación de los muertos con sus respectivas ofrendas, se celebra en grande el día de muertos, cuya preparación inicia desde el sembrado de las flores hasta el recogimiento del altar lo que dura algunos meses. La música, la danza, también se hacen presentes en esta región.

Todo, sin embargo, ha cambiado, y es una preocupación del artista que estos símbolos y mues tras de su origen vayan desapareciendo, así como muchas especies de plantas y animales, ya que ahora en su municipio predomina la actividad citrícola.  Algo que destaca el artista es que en las familias de esta región existe un amplio uso de valores como la empatía, el respeto y la solidaridad, considera que es uno de los elementos que más reconoce de su familia.

Cuéntanos sobre tu formación y vocación artística.

La vocación de Luis Rafael por el dibujo y la pintura comenzó a hacerse visible desde muy corta edad, compañeros, maestros y su comunidad en general tenían como referencia “el niño que dibuja”, y en otros casos a manera de burla “el niño que todo lo ve bonito”, sin embargo fue constante y se interesó por seguir aprendiendo al menos de forma autodidacta hasta los 15 años de edad. A partir de entonces, accede a fuentes como la enciclopedia de técnicas de  dibujo de Ían Simpson, y a partir de ahí su trabajo y técnica cambiaron para bien en gran medida. En preparatoria ganó el segundo lugar estatal en dibujo al carbón en la ciudad de Xalapa en un festival escolar en el 2017, y ahí pudo conocer también la técnica del óleo, no se detuvo hasta dominarla.

En la universidad veracruzana, a través de los talleres libres de artes en Poza Rica Veracruz, pudo aprender de la mano de la artista plástica, Marisa Jiménez Cristóbal, técnicas compositivas, perfeccionamiento de técnicas de dibujo y pintura, así como a sistematizar su proceso creativo.  A partir de entonces ha tomado talleres de actualización y profesionalización artística a través de instituciones como el Instituto Veracruzano de la Cultura, con artista como Guillermina Ortega, Minerva Salguero, Edgardo Ganado, entre otros.

Al contemplar tu obra, me evoca al surrealismo de dos de nuestras grandes pintoras como son Remedios Varo y Leonora Carrington ¿Qué puedes comentarme al respecto?

Algunas personas han establecido esa comparación, sin embargo, creo que lo mío es diferente, ellas se inspiraron en lo mexicano y el mundo esotérico que observaron para crear, en cambio yo he vivido todo ello, nací con ello, prácticamente nací en la tierra, y al nacer la partera hizo una gran ofrenda para agradecer que yo haya llegado con bien a este mundo, entonces las cosas que yo pinto no solo surgen de lo que veo, sino de lo que vivo.

A mí me interesa por ejemplo el carácter mágico y religioso que existe entre las personas de mi comunidad con las plantas y los animales, por ello es que establezco esa relación en mi obra mediante la fusión del cuerpo con elementos de mi naturaleza inmediata, plantas, animales, las formas del relieve y otros elementos que en general tienen un sentido o carácter sagrado.

¿Cuáles son tus influencias a la hora de plasmar en el lienzo?

Sí, aunque debo decir que éstas cambian según el propósito que tenga al crear una serie o pintura, siempre hay un trabajo de investigación o documentación previo, así como de una exploración del entorno, la convivencia con las personas, los diálogos, etc. En cuanto al color, debo decir que la pintura renacentista de Leonardo Da Vinci y Botticelli son una influencia, así como del Bosco, el Greco con sus figuras alargadas y también de Odilón Redon. Últimamente Toledo me ha interesado mucho.

Platícanos sobre tú técnica y el proceso creativo. A decir de Vargas Llosa sobre que el artista expulsa sus demonios en el momento de la creación…

Generalmente, las obras llegan en una especie de ensoñación, puede ser una imagen mental, una palabra o una frase, y se queda en mi mente y la traigo ahí por días, hasta que finalmente me decido a plasmarla en un boceto, Entonces investigo los elementos que voy a utilizar, los colores, las formas y empiezo a plantear alguna idea. Algunas veces las ideas surgen solas, otras veces tengo alimentarme de música, colores, olores, formas y sabores, así como textos y otras obras de arte. La técnica que he utilizado en la mayoría de mis obras ha sido el óleo, con una aplicación muy ligera que le da a mis obras un carácter etéreo.

Creo que Vargas Llosa lleva razón en ello, puesto que, en mi caso, como he mencionado hay un fuerte carácter personal en mi obra, si bien es cierto que el arte debe generar conocimiento, no deja nunca de ser personal. Como he dicho mi obra surge desde dentro, de mis experiencias buenas y malas con la vida, en mi obra también hay referencia al amor, la memoria, el pasado, las despedidas, la vida y la muerte.

En general, los artistas, poetas, pintores, literatos, están orgullosos de alguna(s) de sus obras, en tu caso ¿cuál de ellas te significa?

La obra que tiene más significado para mí, es una representación de la Joven Gobernante de Amajac, que es un óleo sobre una pieza escultórica prehispánica encontrada en mi municipio. Cuando la vi por primera vez sentí una energía muy positiva y demasiado fuerte. Creo que una pieza muy bella, y su importancia para mí radica en que da fundamento a mi origen indígena también.

Actualmente en el plano profesional ¿cuál es tú mayor anhelo o quimera?

Ser un artista reconocido primero en mi país, y por qué no, llegar algún día a ocupar un sitio en los museos o galerías más importantes del mundo, sin perder mi esencia como artista, para que también el mundo sepa y conozca cómo piensa y vive la gente de México, un país culturalmente rico y diverso.

Entre tus mayores pasiones y gustos, hábitos por las artes ¿Cuáles destacas y qué lo motiva? Dentro de lo que hago, hacer visible mi comunidad, sus tradiciones y filosofía de vida, es una de las cosas más importantes, porque es parte de lo que soy. Mi padre estaba muy orgulloso de su origen, de su sabiduría, pero poca gente le tomó en cuenta, incluso yo no supe aprovecharlo lo suficiente, por ello hago también en cada proyecto un homenaje a él, a mi madre, a mi familia y a mi tierra.

De acuerdo a tu cosmovisión ¿En qué momento se encuentra la pintura mexicana contemporánea?  ¿Te identificas con alguna corriente o expresión pictórica?

Hay mucho trabajo actualmente en el arte mexicano, he formado parte de diversos círculos de artistas, pero siento que no encajo, hay cosas que no comprendo, sobre todo las nuevas expresiones. Considero que soy de alguna forma, más tradicionalista, el surrealismo es una corriente, al igual que el simbolismo, que me atraen demasiado. Aunque siempre escucho que las vanguardias ya terminaron, creo que no es así, y que uno como artista es libre de soñar, de crear y de tomar lo que mejor le ayude en su labor creativa.

¿Cuáles son tus planes y proyectos a priori y a mediano plazo?  ¿Qué podemos esperar y qué nos depara la obra de Luis Rafael? Por el momento lo más importante es que me conozcan en el país no solo en mi estado. Participar en exposiciones individuales y colectivas en museos importantes en los distintos estados, y de ahí da un salto tal vez y poder llevar mi obra a otro país incluso, y poder vender mi obra, no solo exponerla, es decir; tener un mercado ya definido.

Mi obra seguirá explorando elementos desconocidos de mi entorno, la magia, el esoterismo, y la naturaleza seguirán presentes. La nueva serie estará enfocada en la mítica figura del nahual en la Huasteca.

Algo que se me hubiera olvida preguntar y desees expresar…

Solo motivar a los jóvenes y niños a que sigan sus sueños, no importa que empiecen a dibujar con medios muy económicos o en soportes impensables, el chiste es no dejar de crear, ello nos ayuda a crecer y la constancia y nuestros valores nos van colocando en el camino correcto, y sobre todo ser fieles a nuestro origen y sentirnos orgullosos.

 

Continue Reading

Arteleaks

Narrativas y memorias de la Desaparición en México convoca a visibilizar historias de desaparecidos

Published

on

By

Convocatoria.
Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y memorias de la Desaparición en México.

En México se tiene registro de más de 90 mil personas desaparecidas a nivel nacional desde 1964. En la mayoría de esos casos sus familias han quedado rotas y aisladas, confinadas a ser ignoradas, lejos de la justicia y la verdad. A pesar de la magnitud del problema, la atención que recibe es mínima. Prevalece una estrategia deliberada de marginación para invisibilizar tanto las desapariciones como a las víctimas.

Además, tanto actores políticos como medios de comunicación comerciales promueven narrativas que estigmatizan y revictimizan, omitiendo la responsabilidad gubernamental. Es en este contexto que los colectivos Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, Voz de los Desaparecidos en Puebla, Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, Uniendo Cristales, Red de Desaparecidos Tamaulipas y Técnicas Rudas en colaboración con DW Akademie promovido por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo, Centro de Estudios de Desarrollo Económico y Social BUAP, Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría S.J.  IBERO Puebla, Preparatorias IBERO Puebla, Departamento de Arte, Diseño y Arquitectura IBERO Puebla, Revista Klastos. Investigación y Crítica Cultural, Colectivo La Quince, Colectiva
Acción Directa Autogestiva, A dónde van los desaparecidos – Espacio de investigación  periodística y Foro Cultural Karuzo convocan a todos los grupos, colectivos, instituciones y personas interesadas en formar parte de esta Primera Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y
Memorias de la Desaparición en México con los siguientes objetivos:

  • Visibilizar y sensibilizar acerca de la desaparición en México.
  • Combatir la criminalización y revictimización de las víctimas de desaparición y de sus familias
  • Lograr que las voces de las víctimas sean escuchadas
  • Generar narrativas contrahegemónicas sobre la desaparición
  • Contribuir a un cambio de imaginario sobre la desaparición, las víctimas y las (os) familiares encaminado a la búsqueda de la verdad, la justicia, la no repetición y la memoria viva

LOS PARTICIPANTES

Podrán participar todas las personas mayores de edad interesadas en la visibilización y sensibilización de la desaparición de personas; en caso de ser menores de edad se les pide que adjunten una carta responsiva de tutora o tutor. El tema del cartel deberá cumplir con los puntos mencionados en los objetivos.

REGISTRO Y PUBLICACIÓN DE RESULTADOS

La convocatoria estará abierta del 20 de diciembre de 2021 al día 9 de marzo de 2022 a las 23:59 hrs. Las personas participantes deberán enviar los siguientes documentos al correo narrativasymemorias@tecnicasrudas.org: a) La imagen en jpg o pdf de su cartel

b) Incluir un archivo con su nombre completo, su nombre artístico (en caso de tenerlo),
lugar de residencia e información de contacto.

c) El archivo de registro de la imagen bajo la licencia Creative Commnos con nombre y
firma. (https://creativecommons.org/).

d) En caso de ser menor de edad, la carta responsiva de tutora o tutor.

Los archivos de los carteles deberán tener las siguientes especificaciones: 90 x 60 cm, resolución a 300 dpi y tres tintas máximo. Los carteles llevarán registro Creative Commons y podrán ser utilizados y reproducidos por los colectivos de la forma que les parezca pertinente y como convenga a sus intereses, otorgando siempre los créditos de autoría correspondientes.

La publicación de los carteles recibidos conforme a los términos de la convocatoria será el 28 de marzo. Los resultados se darán a conocer en el sitio de Narrativas [http://www.narrativasymemorias.org/] y a través de las redes sociales de las instituciones participantes.

Sobre la Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y memorias de la Desaparición en México: Por parte de Técnicas Rudas se realizará una impresión y pega de los carteles con el fin de asegurar una visibilidad importante del tema de la desaparición y sus profundas implicaciones en la realidad de este país. La impresión se hará de manera gradual durante el 2022, dependiendo del número de carteles que participen en esta convocatoria. Todos los carteles formarán parte de la Exposición Rodante “Narrativas y memorias de la Desaparición en México: consolidación de alianzas amplias”, misma que hará un recorrido por el territorio nacional desde el 2022.

Una vez cerrada la recepción de trabajos, las instituciones, organizaciones y colectivos convocantes se comprometen realizar al menos una exposición abierta al público y/o una actividad que se relacione con la discusión y difusión del tema de la desaparición en México en el marco de la muestra, ya sea dentro de sus instalaciones o gestionando otros espacios que considere apropiados.

Los Colectivos de Búsqueda se comprometen a trabajar de forma articulada, integrando los carteles a sus campañas de difusión, concientización, sensibilización y cualquier otro uso que los colectivos necesiten y consideren de utilidad para la búsqueda.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: