Connect with us

La red en lucha

No tenemos miedo: Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan

Inicia Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan en el Caracol de Morelia, zona Tots Choj, Chiapas en el que participan cinco mil mujeres de todas partes del mundo

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

CARACOL DE ZONA TZOTS CHOJ, Chiapas.- ¡No tenemos miedo! ¡No tenemos miedo! Gritó la multitud formada por cinco mil mujeres de diferentes partes del mundo con el puño levantado en apoyo al discurso inicial de la insurgenta Erika. Es el Primer Encuentro Internacional Político, Artístico, Deportivo y Cultural, de Mujeres que luchan.

Organizado por el colectivo de Mujeres del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en el Caracol de Morelia, municipio autónomo de la zona Tzots Choj, han estado conviviendo desde el 7 de marzo, día de llegada, sin embargo siguen llegando camiones y autos con más mujeres.

“Somos muchas y es mucha la rabia y el coraje que tenemos –señala la insurgenta Erika, frente a la multitud­–. Pero no nada más por nosotras es nuestra rabia, o sea nuestra lucha, sino por todas las mujeres que son violentadas, asesinadas, violadas, golpeadas, insultadas, despreciadas, burladas, desaparecidas, presas”.

Detrás de la insurgenta, un numeroso grupo de mujeres zapatistas ataviadas con uniforme militar y con pasamontañas permanecían inmóviles durante el discurso. Un grupo de cinco zapatistas filmaba el evento. Alrededor del templete donde estaban formadas, otras mujeres uniformadas resguardaban al grupo y no permitían acercarse al templete durante los discursos.  

“Este encuentro es por la vida”, señala la voz zapatista en representación del colectivo. “Y nadie nos va a regalar eso, hermanas y compañeras. Ni el Dios ni el hombre, ni el partido político, ni un salvador, ni un líder ni una líder, ni una jefa”. Aplausos y gritos de apoyo surgen de la multitud femienina.

La mayoría de las mujeres asistentes al encuentro son jóvenes de entre los 20 y 35 años de edad. Pero también hay mujeres de casi 80 años participando en el evento. Se ve también algún par de mujeres discapacitadas que van en su silla de ruedas. Otras con bastón. Pero la mayoría de las zapatistas son adolescentes, hijas ya del sistema comunitario que, en 1994, cuando el Ejército Zapatista de Liberación Nacional declaró la guerra al Estado mexicano para detener la depredación a la comunidad y los recursos naturales.

“Tenemos que luchar por la vida. Así nos tocó a nosotras y a ustedes hermanas y compañeras, y a todas las mujeres que luchan”, se oye la voz insurgente firme y clara, en un perfecto español, mientras la multitud escucha atenta.

La zapatista de mando destacó que era un orgullo estar con todas las mujeres asistentes, y agradeció que hayan respondido a la convocatoria de las Mujeres que luchan. Dijo que su palabra representaba muchas historias, de diferentes lenguas y edades.

Entre las historias destacadas se habló de la paramilitarización y de cómo en 1994 se levantaron en armas. “No fue sólo un discurso, sino que en verdad tomamos las armas y peleamos contra el enemigo, y en verdad tomamos el mando y dirigimos combates”. Otras de las referencias fue el maltrato físico, sexual y psicológico que recibían antes de la guerra, cuando trabajaban en las casas o haciendas como empleadas domésticas.

“Vivimos el desprecio, la humillación, las burlas, las violencias, los golpes, las muertes por ser mujeres, por ser indígenas, por ser pobres, y ahora por ser zapatistas”, menciona.

La insurgenta Erika dijo haber nacido y crecido entre patrullas militares que rondaban las comunidades y caminos, viendo a los soldados cómo acosaban a las mujeres “nomás porque ellos eran hombres armados y nosotras solo mujeres”. Pero ya en colectivo, dice, que el miedo fue algo que desapareció de sus corazones. “Decidimos luchar y apoyarnos en el colectivo como mujeres zapatistas que somos”. E invitó a la multitud a decir que el principal acuerdo del encuentro es el del vivir. “Acordamos vivir, y como para nosotras vivir es luchar, pues acordamos luchar cada quien según su modo, su lugar y su tiempo”.

Campamento zapatista en el Encuentro Internacional de Mujeres que luchan. Foto: Guadalupe Lizárraga/Los Ángeles Press

Ningún hombre fue aceptado en el encuentro. Ellos esperaron en otro campamento cerca del Caracol Morelia. Foto: Guadalupe Lizárraga/Los Ángeles Press

Zapatistas colgando las consignas y mensajes de bienvenida en el campamento. Foto: Guadalupe Lizárraga/Los Angeles Press

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

Inteligencia de Ucrania asegura que Putin sufrió un intento de atentado

Published

on

By

Kiev, 24 may (EFE).- El presidente ruso, Vladimir Putin, sufrió un intento de atentado poco después de ordenar la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero, aseguró Kyrylo Budanov, jefe de la dirección general de Inteligencia del Ministerio ucraniano de Defensa.

«Hubo un intento de asesinar a Putin… Incluso se dice que fue atacado, no hace mucho tiempo, por representantes del Cáucaso», precisó Budanov en una entrevista que publica este martes el medio ucraniano Ukrainska Pravda.

El jefe del inteligencia ucraniana indicó que se trata de «una información no pública. (Fue un) intento absolutamente fallido, pero realmente pasó… Fue hace como dos meses», pero no concreta quien podría estar detrás de la autoría de ese supuesto ataque.

«Repito, este intento no tuvo éxito. No hubo publicidad sobre este evento, pero se llevó a cabo», reiteró Budanov.

La información ofrecida por los servicios de inteligencia ucranianos, que también han señalado estos días que se estaba preparando un golpe de estado en Rusia contra Putin, no han podido ser contrastadas con una fuente independiente.

(c) Agencia EFE

Continue Reading

Europa

Tras 90 días de la invasión de Rusia, Járkov, la segunda mayor ciudad de Ucrania, intenta recuperarse

Published

on

By

Por Luis Ángel Reglero, enviado especial

Járkov (Ucrania), 24 may (EFE).- La ciudad de Járkov, la segunda mayor de Ucrania, intenta recuperarse tras noventa días de guerra, durante los que ha sido una de las más castigadas, situada cerca de la frontera con Rusia.

Este martes reabrió el Metro, por primera vez desde que comenzó la invasión rusa el pasado 24 de febrero, en una ciudad en la que reina el silencio, con poca gente por la calle, muchos negocios cerrados y donde a veces se escuchan a lo lejos explosiones procedentes del frente de guerra.

Las estaciones de metro fueron el refugio de muchos habitantes de Járkov, en cuyo área metropolitana viven unos dos millones de personas.

Ludmyla Prokopenko estuvo aquí con sus hijos y su madre, hasta que pudo regresar a su casa.

Para esta mujer de 37 años, ver el metro funcionar de nuevo es una bendición, aseguró. Cuando era posible salir, iba a su trabajo en autobús, pero los pocos que circulaban iban llenos y tardaban en llegar.

La reapertura del Metro es un signo de que poco a poco la ciudad intenta recuperar cierta normalidad, comenta.

Aunque por ahora la frecuencia será cada media hora, en vez de los dos minutos con que pasaba cada tren antes de la guerra, al menos durante dos semanas será gratis.

Luvob, una empleada del Metro, se lo comenta a cada pasajero que llega, para que no compre el billete ni use su tarjeta de varios viajes, en la estación junto al estadio del club de fútbol Metalist.

El servicio comenzó a las siete de la mañana hora local, con poca gente para lo que era habitual antes de la guerra, señala a Efe.

Pero al menos vuelve a funcionar y le hizo feliz solo el ver los días previos los trenes vacíos en viajes de prueba.

Una señal de vuelta a la normalidad

Algunas estaciones seguirán un tiempo cerradas por seguridad, en zonas de la ciudad más castigadas durante los combates y por el impacto de proyectiles rusos.

Muchos de quienes se refugiaron en el metro no pueden volver a sus viviendas destrozadas, pero fueron acogidos en hostales y otros alojamientos.

Esta trabajadora de 62 años asegura que hasta hace una semana las autoridades aún estaban buscando alojamiento para gente que seguía refugiada en el subterráneo.

Confiada en que en los próximas días vaya viniendo más gente, afirma que muchos conocidos la llaman para saber si la ciudad está tranquila y si el metro está funcionando de nuevo, porque es una buena señal de que Járkov es segura para volver.

Vira Ivanivna, una pasajera de 61 años, declara en una estación cercana, la de Metrobudvykiv, que es bueno recuperar servicios como éste, pues ayudará a que la gente regrese.

Ella tiene que ir a una oficina postal a por unos documentos y para llegar a la estación del subterráneo tuvo que tomar un taxi porque los autobuses aún no han recuperado las frecuencias habituales de antes de la guerra.

En una zona residencial a las afueras de la ciudad, donde la mayoría de los edificios tienen serios daños tras los combates, este pasado lunes aún se escuchaban explosiones a lo lejos, donde las fuerzas ucranianas intentan que los militares rusos no vuelvan a avanzar hacía Járkov.

Según el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, los rusos intentan afianzar posiciones en zonas rurales cerca de la ciudad después de que las tropas ucranianas lograran expulsarlos de Járkov.

La segunda mayor ciudad de Ucrania intenta recuperarse tras 90 días de guerra

© Proporcionado por Agencia EFE. La segunda mayor ciudad de Ucrania intenta recuperarse tras 90 días de guerra

(c) Agencia EFE

Continue Reading

Latinoamérica

Migración de Colombia prohíbe ingreso a la activista Teri Mattson, de Codepink, como observadora electoral.

Published

on

By

#EleccionesColombia

La activista estadounidense Teri Mattson, coordinadora para América Latina de CodePink se dirigió a Colombia para acompañar el proceso electoral y evaluar la situación de los derechos humanos en el país. Fue invitada por una de las organizaciones de derechos humanos más prestigiosas de Colombia, el Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos fundado en 1979.

Teri Mattson fue detenida por Migración y le negaron la entrada a Colombia. La razón oficial dada para negarle la entrada al país fue que representaba un riesgo para el Estado. En la “Resolución administrativa de no admisión o rechazo” se indicó: “Por razones de soberanía, cuando existan hechos o antecedentes fundados que indiquen que la persona representa un riesgo para la seguridad del Estado o la convivencia ciudadana” su ingreso debe ser negado.

Common Frontiers denuncia la detención y deportación de Teri Mattson por motivos políticos. Colombia tiene una alarmante crisis de derechos humanos y una larga historia de intimidación y violencia relacionada con las elecciones. Vemos con grave preocupación que el Estado colombiano vea en el acompañamiento electoral internacional y la observación de los derechos humanos un riesgo para la seguridad del Estado. Ambos mecanismos de apoyo internacional son fundamentales y están respaldados internacionalmente como parte de la garantía de elecciones justas y transparentes.

Teri Mattson es la coordinadora para América Latina de CODEPINK, una organización de base dirigida por mujeres que trabaja para poner fin a las guerras y el militarismo de EEUU y para apoyar iniciativas de paz y derechos humanos. En los últimos años, Teri ha supervisado elecciones en cinco países latinoamericanos diferentes.

 

***

Fuente: Agencia de Medios Hoy

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: