Connect with us

Con voz propia

La señora Wallace en defensa de la brutalidad policiaca

Isabel Miranda Torres, la señora Wallace, anda de gira en los estados para proponer una defensoría de los policías acusados de violar derechos humanos

Published

on

Guadalupe Lizárraga

Ahora Isabel Miranda Torres, alias «la señora Wallace», busca nuevos reflectores mediáticos en las diferentes entidades de la república mexicana con su nueva propuesta: “defender a los policías”. Esta ama de casa que cobró notoriedad en la Ciudad de México por simular el secuestro y homicidio de su hijo en julio de 2005, se ha valido de su impunidad para seguir entrometiéndose en la administración judicial federal, y manipular las instituciones del Estado de derecho, ahora con la ocurrencia de una defensoría de policías acusados de violar derechos humanos.

Según Miranda, “se ha dado constantemente que los policías son acusados de violar derechos humanos cuando realizan una detención”. No precisa mayor información, casos, nombres, datos mínimos para sostener su alegato dado en rueda de prensa en Culiacán, Sinaloa. Pero tampoco alude a los propios casos de sus culpables fabricados en el falso secuestro Wallace, cuando ella participó directamente en sus detenciones arbitrarias y violatorias de derechos humanos, usurpando funciones judiciales sin tener ninguna facultad para ello: técnicamente una secuestradora que operó con agentes ministeriales de la PGR de cómplices.

Con su habla cantinflesca, Miranda Torres pretende convencer por qué los mexicanos debemos aceptar la creación de una defensoría de policías con dinero público:

“Al momento de que un policía ingrese a una casa a rescatar a una víctima, si tiene el temor de ser destituido o de ser sancionado porque nada más con el simple hecho de que un imputado, que además no sé de qué valor moral pueda tener un imputado para acusar a un policía, y creo que ahí es donde viendo que no hay equilibrio y esto es lo que queremos cambiar con esta figura, que los policías tengan quién los defienda desde el punto de vista de derechos humanos y también jurídicamente”. (Línea directa 11/Mar/2015)

Seguramente, Miranda vio en la televisión la primera parte del caso de Ferguson, donde un policía blanco fue exonerado de cargos por un juez, después de asesinar a un joven afroamericano. Lo que ignora es la segunda parte, en la que la decisión del juez le ha resultado contraproducente, porque ahora es repudiado por la opinión pública y su reputación profesional se ha visto seriamente comprometida, luego de que el Ayuntamiento de Ferguson aprobara por unanimidad la dimisión del administrador municipal, John Shaw, y la del jefe de la policía, Thomas Jackson, ante la publicación de un duro informe del Departamento de Justicia de los Estados Unidos sobre sesgos raciales en esa localidad. Incluso, se prevé que pudieran desmantelar todo el departamento de la Policía de Ferguson a raíz de este caso. Son las consecuencias esperadas por delitos y omisiones de los servidores públicos en un Estado de derecho.

Pero en México, a la señora Wallace –con esa vocación anti-justicia que la caracteriza– y a las mismas autoridades que toleran su impunidad, les parece no sólo atinado defender a los policías acusados de violar derechos humanos, sino hacerlo en un momento de profunda crisis de las instituciones judiciales y de procuración de justicia precisamente por sus prácticas de corrupción y abuso de poder. Sobre todo, cuando el caso Ayotzinapa no ha sido seriamente atendido y el Estado es el principal responsable de este crimen; cuando un violador de derechos humanos como Eduardo Medina Mora es designado por el Ejecutivo como ministro en la Suprema Corte de Justicia de la Nación; cuando hay cientos de casos de mujeres inocentes criminalizadas por la corrupción de funcionarios judiciales como el caso de Nestora Salgado y de Brenda Quevedo Cruz. Esto es, resulta absurda la defensa de la brutalidad policiaca en un momento en que uno de los pilares del Estado mexicano como es el sistema de justicia ha sido sistemáticamente quebrantado por varias décadas con la impunidad de crímenes de derechos humanos y violación de garantías individuales, por las masacres perpetradas por el ejército y las corporaciones policiacas y paramilitares.

Basta recordar sólo unos ejemplos para saber de qué calidad de Estado hablamos: Tlatelolco en 1968; Rivera de San Cosme en 1971; la Guerra sucia de los años 70; el Vado de Aguas Blancas, Guerrero, en 1995; Acteal en Chenalhó, Chiapas, en 1997; El Charco, Guerrero, en 1998, y nos brincamos a las más recientes de Ayotzinapa, Guerrero, y de Tlatlaya, Estado de México, 2014, porque la lista es larga. A ésta, hay que agregar el sinnúmero de ejecuciones extrajudiciales a defensores de derechos humanos, periodistas, líderes indígenas y opositores políticos a lo largo y ancho del país y en los diferentes sexenios gubernamentales.

Estamos en un tiempo, pues, en que el surgimiento de las policías comunitarias y autodefensas han sido la respuesta de los pueblos ante la trayectoria criminal de las corporaciones policiacas por el acoso a las comunidades, por su corrupción y vínculos con el narcotráfico. Estamos en un tiempo en que la creación de una defensoría de policías al estilo de la señora Wallace es un arma más para el crimen que gobierna.

mirandacorruptos

Más aún, no es fortuito que criminales impunes como Isabel Miranda Torres tomen iniciativas de tergiversar la justicia y la defensa de los derechos humanos con escenarios fabricados por los medios de comunicación oficiales. Especialmente, cuando el reporte más reciente de la ONU sobre derechos humanos en México observa que la tortura, el maltrato, las detenciones arbitrarias y la suspensión de garantías individuales son prácticas generalizadas. La señora Wallace, sin ser funcionaria judicial, ha protagonizado estas prácticas junto con ministeriales. Es parte del absurdo y la oscuridad que vive México hoy, como los sistemas descritos por Kafka en sus cuentos, en los que el terror es la base para mantener impune la depredación y el control de los vulnerables.

Sin embargo, no hay que olvidar quién es “la señora Wallace”, independientemente de quien esté detrás de ella. Esta criminal ha destacado en nuestro país por su capacidad de corromper jueces y funcionarios judiciales, por su impudor de imaginar a su hijo descuartizado y venderlo así a los medios, ha destacado no sólo por ordenar a agentes ministeriales las torturas de sus culpables fabricados, sino por participar directamente en éstas, y mantenerse impune con cada administración judicial. Si bien, ahora puede obtener algunos apoyos oficiales para defender la brutalidad policiaca, no tiene ni tendrá la capacidad intelectual para construir un argumento medianamente sólido y justo para sostener propuestas de esta naturaleza. Ni ella ni el Estado. De ahí, que sólo la corrupción y la represión sean sus recursos, las tácticas de la ignorancia ante la falta de legitimidad y legalidad.

Ellos pueden cercar la información en territorio nacional, pero las redes no tenemos fronteras geográficas. Ellos pueden ejercer el terror in situ, pero nosotros podemos denunciarlo por internet en el mundo. Ellos pueden seguir siendo impunes dentro del país, pero internacionalmente son reconocidos como criminales. La señora Wallace está denunciada en Migración de Estados Unidos por el delito de perjurio ante la Corte de Chicago, cometido en marzo de 2008, por sostener que su hijo Hugo Alberto no tenía antecedentes penales, cuando había sido procesado por contrabando en 2001. De tal suerte, que el día que Miranda cruce la frontera de México a Estados Unidos corre el riesgo de ser detenida y procesada.

Pese a que Miranda goza de impunidad por la red de funcionarios que se han beneficiado con su corrupción, ha llegado el momento en que es insostenible para el sistema judicial mexicano. El caso de Elba Esther Gordillo es ejemplo. Su fortuna hecha a base de corrupción y tráfico de influencias no le valió para perpetuarse en absoluta impunidad. Miranda es mucho menos que eso, ni la fortuna ni la red institucional ni la inteligencia posee, y sus crímenes mas burdos, perpetrados por ella misma, son ya de dominio público. Sus días de libertad, sin duda, están contados.

Continue Reading
4 Comments

4 Comments

  1. Pingback: Presentación del caso | El Caso Wallace

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arteleaks

Juan Francisco Kuy Kendall, cultura y vida. In memoriam

Published

on

By

Por Adri

El 25 de enero 2014 a las 5:10 hrs. falleció Juan Francisco Kuykendall, víctima del Estado Mexicano al recibir una agresión artera el 1 de diciembre de 2012.

Kuy Kendall cultura y vida. In memoriam +

Primer acto. El drama por la vida.
El teatro para la emancipación,
Teatro revolución, pancarta,
El teatro, la calle, el campo,
El pueblo el actor,
El director Kuy llama a escena,

A luchar, a liberar,
No hay espectadores, nadie puede serlo,
Todos somos actores de la emancipación.
Maestro Kuy, tus ideas en paliacate rojo
Y tus enseñanzas no las olvidamos.

Segundo acto. Monólogo dialogado.
En la lucha y la conciencia, Eva en escena.
Tus hijos y amigos haciendo solidaridad,
Teodulfo Torres, “el tío” te lleva en andas,
tu personaje se convierte en monólogo
De silencio que nos dice que hay que luchar.

Tus silencios movilizan y la escena de amor
De cariño, desde Eva y tus hijos
Hasta la desaparición forzada del Tío
Que pasa a los escenarios clandestinos
de las mazmorras del Estado.

Y el 25 de enero 2014, nos reúnes para abrazarnos,
Para decirnos que tendremos que seguir,
que la función debe continuar.

Entre lágrimas, rabia, puños en alto, consignas,
flores, sales de la escena para seguir dirigiendo la obra,
el teatro de la vida continúa, sigamos buscando al Tío,
sigamos luchando en las comunidades en la calles

Por Kuy, por el Tío y por todos los desaparecidos.
El tercer acto de la historia. La Victoria.
Comienza con el castigo a los responsables
Convirtiendo las plazas en fiesta y
finaliza con la entrada triunfal del pueblo.
Kuy un homenaje a tu vida por la cultura.

 

El autor es presidente de la Limeddh AC.

Continue Reading

Con voz propia

Foro Público: El gatopardismo y cinismo de Movimiento Ciudadano

Published

on

Foro Público

Movimiento Ciudadano (MC) se ha convertido, probablemente, en una de las organizaciones políticas más cínicas en la vida pública de México, pues evidenciando que sus candidaturas a puestos de elección popular están a la venta al mejor postor, ha postulado en el presente proceso electoral a verdaderos impresentables que ahora buscan las gubernaturas de diferentes entidades.

Aunque Dante Delgado ya había ofrecido sus candidaturas a personajes turbios que por otros partidos políticos no tendrían la posibilidad de aspirar a puestos de elección popular, en este año ha presentado a personajes con nulo conocimiento de administración y gestión pública como Roberto Palazuelos, quien buscará la gubernatura de Quintana Roo, o a verdaderos chapulines que han buscado puestos en todos los partidos políticos como Francisco Xavier Berganza en Hidalgo.

Sin embargo, esta polémica forma de actuar del partido naranja le ha permitido llegar a la gubernatura de dos de las entidades más importantes del país como es Jalisco encabezada por Enrique Alfaro, acusado de constantes violaciones de derechos humanos en su gestión, y de Nuevo León, por la pareja influencer de Samuel García y Mariana Rodríguez, exhibidos por su fanatismo por la vanidad a costa de los grupos más vulnerables.

Incluso Dante Delgado, tras los resultados positivos que obtuvo el partido en Nuevo León, se ha envalentonado y ha asegurado que ganarán la presidencia de la República y para ello han tratado de posicionar en la esfera pública nacional al actual alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo del ex candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) asesinado en 1994, por lo que esperan que sea un contendiente serio ante la falta de credibilidad del resto de los actores de la oposición.

Aprovechando el hartazgo ciudadano sobre las figuras políticas tradicionales, MC ha puesto a la venta sus candidaturas a personajes externos de la vida política como lo es en este momento Roberto Palazuelos, o a perfiles tan cuestionados como lo fue Samuel García en Nuevo León, quien pese a la comedia que generaba con sus declaraciones resultó electo como gobernador del estado con el mayor crecimiento económico del país.

A pesar de que MC se ostenta como un partido con perspectiva socialdemócrata, la realidad es que las personas que ha postulado distan mucho de mantener una visión de gobierno progresiva, pues uno de los casos más representativos es lo que ocurrió con Enrique Alfaro, quien ha sido cuestionado por distintos organismos internacionales por las violaciones a derechos humanos en las que ha incurrido su gobierno, totalmente contrarias a la visión progresista que supuestamente abanderaba en su campaña electoral.

Lo mismo ocurre con el superficial Samuel García, quien más allá de un personaje de comedia ha utilizado junto con su esposa la imagen de un bebé para hacerse promoción política, que demuestra el cinismo en el que incurren personas que, desde su burbuja, no entienden la realidad social de un país tan indignado por este tipo de actitudes.

Ahora, en el actual proceso electoral, Movimiento Ciudadano pretende perfilar a un impresentable como Francisco Xavier Berganza, quien ha brincado en casi todos los partidos políticos buscando la gubernatura y sin ningún proyecto político claro más que la ambición personal, o en el caso de Roberto Palazuelos, ejemplo del mirreyismo que lastima tanto a un país con una desigualdad tan grosera como la actual, mientras que este tipo de personajes viajan en aviones de lujo exclusivos desconociendo la realidad del propio estado que pretende gobernar.

Pie de Foto: Con el desgaste de la figura de Alfaro y la patética imagen de García, MC busca reacomodar a Colosio Riojas, aunque aún no tenga las suficientes credenciales para buscar la máxima magistratura del país.

Continue Reading

Con voz propia

Normal Rural de Tiripetío, otra vez la persecución

Published

on

A unos meses de que la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío cumpla cien años el acoso del gobierno estatal y federal no ha terminado. Los normalistas resisten desde distintos espacios para denunciar la persecución política por los distintos gobiernos, mientras políticos como Claudia Pavlovich son premiados

Por @KauSirenio

A unos meses de que la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío cumpla cien años el acoso del gobierno estatal y federal no ha terminado. Los normalistas resisten desde distintos espacios para denunciar la persecución política por los distintos gobiernos.

La Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío, es la primera escuela Normal Rural de Latinoamérica. Además, es el corazón de la educación rural en México. Su larga historia de lucha y resistencia está marcada por la defensa del derecho a la educación y a una vida digna en el campo.

La lucha que libran las normales rurales para subsistir tiene consecuencias, muchas veces letales, en contra de los estudiantes. Para denunciar las agresiones del Estado, el pasado lunes 17 de este mes, los normalistas realizaron actividades de colectas económica y volanteo en la autopista Morelia-Pátzcuaro.

Mientras los estudiantes informaban de las problemáticas que enfrenta su escuela, como la retención de becas alimenticias y práctica docente. Cuando arribaron a este tramo policía del estado, en el altercado los uniformados les arrojaron bombas de gas lacrimógenas. El resultado fue cuatro normalistas lesionados.

En las papeletas que los estudiantes repartieron en la autopista Morelia-Pátzcuaro, le pedían al gobierno y a la fiscalía de Michoacán que cesen la persecución política en contra de los alumnos de la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío, Michoacán. Los normalistas denuncian la existencia de alrededor de 90 jóvenes bajo proceso judicial. Al menos 20 de ellos tienen carpetas de investigación por delitos de robo que diversas empresas interpusieron en contra de los muchachos debidos a las distintas actividades que realizan.

De acuerdo a la información que proporcionó uno de los normalistas, la fiscalía les pide una cantidad de dinero (sin especificar) para que su caso no llegue a los juzgados. Por estas razones el comité estudiantil de la Normal Rural de Tiripetío priorizó el diálogo, pero la agenda con el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla.

Las cancelaciones de estas reuniones son reiteradas, sin que haya solucionado la demanda de los estudiantes. Sin embargo, el uso de la fuerza policiaca en contra de los normalistas está a la orden del día. “Hicimos colecta y volanteo, para informar que no tenemos becas de alimentación y tampoco han recibido al comité para tratar esta problemática” compartió un alumno de Tiripetío.

Los motivos de la represión son diversos. Uno de ellos es albergar dentro de sus instalaciones los mejores murales que retratan el movimiento estudiantil. La retención de becas estatales y federales es una forma añeja del Estado para contener los movimientos de las Normales Rurales.

Así las cosas, a las normales rurales se les conoce como cuna de conciencia social. Son también el respiro de la resistencia en México. Un país donde se castiga a los movimientos sociales y estudiantiles y se premia a los políticos con pasado oscuro como el caso de la ex gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano. La lucha cobra más fuerza y sentido la resistencia.

 

Fuente: Normal de Tiripetío, otra vez – Pie de Página (piedepagina.mx)

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: