Connect with us

No hay espacio para equilibrios

La derecha pretende robar lo que la izquierda ha logrado en 30 años, ganar unas elecciones democráticas.

Avatar

Published

on

Martín Arellano

Anoche leí un tuit de Héctor de Mauleon con la velada advertencia al presidente López Obrador de que “el pueblo pone y el pueblo quita”. No es una frase al viento. El incesante ataque mediático contra AMLO es lo que busca, diluir su popularidad y dar espacio para que grupos de oposición levanten un movimiento similar al vivido en Bolivia.

No importa qué diga o qué haga el presidente, siempre hay una razón para atacarlo, para ofenderlo, para humillarlo y con él a todos los que lo apoyamos, esto es algo que cala hondo en el sentir de millones de mexicanos.

Mi respuesta a Mauleon fue que también el pueblo cuelga a los traidores, y pasó por mi mente en ese momento la revolución francesa, la rusa y otras tantas que han terminado en eso. El monero Patricio no dudó en llamarme “fanático”, de la misma manera que otros periodistas llaman a los miles de ciudadanos que defienden a muerte al presidente.

Parece poca cosa el ataque de Mauleon para el monero, y para algunos periodistas que buscan un imposible equilibrio en un país en guerra total, dirigida desde los medios con sus periodistas y comentadores, junto con la impresentable oposición política que trabaja coordinada con los primeros. No hay espacio para equilibrios.

No han entendido que no defendemos precisamente al hombre, sino a lo que representa, a lo que nos hemos ganado en las urnas por la vía democrática, a lo que durante décadas nos negaron, no podemos permitir que nos lo arranquen de la peor manera posible, de la más baja, violentando el espíritu democrático bajo el cual llegamos para buscar el cambio.

¿Cómo pueden llamar fanático a quién lucha por terminar con los miles de muertos en este país?

En 18 años van casi 500 mil, con un millón de afectados, vidas que se convierten en datos pero que son el dolor de miles de personas, la ruina, la impotencia y la rabia por la falta de justicia, por no saber dónde están sus seres amados ¿Cómo se puede llamar fanático al que ha vivido ese dolor y no desea que siga?

No se trata de devolver la violencia con más violencia, se trata de defender con el alma y la vida misma el derecho de millones de niños que necesitan acceder a una educación de alta calidad, de que nuestros jóvenes no tengan que trabajar para pagar sus estudios, porque estamos llenos de profesionistas que solo aprobaron créditos pero que perdieron la oportunidad de una formación más amplia y diversa por no tener tiempo y recursos para hacerlo.

No es un tema de familias pobres precisamente. Durante los últimos 30 años, el salario mínimo decreció hasta un 25% de su valor, lo que significa que los abuelos de los actuales jóvenes ganaban 3 veces más que ellos, lo cual es incomprensible cuando ellos en su mayoría no tenían más allá de la secundaria y hoy muchos jóvenes mexicanos tienen carrera y hasta maestría.

Sí, alguien se ha llevado la riqueza de la nación y, con ella, la salud de millones de niños, junto con la capacidad de dar un servicio con la más alta calidad a quienes generan la riqueza de este país: sus trabajadores. Alguien se ha hecho rico con los medicamentos, ha ocultado aquellos que son necesarios para enfermedades graves. Alguien nos dejó decenas de hospitales a medias e inservibles lo que significa que miles y miles seguirán esperando una cama, una operación, un tratamiento, la oportunidad de vivir.

Entonces pedimos un cambio, fuimos a las urnas, lo intentamos 3 veces y lo logramos, sin dudas, con amplia mayoría y hoy nos lo quieren robar también, con odio, con rabia, con desprecio, con las peores formas.

90 años han sido muchos, y hoy es demasiado leer que nos desprecian por la piel, por el nivel económico, por el apellido y hasta por no haber estudiado en colegios caros. Nos ven como esclavos, como indignos, como basura, luego alguien nos censura cuando respondemos, porque somos “fanáticos”.

¿Somos fanáticos?

Cuando miramos nuestras escuelas en ruinas, nuestros servicios públicos miserables, y a nuestra clase política enriquecida brutalmente a costa de la vida de generaciones enteras, a costa de robarle el futuro a millones, de negarles la posibilidad de una vida digna, de salud, de evolución social y todo lo que eso representa ¿No tenemos derecho a sentir rabia?

¿Somos fanáticos?

En realidad, dudo que pueda usarse esa descripción para millones de almas que ven con miedo como les quieren volver a arrancar el futuro, como los quieren reducir a la esclavitud y a la miseria a partir de solapar salarios de hambre y proyectar pensiones miserables a través de un sistema que nació muerto como el del ahorro para el retiro.

¿Es tan complicado comprender que lo único que tenemos millones  de mexicanos a veces son solo 128 caracteres para defender aquello que anhelamos y que un puñado de cínicos, ladrones, corruptos y asesinos nos quieren quitar de mala manera?

Molesta la falta de sensibilidad de aquellos que piensan que tenemos que tratar con flores a los que nos llaman perros, fanáticos, nacos, prietos, indios, pejezombies, ninis o muertos de hambre, todo lo que hay detrás de esas frases, de esos calificativos, encierra la idea de que no somos nada, que ello sí, que su color de piel, su ingreso o su apellido les permite el derecho de hacer con la nación, con nuestras vidas y nuestro fututo lo que les venga en gana.

Todos los días somos vejados en las redes y los medios, de manera directa o indirecta, con las palabras y acciones o lo que estas pretenden producir, con noticias falsas, con infiltrados y provocadores, con falsas marchas sociales, con todo tipo de violencia y aun así se atreven a llamarnos “fanáticos”.

Cuando un niño muere por falta de un espacio en un hospital, cuando un joven no puede continuar sus estudios, cuando un hombre está preso por una falsa acusación y sin un juicio, cuando una mujer es violentada, cuando alguien muere a manos del crimen organizado, nos duele el alma, porque es la historia de varias generaciones, todo eso no sucedió por falta de recursos, sucedió porque nos los han robado.

Miles de feminicidios, la trata en ascenso, la pedofilia y la prostitución infantil, deberían tener a este país desde hace mucho en pie de guerra, pero los medios lo ocultaron, lo solaparon y lo justificaron, entonces nos piden que tengamos decencia, como si el corazón de esas cientos de madres que rascan con las uñas la tierra para hallar a sus hijos, esposos o hermanos, no estuviera lleno de dolor.

Como los que esperan a sus migrantes que hoy yacen en una fosa en San Fernando sin justicia, sin ser reconocidos, sin darle paz a su gente amada.

Entonces los fanáticos somos nosotros

López Obrador representa la esperanza de millones que deseamos que este país mejore, sea más justo, no es perfecto, pero es a quien le hemos confiado tan imposible labor, atacarlo a él es atacar nuestra esperanza, es lastimar nuestras heridas, es remover nuestras frustraciones acumuladas, por eso nuestra furia, nuestra rabia y nuestro dolor, odio no, solo mucho dolor.

Nos llaman resentidos, pero es que son 700 años de ser nada, de ser despreciados por el color de la piel, por ver que nos arrebatan lo que tenemos porque los empresarios lo quieren, como sucedió con Atenco, como ha sucedido a tantos otros desde la época colonial, pasando por el porfiriato y ahora con el neoliberalismo, tierras, playas, ríos, todo nos han quitado y hasta el sentimiento de pertenencia, el orgullo de ser quienes somos, nos volvieron de segunda por la piel.

Hoy sólo les hemos ganado 6 años para tener un poco de justicia y buscan llevarnos a un golpe como el de Bolivia, reprimirnos como en Chile, volvernos a mandar a las montañas como hicieran los conquistadores, pero los fanáticos y resentidos somos nosotros.

No importa, las luchas no son para los débiles, ni con margaritas se conquista la libertad, si les gusta o no les gusta somos mayaría, queremos un país más justo y con oportunidades, con ustedes o sin ustedes, vivos o como deseen estar.

 

Fuente original:  Mirando al futuro

Foto: archivo

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Narcopolítica, corrupción y más de lo mismo

Miembros de la SEDENA y abogados estafan en penales federales bajo promesa de beneficios de ley

Ignacio García

Published

on

Por Ignacio García

El teniente de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Francisco Fuentes Alburo, acompañado de Maricela García Bravo y un grupo de abogados fueron acusados de realizar diferentes estafas a internos en penales federales a cambio de supuestos beneficios de ley, entre éstos, preliberaciones.

Entre los denunciados por fraude se encuentra el arquitecto Leonardo Sotelo Mejía, quien tiene trayectoria de demandas y porta documentación como Senador de la República. Una de las demandas por Autos de Calidad Cortés, S.A. de C.V, en 2012, por lo que se abrió el expediente 1431/2012, en el Juzgado 10 Civil del Distrito Federal, y el 83/2016, en el Juzgado 41 de lo Civil en el Distrito Federal. En 2014, estuvo preso por fraude, y en 2018, ya en libertad, fue exhibido por vender plazas de la policía federal y de la policía del Estado de México.

Otros de los nombres que destacan es Guillermo Torres Rabadán, quien también se encuentra demandado por lo civil bajo el expediente 176/2010. Así mismo, Juan Carlos López Contreras, alias el “Mayor Plata”, propietario del restaurante argentino “El Arrabal”, y es enlace directo de Sotelo Mejía. Juana Jacqueline Díaz, Ibos Marlon Torres, Indira Shanel Torres, Fernando Cerezo Arenas y Laura López son acusados de realizar diferentes estafas en penales federales a cambio de supuestos beneficios de ley que prometen a internos.

De acuerdo con la denuncia ciudadana, los integrantes de la SEDENA acuden a los penales federales para prometerles beneficios de ley en su proceso a cambio de compensaciones económicas, utilizando a abogados para cometer los fraudes. Uno de los ceferesos de mayor presencia de los defraudadores, es en El Altiplano, Almoloya de Juárez, del Estado de México, por tratarse de un penal de máxima seguridad con internos bajos cargos de narcotráfico y delincuencia organizada que han pagado fuertes cantidades de dinero con la esperanza de ser liberados.

Los abogados prometen visitar a los reos con falsos documentos para plantearles diferentes maneras en las que supuestamente los pueden liberar, incluyendo tráfico de influencias con miembros de la SEDENA y de diferentes niveles del Gobierno de México, incluyendo la Secretaría de Gobernación, por lo que a través de redes sociales y denuncias periodísticas, los internos víctimas de fraude han exigido al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que intervenga, ya que en algunos casos estos militares y abogados han pedido hasta un millón de dólares.

En su denuncia, agregaron que los presuntos extorsionadores citan a familiares de los internos en el restaurante “El Arrabal” ubicado en Naucalpan, Estado de México, del cual es propietario Juan Carlos López Contreras. Usan este espacio como lugar de operaciones y oficina, para la entrega del dinero de sus clientes, asegurando que con sus relaciones tanto en el gobierno federal, como en SEDENA, agilizarán la libertad de sus familiares.

Continue Reading

El Caso Wallace

Expertos internacionales en DDHH, satisfechos por respuesta de México en el caso de Brenda Quevedo

Avatar

Published

on

GINEBRA (15 de octubre de 2020) – Expertos en derechos humanos de la ONU* acogieron hoy con satisfacción el anuncio del gobierno mexicano de que implementará la Opinión núm. 45/2020 y liberará a Brenda Quevedo Cruz, después de 11 años en prisión en México sin sentencia, instando a las autoridades a ponerla en libertad de inmediato.

“Estamos muy satisfechos por la declaración oficial de la Secretaría de Gobernación de México de que cumplirá con la opinión del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias y liberará a la víctima de detención arbitraria, esperamos que se tomen acciones concretas en ese sentido inmediatamente”, dijo el Grupo.

Quevedo Cruz fue detenida en relación con el falso secuestro y asesinato de Hugo Alberto Wallace Miranda, reportado en julio de 2005, pero el Grupo de Trabajo encontró graves violaciones a las garantías del debido proceso, como la presunción de inocencia y el derecho a ser juzgada sin dilaciones indebidas, además de haber sido torturada en dos ocasiones.

“Tras pasar más de una década en prisión preventiva, la señora Brenda Quevedo Cruz debe ser liberada, con garantías de acceso a una reparación integral”, indicaron los expertos. “La violación de sus derechos humanos debe investigada a profundidad, lo que debe de conducir a la rendición de cuentas por parte de los responsables.”

El Grupo de Trabajo exhorta al Gobierno de México a revisar urgentemente todas sus opiniones relativas a México, con la finalidad de identificar e implementar las reformas estructurales al sistema de justicia que son necesarias para evitar que casos como este se repitan. “Quedamos a la disposición del Gobierno para ayudarlo a cumplir con sus obligaciones internacionales.”

Con arreglo a lo dispuesto en el párrafo 5 de los métodos de trabajo del Grupo, José Antonio Guevara Bermúdez, miembro mexicano del Grupo de Trabajo, no participó en la adopción de la Opinión núm. 45/2020.

* Los expertos de la ONU: Leigh Toomey (Presidenta-Relatora), Elina Steinerte (Vice-Presidenta) Sètondji Roland Adjovi y Seong-Phil Hong, Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria.

Los Grupos de Trabajo forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el mayor cuerpo de expertos independientes del Sistema de Derechos Humanos de la ONU, es el nombre que se da a los mecanismos de investigación, recopilación de información y mecanismos de monitoreo que analizan la situación de los derechos humanos en algún país determinado o la situación de un derecho humano en particular en todo el mundo. Los expertos trabajan de forma voluntaria, no son funcionarios de la ONU y su labor no es remunerada. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven en su capacidad individual.
ONU Derechos Humanos, página de país –  México

Continue Reading

Estados Unidos

Trump adopta estrategia de “inmunidad colectiva” contra pandemia, catalogada como amoral por la OMS

Avatar

Published

on

Estados Unidos presenta un aumento drástico en los casos de coronavirus, mientras el gobierno de Donald Trump -según medios- adopta la medida de “inmunidad colectiva”, al tiempo que el clima de otoño se asienta en el país.

Hasta el martes, 13 de octubre, el registro de contagio sobrepasó los 54.000 casos y se ha alcanzado niveles récords de la enfermedad en 20 estados.

Los funcionarios de la ciudad de Oklahoma sostienen que se han quedado sin lugar en las unidades de terapia intensiva. En la ciudad de Bismarck, en el estado de Dakota del Norte, se informó que sólo queda una cama disponible para los pacientes en terapia intensiva. Asimismo, seis hospitales importantes del estado de Misisipi ya no tienen más capacidad en las unidades de cuidados intensivos.

Oficialmente, se ha registrado una cifra de 216.000 muertos por COVID-19 en Estados Unidos este año, pero un nuevo estudio de la revista de la Asociación Médica Estadounidense predice que la cifra total de muertes relacionadas con la pandemia, en 2020, podría alcanzar las 400.000

Esta información la revelaron los periódicos The Washington Post y The New York Times los cuales informaron que los funcionarios del gobierno de Trump declararon haber adoptado una política de permitir deliberadamente que gran parte de la población estadounidense se contagie del virus, con el fin de lograr la “inmunidad colectiva”.

Los expertos en Salud advierten que es posible que esa estrategia ni siquiera sea viable y que podría causar más de dos millones de muertes en el país. El lunes, en la ciudad de Ginebra, en Suiza, el director de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que la inmunidad colectiva sólo debe alcanzarse mediante la vacunación, no a través del contagio natural de la población.

Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo: “La inmunidad colectiva se logra protegiendo a las personas de un virus, no exponiéndolas a él. Nunca en la historia de la salud pública se ha utilizado la inmunidad colectiva como estrategia para responder a un brote, y mucho menos a una pandemia. Es problemático desde el punto de vista científico y ético”.

Continue Reading

Trending