Connect with us

Europa

Nuevo rey de España, con un «Estado asfixiado»

El nuevo rey de España, Felipe IV, asume el nombramiento después de que su padre abdicara el 18 de junio por escándalos de corrupción

Published

on

Manifestación convocada por Izquierda Unida el 7 de junio en la ciudad sureña de Málaga, en demanda de un referendo sobre el modelo de jefatura del Estado en España. Similares movilizaciones con banderas republicanas se produjeron en otras ciudades españolas ese día. Foto: Inés Benítez/IPS

Manifestación convocada por Izquierda Unida el 7 de junio en la ciudad sureña de Málaga, en demanda de un referendo sobre el modelo de jefatura del Estado en España. Similares movilizaciones con banderas republicanas se produjeron en otras ciudades españolas ese día. Foto: Inés Benítez/IPS

Por Inés Benítez

MÁLAGA, España, (IPS) .– Tras la abdicación del rey Juan Carlos I, su hijo Felipe de Borbón asume hoy el reinado de España, resquebrajada por una crisis económica, social y política, donde la mayoría ciudadana quiere decidir sobre el modelo de Estado y de monarquía parlamentaria, vigente desde hace casi cuatro décadas, pero que vive su mayor desprestigio.

“Ni la monarquía ni los políticos tienen empatía con la gente. El rey es una figura prescindible. Se debería convocar en algún momento un referéndum para consultar a los ciudadanos”, afirmó el desempleado Jesús Sánchez, de 39 años, la misma cantidad que estuvo al frente de la Corona Juan Carlos I.

El todavía rey en ejercicio anunció su abdicación el 2 de este mes y fue efectiva ayer miércoles 18. Ahora, el parlamento realizará la proclamación de Felipe VI como nuevo monarca.

Sesenta y dos por ciento de los españoles entrevistados son partidarios de que “en algún momento” se haga una consulta sobre el modelo de Estado, según una encuesta publicada el 8 de este mes por el diario El País.

El sondeo también apunta que 49 por ciento de los españoles elegirían una monarquía con Felipe VI, de 46 años, como rey frente al 36 por ciento que preferiría una república.

“No nos han dejado respirar. A rey muerto, rey puesto. Es una vergüenza, una dictadura encubierta”, lamentó Arantxa Rementería, mientras participaba junto a su marido el 7 de este mes en una manifestación pro referendo en la sureña ciudad de Málaga, convocada por partidos de izquierda en diversas localidades españolas.

Madre de dos jóvenes, una estudiante de medicina, “que no ha venido porque tenía exámenes”, y otra cirujana con “exceso de trabajo y salario precario”, Rementería inquirió: “qué futuro le espera a la juventud en este país”.

España, con 46 millones de habitantes, tiene 25,9 por ciento de su población activa desempleada, la mitad jóvenes.

Precisamente, la juventud, que actualmente emigra en busca de trabajo y no participó en el referendo de la Constitución de 1978 con que se cerró la Transición a la democracia tras la dictadura de Francisco Franco (1939-1975), es la que más alzó su voz en las manifestaciones españolas coreando lemas como “Vamos todos a luchar, referéndum popular”, comprobó.

En esa Constitución se establece que España es una monarquía parlamentaria, donde el rey ostenta una jefatura del Estado meramente representativa y sujeta a los designios del parlamento y del gobierno.

“La gente querrá ver en el nuevo rey a una persona que sabe lo que está pasando en el país, estará pendiente de cómo maneja las causas abiertas por corrupción contra miembros de la familia real”, declaró el analista político Antón Losada.

Losada, asentado en la comunidad noroccidental de Galicia, cree que Felipe VI debiera mediar por una “reforma de la Constitución que la adapte a los problemas y necesidades de hoy”.

El Congreso de los Diputados aprobó el 11 de este mes con 85 por ciento de los votos una ley orgánica que permite la abdicación de Juan Carlos I, de 76 años, quien cede la soberanía a su hijo que se convertirá en el monarca Felipe VI. Grupos minoritarios de izquierda y nacionalistas votaron en contra. El Senado se pronunció sobre el mismo texto este martes 17.

“La abdicación del rey muestra la descomposición del régimen surgido en 1978 con la Transición y el descrédito de la monarquía, el bipartidismo y el Poder Judicial”, declaró a la especialista Esther Vivas, integrante del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales de la Universidad Pompeu Fabra, de la ciudad nororiental de Barcelona.

Felipe IV, nuevo rey de España. Foto: red

Felipe IV, nuevo rey de España. Foto: red

El rey Juan Carlos I abdicó días después de los comicios al Parlamento Europeo del 26 de mayo que supusieron una gran derrota para el bipartidismo representado por el gubernamental y derechista Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Los dos exponentes del bipartidismo no alcanzaron la mitad de los votos, y la irrupción de nuevas fuerzas políticas alternativas como el partido izquierdista Podemos, que logró cinco eurodiputados y ocho por ciento de los sufragios en su estreno político.

La sucesión en la monarquía parlamentaria se produce, entonces, con el desgaste de las dos grandes formaciones políticas y ante el desafío independentista de la región de Cataluña “que comienza a ser imitado en el País Vasco”, comentó a IPS el politólogo Jaime Pastor, especializado en movimientos sociales y profesor en la Universidad Española de Educación a Distancia.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, convocó una consulta para decidir si la comunidad se convierte en un país soberano el 9 de noviembre, que el gobierno central y la mayoría del parlamento rechazan con el argumento de que es inconstitucional.

“El auge del soberanismo en Cataluña coloca contra las cuerdas al régimen surgido de 1978”, advirtió Vivas en conversación telefónica desde Barcelona.

Mientras unos ven en la monarquía algo anacrónico y desean una república, otros como Mari Félix Gutiérrez, una adulta mayor a la que la manifestación malagueña pro referendo sorprendió sentada en un banco, realzan la figura del rey y la institución monárquica.

“Soy monárquica y como yo hay muchos. Juan Carlos ha tenido un papel importante y su hijo Felipe está muy preparado y lo hará mejor”, planteó, sin oponerse tampoco a un referendo “si la gente lo quiere así”.

En una comparecencia televisada el día de su abdicación, Juan Carlos I justificó el relevo en el trono diciendo que “una nueva generación reclama con justa causa su papel protagonista” y afirmó que su heredero “encarna la estabilidad, que es seña de identidad de la institución monárquica”.

Pero Felipe tendrá que recuperar la buena imagen de la monarquía enturbiada por escándalos de diverso tipo, desde la cacería de elefantes de su padre en Botswana hasta la imputación de su hermana la infanta Cristina y su cuñado Iñaki Undangarín, acusado de desvío de fondos públicos en su beneficio, en el caso de corrupción conocido como Noós .

“¿Qué falta nos hace la monarquía? Es un gasto sin necesidad”, argumentó la activista Charo García, integrante de los denominados “yayoflautas”, colectivo de personas mayores de 45 años, surgido del Movimiento Indignado 15 de Mayo (15M). Yayos es como llaman muchos niños a sus abuelos en España.

García, que portaba una pancarta en la que se leía “Referéndum” en la manifestación que recorrió varias calles céntricas de Málaga, criticó el estilo de vida de la realeza en contraste con una sociedad empobrecida con desahucios diarios de familias por impago de hipotecas y creciente desigualdad entre ricos y pobres.

Felipe VI asume la jefatura de un Estado asfixiado por los efectos de la crisis económica. Juan Torres, analista económico, dijo que aún no se puede hablar de recuperación en España porque el consumo no se reactiva y el paro afecta a casi seis millones de personas.

“Cabría pedirle al nuevo monarca que cambie la agenda de su padre y en vez de ser agente comercial de las grandes empresas españolas, que trabaje para el conjunto de los españoles”, apostilló Torres.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

OMS advierte sobre crecimiento de la cuarta ola de Covid-19

Published

on

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre el crecimiento de la cuarta ola de contagios de Covid-19 en Europa a consecuencia del incremento de la movilidad en diferentes países de la región.

El director de la OMS, Hans Kluge, consideró que es preocupante el ritmo de crecimientos de contagios de coronavirus en 53 países de Europa, lo que podría provocar cerca de medio millón de muertos por esta enfermedad.

El representante de la OMS sostuvo que las autoridades sanitarias tienen mayor conocimiento sobre el comportamiento epidemiológico del virus, por lo que reconoció que nuevamente el mundo se encuentra en otro momento crítico ocasionado por la pandemia a consecuencia del crecimiento de los casos.

De acuerdo con Kluge, no se ha garantizado la cobertura universal de la vacunación y se han relajado las medidas sanitarias en los países afectados, por lo que consideró que esta situación impactará de forma más severa en las naciones con un avance más lento en la vacunación como en América Latina y en África.

Dijo que en Europa sólo el 47 por ciento de la población ha sido vacunada, por lo que es menos de la mitad de los habitantes que han sido inoculados, mientras que sólo ocho países han cumplido con una vacunación superior al 70 por ciento de la inoculación.

Indicó que en las últimas semanas se ha registrado un incremento del 55 por ciento de casos de Covid-19 en Europa, pese a que se trata de una de las regiones con mayor avance en la campaña de vacunación para la población más vulnerable, y por ello indicó que en el cierre de este año podría llegar al punto más álgido.

Continue Reading

Europa

Líderes mundiales asisten a Glasgow para la COP26 por efectos catastróficos del cambio climático

Published

on

 

Líderes mundiales y activistas han viajado a la ciudad escocesa de Glasgow para asistir a la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, conocida como COP26, una cumbre crítica destinada a prevenir los efectos más catastróficos de la crisis del cambio climático.

El reciente Informe sobre la Brecha de Emisiones 2021 de Naciones Unidas reveló que las contribuciones y los compromisos actuales que asumieron los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero están lejos de ser suficientes para evitar un desastre planetario. Estas fueron las palabras expresadas por el secretario general de la ONU, António Guterres.

Secretario general António Guterres: “Existe un grave riesgo de que Glasgow no alcance su objetivo. Varios anuncios de medidas contra el cambio climático que se hicieron de forma reciente podrían dar la impresión de que el panorama es más optimista. Por desgracia, esto es una ilusión. Las actuales contribuciones determinadas a nivel nacional, los compromisos formales asumidos por los Gobiernos, todavía condenan al mundo a un calamitoso aumento de la temperatura global de 2,7 grados Celsius. […] Hay serios problemas de credibilidad. Vemos niveles peligrosos de desconfianza entre las grandes potencias, entre los miembros del G20, entre países desarrolla

dos y países en desarrollo”.

Se espera que unas 30.000 personas participen en la cumbre de dos semanas de duración, que fue aplazada por un año debido a la pandemia. Activistas contra el cambio climático se han estado congregando en Glasgow para presionar a líderes mundiales a que tomen medidas más radicales, como poner fin a los subsidios gubernamentales para la industria de los combustibles fósiles y dejar de invertir en carbón, petróleo y gas.

Lewis Coenen-Rowe: “Sabemos que todo nuestro sistema financiero en este momento está inmerso en la industria de los combustibles fósiles, y necesitamos encontrar una manera de salir de esta situación y destinar dinero a soluciones climáticas en lugar de a las causas del cambio climático”.

Información: Democracy Now!

Continue Reading

Europa

La voz del Escuadrón 421 del EZLN se escucha en Suiza

Published

on

By

El Escuadrón 421 del EZLN habló en Suiza del tejido de arcoíris de 68 colores de lo que hoy es México: los pueblos indígenas. Las consignas venían en español, italiano, francés o alemán, el sonido era distinto pero el mensaje es el mismo: «Solidaridad con el pueblo” o “revolución antifascista”

Por Kau Sirenio

BASILEA, SUIZA.- El silencio en Basilea se rompió con los gritos de manifestantes en distintas lenguas: “El pueblo unido jamás será vencido”. Luego se abrieron paso hacia las principales calles de la ciudad, pero una valla de la policía impidió que la marcha avanzara hacia el tramo que los organizadores trazaron. A los lados, al frente y en la retaguardia se pintó con los colores del arcoíris como símbolo de bienvenida a la delegación zapatista que llegó a Europa el 22 de junio.

Desde la ciudad, rincón de Francia, Alemania y Suiza, se escuchó el grito de “México” y “Zapata vive”, por parte de los colectivos que  acompañaron a los zapatistas en la marcha de bienvenida en Basilea, que llegó al noroeste de Suiza el sábado pasado.

Antes de la gran caminata una de las integrantes de la comisión de recepción dijo: “La historia de este país es la de saqueo de recurso natural y de personas, la historia del robo de semilla de cacao del continente africano…”

Cuando la voz de la mujer se apagó, la aglomeración avanzó al centro de Basilea, pero a unos 200 metros, una valla de policía les cerró el paso. Los manifestantes se detuvieron unos minutos frente a los gendarmes para gritarles consignas, después dieron vuelta y tomaron otra calle.

Después de caminar entre la mirada sorpresiva de los suizos, la presión policial. La manifestación que acompañó a los zapatistas del Escuadrón 421 cruzó el río Rin hasta llegar al campamento para continuar con las actividades como pláticas, música y pintura.

Así se vive el encuentro “Por la vida” a la orilla del Rin donde llegaron mujeres y hombres de Europa del Oeste. Es la región donde el capitalismo salvaje se desarrolló, también es el lugar donde los migrantes de los países pobres pueden trabajar por sus estatus migratorios.

Cuando la voz de la Montaña del Sureste mexicano se escuchó, el silencio invadió la carpa “Rebeldía” hasta convertirse en una selva donde lo único que se oye es la voz de las aves rebeldes. Así que, Lupita, Carolina, Ximena, Yuli, Bernal, Darío y Marijose del Escuadrón 421 hablaron del tejido de arcoíris de 68 colores de lo que hoy es México: los pueblos indígenas.

Los zapatistas narraron que llegaron a Europa para contarles a los de aquí cómo sobrevivieron 500 años en las montañas, para que el colonialismo no los devorara. Hablaron mucho, los escuchas estuvieron atentos, mientras que a la intérprete se le dobló la voz. No era la misma que había gritado una y otra vez en el corazón de Basilea.

No hubo presentación para saber si fue Bernal o Darío quien empezó la plática, pero uno de ellos inició con la conversación. “Venimos a platicar con ustedes para conocer su formas  de organización y contarles cómo es nuestra forma de hacerlo y por qué estamos aquí” soltó.

Así empezó la plática que duró más de una hora. Las delegadas y delegados zapatistas hablaron de los modos de producción y explotación en las fincas de México, prácticas que continúan en los campos agrícolas donde llegan los jornaleros indígenas.

El hombre habló con seguridad, narró paso a paso la historia de sus antepasados: “Nuestros padres y madres, abuelos y abuelas, tatarabuelos y tatarabuelas vivían en las fincas, haciendas de unos terratenientes que los explotaban. Los finqueros o hacendados tenían mayordomo, capataces que golpeaban a los trabajadores que no rendían en el trabajo”.

Mientras los escuchas prestaban atención a la plática, en el patio de las carpas, los comensales hicieron una formación serpenteada para recibir su comida a cambio de unos euros o francos suizos que depositaban en una alcancía.

Un grito en la ciudad

En el parque De Wette de Basilea, se abrieron las banderas de todos los colores y retumbaron las consignas: “Zapata vive la lucha sigue, Zapata vive la lucha sigue, Zapata vive la lucha sigue sigue sigue”. Mientras que en uno de los altavoces se escuchó el himno zapatista.

El recorrido avanzó entre las principales calles de la ciudad fronteriza, donde los activistas pintaron sus huellas de la protesta. “Ni una menos”, estamparon unas mujeres con aerosol, “Viva EZLN” sellaban otros más sobre las paredes donde pasaba el contingente.

Las consignas venían en español, italiano, francés o alemán, el sonido era distinto pero el mensaje es la misma demanda del pueblo “Solidaridad con el pueblo” o “revolución antifascista”.

La marcha se convirtió en una fiesta de muchos pueblos y lenguas maternas de cada rincón del planeta para alzar la voz en contra del oprobio que la humanidad ha repetido una y otra vez en su historia.

Así las cosas, mientras la policía se pierde entre el bullicio de Basilea, el canto de la resistencia avanza hacia Dreirosenbrucke (puente de las tres rosas) donde las consignas volvieron a florecer antes de que el frío y la lluvia congelara a los zapatistas.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: