Madres de Juárez piden apoyo a forenses internacionales para identificar restos de sus hijas

[royalslider id=”25″]

Por Guadalupe Lizárraga

CIUDAD JUÁREZ, (México).- “Es una masacre de jovencitas y, al final, sólo entregan cinco o seis huesos, con el reporte de ADN”, señala con indignación Francisca Galván Segura, asesora jurídica del Comité de Madres y Familiares con Hijas Desaparecidas. Es el tercer día de velación de Jéssica Peña, en la explanada del frente de la fiscalía del estado de Chihuahua, y las madres de Juárez ya lograron reunirse con el gobernador César Duarte, quien les dio el pésame y reconoció públicamente la negligencia de las investigaciones de sus hijas desaparecidas, hoy feminicidios.

Galván, en conversación con las madres de víctimas, precisó sobre la necesidad de contar con apoyo internacional de antropólogos forenses en la verificación de los restos de las jóvenes. “Hacen falta observadores internacionales forenses o con especialidad en criminología, que nos ayuden a revisar todo el proceso de investigaciones de estos crímenes”, dice la abogada. Al respecto, señaló que la fiscalía es la única que ha venido realizando los cotejos de ADN, y que la información forense “deja fuertes dudas a las madres”. Además, de que no es la primera vez que las autoridades mienten o engañan sobre las investigaciones de las víctimas.

En el caso de Jéssica Peña, desaparecida a los 17 años de edad, el 29 de mayo de 2010, explica la asesora jurídica, que la madre, María García, “sólo recibió dos partes de huesos largos, parte del cráneo y la dentadura incompleta, que fue lo que identificó por fotografías”. No hay una estructura ósea completa o más o menos completa, dice la abogada, ni tampoco dejan entrar a las madres a la morgue a revisar directamente los. No les presentan más elementos de apoyo para la identificación de las osamentas, pese a que cuentan con las prendas que llevaban las víctimas cuando las ultimaron.

Con suma preocupación, Galván Segura señala que “el estado no ha hecho bien su trabajo de investigación, y los criminales ahora son más brutales, porque se han especializado muy bien en sus crímenes”. Los feminicidios están en completa impunidad, por una parte, pero por otra las madres tienen serias dudas de que les entreguen realmente los restos de sus hijas, dice en conversación para Los Ángeles Press.

Foto: Cecilia Espinoza, Red de Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez

Madres de Juárez logran la asistencia del gobernador del Estado

Francisca Galván informó que el gobernador César Duarte se reunió con el comité de Madres y Familiares con hijas desaparecidas. Unas treinta madres expusieron sus puntos de vista y su indignación por las irregularidades en las investigaciones de las desparecidas y la impunidad en los feminicidios, dijo.

Por su parte, el gobernador  les confirmó la existencia de sólo cinco cuerpos más en la morgue de Juárez, y prometió desparecer la Unidad Especializada de Investigación de Personas Ausentes. También dijo que se sancionaría penalmente a los funcionarios que han omitidos o fabricado evidencias, así como los que han corrompido las investigaciones.

Después de reconocer el titular del Ejecutivo su responsabilidad en la falta de eficiencia y justicia en estos crímenes, dijo la abogada que les había dado su palabra ante el grupo de madres de que llevará a cabo los nueve puntos que le pidió el Comité de Madres, y el mismo gobernador incluyó la promesa de terminar con la impunidad de los feminicidios y la creación de una nueva fiscalía de género especializada en la materia.

La fiscalía del estado propone “darles un tour a las madres por la morgue”

Ante las inquietudes y desconfianzas de las madres sobre la veracidad de las identificaciones de los restos óseos de sus hijas, la fiscalía ofreció darles un “tour” (“así con esas palabras”, observa Galván) por SEMEFO, el servicio forense, para que conozcan todo el proceso de identificación de los cuerpos. Aunque el gobernador después les reiteró que las “puertas estaban abiertas” para que ellas mismas siguieran de cerca las investigaciones.

Son varias las madres que no están plenamente convencidas de que las osamentas fragmentadas que han recibido correspondan a la identidad de quienes fueron sus hijas, explica Galván. Pero también hacen referencia a la lentitud para identificar los restos óseos. La madre de Jessica Peña, por ejmplo, cuestionó “¿Y el tiempo que estuvo mi hija adentro en la morgue? ¿Y el tiempo que estuvo en el desierto?”

El titular de la fiscalía respondió que la parte de los huesos que se ha expuesto más al sol, “es más difícil para hacer el cotejo de ADN, y es más fácil y rápido hacerlo con los huesos que estuvieron bajo sombra o enterrados”. Pero esa respuesta no tranquiliza a las madres.

Podría haber más, muchas más en la morgue

La abogada Francisca Galván, sin temblarle la voz, señala que “cuando una autoridad acepta una cifra, es porque hay más”, podrían haber quizá 30 o 40 cuerpos de mujeres y niñas retenidos en la morgue, especula, aunque el gobernador haya confirmado la existencia de sólo cinco. “Si estuvieran en Juárez”, dice, “se darían cuenta de la magnitud del problema y de su impunidad”. La experiencia de los años de trabajar jurídicamente con estos casos de violaciones de derechos humanos, es el argumento que da la abogada para suponer la existencia de más cuerpos, “sólo basta observar los resultados de las investigaciones de las autoridades hasta ahora”. Sin embargo, la abogada dejó claro que, las madres y ella misma, darán un voto de confianza al gobernador y esperan que a la brevedad cumpla su palabra de respecto a las investigaciones. “No toleraremos una simulación más”, dice.

“Por lo que está pasando en Juárez, parecería revivir el pasado, cuando se iniciaron los crímenes, hace veinte años”. Pero también, analiza, “a lo mejor nunca hubo un pasado, todo el tiempo ha sido el presente, porque no ha hemos tenido un año sin que suceda un feminicidio”. La abogada hace alusión a los asesinatos de jovencitas de Campo Algodonero, en 1993, crímenes que quedaron como una impronta de Ciudad Juárez, hasta la fecha.

Guatemala analiza ADN en escala masiva, ¿Por qué en Juárez se tardan tanto?

El análisis de una osamenta dura un promedio de cinco días, de acuerdo al Manual de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, reconocido mundialmente que han apoyado antropólogos alemanes y estadounidenses para realizar análisis de ADN en escala masiva por las masacres militares y feminicidios en Guatemala.

En el caso de los feminicidios de Juárez, las madres han recibidos los restos óseos y el reporte de ADN, después de varios años de haber retenido los cuerpos en la morgue. Así fue el caso de Adriana Sarmiento, desaparecida en enero de 2009 y asesinada diez meses después. Los restos de Adriana fueron entregados por la fiscalía hasta el 30 de noviembre de 2011, aunque su madre Ernestina Enríquez había entregado la muestra de ADN en abril de este mismo año.

Según la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG), que ha realizado un análisis de osamentas de 1026 víctimas entre 16 y 30 años de edad, en los años 2001 a 2006, es posible realizar identificaciones de ADN a escala masiva. En el primer trimestre de 2008, realizó más de 124 análisis de ADN, de osamentas encontradas en fosas comunes, víctimas de ejecuciones. Se ha hecho también con las desaparecidas de Bosnia y con las víctimas de las Torres gemelas de Nueva York. Esta fundación lo está haciendo con sus víctimas de feminicidios y de masacres por militares.

Del análisis de la información de ADN, se pueden establecer las características de la víctima, las zonas de mayor riesgo, mes, día y hora más violentos durante este periodo. En este documento se señala que el análisis del material óseo incluye si se trata de restos humanos, identificaciones y las señales de violencia. Pero las investigaciones de feminicidios en Ciudad Juárez no continúan después de la entrega de los cuerpos.

La abogada Francisca Galván hace referencia a que la impunidad de los crímenes es absoluta, y que no lo podemos seguir permitiendo como sociedad, dice,“la sociedad de Juárez tiene que despertar. Hasta ahora no hay ningún culpable de los feminicidios confirmados”.

Concluye que las madres exigen la información completa de las identificaciones de los cuerpos de sus hijas para disipar las fuertes dudas que tienen, y que la presencia del gobernador ha alimentado la esperanza de que se hagan bien las investigaciones. “Si el gobernador dice que sólo hay cinco cuerpos, entonces esperamos que las encuentren vivas”, dice.

Fotografías: Cecilia Espinoza, de Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez

 

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

Un comentario en “Madres de Juárez piden apoyo a forenses internacionales para identificar restos de sus hijas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *