Connect with us

Con voz propia

México, sin control ni rumbo

México se encuentra en caos gubernamental ante la ineptitud y corrupción de Peña NIeto y su gabinete, mientras los otros dos poderes son inexistentes

Published

on

Peña ante el caos de México. Foto: red

Peña ante el caos de México. Foto: red

Ricardo V. Santes Álvarez

Mire, presidente Henry Monster, no, no es ira lo que tenemos los mexicanos; no, no, no somos unos perros que agarraron a pedradas. Tampoco enojo, no, no, no somos… esteee… mujeres abandonadas. A las fallas de la autoridad, por desgracia, las fallas de la autoridad son el pan nuestro de cada día. Lo que sí hay, más que enojo (¡naaahhjjjnnn!), ira (¡hahaha!) es… ¡hartazgo! Porque ya nos consta a todos que la impunidad y la corrupción han llegado muy, muy lejos; y ya penetraron hondo, penetraron HONDO, en las instituciones del país.

(Brozo, en Foro TV, 21 de julio de 2015)

El lunes 13 de julio, en medio del sacudimiento provocado por la fuga de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias El Chapo, en su programa matutino el conductor Víctor Trujillo, personificando al payaso Brozo, preguntó: “¿Alguien en el gabinete presidencial está pensando en renunciar? […] ¿Qué tiene que pasar en este país para que alguien renuncie?” El cuestionamiento hizo eco de lo que muchos pensamos respecto a la inmovilidad del presidente Enrique Peña Nieto, de cara a la deficiente administración que encabeza. Brozo remató su alocución sentenciando: “Hoy, México es mucho más inseguro que el viernes; y nuestras máximas autoridades están paseando de poca madre en París. ¿Quién gobierna? ¿En quién se puede confiar?”

Como si la manifiesta indignación-molestia-preocupación condensada en la pregunta del pintoresco personaje hubiese llegado directamente a los oídos presidenciales, el viernes 17 de julio, recién llegado de su paseo por Europa, Peña Nieto respondió. En la residencia oficial de Los Pinos, declaró que la actual no era una situación que se resolvería mediante enojo y llenos de ira; que había que asumir la responsabilidad que esto implicaba… pero sin enojo. No satisfecho con la alusión, el martes 21 de julio, Brozo sugirió al mandatario que no se equivocara, que no es ira lo que tenemos, sino hartazgo de su gestión.

Sin duda, muchos simpatizamos con la irreverencia del payaso, y no son pocos los que se declaran sorprendidos porque en Televisa haya quien critique de manera tan ruda, hasta soez, a la figura presidencial. Máxime que, como es sabido, la empresa ha colmado de elogios al mandatario en todo tiempo, soterrando o de plano ignorando sus no pocos yerros. La moneda de cambio, por supuesto, han sido los jugosos beneficios del erario que recibe la televisora. ¿Qué pasa ahora?

Algunos analistas han afirmado que la voz de Brozo no es propia; que tampoco es de Víctor Trujillo; que es voz de Televisa… o más bien, de su dueño, Emilio Azcárraga Jean. En consecuencia, el famoso gordinflón es utilizado por Azcárraga para manifestarle al presidente su molestia por algo que aún no se define con claridad, si bien se supone que tiene que ver con las reformas en materia de telecomunicaciones. Aunque puede que sea por algo más.

La experiencia nos dice que, en las alturas, el interés económico es lo único importante. En la medida en que los poderes formales y los poderes fácticos se mantienen en condiciones de confort, su relación es armoniosa y colaboracionista; y lo que ocurra en la base es intrascendente: ellos están bien. Sin embargo, cuando ocurre descoordinación, inconformidad o desavenencia al interior de la elite del poder, las consecuencias son de pronóstico reservado.

Al margen de clarificar si el payaso dice lo que dice por sí mismo o porque recibe órdenes, con frugalidad expresa lo que esvox populi. Pero en el presidente “de todos ustedes”, Brozo dixit, no hay mayor reacción. La pregunta sobre qué tiene que pasar para que en el gabinete ocurra una renuncia se mantiene viva.

Considero que el encargado de la seguridad del país, el secretario de gobernación, no necesita tener un poco de dignidad para renunciar; menos ahora que uno de los delincuentes más buscados del mundo se fugó enfrente de sus narices, poniendo en evidencia su ineficacia. Por su lado, el encargado de las finanzas, el secretario de hacienda, tampoco necesita una pizca de decencia para renunciar; especialmente, cuando la situación económica de México ha entrado en tremenda crisis; es decir, los sesudos pronósticos de crecimiento del señor secretario se han fugado por un túnel, como El Chapo.

En la misma línea, la encargada del bienestar social de los mexicanos, la secretaria de desarrollo social, no requiere de un mendrugo de vergüenza para renunciar; no ahora que las estadísticas nos revelan que, durante su gestión, el número de pobres se incrementó en dos millones. Y qué decir de la educación; para renunciar, el señor secretario no necesita recato; particularmente, frente a la aguda crisis en que se encuentra el sistema educativo nacional gracias a su inconmensurable negligencia.

Los “funcionarios a cargo” de las carteras enlistadas no necesitan tener un pellizco de dignidad para dejar el puesto (si tuvieran, ya se habrían retirado), pero es patente que alguien tiene que tomar la decisión de despedirlos. Alguien fuerte, pues el poder no lo ejercen los débiles.

En ese tenor, Televisa sabe muy bien de las flaquezas de Peña Nieto, y así lo evidenció públicamente cuando otro de sus empleados le preguntó a fines de junio, luego de ser intervenido quirúrgicamente por segunda ocasión en lo que va de su administración, “¿Quién está en el timón en este momento que el presidente está operado?” Pese a que la respuesta fue, “No, pues el presidente, Joaquín […] estoy al frente de esta actividad”, es la hora que no vemos a un jefe de Estado políticamente fuerte, en control y con rumbo.

Si la impresión es equivocada, urge entonces saber quién está al volante en este momento que: (1) inclusive en condición de fugado, un juez ha concedido amparo a Guzmán Loera para evitar su extradición a Estados Unidos; (2) continúan los asesinatos de periodistas; (3) el ejército sigue ejecutando civiles; (4) el país sigue sin crecer como se esperaba; (5) el desempleo avanza; (6) el dólar se cotiza casi en los 17 pesos, cuando al inicio de la actual administración el tipo de cambio era menor a 12.50 x 1; (7) incrementó el número de pobres: (8) la educación empeora día tras día (9) el sistema de salud acusa crisis; (10) el nivel de aprobación del presidente de la República se halla por el suelo.

Dado que no hay quien sepa conducir el país, se entiende que las cosas van por tan desgraciada vía, y que los incapaces del gabinete sigan ahí. No existe quien tenga los arrestos para demandarles su renuncia, menos para obligarles a cumplir su trabajo. Cada funcionario se conduce “por la libre” y, en consecuencia, el presidente queda atrapado entre camarillas rebeldes.

Respondiendo al payaso Azcárraga… digo Brozo, lo que debe ocurrir para que alguien del gabinete renuncie es que un mando superior lo controle. En el momento actual, Enrique Peña Nieto no tiene ese control. ¿Lo asumirá?

http://www.ricardosantes.com
@RicSantes

Continue Reading
3 Comments

3 Comments

  1. Pingback: México, sin control ni rumbo | Democraci...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con voz propia

Samuel García y Mariana Rodríguez, con trastorno de personalidad narcisista: Ernesto Lammoglia

Published

on

Por Alberto Farfán

 En ocasiones en México se suelen encontrar en análisis periodísticos de algunos columnistas imberbes y limitados términos propios de la psiquiatría para plantear la personalidad de gobernantes, servidores públicos y otros de este ámbito, en el afán de vituperar tanto sus actividades de Estado como las personales o sociales, aunque también esta práctica puede encontrarse en otros países.

De ahí que sean importantes las observaciones del doctor Ernesto Lammoglia (Veracruz, 1940), connotado médico psiquiatra, criminólogo, escritor y comunicólogo, que desarrolla acerca del gobernador de Nuevo León y su esposa, Samuel García Sepúlveda y Mariana Rodríguez Cantú, respectivamente.

En entrevista, el Dr. Lammoglia, siempre ético y profesional, advierte que el perfil que brindará está sujeto a lo expuesto por los medios de comunicación y redes sociales, lo cual no se podría considerar un diagnóstico objetivo porque para ello el matrimonio regio debería haber sido analizado en su consultorio. Razonamiento que nos parece perfectamente válido e incluso obligado ponerlo sobre la mesa. (Conversación con Julio Hernández en Astillero Informa por YouTube, 13/05/22).

Sin embargo, resulta interesante la caracterización que realiza el doctor si tomamos en cuenta la serie de peculiaridades que García y Rodríguez han mostrado antes, durante y después, ya ubicados en el pináculo del poder en Nuevo León, a través de redes sociales sobre todo. Las cuales no voy a enumerar porque francamente sus sketchs son siempre lo mismo: llamar la atención a costa de quien sea o de lo que sea con un humor que se supone graciosísimo.

Así, para el Dr. Lammoglia, galardonado en múltiples ocasiones por su labor profesional y con más de una docena de libros publicados, ambos personajes padecen del trastorno de personalidad narcisista. Palabras más, palabras menos, desprendemos que dicho trastorno mental implica que las personas padecerán de un sentido desproporcionado de su propia importancia, una necesidad exagerada de atención desmedida, relaciones de explotación emocional y una ausencia profunda de empatía por las personas a su alrededor.

No obstante, esto no es más que una especie de máscara protectora de hierro, pues en realidad su autoestima es rotundamente frágil y vulnerable al comentario crítico más anodino. Y añade el Dr. Lammoglia que “el nivel más alto de esta condición es la psicopatía”.

Y al revisar con detenimiento estas características del narcisismo, pero fundamentalmente al confrontarlas con las curiosidades del matrimonio en redes sociales, no puede uno soslayar que acaso el Dr. Lammoglia no esté equivocado, sino todo lo contrario.

Situación que, en efecto, no tendría ninguna relevancia si Samuel García y Mariana Rodríguez fueran ciudadanos comunes y corrientes, divirtiéndose con sus ocurrencias en videos y demás. Sin embargo no lo son. Más aún, él como gobernador y ella como primera dama detentan un gran poder en la entidad en que viven, con el objeto, se supone, de velar por la ciudadanía en todos sentidos, pero al ser narcisistas me temo que difícilmente se podrán erradicar los feminicidios, el narcotráfico, la trata de personas y otros flagelos sociales que prevalecen impunes. Si otros que no lo son no lo logran, menos ellos.

Finalmente, es evidente que un perfil psicológico o psiquiátrico por más objetivo y exacto que sea no necesariamente indicará que el gobernante diagnosticado con alguna condición mental podrá constituirse en el mejor o el peor, pero estemos de acuerdo o no nos dará una idea sobre a qué atenernos. Y serán los hechos los que hablarán a este respecto. Lamentablemente, ya están hablando con claridad de manera negativa en Nuevo León en torno a los más recientes feminicidios y al cuestionable proceder de los responsables de la fiscalía del estado.

 

Continue Reading

Con voz propia

La producción para el autoconsumo, pero los malditos medios

Published

on

By

 

TRAS BAMBALINAS

Las podridas y los podridos

Por Jorge Octavio Ochoa

Este fin de semana empezó a circular, con cierta algarabía, el anuncio del gobierno de la república para impulsar un programa de “Producción para el Autoconsumo”. Con ello, López Obrador piensa sacar a México de las penurias y volverlo un país autosuficiente en alimentos básicos.

¡Hombre, cómo no se nos ocurrió antes! Hemos sido tan ciegos e imbéciles para no ver esa posibilidad. Quizá pudo ser la solución para frenar el fenómeno del narcotráfico; detener el huachicoleo de combustibles; contener el uso de jóvenes y niños como “halcones” de los traficantes.

Dicen que el presidente se reunirá con alrededor de 12,000 técnicos, agrónomos y campesinos para promover esta brillante idea, que en los hechos sólo esconde otro reparto ingente de dinero, de una bolsa sin fondo que, bien a bien, no sabemos de dónde saldrá.

El proyecto es “ambicioso”, como todo lo que dice y hace el mandatario:

“La directriz es producir lo que consumimos los mexicanos para que nos podamos proteger porque la pandemia nos llega de fuera, nos afecta en lo económico, la guerra de Rusia y Ucrania también descontrola, todo el mercado mundial”, dice el mandatario.

¡Caramba! ¡Cómo no lo habíamos visto antes!

“Aumentan los fletes, no hay suficiente producción de alimentos en el mundo; aumenta el precio de fertilizantes, necesitamos producir. Lo mejor es producir lo que consumimos, pero que tengamos maíz, frijol, pollo, huevo, carne, aceite, los alimentos básicos”. “Que tengamos las gasolinas, el diésel, la energía eléctrica, eso es fundamental”.  

¡Sí, hombre! Hemos sido tan torpes y miopes. Pero él nos viene a “iluminar” con su gran mente brillante, justo ahora que la inflación rebasa el 7% mensual y su “acuerdo” de contención de precios está valiendo un carajo.

Pero esto es lo que nos venderá los próximos días en sus peroratas de “la mañanera”, como parte del discurso ideológico-político para defender su pequeña rebelión en la granja, e insistir que ningún gobierno debe ser excluido de la Cumbre de las Américas.

Ahí, hasta los dictadores podrían tener el foro para explicar al mundo porqué reprimen a sus pueblos, encarcelan a los opositores, porqué prostituyeron sus revoluciones y se eternizan en la silla sin poder sacar a sus pueblos de la miseria.

Entonces, López Obrador reprochará nuevamente la tardanza de Joe Biden para apoyar en todo el continente latinoamericano su proyecto de Sembrando Vida, y detener así, el sunami de migrantes que todos los días se viene a agolpar en las fronteras del odiado capitalismo.

Malditos medios  

Hay quien dice que los medios, y los reporteros en particular, sólo buscan “las podridas”, que atraen lectores. Sin embargo, sin conceder razón, esto ocurre porque esas notas siempre están vinculadas con “los podridos”

En México, más del 80% no cree en sus políticos, ni en los funcionarios públicos. Menos aún en sus partidos. Es decir, más que reprobados, todos ellos son repudiados. La pregunta que rompe los esquemas es: ¿Usted se siente realmente representado por sus políticos?

La percepción generalizada es que toda esta élite es igual de corrupta. En el 2018, hubo la esperanza de que, ahora sí, vendría un cambio profundo que pusiera por encima los intereses de la población. No ocurrió y no ocurrirá. Lo que hay es una compra cínica de voluntades.

Pueden vendernos la idea de una reforma electoral, una reforma eléctrica; o que Centro y Sud América por fin encontrarán lazos de unidad para presentar un frente unido contra las hegemonías. Pero en los hechos, esto no ocurrirá mientras se mantenga el mismo modelo de desarrollo, basado en la voluntad de unos cuantos

El actual régimen, por ejemplo, nos vendió la idea de que en la Ciudad de México lo más necesario eran los segundos pisos. Hoy vemos que indirectamente, sólo se privilegió a las clases altas, porque los pobres siguen viajando en el mismo transporte desvencijado.

La criminalidad se solaza con el asalto diario al transporte conurbado, en las zonas que, en los años de poderío priista, se permitieron asentamientos pese a que no existieran las condiciones para dotar de servicios urbanos indispensables como drenaje, agua, luz, comunicación.

Cuando metieron camiones nuevos en algunas rutas, de zonas más o menos populares, de inmediato subieron la tarifa de 5 a 7 pesos, sin consulta alguna, y con el agravante de que, si usted no tiene la cantidad exacta, pues entonces tendrá que dejar la moneda de 10.

Algo parecido ocurre ahora con las obras “maravillosas” que publicita el gobierno como el AIFA, el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas, las 100 Universidades Benito Juárez, el INSABI, el Banco del Bienestar, Sembrando Vida, Jóvenes por el futuro o las pensiones para adultos mayores.

Son acciones que se financian con dinero del pueblo; que impactan en los impuestos, en los niveles de vida de la población, en el ánimo de las personas, porque sólo agudizan el grado de dependencia, necesidad y compromiso con los gobernantes en turno. ¿Por qué entonces nos gobiernan esos tipos?

El jefe de la rebelión en la granja 

Puestas así las cosas, ante las bajas expectativas que de por sí arrastran esas cumbres, López Obrador se convertirá en el jefe de la pequeña rebelión en la granja y hablará de la solidaridad, del humanismo, de la cristiandad y del amor al prójimo, aunque, como hemos visto, todo eso le vale un reverendo pito.

Su perdón a los criminales, pese al daño que éstos han causado ya en la idiosincrasia del mexicano, es la muestra extrema no sólo de la falta de conciencia del mandatario, sino del velado interés de convertir a algunas de esas bandas, en fuente del desarrollo y la producción.

“También cuidamos a los integrantes de las bandas; también son seres humanos”, es la frase que se quedará en el imaginario popular y que quizá, ¡por qué no!, quedará inscrita en los futuros libros de texto de primaria, cuando se legalice plenamente la mariguana, la amapola y demás enervantes.

Esa es la falsa solidaridad que distingue los actos de López Obrador. Dedica 285 millones de pesos para pagar a 585 presuntos especialistas cubanos, y despide a 741 médicos y enfermeras mexicanos que arriesgaron su vida durante la pandemia, pero ahora los acusa de no quererse ir a vivir a zonas marginadas.

Con dinero de mexicanos, entrega becas a 62 mil centroamericanos, sin consulta alguna al Congreso, ni puntualizar de qué partida saldrá todo ese dinero. Él habla de los “corruptos de antes”, pero no le parece escandaloso destinar 14 millones de pesos para el pago de “hospedaje, alimentación y servicios generales” a cubanos.

Ésta es la visión “latinoamericanista” que querrá inyectar el mandatario de cara a la fallida Cumbre, en medio de un chantaje descomunal, sólo para apuntalar a su partido, con una actitud cada día más arbitraria y prepotente. Por eso la pregunta viene a cuento: ¿Cree que realmente protegen los intereses de usted y su familia?

Pero usted obedezca al Mesías, porque ahora nos llevará a la tierra prometida de la producción para el autoconsumo; claro, mientras no se le inunde la casa o las tierras por la ya próxima temporada de ciclones y tormentas. ¡Ese es nuestro grandioso presidente!

La amenazas de la reforma electoral  

Pero, a la par de su iluminada iniciativa para matar el hambre, López Obrador insiste en una reforma electoral que nadie entiende, aunque parezca muy tentador reducir a 300 el número de diputados y 96 el número de senadores. Los mexicanos intuyen que hay “gato encerrado” para beneficiar a Morena.

Y en efecto, así es. La iniciativa de AMLO elimina a los diputados de mayoría y los sustituye por los plurinominales. Ello implica eliminar, de golpe, la geografía distrital y elegir a todos mediante listas de prospectos que, ¡claro! Serán propuestos por los partidos.

Actualmente los diputados federales se eligen en 300 distritos por mayoría relativa y 200 mediante 5 listas regionales de representación proporcional. En el nuevo esquema habría 32 listas. El nuevo método disminuiría la proporcionalidad nacional de la Cámara de Diputados.

Es decir, estarán representados los partidos, con una mayoría aplastante para el más grande. Y por el lado del INE se pretende convertirlo en un ente que, como en los viejos tiempos del PRI, sea el encargado desde el centro del país, de dirigir las elecciones y desaparecer los tribunales e institutos de los estados.

No, no hay bondad en nada de lo que hace López Obrador.

Continue Reading

Con voz propia

México: Cada día es peor

Published

on

By

 

Una Colorada (vale más que cien descoloridas) 

Por Lilia Cisneros Luján

En diversos momentos hemos reflexionado –ustedes y una servidora- acerca de lo que producen personas flojas, atenidas, sinvergüenzas, ignorantes y mediocres. El tema es cotidiano, en materia de seguridad, se nos informa del aumento del gasto en cuerpos que se supone coadyuvarían a que la sociedad viva en paz y sin sobresaltos; pero la realidad es que o los revoltosos no los respetan o los reales cuidadores, resultan peores que los criminales.

Sin que podamos entender en que consisten “los otros datos”, cotidianamente aumenta el número de secuestros, homicidios, feminicidios, robos –en casa habitación, negocio, medios de trasporte, calle, restaurantes- y concomitantemente el bajísimo curso de acciones de investigación -lo que sabemos era el ministerio público- apertura de expediente –hoy carpetas- seguimiento a procesos con el resultado de todos conocido ; impunidad ¿es que la gente contratada para tales actividades no está preparada para lo que debe hacer? ¿Por qué se culpa a los jueces? ¿Quién está interesado en desacreditar al Poder Judicial?

Niños y mujeres son víctimas directas y las familias terminan siendo parte de colectivos de búsqueda, demandantes de justicia o fieros seres humanos conformados con vengarse destruyendo lo que se les ponga en el camino, igual monumentos que personas. ¿Cuál podemos imaginar que debiera ser el límite? ¿Bastará con que ciudadanos de distintos niveles socioeconómicos migren a otra geografía para evitar ser afectados? ¿Alguna de las maltrechas estructuras gubernamentales está dedicada en evaluar tales efectos para la nación?

La deficiente preparación, puede soslayarse por algún tiempo. Si las llaves de tu regadera o lavabo empiezan a gotear, quizá llegue un “plomero” que te cobre 300 pesos y te lo deja listo; pero en dos meses descubres que en realidad tu eres mejor plomero porque las llaves siguen desperdiciando agua. Y quizá un sujeto enviado por una mini empresa te cobre otros 300 pesos por hacerte un presupuesto para el mantenimiento –limpieza de teléfonos, ajustes de programación etc.- planteándote que te cobra quien sabe cuantos miles por poner al día tu conmutador y si tu intuición te lleva a no darle el trabajo te das cuenta que todos los contactos que funcionaban ahora estaban desconectados [1][1] ¿Cuantas personas le pagan mensualmente a un contador que no hace tu declaración en ceros y luego  tienes que enfrentar una multa ahora que el SAT está buscando ingresos pero que lo hacen como extorsionadores de piso?

¡claro esto es culpa –según los de los otros datos- de la pésima educación de los gobiernos anteriores, los neo-liberales, los colonialistas! y todos los etcéteras, que se creen a pie juntillas esos votantes oficiales receptores de diez o quince mil pesos mensuales sin más compromiso que llevar gente a los mítines, los eventos –del día del niño, la madre y otros- en vez de continuar con su plaza de burócratas como está ocurriendo en la mayoría de las alcaldías de la ciudad de México. ¿Qué capacidad se le pide a un ex-burócrata al que solo le pagaban siete mil pesos y que ahora recibe el doble por nutrir asambleas?

La semana pasada, se cumplió un año de la tragedia de la Línea 12 del Metro. En el intento de darle al resultado de la evaluación más credibilidad, se ovacionó a la empresa noruega a la cual se contrató al inicio del proceso. Todo estaba bien mientras los avances apuntaban a uno de los posibles competidores para la presidencia en el 2024; pero cuando se llegó al punto de determinar que la incompetencia para afrontar asuntos de mantenimiento -como el plomero de las llaves que gotean- eran también factor de la muerte de más dos decenas de seres humano y muchos heridos, entonces la furia apareció. Los otros datos convirtieron los halagos en descalificaciones y la impunidad que vien arrastrando esta corrupción junto con la injusticia se volvieron a mostrar.

Podríamos abundar en ejemplos, desde la incongruencia de afirmar que se respeta la libertad de prensa y se protege a quien la ejerce profesionalmente, contra la muerte de periodistas y el cambio de domicilio de otros para evitar ser objeto de venganzas. La semana pasada ocurrió otro incidente que afortunadamente no ha terminado en tragedia en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Ya se había advertido y publicado acerca de tema del sistema metropolitano de aviación, que incluye de forma determinante la operación del aeropuerto Felipe Ángeles[1][2]. ¿Por qué se inauguró una instalación cuyo arribo es más costoso –en tiempo y recursos financieros- que el existente en la Ciudad de México ¿Qué pasó con controladores experimentados que evitaban posibilidades de choques en las pistas como casi ocurrió hace apenas unos días? ¿Cuántas de las personas conoce que siendo capaces han preferido renunciar? ¿Optan por quedarse sin chamba por qué no quieren ser parte de tragedias o porque no se les cumple lo ofrecido como está ocurriendo en la mayoría de las alcaldías que perdió MORENA y a las cuales no les dan presupuesto como forma de castigo por no haberse plegado al poderoso de moda?

Seguramente Usted conoce muchos otros casos similares o tal vez hasta es protagonista de algunos ejemplos que han empeorado en solo los últimos años la vida de este maravilloso país que nos permitió estudiar en escuelas públicas, donde los maestros fueron parte importante de nuestro desarrollo. Vimos y disfrutamos de becas -no caridades sino becas- que correspondían a la capacidad demostrada, luego de la culminación de nuestra preparación tuvimos el privilegio de ser invitados a laborar en diversas responsabilidades y que le digo, a todo ello se le ha dado un puntapié, por simple ignorancia, limitaciones emocionales y carencia de visión política.

–  –  –  –  –
[1][1] Será por incapacidad o por venganza de que no le diste el trabajo para el cual notaste no estaba capacitado.
[1][2] Que se remodeló, amplió y renombró, porque antes era una base militar de nombre Sta. Lucía.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: