Connect with us

Mexico Violento

Secuestradores confesos por tortura en Cuautepec

Cuautepec, zona marginada de la Ciudad de México, donde la tortura y fabricación de delitos es la solución al crimen que da la Policía

Avatar

Published

on

patrullas

Policía en Cuautepec, Ciudad de México. Foto: mvs.com

Ramsés Ancira

Me cuenta el profesor de filosofía del derecho en la UNAM que en México solo el 2 por ciento de los delitos se castiga. No es cierto, quizá la estadística hable de los casos que llegan a proceso penal, y en estos, muchos son “pagadores” de delitos reales, pero que ellos no cometieron. Miguel Ángel es uno de ellos, la cámara de una tienda Oxxo demostraría su inocencia, pero a la policía no le interesa la presunción de inocencia.

El verdadero delito de Miguel Ángel es vivir en Cuautepec, un jardín de las delicias para policías federales y “de investigación”. En Cuautepec se cosechan presuntos delincuentes, como manzanas de un árbol. Esto es así porque el gobierno del Distrito Federal no aplica programas para mejorar la zona, las nuevas generaciones están condenadas a perpetuar el crimen. En las primeras semanas que Miguel Ángel permaneció en el reclusorio oriente, tres de sus vecinos fueron asesinados, dos por presuntas venganzas, el tercero, un médico que atendió el parto de sus hijas, cuando intentaban robarle su auto.

Miguel Ángel es futbolista profesional, jugó en el Pumas Morelos y, después de una lesión, para varias empresas con equipo de futbol del Estado de México.

La razón por la que lo eligieron para imputarle un secuestro, es que caminaba por calles de Vallejo con una joven que no es su esposa. Juntos entraron a un Oxxo para comprarle cigarros a ella, él no fuma.

Horas antes Miguel Ángel acudió a una fisioterapia, en sus piernas llevaba las marcas de las ventosas. Su madre es una mujer piadosa que da clases de biblia en los reclusorios.

Ventosas, cámara de Oxxo y testimonio del fisioterapeuta deberían bastar para que Miguel Ángel quedara libre en horas. Pero antes fue subido a un vehículo en el que lo “emplayaron”, esto es, lo sujetaron  con polietileno mientras lo asfixiaban y lo golpeaban preguntándole donde estaba el secuestrado.

Miguel Ángel razonó así con sus secuestradores, los cuales ignora si están  en la nómina de Miguel Ángel Mancera o de Eruviel Ávila ya que él se encontraba en Vallejo y el secuestro fue cometido en Tecámac. “No les voy a decir lo que no se, y como no puedo decirles lo que no sé, mejor mátenme y acabamos con esto”.

La tortura terminó cuando Miguel Ángel aceptó decir que lo habían capturado manejando una camioneta a la que lo subieron después. En el reclusorio oriente conoció a Braulio, un muchacho de 24 años que se encuentra preso en la misma celda.

A diferencia de Miguel Ángel, Braulio no tiene ambos padres intenten  su libertad. Es huérfano de madre. Antes de la prisión vivía en pareja con una señora que supera los 40 años, y la hija de ella, de unos 20.

A principios de año la mujer, a quien llama esposa aunque no acudieron al Registro Civil,  lo presentó con un sujeto, días después este le dijo que si le podía guardar unas cosas en su departamento del Estado de México. El sospechó algo, pero como se lo pidió su mujer, aceptó.

¿Cuál sería la sorpresa de Braulio cuando lo que recibió fue a un hombre maniatado? Él se negó a recibirlo. Le dijeron que no había marcha atrás, o lo metía al departamento o matarían a su mujer y a su hija.

Dice haberlo tratado bien, le dio de comer y lo atendió hasta que llegó la policía y lo rescató.

En el reclusorio oriente recibe dos noticias que le atraviesan el corazón: En el interrogatorio sin huellas visibles que pudieran servir a Derechos Humanos, a su esposa le reventaron los tímpanos, piden 100 mil pesos para operarla. Su hijastra estaba embarazada (tal vez del verdadero secuestrador), tras la golpiza estaba a punto de abortar. Ambas están presas

Cuándo Miguel Ángel pasó de manos de la policía local a la federal le mostraron las fotos de un sujeto moreno conduciendo la camioneta donde transportaron al secuestrado. Lleva descubierto el brazo izquierdo, libre de tatuajes. El futbolista si lo tiene cubierto con tinturas, al estilo de moda entre muchos de su profesión.

Miguel Ángel comparte crujía con Francisco, un hombre que participó en el asalto a una casa de empeño, El Diamante, en la que se cobraban intereses 100 veces mayores a la inflación.

En ese asalto, Francisco, durante 20 minutos, tomó como rehenes a dos empleados. Miguel Ángel Mancera, entonces procurador del Distrito Federal participo en el operativo y le pidió liberar a los rehenes.

Mancera negoció con Francisco quitarle 40 años de prisión si se declaraba culpable, además  de un secuestro y asesinato previo. Había un problema, entonces “El Cholo” pasaba indocumentados a Estados Unidos.

Ese juicio en Estados Unidos tenía documentos en inglés y el Ministerio Público consideró que era muy complicado traducirlos. Los desechó. A Francisco ya solo le quedan unos 99 años en prisión, a Mancera una  campaña presidencial.

Justicia pendiente

Director de Cefereso de Michoacán tortura, amenaza y viola derechos humanos, denuncian internos

Avatar

Published

on

Por Ignacio García

El director del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 17 de Michoacán, Julio César Pérez Álvarez, ha incurrido en constantes violaciones de derechos humanos hacia los presos del penal como la ausencia del servicio de agua potable, así como constantes torturas y amenazas sin haber sido sancionado por las autoridades federales.

Por medio de una misiva, George Khoury Layón, interno del penal federal acusado  falsamente del delito de homicidio calificado por Isabel Miranda de Wallace, denunció que el directivo ordenó que le arrojaran gas lacrimógeno, además de que ha incurrido en malos tratos y golpes constantes hacia su persona, así como enviarle un perro para quitarles sus tenis ortopédicos.

Por ello, pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ordene a los comisionados federales que atiendan las irregularidades cometidas por Pérez Álvarez, ya que, enfatizó, existen 273 amparos en contra del director por la falta de agua potable, falta de atención médica, amenazas y torturas contra los internos.

De acuerdo con el reo, los amparos se encuentran radicados en los juzgados Quinto y Octavo de Uruapan, Michoacán, sin embargo, hasta el momento no han obtenido una respuesta satisfactoria y el director lo ha amenazado con negarle el suministro de sus medicamentos contra la lumbalgia que padece, así como retirarle los tenis ortopédicos que requiere para su postura en caso de no desistir de sus denuncias públicas.

Agregó que Julio César Pérez ha alegado que cuenta con el respaldo institucional, pues su familiares trabajan en la Federación y él es uno de los ex colaboradores de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) durante el gobierno de Felipe Calderón y preso en Estados Unidos por sus presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.

Asimismo, expresó que pueden contar con hasta 200 firmas de los presos que están en contra de las funciones de Pérez Álvarez, por lo que demandaron la intervención del presidente de México para que se frenen los abusos cometidos contra los internos del Cefereso de Michoacán.

 

 

Continue Reading

Fabricación de culpables

Policía condecorado por AMLO en 2004, lleva 15 años en prisión con delitos fabricados por secuestro

Ignacio García

Published

on

Por Ignacio García

CIUDAD DE MÉXICO.- Ariel Eros García Islas, ex integrante del grupo élite denominado “Los Cobras”, de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, quien había sido condecorado por el entonces jefe de gobierno de la Ciudad México, Andrés Manuel López Obrador, en 2004, es una víctima más de fabricación de culpables de la pasada administración de Vicente Fox.

Acusado falsamente por el delito de secuestro, por el cual se encuentra procesado en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) El Altiplano, Estado de México, desde hace más de 15 años, García Islas pidió la intervención del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que se realice justicia a su proceso irregular.

En entrevista con Los Ángeles Press, el ex policía capitalino denunció que no cometió el delito de secuestro como lo expusieron los medios de comunicación en abril de 2004, pero fue torturado por elementos de la extinta Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para confesar supuestamente su responsabilidad en ese ilícito.

De acuerdo con el denunciante, los protocolos de Estambul demuestran la tortura de la que fueron víctimas los policías capitalinos detenidos por la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR) a cargo de Rafael Macedo de la Concha en 2004.

Agregó que debido a la coyuntura política nacional por la búsqueda del desafuero del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, el gobierno federal, encabezado por el panista Vicente Fox Quesada, junto con en entonces director de la AFI, Genaro García Luna, maquiló delitos al grupo élite de la policía capitalina para desacreditar la imagen del ahora presidente de la República.

Reiteró que desde hace más de 15 años está procesado en un penal de máxima seguridad en el Estado de México por las consignas del gobierno federal para vengarse del gobierno de izquierda de la Ciudad de México, pues en su momento, dijo, el propio ex secretario de Seguridad Pública capitalino, Marcelo Ebrard,–hoy canciller del país–, reconoció la valía de este grupo policiaco.

Dijo que durante más de tres lustros han violado el debido proceso para evitar su salida y las irregularidades presentadas en el mismo, por lo que al inicio de la actual administración federal, Daniel Miranda, quien se acreditó como representante de la Secretaría de Gobernación (Segob), se acercó con ellos para buscar su intervención, pero no han obtenido respuesta de su parte,

Por ello, pidió que se brinde justicia y no se vuelvan a cometer este tipo de delitos que han persistido contra los ex agentes del grupo policiaco de la Ciudad de México, pese, dijo, a que fue condecorado por el ahora jefe del Ejecutivo federal.

Contexto

Ariel Eros García Islas fue acusado por Fidencio Francisco Facio Trejo, víctima de tortura por agentes de la SIEDO y obligado a firmar la acusación, esposado de espaldas, y solo declaró “conocer a un tal Eros”.

De su expediente desaparecieron muchas pruebas, sin embargo un juez volvió a ordenar que se le hiciera el Protocolo de Estambul a Facio Trejo, resultando nuevamente positivo como en 2004.

 

Continue Reading

Mexico Violento

General Dauahare, acusado de narcotráfico y cercano a Cienfuegos, en la nómina de Segob y familia en la de Pemex

Avatar

Published

on

Por Ignacio García y Guadalupe Lizárraga

El general en retiro Tomás Ángeles Dauahare, cercano al ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Salvador Cienfuegos, recién acusado de presuntos vínculos con el narcotráfico por las autoridades de Estados Unidos, es parte de la nómina en la Secretaría de Gobernación (Segob) con un sueldo de más de 60 mil pesos mensuales.

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública (SFP), el general Ángeles, retirado de 78 años, con una trayectoria militar vinculada al narcotráfico en el sexenio de de Felipe Calderón y en el de Enrique Peña Nieto, funge en la actualidad como coordinador de Seguimiento federal en Gobernación, la secretaría con asuntos de mayor sensibilidad política en México.

Con un sueldo de 61 mil 603.41 pesos al mes, además de su pensión de más de 300 mil pesos mensuales por el servicio público, Tomás Ángeles Dauahare, tiene a su hija, Adriana Ángeles Zepeda, en un cargo de Pemex como coordinadora especialista D, con un sueldo de 67 mil 826.09 pesos mensuales, así como a su yerno, Juan Manuel Flores Cabrera, como coordinador especialista G, con un salario de 50 mil 935.65 pesos al mes.

 

Aunque el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha enfatizado que terminará con la corrupción y el nepotismo en la administración pública federal, el militar retirado se mantiene activo en el gobierno federal y mantiene a sus familiares en la nómina gubernamental, lo que representa una falta a la Ley General de Servidores Públicos.

Tomás Ángeles Dauahare fue subsecretario de la SEDENA entre 2006 y 2008, durante la administración de Felipe Calderón, marcada por las violaciones de derechos humanos cometidas sistemáticamente en la que el ejército tuvo acción destacada, como la ejecución extrajudicial de los dos estudiantes del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) en 2010.

Ángeles Dauahare fue detenido en 2012, acusado de colaborar con el Cártel de los Beltrán Leyva, luego de haber reconocido que personal del Ejército trabajaba para otros cárteles de la droga en México y que proporcionaban información a las organizaciones delictivas; mientras el exsecretario de Seguridad pública, Genaro García Luna, ahora se sabe que colaboraba con el Cártel de Sinaloa.

Sin embargo, Ángeles fue liberado en 2013 por supuestas faltas de pruebas en su contra y se convirtió en la mano derecha del entonces secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, detenido y acusado en Estados Unidos en 2020 por tráfico de drogas en colaboración con el Cártel de los Beltrán Leyva, y extraditado recientemente a México.

Testimonio de militar en 2017 sobre Dauahare y uno de los Beltrán Leyva

Continue Reading

Trending