Connect with us

La red en lucha

Mapuche en huelga de hambre padece insuficiencia cardíaca

El indígena Mapuche, Leonardo Quijón, en huelga de hambre desde hace 22 días es hospitalizado por insuficiencia cardíaca

Published

on

TEMUCO, Chile.- Leonardo Quijón uno de los cinco indígenas Mapuche que se encuentran en huelga de hambre en la cárcel de Temuco fue trasladado a un centro asistencial luego de sufrir insuficiencia cardíaca. El joven de 20 años de edad y miembro de la comunidad Wente Winkul Mapu cumple el lunes 22 días sin ingerir alimentos y otros cuatro días sin beber líquidos.

De acuerdo a informes de dirigentes de la comunidad, Leonardo sufrió fuertes dolores en el pecho que se debían a una complicación por taquicardia, la que habría derivado en un paro cardíaco. Cerca de la medianoche del domingo el joven huelguista fue regresado a la cárcel de Temuco por parte de Gendarmería (cuerpo militarizado). Una vez en la prisión, ante su delicado estado de salud, fue internado en la unidad de enfermería. Se le practicó un electrocardiograma, que habría arrojado resultados favorables, pero continuaba visiblemente en un crítico estado de salud. No estaba lúcido al momento del chequeo, informaron los voceros Carola y Freddy Marileo.

Leonardo Quijón, mapuche en huelga de hambre, con problemas de salud Foto: red

Luís Marileo, Fernando Millacheo, Guido Bahamonde y Cristian Levinao, son los otros comuneros en huelga de hambre en el penal de Temuco.

Los indígenas mapuche exigen que cesen los “humillantes y vejatorios allanamientos realizados por parte de Gendarmería hacia familiares y amigos que nos visitan en el reclusorio”, así como también el término de los allanamientos al interior de las comunidades en Ercilla, en la Araucanía (centro).

Los huelguistas son luchadores sociales de la comunidades mapuches que batallan por la recuperación de territorios considerados ancestrales afirman que “han sido arrebatados y sobreexplotados por parte de los empresarios más ricos del país”.

Otros cuatro indígenas mapuches presos en la cárcel de Angol (sur de Chile) mantienen una huelga de hambre desde hace 57 días en protesta por juicios viciados y los métodos judiciales que consideran discriminatorios hacia ese pueblo indígena. Se trata de los comuneros Daniel Leminao, Eric Montoya, Rodrigo Montoya y Paulino Levipán, quienes afirmaron que esta drástica medida está generando estragos en su salud. Sin embargo, continúan decididos a mantenerla hasta ser escuchados por las autoridades.

Fuente: País Mapuche y Puente Sur

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latinoamérica

Militarización en Ecuador y México otra amenaza más a los derechos humanos

Published

on

By

militarización Amnistía Internacional

 

MÉXICO – La actual tendencia hacia la militarización de la seguridad pública en América Latina, en particular en Ecuador y México, representa una amenaza para los derechos humanos en la región, afirmó en una nueva declaración la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI).

“Es fundamental que las políticas de seguridad cumplan con las normas y estándares en materia de derechos humanos, particularmente ante la evidencia de los retrocesos que ocurren como consecuencia de la militarización de la seguridad pública”, advirtió la directora para el hemisferio de AI, Erika Guevara Rosas.

En Ecuador, la Corte Constitucional publicó el martes 29 la validación del pedido del presidente Guillermo Lasso de reformar la Constitución, para permitir el apoyo complementario y permanente de las Fuerzas Armadas en las funciones de la Policía Nacional, a fin de combatir el crimen organizado en el país

En México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación anunció que en cuestión de días discutirá asuntos relacionados con la Guardia Nacional y con la militarización del país que se encuentran pendientes de resolución.

El primer análisis tratará la controversia constitucional sobre el Acuerdo Presidencial de mayo de 2020, que permitió la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

En el caso de Ecuador, el presidente Guillermo Lasso afirmó que las obligaciones emanadas para la protección de los derechos a la vida y a la integridad de las personas ecuatorianas son la justificación para la actuación permanente de parte de las Fuerzas Armadas para combatir el crimen organizado.

Además, mencionó que el problema del crimen organizado no es excepcional, sino que es un fenómeno creciente que ha sobrepasado el ejercicio de las facultades de la institución de protección interna, por lo cual no hay la necesidad de respetar el requisito de excepcionalidad de las Fuerzas Armadas, recordó AI.

“El presidente Lasso no puede ignorar los estándares establecidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a su propia conveniencia, para justificar la militarización en Ecuador”, replicó Guevara Rosas.

Argumentó que “si el problema del crimen organizado, según el propio presidente, no es excepcional, la respuesta no puede darse a través del despliegue permanente de las fuerzas armadas, en virtud de los requisitos de excepcionalidad y carácter extraordinario de su uso”.

Recordó que existe una prohibición en la doctrina emanada de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), sobre perpetuar el uso de las fuerzas armadas en temas no relacionados con conflictos armados.

En su opinión “se abre una oportunidad para que empiece un proceso que permita que las fuerzas armadas estén a cargo de manera complementaria y permanente de la seguridad ciudadana”.

“Es un pésimo precedente para la garantía de los derechos humanos en el país”, aseveró la responsable de AI.

En el caso de México, el reporte de AI recordó que ese país “ha optado por utilizar las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública desde hace más de 15 años. Esta estrategia de seguridad se ha profundizado en los últimos años”.

En marzo de 2019, mediante una reforma constitucional, se creó la Guardia Nacional con mando civil y policial, pero con una influencia muy alta de las fuerzas armadas.

Por otra parte, el Acuerdo Presidencial facultaba a las Fuerzas Armadas a participar en tareas de seguridad pública hasta marzo de 2024, periodo que fue recientemente ampliado por el Congreso hasta 2028.

“Estas acciones se llevaron a cabo sin una estrategia clara de fortalecimiento de policías y de retiro de las Fuerzas Armadas de las calles”, según AI.

En septiembre de este año, el Congreso aprobó que se incorpore a la Guardia Nacional formalmente bajo el control administrativo y operativo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que también tiene a su cargo las Fuerzas Armadas.

La iniciativa está siendo controvertida ante el poder judicial y actualmente cuenta con una suspensión que frena su entrada en vigor.

La oenegé recordó que la Guardia Nacional mexicana realiza adicionalmente más de 148 funciones civiles que no son relacionadas con seguridad, como la construcción de carreteras y el manejo de la vacunación contra la covid-19.

Tanto la Guardia Nacional como la Sedena se encuentran dentro de las 10 instituciones con mayor número de quejas abiertas este año, 346 y 327 respectivamente, ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Según Guevara Rosas “la estrategia de seguridad en manos de las Fuerzas Armadas ha probado una y otra vez ser ineficiente para atender la crisis de seguridad que enfrenta México, pese a lo cual se insiste en perpetuarla”.

“Ello sin mencionar el cúmulo de violaciones de derechos humanos que se han documentado por parte de esas fuerzas”, agregó.

Opinó que ese país “está a tiempo de cambiar su estrategia de seguridad, para lo cual es fundamental priorizar la creación de un plan de fortalecimiento de los cuerpos policiales, bajo el mando civil, y el retiro progresivo de los militares a sus cuarteles”.

Insistió en que la protección del derecho a la vida y a la integridad personal no permite ni puede ser una justificación para que los Estados tomen medidas para complementar, mucho menos de manera permanente, los cuerpos policiales con las fuerzas armadas.

Recordó que la Corte IDH ha alertado sobre la formación del personal militar, que está orientada a su participación en conflictos armados con la consigna de derrotar al enemigo, mientras que el entrenamiento policial se dirige a la protección y seguridad de la población civil en tiempos de paz.

“Sin duda, la seguridad pública ante contextos de violencia es una preocupación legítima y prioritaria para los Estados de la región. Sin embargo, es fundamental que las políticas de seguridad cumplan con las normas y estándares en materia de derechos humanos”, dijo finalmente Guevara Rosas.

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

Oriente Medio

Protestas de las mujeres en Irán: “Caminamos frente a la policía sin velo”

Published

on

By

Iran protestas mujeres

the guardian

Manifestantes iraníes describen su vida diaria desde el inicio de unas protestas que se espera se intensifiquen esta semana con tres días de huelga

Las fuerzas de seguridad iraníes han matado al menos a 448 personas desde que se iniciaron las protestas hace más de dos meses, según cifras de la ONG Iran Human Rights.

La organización señala que entre los muertos hay 60 menores y 29 mujeres. Su denuncia se suma a la del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que recientemente alertó de que en Irán hay “una crisis de derechos humanos en toda regla”.

En medio de la confusión sobre la supuesta eliminación de la Policía de la moral, los manifestantes han convocado tres días de huelga esta semana. Se trata de las protestas que están amenazando el régimen ultraconservador islámico como nunca en cuatro décadas.

Tres personas de diferentes puntos del país explican cómo han evolucionado las protestas y cómo han cambiado la vida cotidiana en su ciudad.

“Ahora veo a mujeres sin velo a diario”

Farah, 24 años, trabaja como profesora en Tabriz, en el noroeste de Irán

En mi ciudad no ha habido tantas protestas en comparación con otros lugares. En apariencia, la situación no es tan diferente a la que había antes de que todo empezara, pero en realidad sí hay diferencias. La cantidad de guardias en cada plaza es más elevada que antes. Están equipados sobre todo con porras y pistolas eléctricas y a veces van armados. A pesar de ello, la población comparte un sentimiento de desafío.

Desafían a las autoridades, sobre todo, mediante la desobediencia civil, por ejemplo ignorando la obligatoriedad del hiyab, haciendo huelga, las manifestaciones en las universidades y los cánticos de “muerte al dictador”. Han detenido a muchas personas, entre ellas dos de mis mejores amigos.

La gente escribe consignas antigubernamentales en todos los lugares públicos. Los funcionarios de la ciudad intentan limpiarlas lo más rápido posible, pero siguen reapareciendo. La semana pasada, tras el partido y la derrota de la selección de fútbol iraní ante Estados Unidos, la gente vitoreó en las calles y en sus casas.

A diario veo a mujeres [sin velo] en el autobús, en el metro, incluso en la universidad. La mayoría son jóvenes. Antes ninguna se atrevía a hacerlo, al menos donde vivo yo. Mi región es muy conservadora. La mayoría de la gente no reacciona, pero a veces se notan algunas miradas fijas de personas mayores.

La semana pasada, mi amiga y yo nos pusimos delante de la policía, sin velo. Fue aterrador, pero lo hicimos. Después de alejarnos de ellos, una chica y su amiga nos pidieron que chocáramos los puños y me dieron un caramelo. Un par de personas mayores que estaban cerca de los guardias se rieron y dijeron “Mashallah” [Lo que Dios ha querido]. Intento hacerlo tan a menudo como puedo. A veces me da mucho miedo, otras veces tengo más valor.

Las familias no apoyan esta acción. O bien temen por sus vidas o son religiosas y estrictas. En el caso de mi familia, es por el primer motivo. Mi padre me aconseja a diario que no me involucre, pero lo hago de todos modos. Me parece natural: ¿cómo hemos vivido todos estos años sin hacerlo? ¿Sin sentir esta libertad que tienen [tantas] mujeres?

Ahora mismo, [las protestas en Tabriz] están disminuyendo, pero esto ya ha sucedido antes: una bajada y luego una revuelta. Quizá esta vez se acabe, pero lo dudo mucho.

“Quieren estudiar fuera para escapar”

Shirin, 22 años, vive en Shiraz, en el suroeste de Irán

El 17 de noviembre las fuerzas de seguridad entraron en la biblioteca de la universidad e intentaron sacar a un estudiante [que había participado en las protestas]. Después, los estudiantes se reunieron en la biblioteca para protestar porque no quieren intrusos en la universidad ni que los guardias ataquen a los estudiantes. Corearon “la biblioteca de la universidad es nuestro hogar, no dejemos que los enemigos entren en nuestra casa”. La universidad amenazó con suspender a los estudiantes y, de hecho, algunos lo fueron.

El Gobierno tiene previsto castigar a los estudiantes que participen en las protestas con una prohibición de salir del país durante 10 años. Ir a la universidad en el extranjero ya no es solo un proyecto académico para los estudiantes, sino una forma de escapar cuando a algunos no se les permite salir del país.

En Shiraz, las protestas tienen altibajos. A mediados de noviembre fueron muy intensas. Mi padre vio cómo [las fuerzas de seguridad] rompían los cristales de los coches con porras y amenazaban a la población cuando la gente tocaba el claxon en señal de protesta.

Desde entonces, las protestas han disminuido. En muchas provincias de Irán los camioneros se suman a la huelga para decir que no trabajarán hasta que se escuche al pueblo, como forma de protesta.

[En general, las protestas] siguen siendo fuertes en Shiraz, pero adoptan otras formas. Por ejemplo, los vecinos están boicoteando negocios o tiendas que apoyan al régimen. Algunos días todo se desarrolla en las calles. Los vecinos tratan de seguir con las protestas y a la vez mantenerse a salvo.

“La gente canta casi todas las noches”

Mohsen, 38 años, trabaja en marketing en Teherán

En mi barrio de Teherán los vecinos se mostraron muy activos las dos primeras semanas, pero luego hubo muchas más fuerzas policiales y basij [milicias paramilitares voluntarias] que empezaron a patrullar en las calles más importantes y, sobre todo, en la plaza principal.

Entonces las protestas activas adoptaron otras formas, como tocar el claxon de los coches y provocar atascos. Eso también ha disminuido. En ocasiones en las que el consenso es generalizado, la gente sale a la calle a protestar.

En mi barrio hay muchos menos gritos de protesta por la noche: de hecho, son prácticamente inexistentes, pero eso es más bien una excepción, ya que en otras partes de la ciudad en las que he estado, los vecinos protestan casi todas las noches. El cántico de protesta más común es “muerte al dictador”.

A veces se producen enfrentamientos por la noche. Hay muchos miembros de las fuerzas basij vestidos de paisano [entre los manifestantes] y eso rompe la confianza de la multitud.

No salgo mucho porque soy muy activo en internet y limpiar mis dispositivos de cualquier contenido problemático es demasiado complicado. Existe el riesgo de ser reconocido en las protestas por un basiji de tu barrio. La verdad es que es una dinámica complicada.

Hay muchos grafitis, que se cubren continuamente y vuelven a aparecer. Yo mismo he hecho algunos. Solían ser los nombres de las víctimas, sobre todo de Mahsa Amini y Nika Shakarami. A veces son lemas como “abajo el dictador”. Muy a menudo se repite “zan zendegi azadi” (“mujeres, vida, libertad”).

Las mujeres intentan ignorar la obligatoriedad del hiyab cuando pueden y donde pueden. Por lo que he visto, esta actitud va en aumento y hasta cuatro de cada diez mujeres en las calles principales no llevan la cabeza cubierta. Muchas amigas me han dicho que es extremadamente estresante, pero que tratan de hacerlo. Las fuerzas del orden lo ignoran porque no pueden permitirse perseguirlas a todas. Algunas más valientes incluso pasan por delante de las fuerzas del orden sin hijab.

***

Se han cambiado los nombres para proteger a las personas.

Traducción de elDiario.es

Continue Reading

Europa

Nuevos ataques masivos de Rusia causan varias víctimas y apagones en Zaporiyia, Ucrania

Published

on

By

Zaporiyia atacada de nuevo por nuevos bombardeos masivos de Rusia

El operador estatal Ukrenergo dice que se trata del octavo ataque “masivo” con misiles de Rusia y confirma alcance a instalaciones de energía

Por Icíar Gutiérrez

Las autoridades ucranianas han informado este lunes de una nueva oleada de ataques rusos con misiles, que ha dejado varias víctimas y ha vuelto a provocar apagones por el país.

Las alertas antiaéreas han sonado en todo el país y las autoridades han pedido a la población que se refugie. “¡El enemigo ataca de nuevo con misiles el territorio de Ucrania!”, ha escrito en Telegram, Kirill Timoshenko, jefe adjunto de la oficina del presidente ucraniano.

Según ha informado Timoshenko, en el pueblo de Novosofiivka, en la región sureña de Zaporiyia, varias casas han sido destruidas, y al menos dos personas han muerto y tres han resultado heridas, entre ellas un niño pequeño, de un año y diez meses.

Para saber más del tema: Rusia confirma ataque ‘masivo’ al sistema de mando y control del Ejército de Ucrania y niega ataque a Kiev

También ha indicado que dos instalaciones de infraestructura han resultado dañadas como consecuencia del ataque ruso en la región de Odesa. Una persona está hospitalizada. La compañía local de suministro de agua ha dicho que el ataque con misiles ha dejado a toda la ciudad de Odesa sin agua.

Los medios locales han informado de que se han producido explosiones en varias partes del país, como Cherkasy y Kryvyi Rih.

En un vídeo, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado de que las fuerzas de defensa aérea han derribado la mayoría de los misiles. Según el mando aéreo de las fuerzas armadas ucranianas, han derribado “más de 60 de los más de 70 misiles” lanzados por Rusia.

Rusia ha disparado otra andanada de misiles contra nuestras infraestructuras civiles críticas intentando privar a la población de electricidad, agua y calefacción en medio de temperaturas bajo cero”, ha dicho en Twitter el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba.

No te pierdas: Zelenski pide al Consejo de Seguridad de la ONU actuar con urgencia contra el «terror energético» de Rusia

El operador de la red de distribución eléctrica Ukrenergo ha confirmado en Facebook que los ataques han alcanzado instalaciones de infraestructura energética, provocando apagones en el país. Según Ukrenergo, se trata del octavo ataque “masivo” con misiles de Rusia en el país.

Al igual que ocurrió el pasado noviembre, hay interrupciones del suministro eléctrico en la vecina Moldavia, según ha informado la compañía nacional de energía del país, Moldelectrica.

El ministerio de Defensa ruso ha dicho en un comunicado por la tarde que alrededor de las 15:00 (hora de Moscú) sus fuerzas han atacado “el sistema de mando y control y las instalaciones relacionadas del complejo de defensa, los nudos de comunicaciones, las centrales eléctricas y las unidades militares de Ucrania” con “armas de alta precisión basadas en el aire y el mar de largo alcance”. “Se ha alcanzado el objetivo del ataque. Todos los 17 objetivos designados fueron alcanzados”.

Explosiones en bases aéreas rusas

Este lunes por la mañana, los medios rusos han informado de dos explosiones en bases aéreas en Rusia. Por la tarde, el ministerio de Defensa ruso ha acusado a Kiev de “intentar atacar” con drones “de fabricación soviética” los aeródromos militares de Dyagilevo, en la región de Riazán (a unos 200 kilómetros de Moscú), y Engels, en la región de Saratov, “en un intento de inhabilitar aviones rusos de largo alcance”.

“Las fuerzas de defensa antiaérea rusas interceptaron los vehículos aéreos no tripulados ucranianos cuando volaban a baja altura. El choque y la explosión de los restos en los aeródromos rusos causaron daños menores en el blindaje del casco de los dos aviones”, dice el comunicado. “Tres miembros del personal de mantenimiento ruso en el aeródromo sufrieron heridas mortales. Otros cuatro militares heridos fueron trasladados a instalaciones médicas donde recibieron toda la atención médica necesaria”.

La base de Riazán alberga aviones cisterna que sirven para repostar bombarderos en el aire y la de Engels, bombarderos estratégicos Tu-95 y Tu-160 que han estado involucrados en el lanzamiento de ataques contra Ucrania, según la agencia Associated Press.

Ucrania no se ha pronunciado. Horas antes, sin reconocer autoría alguna, Mijaíl Podolyak, asesor del presidente ucraniano, había tuiteado: “Si lanzas demasiado a menudo cosas al espacio aéreo de otros países, tarde o temprano objetos voladores desconocidos retornarán al lugar de su partida”.

***

Fuente: eldiario.es

Te pueden interesar:

Yuri Felshtinsky, historiador experto en los servicios secretos rusos: “Los espías del FSB dirigen Rusia, no Putin”

Rusia acepta de nuevo acuerdo de exportación de granos al tiempo que se restauran servicios en Kiev

Rusia suspende acuerdo para exportaciones de granos de Ucrania vitales para seguridad alimentaria mundial

 

 

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: