Connect with us

La red en lucha

Linchamientos en Argentina, percepción de que el Estado no protege

Una ola de linchamientos ha generado alarma entre los pueblos de Argentina ante la percepción de que no hay protección del Estado

Published

on

Las amenazas de linchamientos se propagan por urbes y zonas rurales, en diferentes formas. Foto: Cortesía de la red Cosecha Roja

Las amenazas de linchamientos se propagan por urbes y zonas rurales, en diferentes formas. Foto: Cortesía de la red Cosecha Roja

Por Fabiana Frayssinet

Análisis

BUENOS AIRES, Argentina, (IPS).- La palabra linchamiento nació y se generalizó en Estados Unidos para designar “el castigo colectivo violento a personas de distinto color” y se afianzó después en varios países latinoamericanos. Sorprende ahora en Argentina y remite al universo simbólico de su origen: “la privatización de la justicia”, contra los marginados de siempre.

En menos de dos semanas se supo de una docena de linchamientos o intentos en Argentina y en el primero, el 22 de marzo, murió David Moreyra, un joven de 18 años, después de que presuntamente intentó robarle el bolso a una mujer en la ciudad central de Rosario.

“Linchamiento” (“lynching”) tiene su origen en la Guerra de Independencia estadounidense, cuando el juez Charles Lynch decidió castigar fuera de la ley a un grupo de leales al imperio británico pese a que ya habían sido absueltos por un jurado oficial, recuerda en un estudio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Leandro Gamallo.

Luego el término se utilizó para designar la práctica de los “cazadores de hombres” -hombres blancos del sur de Estados Unidos- que organizaban “patrullas” civiles para capturar a supuestos maleantes.

Esta “justicia popular” daría después paso al “uso de la fuerza colectiva como un método de explotación y segregación racial realizada por los blancos hacia los negros”, especifica Gamallo.

Los linchamientos han vuelto al debate latinoamericano, cuando instigados o apenas reflejados por los medios (según un inacabado debate) surgieron en Argentina, un país donde no existe una “justicia comunitaria tribal” arraigada, como la de Bolivia, Ecuador o Guatemala.

Estos asesinatos ya son bien conocidos en Bolivia, donde la Defensoría del Pueblo reportó 53 casos entre 2005 y octubre del 2013. También se cometen en Brasil, México, países andinos y centroamericanos.

Los muertos siguen siendo los mismos

En Guatemala, el politólogo Marcelo Colussi los vincula a un tejido social descompuesto por más de tres décadas de conflicto armado interno (1960-1996). Pero en todos los casos, el común denominador pareciera ser el mismo: víctimas pobres, indígenas o negras y una privatización de la justicia ante la inseguridad real o aparente.

Los muertos “siguen siendo los mismos que sufrieron lo peor de la represión en años pasados, y quienes históricamente han estado alejados de los beneficios de un desarrollo equitativo” en Guatemala: “indígenas de origen maya, por siempre pobres”, asevera Colussi.

“Hay un proceso de estigmatización de jóvenes pobres”, resaltó el historiador argentino Diego Galeano, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, aunque considera prematuro aseverar que existe una ola de linchamientos en su país.

Sin embargo, Galeano, investigador de la historia transnacional del delito en América del Sur, advierte sobre la gravedad de un “desplazamiento del modo en que se regula la violencia” en Argentina.

La socióloga argentina Maristella Svampa se remontó a los saqueos de finales de 2013, iniciados en la central provincia de Córdoba, para recordar que allí “asomaron intentos de linchamiento a supuestos saqueadores cuyo único delito, además de la portación del rostro (jóvenes pobres y morenos), era atravesar el barrio Nueva Córdoba, sede de sectores medios y acomodados”.

Pero hay otro ángulo que, según la investigadora del estatal Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, merece una advertencia: el de los grupos armados dispuestos a intervenir contra los saqueadores (en fotos divulgadas en redes sociales) que interpreta como “un tenebroso intento de privatización de la justicia”.

“Ambos hechos (intento de linchamiento y grupos de autodefensa), como respuesta colectiva a los saqueos, develaron un síntoma de profundo retroceso de la democracia y de los derechos humanos”, planteó Svampa.

De esa forma, “en un contexto marcado por nuevos conflictos sociales, mayor desigualdad, creciente desorganización social y discursos punitivos, nuestro país parece estar abriendo una peligrosa caja de Pandora”, alertó.

linchamiento

El índice de criminalidad en todo el país, y en las exzonas de guerra también, continúa siendo alarmantemente alto. Foto: La Red 21

La percepción de que el Estado ya no protege a la sociedad

En Argentina, como señaló el experto en políticas de seguridad Luis Somoza, los linchamientos se dan en un escenario de aumento de la delincuencia. Por eso, son “el reflejo de una sociedad totalmente saturada del nivel de inseguridad alcanzado”, dijo este profesor del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina.

“La gente tiene la percepción, cuando no el dato de la realidad, de que el Estado no la protege”, argumentó. Pero este “retroceso a un estadio primitivo de la sociedad” vislumbra el riesgo adicional de una “probable aparición de fuerzas no estatales que se adjudiquen el papel de defensa, que se dan en llamar fuerzas de autodefensa, milicias, paramilitares, escuadrones de la muerte”, advirtió.

El defensor penal juvenil de la oriental ciudad de La Plata, Julián Axat, asocia el fenómenoa la impunidad de otros linchamientos menos publicitados o ignorados por los medios.

Hay miles de casos de golpizas que anteceden las detenciones de adolescentes pobres, “correctivos” como patadas, cachetazos, empujones y escupidas que parecen aceptados en el “imaginario policial”.

“La impunidad de los linchamientos es lo que más genera el clima de repetición. No son los medios, es la policía y la justicia los que no los detienen”, sostuvo Axat en un artículo que autorizó a difundir.

“Como dijo Bertolt Brecht, hoy serán los negritos de pelo ensortijado, mañana posiblemente sus captores, mientras los poderosos de siempre y sus policías se lo agradecerán pues seguirán haciendo estupendos negocios con la ‘inseguridad’ y con una sociedad donde los pobres matan a los menos pobres y la clase media autoritaria aplaude”, sintetizó a IPS el abogado de derechos humanos Claudio Orosz.

En todo caso, la experiencia guatemalteca evidencia la inutilidad del linchamiento como forma disuasiva del delito.

“Pese a haberse ‘ajusticiado’ a numerosos delincuentes… el índice de criminalidad en todo el país, y en las exzonas de guerra también, continúa siendo alarmantemente alto”, aclara Colussi.

En Argentina, la presidenta Cristina Fernández aseguró el 31 de marzo que “todo lo que sea generar violencia, siempre, siempre engendra más violencia”, en referencia a un fenómeno cuya palabra, linchamiento, evitó nombrar.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

OMS advierte sobre crecimiento de la cuarta ola de Covid-19

Published

on

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre el crecimiento de la cuarta ola de contagios de Covid-19 en Europa a consecuencia del incremento de la movilidad en diferentes países de la región.

El director de la OMS, Hans Kluge, consideró que es preocupante el ritmo de crecimientos de contagios de coronavirus en 53 países de Europa, lo que podría provocar cerca de medio millón de muertos por esta enfermedad.

El representante de la OMS sostuvo que las autoridades sanitarias tienen mayor conocimiento sobre el comportamiento epidemiológico del virus, por lo que reconoció que nuevamente el mundo se encuentra en otro momento crítico ocasionado por la pandemia a consecuencia del crecimiento de los casos.

De acuerdo con Kluge, no se ha garantizado la cobertura universal de la vacunación y se han relajado las medidas sanitarias en los países afectados, por lo que consideró que esta situación impactará de forma más severa en las naciones con un avance más lento en la vacunación como en América Latina y en África.

Dijo que en Europa sólo el 47 por ciento de la población ha sido vacunada, por lo que es menos de la mitad de los habitantes que han sido inoculados, mientras que sólo ocho países han cumplido con una vacunación superior al 70 por ciento de la inoculación.

Indicó que en las últimas semanas se ha registrado un incremento del 55 por ciento de casos de Covid-19 en Europa, pese a que se trata de una de las regiones con mayor avance en la campaña de vacunación para la población más vulnerable, y por ello indicó que en el cierre de este año podría llegar al punto más álgido.

Continue Reading

Europa

Líderes mundiales asisten a Glasgow para la COP26 por efectos catastróficos del cambio climático

Published

on

 

Líderes mundiales y activistas han viajado a la ciudad escocesa de Glasgow para asistir a la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, conocida como COP26, una cumbre crítica destinada a prevenir los efectos más catastróficos de la crisis del cambio climático.

El reciente Informe sobre la Brecha de Emisiones 2021 de Naciones Unidas reveló que las contribuciones y los compromisos actuales que asumieron los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero están lejos de ser suficientes para evitar un desastre planetario. Estas fueron las palabras expresadas por el secretario general de la ONU, António Guterres.

Secretario general António Guterres: “Existe un grave riesgo de que Glasgow no alcance su objetivo. Varios anuncios de medidas contra el cambio climático que se hicieron de forma reciente podrían dar la impresión de que el panorama es más optimista. Por desgracia, esto es una ilusión. Las actuales contribuciones determinadas a nivel nacional, los compromisos formales asumidos por los Gobiernos, todavía condenan al mundo a un calamitoso aumento de la temperatura global de 2,7 grados Celsius. […] Hay serios problemas de credibilidad. Vemos niveles peligrosos de desconfianza entre las grandes potencias, entre los miembros del G20, entre países desarrolla

dos y países en desarrollo”.

Se espera que unas 30.000 personas participen en la cumbre de dos semanas de duración, que fue aplazada por un año debido a la pandemia. Activistas contra el cambio climático se han estado congregando en Glasgow para presionar a líderes mundiales a que tomen medidas más radicales, como poner fin a los subsidios gubernamentales para la industria de los combustibles fósiles y dejar de invertir en carbón, petróleo y gas.

Lewis Coenen-Rowe: “Sabemos que todo nuestro sistema financiero en este momento está inmerso en la industria de los combustibles fósiles, y necesitamos encontrar una manera de salir de esta situación y destinar dinero a soluciones climáticas en lugar de a las causas del cambio climático”.

Información: Democracy Now!

Continue Reading

Con voz propia

Los 330 mil casos de abuso sexual de menores por miembros de la Iglesia católica en Francia

Published

on

 

Por Alberto Farfán

Noticia atroz fue dada a conocer este cinco de octubre del año en curso por diversos medios de comunicación nacionales e internacionales relativa al abuso sexual que padecieron miles de menores de edad por parte de miembros de la Iglesia católica en Francia por alrededor de 70 años.

Cabe señalar que esta información tuvo su origen en el escándalo que giró en torno al sacerdote Bernard Preynat ─afortunadamente ya depuesto de su cargo─, que colapsó a la institución católica francesa. Y debido a ello, el año pasado Preynat fue imputado por abusar sexualmente de niños y niñas, alcanzando una absurda y patética sentencia de cinco años de cárcel, no obstante que este sujeto deleznable asumió haber violado a más de 75 niños durante décadas.

A raíz de este hecho, se conformó un grupo de trabajo para el esclarecimiento de estos crímenes, dando lugar a la constitución de la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase, por sus siglas en francés), cuyo cargo como jefe de la investigación recayó en un alto funcionario público, Jean-Marc Sauvé, quien junto con su equipo se dedicó por más de dos años y medio a revisar registros judiciales, policiales, eclesiásticos y testimonios tanto de víctimas como de testigos, tomando como marco de referencia los años de 1950 a 2020.

El informe de Suavé contiene más de 2,500 páginas, en las cuales se abunda en detalle sobre diversas aristas, haciendo énfasis en que la gran mayoría de las víctimas eran niños preadolescentes de un rango amplio en términos de género, edad, condición económica, social y cultural. Observando que fueron cerca de 216,000 menores quienes padecieron las abominaciones directamente del clero francés, que sumando a los legos ofensores que colaboraban en instituciones religiosas, catequesis o centros educativos católicos, la suma alcanza niveles de 330,000 afectados.

Asimismo, el presidente de la comisión destacó que la cifra dada a conocer incluye las aberraciones cometidas por unos 3 mil sacerdotes, pero sin omitir ─lo reiteramos─ a aquellas otras personas relacionadas con la Iglesia en su calidad de laicos que también violaron a los menores. Ilícitos sobre los cuales las autoridades católicas tenían pleno conocimiento y que, no obstante, encubrieron durante años sistemáticamente como política institucional.

Suavé también resaltó que aproximadamente el 80% de las víctimas eran adolescentes hombres. Y a su vez, que en términos generales el 60% de los hombres y mujeres que fueron hostilizados sexualmente desde aquel momento en que fueron objetos de la agresión han presentado problemas trascendentales en su vida personal e íntima, tanto con sus vínculos sociales, sentimentales y sexuales, máxime en este último.

Lamentablemente, Jean-Marc Sauvé considera que la gran mayoría de los casos investigados y analizados por la comisión jamás llegarán a cristalizar favorablemente para las víctimas. Debido a que bajo la ley francesa dichos ilícitos por su antigüedad se tomarán como prescritos y por ello no podrán ser procesados los responsables de tan ominosos actos, aunque algunos de estos aún vivan y paseen por donde quieran con total libertad.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: