Connect with us

Europa

Mujeres y niñas de Ucrania denuncian violaciones sexuales como “arma de guerra”

Published

on

Por Bethan McKernan

Leópolis

Mujeres de toda Ucrania afrontan la amenaza de la violación como un arma de guerra mientras salen a la luz pruebas de violencia sexual en las zonas reconquistadas a las fuerzas rusas en retirada.

El mundo se horrorizó este domingo con la imagen tomada por el fotógrafo Mikhail Palinchak en una carretera a 20 kilómetros de Kiev, la capital ucraniana. Bajo una manta se encontró apilados los cadáveres de un hombre y varias mujeres. Las mujeres estaban desnudas y sus cuerpos habían sido en parte quemados, según el fotógrafo.

La dura imagen se suma a las crecientes pruebas de ejecuciones sumarias, violaciones y torturas sufridas por la población civil en zonas bajo control ruso desde que el Kremlin decidió invadir Ucrania el 24 de febrero.

La ONG Human Rights Watch ha recogido también denuncias sobre abusos contra civiles a manos de las tropas rusas, incluida la violación. En un resumen publicado este domingo, recoge el testimonio de una mujer que le dijo ser “violada de manera repetida por un soldado ruso en un colegio en la región de Járkov donde ella y su familia se estaban refugiando el 13 de marzo” y dice que el soldado “la golpeó, le cortó la cara, el cuello y el pelo con un cuchillo”. La mujer mostró las fotografías de sus heridas antes de recibir tratamiento médico a Human Rights Watch, según explica la organización de defensa de los derechos humanos.

La magnitud de la violencia sexual es especialmente difícil de estimar. A medida que las tropas invasoras se han retirado de ciudades y pueblos en la periferia de la capital para centrar su esfuerzo bélico sobre el este de Ucrania, las mujeres y niñas han comenzado a acudir a la policía, los medios de comunicación y las organizaciones de defensa de los derechos humanos para contar atrocidades sufridas a manos de los soldados rusos. Entre los terribles testimonios recogidos por los investigadores hay agresiones sexuales a punta de pistola, violaciones masivas y violaciones cometidas delante de niños.

“A través de nuestra línea de emergencia hemos recibido varias llamadas de mujeres y niñas pidiendo ayuda, pero en la mayoría de los casos ha sido imposible ayudarlas físicamente, no hemos podido llegar a ellas por los combates”, dice Kateryna Cherepakha, presidenta de La Strada Ucrania, una organización humanitaria que apoya a víctimas de trata, violencia doméstica y agresiones sexuales. “La violación es un delito poco denunciado y estigmatizado incluso en tiempos de paz, me preocupa que lo que sepamos sea solo la punta del iceberg”, dice.

Las violaciones y las agresiones sexuales se consideran crímenes de guerra y van en contra del derecho internacional humanitario. Tanto el fiscal general de Ucrania como el Tribunal Penal Internacional han declarado que abrirán investigaciones sobre las denuncias de violencia sexual. Pero la posibilidad lejana de que se haga justicia no sirve para apaciguar el temor de las mujeres ucranianas sobre lo que aún puede pasar en una guerra que aún parece lejos de llegar a su fin.

Buscar anticonceptivos entre bombardeos

Antonina Medvedchuk, de 31 años, dice que cuando se despertó con el sonido de los bombardeos el primer día de la guerra, lo primero que cogió antes de salir de Kiev fueron preservativos y tijeras para usar como arma defensiva. “En lugar de un botiquín básico, en cada pausa entre los bombardeos y el toque de queda buscaba anticonceptivos de emergencia”, dice. “Mi madre intentaba tranquilizarme, ‘esta guerra no es como aquella, ya no existen, son de películas antiguas’… Yo llevo ocho años siendo feminista. He llorado en silencio porque todas las guerras son así”.

Las mujeres ucranianas no afrontan sólo la amenaza de los soldados rusos. En Vinnytsia, una ciudad del oeste de Ucrania, una profesora denunció a la policía que un miembro de los servicios de defensa territorial la había arrastrado hasta la biblioteca del colegio para tratar de violarla allí. Después de eso lo detuvieron.

Organizaciones como La Strada Ucrania y la red nacional Taller Feminista están distribuyendo información por Internet junto a las autoridades locales sobre el apoyo médico, legal y psicológico disponible para víctimas de agresiones sexuales. También buscan refugios seguros para mujeres y niñas que huyen de la guerra y la violencia doméstica.

El temor es que el trauma causado por el uso de la violación como arma de guerra provoque en los próximos años un profundo sufrimiento dentro de la sociedad ucraniana.

“Cuando una mujer se aleja parece que está a salvo, que está lejos de las armas y del hombre que la violó”, dice Sasha Kantser, responsable de asuntos externos de la sección de Leópolis de Taller Feminista, que ha ayudado a cientos de mujeres y niñas desplazadas desde que estalló la guerra. “Pero el trauma es una bomba dentro de ella, que la persigue. La magnitud de lo que está ocurriendo ahora es desgarradora”, dice.

Traducción de Francisco de Zárate.

Fuente: eldiario.es

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

La FAO distribuye papas de siembra en más de 17 mil hogoares rurales en Ucrania

Published

on

By

Roma, 18 may (EFE).- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha distribuido patatas de siembra en más de 17.000 hogares de Ucrania, «con el objetivo de salvaguardar la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia de las familias rurales vulnerables» en un país arrasado tras casi tres meses de guerra.

En total se han entregado más de 800 toneladas de patatas de siembre durante la campaña, que afecta a 17.740 hogares de diez provincias ucranianas, con unas 46.000 personas, y que cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea (UE) y del Centro de Respuesta a Emergencias (CERF), explicó hoy la FAO en un comunicado.

«Es absolutamente crucial en este momento ayudar a los agricultores. A los grandes, pero también a los pequeños, y a las familias que se dedican a la agricultura de traspatio», aseguró Pierre Vauthier, responsable de la FAO para Ucrania.

«La agricultura es uno de los principales sectores de Ucrania y es importante para la seguridad alimentaria del país. También es una fuente clave de ingresos para los 12,6 millones de personas que viven en las zonas rurales, que constituyen casi un tercio de la población del país», añadió.

En total, en las últimas semanas se han entregado 862 toneladas de patatas de siembra a tiempo para la campaña de primavera, con el fin de garantizar que esta nutritiva fuente de alimentos pueda ser cosechada en septiembre.

Según explica la FAO, cada familia u hogar -compuesto por una media de 2,6 personas- recibe un kit con 50 kilogramos de patatas de siembra con un rendimiento previsto de unos 600 kilogramos de patatas.

«Gracias a nuestra cooperación con la FAO, hemos entregado 2,5 toneladas de patatas a la Comunidad Territorial Amalgamada de Rudkivska, en el oblast de Lvivska (oeste de Ucrania). Se trata de 50 hogares que acogen a desplazados internos», explicó Ihor Vuitsyk, Jefe de la Junta de la Cámara Agraria de Lviv, otro de los socios en esta campaña de la FAO.

También se han distribuido la campaña de distribución de patatas de siembra es Dnipropetrovska, en el centro y el este de Ucrania, donde 3.690 hogares han recibido los kits. Algunos de ellos se entregaron en 41 pueblos de la Comunidad Territorial Amalgamada de Verkhniodniprovska, cuyos residentes acogen a 2.685 desplazados internos.

«Algunas empresas cerraron, redujeron el personal o despidieron a gente. No podemos dar trabajo a la población local. Y tenemos que pensar en cómo alimentar a la gente este invierno», dijo Genadii Lebid, Jefe de la Comunidad Territorial Amalgamada de Verkhniodniprovska, quien señaló que, debido a los trastornos y la incertidumbre causados por el conflicto, la gente está muy ansiosa por plantar sus huertos y tener algo de comida para sus familias.

(c) Agencia EFE

Continue Reading

Europa

Rusia expulsa a 27 diplomáticos y personal de la Embajada de España

Published

on

By

Moscú, 18 may (EFE).- Rusia expulsará a 27 diplomáticos y personal de la Embajada española en Moscú y del Consulado General en San Petersburgo en respuesta a la expulsión de idéntico número de empleados de la legación rusa en España anunciada en abril por el Gobierno español, informó hoy el Ministerio de Exteriores ruso.

Esas personas han sido declaradas «persona non grata» y deberán abandonar Rusia en un plazo de siete días, según ha transmitido la diplomacia rusa este miércoles al embajador de España en Moscú, Marcos Gómez Martínez.

«De la parte rusa se le presentó una enérgica protesta en relación con el anuncio provocativo hecho por Madrid de declarar persona non grata a 27 empleados de las representaciones rusas en España», señaló el departamento que dirige Serguéi Lavrov en un comunicado.

Moscú subrayó que «este paso inamistoso se reflejará negativamente en las relaciones ruso-españolas».

«Como respuesta, 27 empleados de la Embajada de España en Moscú y del Consulado General de España en San Petersburgo han sido declarados ‘persona non grata'», indicó Exteriores en la nota.

Estas personas «deben abandonar el territorio del país en el plazo de 7 días desde el momento de la entrega de la notificación correspondiente al embajador», concluye el comunicado.

(c) Agencia EFE

Continue Reading

Europa

La invasión de Rusia otra causa de la caída del empleo en Ucrania

Published

on

By

 

GINEBRA – En Ucrania se han perdido desde la invasión rusa el 24 de febrero 4,8 millones de empleos, dentro de una fuerza laboral estimada en 20,3 millones, indicó este miércoles 11 un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El estudio asegura que si las hostilidades se intensificaran, las pérdidas de empleo aumentarían a siete millones. Sin embargo, si los combates cesaran inmediatamente sería posible una rápida recuperación, con el retorno de 3,4 millones de puestos de trabajo, lo que reduciría las pérdidas de empleo a 8,9 %.

La economía ucraniana se ha visto gravemente afectada por el conflicto y más de 5,2 millones de sus 44 millones de habitantes han huido a los países vecinos, mientras que internamente se han visto obligadas a desplazarse unos ocho millones de personas, según informan agencias del sistema de Naciones Unidas.

Los refugiados son principalmente mujeres, niños y personas mayores de 60 años. Aproximadamente 2,75 millones están en edad de trabajar y 43,5 % de ellos, es decir, 1,2 millones, trabajaban anteriormente y han perdido o dejado sus empleos.

La OIT indicó que “el gobierno de Ucrania ha realizado esfuerzos considerables para mantener operativo el sistema nacional de protección social”, garantizando el pago de las prestaciones mediante la utilización de tecnologías digitales.

De los más de 20 millones de trabajadores ucranianos, 60 % se empleaba en el sector servicios, 24 % en la industria y 16 % en agricultura. Del total, 54 % recibieron educación avanzada y 36 % estaban sindicalizados, según cifras de la OIT.

El informe dice que la crisis en Ucrania también puede crear disrupciones laborales en países vecinos, sobre todo en Eslovaquia, Hungría, Moldavia, Polonia y Rumania.

Si las hostilidades continúan, los refugiados ucranianos se verían obligados a permanecer en el exilio durante más tiempo, lo que supondría una mayor presión sobre el mercado laboral y los sistemas de protección social de esos Estados vecinos, y un aumento del desempleo en muchos de ellos.

Por otra parte, las importantes perturbaciones económicas y de empleo que afectan a Rusia tienen importantes efectos en Asia Central, especialmente en los países cuyas economías dependen de las remesas que llegan desde la Federación Rusa, como Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán.

Esos cuatro estados se encuentran entre los 10 principales países de origen de los emigrantes en Rusia. Si las hostilidades y las sanciones contra Moscú provocan la pérdida de sus puestos de trabajo, y esos trabajadores migrantes regresan a sus países de origen, habrá graves pérdidas económicas en toda Asia Central.

La agresión en Ucrania también ha afectado a la economía mundial, complicando aún más la recuperación de la crisis generada por la covid-19, y es probable que afecte el crecimiento del empleo y de los salarios reales, y ejerza una presión adicional sobre los sistemas de protección social.

En muchos países de renta alta, que han experimentado recientemente signos de una recuperación del mercado laboral, las consecuencias de la crisis ucraniana pueden empeorar las condiciones de ese mercado y revertir algunos avances conseguidos.

Y la situación es especialmente difícil en los países de renta baja y media, muchos de los cuales no han podido recuperarse totalmente del impacto de la crisis de la covid.

La OIT se ha sumado a los pedidos para que cesen la agresión rusa y las hostilidades, y subrayado su preocupación por los informes sobre víctimas civiles y ataques a instalaciones con “graves consecuencias para los trabajadores y empresarios que arriesgan su vida para seguir laborando”.

Entre las medidas inmediatas, la OIT recomienda facilitar las iniciativas de las organizaciones de empleadores y trabajadores para que presten apoyo humanitario y garanticen la continuidad del trabajo, cuando sea posible.

Asimismo, proporcionar apoyo al empleo específico en zonas relativamente seguras de Ucrania, respaldar el sistema de protección social para garantizar que siga proporcionando prestaciones, incluidas las transferencias de efectivo, y preparar una estrategia de reconstrucción posconflicto que promueva la creación de empleos.

A-E/HM

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: