Connect with us

Mexico Violento

Normalistas de Ayotzinapa amenazados de muerte por la Policía Federal

Nuevas agresiones de la Policía federal a los normalistas de Ayotzinapa revive la tensión en el estado de Guerrero

Published

on

Imagen que Reforma sacó de un video donde policías federales dispararon en diciembre de 2011 a estudiantes de la Normal

Por Sergio Ferrer 

La madrugada del jueves 15, seis hombres armados amenazaron de muerte a tres estudiantes normalistas y un chofer que transitaban en la carretera Acapulco-Chilpancingo rumbo a la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa “Isidro Burgos”.

EL vehículo volcó luego de que el conductor perdiera el conocimiento al ser golpeado por uno de los atacantes encapuchados con su pistola causándole lesión en la cabeza. La esposa del chofer y los tres estudiantes resultaron lesionados. Sin embargo, uno de ellos fue hospitalizado por presentar lesiones en uno de sus ojos y el cuerpo.

El camión regresaba de haber dejado a activistas de la región Costa Grande de Guerrero que participaron en una marcha convocada por la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa para recordar el desalojo violento que se perpetró en contra de estudiantes de 2007 y la represión del 12 de diciembre de 2011 en la cual fueron asesinados dos jóvenes normalistas.

Ángel, normalista de Ayotiznapa, declaró en entrevista telefónica para LA Press que luego de la manifestación trasladaron a representantes sociales a Coyuca de Benítez y Atoyac de Álvarez, si bien no hubo contratiempo en la ida, de regreso el camión propiedad de Estrella Blanca fue interceptado por seis camionetas que con disparos al aire les marcaron el alto.

Los encapuchados que portaban botas y armas largas y cortas, amenazaron a los estudiantes de que los quemarían por andar protestando. Apenas una semana antes, estudiantes del primero y segundo semestre fueron reprimidos y torturados por policías federales mientras boteaban en un entronque carretero.

Siendo además amenazados el día de la marcha otro grupo de estudiantes por elementos aparentemente de la Policía Federal. Ante estos incesantes ataques, los normalistas de Ayotzinapa exigen una pronta investigación para que se sancionen a los agresores. También, claman por un alto al desprestigio y a la criminalización de la Normal y alto a la represión del movimiento social en Guerrero.

En un boletín difundido el jueves, los normalistas señalaron que estos acontecimientos forman parte de una escalada de agresiones a los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa que se se suman “a las declaraciones de las autoridades que descalifican a nuestra normal para colocarla fuera de la legalidad y criminalizarla”.

Mientras que la posición de los normalistas es de marcar responsabilidad directa del gobierno del estado de Guerrero sobre los hechos violentos contra los normalistas, el gobierno emitió un comunicado en el cual marca lo acontecido como un accidente vial sin trasfondo político.

El día de la marcha de normalistas en la histórica ciudad de Chilpancingo, el Congreso del Estado y el Ejecutivo ordenaron cerrar sus oficinas por la manifestación pacífica que la normal realizó el día circunstancia que proyecta un mensaje a la población que nos criminaliza a decir de los estudiantes.

Policías federales vuelven a acosar a los estudiantes a menos de un año del asesinato de tres normalistas Foto: red

El Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan que ha acompañado en la labor jurídica a los normalistas, responsabilizó al gobierno estatal de los hechos y le solicitó una investigación pronta e imparcial.

Los normalistas luchan por el acceso a plazas para estudiantes egresados, respeto a su autonomía en los procesos de selección de aspirantes a ingresar a la normal rural y alto a los ataques que buscan borrar el normalismo en el país.

En la Normal de La Montaña esfuerzo moderado contra la reforma educativa 

Tlapa

Jóvenes normalistas de primero, tercero y quinto semestre de las licenciaturas de preescolar y primaria de la Escuela Normal Regional de La Montaña (ENRM) participaron en un taller, en el cual se analizaron propuestas para desarrollar en las aulas el proyecto alternativo de educación.

Una de las finalidades de las actividades que duraron una semana culminando con una exposición en la plaza central de Tlapa, fue contextualizar la enseñanza con los problemas pero también con la cultura de las comunidades así como ha ocurrido con cerca de 40 comunidades de Michoacán que se han adentrado en este modelo alternativo cercano a la población.

Entrevistado al respecto Rolando Moreno Gerónimo, integrante de la academia de Observación de la Práctica Docente de la ENRM, reiteró que con el taller de planeación de contenidos se busca cubrir las necesidades y expectativas de La Montaña en cuanto al proyecto alternativo de educación.

Pablo Abad, docente de la Normal, señaló que previo a las jornadas de observación y práctica docente que efectuaran estudiantes en las comunidades, se realiza este taller porque se encontrarán con la novedad de que maestros en servicio están aplicando el modelo alternativo de educación ya trabajado en escuelas en Michoacán.

Especificó que se trata de delimitar los contenidos de enseñanza en base a la realidad que los niños y niñas viven, además de responder al contexto de la región en paralelo a la reforma curricular que en ambas licenciaturas ya se aplicará a partir del presente ciclo escolar.

El docente aseveró que hay escuelas que se están oponiendo a las reformas pero no presentan ningún proyecto por lo cual “en la normal de la montaña estamos lejos de las protestas pero tenemos una respuesta académica implementando talleres para que los jóvenes tengan otras ideas que se contrapongan a la reforma que ya está en proceso”.

Maestros de Michoacán, la ENRM y algunos estudiantes participaran como talleristas en actividades como la elaboración de plastilina, pinol, jabón, pasta dental, velas, un taller de elaboración de nieve, entre otros que ejemplifiquen la necesidad de aprovechar la potencialidad de los estudiantes para que esa visión les permita desarrollar a su vez la potencialidad de las comunidades.

Abad, reclamó que los nuevos planes de estudio están descontextualizados de los problemas de las comunidades por lo que el modelo alternativo pretende enseñar a los infantes a partir de sus problemas reales para que se oriente la educación a proporcionar un aprendizaje más significativo para que aprendan más fácilmente.

Una docente de Michoacán, parte de las talleristas, criticó que la currícula que propone el Estado, es decir lo que se enseña en las aulas, intenta establecer el estándar internacional propuesto por la OCD sin ver que la realidad de países denominados de primer mundo no es la misma que en México donde habitan millones de pobres.

Señaló que si los estudiantes protestaban era por algo justificado, no por ser alborotadores o carecer de fundamento.

Respecto a la enseñanza del idioma inglés, la maestra del CNTE, indicó que el enfoque oficial de enseñanza no es el que se necesita, en primera porque se ubica solo a lo rudimentario que a la larga servirá solo para el manejo de máquinas de maquiladoras estadunidenses y por otra parte no se respeta el bilingüismo que ya existe en México al hablar del uso de alguna de las decenas de lenguas originarias del país y el idioma oficial que practican diariamente las etnias en la nación.

En cuanto al tema de computación -otro punto estrella de la nueva reforma curricular- el desacuerdo se registra al tener documentado que en muchas comunidades ni siquiera hay luz lo que las discrimina en el uso de nuevas tecnologías.

Un ejemplo es Telemedia, programa que inicio con el arribo del PAN al poder encabezado por Vicente Fox cuyo gobierno gastó millones de la inversión pública en contratos con empresas de los hijos de Martha Sahagún que al final no fueron utilizados o se volvieron inservibles por la falta de mantenimiento o energía eléctrica estable.

Para finalizar, la docente rechazó los ataques perpetrados por las televisoras de que la educación alternativa era un adoctrinamiento, refirió que no es eso sino un reconocimiento de la cultura y la historia de México y a nivel local de las tradiciones y problemas particulares de las comunidades.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mexico Violento

Periodista Antonio de la Cruz no había sido amenazado, según SSPC

Published

on

El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja, informó que el periodista Antonio de la Cruz, asesinado en Ciudad Victoria, Tamaulipas, no había recibido amenazas ni estaba incorporado al Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas.

El funcionario federal dijo que el comunicador fue asesinado con cinco disparos de armas de fuego y también hirieron a su hija Cintia, quien se encuentra en estado grave internada en un hospital de Tamaulipas.

Indicó que el periodista era reportero del diario Expreso y titular de Movimiento Ciudadano (MC) en Tamaulipas, pero sus notas periodísticas estaban enfocadas en el campo y el clima, aunque también identificaron contenidos relacionados con cuestionamientos a las autoridades locales.

Agregó que la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) está en contacto con la familia del comunicador, mientras que la Fiscalía General de la República (FGR) abrió la carpeta de investigación para deslindar responsabilidades e inició las indagatorias correspondientes.

Recordó que por los asesinatos de 11 periodistas en este año, un total de 26 personas han sido detenidas y 19 fueron vinculadas a proceso penal, por lo que especificó que Roberto Toledo no se dedicaba a actividades periodísticas, sino que era un auxiliar de despacho jurídico, mientras que Jorge Camero se dedicaba a actividades políticas.

Por su parte, el fiscal general de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios, informó que en el sitio del crimen fueron localizados cuatro casquillos percutidos y dos cartuchos útiles de arma de 40 mm, por lo que se encuentran analizando la posibilidad de integrar las probables causas de la agresión.

Continue Reading

Investigaciones

José Noriel Portillo Gil ‘El Chueco’, del cártel de Los Paredes, con dominio en Sonora desde 1990

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Antiguas investigaciones periodísticas e información difundida en las redes sociales apuntan que el presunto asesino de los dos sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, al interior de una iglesia en Cerocahui, Urique, del estado de Chihuahua, está relacionado con el grupo delictivo de Los Paredes, que ha tenido relevancia en Sonora y Chihuahua, y ha operado desde 1990 con las autoridades locales.

Se trata de José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, a quienes testigos refieren como el presunto asesino que perseguía a un hombre con otros pistoleros, y en un intento por salvar su vida, el hombre se refugió dentro de la iglesia donde estaban los sacerdotes y fue atacado a balazos por Portillo Gil, quien es ampliamente conocido en esa región, con el apodo ‘El Chueco’.

Esta misma persona, al ver que los sacerdotes jesuitas intentaron brindarle los primeros auxilios, disparó contra ellos. Posteriormente, el victimario movió los cuerpos a su camioneta para desaparecerlos.

En la información que ha trascendido, José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, es señalado de ser el actual jefe de plaza de Los Paredes, de Agua Prieta, Sonora, y de rendir cuentas directamente a Martín Alonso Siqueiros Acuña, alias El Tin Tin, actual líder de la Gente Nueva de Agua Prieta.

El exgobernador Javier Corral, en noviembre de 2018, también señaló a José Noriel Portillo Gil, de haber perpetrado el asesinato del ciudadano estadounidense Patrick Braxton Andrews, un joven profesor radicado en Chihuahua, que había sido reportado como desaparecido. Sin dudar de su información, que además aseguraba que El Chueco había matado al joven al confundirlo con un agente de la DEA, el gobernador prometió entregar el cuerpo de Patrick y hacer justicia. El cuerpo de Patrick fue hallado, pero El Chueco siguió libre.

«…no sólo que encontraremos el cuerpo de Patrick, si no que haremos Justicia y daremos castigo ejemplar a este delincuente y su gavilla, a quienes paradójicamente, al actuar con esa cobardía ponen fin a su influencia y control de esa zona, bajo el cártel de Sinaloa».

Ex gobernador de Chihuahua Javier Corral, 15 de noviembre de 2018

La familia de José Noriel Portillo Gil también ha sido parte del grupo de narcotraficantes aliado a Los Paredes. De acuerdo con la información recibida, su padre fue ejecutado en Cerocahui, en un enfrentamiento armado contra integrantes del Cártel de La Línea, (de Ciudad Juárez), grupo rival de Los Paredes. El Chueco era primo de los narcotraficantes Bernardo y Benito Portillo Torres. El primero abatido en una balacera en la sierra de Chihuahua, límite con Choix, Sinaloa, el 4 de marzo de 2015. El segundo, el 28 de mayo del mismo año en Culiacán.

Benito Portillo Torres era socio y compadre de Marcos Paredes Machado, alias El M-100, y se le señalaba de haber encabezado la masacre en la cual murieron ocho personas en 2010, en el municipio de Creel, Chihuahua, por lo que fue detenido Enrique López Acosta, El Cumbias, del grupo Gente Nueva.

Los Portillo se dedicaban a sembrar y cosechar narcóticos en la zona serrana de Cerocahui, La Cieneguita y Urique, droga que transportaban a la ciudad fronteriza de Agua Prieta, para su entrega al grupo delictivo Los Paredes, quienes se encargaban de cruzarla a los Estados Unidos.

José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, mantiene una férrea disputa por el control de esa zona con los líderes del Cártel de La Línea, que operan en San Juanito y Maguarichi, identificados con los nombres de Juan Márquez, César Manjarrez alias El H2 y los hermanos Ever José González Bournes, alias El Águila, y Víctor Noé González Bournes, alias El 500.

De acuerdo con el portal Bordeland Beat, el cártel de Los Paredes, en 2020, estaría integrado con estas personas.

Los Paredes

En Sonora, Los Paredes es el nombre con el que se identifica una familia mexicoamericana que ha destacado en el narcotráfico desde la década de 1990, según información de la prensa local. Leonel Paredes-Perú fue el fundador de esta organización criminal dedicada al narcotráfico, lavado de dinero y tráfico de armas.

El 3 de mayo de 2004, fue asesinado Leonel Paredes Perú, así como Leobardo Paredes Machado y María del Refugio Paredes Machado, en un restaurante de Agua Prieta. Fue cuando Marco Antonio Paredes Machado asumiría el mando.

Desde la ciudad fronteriza de Agua Prieta, Los Paredes han monitoreado y coordinado el paso de drogas por Arizona. “Lo trasladan en camiones, a través de inmigrantes indocumentados, con animales de carga (caballos y mulas) y esporádicamente en aviones ultraligeros”, indicó un agente mexicano que fue entrevistado y no quiso ser identificado por razones de seguridad. «Por los 388 kilómetros de frontera que comparte Arizona con esta árida tierra del territorio mexicano, casi toda la marihuana, cocaína, heroína y metanfetamina que ingresa por aquí es movida por el cártel de Los Paredes».

El Junior

Después de la detención de Marco Antonio Paredes Machado en 2011, en Huixquilucan, Estado de México, y extraditado a Estados Unidos en 2015, bajo sentencia de 22 años de prisión, su hijo Marco Antonio Paredes Ponce, alias Junior, asumió el liderazgo del cártel. Nacido en Estados Unidos y radicado en Phoenix, Arizona, Paredes Ponce, a quien también le dicen «Marquitos», junto con Martín Siqueiros Acuña, El El Tin Tin, controla los municipios de Agua Prieta, Cananea, Bavispe, Bacerac, Moctezuma, Huasabas, Sahuaripa y sus corregimientos aledaños según un informe de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, y que éstos, a su vez operan para Ismael ‘El Mayo’ Zambada. Sin embargo, pese a la información difundida por el gobierno federal mexicano, siguen en impunidad.

Infografía del cártel de Los Paredes, publicada el diario sonorense El Imparcial, el 20 de marzo de 2005, por el periodista asesinado el 2 de abril de 2005.

Lo que reveló el periodista asesinado Alfredo Jiménez Mota

Uno de los últimos reportajes del periodista Alfredo Jiménez Mota, asesinado en 2005, fue sobre el dominio del cártel de Los Paredes en Agua Prieta, Sonora. En su trabajo, señalaba directamente a Marco Antonio Paredes Machado, líder del cártel, como «dueño de más del 50 por ciento de las propiedades de este municipio», con información que había dado a conocer la Subsecretaría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), en ese entonces.

Marco Antonio sustituyó a Manuel Leobardo Paredes «El Leo», ejecutado el 3 de mayo de 2004, quien tenía una orden de aprehensión desde 1999 en la Corte de Tucson por cruzar de Naco Sonora a Naco Arizona, a través de un túnel, 40 mil libras de cocaína, unas 18 toneladas, escribió Jiménez Mota en su reportaje.

En ese mismo trabajo, destacó información de Nahum Acosta Lugo, el exfuncionario que fue acusado por la PGR de filtrar información a un cártel de las giras de trabajo del entonces presidente Vicente Fox. El periodista escribió que el subprocurador de la SIEDO, José Luis Santiago Vasconcelos, quien fallecería en un supuesto accidente aéreo en 2008, relacionaba directamente a Acosta Lugo con la familia de Marco Antonio Paredes.

«Las conversaciones telefónicas entre Nahum Acosta y Marcos Paredes, hermano del Leo Paredes, operador del Cártel de Juárez, ejecutado el 3 de mayo de 2004, es un indicio de la PGR sobre sus relaciones peligrosas», fue la afirmación recogida por el reportero. Y abundó en que eran ocho conversaciones telefónicas recogidas por espionaje en las que abordaban la política de Agua Prieta, el control que Nahum Acosta ejercía sobre algunos medios locales y su apoyo a Marco Antonio Paredes para «calmar» a un periodista -dice la nota- que quiere publicar un reportaje sobre Los Paredes.

Portada de El Imparcial, 20 de marzo de 2005, con el reportaje de Alfredo Jiménez Mota.

Continue Reading

Mexico Violento

Asesinan al periodista Antonio de la Cruz en Tamaulipas; suman 11 comunicadores ejecutados este año

Published

on

Esta mañana sujetos armados asesinaron al periodista Antonio de la Cruz, reportero del diario Expreso, al salir de su domicilio en Ciudad Victoria, Tamaulipas, por lo que suman 11 comunicadores asesinados en lo que va del año.

De acuerdo con el diario donde el reportero prestaba sus servicios, los hechos ocurrieron en la calle Puerta de la Luna, en el fraccionamiento Puerta de Tamatán, por lo que en el sitio también fue asesinada su hija y su esposa resultó herida.

La prensa local refirió que Antonio de la Cruz fue reportero en varios medios de comunicación de la capital de Tamaulipas y se desarrolló por más de 15 años en el periódico Expreso, aunado a que cubría temas agropecuarios y de medio ambiente y mantenía una crítica al gobierno en sus redes sociales.

El grupo editorial Expreso-La Razón exigió a las autoridades de todos los niveles que se haga justicia por el asesinato del periodista, mientras que la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas abrió la carpeta de investigación para deslindar responsabilidades.

Al respecto, diferentes organizaciones internacionales como Artículo 19 han reclamado el clima de violencia que persiste en México para ejercer el periodismo, pues en lo que va del año un total de 11 comunicadores han sido asesinados, los cuales permanecen en la impunidad.

También Amnistía Internacional (AI) alertó sobre las condiciones de riesgo que existen en el país para ejercer el periodismo, principalmente en las entidades federativas, donde los comunicadores han sido víctimas de agresiones y en ejecuciones que no han sido esclarecidas.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: