Connect with us

África

Millonario desperdicio de alimentos en el mundo: 45 países al borde de la hambruna, advierte la ONU

Published

on

Millonario desperdicio de alimentos en el mundo: 45 países al borde de la hambruna, advierte la ONU

Por Thalif Deen

NACIONES UNIDAS –  Las advertencias no cesan: algunos países del Sur en desarrollo, sobre todo de África y Asia, se encaminan hacia el hambre y la inanición masivas, advirtió la ONU.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió este mes que hasta 828 millones de personas se acuestan con hambre cada noche, mientras que el número de personas que se enfrentan a la inseguridad alimentaria aguda se ha disparado – de 135 millones a 345 millones – desde 2019.

Un total de 50 millones de personas en 45 países caminan ya al borde de la hambruna.

Sin embargo, en lo que parece una cruel paradoja, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos estima que la asombrosa cifra de 161 mil millones de dólares en alimentos se desecha tan sólo en los vertederos de ese país.

No te pierdas: Deuda, golpes de estado y colonialismo: exhorto a Francia y EEUU a que pague reparación de Haití

 

El déficit de alimentos en los países pobres se ha visto agravado por la reducción de los suministros de trigo y grano procedentes de Ucrania y Rusia, provocada por la guerra en el primero de esos países, desatada por la invasión del segundo. Un impacto que se ha sumado a las secuelas de la crisis climática y las consecuencias de la pandemia de covid-19, que se acerca ya a tres años de duración.

Mientras las necesidades están por las nubes, los recursos han tocado fondo. El PMA dice que necesita 22 200 millones de dólares para llegar a 152 millones de personas en 2022. Sin embargo, con la economía mundial tambaleándose por la pandemia de covid, la brecha entre las necesidades y la financiación es mayor que nunca.

“Nos encontramos en una encrucijada crítica. Para evitar la catástrofe del hambre a la que se enfrenta el mundo, todo el mundo debe dar un paso adelante junto a los donantes gubernamentales, cuyas generosas donaciones constituyen la mayor parte de la financiación del PMA”, advirtió la agencia de emergencia de las Naciones Unidas desde su sede en Roma.

Remarcó también que “las empresas del sector privado pueden apoyar nuestro trabajo a través de la asistencia técnica y la transferencia de conocimientos, así como de las contribuciones financieras. Tanto las personas con alto poder adquisitivo como los ciudadanos de a pie pueden desempeñar un papel, y los jóvenes, las personas influyentes y las celebridades pueden alzar su voz contra la injusticia del hambre en el mundo».

En 2019, Rusia y Ucrania exportaron conjuntamente más de una cuarta parte (25,4 %) del trigo mundial, según el Observatorio de la Complejidad Económica (OEC).

De interés: Alimentos alcanzan precios récord por invasión de Rusia a Ucrania

 

Danielle Nierenberg, presidenta y fundadora de la organización estadounidense Food Tank, dijo que la cantidad de alimentos que se desperdicia en el mundo no sólo es un enorme problema ambiental, sino climático.

“Si el desperdicio de alimentos fuera un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero”, remarcó.

Además, el desperdicio y la pérdida de alimentos son también un enigma moral.

“Me parece absurdo que se desperdicien o se pierdan tantos alimentos por falta de infraestructuras, por una mala formulación de políticas o por normas de comercialización que obligan a eliminar los alimentos si no se ajustan a determinadas normas”, explicó Nierenberg.

A juicio de la presidenta del centro de pensamiento sobre la alimentación, “esto es especialmente terrible ahora que nos enfrentamos a una crisis alimentaria mundial, no solo por la agresión de Rusia contra Ucrania, sino por los múltiples conflictos en todo el mundo”.

“En la última década hemos hecho un buen trabajo de concienciación sobre el desperdicio de alimentos, pero no hemos hecho lo suficiente para convencer a los responsables políticos de que tomen medidas concretas. Ahora es el momento de que el mundo aborde el problema del desperdicio de alimentos, especialmente porque conocemos las soluciones y muchas de ellas son baratas», afirmó.

A su juicio, medidas como una mejor regulación en torno a las fechas de caducidad y de compra preferente, políticas que separen la materia orgánica en los municipios, multar a las empresas que desperdician en exceso, una mejor recogida de datos en torno al desperdicio de alimentos o más infraestructuras e innovaciones prácticas que ayuden a los agricultores.

“Y hay aún más soluciones. Podemos resolver este problema, y tenemos los conocimientos. Solo tenemos que ponerlo en práctica», afirmó Nierenberg.

millonario-desperdicio-alimentos-mundo-45-paises-borde-hambruna-onu

Controlar la pérdida y el desperdicio de alimentos es un factor crucial para alcanzar la meta de erradicar el hambre en el mundo. Foto: FAO

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) declaró en noviembre de 2021 que el desperdicio de alimentos en este país se estima en un 30-40 % del suministro total de alimentos.

“La comida desperdiciada es la categoría más importante de material que se deposita en los vertederos municipales y representa un alimento que podría haber ayudado a alimentar a las familias necesitadas. Además, el agua, la energía y la mano de obra utilizados para producir alimentos desperdiciados podrían haberse empleado para otros fines», afirma la FDA.

Para reducir eficazmente el desperdicio de alimentos será necesaria la cooperación entre los gobiernos federal, estadal, local y comunitario, las instituciones religiosas, las organizaciones medioambientales, las comunidades y toda la cadena de suministro.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

El profesor David McCoy, jefe de investigación del Instituto Internacional de Salud Mundial de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU-IIGH), calificó como “desgarradora” la imagen de los alimentos que se echan a los vertederos mientras crece la hambruna y la inseguridad alimentaria en los países menos favorecidos.

Esa imagen, además, debe también yuxtaponerse a los daños ecológicos causados por los modos dominantes de producción de alimentos que, a su vez, solo profundizarán la crisis de la inseguridad alimentaria generalizada.

“Hace años que se reconoce la necesidad de una transformación radical y generalizada en la forma de producir, distribuir y consumir alimentos. Sin embargo, los actores poderosos, especialmente las instituciones financieras privadas y las gigantescas empresas oligopolistas que obtienen enormes beneficios de los sectores agrícola y alimentario, tienen un gran interés en mantener el statu quo”, advirtió.

A juicio del académico, “su resistencia al cambio debe ser superada si queremos evitar un mayor empeoramiento de las crisis de hambre y ecológica”.

Por si te lo perdiste: Tras acuerdo de Ucrania y Rusia, sale primer barco con cereales desde de Odesa

 

Frederic Mousseau, director de políticas del estadounidense Instituto Oakland, recordó que la producción y las existencias mundiales de alimentos se encuentran en niveles históricamente altos en 2022, con solo una ligera contracción en comparación con 2021, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura  (FAO).

“El aumento vertiginoso de los precios de los alimentos este año se debe más a la especulación y a la especulación que a la guerra en Ucrania”, aseguró.

Por eso, a su juicio, “es indignante que el PMA se haya visto obligado a ampliar sus operaciones de ayuda alimentaria en todo el mundo debido a la especulación, a la vez que ha tenido que recaudar más fondos, ya que los costes de la ayuda alimentaria han aumentado en todas partes.

Mousseau señaló que los costes del PMA aumentaron en 136 millones de dólares solo en África Occidental debido a los altos precios de los alimentos y el combustible, mientras que al mismo tiempo, las mayores empresas alimentarias anunciaron beneficios récord por valor de miles de millones.

 

Entre los conglomerados transnacionales alimentarias, el grupo francés Louis-Dreyfus incrementó sus beneficios en lo que va de año en 82,5 %, el estadounidense Bunge Limeted en 15 % y el también estadounidense Cargill en 23 %.

Los beneficios de un puñado de corporaciones alimentarias que dominan los mercados mundiales ya superan los 10 000 millones de dólares este año, el equivalente a la mitad de los 22 000 millones de dólares que el PMA busca para atender las necesidades alimentarias de 345 millones de personas en 82 países.

En una conferencia de prensa en Estambul, el secretario general de la ONU, António Guterres, ofreció un rayo de esperanza cuando dijo el 20 de agosto que más de 650 000 toneladas métricas de cereales y otros alimentos ya están de camino a los mercados de todo el mundo.

La editora recomienda: El secretario general de la ONU viajará a Ucrania para reunirse con Zelenski y Erdogan

 

“Acabo de regresar del mar de Mármara, donde equipos ucranianos, rusos, turcos y de las Naciones Unidas están realizando inspecciones conjuntas de los buques que atraviesan el mar Negro cuando entran o salen de los puertos ucranianos. Es una operación extraordinaria e inspiradora”, afirmó.

Añadió que “acabo de ver un buque fletado por el Programa Mundial de Alimentos -el Brave Commander- que está esperando para zarpar hacia el cuerno de África para llevar la ayuda que necesitan urgentemente quienes padecen hambre aguda”.

“Ayer mismo estuve en el puerto de Odesa y vi de primera mano la carga de un cargamento de trigo en un barco”, dijo.

Guterres reconoció que “estaba tan conmovido viendo cómo el trigo llenaba la bodega del barco. Era la carga de la esperanza para muchos en todo el mundo”.

“Pero no olvidemos que lo que vemos aquí en Estambul y en Odesa es sólo la parte más visible de la solución. La otra parte de este paquete de medidas es el acceso sin trabas a los mercados mundiales de los alimentos y los fertilizantes rusos, que no están sujetos a sanciones”, remarcó.

Guterres señaló que es importante que todos los gobiernos y el sector privado cooperen para llevarlos al mercado. Sin fertilizantes en 2022, dijo, puede que no haya suficientes alimentos en 2023.

Lee más: Ucrania retira a los autores rusos y bielorrusos del temario de secundaria

 

“Sacar más alimentos y fertilizantes de Ucrania y Rusia es fundamental para seguir calmando los mercados de productos básicos y bajar los precios para los consumidores”, reconoció.

A juicio de Guterres, “estamos al principio de un proceso mucho más largo, pero ustedes ya han demostrado el potencial de este acuerdo crítico para el mundo”.

“Por ello, estoy aquí con un mensaje de felicitación para todos los que forman parte del Centro de Coordinación Conjunta y un llamamiento para que continúe esta labor vital para salvar vidas”, dijo.

***

Fuente: ipsnoticias.net

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

África

África en alerta por asesinatos de periodistas: CPJ

Published

on

By

Martinez Zogo death

Todos los casos en impunidad revelan la incapacidad de los gobiernos para garantizar justicia a las familias de los periodistas asesinados

Por Joyce Chimbi

NAIROBI – El nuevo año trajo malas noticias para la libertad de prensa en el continente africano, con el brutal asesinato de un periodista y la sospechosa muerte de otro.

La jefa del programa para África del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, en inglés), Angela Quintal, dijo que comenzar el año con la muerte de al menos dos importantes periodistas en una semana es una muy mala noticia y se espera que no sea una señal abominable para el año que comienza.

“El brutal asesinato del periodista camerunés Martínez Zogo, que fue secuestrado, torturado y asesinado en la capital, Yaundé, y la sospechosa muerte en accidente de tráfico de John Williams Ntwali, el periodista independiente ruandés, en Kigali, han dejado conmocionada a la comunidad de los profesionales de los medios, me siento mareada, y solo estamos a principios de año», declaró Quintal.

El Foro de Editores Africanos (TAEF, en inglés) también ha expresado su conmoción e indignación por estas muertes y tiene previsto realizar gestiones ante los gobiernos de Ruanda y Camerún para «exigir informes públicos completos sobre las circunstancias que condujeron a sus muertes».

Por desgracia, no se trata de incidentes aislados.

Leer más: Gobierno de México omite casos de periodistas asesinados y autores intelectuales en investigaciones

 

Sólo en 2022, el CPJ documentó al menos seis periodistas asesinados en África subsahariana murieron en misiones peligrosas o en fuego cruzado, y confirmó que cuatro de ellos, los somalíes Ahmed Mohamed Shukur y Mohamed Isse Hassan, y los chadianos Evariste Djailoramdji y Narcisse Oredje, fueron asesinados por su labor informativa.

“En estos cuatro casos, los periodistas murieron en misiones peligrosas o en fuego cruzado, en relación con su trabajo. Seguimos investigando la muerte en Kenia del periodista paquistaní Arshad Sharif y de Jean Saint-Clair Maka Gbossokotto en la República Centroafricana para determinar si sus muertes están relacionadas con su trabajo periodístico», explicó Quintal.

La jefa para el continente del CPJ afirmó desde Nueva York que Somalia sigue encabezando el Índice Global de Impunidad del Comité como el peor país en el que «los asesinos de periodistas invariablemente salen libres, y no hay rendición de cuentas ni justicia por sus muertes».

Otros seis periodistas fueron asesinados en 2022 en casos relacionados con su trabajo en el continente:  Abdiaziz Mohamud Guled y Jamal Farah Adan (Somalia), David Beriain y Roberto Fraile (Burkina Faso), Joel Mumbere Musavuli (República Democrática del Congo), y Sisay Fida (Etiopía).

En total, es el mismo número de periodistas asesinados en África que durante 2021.

Rwandan Journo

El CPJ ha solicitado una investigación de la muerte del periodista John Williams Ntwali en Kigali. Ntwali fue un periodista independiente que expuso los abusos contra los derechos humanos en Ruanda y denunció que era víctima de amenazas de muerte. Imagen: Captura de pantalla de CPJ / YouTube-Al Jazeera

Quintal ha declarado que la muerte de Sisay este mes es el primer caso confirmado desde 1998 de asesinato de un periodista en Etiopía. El CPJ sigue investigando la muerte de Dawit Kebede Araya en ese país en 2021 para determinar si estaba relacionada con su labor periodística.

“Con diferencia, la mayoría de los periodistas asesinados son reporteros locales. De los seis de 2021, dos periodistas rusos fueron asesinados en Burkina Faso, y seguimos investigando el asesinato el año pasado en Kenia del periodista paquistaní Arshad Sha para determinar si el motivo estaba relacionado con el periodismo”, añadió Quintal.

Añadió que “en 2022 y 2021 se produjo el mayor número anual de asesinatos de periodistas desde 2015, cuando el CPJ documentó al menos 11 asesinatos, y rezo para que no volvamos a los oscuros días de asesinatos de dos dígitos. Un periodista asesinado es un periodista de más».

Quintal denunció los niveles de impunidad y la incapacidad de los gobiernos para garantizar justicia a la mayoría de los periodistas asesinados y a sus familias, una tendencia que se refleja en otras partes del mundo.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

En todo el mundo, según el informe anual 2022 del CPJ, los asesinatos de periodistas aumentaron casi 50 % en medio de la anarquía y la guerra, y en 80 % de ellos ha habido impunidad total.

“Esto ilustra un pronunciado declive de la libertad de prensa en todo el mundo, algo que también vemos en términos de cifras récord en el número de periodistas encarcelados en todo el mundo”, subrayó Quintal.

Precisó, además, que “en 2022 se registró el mayor número de periodistas encarcelados en todo el mundo en 30 años. Con la cifra récord de 363 periodistas entre rejas al 1 de diciembre de 2022”.

La directora editorial del CPJ, Arlene Getz, señala que «en un año marcado por el conflicto y la represión, los líderes autoritarios redoblan su criminalización de la información independiente, desplegando una crueldad cada vez mayor para sofocar las voces disidentes y socavar la libertad de prensa».

Ante este escalofriante panorama, Quintal dijo a que las soluciones a corto plazo incluyen la voluntad política de los gobiernos, acompañada de los recursos financieros y humanos necesarios, para detener, procesar y condenar a los culpables de crímenes contra periodistas.

“Es hora de que los gobiernos cumplan sus promesas… Deben envíer una señal clara de que habrá consecuencias por dañar a un periodista”, remarcó.

También hay una necesidad urgente de invertir en formación sobre seguridad, tanto para periodistas físicos como digitales, y en visados de emergencia para periodistas en apuros.

“Aquí es donde la comunidad internacional puede desempeñar un papel importante. Las misiones diplomáticas en países donde los periodistas están amenazados por los gobernantes, por ejemplo, pueden ayudar a los periodistas locales que necesitan trasladarse en caso de emergencia», dijo la activista por los derechos de los periodistas africanos.

A su juicio, “los gobiernos deben llevar a cabo investigaciones exhaustivas e independientes para poner fin a la violencia contra los periodistas, y debe haber consecuencias políticas y económicas para quienes no lleven a cabo investigaciones adecuadas que cumplan las normas internacionales”.

Las soluciones a largo plazo, añadió, incluyen que los países establezcan e inviertan recursos en mecanismos especiales para proteger a los periodistas, como los que existen en lugares como México. Pero advierte de que no han cumplido sus promesas, en gran medida por falta de recursos, capacidad y voluntad política.

Infórmate: México, tercer país con más asesinatos de periodistas en este siglo –

 

Los gobiernos también deben dar prioridad a la protección, las investigaciones creíbles y la justicia.

Y cuando los gobiernos locales fracasen, a su juicio «los Estados extranjeros también deberían recurrir a la jurisdicción universal para perseguir a los acusados de asesinar a periodistas», tal como Alemania está procesando a un miembro del escuadrón del ex presidente de Gambia, Yahya Jammeh, responsable del asesinato de Dedya Hydara, redactor jefe de The Point.

Por su parte, TAEF, el Foro de Editores, sigue lamentando estas muertes, presionando a los gobiernos pertinentes para que respondan a la creciente lista de periodistas asesinados y hagan justicia a los afectados en la promoción de la libertad de prensa.

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

África

Somalia al borde de la hambruna y medio millón de niños podría morir a mediados de 2023: ONU

Published

on

Somalia corre riesgo de que medio millón de sus niños mueran en 2023

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que Somalia podría enfrentar una situación de hambruna dentro de unos meses y que hasta medio millón de niños y niñas menores de cinco años podrían morir para mediados de 2023.

Somalia ha evitado caer en situación de hambruna a finales de este año 2022 ante el agravamiento de la crisis económica y las continuas sequías, según un estudio de agencias de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales, si bien han advertido de que esta situación podría registrarse en tres áreas durante el segundo trimestre de 2023.

Lee más: Pobreza en África impacta esfuerzos por poner fin al matrimonio de niñas

La Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (IPC, por sus siglas en inglés), refleja que 8,3 millones de somalíes podrían sufrir inseguridad alimentaria grave entre abril y junio de 2023, lo que supone «un nivel de necesidad sin precedentes» tras cinco temporadas consecutivas de lluvias escasas y el aumento de los precios de los alimentos.

El informe refleja que 214.050 personas están en fase 5 en el último trimestre de 2022, cifra que podría aumentar a 322.010 entre enero y marzo y a 727.100 entre abril y junio.

«Para evitar la hambruna y unas peores condiciones humanitarias en Somalia es necesaria una acción urgente para una respuesta multifacética, incluida seguridad alimentaria, nutrición y agua, saneamiento e higiene».

Lee más: Ministra de Sudáfrica dice al secretario de Estado de EEUU que Palestina, al igual que Ucrania, “merecen su territorio y libertad”

«La hambruna es proyectada entre abril y junio de 2023 entre poblaciones agrícolas y ganaderas en los distritos de Baidao y Burhakaba, en la región de Bay, y entre desplazados internos en Baidoa y Mogadiscio«, ha señalado en su informe. Así, ha especificado que «estas áreas ya experimentan niveles muy altos de desnutrición aguda y mortalidad consistente con situaciones de emergencia» y ha advertido de que «un número creciente de personas podrían estar en niveles catastróficos».

***

Con información de Europa Press.

 

 

Continue Reading

África

Conflictos, corrupción y cambio climático incrementan a 828 millones de hambrientos en el mundo

Published

on

By

Corrupción y cambio climático han aumentado la crisis de hambre en el mundo

ROMA – Los conflictos bélicos, como causa principal, junto con las presiones económicas por malos manejos, el impacto de la Covid-19 y los choques climáticos, han elevado a 828 millones el número de personas que padecen hambre en el mundo, reportó este jueves 13 el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

“Seamos claros: las cosas pueden empeorar y empeorarán a menos que se haga un esfuerzo coordinado a gran escala para abordar las causas profundas de esta crisis. No podemos tener otro año de hambre récord”, dijo el director ejecutivo del PMA, David Beasley, en un comunicado.

Si 828 millones de personas se acuestan con hambre todas las noches, la cantidad de personas que enfrentan inseguridad alimentaria aguda aumentó, de 135 millones en 2019 a 345 millones en la actualidad, y 50 millones de personas en 45 países están al borde de la hambruna.

La editora recomienda: Millonario desperdicio de alimentos en el mundo: 45 países al borde de la hambruna, advierte la ONU

El conflicto sigue siendo el principal impulsor del hambre, ya que 60 % de las personas que sufren hambre en el mundo viven en zonas azotadas por la guerra y la violencia, según el reporte adelantado por el PMA con motivo de conmemorarse el 16 de octubre el Día Mundial de la Alimentación, que este año tiene como lema: «No dejar a nadie atrás».

Los acontecimientos que se desarrollan en Ucrania “son una prueba más de cómo el conflicto alimenta el hambre, obligando a las personas a abandonar sus hogares y acabando con sus fuentes de ingresos”, expuso el reporte.

“Con demasiada frecuencia, son los conflictos los que sumergen a los más vulnerables en una hambruna catastrófica, con comunicaciones interrumpidas, acceso humanitario restringido y comunidades desplazadas”, expuso el PMA.

“Las cosas pueden empeorar y empeorarán a menos que se haga un esfuerzo coordinado a gran escala para abordar las causas profundas de esta crisis. No podemos tener otro año de hambre récord”: David Beasley.

También los choques climáticos –materializados por ejemplo en prolongadas sequías y recias inundaciones en distintas partes del globo- destruyen vidas, cultivos y medios de subsistencia, y debilitan la capacidad de las personas para alimentarse.

Lee más: Alimentos alcanzan precios récord por invasión de Rusia a Ucrania

Las consecuencias económicas de la pandemia, como la inflación, el endurecimiento del crédito y la interrupción de las cadenas de suministro, también contribuyen a llevar al hambre a niveles sin precedentes, se indicó.

El PMA dice que hay en el globo un “anillo de fuego” que lleva a millones de personas al borde de la inanición, el cual va desde el Corredor Seco centroamericano y Haití hasta Afganistán, pasando por el Sahel (estepas en el centro africano), África oriental, Siria y Yemen.

En países como Nigeria, Sudán del Sur y Yemen, el PMA ya se enfrenta a decisiones difíciles, como reducir las raciones para poder llegar a más personas. Esto equivale a quitarle comida al hambriento para dar de comer al más hambriento.

Las consecuencias de no invertir en actividades de resiliencia repercutirán más allá de las fronteras, sostiene el PMA, pues si las comunidades no están empoderadas para resistir los impactos y las tensiones a las que están expuestas, esto podría resultar en aumento de la migración, desestabilización y conflicto.

“La historia reciente nos lo ha demostrado: cuando el PMA se quedó sin fondos para alimentar a los refugiados sirios en 2015, no tuvieron más remedio que abandonar los campamentos y buscar ayuda en otro lugar, lo que provocó una de las mayores crisis de refugiados de la historia europea reciente”, recordó el reporte.

El PMA destacó que si bien las necesidades han aumentado en gran medida, los recursos no, y esa agencia de las Naciones Unidas requiere 22 200 millones de dólares para llegar con auxilios alimentarios a 152 millones de personas en 2022.

La mira de la agencia está en los gobiernos donantes, pero también en empresas e incluso en personas individuales con recursos o audiencias para sus mensajes.

Los costos también están en su punto más alto: los costos operativos mensuales del PMA están 73,6 millones de dólares por encima del promedio de 2019. Con ese dinero se pudo alimentar a cuatro millones de personas durante un mes.

Sin embargo, la agencia subraya que para lograr el hambre cero, el dinero no es suficiente. “Solo la voluntad política puede poner fin a los conflictos en lugares como Yemen, Etiopía y Sudán del Sur”, insistió el informe.

“Y sin un compromiso político firme para contener el calentamiento global como se estipula en el Acuerdo de París (de 2015), las principales causas del hambre seguirán sin disminuir”, concluyó el reporte.

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: