Connect with us

Violencia contra las mujeres

Maestro de la UNAM incurre en misoginia contra usuarias de Twitter

Alfredo Jalife, maestro de la UNAM, arremete contra usuarias de Twitter con ofensas verbales y misóginas por no coincidir ideológicamente con él.

Avatar

Published

on

Alfredo-Jalife

Alfredo Jalife Rahme, maestro de la UNAM. Foto: minci.gob.ve

Alfredo Jalife Rahme, conocido especialista en Relaciones Internacionales y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es denunciado en las redes sociales por sus agresiones misóginas contra mujeres en Twitter. Jalife usa su cuenta personal para agredir a las usuarias de la red que no se supeditan a sus opiniones, sin embargo, no deja de ser un maestro de la máxima casa de estudios en México, y de influir en alumnos y usuarios de las redes. Por la gravedad de la situación en un país que destaca internacionalmente por sus feminicidios y sexismo, este medio se suma a la indignación de la misoginia en las redes sociales, más aún cuando los agresores ostentan autoridad intelectual a nombre de instituciones académicas. (Nota del Editor)

Por Víctor Hernández

MORENA se auto-define ante el electorado como el la organización (aún no es partido político) de los principios, de la honestidad, y de la “República Amorosa.”

Pero entre sus filas, MORENA tiene un problema de misoginia, representado por la manera en la que su consejero nacional, Alfredo Jalife-Rahme, ha atacado a más de una mujer en Twitter. Ejemplo de esto es el siguiente caso:

El 13 de febrero de 2013 la tuitera de izquierda Paloma Escoto (@EscotoPaloma) declaró en la red social respecto al consejero de MORENA Alfredo Jalife-Rahme:

jalife1

La respuesta de Jalife fue una grosería burda contra Paloma por su apellido. Dijo:

jalife2

Lo más lamentable del caso es que algunos seguidores de Jalife en vez de recriminarle el ataque contra Paloma -quien hasta dijo que es “un grande”, a manera de admiración- se la festejaron o, en el mejor de los casos, toleraron lo que dijo esencialmente diciendo -con otras palabras- que se aguantara y que no hicieran caso.

Dos personas retuitearon lo que dijo Jalife y una lo favoriteó.

Este es uno de los tuits que pretendieron justificar la agresión verbal de Jalife:

jalife3

Otro más admitió que Jalife había dicho una peladez pero cuando Pedro Salmerón señaló la barbajanada de Jalife, pretendió minimizarlo diciendo que no le hicieran caso:

jalife4

Peor aún, otro más llegó a justificar a Jalife diciendo que “con razón y fundamentos, el humor negro es la cereza del pastel”.

jalife5

¿Humor, razón y fundamentos decir “escroto” para atacar a Paloma Escoto por su apellido y no por sus argumentos?

Y en otro tuit le pretendieron decir a Paloma, para justificar a Jalife, que ¡nadie quiere insultar!

jalife6

Meses después, el 11 de julio de 2013, Jalife diría lo siguiente a Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray:

jalife7

Con Peña Nieto y con Videgaray no hubo peladeces ni ataques refiriéndose a genitales. No, con ellos sí fue modosito. ¿Porque son hombres o por quedar bien para que le recortaran el presupuesto de publicidad a La Jornada, diario donde publica?

Un sólo caso de misoginia debería ser suficiente para expulsar a Jalife de las filas de MORENA, partido que se dice progresista y de las causas justas. Pero no fue un caso aislado. A la twittera @La_War son más que conocidos los ataques misóginos que ha lanzado en su contra y han sido muchos.

Aquí mostramos, con permiso de @La_War, sólo algunos de los más nefastos ataques misóginos contra ella por parte de Jalife:

jalife8

jalife9

NOTA: ¿”Machuna”? ¿Exactamente cómo se supone que, según Jalife, debe ser una mujer? ¿Sólo debe ser “bonita”? ¿O sea un objeto?

jalife10

Esto que sigue es triplemente bajo: además de la groseróa, inventa que @La_War es bipolar (no es), y peor aún: pretende usar a un problema de salud como insulto, lo cual es incurrir en discriminación:

jalife11

Ahora vean este, en el cual insiste en llamarla “verdulera de burdel” y además pretende ser ÉL, Jalife, quien determine lo que significa lo femenino:

jalife12

Vean ahora lo que responde Jalife cuando @La_War se defiende; Pretende Jalife ser quien defina el “prototipo de las muy respetables mujeres mexicanas”. Según él, las mujeres mexicanas no son “bravuconas” y “machunas” ni “verduleras” (¿vender verduras es ofensivo?). ¿Entonces está descalificando a las Adelitas que defendieron el petróleo en 2008?

jalife13

Este además usa un insulto clasista al usar la expresión “gata” a manera de insulto:

jalife14

Y en este otro más usa la expresión “sionistas menstruales”. ¿Jalife está sugiriendo que es ofensivo menstruar? Además de que ni @La_War no “sionista”, término que Jalife usa demasiado a la ligera y hace que se vea como si en realidad lo usara para ocultar racismo. Ah, también insultó a Yolanda Elizondo, otra tuitera. Ya son 3 tuiteras insultadas por Jalife:

jalife15

Y si creen que los insultos son sólo para @La_War, Paloma Escoto y Yolanda Elizondo, vean este otro tuit, en el cual ataca a Claudia Sheinbaum, mujer intachable en quien AMLO confía sin chistar y quien es una de las principales pilares de MORENA Jalife la ha atacado varias veces. El detalle, es que Claudia es judía:

jalife16

Jalife, desde luego, jamás ha demostrado una sola de sus acusaciones contra Claudia:

jalife17

DATO: Claudia estuvo ayer, 27 de octubre de 2013, en el templete del mitin de AMLO en el Zócalo. Pero los ataques contra Claudia por parte de Jalife jamás han merecido una disculpa pública por parte de quien se auto-denomina “premio Nobel de la Paz.”

Considerando todos los ataques a mujeres en los que ha incurrido Jalife, piense usted en lo siguiete: ¿Permitiría usted que alguien le dijera eso usted, a su madre, a su esposa, a su novia, a su hija, o a sus amigas? No pocos, con toda seguridad, le estarían partiendo el hocico a quien lo hiciera en el más terrenal de los casos. Y otros, los más institucionales, estarían poniendo denuncias ante el Ministerio Público por acoso.

Pero en MORENA nadie dice ni hace nada. Caen en el mismo juego, al parecer, del “nomás no le hagas caso.”

La misoginia en la izquierda no debe ser tolerada bajo ninguna circunstancia. NO es de izquierda portarse como “macho” ante las mujeres. NO es de izquierda el atacar a una mujer tachándola de prostituta simplemente por el hecho de ser mujer. Y NO es de izquierda quedarse callado ante ataques tan bajos y tan deleznables.

Es por esa razón que yo desde hace meses tomé una decisión irrevocable: No pienso votar ni llamar a votar por MORENA, en caso de que obtenga el registro, si Alfredo Jalife sigue en sus filas como militante y como consejero. Por el contrario; llamaré a NO votar por quien sea que tenga misoginia en sus filas. De lo contrario, sería solapar sus ataques contra mujeres y perpetuar el uso de la misoginia. NO. Eso no se puede ni se debe tolerar.

Nisiquiera con la promesa de que Jalife ya no atacará a nadie cambiaría de parecer. Sería tanto como tolerar la golpiza que le puso el nieto de Jesús Murillo Karam a su novia y luego darle carpetazo al asunto con un “usté perdone, ya no lo volverá a hacer”, como lo hizo Murillo.

No, conmigo no funciona lo del “usté perdone” y del “nomás no le hagas caso.” Ese tipo de actitud agachona es lo que perpetúa el machismo, la misoginia y la violencia intrafamiliar. Peor; es lo que perpetúa que la derecha siga en el poder.

Debo decir también que si Jalife incurre en este tipo de actitudes siendo consejero de MORENA es porque se lo permiten las autoridades de MORENA. El hecho de que Héctor Díaz-Polanco (@diazpol), integrante del comité de ética de MORENA, no haya hecho algo al respecto a pesar de que me sigue en Twitter y por consiguiente pudo haber visto la cantidad de evidencia que he retuiteado del comportamiento de Jalife, es indicativo de, en el mejor de los casos, negligencia. Y en el peor, de complicidad.

Y no, el que lo hagan otros partidos no disculpa que lo haga MORENA, ya que MORENA se vende al electorado precisamente como una opción distinta a los otros partidos.

Que decidan entonces qué quieren en MORENA: ¿Misoginia o votos? Porque mientras Jalife sea militante de MORENA, por ningún motivo tendrán mi voto ni les ayudaré JAMÁS a tener votos. Al contrario; ayudaré a que NO los tengan. Y no pocas mujeres se negarán a votar por ellos si se dan cuenta de que en MORENA se tolera ese tipo de bajezas.

PD: Por menos de lo que ha dicho Jalife tundimos a Enrique Peña Nieto, quien dijo “no soy la señora de la casa.” Si no toleramos eso, ¿por qué deberíamos tolerarle a Jalife atacar a mujeres de una manera mucho más grave? Si le recriminamos su machismo a Peña Nieto, no exigir la salida de Jalife de MORENA sería una incongruencia, ya que sería lo mismo que tolerarle su actitud misógina a Peña Nieto.

PD2: Mañana, a esta misma hora, publicaré otra columna con más datos súmamente graves sobre Alfredo Jalife. Si Héctor Díaz-Polanco no toma cartas en el asunto, asumiré no sólo negligencia, sino complicidad con Jalife por parte de quien se supone que debe velar por la ética en MORENA.

 

Principal I

Fernández Noroña cometió violencia de género, determina TEPJF

Ignacio García

Published

on

Por Ignacio García

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que el diputado federal del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña, incurrió en violencia política de género contra la legisladora federal del Partido Acción Nacional (PAN), Adriana Dávila, por lo que ordenó que le ofrezca una disculpa pública.

La máxima autoridad electoral del país determinó que el legislador petista incurrió en violencia política de género contra la legisladora panista al realizar declaraciones ofensivas en un acto público en el Patio Vitral del Congreso de Tlaxcala en 2019, por lo que deberá ofrecerle una disculpa pública.

En primera instancia el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que el legislador petista incurrió en agresiones política contra Adriana Dávila, por lo que dio vista a la Cámara de Diputados federal para que aplique una sanción correspondiente contra Fernández Noroña.

El TEPJF determinó que el legislador del partido de la estrella tome cursos en línea sobre perspectiva de género para que no vuelva a cometer otras agresiones, por lo que en caso de que incumpla con estas medidas el organismo electoral tomará medidas de apremio como inscribirlo en el Registro de Infractores de Violencia Política contra las mujeres.

Los magistrados del tribunal federal señalaron que no pueden permitir la violencia política de género contra ninguna mujer y por ello aplicaron esa sentencia contra Fernández Noroña, a quien el INE ordenó que ofreciera la disculpa pública, pero se negó a hacerlo.

Según el legislador federal, el INE se “cree la Santa Inquisición”, ya que supuestamente están violando el artículo 61 constitucional, aunque en el evento público en cuestión, aseguró que Dávila estaba relacionada en el delito de trata de personas en Tlaxcala y que era “una bocona”, por lo que la fracción panista interpuso la denuncia en contra de Fernández Noroña.

Continue Reading

Investigaciones

La violencia tolerada de los youtuberos: el caso de las activistas de CDMX

Avatar

Published

on

Por Ignacio García y Guadalupe Lizárraga

Los youtuberos Carlos Alberto de la Mora, en su personaje “Rata Política”, y Óscar Onofre Zurita, “Cerdonio fifí”, fueron detenidos por la policía de la Ciudad de México, acusados de agredir y grabar a mujeres de distintos colectivos feministas que se pronunciaban contra los feminicidios durante la marcha del primero de noviembre. Al hacer públicos los hechos, se generó un revuelo en las redes sociales contra la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, a quien pedían su renuncia, y contra destacadas activistas, a quienes lanzaron insultos, críticas, y amenazas de muerte. La violencia contra las mujeres en la red fue la marca de los youtuberos.

La abogada y activista, integrante del colectivo Las del Aquelarre Feminista, Ana Elena Contreras, denunció durante el conversatorio “Nuestras Muertas”, en la Ciudad de México, que los youtuberos habían agredido a varias mujeres que habían participado en la marcha y se encontraban en el monumento de los feminicidios frente al Palacio de Bellas Artes.

La defensora de los derechos humanos dijo que los agresores acosaron y filmaron a varias mujeres sin su consentimiento, e incluso hubo agresiones físicas a una menor, familiar de la activista Norma Andrade, de Nuestras hijas de regreso a casa, por lo que solicitó el apoyo policiaco, y fueron detenidos los youtuberos. Fue entonces que se desplegó un ataque intenso en las redes sociales hacia las mujeres y hacia la jefa de Gobierno.

“El lunes 2 de noviembre por la mañana y a raíz de una publicación en Facebook relacionada con los acontecimientos del domingo 1 de noviembre, me “doxean” llevando mi publicación a un foro llamado “Radio Búfalo”. En dicho post me referí a la reacción de las personas en el mundo virtual por la detención de un par de youtuberos y referí que desearía que así se indignaran cada vez que una niña o una mujer era violada o asesinada”.

Como reacción a su publicación, preguntaron a Ana Elena Contreras que si había estado en el lugar del suceso, por lo que ella respondió:

“Sí, yo llamé para los refuerzos, porque las dos policías que estaban no pudieron ni siquiera entablar diálogos con ellos con ellos, así que me tocó llamar a un contacto para que enviaran al resto de los policías”.

El mensaje, sin embargo, había sido desvirtuado y a partir de allí, el acoso en todos los espacios virtuales no cesaba. Ana Elena Contreras fue señalada con una serie de calificativos que la denigraban como mujer al tiempo que recibía amenazas de muerte. Se enfrentaba a una campaña de linchamiento virtual, pese a la evidencia videográfica del altercado donde una de las policías había sido agredida físicamente.

“Cuando me di cuenta de esto ya había fotografías mías en todos los espacios. Ahora se han enfocado en hostigar a mi jefe para exigir mi despido, lo que me tiene preocupada a pesar de que mi jefe ya se deslindó de los hechos, ya que al inicio fue señalado como la persona que supuestamente me financiaba”.

La persona a la que se refiere Ana Elena Contreras como su jefe es el diputado de MORENA, Martín Padilla Sánchez, del Congreso de la Ciudad de México.

“Se me involucró en estos incidentes, de que había sido partícipe. Sin embargo, yo no tuve nada que ver en el asunto, y me entero de que se me hace mención y empiezan a hacer cuestionamientos en torno a este tema y posteriormente vino una serie de acusaciones sin fundamentos, agresiones, incluso mensajes amenazadores, en ese sentido”, apuntó el diputado.

El diputado Padilla Sánchez señaló que ninguno de los youtuberos involucrados en el conflicto había solicitado su opinión al respecto, y que el foro de Facebook Radio Búfalo era el que más agresiones profería sin buscar ningún acercamiento para conocer su versión.

Respecto a la violencia de género en las redes sociales, señaló el diputado Padilla Sánchez que ha participado en campañas contra la erradicación, pero que el incremento de la violencia digital –calumnias, amenazas, dong y hostigamiento– requiere analizarse desde la tribuna legislativa.

El diputado también fue amenazado de muerte por ser el vínculo laboral de la activista, a quien destacó el legislador como una persona íntegra y comprometida con la lucha por los derechos de las mujeres.

 

La versión que no se quiso escuchar

Dyan Verha, seudónimo de una de las voces que atestiguó cómo iniciaron las agresiones, dijo a Los Ángeles Press que sin ser dueña de la verdad, era importante conocer los dos lados de la historia. Sin embargo, su historia como la de las demás mujeres fue acallada por los youtuberos y sus aliados. La versión de Verha:

“Primero fueron dos policías a dialogar, incluso una de las activistas les pidió (a los youtuberos) que se marcharan; a lo cual la Ratita y su gente se negaron y alardearon de quiénes eran. Tanto fue el nivel de pelea y de agresividad que Ana Elena Contreras tuvo que pedir refuerzos”.

También señaló la testigo que los youtuberos fueron detenidos porque “la nieta de una activista fue agredida, menor de edad”, y que los youtuberos habían salido en libertad porque las denunciantes no levantaron cargos contra ellos ante la intimidación por las redes sociales en apoyo a ellos.

Verha también fue acosada en las redes sociales, y siendo del grupo de Amlovers difundían falsamente que era del movimiento opositor FRENAAA. Los seguidores de los youtuberos tomaron la imagen de su perfil con su hija de 11 años, y la difundieron profusamente en los grupos acusándola de ser opositora al presidente López Obrador.

“Le pedí a Rafael Herrera (youtubero de Sin Censura, de Vicente Serrano) que quitara la conversación y le expliqué lo que le acabo de contar, incluso le pedí que escuchara a las activistas. Al final sólo quitó mi conversación. Pero ni el Chapucero ni el Quesadillero de la verdad –o cómo se llame– lo han hecho”.

Señaló que habían fabricado unos videos donde relacionaban a un funcionario de gobierno de Claudia Sheinbaum con la activista Ana Elena Contreras, aludiendo una relación sentimental, y que por eso el influyentismo.

“El hombre es mi primo, vive en Morelia y se llama Eduardo. En los grupos se maneja que ese mismo día Rata política ya había tenido un enfrentamiento con unas personas de FRENAAA, me atrevo a suponer que se buscaba este roce para comenzar una campaña de desprestigio para la jefa de Gobierno”.

Insistió en que les pedía por favor que retiraran de los grupos la foto de su hija menor de edad por el daño moral que le ocasionaba, sin embargo, no fue escuchada.

La violencia de género en la red, normalizada

“Puta, femenaca, zorra, culera, perra, por eso las matan”, fueron parte de los insultos que recibió Ana Elena Contreras, de los que hacían eco los seguidores de los youtuberos, utilizando bots y cuentas anónimas.

El usuario con el nombre de Mau Rodríguez de la cuenta @mau_rodriguez77 dijo que “al parecer el colectivo feminista estaba bien conectado”, ya que aseveró que “su líder” –en referencia a Ana Elena Contreras– se presentaba como asesora de Derechos Humanos del Congreso de la Ciudad de México con el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

 

La activista Norma Andrade, quien desarrolló su trabajo de lucha en contra de los feminicidios de Ciudad Juárez a raíz del secuestro y asesinato de su hija en 2001, fue también acosada por los youtuberos y señalada en la red como una “líder feminazi” por presuntamente haber reclamado a los youtuberos de grabar a las mujeres en la movilización. Incluso, sus agresores convocaron a otros seguidores a unirse para amedrentarla. Uno de los mensajes que revelaba su identidad decía: “Duro con esta líder feminazi en su próxima marcha, démosle con todo”. Incluso el youtubero Nacho Rodríguez (El Chapucero) retuiteaba las agresiones a Norma Andrade y pedía la renuncia de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, mientras llamaba “presos políticos” a los youtuberos detenidos Carlos Alberto de la Mora y Óscar Onofre Zurita.

 

Los seguidores de los youtuberos que agredieron a las activistas se presentaron en la red como simpatizantes de la 4T, movimiento ideológico liderado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y aseguraron que la activista Ana Elena Contreras formaba parte del movimiento político denominado “FRENAAA” que ha demandado la salida del mandatario. En tanto, otros seguidores reclamaron que ella supuestamente había usado sus influencias para detener a los youtuberos y convocaban al linchamiento digital.

Los usuarios de las redes en favor de los youtuberos atacaban de manera coordinada con información engañosa y convocaban a otros grupos a organizarse de la misma manera. En Facebook, destacaban los mensajes de los usuarios como Héctor Fuentes que deseaban que Ana Elena Contreras fuera encarcelada, mientras que otro identificado como Mauricio Pulido la amenazaba con desaparecerla. Quesadillas de Verdades también la acusó de ser cercana a la jefa de Gobierno y de “meter a gente que se le da la gana a la cárcel”.

Al respecto, la red feminista internacional Enredhadas reprobó las agresiones contra la activista y exigieron al Estado mexicano que garantice condiciones de seguridad para evitar nuevos ataques, por lo que demandaron que concluya el linchamiento mediático en su contra, situación por la que llamaron a más organizaciones y colectivos a unirse a la exigencia general.

Por su parte, la secretaria de las Mujeres de la Ciudad de México, Ingrid Gómez Saracíbar, condenó la violencia digital que ha sufrido la activista en redes sociales, y expuso que el colectivo Las del Aquelarre Feminista forma parte del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario que da seguimiento a las acciones de la Alerta de la violencia contra las mujeres, quienes tienen cargos honorarios, sin remuneración de la administración pública local.

Las campañas de odio en Twitter

El Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México en 2016, realizó un estudio en el que especifica que Twitter es la plataforma digital donde más se promueven campañas de odio contra las mujeres, y en Facebook donde más se agrede a las mujeres activistas. Uno de los más recientes estudios, Ser Periodista en Twitter realizados por las organizaciones Sentido y Comunicación para la Igualdad, reveló que las consecuencias de la violencia digital contra mujeres consistían en disminuir drásticamente su participación en el debate público, aislarse socialmente y su movilidad era limitada, además de padecer sufrimiento psicológico, físico y verbal.

Asimismo señala el estudio que el 67% de las periodistas entrevistadas optaron por dejar de hacer publicaciones sobre temas que podían generales una agresión; otras, de plano, se retiraron de la red.

En el caso de Ana Elena Contreras, optó por cerrar sus cuentas ante las constantes amenazas de muerte.

 

Continue Reading

Latinoamérica

Ser periodista en Twitter: Las mujeres enfrentan la violencia digital con más ataques sexistas que los hombres

Avatar

Published

on

El 67% de las periodistas optó por dejar de hacer publicaciones en redes sobre temas que sabían que podían generarles una agresión, o de plano se retiraron de Twitter o redujeron la frecuencia de sus opiniones.

AmecoPress

MADRID.- A los periodistas hombres se les ataca en redes sociales por el trabajo que hacen. A las mujeres periodistas, además de eso, la mayor cantidad de agresiones que reciben son sexistas. Ellas reciben un 30% más insultos sobre su físico, 20% más expresiones sexistas y 10% más comentarios que las tachan de no tener capacidad intelectual.

 

Esto reveló el estudio Ser Periodista en Twitter de las organizaciones Sentido y Comunicación para la Igualdad, que analizó las interacciones de 66 comunicadoras y comunicadores en 7 países de América Latina y los entrevistó.

“A las mujeres, sistemáticamente, cuando nos insultan, además de que nos dicen ‘facha’ o ‘hija de puta’, ya de paso nos dicen ‘sos una gorda malcogida’. Siempre el insulto vinculado con lo sexual o lo físico está intrínsecamente asociado a la mujer, no al hombre. En el caso de los hombres periodistas que sigo y que he visto a lo largo de estos años que reciben insultos (no digo que no reciban insultos, reciben en iguales cantidades), jamás les dicen ‘sos un malcogido’. A ellos les dicen ‘¿cuánto te pagaron?’”, señaló una periodista uruguaya que participó en el estudio.

De entre los entrevistados, 14% de los hombres sintió que en el último año recibió un volumen alto de ataques, mientras que entre mujeres el porcentaje se duplica a 28.5%. Y de distintos tipos de violencia, como desprestigio, discriminación, acoso y monitoreo, ellas siempre fueron las más afectadas.

Donde resultó más notorio fue en ataques que incluyeron la difusión de información personal o íntima, ya que 47% de mujeres lo experimentaron, pero solo 14% de varones. Además, ninguno de ellos sufrió que hackearan su cuenta, como sí le ocurrió a 9.5% de mujeres, y ninguno fue víctima de abuso sexual tecnológico, ante el 5% de ellas que sí lo fueron.

Solo cuando se trata de amenazas directas, los hombres reciben más. Pero las mujeres manifiestan más temor de que puedan concretarse porque muchos ataques vienen de personas reales e identificables.

La situación se vuelve peor si son periodistas que cubren temas de feminismo o derechos de las mujeres, o incluso simplemente al ser identificadas como feministas, y ya aunque estén tuiteando de otra cosa, reciben insultos como “feminazi”.

Países con mayor violencia de género en la red

El estudio detectó que esto es especialmente grave en cuatro países, entre ellos México, además de Paraguay, Argentina y Uruguay.

Por eso, la mayoría de comunicadoras contestaron que su libertad de expresión se vio disminuida. El 67% optó por dejar de hacer publicaciones en redes sobre temas que sabían que podían generarles una agresión, o de plano se retiraron de Twitter o redujeron la frecuencia de sus opiniones. Mientras que entre hombres, el 57% dijo que sigue usando la red social como si nada.

“Dejé de usar palabras como ‘patriarcado’, ‘machirulo’, ‘machista’; ahora trato de usar ‘agresión’ en vez de ‘violencia’ o busco sinónimos para no decir ‘violencia machista’”, dijo una comunicadora paraguaya.

“No miro qué me responden a lo que tuiteo, es como un tuit a ciegas para evitar justamente hurgar mucho ahí y volverme nada. Recibo agresiones por todo: porque comento sobre la pelea de dos periodistas, porque retuiteo una noticia, porque digo algo en contra del presidente, porque les cuento qué me soñé ayer…”, contó otra, colombiana.

Las reacciones para tratar de defenderse también cambian entre géneros: 71.5% de mujeres que recibió comentarios agresivos denunció dentro de la propia red social, pero solo 43% de varones. Aunque una comentó que Twitter solo llega a bajar cuentas con pocos seguidores, pero no las que tienen mucho y, por lo tanto, tienen más repercusión.

Continue Reading

Trending