Connect with us

Con voz propia

Los síndromes de la Seguridad pública

Una serie de síndromes han afectado a la Seguridad pública en México extinguiendo la eficiencia y capacidad que requiere hoy la ciudadanía

Published

on

Tomás Borges

“Todos los empleados públicos deberían descender a su grado inmediato inferior, porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes”
Ortega y Gasset

Cuando el pasado 13 de febrero del año en curso, circularon en redes sociales las declaraciones del titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado, donde el funcionario en comento criticó a los veracruzanos por quejarse por la inseguridad y exigir al actual mandatario de la entidad, Cuitláhuac García Jiménez del partido MORENA más seguridad, cuando “nunca la habido en la entidad”, hizo que el funcionario fuera noticia no por su labor, sino por lo soez de sus frases.

Dichas palabras (que posteriormente fueron desmentidas por el funcionario), muestran la punta del iceberg en materia de seguridad, donde los funcionarios no cumplen las funciones por las cuales devengan un sueldo, con los resultados por todos conocidos, al grado de que una gran parte del país es un cementerio clandestino, y la delincuencia un asunto no ya de seguridad pública, sino de seguridad nacional.

El funcionario en cuestión, según medios nacionales, dejó una cuenta pendiente en Nuevo León, donde se le ligó a una banda de extorsionadores, motivo por el cual fue destituido de su cargo en noviembre del 2016 del Centro de Operaciones Estratégicas (COE) de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, junto con un fiscal y 28 policías de la corporación.

El reciclar cartuchos quemados, es un mal que se ha anquilosado en la administración pública y más en materia de seguridad, donde una serie de males o complejos (más detallados en un libro de próxima aparición) aquejan a los responsables de velar por la seguridad de los ciudadanos. Algunos de estos síndromes o complejos se sintetizan a continuación:

El síndrome de Petrorio

De acuerdo al diccionario, pretorio (en latín, praetorium) fue el nombre dado al cuartel general del ejército romano, ello debido a que el praetorium era la tienda o edificio del comandante de una fortificación romana.

A pesar de estar hablando de un imperio que hace siglos dejó de existir, su legado pervive en el mundo occidental, de tal manera que, en caso mexicano teníamos un grupo llamado “Guardias presidenciales”, que se encargaba de custodiar al presidente en turno y a su familia, incluso cuando ya no estaban en funciones, lo que ha hecho que una serie de servidores públicos traten de emular al “César en turno”, un mal que el actual mandatario, López Obrador está tratando de erradicar, bajo el argumento de “quien nada debe, nada teme”, pese a las críticas de algunos ex presidentes.

El Cesarismo policiaco

Como término, surgió en el siglo XIX y varios autores lo enlazan con el bonapartismo, pero Antonio Gramsci consideró que éste último era el cesarismo aburguesado, el cual, aplicado en materia de seguridad, se refiere a aquellos mandos policiacos que se sienten emperadores, y que el Estado o demarcación de la cual son los responsables, sea considerado por ellos y su séquito como su feudo o reino.

En este contexto, la seguridad pública no escapa a las políticas públicas del César en turno (llámese gobernador o Presidente), ya que él es quien impone al titular de Seguridad Pública, quien se encargará de jure en seguir los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo (PND) en el rubro de seguridad y justicia.

El síndrome de Procusto

Tomado de la mitología griega por el personaje Procusto quien, de acuerdo a la leyenda, era un posadero de las afueras de Atenas, quien con engaños llevaba a viajeros incautos a su morada, donde al momento de brindarles posada los acostaba en un lecho, el cual estaba más corto de lo normal y, por ende, les cortaba las extremidades a los infelices con tal de que no sobresalieran del lecho.

Por lo tanto, el término es utilizado hoy en día para designar a las personas que pretenden acomodar los hechos o las situaciones a sus propios parámetros, aunque también para señalar a las personas que no les gustan que los demás sobresalgan.

Este síndrome queda muy ad hoc con aquellos mandos policiacos que les gustan rodearse de mediocres y gente de baja ralea, con el único objeto de que no lo superen en sapiencia, ya que el “jefe es él” y como dice la conseja militar “El mando no se equivoca y cuando lo hace, vuelve a mandar”.

Estos sujetos jamás van a aceptar que sus acciones son erróneas y siempre buscaran el aplauso y la aprobación pública y denostarán a todo aquel que piense o cuestione lo más nimio de su proceder, bajo el rancio argumento de que son víctimas de vendettas políticas.

Como dijo en su momento el finado Ramón Durón Ruiz, el “Filosofo de Güémez”: “¡El que sabe, sabe! Y el que no, ¡pues es el jefe!

Al respecto, cabe señalar que los estándares los pone el mando en turno, quien huelga a decir “no se equivoca”, y cualquier elemento que ose levantar la cabeza, se la cortan (metafóricamente), tal como Procusto lo hacía con las extremidades de los que caían en su morada.

El no sobresalir ni mucho menos contradecir al mando, ha hecho que estudiosos como Robert Greene coloque como regla número uno, la que reza; “No le haga sombra a su amo” (Robert Greene, Las 48 leyes del Poder, Atlántida, Buenos Aires 1999) al decir que “Hay amos terriblemente inseguros. Y basta con ser encantador (o decir lo que se piensa) y desenvuelto para hacerles sombra”.

Bajo la premisa de que “las instituciones son como las naves,  que deben de ser bien ideadas y tripuladas” (Karl R. Popper, La Sociedad Abierta y Sus Enemigos, Paidós 1992), vemos que en México (utilizando la analogía citada), pese haber buenas naves, se siguen escogiendo a pésimos capitanes, tal como ocurrió en Morelos, donde el entonces titular de Seguridad Pública, el tijuanense Alberto Capella Ibarra prometió combatir el crimen, dejando una cuenta pendiente en el estado, donde los índices de criminalidad se dispararon y pese a ello, fue nombrado titular en la materia en el estado de Quintana Roo.

Alberto Capella, quien gracias a su proselitismo en contra de la inseguridad, cobró notoriedad pública en el 2006, al ser el rostro visible del hartazgo ciudadano de una de las ciudades más castigadas por el fenómeno del narcotráfico (y quien fue elegido como titular de Seguridad Pública en los periodos 2007-2009 y 2010-2013), dejó la entidad con un alto índice de homicidios, situación que replicó en Morelos bajo el gobierno de Graco Ramírez (2012-2018), donde su estrategia de combate al crimen fue cuestionada por activistas, quienes incluso solicitaron en la plataforma Change.Org el cese del funcionario.

El caso de Capella Ibarra es sintomático, ya que resultó un buen activista, pero un pésimo Secretario de Seguridad Pública, quien sigue aprendiendo a costa del erario, lo cual es un claro ejemplo del «Principio de incompetencia».

El principio de Peter,  o de incompetencia

Los casos mencionados son una muestra de lo que el psicólogo organizacional, Laurence J. Peter definió como “Principio de Peter” o “Principio de incompetencia”, el cual afirma que ”las personas que realizan bien su trabajo son promovidas a puestos de mayor responsabilidad, a tal punto que llegan a un puesto en el que no pueden formular ni siquiera los objetivos de un trabajo, y alcanzan su máximo nivel de incompetencia”, lo cual queda más que evidenciado en los ejemplos citados.

Suena hasta irrisorio que se sigan viejas prácticas al nombrar a los titulares encargados de velar por la seguridad de los gobernados, dejando que un puesto de vital importancia, caiga en manos de gente incapaz y de dudosa honorabilidad, lo que demuestra que los tan mentados exámenes de control de confianza, sólo se aplican a la tropa y no a los mandos por más corruptos e incompetentes que sean.

La simulación de «lo ciudadano»

No hay que olvidar que desde que la seguridad pública se politizó, el poseer un cargo en este campo garantiza una carrera en el ámbito político, lo que es un aliciente para que gente honesta -y no la de siempre-, realice un buen trabajo sin opacidad y bajo el escrutinio ciudadano real, no bajo el amparo de esas organizaciones que bajo el sello de «ciudadanas», apoyan a sus incondicionales y dictan las líneas a seguir en materia de seguridad, como lo hacen las asociaciones como Causa Común, AC, de María Elena Moreira Mitre (vinculada en su momento con Genaro García Luna) e Isabel Miranda de Wallace, con Alto al Secuestro,  cuya rapacidad quedó documentada en el excelente libro de Guadalupe Lizárraga, El falso caso Wallace.

Es importante detectar a tiempo a esos «defensores de los Derechos Humanos» y de sus «causas ciudadanas», que sólo utilizan las movilizaciones para promover su imagen y utilizar el mote de ciudadanos, para lucrar o extorsionar en perjuicio de la población que dicen defender, tal como ha quedado demostrado en los casos antes señalados.

En espera de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador realice en realidad un golpe de timón y ponga a trabajar a su titular en Seguridad pública, Alfonso Durazo, para que las prácticas señaladas y sus síndromes sean erradicadas por completo de la gestión pública, marcando un parteaguas en la materia. 

@borgestom

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con voz propia

Los 330 mil casos de abuso sexual de menores por miembros de la Iglesia católica en Francia

Published

on

 

Por Alberto Farfán

Noticia atroz fue dada a conocer este cinco de octubre del año en curso por diversos medios de comunicación nacionales e internacionales relativa al abuso sexual que padecieron miles de menores de edad por parte de miembros de la Iglesia católica en Francia por alrededor de 70 años.

Cabe señalar que esta información tuvo su origen en el escándalo que giró en torno al sacerdote Bernard Preynat ─afortunadamente ya depuesto de su cargo─, que colapsó a la institución católica francesa. Y debido a ello, el año pasado Preynat fue imputado por abusar sexualmente de niños y niñas, alcanzando una absurda y patética sentencia de cinco años de cárcel, no obstante que este sujeto deleznable asumió haber violado a más de 75 niños durante décadas.

A raíz de este hecho, se conformó un grupo de trabajo para el esclarecimiento de estos crímenes, dando lugar a la constitución de la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase, por sus siglas en francés), cuyo cargo como jefe de la investigación recayó en un alto funcionario público, Jean-Marc Sauvé, quien junto con su equipo se dedicó por más de dos años y medio a revisar registros judiciales, policiales, eclesiásticos y testimonios tanto de víctimas como de testigos, tomando como marco de referencia los años de 1950 a 2020.

El informe de Suavé contiene más de 2,500 páginas, en las cuales se abunda en detalle sobre diversas aristas, haciendo énfasis en que la gran mayoría de las víctimas eran niños preadolescentes de un rango amplio en términos de género, edad, condición económica, social y cultural. Observando que fueron cerca de 216,000 menores quienes padecieron las abominaciones directamente del clero francés, que sumando a los legos ofensores que colaboraban en instituciones religiosas, catequesis o centros educativos católicos, la suma alcanza niveles de 330,000 afectados.

Asimismo, el presidente de la comisión destacó que la cifra dada a conocer incluye las aberraciones cometidas por unos 3 mil sacerdotes, pero sin omitir ─lo reiteramos─ a aquellas otras personas relacionadas con la Iglesia en su calidad de laicos que también violaron a los menores. Ilícitos sobre los cuales las autoridades católicas tenían pleno conocimiento y que, no obstante, encubrieron durante años sistemáticamente como política institucional.

Suavé también resaltó que aproximadamente el 80% de las víctimas eran adolescentes hombres. Y a su vez, que en términos generales el 60% de los hombres y mujeres que fueron hostilizados sexualmente desde aquel momento en que fueron objetos de la agresión han presentado problemas trascendentales en su vida personal e íntima, tanto con sus vínculos sociales, sentimentales y sexuales, máxime en este último.

Lamentablemente, Jean-Marc Sauvé considera que la gran mayoría de los casos investigados y analizados por la comisión jamás llegarán a cristalizar favorablemente para las víctimas. Debido a que bajo la ley francesa dichos ilícitos por su antigüedad se tomarán como prescritos y por ello no podrán ser procesados los responsables de tan ominosos actos, aunque algunos de estos aún vivan y paseen por donde quieran con total libertad.

Continue Reading

Con voz propia

Hablando de fiscales y traiciones: de Marcial Maciel a los ‘papeles de Pandora’

Published

on

 

Historias para armar la Historia

Por Ramsés Ancira

El 10 de mayo de 2017, último año de la presidencia de Enrique Peña Nieto, fue nombrado como fiscal especial para la atención de delitos contra la Libertad de Expresión, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo. Desde entonces, han seguido los asesinatos de periodistas y no hay resultados de las investigaciones. Para entonces ya se conocían los “papeles de Panamá” que revelaban inversiones de los Legionarios de Cristo en paraísos fiscales. Uno de los nombres que se mencionaban era el de Federico Gertz, hermano de Alejandro, quien dejó sin madre a los hijos de Alejandra Cuevas Morán, porque … la encarceló.

Los hijos de la hoy presa, son Ana Paula, Gonzalo y Alonso Castillo Cuevas, este último se dirigió a Gertz en un programa de radio recordándole al Fiscal General de la República que fue amigo del fundador de los Legionarios de Cristo Marcial Maciel. ¿Cuál es la relación? Lo buscamos para preguntarle, igual que a su hermano, no respondieron; sin embargo, hay una que está a la vista: tanto el fiscal general de la república como el tío sacerdote de Martha Sahagún de Fox, tienen algo en común. Ambos fueron mencionados en la investigación de los “Panama Papers”.

La empresa Jano Limited tenía 4 representantes, Federico M Gertz, quien aparece como propietario y beneficiario; otros tres nombres de integrantes son los de John M Castillo, Laura M Servin, quien fungía como directora, y… Alejandro M Gertz. La fuente la puede encontrar en este enlace: https://www.documentcloud.org/documents/4157241-Checklist-Jano-Ltd-Gertz-Manero.html. Pero si usted está leyendo este artículo en su versión impresa, no se moleste, aquí le mostramos la impresión de los documentos:

Si usted se pregunta a qué se dedicaba esta empresa con dirección fiscal en las Islas Caimán, qué producía o cuáles servicios prestaba, no se preocupe en encontrar la respuesta: a nada. Simplemente es una empresa fantasma, esto es, un capital sin producción.

Para ponerle a Marx en términos sencillos, el filósofo alemán decía que el capital se reproducía cuando se invertía en productos, que, al ser transformados, adquirían un valor mayor (los economistas le llaman pomposamente el plus valor). Karl Marx, Federico Gertz Manero y Alejandro Gertz Manero, tienen algo en común:  su origen alemán.

Lo que los distingue, en cambio, es que Karl Marx decía que al valor principal de una mercancía lo respalda el trabajo. El Capital, decía (si interpreté correctamente las cátedras de la Licenciatura en Historia) crecía porque a los trabajadores le pagaban menos de lo que realmente valía su esfuerzo. Tal vez eso era en el siglo XIX, porque en el XXI los hermanos Gertz acumularon un capital superior a los 8 millones de dólares (unos 160 millones de pesos al tipo de cambio actual) sin fabricar nada, sin comprar nada y sin vender nada.

O quizá sí, pero si lo que comerciaban los hermanos Gertz no era legal, pues no existen facturas, entonces ¿cómo obtuvieron ese dinero? Si no hay explicación, es precisamente por eso que les llaman “paraísos fiscales”. Esto es lo que dio origen a la creación en varios países de las unidades de inteligencia financiera, que, en México, por cierto, encabeza Santiago Nieto

Según Alfonso Castillo Cuevas, la única razón por la que Gertz podría tener a su madre en la cárcel es porque temiera que su abuela, Laura Morán, quien durante medio siglo fue compañera de Federico “sacara de un cajón” algún comprobante que resultara prueba irrefutable de que el dinero que tenían su abuelastro y su tiastro en las Islas Caimán, realmente le pertenecía al hoy fiscal general de la república, porque si fuera así, ¿cómo podría justificar su procedencia?

De tal manera que, al mantener en la cárcel a su madre, Alejandra Cuevas, lo que en realidad quiere Gertz, dice Alfonso,  es impedir que su abuela Laura pudiera mostrar ese documento comprometedor, así que la chantajea manteniéndola en la cárcel.

¿Pero qué necesidad? -pregunta Alfonso- , si esos papeles ya están a la vista en la investigación de la ICIJ. El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que lleva las siglas ICIJ por su nombre en inglés: International Consortium of Investigative Journalists. 

Hablando de fiscales y traiciones, parece que a Alejandro Gertz no le gustan mucho las mujeres, y no sólo por la influencia que usó para encarcelar a Alejandra Cuevas por un delito en el que ella no tuvo nada que ver (el supuesto descuido en el lecho de muerte de Federico) simplemente porque ella no vivía en la misma casa y no era responsable de ello.

Otro indicio de misógina: en el año 2000, la actriz Silvia Pinal tuvo que huir de México, luego de que Gertz la demandara por un supuesto fraude a la organización de Productores de Teatro (Protea). Cuando regresó, ya se habían desvanecido las pruebas.

A quien tampoco le deben gustar mucho las mujeres, ni los hombres, al menos cuando son periodistas, es al titular de la FEADLE Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, pues ha sido incapaz de resolver el asesinato de Miroslava Breach, en Chihuahua, así como el de Cecilio Pineda, en Guerrero y el de Ricardo Monlui Cabrera en Veracruz, todos estos cometidos dos meses antes de que tomara posesión del cargo.

En abril de 2017, asesinaron a Filiberto Ramos en Morelos, y en mayo, cuando Pérez del Pozo tomó posesión de la Fiscalía, a Javier Valdez, en Sinaloa. Hay muchos crímenes más, pero sería muy largo de enumerar. Tantos que hay una entrada especial en Wikipedia para reseñarlos. La puede encontrar bajo el nombre de Secuestros y asesinatos de periodistas en México.

Del fiscal de Guanajuato, el presidente López Obrador ha dicho que, si trabajara en la iniciativa privada, ya lo hubieran corrido, pues ha trascendido sexenios y ese estado es uno de los que encabeza la lista de homicidios dolosos.

El titular de la FEADLE empezó con Peña Nieto, continúa en el sexenio de López Obrador y la lista de asesinatos resueltos convincentemente está vacía, a tal grado que el actual presidente dijo que se buscaría que el subsecretario de gobernación, Alejandro Encinas, atrajera estos casos al Poder Ejecutivo y no sigan en manos del Judicial, dado su ineficacia.

Otro ejemplo de ello es que cuando la periodista de investigación jalisciense María Luisa Estrada, directora del canal de YouTube Grillotina Política, reportó acoso y amenazas, la FEADLE no quiso abrir una investigación, alegando que como éstas habían sido telefónicas, no era su trabajo, sino de la policía cibernética.

Estrada hizo denuncias en la conferencia matutina de López Obrador, en torno a la muerte de trabajadores de Pemex, que podrían estar relacionadas con negligencia criminal. También reportó que, en un penal de Nayarit, tenían desaparecida a otra colega, falsamente acusada por un fraude en Bahía de Banderas.

El presidente López Obrador la invitó a regresar a la conferencia, pues había ocupado mucho tiempo y era necesario dejar espacio a otros reporteros. Han pasado varios meses y no le han permitido acceder de nuevo.

De acuerdo al reglamento de la Conferencia, los medios con más de 10 mil suscriptores tienen derecho a estar presentes un día cada dos semanas. La Grillotina Política supera los 21 mil, pero no tiene ese privilegio. Aparece en el rol con el carácter de visitas programadas, pero simplemente no la han vuelto a “programar”.

Bitácora suplementaria, sobre el amigo de Alejandro Gertz

De Marcial Maciel, quien, según Alonso Castillo Cuevas, era un buen amigo de Gertz, y quizá también su maestro, es pertinente recordar el libro El imperio financiero de los Legionarios de Cristo: Una mafia empresarial disfrazada de congregación, de Raúl Olmos.

De la página 93, extraemos sólo dos párrafos representativos, recomendando ampliamente su lectura:

Acompañado de sus colaboradores más cercanos, Marcial Maciel constituyó el 6 de diciembre de 1984 tres sociedades mercantiles en Panamá a las que puso los nombres de Dawn Development Company, Southwest International, Inc. y First Fountain Corporation. La inscripción de las empresas se realizó ante la notaría quinta de circuito, con una duración perpetua.

 El despacho legal que representó a Maciel en Panamá se especializa en constituir empresas offshore en paraísos fiscales. Tiene oficinas en Aruba (de las Antillas Holandesas), en Islas Vírgenes Británicas y en Bahamas.

Otro autor

En noviembre de 1999 desapareció el abogado José Alfredo Andrade Bojorges, quien había ganado fama con un libro sobre Amado Carrillo publicado por Océano.

Medio año más tarde su vehículo apareció en el estacionamiento del Hotel Nikko, sin un sólo papel, a pesar de que acostumbraba cargar docenas de hojas con apuntes.

Pocos días antes de su desaparición El Universal publicó un avance del que sería su próximo libro. Se llamaba La Hermandad, y tenía como protagonista a Alejandro Gertz Manero.

Continue Reading

Con voz propia

Foro Público: El PAN a la deriva y en camino a la extinción

Published

on

Foro Público

El fin de semana pasado el Partido Acción Nacional (PAN) eligió —por unanimidad— a Marko Cortés para estar al frente del partido durante los próximos tres años, después de haber participado en una contienda sin otros adversarios, idéntico al viejo estilo priísta que tanto reprobaban.

Pero las prácticas del otrora partido hegemónico en México no son las únicas que han causado que el partido blanquiazul haya perdido su rumbo, sino que tampoco cuenta con perfiles atractivos para la ciudadanía a tres años de la elección presidencial y todos sus posibles aspirantes carecen de credibilidad ante el electorado, siendo el caso más visible el del ex candidato presidencial Ricardo Anaya, quien tratando a aparentar una supuesta cercanía ciudadana ha sido evidenciado por desconocer la realidad del país que pretende gobernar.

Sin embargo, el mayor problema que enfrenta el panismo en la actualidad es la asociación a la corrupción enmarcada con su alianza con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la coalición “Va por México” que no logró quitarle la mayoría en la Cámara de Diputados al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La participación de Acción Nacional en una coalición con el PRI y el PRD contradice sus raíces, pues se trataba de una contrapropuesta política en la pretendía mantenerse como una oposición al Revolucionario Institucional y fue por esa razón que en el 2000 alcanzó la presidencia de la República, pero después de dos gobiernos fallidos en los que no se logró un cambio sustancial al régimen priísta, perdieron el poder y desde entonces han naufragado en la búsqueda de retomar el control político del país.

Cortés ha dejado en claro que más allá de la ideología y congruencia política se encuentra el botín por el poder y por ello ha optado por mantener la coalición con el PRI y el PRD, por lo que ha permitido que la visión de ser catalogados como “PRIANRD” formará parte de la memoria colectiva del electorado y si obtiene triunfos electorales será por el voto en contra a López Obrador no por una propuesta política convincente.

Los gobernadores panistas tampoco han abonado a la credibilidad del partido, pues varios han sido señalados por nexos con el crimen organizado como el caso de Francisco García Cabeza de Vaca, quien es investigado por el gobierno de Estados Unidos por sus vínculos con el Cártel del Golfo, misma situación que ocurre en Guanajuato, donde Francisco Sinhué ha sido incapaz de contener las luchas intestinas entre los grupos delictivos que han colocado a la entidad como la más violenta del país.

Tampoco los expresidentes emanados del PAN han contribuido al posicionamiento del partido, pues fueron estos personajes los que no generaron los resultados esperados por la ciudadanía durante sus gestiones y por ello sus constantes ataques contra López Obrador más allá de demeritar la labor del actual mandatario provocan burlas contra Vicente Fox y Felipe Calderón.

Con un escenario tan desfavorable, Marko Cortés concentra el poder en lo que queda de un partido político que de continuar con esta tendencia decadente podría convertirse un instituto político satélite similar a lo que ha ocurrido con el PRD que a fuerza de alianzas busca seguir con el registro como partido político.

Aunque la oposición tiene demasiados elementos para criticar y cuestionar al gobierno de López Obrador, lo desgastado de sus figuras y la desesperación que observa el electorado para retomar el poder los convierte en piezas de poco interés para ser una verdadera sombra al gobierno federal, por lo que sólo les queda esperar que surja una verdadera fuerza opositora que atraiga a la ciudadanía desilusionada con el actual régimen, pero en tres años se antoja difícil que esta situación ocurra.

Nota aparte: Pese a las disputas internas que prevalecen en Morena para ocupar el poder, la figura de López Obrador sigue siendo lo suficientemente fuerte para congregar votos a favor del partido guinda y por ello apuestan a la continuidad, ya sea entre Marcelo Ebrard o Claudia Sheinbaum.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: