Connect with us

Ofensiva ultraderechista en América Latina

Avatar

Published

on

“Esa biblia reinterpretada desde un hombre moderno norteamericano es el origen de la posibilidad de una nueva Biblia, eso es hoy usado por la OEA y la nueva política norteamericana que se está retirando de Medio Oriente. Se habían alejado de América Latina, pero como en Irak e Irán han sido derrotados, vuelven a Latinoamérica y la quieren recuperar. Eran sutiles los métodos pero hemos vuelto a los golpes de Estado”
Enrique Dussel

El Golpe de Estado en Bolivia (que, contrario a lo que muchos niegan, sí fue un Golpe de Estado porque arribó un gobierno fuera del marco constitucional de ese país, sin elecciones de por medio, sin declaratoria de ausencia del presidente Evo Morales por el Congreso y sin mayoría legislativa que lo avalara), es el corolario de una fuerte campaña continental, al amparo de Donald Trump, para que la ultraderecha fascista, evangelista, blanca, ultranacionalista y neoliberal, se haga del poder en los países de América Latina para enraizar el neoliberalismo.

La irrupción político-ideológica-económica de la ultraderecha Continental se da por la vía judicial-electoral como en Brasil, en la forma de “Golpes Blandos”, o por la fuerza policíaca-militar-legislativa como en Bolivia, para revertir la influencia y los avances económicos y sociales de líderes antineoliberales y progresistas, no necesariamente izquierdistas (para el experto en geopolítica Alfredo Jalife, ya no hay derecha e izquierda en el mundo, sino globalistas y nacionalistas; globalistas puede ser, por ejemplo, China, y nacionalistas, Trump).

Debido a la globalización de la economía, la mayoría de los países latinoamericanos sucumben a la presión neoliberal: mediante el voto popular unos pasan de un gobierno neoliberal progresista a uno neoliberal conservador, o viceversa, es el caso de Ecuador, Brasil, Argentina y Uruguay. Bolivia experimentó este cambio de un día a otro a través del Golpe de Estado. Así, cuando un pueblo vota por un candidato progresista o conservador, no necesariamente quiere decir que la consciencia popular se identifica con esa corriente ideológica. Votan más bien por un cambio de régimen por el hartazgo debido a la corrupción y la inseguridad, como México, Brasil y Ecuador.

En la realpolitik del S. XXI, ningún Estado, por muy progresista, socialista o antineoliberal que sea, puede abstraerse del globalismo mundial neoliberal, ni Cuba, Venezuela, Argentina y México, que tienen que abrirse al mundo.

El factor evangélico

España y Portugal conquistaron en el S. XVI a Mesoamérica y a Sudamérica con la Cruz y la Biblia Católica por delante. Hoy, como se ha mostrado crudamente en Bolivia, la conquista ya no es de un país a otro, sino de una economía social a otra de corte ortodoxa neoliberal, que, con la Biblia Evangélica como estandarte, destruyen las bases del Estado laico y construyen poco a poco otra base social intentando destruir los valores, la identidad y la cultura de los pueblos originarios mediante la enajenación y la alienación popular (como “Pare de Sufrir”), cuyas tradiciones estorban a los planes del capital financiero internacional y los oligopolios, liderados por los EUA. Es el nuevo despojo de los bienes y las riquezas culturales, sociales y naturales de los pueblos.

Cuba, Venezuela y Nicaragua han resistido los embates del imperio que se dan a través de la penetración ideológica evangélica y del capital financiero internacional mediante unilaterales e ilegales bloqueos financieros, económicos, mercantiles y políticos contra estos países por parte de los EUA, gracias a sus políticas sociales y, aprendiendo del Golpe Militar de Pinochet en Chile contra el presidente Salvador Allende en 1973, gracias a que mantienen la lealtad de las cúpulas militares a pesar de fuertes cañonazos en dólares que el imperio les ha ofrecido; a pesar de la OEA, brazo político de Washington y de la propaganda en su contra desplegada por la prensa global y convencional.

México se cuece aparte
Como el resto de los países de América Latina, México no está exento de la penetración evangelista a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, y del cada vez más fuerte posicionamiento de la cúpula militar en el gobierno.

El Presidente AMLO ha apostado por dos lances arriesgados: por un lado, desde su campaña electoral estableció una alianza con las corrientes evangélicas para que arriben al Congreso, ofreciendo a representantes de las iglesias Católica, Anglicana, Evangélica, Luz del Mundo y de la Cienciología, además de las iglesias Luterana, Budista, Musulmana, Sikh y Judía integradas al Consejo Interreligioso de México, participación en el proyecto social y político de la Cuarta Transformación. Además, ha ofrecido a la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, concesiones en medios de comunicación para difundir sus mensajes religiosos y la distribución de su “Cartilla Moral”.

Por otro lado, AMLO ha superado los espacios políticos otorgadas por Calderón y Peña Nieto a la cúpula militar, al fortalecer la presencia del sector castrense en la vida civil en torno al urgente combate a la inseguridad y al crimen, asuntos de seguridad pública de competencia exclusiva de la autoridad civil, concesionando a la Guardia Nacional militarizada estas funciones.

¿Sera que AMLO quiere tener cerca al “enemigo” para controlar a la derecha y a la ultraderecha, con el riesgo de que el Estado sea rebasado por las corrientes evangélicas y las cúpulas militares, como ha sucedido en otros países del Continente a lo largo de la historia? Esperemos que no.
*Director de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste

Por Raúl Ramírez Baena*

“Esa biblia reinterpretada desde un hombre moderno norteamericano es el origen de la posibilidad de una nueva Biblia, eso es hoy usado por la OEA y la nueva política norteamericana que se está retirando de Medio Oriente. Se habían alejado de América Latina, pero como en Irak e Irán han sido derrotados, vuelven a Latinoamérica y la quieren recuperar. Eran sutiles los métodos pero hemos vuelto a los golpes de Estado”

Enrique Dussel

El Golpe de Estado en Bolivia (que, contrario a lo que muchos niegan, sí fue un Golpe de Estado porque arribó un gobierno fuera del marco constitucional de ese país, sin elecciones de por medio, sin declaratoria de ausencia del presidente Evo Morales por el Congreso y sin mayoría legislativa que lo avalara), es el corolario de una fuerte campaña continental, al amparo de Donald Trump, para que la ultraderecha fascista, evangelista, blanca, ultranacionalista y neoliberal, se haga del poder en los países de América Latina para enraizar el neoliberalismo.

La irrupción político-ideológica-económica de la ultraderecha Continental se da por la vía judicial-electoral como en Brasil, en la forma de “Golpes Blandos”, o por la fuerza policíaca-militar-legislativa como en Bolivia, para revertir la influencia y los avances económicos y sociales de líderes antineoliberales y progresistas, no necesariamente izquierdistas (para el experto en geopolítica Alfredo Jalife, ya no hay derecha e izquierda en el mundo, sino globalistas y nacionalistas; globalistas puede ser, por ejemplo, China, y nacionalistas, Trump).

Debido a la globalización de la economía, la mayoría de los países latinoamericanos sucumben a la presión neoliberal: mediante el voto popular unos pasan de un gobierno neoliberal progresista a uno neoliberal conservador, o viceversa, es el caso de Ecuador, Brasil, Argentina y Uruguay. Bolivia experimentó este cambio de un día a otro a través del Golpe de Estado. Así, cuando un pueblo vota por un candidato progresista o conservador, no necesariamente quiere decir que la consciencia popular se identifica con esa corriente ideológica. Votan más bien por un cambio de régimen por el hartazgo debido a la corrupción y la inseguridad, como México, Brasil y Ecuador. 

En la realpolitik del S. XXI, ningún Estado, por muy progresista, socialista o antineoliberal que sea, puede abstraerse del globalismo mundial neoliberal, ni Cuba, Venezuela, Argentina y México, que tienen que abrirse al mundo.

El factor evangélico

España y Portugal conquistaron en el S. XVI a Mesoamérica y a Sudamérica con la Cruz y la Biblia Católica por delante. Hoy, como se ha mostrado crudamente en Bolivia, la conquista ya no es de un país a otro, sino de una economía social a otra de corte ortodoxa neoliberal, que, con la Biblia Evangélica como estandarte, destruyen las bases del Estado laico y construyen poco a poco otra base social intentando destruir los valores, la identidad y la cultura de los pueblos originarios mediante la enajenación y la alienación popular (como “Pare de Sufrir”), cuyas tradiciones estorban a los planes del capital financiero internacional y los oligopolios, liderados por los EUA. Es el nuevo despojo de los bienes y las riquezas culturales, sociales y naturales de los pueblos.

Cuba, Venezuela y Nicaragua han resistido los embates del imperio que se dan a través de la penetración ideológica evangélica y del capital financiero internacional mediante unilaterales e ilegales bloqueos financieros, económicos, mercantiles y políticos contra estos países por parte de los EUA, gracias a sus políticas sociales y, aprendiendo del Golpe Militar de Pinochet en Chile contra el presidente Salvador Allende en 1973, gracias a que mantienen la lealtad de las cúpulas militares a pesar de fuertes cañonazos en dólares que el imperio les ha ofrecido; a pesar de la OEA, brazo político de Washington y de la propaganda en su contra desplegada por la prensa global y convencional. 

México se cuece aparte

Como el resto de los países de América Latina, México no está exento de la penetración evangelista a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, y del cada vez más fuerte posicionamiento de la cúpula militar en el gobierno. 

El Presidente AMLO ha apostado por dos lances arriesgados: por un lado, desde su campaña electoral estableció una alianza con las corrientes evangélicas para que arriben al Congreso, ofreciendo a representantes de las iglesias Católica, Anglicana, Evangélica, Luz del Mundo y de la Cienciología, además de las iglesias Luterana, Budista, Musulmana, Sikh y Judía integradas al Consejo Interreligioso de México, participación en el proyecto social y político de la Cuarta Transformación. Además, ha ofrecido a la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, concesiones en medios de comunicación para difundir sus mensajes religiosos y la distribución de su “Cartilla Moral”. 

Por otro lado, AMLO ha superado los espacios políticos otorgadas por Calderón y Peña Nieto a la cúpula militar, al fortalecer la presencia del sector castrense en la vida civil en torno al urgente combate a la inseguridad y al crimen, asuntos de seguridad pública de competencia exclusiva de la autoridad civil, concesionando a la Guardia Nacional militarizada estas funciones.

¿Sera que AMLO quiere tener cerca al “enemigo” para controlar a la derecha y a la ultraderecha, con el riesgo de que el Estado sea rebasado por las corrientes evangélicas y las cúpulas militares, como ha sucedido en otros países del Continente a lo largo de la historia? Esperemos que no.

*Director de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste

 

Continue Reading
1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estados Unidos

Periodista de Proceso denuncia favores políticos en consulado de Nueva York

Avatar

Published

on

El corresponsal de la revista Proceso en Estados Unidos, Jesús Esquivel, denunció que Graciela Rock Mora se desempeña en el Consulado de México en Nueva York por ser hija del articulista y ex directivo del periódico El Universal.

Por medio de un video que publicó en sus redes sociales, el comunicador aseguró que durante la administración de Enrique Peña Nieto, Graciela Rock se desempeñó en el Consulado de México en Barcelona en 2016 y en la actual gestión de Andrés Manuel López Obrador lo hace en Nueva York.

De acuerdo con el denunciante, a diferencia de otros diplomáticos mexicanos que debido a la política de austeridad han sido obligados a pagar parte de sus traslados en otros países, Rock Mora lo ha hecho sin ejercer ningún gasto personal, por lo que afirmó que tampoco forma parte del Servicio Exterior Mexicano.

Aseveró que al cuestionar sobre su función en el área de documentación, le informaron que tiene dos maestrías en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y habla varios idiomas como son el francés, inglés y catalán, pero consideró que los egresados de las instituciones públicas también pueden desempeñar esas labores.

Pidió al presidente de México que revise esa situación, ya que le recordó que se comprometió a profesionalizar el Servicio Exterior Mexicano para que los diplomáticos que estén en las embajadas y consulados mexicanos estén capacitados y no sean enviados por favores políticos o compadrazgos.

Por ello, consideró necesario que se regule a las personas que representan a México en distintas naciones para que puedan optimizar las labores que se efectúan cada año y con ello se incluya una mejor profesionalización del servicio de diplomacia en el país.

 

Continue Reading

Mexico Violento

Conductor de Telediario, asesinado en Ciudad Juárez, Chihuahua

Avatar

Published

on

Chihuahua.- Arturo Alba Medina, conductor de Telediario Juárez, fue víctima de homicidio la noche de este jueves en el cruce de las calles Tepeyac y Uruguay, de la colonia Hidalgo, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública local que acudió al lugar de los hechos confirmó la identidad del también vocero del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez.

Las autoridades también hallaron en un vehículo Dodge, color rojo, placas de Texas, una identificación de Alba Medina, entre otras de sus pertenencias. De acuerdo con testigos y vecinos, la noche del miércoles, en ese mismo punto, otro hombre fue atacado.

Peritos de la fiscalía estatal iniciaron la averiguación sobre los hechos para fincar responsabilidades.

FUENTE PRINCIPAL TELEDIARIO

Continue Reading

Estados Unidos

Facebook obstruía noticias del sitio Mother Jones y aumentaba desinformación electoral de la derecha

Avatar

Published

on

Por Amy Goodman

El miércoles 28 de octubre en el Congreso de los Estados Unidos, los directores ejecutivos de las grandes empresas de la industria de la tecnología respondieron preguntas acerca de cómo moderan la desinformación electoral y los contenidos extremistas, además de haber sido acusados por los republicanos de censurar a los sectores conservadores.

Se pasaron por alto informes que indican que Facebook diseñó cambios en su algoritmo de suministro de noticias en 2017 para reducir la visibilidad de sitios de noticias de izquierda como Mother Jones.

En 2019, los editores de Mother Jones escribieron que el sitio había experimentado una fuerte disminución de la audiencia en Facebook, que se tradujo en una pérdida de alrededor de 600.000 dólares en 18 meses. “El hecho de que estemos tratando de hacer todo lo posible para revelar la verdad y que Facebook esté saboteando deliberadamente a nuestros lectores es muy perturbador; al mismo tiempo, Facebook está difundiendo información peligrosa que emiten los conservadores, el presidente Trump”, comenta Ari Berman, escritor de la revista Mother Jones que viene informando ampliamente sobre las elecciones 2020.

Sobre el sitio de noticias Mother Jones

AMY GOODMAN: Pero, Ari Berman, tenemos una pregunta para usted que no se relaciona exactamente con las elecciones, aunque en cierto modo. Estamos a punto de pasar a un segmento sobre Big Tech. Los directores ejecutivos fueron interrogados el miércoles en Capitol Hill sobre cómo moderan la desinformación electoral y el contenido extremista. Los republicanos los acusaron de censurar a los conservadores.

Quiero preguntarle cómo Facebook diseñó cambios en su algoritmo de suministro de noticias en 2017 para reducir la visibilidad de sitios de noticias progresistas como Mother Jones, su empresa de noticias. Según The Wall Street Journal, algunos ejecutivos de políticas de Facebook expresaron su preocupación en 2017 sobre los cambios pendientes en el algoritmo de suministro de noticias que pensaban que podrían tener un mayor impacto en los sitios de noticias de derecha como The Daily Wire, por lo que los ingenieros realizaron cambios en el algoritmo. Eso tendría un mayor impacto en el tráfico hacia los sitios inclinados a la izquierda. Mientras tanto, los editores de Mother Jones escribieron en 2019 que el sitio había experimentado una fuerte disminución en su audiencia de Facebook, lo que se tradujo en una pérdida de alrededor de $ 600,000 en 18 meses. Y aparentemente, según The Wall Street Journal, el propio Zuckerberg aprobó estos cambios. ¿Cuál es su comentario al respecto?

ARI BERMAN: Es increíblemente perturbador. Es un ataque a la democracia. Es un ataque a la libertad de prensa. Es un ataque al movimiento progresista. Facebook no está censurando a los conservadores; está impulsando a los conservadores. Está censurando a los progresistas. Está censurando a los medios independientes. Y el hecho de que estemos tratando de hacer todo lo posible para sacar la verdad y que Facebook esté saboteando deliberadamente a nuestros lectores es tan perturbador, al mismo tiempo que Facebook está difundiendo toda esta desinformación de los conservadores, del presidente Trump. Así que tienes una situación en la que las cosas que son manifiestamente falsas, por parte del presidente Trump, por los medios de comunicación de derecha, están recibiendo un gran impulso en Facebook, pero los esfuerzos de Mother Jones y otras publicaciones para contrarrestar esa desinformación, para decirle a la gente lo que realmente está sucediendo, para denunciar los hechos, que está siendo censurado.

Así que éste es un gran escándalo para la democracia. Éste es un gran escándalo para los medios. Facebook debe ser responsable por esto. Y creo que si hay una nueva administración y un nuevo Congreso, van a examinar muy detenidamente las políticas de Facebook y cómo censura deliberadamente publicaciones como Mother Jones, porque esto es un ataque a la democracia, un ataque a la libertad de prensa. .

AMY GOODMAN: Ari Berman, muchas gracias por estar con nosotros, redactora principal de Mother Jones, autora de Give Us the Ballot: The Modern Struggle for Voting Rights in America.

Continue Reading

Trending