Miles marchan en Baja California contra gasolinazo y corrupción de Peña

[aesop_gallery id=”18118″]

Por Víctor Maya y José Martínez

TIJUANA, México.-  En el marco de la marcha nacional contra el gasolinazo convocada en varios estados de México, las principales ciudades de Baja California vivieron una jornada de marchas y mítines multitudinarios en las que la principal consigna fue la renuncia del presidente de la república, Enrique Peña Nieto. Destacan las concentraciones en la capital de la entidad, Mexicali, donde unas unas 40 mil personas marcharon hacia la Plaza de los Tres Poderes donde reside el ejecutivo estatal, así como las celebradas en Tijuana, Tecate, Rosarito y Ensenada, todas muy concurridas.

El Palacio de Federal de esta capital se mantiene hasta el momento tomado por un numeroso grupo de ciudadanos organizados, entre los que destacan el autodenominado ‘Frente Cívico Mexicalense’, encabezado por Sergio Tamai. El mitin que se mantiene desde el pasado 12 de enero ha obligado al legislativo local a sesionar en lugares alternos.

Centro Cívico de Mexicali, Baja California

En la ciudad turística de Ensenada se estima que entre 5 y 10 mil ciudadanos se unieron a la marcha de protesta, mientras en las localidades de Rosarito y Tecate el contingente se formó con unas 1,200 personas aproximadamente. La marcha en Playas de Rosarito se dio en el contexto de la búsqueda que actualmente realizan autoridades locales y federales para localizar al individuo que el siete de enero arrolló a siete granaderos que efectuaban el desalojo del plantón en las instalaciones de PEMEX. Personas cercanas al lugar del siniestro comentan que en las pesquisas se están revisando las cámaras de circuito cerrado de los establecimientos.

En la ciudad fronteriza de Tijuana varias marchas circularon desde la mañana por las principales vialidades para concentrarse en la glorieta de Cuauhtémoc. Entre los contingentes se que se dieron cita en el monumento estuvieron organizaciones algunas organizaciones civiles locales como Ciudadanos Unidos de Tijuana, Tijuana Pride Mexico y el Frente estudiantil de la Universidad Autónoma de Baja California, entre otros. Sin embargo, los asistentes pidieron que los manifestantes no usaran banderas de partidos políticos u otras organizaciones políticas: sólo se permitió el uso de la bandera de México.

El Doctor Enrique C. Robles, presidente del Colegio Médico de Tijuana, comentó que la marcha es de ciudadanos y no de partidos políticos o de “acarreados”, también resaltó el carácter pacífico de las protestas. Comentó a pregunta expresa y a título personal que el gremio médico del estado se encuentra en negociaciones junto con el colegio de abogados para que los legisladores rindan cuentas sobre las modificaciones a las leyes que afectan la economía de los bajacalifornianos.

Finalmente, dos contingentes de miles de personas partieron a las dos aduanas que existen en la ciudad de Tijuana: El Chaparral y Otay. Ya en por la tarde, los manifestarte controlaban el acceso de los dos puertos de entrada a México desde Estados Unidos, después de tomar el control de todos los accesos en vehículo desde el país vecino a los agentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Como lo han venido haciendo durante la toda la semana, los manifestantes liberaron la entrada a México permitiendo a los automovilistas pasar sin declarar impuestos sobre las mercancías. Cabe destacar que durante la concentración en las inmediaciones de la garita de “El Chaparral”, las conexiones de datos telefónicas quedaron suspendidas durante casi dos horas. Algunos manifestantes aseguraron que eran las autoridades las que “cortaron el internet”, aunque no hay confirmación de ello.

Se espera que en Baja California sigan las marchas y mítines durante los próximos días, ya para mañana lunes 16 de enero, hay convocada una nueva concentración a las 10:00 horas de la mañana en el centro de la ciudad, con el objetivo de discutir si se continuará con las tomas de casetas y la liberación de las aduanas de la ciudad.

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *