México: ¿Quién está de nuestro lado?

Boletas electorales quemadas en IFE Puebla son parte de las miles de pruebas de fraude en México Foto: taringa.net

Víctor M. Toledo

Como sucede en buena parte del mundo, los poderes económicos, en complicidad con los poderes políticos, abusan, se ensañan, se burlan de los ciudadanos, convertidos en meros objetos mercantiles, consumidores potenciales o votos para ser comprados. El descubrimiento de que el planeta se ha convertido en el teatro de un gigantesco drama donde sólo el uno por ciento (y hasta menos) explota al 99 por ciento restante hace pedazos las visiones políticas emancipadoras, incluyendo a las más avanzadas, y pone en entredicho la validez y legitimidad de la democracia representativa. México no es la excepción sino ejemplo notorio de lo anterior. Hoy resulta ya inservible todo el modelo de democracia construido en las últimas dos décadas por los partidos de la derecha, el centro y la izquierda, cuyas diferencias ideológicas y morales son cada vez menos perceptibles. A los banquetes y orgías del capital hoy son invitados buena parte de los políticos mexicanos, y viceversa, en las bacanales de la corrupción política está puntualmente presente la oligarquía industrial, mediática, comercial y financiera.

Salarios bajos, impuestos rigurosos a los trabajadores y perdón fiscal al capital más poderoso, servicios y combustibles caros, explotación privada del petróleo, importación de alimentos caros y tóxicos y no apoyo a los productores mexicanos, ganancias excesivas de la banca, millones de miserables, entrega de los recursos naturales a corporaciones extranjeras, 98 por ciento de los homicidios cometidos sin castigo alguno, privatización de todo lo que se deje privatizar, devastación ecológica, aumento de enfermedades, inseguridad en más de la mitad del país y, last but not least, nuevo contubernio de los monopolios económicos y de las mafias políticas con el crimen organizado.

México es ya un infierno social, no sólo por lo que sucede sino por lo que habrá de suceder si el último de los agravios, la compra descarada y despiadada de las elecciones presidenciales, es legalmente avalada por esas fuerzas perversas en pleno contubernio. Es más, hoy la ilegalidad e inmoralidad del proceso electoral se ha convertido en el primer obstáculo para salir de ese infierno. Esta elección ya dejó de ser ideológica para volverse una elección moral, el primer paso para iniciar la regeneración nacional.

¿Frente a ello, qué podemos hacer los ciudadanos? Muy simple, como lo señalé en mi entrega anterior (La Jornada, 10/8/2012) “… si el juego no ha sido limpio, si otros jugadores y los árbitros nos hacen trampas, es muy sencillo: cambiemos de juego”. Lo anterior supone pasar de una democracia representativa a una democracia participativa, poner bajo control social a los poderes económicos y políticos hoy convertidos en factores antidemocráticos, apátridas y de explotación ecológica y social. Cambiar de juego significa hoy dos cosas: desconocer la validez y legitimidad de la elección presidencial y, en segundo término, llevar a la práctica una nueva consulta que supere las limitaciones y trampas de la realizada por los poderes.

Para poner en práctica lo primero se requiere de actos colectivos y masivos como manifestaciones, mítines, cercos, cadenas humanas, irrupciones sorpresivas, diferentes clases de boicots, muestras de insurgencia civil, no al pago de impuestos diversos, etcétera. Para lo segundo hace falta realizar una consulta nacional (referéndum), organizada por la sociedad civil, que podría exponer al juicio público tres o cuatro preguntas cruciales. Esta consulta debería tener como objetivo alcanzar una participación de al menos 20 millones de votantes. Este referéndum debería realizarse de lo posible en el corto plazo (antes del primero de diciembre), ser impecable, vigilado por organismos nacionales e internacionales, y pensado para ejecutarse tanto por la vía del voto real como del voto cibernético o virtual.

¿Quienes están de nuestro lado? La Constitución de México (artículos 32 y 41), dos organizaciones sociales de gran escala (Morena y #YoSoy132), miles de organizaciones civiles o no gubernamentales, innumerables sindicatos de la industria y los servicios, buena parte de las organizaciones campesinas de escala nacional, estatal y regional, movimientos activos de resistencia, defensores del ambiente, derechos humanos y paz, miles de comunidades rurales e indígenas y, por lo menos, los casi 16 millones de ciudadanos que votaron por la única opción electoral honesta, la de Andrés Manuel López Obrador. Se cuenta además con la posibilidad de integrar al nuevo juego a las redes sociales y a sus 40 millones de participantes. El principal contingente, sin embargo, parece ser ese nuevo sector de ciudadanos decentes que marcharon en 70 ciudades del país sin que ningún partido u organización los convocara, y que muy probablemente pertenecen a los que son los verdaderos triunfadores de las elecciones de 2012: el 39 por ciento de los electores (30 millones de mexicanos) que, o se negaron a votar o anularon el voto y que igual sufren porque carecen de una vida digna material, intelectual, moral y/o espiritual.

“El Tribunal Electoral es un órgano especializado del Poder Judicial de la Federación, encargado de resolver controversias en materia electoral y proteger los derechos político-electorales de los ciudadanos”. Esto es lo que se lee en su portal. En unos días sabremos si son fieles a su mandato y están de nuestro lado, o si son uno más de los míseros cómplices, unos más de los miembros de ese uno por ciento de mexicanos que explotan y engañan al resto, y que están a punto de colocar a un delincuente como presidente de México. Sea lo que fuere, los ciudadanos estamos obligados a transformar esa “democracia”, paso primero para encontrar la salida a la tremenda crisis que padece el país. La hora ha llegado. “Ceder un poco es capitular demasiado”.

 

Para Maricarmen (1956-2012), toda una vida en defensa de la vida.

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

7 comentarios en “México: ¿Quién está de nuestro lado?

  1. “El Tribunal Electoral es un órgano especializado del Poder Judicial de la Federación, encargado de resolver controversias en materia electoral y proteger los derechos político-electorales de los ciudadanos”. Esto es lo que se lee en su portal. En unos días sabremos si son fieles a su mandato y están de nuestro lado, o si son uno más de los míseros cómplices, unos más de los miembros de ese uno por ciento de mexicanos que explotan y engañan al resto, y que están a punto de colocar a un delincuente como presidente de México.”

    1. SALUDOS… ALGO QUE SE LE DEBE COMENTAR A LA OPINIÓN PÚBLICA ESTADOUNIDENSE, COMENZANDO POR LA UBICADA EN LA ZONA FRONTERIZA ES, QUE SI MÉXICO SE CONVIERTE TOTALMENTE UN NARCOESTADO DESDE LA PRESIDENCIA, LA OLA DE VIOLENCIA QUE AHORA AZOTA A MÉXICO ¡¡¡CON MÁS DE 60 MIL MERTES ANUALES!!! (CIFRA CONSERVADORA) Y SIN CONTAR DESAPARECIDOS Y DESPLAZADOS… BRINCARÁ LA FRONTERA Y, COMENZARÁN LAS MASACRES EN TERRITORIO DE USA… PERO ELLO NO ES TODO, POR LO CORREDORES DE LAS DROGAS, SE MUEVEN TAMBIÉN EL TRÁFICO DE ARMES Y, LA TRATA DE PERSONAS… POR LO QUE LAS AUTORIDADES DE USA NO DEBEN DESCONOCER QUE ADICIONALMENTE POR TALES CORREDORES, SE LES INFILTRARÁN AGENTES DE DIFERENTES DENOMINACIONES Y ORÍGENES, INCLUIDOS TERRORISTAS… CON MÁS DE 250 EXTRADITADOS DE MÉXICO A USA RELACIONADOS CON EL NARCOTRÁFICO, SE CUENAT EN USA CON INFORMACIÓN SUFICIENTE PARA INVALIDAR LA INVESTIDURA DE PEÑA NIETO… NO SÓLO REITERO, SE TRATA ESTA ELECCIÓN DE LA SEGURIDAD NACIONAL DE MÉXICO, SINO TAMBIÉN DE LA DE LOS ESTADOS UNIDOS… ¿QUÉ DICEN AL RESPECTO LOS ASPIRANTES A LA PRESIDENCIA DE USA? MÉXICO NECESITA UNA RESPUESTA DE USA ¡¡¡YA!!!

      1. De acuerdo a las cifras oficiales de la PGR, ya acepta la cifra de 96,000 muertes al combate al narco tráfico y con más de 200,000 desplazados.

        EUA ya nos ve como un estado fallido.
        Donde pervertimos la democrácia comprando votos.
        Muchos mexicanos indolentes (ó priístas inconfesos) dicen: “olvídéndlo, hacepten la derrota, póngase a trabajar”.

        1. No podemos OLVIDAR una frenta porque somos mexicanos que exigimos justicia.

        2. Si la contienda fue inequitativa y los ciudadanos no votaron libremente, sino que fueron coaccionados ¿cómo aceptar una derrota, así nomás?. Es de pusilánimes dejarse robar y ni siquiera reclamar y protestar. Por esto no ACEPTAMOS el atropello.

        3. ¿Ponte a trabajar? Cuando el 70% de la población económicamente activa percibe menos de 153 pesos diarios; cuando el salario promedio integrado tiene el 80% del poder adquisitivo del que se pagaba a finales de los años 80’s. ¿Trabajar así, sin más? cuando hay 26 millones de campesinos viviendo por debajo de la línea de pobreza. ¿Ponte a trabajar? ¿para el beneficio de quién? cuando los 50 corporativos empresariales más ricos de México deben al fisco 214 mil millones de pesos en ISR acumulados; en la práctica estos sólo pagan efectivamente el 2% de ISR sobre sus ventas brutas. ¡Anda! ¡ponte a trabajar! y no mires las horas extras que te exigen sin pago alguno, cuando en Soriana presionan a sus trabajadores a renunciar encerrándolos en un cuarto por seis horas con acusaciones de robo falsas; cuando tienen en ristra el proyecto de reforma laboral que restringe el derecho de huelga y precariza el trabajo.

        Moralmente no se puede exigir al trabajador, al empleado, a la ama de casa que se dejen explotar, como si fueran burros de carga, solo para el provecho del 1% de la clase más pudiente.

  2. Yo soy 30 millones!!! Somos los que ya no creemos nada en la política ni en el sistema pero que no marcharemos, no nos expondremos ni enmascararemos, quienes buscamos todos los días crear. CREAR. Crear bienestar en nosotros y nuestro entorno, AMANDO, Buscando soluciones ecológicas, económicas, sustentables, amigables para el medio, la gente que nos rodee y nosotros mismos. Sabemos que el arte es la vida, no hay más. Y que la vida está en todos. Las ratas existen, dejémoslas solas en su propia mierda. Dejemos de buscar ser héroes o mártires para enfocarnos en ayudar sabiamente, mirando al otro, eliminando las recompensas neuróticas enfermizas. Somos quienes vivimos en la lateralidad de la mayoría de las áreas de vida. No somos lo otro, no somos carnada, no somos pocos.

    1. ¡¡¡EL PRECIO DEL SILENCIO INDIFERENTE!!!
      ¡¡¡NARCOESTADO MEDIÁTICO TOTALITARIO… NO!!!

      “MI PROLE” PONGO A VUESTRA CONSIDERACIÓN Y ANÁLISIS, ESTE POEMA DE MARTIN NIEMÖLLER (LIPPSTADT, RENANIA DEL NORTE-WESTFALIA, 14 DE ENERO DE 1892 – WIESBADEN, HESSE, 6 DE MARZO DE 1984) QUIEN EN SU MOMENTO, FUE UN PASTOR LUTERANO ALEMÁN Y DEL CUAL HAY INFORMACIÓN MUY INTERESANTE EN GOOGLE…

      SÓLO ME PERMITO HACERLES UNA OBSERVACIÓN, ESTE POEMA MÁS QUE VER CON UNA U OTRA IDEOLOGÍA, TRATA DE SENTIDO COMÚN Y, DE LA IMPORTANCIA DE LA UNIDAD SOCIAL Y SU GRITO PARA DESTRUIR AL SILENCIO, EL PRINCIPAL CÒMPLICE DE LA IMPUNIDAD Y DE TODO, LO QUE DE LA MISMA SE DERIVA… JUZGUE CADA QUIEN ESTE POEMA Y, ACTÚE EN CONSECUENCIA…

      “CUANDO LOS NAZIS VINIERON POR LOS COMUNISTAS:”

      Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
      guardé silencio,
      porque yo no era comunista,

      Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
      guardé silencio,
      porque yo no era socialdemócrata,

      Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
      no protesté,
      porque yo no era sindicalista,

      Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
      no protesté,
      porque yo no era judío,

      Cuando vinieron a buscarme,
      no había nadie más que pudiera protestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *