Connect with us

México de conciencia

Ramona Rebeca Padilla, pionera de trabajo social en la Secretaría de Salud de Sinaloa

Published

on

La historia de Ramona Rebeca Padilla es una de altruismo y de amor al prójimo

La primera jefa del servicio de trabajo social en el Hospital General de Culiacán comparte su historia: ¡Siempre hay que ayudar a quienes más nos necesitan!

Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez

Aquí está su vida, su historia y su familia. Ramona Rebeca Padilla fue durante muchos años una figura emblemática y entrañable en el Hospital General de Culiacán. Un ángel de uniforme azul marino bien planchado y una permanente sonrisa que recorría los pisos como dínamo, cama por cama, llevando consuelo y esperanza a los pacientes, sobre todo a los necesitados de todo.

A los 16 años y en pleno 1969, ella era una chica con gran vocación de servicio a la que le sobraban corazón y energía.

Ramona Rebeca Padilla ingresó a trabajar en la Secretaría de Salud el 16 de septiembre de 1969, incorporándose a su adscripción en el Centro de Salud Urbano de Culiacán, y se jubiló el 1 de enero de 1998 en el Hospital General de Culiacán, unidad médica en la que nació su hijo, murió su madre y dejó los mejores años de su vida profesional como trabajadora social.

Enfermera Ramona Rebeca Padilla

Un personaje de la Salud

Nació el 10 de junio de 1953. No tuvo papá, y su mamá era muy pobre. Vivían por la calle Constitución al oriente, en la colonia Miguel Alemán.

A su mamá le tocó una época demasiado dura. Estudió para secretaria y escribía bien a máquina pero no la ejerció. En cambio, para salir adelante trabajó en las tortillerías de Ramón Madueña. Entraba a las dos de la mañana y salía a las cuatro de la tarde. “Gracias a ella soy lo que soy”, apuntó.

Cuando Rebeca Ramona Padilla tenía once años de edad, nació su hermano Claudio un 10 de mayo de 1964. Claudio Padilla trabaja actualmente en Caravanas de la Salud y fue jefe de Servicios Generales del Hospital General de Culiacán.

“Me quedaba a cargo de mi hermano y mi mamá se iba a trabajar. Es muy duro sacar adelante el hogar sin compañero. Mi abuelita vivía con nosotros. Era muy pesado ver a mi mamá trabajar tanto”, expuso.

No te pierdas: Secretaría de Salud en Sinaloa advierte de la venta de tortillas de maíz que no cumplen normas de calidad

 

Por eso desde temprana edad Rebeca Ramona Padilla decidió estudiar una carrera corta para trabajar y ayudar a su mamá, quien al cumplir sesenta años fue dada de baja de las tortillerías y la liquidaron considerando el tiempo transcurrido.

Enseguida de su casa vivía el doctor Domingo Vega Rodríguez, quien perteneció a la planta docente de la Casa Rosalina. Fue consejero universitario y profesor de la Escuela de Enfermería y Obstetricia de la Universidad de Sinaloa.

Rebeca tenía tres meses de haber culminado sus estudios de comercio en el Instituto Webster, escuela que estaba ubicada por la avenida Ruperto L. Paliza, entre Antonio Rosales y Rafael Buelna.

«Yo te voy a ayudar», le propuso Vega a Rebeca.

Fue así como, después de cumplir satisfactoriamente con un examen, ingresó a trabajar al Centro de Salud Urbano de Culiacán, donde fue secretaria del director Rigoberto Armienta Canizalez, quien después en los años ochenta se haría cargo del Hospital Civil de Culiacán.

Canizalez, su primer jefe, fue uno de los primeros jóvenes sinaloenses de talento que fue becado para estudiar por la “Casa de Sinaloa” en la Ciudad de México, recibiéndose como médico cirujano por la UNAM en 1957.

“Yo empecé desde abajo haciendo mandados y haciendo los certificados médicos porque tenía mucha velocidad para escribir a máquina”, recuerda.

 

Rebeca también trabajó con el doctor Nicolás Vidales Tamayo, ilustre personaje sinaloense vinculado a los bomberos y a la labor sanitaria. “Ahí consultaba en el Centro de Salud”, comentó.

Luego la cambiaron a las oficinas centrales de la Secretaría de Salud, cuando se encontraban en un edificio ubicado por la avenida Gral. Álvaro Obregón, entre las calles Gral. Antonio Rosales y Gral. Rafael Buelna.

Posteriormente, las oficinas de la Secretaría de Salud estuvieron en la esquina de la calle Ignacio Zaragoza y avenida Ruperto L. Paliza, a un costado del DIF Sinaloa, donde duró un buen tiempo.

Fue una época de mucho esfuerzo en la que Ramona Rebeca Padilla trabajaba de día y estudiaba de noche. Luego de egresar de la secundaria y la preparatoria nocturna, estudió trabajo social y la licenciatura.

Al culminar su carrera como trabajadora social, solicitó al director de las oficinas centrales su cambio al recién inaugurado Hospital General de Culiacán, donde al llegar recibió su nombramiento como jefa del departamento de Trabajo Social en 1990, donde muchas personas la recuerdan cariñosamente como “Rebequita” o “Monchita”.

“Tenía 21 años de servicio como secretaria de cinco jefes, y en el hospital duré siete años como jefa de trabajo social”, comentó.

Un ángel azul

De 1990 a 1997 fue la primera jefa del Departamento de Trabajo Social del Hospital General de Culiacán “Dr. Bernardo J. Gastélum”. Al año de trabajar en el hospital nació su hijo Julián el 6 de enero de 1991, producto del hogar formado con el maestro de primaria Víctor Manuel Leal Ontiveros.

“Cuando empecé como trabajadora social atendía personas en el escritorio y subía con los médicos a pasar visita. Ahí conocía la realidad de cada paciente”, expuso Ramona Rebeca Padilla.

Atendió muchos casos de migrantes mutilados por el tren en movimiento, atendidos por amputaciones de brazos o piernas, golpeados por los vagones al caer del ferrocarril y con lesiones graves, casi todos eran enfermos sin familiares ni recursos.

“Buscaba la manera de ayudarlos cuando los daban de alta, para regresarlos a su lugar de origen. Mi labor era conseguir un boleto de avión, de autobús o de tren para que pudieran volver a su tierra”, aseveró.

Como trabajadora social atendió el caso de un reo que sabía que su muerte estaba cerca debido a una enfermedad terminal y pedía, al menos, esperar su final en casa y no regresar a la prisión en las Islas Marías.

Te puede interesar: Natalia Aguilar Serrano, estudiante destacada de Culiacán, Sinaloa, por proteger ecosistemas

 

Rebeca luchó por hacer valer los derechos humanos inherentes a la persona enferma aunque se trataba de un paciente privado de su libertad y obtuvo el apoyo de la Barra de Abogados, consiguiendo su libertad humanitaria para que pudiera morir en paz y con dignidad en su casa, al lado de sus seres queridos.

“Estaba en un estado crítico, le quedaban pocos días de vida y lo iban a trasladar de regreso al centro penitenciario en las Islas Marías. Solicité el apoyo de la Barra de Abogados para gestionar una libertad humanitaria para que pudiera morir en paz y con dignidad en su casa, como era su deseo”, dijo.

Narró que en su época como trabajadora social, hacía visitas domiciliarias para conocer la situación de la familia y su relación con el paciente. Averiguaba por qué no venían, debido a que en algunas ocasiones el enfermo era abandonado.

“Clara Damken trabajaba en la mañana. Elsa de Jesús Limón estaba en la tarde. Después nos trajeron a Lupita y Bertha Alicia, poco a poco fue creciendo el  servicio de trabajo social”, precisó al subrayar que en ese tiempo la labor era ardua y en ocasiones extremadamente difícil y espinosa porque se luchaba contra muchas dificultades.

Sostiene que una cuestión que fue de mucho apoyo en su época fue la colaboración de las damas voluntarias. “Las esposas de los médicos ayudaban mucho y en esa colaboración me conocieron de presidentes municipales para arriba. Aunque las necesidades siempre son demasiadas”, explicó.

“No es lo mismo la teoría que la práctica, no es lo mismo estudiar que ejercer la profesión y estar en contacto con el paciente. No es lo mismo la escuela, que la vida en un hospital. Los maestros dicen una cosa, pero aquí cuenta mucho el criterio porque a veces el paciente no tiene dinero y uno tiene que buscar la manera. En algunos casos se podían hacer convenios, otros no tenían nada”, refirió sobre el trabajo en el frente en aquellos tiempos.

Ramona Rebeca Padilla siempre realizó un trabajo con sentido humano de trascendencia social, sobre todo en beneficio de las personas que más la necesitaron, pacientes y familiares en situación de desamparo.

Lee más: Reposa la pluma del periodista y trovador Víctor Eduardo Valdez Verde, exdirector de El Sol de Sinaloa

 

El doctor Jesús Enrique Reyes Ramos recuerda las posadas que se organizaban para los niños con asma con el apoyo de trabajo social, como un botón de sus múltiples actividades diarias que dejaron un legado para la historia del hospital.

Siempre sonriente, en su incansable recorrido ofrecía palabras de aliento a los pacientes y sus familiares para brindar consuelo y aliviar su sufrimiento. “En una ocasión una paciente me regaló una playera con mi nombre”, dijo al recordar un gesto de gratitud que la emocionó en lo profundo del alma.

Sin embargo, confiesa que después como usuaria tuvo desafortunadas experiencias con una trabajadora social, un médico al que le hizo en su momento muchos favores y otras personas que le dieron la espalda cuando las necesitó. “Me fui con mucho sentimiento porque yo no trataba así a la gente y me hicieron llorar”, afirmó.

Siempre hay que ayudar al prójimo 

El 1 de enero de 1998 se jubiló para cuidar a su mamá y a su hijo, cuando ambos se enfermaron y no tenía quién se los cuidara. Ambos se recuperaron, pero su mamá murió en 2004 en el Hospital General de Culiacán.

“Me hicieron mal la jubilación, me pusieron todo volteado, un sueldo que no debían”, lamentó. “Soy proletaria, ando en camión. Salgo cada fin de mes para ir a cobrar”, aseveró al confiarnos que actualmente vive en la primera etapa del Fovissste Chapultepec.

Ramona Rebeca Padilla desea reivindicar sus derechos como jubilada pues argumenta que su jubilación del ISSSTE se le paga de manera incorrecta.

Hace dos meses pidió audiencia directamente en el despacho del gobernador Rubén Rocha Moya y pasaron sus datos al secretario particular, pero hasta la fecha no le han hablado.

Tiene su pelo blanco y un mechón negro en la frente. A principios de 2022 estuvo grave al contraer el COVID-19. “Mi esposo se contagió al ir al banco y me pasó la enfermedad. A él no le fue tan mal. Yo estuve un mes mal a pesar de que tenía cuatro aplicaciones de la vacuna, perdí el oído, el olfato, el gusto, la voz, no podía comer y tenía vómito”, dijo al recordar esa experiencia.

La editora recomienda: Verificadores sanitarios inspeccionan almacén de vacunas contra Covid-19 en la Universidad de Sinaloa

 

Cuenta que desde que inició la pandemia no se pinta el pelo y cuando vaya al salón de belleza no se lo pintará porque piensa que es una gracia que Dios le dio.

“Cuando vives el trabajo social cambia por completo tu forma de pensar y tu vida, aprendes a valorar lo especial que es cada persona y al dar amor recibes una satisfacción y una paz espiritual, no hay mejor recompensa”, confesó al recordar que al retirarse entregó la estafeta a la licenciada en trabajo social Reyna Guadalupe Valenzuela Soto, “Lupita”, quien duró en el cargo de 1997 a 2017.

Al concluir la entrevista, Ramona Rebeca Padilla fue al encuentro de los recuerdos en su querido y entrañable hospital. Recorrió los pasillos con la profunda emoción de una trabajadora social jubilada que vivió a diario el acontecer de la más importante responsabilidad y el reto de mayor alcance que ha tenido en su vida: trabajar por el bienestar de sus semejantes.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

México de conciencia

Asociación de Transporte Aéreo Internacional rechaza que AIFA tenga capacidad para servicio de carga

Published

on

La asociación de transporte Aéreo sostuvo que el AIFA no cumple con los requisitos para cumplir con el decreto presidencial de trasnporte de carga

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) refirió que el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) no cuenta con las condiciones técnicas, normativas e infraestructura para que se desarrollen los vuelos exclusivos de carga del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El organismo internacional señaló que el gobierno mexicano necesita cumplir con una serie de requisitos críticos e independientes en materia de infraestructura de carga que aún están pendientes para que puedan realizarse esas modificaciones en la terminal aérea.

Para saber más del tema: Decreto presidencial para que aviones de carga utilicen solo el Aeropuerto Felipe Ángeles

De acuerdo con la IATA, se requieren certificaciones de terceros por los operadores de terminales como carga que se transporta para Europa, así como equipamiento adecuado de los almacenes de carga autorizados por la Autoridad de Aviación Civil de México.

De la misma manera, se necesita el cumplimiento del sistema aduanero operativo, contar con los agentes aduanales suficientes para atender la carga importada y un registro de agentes de especialidad para el AIFA.

También la IATA sostuvo que el plazo de 90 días contemplado por el gobierno federal para cumplir con estos requisitos es insuficiente para que los vuelos exclusivos de carga que migren a otros aeropuertos.

Lee también: ASF detecta observaciones por más de 20 mmdp a Sedena por construcción de nuevo aeropuerto

Asimismo, el organismo internacional enfatizó que se necesitan completar la infraestructura de transporte aéreo y terrestre hacia y desde el AIFA, la cual en la actualidad es completamente inadecuada para que comience el movimiento de carga y pasajeros.

Lo anterior se da, luego de que el 19 de enero pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo en su conferencia matutina que busca un consenso con las empresas de aviones de carga para que utilicen solamente el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, lo cual quedará plasmado en un decreto presidencial, pero negó que se tratara de una imposición.

 

“Hay un trabajo de convencimiento, aplicamos la máxima del presidente Juárez, de nada por la fuerza, y se está buscando que los aviones de carga puedan utilizar el Aeropuerto Felipe Ángeles, se está llegando a este acuerdo con agencias aduanales, con quienes se dedican al transporte de carga en aviones», dijo. Y abundó que los avances se están dado sin conflicto, y que se informará en cuanto haya resultados.

 

Continue Reading

México de conciencia

Legisladora exhorta a que se asigne presupuesto para garantizar cobertura universal a pacientes con cáncer

Published

on

By

La diputada del PRI lanzó un llamado para que se atienda el problema de las personas enfermas de cáncer en México

• El programa federal para prevención y control de cáncer sin recursos presupuestales suficientes en México: diputada Marcela Guerra

«Se han dado grandes avances en el combate del cáncer, sin embargo, en esta administración no hay una política pública integral que permita optimizar los recursos humanos y materiales para el beneficio de los pacientes», afirmó la diputada federal Marcela Guerra, quien presentó un punto de acuerdo para que se asigne presupuesto del erario a la cobertura universal para quienes tienen este padecimiento.

El Punto de Acuerdo presentado por la integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI) exhorta a la Secretaría de Salud (Ssa) a desarrollar e implementar un programa nacional de control de cáncer, así como a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a que asigne los recursos presupuestales para la prevención, detección temprana y atención del mismo en México.

Lee también: Thijs, una lucha perdida contra el cáncer

 

Lo anterior, a fin de garantizar la prevención y detección temprana, atención y tratamiento oportuno, así como la reducción de la incidencia y mortalidad, causadas por esta enfermedad no transmisible en la población.

En México, puntualizó la legisladora priista, el cáncer es una de las enfermedades que ha cobrado mayor relevancia debido a sus elevados grados de incidencia y mortalidad, ya que anualmente cobra la vida de más de 80 mil mexicanos, siendo ésta la tercera causa de muerte, antes del Covid-19.

Además, advirtió que, en los últimos 30 años, el número de muertes a causa de este padecimiento en el país se ha incrementado 2.3 veces y, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se espera que para 2030, los casos aumenten 44 por ciento.

No te pierdas: Polémica eutanasia a niño, víctima de cáncer en Holanda

 

Tras destacar que de los 20 países que integran la región de América Latina, únicamente 7 cuentan con una legislación vigente en materia de control del cáncer, mientras que 11 de ellos han implementado un plan o programa nacional de atención para este padecimiento, lamentó que México no se encuentre en ninguno de estos dos casos.

La Secretaría de Salud, expuso la representante popular neoleonesa, dio a conocer el Programa de Acción Específico de Prevención y Control del Cáncer 2021-2024, pero no fueron contemplados recursos presupuestales específicos para la instrumentación de dicho programa a lo que se suma la falta de vigilancia en los programas de acción específica, lo que reduce la instrumentación y operación de las acciones a largo plazo.

Con esos argumentos, Marcela Guerra manifestó su interés para que el Poder Legislativo contribuya, en el cumplimiento de las metas y los compromisos internacionales, para un ejercicio pleno de los derechos humanos de la población; así como para promover el diagnóstico temprano como estrategia fundamental para disminuir las cifras de mortalidad por cáncer en México, con el presupuesto necesario.

 

 

Continue Reading

México de conciencia

INAI instruye a FGR informar denuncias de tomas clandestinas de agua potable en todo el país

Published

on

By

El INAI ordenó a la FGR que informé sobre las tomes clandestinas de agua en el país

En 2021, en el marco de la sequía extrema, las tomas clandestinas de agua potable aumentaron hasta 110 por ciento

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) instruyó a la Fiscalía General de la República (FGR) dar a conocer el número de denuncias presentadas por la apertura y uso de tomas clandestinas en ductos de la red de agua potable del país, entre los años 2000 y 2022, desagregando por mes y por año el número de denuncias presentadas, carpetas de investigación y sentencias emitidas.

“La transparencia de la gestión pública es fundamental, porque abona en la legitimidad de las instituciones y desde luego en la búsqueda de recuperar la confianza ciudadana, ya que permite que las personas den seguimiento, naturalmente, de las y los servidores públicos, y que evalúen también su eficiencia y eficacia. Y en ese sentido, este Pleno, con las determinaciones que ha emitido de manera cotidiana, en las que ordena la apertura de información, coadyuva en esta labor de fortalecimiento de las instituciones de nuestra nación”, comentó la comisionada presidente, Blanca Lilia Ibarra Cadena, al exponer el caso durante la sesión del Pleno.

No te pierdas: INAI ordena a Segob informar sobre medidas de protección para periodistas

Resaltó que la escasez de agua en México se ha agravado por la sustracción ilegal del líquido vital; tan solo entre 2012 y 2018, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) detectó dos mil 280 usuarios de aguas nacionales sin título, a lo que se suma que se desconoce cuánta agua se extrae de pozos clandestinos.

Asimismo, Ibarra Cadena refirió que, en 2021, cuando más de la mitad del territorio nacional fue declarado en situación de sequía extrema, las tomas clandestinas del líquido aumentaron entre 70 y 110 por ciento.

Un particular solicitó a la FGR información desagregada por mes y por año, de 2000 a 2022, del número de denuncias presentadas por sustracción ilegal de agua en la red de agua potable; de carpetas de investigación y/o averiguaciones previas abiertas; de casos judicializados; de casos desestimados; de personas procesadas, y de sentencias divididas en condenatorias y absolutorias.

Lee también: INAI asume presidencia internacional de Red de Transparencia y Acceso a la Información

El sujeto obligado rechazó entregar lo solicitado, argumentando no contar con el nivel de desglose requerido, por lo que no podía proporcionar la información de los registros e investigaciones de las tomas clandestinas de agua.

La persona solicitante se inconformó con la respuesta y presentó un recurso de revisión ante el INAI, el cual fue turnado a la ponencia de la Comisionada, Presidenta Blanca Lilia Ibarra, misma que buscó información pública y constató que el sujeto obligado cuenta con diversos sistemas que concentran información de tipo estadístico, como el Sistema Institucional de Información Estadística, en el que es posible conocer detalles de las averiguaciones previas, y el programa Justici@net, donde se pueden localizar los expedientes por número de caso.

Así, por unanimidad, el Pleno del INAI revocó la respuesta de la FGR y le instruyó realizar una búsqueda razonable y exhaustiva en todas las unidades administrativas competentes y en los sistemas referidos, para localizar la información con el desglose solicitado.

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: