Connect with us

Violencia contra las mujeres

Mujeres en Madrid reclaman los mismos derechos que antes de la Guerra Civil en 1936

Denuncian retroceso en el respeto a los derechos humanos de las mujeres y exigen poner un alto a los feminicidios en el mundo

Avatar

Published

on

[royalslider id=”29″]

Por NoemíGarcía Cabezas / Fotografías: Francisco Gatica

MADRID, España.- En España la primera manifestación por el Día Internacional de la Mujer se celebró con el gobierno republicano, en 1936, unos meses antes de que comenzara la Guerra Civil. Desde ese momento, el festejo se prohibió hasta 1977. El 8 de marzo de ese año, a las 6 de la mañana, el Frente de Liberación lanzó 400 globos y repartió panfletos con consignas que aún hoy, paradójicamente, resultan de plena actualidad: “Abajo la prensa sexista”, “Mujer, sal de tu cocina y organízate”, “Anticonceptivos libres y gratuitos”, “Lucha por tu liberación”…

Ese año aún no hubo manifestación pero casi mil personas, la mayoría mujeres trabajadoras de los barrios de Madrid, se concentraron en uno de los “barrios rojos” de la capital, El Pozo del Tío Raimundo. Bajo el título Ocho de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora: ni una mujer en la cárcel ni una mujer sin trabajo, participaron en este acto reivindicativo mujeres de la Cooperativa del Pozo del Tío Raimundo, del Frente de Liberación, del Movimiento Democrático y de la AUPEMP. Sin dejar de lado el carácter reivindicativo, esa fecha se vivió como una fiesta: fue la primera vez que se celebró una jornada feminista fuera de la clandestinidad.

En 1978 tuvieron lugar las primeras manifestaciones en España por el Día Internacional de la Mujer.Unas seis mil personas salieron a las calles en Madrid, según el Diario El País. “Por un puesto de trabajo sin discriminación” fue el lema elegido por las manifestantes en Madrid para la primera manifestación del 8 de marzo en España.

En aquellos años, también la crisis golpeaba duramente a España y por ello se recogían en el manifiesto protestas contra el paro femenino, contra los expedientes de crisis y contra el trabajo temporal. Además, se solicitaba amnistía para las mujeres encarceladas por delitos específicos de su sexo; pedían educación sexual, anticonceptivos y aborto a cargo de la Seguridad Social.

Críticas a la ley de supuestos para el aborto

A las 19:30, la plaza de Jacinto Benavente, a pocos metros de Sol, se convierte en el punto de encuentro de los diversos grupos. Algunas han quedado previamente para recorrer en grupos más o menos numerosos el tramo que separa esta plaza de Atocha (donde tiene lugar el final de la marcha); otras muchas personas van por libre, solas, en parejas, en pequeños grupos de amigas y amigos.

Esta noche en Madrid el ambiente es entre festivo y reivindicativo; festivo al inicio de la marcha, abierta por una batucada compuesta exclusivamente por mujeres, que hace bailar a las manifestantes y atraer la atención de la gente que inesperadamente pasaba por allí.

Las declaraciones de ayer del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y la tergiversación que hizo de “la violencia de género estructural” encendieron los ánimos del movimiento feminista, que responde en una de sus pancartas: “violencia estructural es la precariedad”. El lenguaje sexista, otro tema de plena actualidad, también tiene su hueco: “El lenguaje nos invisibiliza. RAE machista”.

Las medidas del gobierno que afectan a las mujeres son el principal blanco de las críticas en este 8 de marzo: la vuelta a la Ley de Supuestos para el aborto, el impacto de la crisis económica y la discriminación o violencia económica que padecen las mujeres y la reforma laboral. Se leen numerosos mensajes en decenas de pancartas: “contra el patriarcado, revuelta feminista”, “ni un paso atrás por los derechos de las mujeres”, “ni recortes ni tiritas, revolución feminista”.

Una mezcla de alegría y de impotencia se adueñan de las mujeres y hombres que marchan hoy en la capital española: alegría porque los derechos obtenidos en las últimas décadas son motivos de festejo; impotencia por aquellos derechos que, amparados en la crisis económica o en el poder político que la Iglesia Católica tiene en el gobierno del PP pueden desaparecer de un plumazo. Las pancartas de hace 35 años bien podrían ser las mismas que las de hoy (aborto, igualdad laboral, separación iglesia-estado, autonomía personal…). Sin embargo, esa impotencia se transforma en expresión de lucha, la que siempre ha acompañado al movimiento feminista.

Una vez más el color morado –todo un símbolo– es el predominante en esta tarde de jueves, como ocurrió ya en febrero con la Marea Violeta. Una vez más, las mujeres son mayoría, pero es justo reconocer que cada vez son más los hombres que reivindican también la igualdad real entre ambos sexos. La diversidad de mensajes subjetivos va emparejada también con la de agrupaciones, asociaciones y organismos no gubernamentales.

No acertamos a decir cuántas personas se manifiestan hoy pero sí podemos decir que casi una hora y media después de haber comenzado la marcha, aún seguía saliendo gente de la Plaza de Jacinto Benavente. Más lenta que otros años, la marcha llegó finalmente a Atocha. No se leyó un manifiesto conjunto pero varias agrupaciones han realizado sus propios comunicados. Bajo el lema “¡Ni un paso atrás! Por los derechos de las mujeres”, el Partido Comunista de España asegura que “cualquier modificación no nos hunde, sino que nos hace más fuertes para afrontar una larga lucha que llevamos recorriendo años”.

Por su parte, la Asamblea Transmaricabollo de Sol dice en su manifiesto: “Si volvemos a los ochenta que sea para bailar y manifestarnos junto al “Cojo Manteca”. Otro de los manifiestos repartidos ha sido el de la Plataforma de Mujeres en la Diversidad de la Comunidad de Madrid, que denuncia el abandono de las políticas públicas de igualdad, la reforma laboral, la desaparición de la partida presupuestaria para el fomento del asociacionismo de mujeres y la falta de autonomía de ciertos organismos representativos de las políticas de igualdad: “ahora más que nunca, lucha feminista”, cierra su manifiesto.

La marcha culminó a las 22:15 en Atocha con la intervención de la policía, que si bien no llegó a emplear el uso de la fuerza, comenzó a cerrar filas y a “arrinconar” a las manifestantes que optaron por sentarse y cantar algunas de las consignas coreadas durante la noche. Algunas de ellas incluso se quitaron las camisetas. El grupo se disolvió media hora más tarde de manera pacífica.

Foto: Francisco Gatica

En Twitter, manifestación virtual

Las redes sociales han sido este año nuevas protagonistas de las convocatorias. En Feminicidio.net han aprovechado las redes como Facebook (www.facebook.com/feminicidio) y Twitter (@feminicidio) para preguntar durante toda la semana sobre el significado de este día. @AltayrBraun nos dice con contundencia que este 8 de marzo es un día de reivindicación más que de festejo. @VikaYaka opina lo mismo: “Por supuesto reivindicar.

El 8 de marzo es un día de lucha”, dice. Desde Médicos del Mundo (@MdMGMDV) optan por festejar pero también por reivindicar: “festejar por lo conseguido y reivindicar lo que está por conseguir entre todxs”, dicen. @orfebreale también opta por ambas acciones, festejar y reivindicar, vayan unidas este día: “festejar que estamos grandes y nos hacemos sentir; reivindicar muertes, heridas, golpes, hostigamiento, abuso y dolor femeninos”.

Preguntamos también sobre las reivindicaciones de nuestras y nuestros tuiteras/os: @MdMGMDV reivindican “nuestro espacio en la vida pública sin tener que adoptar roles culturalmente masculinos”; @EnlamanodeKing reivindica “la inclusión del hombre en el movimiento feminista”, algo en lo que abunda @aranzazuespeso: “reivindico que los hombres se impliquen activamente en la causa femenina. Sin ellos la lucha de las mujeres es más difícil”. Otro tuitero hombre, @chemadyaz reivindica “igualdad, a secas”. Por su parte, @ersihe coincide con nuestra línea: “pienso que hay que mantener la memoria histórica del #8demarzo” y lanza una pregunta: “¿hemos transformado la participación económica privada/pública?”. @FridaCalvo reivindica “los derechos de las mujeres, la igualdad de género, que existan más candidaturas de mujeres comprometidas con el género”.

También aprovechamos el recorrido de la manifestación para conversar con algunas manifestantes de esta marcha, que el año pasado cumplió 100 años de vida a nivel global.

Alicia:  “Los feminismos están siendo y serán”

Alicia es educadora social, y cree que este 8 de marzo “tenemos que festejar que los feminismos están siendo y serán”. Alicia reflexiona también sobre las agendas comunes: “tendríamos que preguntarnos por los tableros donde se configuran las agendas “globales” y si las reglas en la partida son equitativas. Para mí la única manera de hacer política común es que los colectivos organizados piensen contextualmente en sus necesidades, deseos, prioridades… y de ahí difundir, traducirnos en lenguajes, servirnos de espejos y buscar los modos de encontrarnos desde los deseos”.

Noelia: “Quiero participar activamente en este cambio histórico”

Noelia es periodista, viene de Huesca y actualmente está en paro. Ella cree que en este día hay que “reivindicar el justo reconocimiento de la mujer en nuestra sociedad”. Tiene una larga lista de reivindicaciones, entre las que destacan “la presencia de las mujeres en la vida pública” y “el reconocimiento de la mujer en la gestión de recursos económicos, partiendo de las frágiles economías familiares que logran sacar adelante a miles de familias de nuestro país y de países que lo pasan mal siempre”.

Hablamos con ella sobre el papel que las mujeres desarrollaremos en esta época de cambio histórico, y como buena conocedora de la situación en Italia (ha vivido allí y ha trabajado para un medio italiano), comenta que en ese país “está habiendo un gran movimiento social femenino para reivindicar la discriminación de género; aún ahora que el presidente ha cambiado, la mujer sigue siendo tratada como un objeto”. Noelia cree que la mujer tendrá un papel sin duda relevante: “no sólo lo creo; lo sé, lo siento y quiero, como mujer, participar activamente de ello”.

Amanda: “Festejo nuestra historia de luchas”

Amanda trabaja en una ONG como coordinadora de programas de desarrollo en Marruecos. Ella hoy festeja “nuestra historia de luchas, nuestras resistencias, nuestras victorias y nuestras derrotas”.

En cuanto a las reivindicaciones de las mujeres que deberían incluirse en una agenda común Amanda habla de “todo lo relacionado con nuestra autonomía personal, con ser actoras de nuestras vidas”. “No nos van a imponer ningún modelo de feminidad”, termina.

Carolina: “Hay muchos países donde la vulnerabilidad de la mujer es absoluta”

Carolina trabaja en la Sanidad Pública desde hace 20 años. Cuando le preguntamos si festejar o reivindicar en este 8 de marzo, duda: “primero he pensado que no había nada que festejar, pero luego he pensado de dónde venimos y cómo estamos ahora, y realmente hemos avanzado”.

A nivel mundial, cree que es necesario “promover la educación y la formación de las mujeres, para poder acceder a puestos de trabajo y lograr la independencia económica”. Aunque reconoce que personalmente a ella no le afecta por ejemplo en el tema de salarios desiguales según el género, cree que “es necesario volver la vista a otros países donde las condiciones en las que viven las mujeres no tienen nada que ver con las nuestras, y su indefensión es absoluta”.

Clara: “Necesario un tratado internacional que condene a países que desatiendan los derechos de las mujeres”

Cuando a Clara le preguntamos sobre si hay algo que festejar es rotunda en su respuesta: “Nada en absoluto”. Ella aboga por seguir reivindicando, trabajando, convenciendo y concienciando, y no olvidar que incluso en los países llamados desarrollados existen aún multitud de situaciones de desigualdad entre hombres y mujeres, tanto en lo familiar como en lo laboral.

Clara cree que es urgente firmar “un tratado internacional de cooperación para que se acaben las desigualdades, con condenas explícitas a los países que desatiendan los derechos básicos de las mujeres”.

Isabel: “Nadie nos ha regalado nada”

Isabel trabaja en una multinacional de servicios. Igual que otras manifestantes, por un lado se une a la opción de que “no hay nada que festejar”. Cree que esta celebración pudo tener sentido hace más de un siglo, cuando la mujer empezó a tener voz, pero ahora –dice– “seguimos viviendo, como poco, con desigualdad e injusticias”. Sin embargo, Isabel es firme cuando habla de reivindicar la memoria histórica de esas luchas: “debemos recordar que aquella lucha sirvió para conseguir lo que ahora tenemos, que nadie nos ha regalado nada”.

En cuanto a reivindicaciones, habla de exigir igualdad de salarios y oportunidades: “no debemos permitir que lo conseguido retroceda”. Habla también de la separación Iglesia-Estado y de identificar la violencia contra las mujeres “como expresión de dominación y control de los hombres”

Lourdes: “Hay que euilibrar las obligaciones”

Lourdes es una de esas mujeres que optó por ser autónoma. Gestiona una pequeña empresa con sus hermanos, y hoy acude a la manifestación por el Día Internacional de la Mujer: “creo que tenemos que seguir cultivando nuestro espíritu positivo”. Lourdes hace memoria y nos habla de todos los logros que hemos conseguido, “y de los que quedan por conseguir sobre todo en algunas zonas del planeta”.

Ella reivindica “igualdad de derechos”, pero no olvida las obligaciones: “en ellas estamos tan descompensadas con los hombres…”. Cree que ésta sería una gran reivindicación para incluir en las agendas políticas comunes: “todas y todos estaríamos más equilibradamente satisfechas/os”.

Isabel: “EL 8 DE MARZO debe ser siempre una celebración reivindicativa”

Isabel no se encuentra con nada que celebrar: “en un mundo lleno de diferencias sexistas no es igual ser hombre o mujer”, dice. Imagina un mundo perfecto en el que todos seamos iguales“. Puede celebrarse que podemos votar, conducir, no llevar velo… pero siempre debe ser una celebración reivindicativa”, asegura.

Ella se muestra especialmente sensibilizada con el tema del aborto: “no digo que no haya cosas más importantes pero es un tema que realmente me hace salir a la calle”.

Agradecemos la colaboración prestada por el Centro de Documentación del Instituto de la Mujer, que nos permitió la publicación de la primera fotografía en blanco y negro que aparece en este artículo, de una manifestación celebrada en Madrid a finales de los 70.

 Edición: Graciela Atencio/ Feminicidio.net 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mexico Violento

Policía Ministerial de FGR acusado de detención ilegal, violación y tortura a mujer de 22 años, a quien le fabricaron delitos

Denuncia de detención arbitraria, violación y tortura de joven madre de dos menores por fabricarle delitos de narcotráfico

Avatar

Published

on

SAN JOSÉ DEL CABO, Baja California Sur.- El Frente Mexicano de Derechos Humanos Benjamín Laureano Luna denunció ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) la detención ilegal, violación y tortura a la joven Priscila Marisol García Camacho, a quien la policía ministerial de la Fiscalía General de la República en San José del Cabo pretende fabricarle delitos de venta y distribución de drogas.

En oficio dirigido a la titular de la CNDH, Rosario Ibarra de Piedra, el FMDH expresó que el 24 de junio pasado la joven de 22 años, originaria de la Ciudad de México y con residencia en aquella ciudad desde 2015, viajaba hacia su casa en un vehículo operado por la plataforma Uber, cuando fue interceptado y bajada.

En el folio CNDH/55452/2020 quedó asentado que Priscila Marisol García Camacho fue trasladada el Cereso de La Paz, sembrándole evidencia falsa de uso de la sustancia llamada cristal”, lo cual, dicen sus familiares, es una fabricación de pruebas como represalia a que la hoy indiciada fue testigo de un secuestro frustrado, cuando logró tomar el número de las placas del auto donde se llevaban a una persona.

El FMDH Benjamín Laureano Luna denunció que Priscila Marisol, quien es madre de dos pequeños, sufrió tortura por parte de la policía mencionada para culparse de que fue detenida en las playas de un hotel de San José del Cabo, Baja California, usando la sustancia llamada cristal, por lo que se le abrió la averiguación previa 37/2020.

Jorge Miguel Aldana Ibarra, representante del FMDH, expresó en el oficio que además de la siembra de evidencias de posesión de droga y la declaración sacada mediante tortuna, la hoy inculpada fue violada por uno de los policías ministeriales de la FGR.

La organización defensora de los derechos humanos afirma que en el caso de Priscila Marisol García Camacho se están violentando las normas sobre presunción de inocencia y debido proceso, por lo que exige la libertad inmediata de la indiciada.

Continue Reading

Justicia pendiente

Negligencia médica del Instituto Nacional de Rehabilitación y violaciones a DDHH desde hace 8 años, un reclamo perdido en la burocracia

Adriana Torres Barquín busca justicia desde hace 8 años por malas prácticas médicas del INR y por la violencia institucional padecida por sus reclamos

Avatar

Published

on

By

Por Ignacio García

En 2012, Adriana Torres Barquín se sometió a un tratamiento en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) para una intervención médica. Se la programaron para el 31 de octubre de 2013, pero derivado de distintas negligencias médicas sufridas y de la falta de atención por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), hasta el momento sigue padeciendo las secuelas en su salud que le han impedido caminar.

La víctima relató a Los Ángeles Press que en la primera intervención médica se colocaría un fijador externo, pero fue citada 67 días después de la cirugía, aunque tenía que establecerse un plazo de 15 días, por lo que el médico Eduardo Gerardo López Gavito  le informó en una segunda consulta que “algo había salido mal”, por lo que debía efectuarse una segunda operación.

Sin embargo, tres meses después los resultados fueron negativos y al presentar dolores en la pierna, en abril de 2014. López Gavito le comunicó a Torres Barquín que se tendría que volver a efectuar otra intervención quirúrgica, ya que otra vez “algo había salido mal”, y aunque la cita de la misma estaba señalada en julio de ese año, por los malestares generales acudió en mayo a Urgencias. Sin embargo, le negaron la atención médica y por ello acudió al Órgano de Control Interno; y ante las nuevas negativas presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) sin obtener respuesta.

En septiembre de 2014, Torres Barquín acudió a la CNDH, con la esperanza de que se hicieran valer su derecho a la salud, pero transcurrieron seis meses más sin recibir alguna atención médica, por lo que le recomendaron una serie de terapias, las cuales no pudo cubrir económicamente y por ello únicamente le aumentaron las dosis de medicamentos para mitigar el dolor.

En febrero de 2015, se llevó a cabo la tercera intervención quirúrgica. Adriana no recibió indicaciones de terapia, y un mes después la CNDH remitió el expediente a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), aunque en ese momento se mantuvieron dos trámites a su nombre, sin recibir el acompañamiento solicitado.

En abril de ese año, interpuso la denuncia ante la Conamed, pero ante la negativa de conciliación, acudió ante la Procuraduría General de la República (PGR) y aunque acudió al despacho de abogados Coello, Trejo y Asociados, en 2016 su averiguación previa se había retrasado, por lo que en 2017, los juristas abandonaron el caso por los requerimientos de dádivas que solicitaron las autoridades.

En agosto de 2018, Torres Barquín fue revictimizada y sus derechos fueron violentados, nuevamente, por lo que desecharon su caso por la integración errónea del expediente, y aunque la visitadora general de la PGR, Adriana Campos López, se comprometió a acelerar el caso, no ha obtenido respuesta satisfactoria.

En enero de 2019, la PGR le informó que debía ratificar su denuncia de 2016, lo que posibilitaba la convalidación del proceso y que representaba una violación a los derechos humanos, por lo que acudió nuevamente a la CNDH que sólo turnó la solicitud a las autoridades omisas en el caso como el Órgano de Control Interno del INR, sin embargo, no volvió a recibir a respuesta por parte de las autoridades.

Refirió que sólo el fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, ha atendido su caso, mientras que la CNDH, al frente de Luis Raúl González Pérez, no dio información al respecto, situación por la cual solicitó la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la actualidad, el caso de Adriana Torres Barquín, por el daño causado por malas prácticas médicas, se encuentran en el sistema penal acusatorio, pero se ha suspendido por la actuación de los Ministerios Públicos, mientras que el caso continúa interrumpido, por lo que calificó como una mafia en el interior de las instituciones.

Testimonio sobre el trato dado por la CEAV

Adriana Torres ha elaborado un registro de cada acción judicial y de derechos humanos en su defensa para reclamar la atención como víctima de violencia institucional y negligencia médica. Sin embargo, el laberinto de quejas y discriminación también lo ha sufrido por parte de la CEAV.

“El 14 de enero de 2019 de manera extra oficial la licenciada Larisa Huerta, particular del primer visitador, confirmó acompañamiento a la diligencia con personal de CEAV pero en comunicación telefónica el abogado lo negó.

El 31 de enero de 2019, nuevamente de manera extra oficial, la licenciada Larisa Huerta agendó una reunión en las instalaciones de CEAV con la presencia de la Visitadora Adjunta de CNDH, Aimé Angulo Carranza para darme certeza, ya que se encargaría de dar fe y levantar un acta circunstanciada de los acuerdos tomados con el licenciado Roberto Villanueva, secretario particular del Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas, la licenciada Ana Pamela Romero Guerra, Directora General Adjunta de Atención a Víctimas de Delitos y el licenciado Marcos Francisco López González, Subdirector de la Dirección General de la Asesoría Jurídica Federal de dicha Institución, donde expuse las irregularidades de los servidores públicos de PGR, de la actuación de personal de la CEAV, reitero por la omisión a la solicitud de agosto de 2018 para designar un asesor jurídico y que fue confirmada por el abogado López. De lo acordado destaco:

    1. Ratificar al licenciado Francisco López como asesor jurídico.
    2. El seguimiento del caso para diseñar una estrategia jurídica, coordinado entre el asesor y la Unidad de Análisis Forense de la CEAV especializado en negligencias médicas y con un conocimiento absoluto en temas periciales y científicos forenses.
    3. Vista al Órgano Interno de Control de la CEAV por las omisiones en que incurrieron por la dilación en la atención de la solicitud de la Visitaduría General de la PGR.
    4. Reuniones cada quince días con la agraviada, con el asesor jurídico y la Unidad de Análisis Forense de la CEAV, para informarme sobre los avances del caso.
    5. Inscripción en el registro nacional de víctimas.

Al no recibir por correo la copia del acta, la solicité directamente con personal de CNDH, Aimé Angulo se negó a proporcionármela igual que Rodolfo González Pérez, alegando que no sabía con qué fin la necesitaba.

La licenciada Ana Pamela Romero Guerra, Directora General Adjunta de Atención a Víctimas de Delitos, me la envió por su correo institucional. 

Cumplido el plazo intenté comunicarme telefónicamente y a través de correo electrónico con el personal de CEAV sin que a la fecha tenga respuesta, es decir, están desconociendo el compromiso adquirido conmigo en presencia de un servidor público que por su cargo cuenta con fe pública.

Mientras que el personal de CNDH por su parte tiene la misma conducta excluyendo el hecho de que el correo enviado por la Directora de CEAV cuenta con el hilo mediante el cual Aimé Angulo la envió al personal de CEAV, éste a su vez se compartió con el licenciado López y finalmente a mí.

Al día de hoy, en CEAV no atienden mi llamado ni contestan mis correos electrónicos. Mientras que en CNDH tanto Aimeé Angulo, Rodolfo González Pérez y Larisa Huerta desconocen haber agendado, o en su caso, presentado a una reunión en las instalaciones de CEAV.

Negativa de ayuda de la Senadora Kenia López Rabadan

Con una última esperanza de ser atendida en sus denuncias por las violaciones a sus derechos humanos, y principalmente a su derecho a la salud, Adriana Torres Barquín recurrió a la senadora por el Partido Acción Nacional, Kenia López Rabadan para pedirle ayuda en su gestión. Sin embargo, la respuesta de la senadora fue contundente: “soy amiga de Joaquín Narro Lobo y no actuaría en su contra”.

Un siguiente intento fue con la senadora Citlali Hernández Mora, quien tampoco ha dado respuesta su solicitud.

“Respecto de las OCS, evidenciando que todas, sin excepción son una mafia, me han buscado por Twitter y otros medios, y una vez que tienen la información, niegan atenderme de vuelta, incluidos la ONU DDHH, FUNDAR, SOCIOCRACIA y RENACE, por ejemplo. Y por parte del gobierno INMUJERES, CNDH, CONAPRED”.

Continue Reading

Mexico Violento

UNAM incumple con resolución judicial de proteger a víctima de violencia de género

Avatar

Published

on

By

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no ha cumplido con la sentencia de amparo de otorgar protección a la estudiante de Doctorado de la misma institución, Ivonne Carolina Flores Alcántara, contra su agresor, el catedrático Alfredo Jalife Rahme Barrios, quien incurrió en violencia de género.

El pasado 30 de enero el 14 Tribunal Colegiado en Materia Administrativa determinó que la UNAM por segunda ocasión incumplió con el fallo protector que le fue otorgado a la víctima.

En la primera denuncia que interpuso la estudiante de doctorado el 6 de abril de 2017 reveló que el catedrático adscrito a la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM incurrió en constantes amenazas psicológicas y de muerte e incluso la calificó de “muerta de hambre” y “pésima abogada”, además de que amagaba con avisar al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que trabajaba para que le retirara la beca de exclusividad de posgrado que recibía.

Por medio de una solicitud de información, la UNAM reconoció que no se inició ningún procedimiento administrativo en contra de Jalife Rahme Barrios, ya que supuestamente le corresponde a un órgano jurisdiccional de la Ciudad de México, aunque previamente habían informado que sí se habían efectuado acciones en contra del catedrático.

La denunciante refirió que el Juzgado Noveno en Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México sobreseyó al director de la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM para brindar condiciones de protección en contra del catedrático, mismas que no se efectuaron.

 

Foto: Especial

Foto: Especial

En la denuncia, la víctima de 34 años de edad reveló que conoció al agresor el 9 de julio de 2014 y comenzó a trabajar con él ante petición de su coordinador de posgrado, debido a que se vinculaba con su proyecto de investigación, por lo que comenzó a realizar trabajos de papelería en los que colaboraba con el académico.

Cuando le solicitó los gastos para realizar sus labores, el docente le contestó que le avisaría al Conacyt sobre su actividad extra académica para que le retiraran la beca, y posteriormente en junio de 2016 nuevamente volvió a pedirle pago para continuar con su proyecto tras haber recibido media beca de la Universidad de Melsburg, pero nuevamente volvió a insultarla.

Según la denuncia, Jalife respondió que tenía pruebas de que le había pagado cien mil pesos y amagó con el desprestigio académico, le gritaba, la humillaba, y hasta la amenazó de muerte y fue el 5 de abril de 2017 a Conacyt para solicitar su baja en la beca académica.

Ante dicha situación, acudió a las autoridades competentes, pero hasta el momento no ha recibido las medidas protectoras que garantice que no esté en contacto nuevamente con el agresor.

Continue Reading

Trending