Connect with us

La soledad del ciudadano común o el apagón de Presidencia

El 29 de marzo, la conferencia de prensa del presidente López Obrador fue editada después de un apagón de energía eléctrico donde se omitió la denuncia contra Isabel Miranda

Avatar

Published

on

Juan Carlos Pérez Ruiz

«En las cosas profundas e importantes estamos terriblemente solos».
Cartas a un joven poeta,
Rainer Maria Rilke

Tenemos que admitirlo. Por más que nos esforcemos en negarlo, en mirar hacia otro lado para consolarnos ante la contundencia de la evidencia, estamos solos.

Estamos solos, estamos solos todos aquellos que no tenemos un importante cargo público. Solos todos aquellos que no aparecemos en los periódicos más reconocidos, ni en las revistas de sociales. Aquellos que no aparecemos en los grandes canales de televisión, ni en las estaciones de radio; los medios más populares y en su mayoría, los más prostituidos de todo el conjunto de medios tradicionales, con toda la enlodada miseria anti ética e inmoral que cargan.

Estamos solos todos aquellos que no controlamos las redes sociales, todos aquellos que no inflamos las tendencias con bots, trolls, trending topics y videos virales impulsados artificialmente con el único fin de reducir la discusión pública a ciertos temas que desvíen la atención de otros temas más graves, más urgentes y profundos pero en los que las estructuras de poder no quieren que pensemos demasiado. Cortinas de humo y cajas chinas, que se suceden –unas tras otras– como un bombardeo incesante que nos aturde la paz y el razonamiento; noticias triviales (y muchas veces, hasta falsas o fabricadas) que la gran e hipermercantilista maquinaria mediática hacen crecer cual gigantescas bolas de nieve hasta que se agota la novedad, el escándalo y la estridencia, e inflan otras banalidades para que las audiencias se entretengan con otra historieta pueril, del mismo modo que muchos padres dejan a sus niños horas ante el televisor para que ya no molesten. Apetitosos cebos, coloridos señuelos, juguetes mentales para que nunca ampliemos nuestro campo de visión más allá de las máscaras y la basura que las oligarquías nos ofrecen. Distracciones para que olvidemos y jamás cuestionemos, ni nos sintamos con derecho a disentir y pelear por ello.

Estamos solos todos aquellos que no somos dueños de los grandes medios de comunicación, pero también aquellos que ingenuamente confiábamos en la independencia, apertura y supuesta libertad de ciertos de medios y comunicadores “independientes”. No tiene caso dar nombres, ni reducir esto a derechas o izquierdas que la raíz del problema va mucho más allá de las intrigas partidistas, políticas, empresariales o faranduleras a las que nos tienen acostumbrados. Usted elija al primer falso comunicador independiente del que se acuerde, y que se ponga el saco a quien le quede. No hay demasiada diferencia.

Estamos solos todos aquellos ciudadanos que no tenemos acciones o inversiones en las grandes multinacionales, ni millones (de pesos, dólares o euros) en nuestras cuentas bancarias, en caso de que tengamos una. Aquellos que no podemos pagarnos banquetes en restaurantes de lujo, que no compramos ropa de marca como quien compra cualquier chuchería cada cinco minutos. Estamos solos todos aquellos que, al no ser parte de los grandes poderes socioeconómicos, políticos, mediáticos o delincuenciales, no hacemos uso de las prácticas monopólicas, el influyentismo, el nepotismo, y los abusos de poder ante los que los lores y las ladies de la información cierran los ojos intencionadamente. Estamos solos y terriblemente expuestos a los caprichos y arbitrariedades de los que usan y abusan del poder y la mayoría de los medios no nos apoyarán si caemos en desgracia, a menos que sus patrones los autoricen a lucrar con nuestra tragedia. De lo contrario, fingirán no haber visto nada.

El asesinato de cualquier ciudadano (como su vecino, como usted, como yo, como cualquiera de nosotros) podría ser emitido en vivo y encadenado multimediáticamente a nivel intercontinental, en súper alta definición y con close ups incluídos, pero si al medio o al periodista no le conviene decir la verdad, le dirá que es suicidio, y hará todo lo posible por convencerle que fue suicidio, y que usted no vio lo que vio. Ese es el nivel de corrupción, cobardía, perversidad, hipocresía, cinismo y doble moral de muchos que están dispuestos a convertirse en sicarios de la noticia con tal de codearse con figuras de poder, con tal de embriagarse bajo el seductor opio de la fama más ramplona, con tal de saborear unas pocas migajas, sin importar la descarada peligrosidad o el nivel de crueldad criminal de quienes les pagan las croquetas.

Prueba de ello es la forma en que los grandes medios de comunicación continúan demonizando, criminalizando e incluso ridiculizando a la mayoría de los movimientos sociales, las protestas sociales de los sectores más vulnerables (sobretodo las del magisterio rural) y la resistencia indígena.

Desde siempre la clase empresarial, así como los políticos y medios de la ultraderecha que se habían apropiado de nuestro país, han financiado, creado y promovido, feroces y mezquinas campañas de odio contra todas aquellas rebeliones que proponían cambios de fondo y no solo de forma.

Pero lo triste es que ahora también algunos legisladores que se dicen de izquierda y medios que se dicen “independientes” o “de izquierda”, se han sumado a las campañas de ataques a esos sectores combativos y populares, que en su mayoría los apoyaron para llegar al poder. Usted busque en la red algún vídeo sobre las protestas de la CNTE de las últimas semanas y verá que las campañas de odio contra el magisterio siguen vigentes en los grandes medios y el odio ha calado profundamente en gran parte de la población.

Y a pesar de que el presidente ha roto con ese discurso de odio, algunos de sus legisladores participan alegremente en esa lógica. Y mientras el debate se centra en ello, ninguno de esos comentócratas de sonrisa almidonada que aparecen en horario estelar le hablara de las políticas de futura privatización de la educación pública que instauró el gobierno anterior, ni de las paupérrimas condiciones en que operan la mayoría de las escuelas públicas de México, ni tampoco de la pérdida de los más básicos derechos laborales de los maestros. Solo le repetirán como mantra que los maestros son flojos y malvados, que toda la culpa de nuestros males es de ellos y que usted debe creerlo cual dogma, para ser un ciudadano respetable y no quedarse fuera del mundo que le pinta la televisión.

Otra prueba del nivel de envilecida manipulación y encubrimiento coordinado y unánime al que pueden llegar los medios tradicionales e incluso algunos independientes, es la forma en que se invisibilizó la denuncia de la periodista Guadalupe Lizárraga, ocurrida durante la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado viernes 29 de marzo.

La periodista independiente Guadalupe Lizárraga, quien es la fundadora de este sitio informativo Los Ángeles Press y que desde hace más de cuatro años se ha especializado en investigar y desenmascarar la fabricación del falso caso Wallace y los abusos brutales de la presidenta de Alto al secuestro, asistió a la conferencia para denunciar públicamente y ante el presidente, a la empresaria y falsa activista antisecuestros María Isabel Miranda Torres (o Isabel Torres, de acuerdo a las diferentes identidades legales que la “respetable” señora Miranda de Wallace ha utilizado, sin que tampoco por ello ninguna autoridad la llame a cuentas).

La periodista denunció puntualmente no sólo la fabricación del caso Wallace, sino también las torturas que han sufrido los culpables fabricados del caso, así como las amenazas e intimidaciones que ha recibido la periodista por parte de la misma Isabel Miranda de Wallace como de la diputada de Morena María de los Ángeles Huerta del Río. En respuesta, el presidente ordenó en conferencia que la Fiscalía General de la República presente un informe de los avances en la investigación sobre la falsedad del caso, ante la denuncia formal de la periodista el 11 de diciembre del pasado 2018.

Sin embargo, la transmisión de la conferencia, tanto en los canales de televisión que lo transmiten como en el canal de Youtube de Presidencia y en los canales de la mayoría de los youtubers que la transmiten simultáneamente, se “cayó” justo poco antes de la participación de la periodista. Hecho que fue aprovechado para vetar completamente el tema. Como si nada hubiera ocurrido, como si esos minutos jamás hubieran existido, como si la periodista no hubiera estado ahí, o como si no se hubiera dicho ni hecho nada relevante.

¿No debería ser tema de extensa discusión pública la falsedad de un caso tan mediático, la fabricación de una “activista” que tiene un siniestro lado oscuro, la impiedad de una mujer que opina e interviene en asuntos de seguridad pública a través de su organización Alto al secuestro, con sus cifras de secuestro y sus constantes participaciones en la radio y televisión mexicanas, en las que no sólo no la tocan ni con el pétalo de una crítica o cuestionamiento, sino que además la engrandecen como dama respetable y supuesta líder social? ¿Acaso podemos considerar, de verdad, una casualidad el que una denuncia tan grave no haya sido reseñada, ni siquiera de forma ligera o trivial, por ninguno de los reporteros ni youtubers que estuvieron presentes en la conferencia? ¿A nadie le pareció interesante registrar eso? ¿Acaso nadie vio, nadie escuchó?

Los medios y periodistas que registraron, aunque levemente, el hecho se pueden contar con los dedos de una mano y nos sobran dedos. De ese tamaño. Busque en la red y se asombrará. No sólo eso: No hubo un post de Facebook, ni un video, ni un tuit. Absolutamente nada. A ninguno de ellos, sean de derecha o izquierda, le pareció importante comentar el hecho o aún peor, parece que ninguno de ellos se enteró. Todos los comunicadores se solidarizaron ante las amenazas que sufrió Carlos Loret de Mola por el caso del Cártel de la Totoaba, pero ninguno dijo ni media palabra ante las amenazas que ha sufrido Guadalupe Lizárraga. De esa magnitud la ceguera o la hipocresía.

Y salvo la respuesta que López Obrador dio en la conferencia, ninguno de los funcionarios del nuevo gobierno ha dado ningún posicionamiento público. Nada. Ni por la falsedad del caso, ni las amenazas. Cero. Guadalupe no existe, o no la ven y no la oyen, al parecer. Ningún anuncio de alguna medida que tomarán, ningún informe de la investigación.

Los ciudadanos estamos solos, y será mejor que lo aceptemos y dejemos de convertir en ídolos a ciertos comunicadores. Debemos apoyarnos entre nosotros, para que el silencio deje de alimentar la impunidad. Que la impunidad ya no sea la cobija bajo la que todos se cubren. Y que la dignidad se haga costumbre en este país herido, que reclama acciones prontas y concretas a esta Cuarta Transformación. Que podamos mantener viva la esperanza y que la Cuarta Transformación no termine siendo una simulación.

Lo invito a cuestionar, criticar y analizar todo lo que le ofrecen los medios de comunicación. Y haga lo mismo con los independientes; verifique la información que le dan y las razones por las que se le dan. No tenga miedo de dudar, que la duda es la semilla de la autonomía de pensamiento. Permita que caigan ante sus ojos, todas las máscaras que deban de caer, no cierre su mente. Busque la información que no le dicen y compártala aunque ello implique nadar a contracorriente. No se deje engañar por historias tan infames como el falso caso Wallace.

Los ciudadanos que carecemos de fama, fortuna, poder e influencias, sólo nos tenemos los unos a los otros. Aprendamos a establecer redes de solidaridad, y rechacemos esa normalización de la crueldad e indolencia que nos quieren imponer. No seamos cómplices ni espectadores pasivos de la barbarie que azota a nuestro país desde hace décadas. Apoyemos y difundamos todo lo posible la información de los periodistas que realmente arriesgan la vida, y dejemos de endiosar falsos comunicadores ególatras y falsos activistas psicópatas, que solo se apoyan entre ellos y se burlan de nuestra credulidad.

Es hora, es momento. Las miles o millones de víctimas de este país, como las del falso caso Wallace, nos necesitan. Nos necesitan quienes reclaman sus derechos, como muchos de los maestros u otros grupos vulnerables. Nos necesitamos todos, fuertes y unidos, hoy y siempre.

Rompamos los cercos mediáticos, que ni siquiera algunos periodistas independientes se atreven a romper. Decir sí a la solidaridad ciudadana, no permitir nunca más la censura. Basta de injusticias en este país.

Continue Reading
1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Narcopolítica, corrupción y más de lo mismo

El colombiano, operador político del gobernador de Quintana Roo, con vínculos al narcotráfico

Avatar

Published

on

Los Ángeles Press/CDMX Press

Gerardo Ortega Otero, conocido como “El Colombiano” es uno de los mejores amigos y asesores del actual gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, quien también se ha desempeñado como uno de los operadores políticos más cercanos al mandatario estatal, ha sido señalado reiteradamente de estar coludido con el crimen organizado.

El Colombiano comenzó su carrera como vendedor de comida a unas cuadras del palacio de Solidaridad, donde se relacionó con el ahora gobernador de Quintana Roo, quien fue postulado como candidato a alcalde de esa demarcación por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En esa campaña electoral, Gerardo Ortega inició su trayectoria como operador político y desempeñó diferentes cargos como asistente, coordinador de logística, y recolector de las “aportaciones” voluntarias de los empresarios locales, quienes enfocaron sus intereses en la campaña de Carlos Manuel Joaquín.

Debido a que el hoy mandatario estatal posee la Playa del Carmen, el destino turístico más importante del sur del país, los empresarios apoyaron su campaña, mientras que el Colombiano adquirió distintas propiedades, aunque no correspondían con sus ingresos económicos como funcionario municipal.

El ex servidor público por medio de influencias y del apoyo del entonces alcalde pedía contribuciones económicas a comerciantes, empresas y grupos de la delincuencia organizada para establecerse en la región.

Como candidato de la coalición entre los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), el Colombiano buscó recaudadores de su campaña a la gubernatura de Quintana Roo, por lo que al acceder al Poder Ejecutivo estatal impuso a su esposa Samaria Angulo Sala como regidora del municipio de Solidaridad.

Entre Estados Unidos y Colombia

Gerardo Ortega es también operador financiero de las avionetas del gobernador Joaquín González. Por lo menos realiza cinco viajes por mes a Colombia o a Estados Unidos. De acuerdo con la fuente, también ha permitido el arribo de los grupos de la delincuencia organizada en la entidad al ser el encargado de repartir los territorios entre los cuatro cárteles que tienen presencia en el estado, por lo que posee varias residencias que funcionan como casas de seguridad.

Construcción de muelles

Entre las excentricidades, el operador del gobernador de Quintana Roo, ha construido muelles en lugares estratégicos de Playa del Carmen. Sin embargo, los mismos trabajadores de la construcción se quejaron que no les pagó sus honorarios y fueron amenazados.

Gerardo Ortega tiene una influencia directa en las decisiones del gobierno estatal, pues funge como organizador de las fiestas privadas del gobernador, por lo que incluso la revista Forbes señaló que Quintana Roo se ha convertido en un paraíso perdido que está al borde del colapso.

Continue Reading

Estados Unidos

Diversidad de posiciones, fortalece comunidad mexicana: Cónsul de Nueva York

Avatar

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

El cónsul general de Nueva York, Jorge Islas López, en entrevista para Los Ángeles Press, consideró que las críticas y diversidad de posiciones son una fortaleza de la comunidad mexicana en Nueva York, porque “eso demuestra que hay libertad, conciencia y pluralidad en la diversidad de posiciones”.

Señaló lo anterior, debido a que un grupo de mexicanos que se identifican como simpatizantes de MORENA, realizaron una protesta el jueves pasado frente al Consulado para pedir su renuncia, y anunciaron que volverán a hacerlo esta semana bajo el argumento de que “es del PRI” y “no los ha atendido”.

Sin embargo, el cónsul Islas López enfatizó que están tomando en cuenta las diferentes expresiones de inconformidad aunque no representen la mayoría, pero las consideró legítimas y auténticas, y dijo “necesarias, para hacer los cambios que se requieran a fin de satisfacer con la mayor amplitud posible, las peticiones que formula la comunidad”.

“Yo creo que la divergencia de criterios nos debe fortalecer, porque en lo esencial es en lo que debemos estar unidos, que es apoyar al que más necesita en condiciones de por sí complejas”.

Entre los vulnerables, dijo Jorge Islas López, “siempre hay alguien más vulnerable, y a ellos hay que tenderles la manos”. Señaló que el puente solidario debe proveerles de ayuda, pero también de dignidad para que busquen nuevas oportunidades de vida.

En cuanto a la pandemia que azota al mundo y ha afectado principalmente Nueva York, el cónsul dijo que se teme el regreso de brotes, como sucede en Europa, por lo que la comunidad mexicana debe estar unida y preparada, por lo que se atenderán “al menor tiempo posible y dadas la circunstancias” las peticiones de la comunidad.

 

Quién es el Cónsul

Especializado en Derecho Constitucional, encabeza la cátedra “Giovanni Sartori” en la Facultad de Derecho de la UNAM. Fue abogado general de la misma universidad por designación del rector Juan Ramón de la Fuente, actual representante de México ante Naciones Unidad. Jorge Islas López ha sido promotor de los derechos humanos y derechos ambientales. Fue el autor de la primera disposición legal de los derechos de la “Madre Tierra” en las leyes mexicanas.

Pese a las críticas contra el cónsul por ser supuestamente contrario a los principios de MORENA, Jorge islas López fue designado como cónsul general de Nueva York directamente por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y ratificado de manera unánime por el Senado de la República, en sesión realizada el 20 de marzo de 2019.

Manifestantes frente al Consulado de NY, pidiendo la renuncia del cónsul. Foto: detalle de video en las redes.

Más de 7 mil citas en el Consulado, pese a la pandemia

Para personas que requieran documentación consular, Jorge Islas dio el aviso de que la próxima semana darán más de 7 mil citas, pese a las circunstancias impuestas por la pandemia. Incluso están trabajando con las unidades móviles para atender diferentes puntos de la ciudad, sin que los mexicanos tengan que trasladarse a Manhattan.

 Como parte de las actividades consulares, Islas López emprendió la distribución de despensas a las familias más vulnerables, que han perdido sus empleos por el cierre de empresas ante las condiciones sanitarias extremas de una de las ciudades con mayor afectación del Covid 19.

También anunció que se abrirá la línea de Mexitel para dar las citas, además de que se dará orientación telefónica. Explicó que Mexitel es el concepto de un Call center, para dar las citas en todo el área consular, y evita que haya “coyotaje” y les cobren a los mexicanos por un derecho que es gratuito.

 

Continue Reading

El Caso Wallace

Segunda hija de Hugo Alberto Wallace, de 13 años, otra prueba de su falso secuestro

Avatar

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Dos meses después de que se presentara el padre biológico de Hugo Alberto Wallace Miranda al Senado de la República para dar su testimonio sobre la fabricación de la muestra de sangre con la que se mantenía el caso Wallace, Claudia Patricia Muñoz Acosta reveló a esta periodista que había procreado una hija con Hugo Alberto Wallace, y que había tenido “muchos años” de relación sentimental. Sin embargo, por la edad de la menor se revela que la tuvo después de la supuesta fecha de muerte.

Muñoz Acosta, con estudios en Derecho en la Universidad Anáhuac de la CDMX, según su perfil de Facebook, y residencia en Oklahoma City, también se puso en contacto con Carlos León Miranda, padre biológico de Hugo Alberto, para informarle de la existencia de su nieta adolescente. En llamada telefónica a Los Ángeles Press, León Miranda dijo que le había mandado fotografías para que conociera a su nieta, y Carlos señaló que su nieta era de “sangre Miranda”, que se parecía mucho a su hijo Hugo, pero que lo relevante es que “se hiciera algo para poner en libertad a los muchachos que están pagando por un crimen que no sucedió”.

La hija procreada con Claudia Patricia Muñoz es la segunda hija de Hugo Alberto Wallace Miranda, de 13 años. La primera, con Erika Monsiváis Tenes es Andrea Isabel Wallace Monsiváis, de 25 años de edad.

 

Los inculpados, 14 años de prisión

El reporte de secuestro, por parte de Isabel Miranda, en la entonces Procuraduría General de la República fue la madrugada del 13 de julio de 2005. Las primeras siete detenciones arbitrarias fueron en 2006: el 10 de enero, la de Juana Hilda González Lomelí; el 23 de enero la de César Freyre Morales; el 30 de enero, la segunda detención de George Khoury Layón; el 8 de febrero las de Julieta Freyre Morales (finada) y la de su madre María Rosa Morales (en libertad); la de los hermanos Castillo fue el 7 de febrero y el 22 de febrero; y ese mismo año, el 28 de diciembre fue detenido, igual, de manera arbitraria, Jael Malagón Uscanga, a quien se le relacionó como parte de la “banda de secuestradores”.

Mujeres y hombres fueron torturados con agresiones sexuales por agentes del Ministerio Público, a excepción de Julieta Freyre y María Rosa Morales, para quienes la tortura fue psicológica y fueron utilizadas por los agentes Braulio Robles Zúñiga y Fermín Ubaldo Cruz para presionar a César Freyre a que se incriminara como “líder de la banda”, mientras que a George Khoury lo presentaron como “autor intelectual” del supuesto homicidio, vinculándolo en diciembre de 2010, por medio de Jacobo Tagle Dobín, bajo tortura.

Con esta revelación de Claudia Patricia Muñoz, expareja sentimental de Hugo Alberto Wallace, por la edad de su hija, se comprueba que durante las detenciones de 2006, y la de Brenda Quevedo Cruz en septiembre de 2007, Hugo Alberto estaba vivo. Estos hechos sustentan las declaraciones de Laura Domínguez, amiga cercana de Hugo, y del investigador privado José Luis Moya que hicieron en 2006 al periodista Ciro Gómez Leyva, y por lo que fueron amenazados y denunciados falsamente de extorsión por Isabel Miranda Torres.

Nos reservamos el nombre de la menor de acuerdo con las leyes de privacidad de protección de menores, en Estados Unidos.

 

El perfil de “Sam Flores”

Hace 47 semanas, en octubre de 2019, el perfil de Facebook con el nombre de “Sam Flores” que promueve “el caso Wallace”, con la versión de Isabel Miranda Torres, dejó siete mensajes en diferentes posts de Claudia Patricia Muñoz, el mismo día, señalándole que era una “pésima madre” porque estaba “exponiendo a su hija, por las llamadas que había hecho a la periodista y a Carlos León Miranda, además advirtiéndole que ya se tenía información sobre ella.

El perfil creado el 4 de septiembre de 2018, con 14 contactos de diferentes países, no ha tenido actividad en la red social después del mensaje dejado a Muñoz Acosta.

 

Miranda, enferma de cáncer, sin comparecer ante la FGR

El avance del cáncer de hígado de Isabel Miranda Torres, y de su hermana Asunción, quien también ha sido cómplice y parte de la fabricación del caso Wallace, contrasta con la lentitud de la Fiscalía General de la República para llamarla a comparecer por la carpeta de investigación abierta en su contra -desde diciembre de 2018- por denuncias de fabricación de pruebas en la causa 35/2006 y por secuestro en grado tentativa contra la periodista Guadalupe Lizárraga.

Con una inyección diaria, proveída por Médica Sur, Isabel Miranda se defiende de la enfermedad, mientras su esposo José Enrique del Socorro Wallace Díaz, quien también fue cómplice de la fabricación del caso de su hijastro, enfrenta una enfermedad avanzada de próstata.

Isabel Miranda Torres, con su padres Fausto Miranda y Elfega Torres, su hijo Hugo Alberto y su segundo esposo Enrique Wallace. Foto: red

 

Hugo Alberto Wallace, con su madre Isabel Miranda Torres, cuando trabajaba para Enrique Wallace Díaz.

Continue Reading

Trending