Connect with us

Los 77 mil muertos por Covid19 con los que “celebraremos” en México el Día de la Independencia

Proyección de fallecimientos y contagios de la pandemia en México

Ramses Ancira

Published

on

Diario de un Reportero

Ramsés Ancira

Quiero buscar el equilibrio; condenar con la misma fuerza el racismo y la paranoia de quienes han pedido la expulsión de los médicos cubanos que han venido a México, alegando que vienen a “adoctrinarnos”; pero al mismo tiempo dar voz a las organizaciones y colegios de médicos que cuestionan su presencia. Con esto cierro el tema, pues el Covid19 nos presenta necesidades mucho más apremiantes.

Cuando fui a la primaria, el Artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se me impregnó en el alma pues decía que cualquier esclavo quedaba automáticamente liberado al ingresar a nuestro territorio nacional. Ahora establece la prohibición a cualquier forma de discriminación, por color de piel, nacionalidad, orientación sexual y muchas más.

En la página de Change.org existen al 15 de junio de 2020, 44 peticiones relacionadas con los médicos cubanos en el extranjero, la mayoría son de Argentina y allá la proporción es de 17 en contra y tres a favor de su presencia, otras, de Uruguay, piden su apoyo; algunas de Estados Unidos piden se levante el bloqueo de Estados Unidos a la Isla, al menos durante la contingencia sanitaria, y dos de México: una argumenta que está desplazándose a médicos mexicanos y lleva casi 50 mil firmas; la otra es francamente de carácter fascistoide y no alcanza siquiera una veintena de apoyos.

Oficialmente México anunció que ha pagado cerca de siete millones de dólares por honorarios a la brigada de médicos cubanos que residen temporalmente en este país. Sabemos también que los gastos de hospedaje y algunos alimentos corren a cuenta de empresarios hoteleros que dignifican a la iniciativa privada por su generosidad y altruismo.

Generosidad y altruismo que de ninguna manera son la razón de la estancia de los médicos cubanos en México, como clama la ultraizquierdista Red en Defensa de la Humanidad y que se comporta exactamente igual a los neo sionistas y a la ultraderechista Liga de la Defensa Judía que se desgarra las vestiduras cuando se alzan voces en defensa de los derechos palestinos: para ambas todo es un complot, es racismo, es boicot. Para los primeros, forma parte del boicot del gobierno de Estados Unidos, para los segundos, toda petición de respeto a los derechos humanos es antisemitismo. Los extremismos, como siempre, se juntan.

La doctora (en antropología, no en medicina) Leticia Calderón Chelis, ha presentado una queja a la Comisión Nacional para la Prevención de la Discriminación, CONAPRED, quejándose de la petición en Change.org, basándose más en una foto que muestra a un médico cubano hablando por celular en horas de trabajo, que, por el texto mismo, donde se reclama: “Con el dinero que se emplea para pagar a 1 solo médico cubano, puede pagarse el sueldo de 3 médicos especialistas mexicanos.

“Muchos médicos trabajando en los hospitales donde han llegado los médicos provenientes de Cuba han observado que no apoyan en labores médicas, atención de pacientes y que en muchas ocasiones la atención es deficiente e insuficiente de su parte. En otras partes del mundo que han tenido experiencia de convenios con médicos cubanos han tenido que declinar sus servicios debido a que son servicios caros y sin la experiencia requerida”. ¿Usted ve racismo en estas palabras? Yo, francamente, no.

Mientras tanto el investigador mexicano Nicolas Lazo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), me cuenta que los médicos cubanos no reciben su pago hasta que regresan a su país.

De aproximadamente tres mil dólares que se destinan a los honorarios de cada uno, los médicos apenas reciben una vigésima parte, el resto se lo queda el gobierno cubano. Haga de cuenta que el gobierno cubano opera como los “outsourcing” en México, donde cobran mucho y pagan poco. En esas condiciones, por mucho que hayan firmado el juramento hipocrático, no van a querer arriesgarse en lo más mínimo a un contagio. Con tres mil dólares mensuales de paga ¿cuál altruismo?

Mientras tanto, para sobrevivir, muchos médicos mexicanos virtualmente tienen que prostituirse, pues en lugar de curar enfermos, son empleados de laboratorios que ofrecen comisiones a los doctores que practican la medicina privada, para que receten la medicina de sus firmas; o se dedican a sobornarlos con la asistencia a congresos en sitios turísticos. Si a estos médicos-agentes de ventas les pagaran los 3 mil dólares que ahora le cuestan los médicos cubanos, seguramente tendríamos más especialistas certificados al frente de la línea de batalla contra el COVID-19.

Por su parte, no una, ni dos ni tres, sino doce asociaciones de especialistas, según El Universal, dirigieron una carta al presidente López Obrador donde se quejan de que estos médicos extranjeros no están avalados por los Colegios Médicos de México para certificar su preparación.       

Y tampoco sería difícil que estas protestas contra los médicos cubanos estén financiadas por laboratorios sin escrúpulos que quieren que se empleen sus costosísimas medicinas, impagables para la mayoría de los enfermos, en lugar de recetar otros medicamentos de menor valor y de eficacia minusvalorada.  

Pero, bueno, al final los siete millones de dólares que se destinan al pago de los cubanos, resultan insignificantes ante la cifra de la pandemia en México y realmente puede resultar ociosa la discusión ideológica, no solo por la imposibilidad de conciliar a las partes polarizadas, sino porque hay un componente geopolítico, ya que, ante el desplome de la economía venezolana, que en gran parte soporta a la cubana, con este pretexto nuestro país está apoyando a la isla con divisas.

Lo que sí es trágico es que la eminente Laurie Ann Ximénez Fyvie, jefa del laboratorio de genética molecular de la UNAM, avala estadísticas que dicen que en términos reales los contagios en México “no están desacelerando”. Según el Instituto Tecnológico de Massachusetts, para el 16 de septiembre, cuando celebremos el Día de la Independencia en México, morirá una media de 506 personas y habremos alcanzado una mortalidad total, también promedio, de 77 mil 296 personas (en el peor de los casos serían 103 mil). La fuente la puede usted verificar en el sitio https://covid19-projections.com/mexico.

Como podrá usted estimar, una sola vida humana que se pierda, hace casi irrelevante la discusión sobre los médicos cubanos en México, lo trascendente es que el éxito o el fracaso del gobierno mexicano ante la pandemia definirá la continuidad o la muerte de la llamada Cuarta Transformación.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Justicia pendiente

Alfredo Castillo es inhabilitado por la SFP por 10 años

Avatar

Published

on

Por Ignacio García

La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por 10 años al ex titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), Alfredo Castillo, para ejercer cualquier cargo en la administración pública por irregularidades en sus declaraciones patrimoniales.

La dependencia federal detalló que el también ex comisionado para la Seguridad y Desarrollo en Michoacán durante la administración de Enrique Peña Nieto omitió realizar declaraciones ante la SFP por el falto a la verdad entre 2014 y 2016.

De acuerdo con la institución federal, omitió declarar seis cuentas bancarias a su nombre y al de su cónyuge en las que tenía más de 18 millones 300 mil pesos, por lo que constituye una violación al artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos que establecía la obligatoriedad de presentar la oportunidad y veracidad de las declaraciones de la situación patrimonial del ex servidor público.

Al respecto, la titular de la SFP, Irma Eréndira Sandoval, celebró la inhabilitación que se aplicó contra el ex funcionario federal, quien fue uno de los colaboradores más cercanos de Peña Nieto, acusado de distintos actos de corrupción en el país.

Alfredo Castillo fue procurador de Justicia del Estado de México involucrado en el caso de la desaparición de la niña Paulette en Huixquilucan en 2010 en la gestión de Peña Nieto y en el gobierno federal fue comisionado de Seguridad para la Paz, acusado de haber desarmado a las Autodefensas para beneficiar a los grupos del crimen organizado y posteriormente fue titular de la Conade, señalado de no apoyar a los atletas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

Continue Reading

Con voz propia

Poniatowska vs. AMLO

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

En estos días en donde se observan los nubarrones de la censura en prácticamente todas partes, llama la atención que uno de los personajes más icónicos de la izquierda en México dentro de la esfera periodística y literaria alce la voz para acallar abiertamente sin fundamento alguno al presidente de nuestro país, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

A mi parecer, las conferencias matutinas del presidente son importantes en la medida en que se puede realizar el ejercicio de preguntar, cuestionar, denunciar, evidenciar, etcétera. Tanto a él como a los miembros de su gabinete en términos de los avances de sus políticas públicas para el país.

Y curiosamente, las declaraciones que le hiciera Elena Poniatowska al reportero Edmundo Cázarez en entrevista para Índice Político (18/01/21) guardan cierta relación con la pugna entre el Gobierno federal y el Instituto Nacional Electoral (INE), toda vez que este último desde hace días buscaba prohibir las conferencias matutinas del presidente, aunque posteriormente sólo logró que el mandatario eliminara de sus participaciones hablar sobre los temas de partidos y de comicios en general, pues se avecinan elecciones. Aun así, presidencia ha llevado recursos al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que resuelva.

Más aun, por esos días el INE solicitó a la oficina de la Presidencia de la República información acerca de pagos a periodistas que acuden a las conferencias conocidas como “mañaneras” (periodistas con “preguntas a modo”, claro, para lucimiento de AMLO o sin ánimo de ponerlo en riesgo). Y nada de esto prosperó hasta la fecha.

Y he aquí lo que responde la autora del magnífico libro La noche de Tlatelolco, la crónica emblemática del movimiento estudiantil de 1968; pregunta el reportero: “¿Ya chole con las mañaneras?” “Estoy plenamente convencida –dice Poniatowska– que es un exceso del presidente López Obrador con tantas mañaneras, es un abuso del poder presidencial obligar a los periodistas que vayan todas las madrugadas hacer preguntas a modo”.

Por supuesto que nuestra autora galardonada con la Beca Guggenheim en Artes, América Latina y Caribe (1994), Premio Rómulo Gallegos (2007) y Premio Miguel de Cervantes (2014) tiene todo el derecho de expresar su opinión al respecto. E incluso disentir del todo con el gobierno actual. No obstante haber sido una de las más fervientes seguidoras de AMLO desde décadas atrás. Pero como buena periodista que es sabe que frente a una aseveración de tal envergadura hay que presentar evidencias. Y si afirma que hay “preguntas a modo” lo tiene que probar. Pero no lo hace.

Y sobre la continuidad de las mañaneras, le preguntan: “¿Si pudiera hablar con él qué le diría o aconsejaría?” “Le diría: Señor presidente –apunta Poniatowska–, ya párele con las mañaneras. ¿Acaso no se da cuenta que hay un hartazgo nacional?”

¿Y a qué obedece el “parar” (censurar) las mañaneras, además del hartazgo nacional? Según Poniatowska a varias razones. A que los periodistas se levantan muy temprano y llegan corriendo. A que siempre repite lo mismo. A que ya nos tiene a todos al borde de la irritación social. A que nos divide entre “fifis” y “chairos”. E incluso de que las mañaneras se han convertido en una comedia de equivocaciones. ¿Es válido que una persona se erija en la voz de todo un país para censurar sin más? Por supuesto que no.

Finalmente, días después el presidente declinó responder a los cuestionamientos de la escritora, pues fueron varios, y sólo expresó: “Mandarle un abrazo a Elenita que la quiero mucho, eso es todo”, dijo el Mandatario. Infiero cierta condescendencia, y me inclino por ella como conclusión.

          

Continue Reading

Con voz propia

El festín de los buitres

Ramses Ancira

Published

on

Historias para armar la Historia

Por Ramsés Ancira

A partir de la publicación del presidente López Obrador de que había adquirido el virus que puede provocar un síndrome respiratorio agudo severo (SARS severe acute respiratory syndrome) según sus siglas en inglés, se ha desatado un verdadero festín de buitres, sin considerar que esparcir carroña, aunque sea en redes digitales, puede provocar una septicemia en el cuerpo social llamado Estado Mexicano.

Orientados por criterios partidistas o ideológicos del más rancio y apestoso conservadurismo, quienes usan la crisis con la idea de que así combaten al Gobierno, pierden la perspectiva de que sus actitudes lo que realmente provocan es el desmantelamiento del Estado. Suponemos que ya están grandecitos, y a menos que hayan estudiado con los Legionarios de Cristo, habrán aprendido la diferencia entre Gobierno y Estado, por lo que este no es el espacio para dar cátedra de civismo elemental.

La histórica actitud tribal de muchos mexicanos sólo ha provocado pérdidas:  desde  los aztecas enfrentados con los tlaxcaltecas;  2 millones de kilómetros cuadrados perdidos porque Zacatecas;  que tenía el mejor ejército del país no quiso intervenir en la invasión de 1847; con Maximiliano porque actuó como Juárez y a través de Miramón le quitó a la Iglesia el monopolio de los entierros, matrimonios y bautizos; millonaria fuga de capitales porque gran parte de los terrenos de  Las Lomas de Chapultepec y Huixquilucan fueron entregados por una señora fanática a Marcial Maciel, quien  vendió en un peso las inmobiliarias que los administraban,   a consorcios de Estados Unidos, las cuales depositaron el dinero en Paraísos Fiscales.

Y así podemos continuar hasta épocas muy recientes cuando cientos de millones de pesos en hospitales,  cuya primera piedra pusieron Calderón y Peña Nieto nunca se inauguraron. 

La crisis del Covid, representa una verdadera guerra a nivel mundial, pero México la enfrenta de la peor manera, desafortunadamente la más común, politizándola. Ya pierden fuerza las teorías de que las vacunas son para inocularnos un chip que inventó Bill Gates, pero ahora hay quienes aplauden la iniciativa (que resultó “Fake News”) de que un empresario veracruzano haya comprado a Rusia la vacuna Sputnik) con lo cual sería posible que se salven primero los ricos.

El festín de los buitres no solo es en rededor de López Obrador, es una recreación histórica de la guerra entre los gachupines (españoles que vinieron al reino de la Nueva España,) y los indianos (hijos de los españoles nacidos en México).

Como sucedió con otra de nuestras raíces, la española, los monárquicos quisieran que hubiera otro Hitler que les ayudara para bombardear Guernica; o, en otro ejemplo, aún más reciente, otro Pinochet para bombardear el Palacio de la Moneda.

Pero resulta que viene el chillido y el rechinar de dientes, porque López Obrador, aislado, pero sigue trabajando, y para “acabarla de amolar”, justamente buscando alternativas al desabasto de vacunas, negociando ahora con el presidente Putin.

Pero entonces vienen otros cuestionamientos. La Sputnik no ha sido avalada por la sacrosanta e inmaculada Administración para el control de alimentos y drogas de los Estados Unidos, (FDA, por sus siglas en inglés). López Obrador no se cierra a la posibilidad de la Sputnik, ni de la CanSino China. “Ha de ser porque nos quiere como conejillos de indias de vacunas que nos van a volver comunistas”, argumentarán algunos, aunque ni China ni la Federación Rusa sigan ya ese modelo político y los virus no tengan preferencias electorales. 

De 130 millones de mexicanos, aproximadamente 100 millones son mayores de 15 años. El acuerdo al que llegó este 25 de enero de 2021 el presidente López Obrador con el mandatario Vladimir Putin representa 24 millones de vacunas, esto significa que uno de cada cuatro adultos que decida vacunarse recibirá el medicamento ruso.

La densidad poblacional en la Ciudad de México, cuya altura hace más difícil la dispersión de contaminantes (probablemente también del virus) y complica la absorción de oxígeno, nos coloca en una situación excepcional, por lo que también se requieren medidas excepcionales.

La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y la secretaria de Salud de la capital de la República Olivia López se la están jugando y están respaldando el tratamiento con Ivermectina, que no se ha recomendado a nivel federal

Será después cuando sea oportuno evaluar cuándo la política y la ciencia, se conjugaron de mejor manera para frenar la mortandad y aliviar la pandemia.

Pero hoy es necesario evitar el festín de los buitres, pues la epidemia de odio será mucho más peligrosa que la del Covid, y en más de cinco mil años de civilización todavía no se encuentra la vacuna. Veamos las relaciones de Israel con los Filisteos, y ahora con los palestinos, solo como ejemplo. 

Una propuesta más. Ni un solo voto a ningún candidato, de Morena o de cualquier otro partido que utilice el COVID como estrategia de propaganda. Así sí podemos politizar, sin contribuir al festín de los buitres.

Continue Reading

Trending