Connect with us

Latinoamérica

Pacto entre pandillas de El Salvador, en vísperas al nuevo gobierno

El proceso de pacificación entre pandillas salvadoreñas, pese a estar en un punto álgido, podría ser exitoso en el marco del nuevo gobierno izquierdista

Avatar

Published

on

Líderes de la Mara Salvatrucha en el penal de Ciudad Barrios, en el departamento salvadoreño de San Miguel, en 2012. Foto: Tomás Andréu/IPS

Líderes de la Mara Salvatrucha en el penal de Ciudad Barrios, en el departamento salvadoreño de San Miguel, en 2012. Foto: Tomás Andréu/IPS

Por Edgardo Ayala y Claudia Marroquín

SAN SALVADOR, El Salvador, (IPS) .– Cuando el 1 de junio el izquierdista Salvador Sánchez Cerén asuma la Presidencia de El Salvador, encontrará graves grietas en la tregua entre las pandillas delictivas, que gestionó el gobierno saliente y que por dos años mantuvo contenida la criminalidad.

El pacto vive su momento más crítico desde su gestación en marzo de 2012, con el resquebrajamiento de la tregua, aunque no su ruptura, al menos por ahora. “En la medida en que se debilita el diálogo, aumenta la violencia, y las nuevas autoridades tendrán que tomar la decisión de que el proceso de paz entre pandillas continúe”, dijo uno de los dos mediadores de la tregua, Raúl Mijango. El otro fue el obispo católico castrense Fabio Colindres.

Sánchez Cerén, dirigente del exguerrillero y gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), no ha querido profundizar en la nueva espiral de violencia ciudadana, ni tampoco otros miembros de su equipo. El mandatario electo fue vicepresidente del gobierno saliente de Mauricio Funes. Pero durante la campaña electoral que concluyó con su victoria el 9 de marzo, el entonces candidato dijo que enfrentaría ese fenómeno con lo que llamó la “mano inteligente”, una mezcla de represión y prevención.

Hasta la llegada de Funes, en 2009, la estrategia contra la delincuencia fue de mano dura, bajo los sucesivos gobiernos de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó el país desde 1989. Al nuevo gobierno le urge reducir los homicidios, no solo porque es una exigencia de la población, sino porque este año arranca la campaña electoral para los comicios de alcaldes y diputados de 2015, y el alza de los crímenes va contra los candidatos del FMLN.

La Mara Salvatrucha y el Barrio 18, las dos principales pandillas del país, pactaron hace dos años cesar las agresiones mutuas y a civiles, policías y militares. El gobierno, a su vez, accedió a trasladar a prisiones menos restrictivas a los líderes de esos dos grupos. Desde entonces, los asesinatos cayeron en promedio de 14 a cinco por día.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito informó en mayo que durante 2012, la tasa de homicidios salvadoreña cayó a 41,2 por cada 100.000 habitantes contra los 69,2 por cada 100.000 del año precedente.

Pero desde febrero de este año, paulatinamente la criminalidad se recrudeció y el promedio diario de asesinatos ronda actualmente los diez. Más de 50 por ciento de los homicidios que se cometen en El Salvador los cometen miembros de las pandillas y 35 por ciento de las víctimas pertenecen también a esas bandas, indican fuentes policiales.

Se calcula que hay unos 60.000 pandilleros en este país de 6,2 millones de habitantes. Para Mijango, la crisis que enfrenta la tregua la comenzó el Ministerio de Justicia, cuando durante la campaña electoral desvinculó al gobierno del papel de “facilitador” que ejercía y mediante el cual los pandilleros presos tenían comunicación con sus secuaces en libertad para transmitirles lineamientos. Además, endureció los operativos policiales contra las pandillas, lo que generó enfrentamientos en las comunidades.

Analistas políticos consideran que esa actuación buscó mostrar dureza ante el crimen por razones electorales, después de que Funes habilitara el acercamiento entre las pandillas.

El gobierno saliente argumenta que el alza de crímenes obedece a una pugna entre las dos facciones que componen Barrio 18, los Sureños y los Revolucionarios, en una lucha por control territorial que se estaría resolviendo a balazos en las comunidades del país donde tienen presencia. De hecho, el propio Funes dijo en un programa radial que la tregua prácticamente estaba rota, y su ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo, reveló que las pandillas ahora poseen fusiles y armas de más poder para enfrentarse a la policía.

Los agentes policiales han salido mal parados de enfrentamientos con estas bandas. El 6 de abril, por ejemplo, en el municipio de Quezaltepeque, en el central departamento de La Libertad, un policía murió y otros tres resultaron heridos durante un ataque. Pero las grandes pandillas salvadoreñas niegan que el pacto haya muerto o existan pugnas como la que indica Funes y sus colaboradores.

“Pese a los ataques que ha recibido, la tregua aún se mantiene”, dice un comunicado hecho público el 29 de abril y suscrito por los líderes de la Mara Salvatrucha (MS), por las dos facciones del Barrio 18, y por las pandillas Mao Mao, La Máquina y Miradas Locos 13.

El comunicado fue leído en una conferencia clandestina en San Salvador a la que sólo se invitó a cuatro medios de comunicación, entre ellos IPS. Participaron un portavoz nacional de la MS, uno de los Sureños y otro de los Revolucionarios, del Barrio 18. Los tres pidieron el anonimato por razones de seguridad.

“¿Vos crees que si estuviéramos en guerra las dos facciones, estaríamos ahorita juntos?”, cuestionó el representante de los Sureños.

Sin embargo, estos portavoces reconocieron que la tregua no es perfecta, que hay “clicas” (células) que no se ciñen a los lineamientos dictados por los dirigentes encarcelados o en la calle. Por esa razón, no negaron ni confirmaron que pandilleros hayan participado en el ataque a los policías en Quezaltepeque.

De hecho, también aceptaron que hay un conflicto con una clica escindida de los Revolucionarios en el municipio de Zacatecoluca, en el central departamento de La Paz, lo que estaría generando una violencia inusual en esa zona. Pero esa disputa, de carácter local, no explicaría el incremento de muertos a nivel nacional, aseguraron.

“Nosotros mantenemos el compromiso con la sociedad”, señaló el vocero de la MS.

Sin embargo, el sacerdote católico Antonio Rodríguez, quien ha trabajado en la reinserción de pandilleros en el municipio de Mejicanos, un populoso barrio en el norte de San Salvador, señaló que el comunicado leído por los tres portavoces no representa a la dirección nacional de las pandillas.

“Los Sureños están molestos con ese pronunciamiento porque no es representativo”, señaló el sacerdote, evidenciado las grietas del proceso. Rodríguez fue inicialmente un duro crítico de la tregua, luego la apoyó, junto a Mijango y Colindres, para posteriormente desligarse de ellos.

Ahora, este sacerdote de la Congregación Pasionista se sumó al esfuerzo impulsado por el ministro Perdomo para relanzar el proceso de pacificación entre pandillas, en el que además participan el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, y representantes de iglesias evangélicas y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, entre otros.

“Es un pacto de la sociedad civil, no entre pandillas”, dijo Rodríguez.

En la conferencia clandestina, los dirigentes de las pandillas fueron tajantes: “Se habla de la existencia de dos procesos de pacificación, nosotros solo reconocemos uno, el iniciado en marzo de 2012”.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latinoamérica

Documentos desclasificados de EEUU confirman financiamiento del Cártel de Medellín a expresidente Álvaro Uribe

Avatar

Published

on

Hispan TV

De acuerdo con un reportaje publicado por el portal de noticias Hispan TV, se reitera que el expresidente colombiano Álvaro Uribe sí llegó a recibir financiamiento del cártel del narcotraficante Pablo Escobar para sus campañas electorales al Senado de ese país. Así lo confirman nuevos documentos desclasificados del Departamento de Estado de Estados Unidos.

En los documentos se afirma que el cartel del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, en Medellín (noroeste), financió las campañas electorales de Uribe, y lo hicieron público este sábado medios locales del país suramericano.

Los papeles desclasificados desvelan que el expresidente ultraderechista recibió dinero por parte de Ochoa Vásquez, miembro del Cártel de Medellín para campaña al Senado de Colombia. Además, la información explica que la relación de Uribe con el grupo del capo de Escobar data de 1993.

La acusación no es nueva, pero en esta ocasión las fuentes son otras.

Según la información desclasificada por el diario The New York Times (NYT), hubo entre 1992 y 1995 varias reuniones entre funcionarios estadounidenses y Uribe, quien para la época era un político prometedor un “joven líder”, una “estrella brillante en la escena política colombiana”, dicen los cables diplomáticos.

En una de las comunicaciones, la embajada de Estados Unidos en Colombia informó al Departamento de Estado de la condena de Uribe a las bombas con las que el narcotraficante colombiano Pablo Escobar desangró la ciudad de Medellín (noroeste) y concluye diciendo: “Seguimos sospechando de las posibles conexiones de Uribe con el narcotráfico”.

El NYT también reseña otro cable de 1993 que describe una reunión de la embajada de EE.UU. con Luis Guillermo Vélez Trujillo, quien era en ese entonces senador del Partido Liberal. El político aseguró que las campañas políticas de Uribe habían sido financiadas por su primo el narcotraficante Ochoa Vásquez.

Aunque los diplomáticos dicen que no encontraron pruebas contundentes que respalden esas acusaciones, las investigaron durante años y expresaron sus preocupaciones a los funcionarios estadounidenses.

Según la publicación, Escobar exigió a Uribe que le ayudara a comunicarse con el entonces presidente César Gaviria (1990-1994) “a cambio del favor” de la financiación de su campaña electoral.

Esta polémica sobre el expresidente colombiano no es algo nuevo, el Archivo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. desclasificó en 2004 un informe de la inteligencia militar que incluía a Uribe entre las principales figuras del narcotráfico en Colombia, junto con Escobar y el jefe narcoparamilitar, Fidel Castaño.

Uribe renunció al Senado, tras recibir detención domiciliaria preventiva el 4 de agosto, por las investigaciones por presunto fraude procesal y manipulación de testigos. La dimisión de Uribe como legislador permitió que su caso pasara de la Corte Suprema de Justicia al fuero común para lograr la libertad que, consiguió como se esperaba, el pasado 11 de octubre.

Estos escándalos han salpicado al Gobierno del actual mandatario de Colombia, Iván Duque, que también es investigado por presuntos delitos de soborno y fraude procesal.

Continue Reading

Latinoamérica

Ser periodista en Twitter: Las mujeres enfrentan la violencia digital con más ataques sexistas que los hombres

Avatar

Published

on

El 67% de las periodistas optó por dejar de hacer publicaciones en redes sobre temas que sabían que podían generarles una agresión, o de plano se retiraron de Twitter o redujeron la frecuencia de sus opiniones.

AmecoPress

MADRID.- A los periodistas hombres se les ataca en redes sociales por el trabajo que hacen. A las mujeres periodistas, además de eso, la mayor cantidad de agresiones que reciben son sexistas. Ellas reciben un 30% más insultos sobre su físico, 20% más expresiones sexistas y 10% más comentarios que las tachan de no tener capacidad intelectual.

 

Esto reveló el estudio Ser Periodista en Twitter de las organizaciones Sentido y Comunicación para la Igualdad, que analizó las interacciones de 66 comunicadoras y comunicadores en 7 países de América Latina y los entrevistó.

“A las mujeres, sistemáticamente, cuando nos insultan, además de que nos dicen ‘facha’ o ‘hija de puta’, ya de paso nos dicen ‘sos una gorda malcogida’. Siempre el insulto vinculado con lo sexual o lo físico está intrínsecamente asociado a la mujer, no al hombre. En el caso de los hombres periodistas que sigo y que he visto a lo largo de estos años que reciben insultos (no digo que no reciban insultos, reciben en iguales cantidades), jamás les dicen ‘sos un malcogido’. A ellos les dicen ‘¿cuánto te pagaron?’”, señaló una periodista uruguaya que participó en el estudio.

De entre los entrevistados, 14% de los hombres sintió que en el último año recibió un volumen alto de ataques, mientras que entre mujeres el porcentaje se duplica a 28.5%. Y de distintos tipos de violencia, como desprestigio, discriminación, acoso y monitoreo, ellas siempre fueron las más afectadas.

Donde resultó más notorio fue en ataques que incluyeron la difusión de información personal o íntima, ya que 47% de mujeres lo experimentaron, pero solo 14% de varones. Además, ninguno de ellos sufrió que hackearan su cuenta, como sí le ocurrió a 9.5% de mujeres, y ninguno fue víctima de abuso sexual tecnológico, ante el 5% de ellas que sí lo fueron.

Solo cuando se trata de amenazas directas, los hombres reciben más. Pero las mujeres manifiestan más temor de que puedan concretarse porque muchos ataques vienen de personas reales e identificables.

La situación se vuelve peor si son periodistas que cubren temas de feminismo o derechos de las mujeres, o incluso simplemente al ser identificadas como feministas, y ya aunque estén tuiteando de otra cosa, reciben insultos como “feminazi”.

Países con mayor violencia de género en la red

El estudio detectó que esto es especialmente grave en cuatro países, entre ellos México, además de Paraguay, Argentina y Uruguay.

Por eso, la mayoría de comunicadoras contestaron que su libertad de expresión se vio disminuida. El 67% optó por dejar de hacer publicaciones en redes sobre temas que sabían que podían generarles una agresión, o de plano se retiraron de Twitter o redujeron la frecuencia de sus opiniones. Mientras que entre hombres, el 57% dijo que sigue usando la red social como si nada.

“Dejé de usar palabras como ‘patriarcado’, ‘machirulo’, ‘machista’; ahora trato de usar ‘agresión’ en vez de ‘violencia’ o busco sinónimos para no decir ‘violencia machista’”, dijo una comunicadora paraguaya.

“No miro qué me responden a lo que tuiteo, es como un tuit a ciegas para evitar justamente hurgar mucho ahí y volverme nada. Recibo agresiones por todo: porque comento sobre la pelea de dos periodistas, porque retuiteo una noticia, porque digo algo en contra del presidente, porque les cuento qué me soñé ayer…”, contó otra, colombiana.

Las reacciones para tratar de defenderse también cambian entre géneros: 71.5% de mujeres que recibió comentarios agresivos denunció dentro de la propia red social, pero solo 43% de varones. Aunque una comentó que Twitter solo llega a bajar cuentas con pocos seguidores, pero no las que tienen mucho y, por lo tanto, tienen más repercusión.

Continue Reading

La red en lucha

Cuba iniciará ensayos de la vacuna contra Covid-19

Raúl Magallón Rosas

Published

on

El próximo 24 de agosto Cuba comenzará con los ensayos de la vacuna contra el Covid-19 y los resultados podrían estar listos en febrero que llevará el nombre Soberana 01 y que será efectivo contra el nuevo tipo de coronavirus.

La investigación de Cuba tiene el propósito de evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad en un esquema de dos dosis, según la ficha del Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, por lo que esta etapa abarca su aplicación a 676 personas de entre 18 y 80 años de edad bajo el control del estatal Instituto Finlay de Vacunas.

De acuerdo con la investigación cubana, el ensayo deberá culminar el 11 de enero y sus resultados se publicarán el 15 de febrero, pues Cuba controló la propagación del nuevo tipo de coronavirus, aunque sufrió un nuevo rebrote que ha afectado particularmente el occidente de la isla donde se ubica la capital.

Cuba desarrolló un programa activo de aislamiento de casos sospechosos, la aplicación de pruebas de diagnóstico y la búsqueda casa por casa de personas con síntomas, aunado a que se suspendieron las clases y el transporte público, se cerraron comercios y cancelaron vuelos comerciales.

Asimismo, Cuba llegó a un acuerdo con Rusia para la fabricación de la vacuna Sputnik V, una de las primeras en ser registradas, por lo que se encuentra en la tercera fase y esperan la aprobación total para su distribución masiva de las dosis por distintos países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que todas las vacunas deben completar las fases de ensayos clínicos antes de ser distribuidas en distintos países para que garanticen su efectividad contra el nuevo virus.

Continue Reading

Trending