Connect with us

La red en lucha

México contra Brasil, competencia de contrastes

La competencia entre México y Brasil en el mundial de fútlbol, pone de relieve otros contrastes sobre su desarrollo y calidad de gestión gubernamental

Published

on

El portero mexicano Guillermo Ochoa en el mundial contra Brasil. Foto: AFP

El portero mexicano Guillermo Ochoa en el mundial contra Brasil. Foto: AFP

Serie: 32 países y 1 Mundial

México/Brasil

Por Ramsés Ancira

El grito de “Mé xi co” “ Bra sil” se repitió como onomatopeya sonora en miles de cláxones en el Mundial de 1970. Después de 43 años, en abril de 2013, el ex mandatario brasileño Ignacio Lula Da Silva fue invitado por Enrique Peña Nieto para dar inicio a la Cruzada Nacional contra el Hambre y el 9 de junio de 2014 el sudamericano afirmó desde su país que “en México todo es peor que en Brasil”. El Mundial de Fútbol tiene a ambos países en el mismo grupo y las comparaciones se vuelven relevantes.

El programa «Hambre cero» (fome zero en portugués) fue el pilar de Lula Da Silva y consistió en entregar recursos económicos a las familias brasileñas con la condición de que los menores acudieran a la escuela y se sometieran a evaluaciones médicas periódicas, además el gobierno debía otorgar créditos a los pequeños agricultores y no sólo eso sino además darles preferencia para la compra de sus cosechas y construir cisternas para recuperar el agua de lluvia. Pese a las críticas de asistencialismo, el programa de Lula redujo de 28.17 a 18% el número de pobres extremos, lo que representó 28 millones de gente sin hambre.

“En México todo es peor que en Brasil” dijo Lula en un seminario organizado por el diario El País al empezar la segunda semana de junio. El ex mandatario subió el salario mínimo en su país en más del 60 por ciento. Lo acusaron de que provocaría inflación, pero quizá porque él no estudió en el ITAM, esto no ocurrió así; por el contrario, Brasil redujo la deuda de 16 mil millones de dólares al Fondo Monetario Internacional a 14 mil millones.

Brasil es el quinto país más grande del mundo con 8 millones 500 mil kilómetros cuadrados, México es el decimocuarto y cabría  cuatro veces en el país sudamericano. La población de ellos supera los 200 millones de habitantes, la de México es 80 millones menor. De acuerdo a datos del CONEVAL, en México, 11.3 millones de personas padecen pobreza extrema, esto significa hambre. Equivale al 9.41 por ciento.  En Brasil, quedan 2 millones en pobreza extrema, esto es el 1 por ciento del total.

Pero además, según el diario El Nuevo Herald, al que nadie podría acusar de ser de izquierda, en Brasil, entre 2003 y 2014, 40 millones de personas pasaron de ser clase baja a clase media; muy por el contrario en México, nuevamente con datos del Consejo Nacional de Evaluación,  entre el 2010 y el 2012, el número de pobres aumentó en 500 mil personas.

Si nuevamente retrocedemos en el tiempo al día en que Luis Ignacio Lula Da Silva vino a  México como invitado especial al arranque de la Campaña Nacional contra el Hambre podemos leer su declaración: Sí se puede acabar con el hambre, pero se necesitan gobiernos comprometidos con los pobres.

Silos de lluvia sólida con tecnología de México. Foto: red

Silos de lluvia sólida con tecnología de México. Foto: red

Las diferencias fundamentales con Fome Zero son que la Cruzada Nacional contra el Hambre en México no contempla la compra de alimentos a los pequeños agricultores, ni tiene un programa para almacenar agua en zonas áridas. Incluso hay un invento mexicano, la lluvia sólida, desarrollado por el ingeniero mexicano del Instituto Politécnico Nacional, Sergio Jesús Rico, que ha hecho que las cosechas sean 30 por ciento mejores gracias a la humectación en la sequía, que no ha sido incluido en los programas oficiales.

La lluvia sólida que permite reducir de 80 a 50 litros de agua trimestrales el cultivo de algunas plantas, es el invento mexicano que podría ser el equivalente al programa de recolección de agua de lluvia del que es parte de Hambre Cero en Brasil

La organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura (FAO) recomienda no exceder de 25 por ciento la compra de alimentos básicos al exterior; pero México importa el 45 por ciento según reporte de la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara de Diputados con fecha de abril de 2014. La mayor dependencia de Brasil es el trigo del cual consume 10 millones de toneladas anuales, pero produce 5.5 millones de toneladas internamente. Fuera de esto no tiene otras fuentes significativas de dependencia alimentaria.

México y Brasil en el fútbol

La selección brasileña de futbol, también conocida como el scratch du oro o la verde- amarela ha sido la única selección en el mundo en obtener 12 veces el premio al equipo del año por la  Federación Internacional de Futbol Asociado, además de  cuatro veces el premio Fair Play por su juego limpio.

Tiene la marca por haber ganado cinco veces el Campeonato del mundo y cuatro veces obtuvo la Copa Confederaciones. Siempre ha clasificado en forma directa.

La selección mexicana de futbol, conocida más frecuentemente como el Equipo Tricolor, o el de los Ratones Verdes ha ganado su mejor título en 1999, al ser anfitriona en la Copa FIFA Confederaciones celebrada en México y donde le ganó a Brasil por marcador de 4 a 3.

En esta ocasión llegó al Mundial gracias al sistema de “repesca” derrotando a Nueva Zelanda. Antes había tenido cinco empates con Jamaica, Honduras, Estados Unidos, Panamá y Costa Rica y una sola victoria, por la mínima diferencia de un gol, también con Jamaica.

Al menos futbolísticamente y en relación con el número de personas con hambre, parece que Lula tiene razón: En México todo es peor que en Brasil.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Europa

El ‘perro faldero’ de Estados Unidos, Gran Bretaña, avanza para extraditar a Julian Assange

Published

on

By

Si al presidente Biden realmente le importara la libertad de prensa, ya habría cancelado la solicitud de extradición hace meses

Por Peter Oborne

Todos los periodistas de investigación veneran con razón a Daniel Ellsberg, el ex oficial de la Marina de los Estados Unidos que expuso muchas de las mentiras contadas por su gobierno sobre la guerra de Vietnam.

Al filtrar los ‘Papeles del Pentágono’ a The New York Times, Ellsberg reveló el bombardeo ilegal de Estados Unidos sobre Laos y Camboya, y ayudó a poner fin a la guerra.

Cuando el fundador de Wikileaks, Julian Assange, libró su desesperada batalla en el Tribunal Penal Central de Londres para evitar la extradición a los Estados Unidos, Ellsberg trató de acudir en su rescate. Él bien podría. Porque la historia de Julian Assange es una repetición de la acción de Ellsberg medio siglo después.

Ellsberg, como Assange, fue juzgado por espionaje. Ellsberg, al igual que Assange, enfrentó cadena perpetua, sólo para que los cargos fueran desestimados debido a la mala conducta del gobierno en su contra. Le dijo a la Corte de Londres que sentía un inmenso sentimiento de camaradería con el fundador de Wikileaks.

En una declaración importante, Ellsberg, el decano de los denunciantes, también explicó que mientras estuvo en Vietnam, el conocimiento detallado de los crímenes de guerra estadounidenses permaneció confinado a un pequeño círculo de poder, pero en cambio, más de 100.000 personas tenían acceso a los registros de guerra de Irak y Afganistán filtrados por Chelsea Manning.

Esto significaba, dijo Ellsberg, que “la tortura y el asesinato se han normalizado”.

Y ciertamente, las revelaciones de Wikileaks han arrojado luz sobre los crímenes cometidos casualmente por los EEUU durante la llamada «Guerra contra el terrorismo».

Wikileaks publicó un video donde aparecen pistoleros estadounidenses en un helicóptero riéndose mientras disparaban y mataban a civiles desarmados en Irak. Quince personas murieron en el ataque, incluido un fotógrafo de Reuters y su asistente.

El ejército estadounidense se negó a sancionar a los perpetradores de este grotesco crimen, quienes permanecen impunes. Pero el gobierno de los EE. UU. ha impuesto cargos judiciales al hombre que reveló sus crímenes.

Wikileaks reveló que el número total de víctimas civiles en Irak fue mucho mayor que lo admitido previamente por el gobierno de EE.UU. También reveló el abuso infligido a los reclusos en la Bahía de Guantánamo, así como el hecho de que 150 reclusos inocentes estuvieron detenidos durante años sin cargos.

Clive Stafford Smith, que ha representado a 87 presos de la Bahía de Guantánamo, rindió homenaje a la importancia de las revelaciones de Wikileaks al permitirle probar que los cargos contra sus clientes eran falsos.

Muchas otras revelaciones, aunque menos aterradoras, fueron casi igualmente vergonzosas para Estados Unidos y sus aliados. Estuve en Beirut hace diez años cuando Wikileaks reveló que el ministro de defensa libanés había conspirado con Estados Unidos para facilitar una invasión israelí de su país en 2008.

Los cables de Wikileaks revelaron cómo, durante un almuerzo de dos horas y media con diplomáticos estadounidenses, Elias Murr explicó en detalle qué partes del país deberían atacar los aviones israelíes. También revelaron que había ordenado al ejército libanés que “no se involucrara en ningún combate y cumpliera un papel de defensa civil”. Éste es sólo un ejemplo, y afortunadamente el asalto de 2008 nunca sucedió.

No es difícil imaginar la furia y la vergüenza dentro del establishment militar y de Defensa de los Estados Unidos ante revelaciones como éstas. Y hace que la determinación de Estados Unidos de procesar y condenar a Assange sea totalmente racional. Tienen el mayor incentivo posible para hacer de él un ejemplo, a fin de advertir a otros de las consecuencias de hacer lo mismo.

Cualquier historia que dependa de la obtención de documentos de fuentes del gobierno de los EE. UU. se volverá imposiblemente peligrosa. Cualquier periodista en cuestión podría verse sujeto a una solicitud de extradición.

Cuanto más grave es la historia, mayor es el peligro de extradición y enjuiciamiento.

Un simple experimento mental demuestra el daño que hará la extradición de Julian Assange a Estados Unidos.

***

Fuente original en inglés: America’s Lapdog Britain Moves to Extradite Julian Assange | The Nation

Continue Reading

La red en lucha

‘Paquete de Ginebra’ responderá a inseguridad alimentaria ocasionada por invasión de Ucrania: OMC

Published

on

By

 

GINEBRA – Los 164 países de la Organización Mundial del Comercio (OMC) alcanzaron el “Paquete de Ginebra”, con acuerdos para suprimir subvenciones a la sobrepesca, trabajar por la seguridad alimentaria y levantar temporalmente las patentes para las vacunas contra la covid-19.

“El paquete de acuerdos que se han alcanzado marcará una diferencia en la vida de las personas en todo el mundo. Los resultados demuestran que la OMC es, de hecho, capaz de responder a las emergencias de nuestro tiempo”, señaló la directora general de la organización, la nigeriana Ngozi Okonjo-Oweala.

En primer lugar, en atención a la inseguridad alimentaria agravada en muchos países como consecuencia de la guerra en Ucrania, en particular por el incremento de precios, la OMC subrayó la importancia de “no imponer prohibiciones o restricciones a la exportación” de alimentos.

Al compromiso de minimizar las restricciones a la exportación de alimentos, se sumó el de cooperar para “garantizar un aumento de la productividad y la producción, el comercio, la disponibilidad y la accesibilidad y asequibilidad de los alimentos, especialmente en situaciones de emergencia humanitaria”.

Se hizo hincapié en la necesidad de proteger las ventas destinadas al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

La duodécima conferencia de la OMC, en su sede en esta ciudad suiza, debió trabajar más tiempo de inicialmente previsto por las discrepancias en torno a un acuerdo sobre la pesca, que había naufragado en anteriores reuniones en lo que va de siglo.

El fondo del asunto es que varios países desarrollados y en desarrollo –como India, China, Japón, Estados Unidos y los de la Unión Europea- continúan mejorando sus flotas pesqueras para lograr mayores capturas con el propósito de disponer de más alimentos para sus enormes poblaciones.

“El paquete de acuerdos que se han alcanzado marcará una diferencia en la vida de las personas en todo el mundo. Los resultados demuestran que la OMC es, de hecho, capaz de responder a las emergencias de nuestro tiempo”: Ngozi Okonjo-Iweala.

Al año se destinan más de 20 000 millones de dólares para fortalecer las flotas pesqueras y un resultado es la disminución de las poblaciones de peces en todos los mares, especialmente en las áreas costeras, con perjuicio de la vida marina y la disponibilidad general de alimentos en el globo.

El “Paquete de Ginebra” incluyó un compromiso para completar en la próxima conferencia, dentro de dos años, un acuerdo completo sobre las subvenciones a la pesca, mediante disciplinas adicionales sobre ciertas formas de subvenciones a la pesca que contribuyen a la sobrecapacidad y la sobrepesca.

Ese acuerdo deberá incluir un trato especial y diferenciado para los países en desarrollo y en particular para los países menos adelantados, y un fondo de ayuda para que los pescadores migren hacia prácticas ambientalmente más sostenibles.

En el tema de salud, los Estados miembros acordaron facilitar el comercio de productos médicos necesarios en la lucha contra la covid, y se decidió levantar, al menos temporalmente, las patentes de las vacunas para los países en desarrollo.

En otra decisión, se reiteró la negativa de anteriores conferencias a la imposición de aranceles a las transacciones electrónicas, a pesar de las búsquedas de ingresos en ese renglón que han procurado países como India y Sudáfrica.

Finalmente se decidió continuar los trabajos de reforma de la OMC, “mejorando todas sus funciones. Varios países, incluidos Estados Unidos y los de la Unión Europea, procuran mejoras en el sistema de arreglo judicial de las diferencias comerciales.

A-E/HM

***

Fuente:

Continue Reading

Asia

ONU, en las tareas de rescate por el terremoto de Afganistán con más de mil muertos y 1600 heridos

Published

on

By

 

NACIONES UNIDAS – Las agencias de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas se movilizaron ayer para labores de rescate y ayuda a las víctimas del terremoto que sacudió el sureste de Afganistán y causó la muerte de más de mil personas y dejó al menos 1600 heridos.

Equipos móviles de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) llegaron con primeros auxilios a las castigadas provincias de Paktiká y Jost, a unos 150 kilómetros al sureste de la capital, Kabul.

Pero los trabajadores humanitarios carecen del equipamiento necesario para sacar los cuerpos debajo de los escombros de los centenares de casas derruidas por el sismo, de magnitud 6,1 en la escala de Richter, que en plena madrugada sacudió esas provincias fronterizas con Pakistán y que reúnen millón y medio de habitantes.

Ramiz Alakbarov, coordinador residente de la ONU en Afganistán, subrayó que las actuales condiciones climáticas de Afganistán –lluvia, viento y nieve- dificultan las tareas de rescate, y mostró preocupación por la posible propagación de enfermedades una vez que centenares de familias afectadas sean colocadas en refugios temporales.

Para ayudas inmediatas se requieren unos 15 millones de dólares, dijo Alakbarov, “y desconozco la cifra que se necesitará a partir de mañana”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que “contamos con la comunidad internacional para que ayude a los cientos de familias afectadas por este último desastre. Ahora es el momento de la solidaridad”.

“Mi corazón está con el pueblo de Afganistán, que ya se resiente de los efectos de años de conflicto, dificultades económicas y hambre”, afirmó Guterres.

Afganistán, con 39 millones de habitantes, es de los países más castigados por el hambre y la pobreza en el mundo, al cabo de décadas de conflictos armados que culminaron en agosto de 2021 con la toma del poder por el movimiento talibán y el retiro de las fuerzas estadounidenses que por años combatieron esa milicia islamista.

Varios millones de afganos huyeron en lo que va de siglo, principalmente a países vecinos, o se vieron forzados a dejar sus hogares como desplazados dentro del país.

Tanto las autoridades del gobierno en manos de los talibanes como los responsables de Naciones Unidas temen que el número de víctimas –muertos, heridos y familias sin hogar- aumente al paso de las horas, cuando se conozca con mayor precisión el impacto del violento terremoto.

En algunos distritos urbanos se destruyeron total o parcialmente hasta 70 por ciento de las viviendas, y las cifras de daños pueden crecer a medida que se contacte a las comunidades rurales en aldeas remotas también afectadas por el sismo, que se sintió en localidades del vecino Pakistán e incluso de India.

El líder supremo de los talibanes, el mulá Hibatullah Akhundzada, aseguró que las autoridades que la ONU reconoce como gobierno de facto “adoptarán todas las medidas necesarias para evacuar a los mártires y transportar y atender a los heridos”, así como para “dar una ayuda inmediata a las personas afectadas”.

“Pedimos igualmente a la comunidad internacional, las organizaciones caritativas y todas las organizaciones humanitarias que ayuden al pueblo de Afganistán a hacer frente a esta gran tragedia”, agregó Akhundzada en un comunicado.

Afganistán es recurrentemente afectado por sismos, muchos en el macizo montañoso de Hindu Kush, fronterizo con Pakistán. Allí en marzo de 2002 un fuerte doble sismo causó la muerte de 1100 personas.

A-E/HM

Fuente: La ONU se moviliza para encarar el terremoto en Afganistán (ipsnoticias.net)

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: