Connect with us

Latinoamérica

La paz en Colombia: ganan las FARC, pierde Uribe

Las FARC aceptaron iniciar proceso de paz, en un momento en que podría ser estratégico para estabilidad del país después de 50 años de lucha

Avatar

Published

on

Las FARC aceptaron iniciar proceso de paz en Colombia Foto: DEM

Por Alberto Buitre

La firma de los Acuerdos para la terminación del conflicto armado en Colombia es un triunfo político de las FARC-EP y del Partido Comunista Clandestino de Colombia. Algo cierto, que pocos se atreverán a reconocer.

Hace apenas cuatro años, el vicepresidente de Álvaro Uribe Vélez y primo hermano del actual presidente Juan Manuel Santos, Francisco Santos, aseguraba que la guerrilla de Marquetalia estaba “liquidada”; que estaban en “punto de quiebre”; en su “peor momento de la historia”; que sólo quedaban “sectores radicalongos” que en “cuatro o seis años” serían aplastados. ¿Y ahora? El Gobierno de Colombia no sólo ha avalado la estatura política y militar de esta organización mediante el reconocimiento del diálogo “entre iguales”, sino que ha recurrido a los gobiernos de Cuba y Noruega –se dice que de forma personal a Fidel Castro-, para establecer la mesa de ruta para la paz.

Una paz que juega en campo de los guerrilleros. Una paz que, no obstante, aún costará más vidas de soldados e insurgentes pues Bogotá no está dispuesta a soltar las armas contra los alzados, ni por parte de sus fuerzas oficiales ni de aquellos que auspician a los que actúan paramilitarmente. Pues Bogotá, se sabe, no opera sola sino en concordancia con un cúmulo de potentados que tejen la macroeconomía colombiana.

Pues Bogotá sigue siendo el principal eje geoestratégico de Estados Unidos, en tanto que Washington determina su política militar. De tal manera, si el presidente Santos ha puesto sobre la mesa la intención de un “proceso de paz” no sólo estaría motivado por una derrota política interna, sino aceptando la fuerza organizativa de movimientos sociales como la Marcha Patriótica que proponen la “Segunda y definitiva Independencia” de Colombia contra la plutocracia colombiana y la de Estados Unidos. Una agenda que es diametralmente opuesta a la que llevó a Juan Manuel Santos a la Casa de Nariño.

El proceso de paz fue definido por el propio presidente Santos como “una hoja de ruta”. A confesión de partes, desde hace año y medio se han trabajado los acuerdos que permitieron este 4 de septiembre oficializar en La Habana la mesa de diálogo. Luego de esto, a mediados de octubre se reunirán en Oslo, Noruega, comisiones del Gobierno y del Secretariado de las FARC-EP para comenzar los trabajos que serán marcados por tres etapas, cada cual de crítica importancia:

La primera será exploratoria; es decir, las FARC-EP y el Gobierno colombiano evaluarán y en su caso, asentarán, si existen condiciones y voluntades para el acuerdo de paz. Si las partes deciden avanzar hacia el segundo punto, se estaría hablando de una posibilidad real y auténtica de pacificación del conflicto armado colombiano. En ella, Marquetalia y Bogotá estarían discutiendo “sn interrupciones ni intermediarios” cinco puntos en agenda, construidos mutuamente como necesarios para el éxito del proyecto: uno, desarrollo rural; dos, garantías para el ejercicio de la política y participación ciudadana; tres, fin del conflicto armado, dejación de las armas y reincorporación a la vida civil y pública de las FARC-EP; cuatro, solución al problema del narcotráfico; y cinco, los derechos de las víctimas. Si existen acuerdos sobre estos rubros, no sólo habría voluntad para el establecimiento definitivo de la paz sino una agenda concreta para lograrla. De ahí, la mesa avanzaría hacia el tercer y último punto que sería la implementación de todo lo acordado, a través de un puntual marco de garantías.

Todo el proceso será cuestión de meses y no de años, según adelantó el presidente Santos. Los grupos políticos al interior de Colombia dedicados a la justa construcción de la paz, al igual que los gobiernos del Continente americano, han apostado a que surja humo blanco de la mesa de octubre para el avance del diálogo y que en un periodo breve de tiempo -tan breve como pueda considerarse a la luz del año y medio que tardó en concretarse el acercamiento-, el pueblo colombiano pueda soñar con una paz efectiva y seguramente, con una paz que conlleve “profundas modificaciones al orden vigente”, según palabras del Comandante Timoleón Jiménez.

Pero no todo será terso. Grupos de todos los órdenes no dudarán en alinearse a los propósitos desestabilizadores de Álvaro Uribe, quien yace en una guerra declarativa en contra de Santos acusándolo de “negociar con el terrorismo a través de la dictadura Chávez”, según escribió en su cuenta de twitter a mediados de mayo.

Es probable que éstos quieran aprovechar la continuación de los combates entre la guerrilla y los grupos militares y paramilitares, para echar por la borda el proceso de diálogo que proseguirá en tanto. Sin embargo, Uribe luce solo. La aparente buena recepción de la Casa Blanca a la firma del Acuerdo, supone para el ex presidente un mensaje de rechazo a su palabrería en contra de Santos, Las FARC-EP y de paso, Hugo Chávez quien ha sido un acompañante permanente en la ruta de pacificación colombiana, tanto que, de concretarse, éste será también un triunfo, un gran triunfo, del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

A Uribe sólo le restan sus amigos en el Partido Republicano. Y suponiendo que Mitt Romney pueda derrotar a Barack Obama en noviembre, Estados Unidos se arriesgaría a reactivar los yerros más intransigentes del Plan Colombia. Sin embargo, la empresa luce incierta para el uribismo que, al parecer, ya tan solo cuenta con el ex presidente mexicano Vicente Fox como aliado seguro, lo que de por sí ya es un despropósito.

Santos está llamado a superar las dos amargas experiencias previas a este nuevo proceso. La primera: la de 1985 con Belisario Betancur, que condujo al asesinato de entre 14 y 20 mil militantes de la Unión Patriótica, entre ellos dos candidatos presidenciales, por parte de paramilitares, fuerzas oficiales y narcotraficantes.

La segunda: la de la frustrante experiencia del Caguan de 1998, llena de traiciones, tolerancia institucional de las masacres, subordinación de Andrés Pastrana a la política exterior de Estados Unidos y amenazas de su gabinete para que las FARC-EP en dos años se entregaran y desmovilizaran en pleno desconocimiento de las propuestas de paz. Sin embargo, las intenciones del presidente Juan Manuel Santos lucen serias y por su parte la guerrilla se declara optimista. Venezuela y Chile fungirán como acompañantes. Se sabe de qué lado cada cual. La Habana y Oslo, las anfitrionas. Las distensiones partirán de su intervención.

El proceso es largo y muy difícil. Y aún así, sólo el diálogo y no la guerra, podrán solucionar más de 50 años de conflicto colombiano, el más duradero en América. Diálogo que aspira a una paz de verdad, no sólo a una paz sin fuego, sino una paz democrática y con justicia social, donde – está claro-, no caben plutócratas ni guerreristas.

@albertobuitre

 

La red en lucha

Cuba iniciará ensayos de la vacuna contra Covid-19

Avatar

Published

on

By

El próximo 24 de agosto Cuba comenzará con los ensayos de la vacuna contra el Covid-19 y los resultados podrían estar listos en febrero que llevará el nombre Soberana 01 y que será efectivo contra el nuevo tipo de coronavirus.

La investigación de Cuba tiene el propósito de evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad en un esquema de dos dosis, según la ficha del Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, por lo que esta etapa abarca su aplicación a 676 personas de entre 18 y 80 años de edad bajo el control del estatal Instituto Finlay de Vacunas.

De acuerdo con la investigación cubana, el ensayo deberá culminar el 11 de enero y sus resultados se publicarán el 15 de febrero, pues Cuba controló la propagación del nuevo tipo de coronavirus, aunque sufrió un nuevo rebrote que ha afectado particularmente el occidente de la isla donde se ubica la capital.

Cuba desarrolló un programa activo de aislamiento de casos sospechosos, la aplicación de pruebas de diagnóstico y la búsqueda casa por casa de personas con síntomas, aunado a que se suspendieron las clases y el transporte público, se cerraron comercios y cancelaron vuelos comerciales.

Asimismo, Cuba llegó a un acuerdo con Rusia para la fabricación de la vacuna Sputnik V, una de las primeras en ser registradas, por lo que se encuentra en la tercera fase y esperan la aprobación total para su distribución masiva de las dosis por distintos países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que todas las vacunas deben completar las fases de ensayos clínicos antes de ser distribuidas en distintos países para que garanticen su efectividad contra el nuevo virus.

Continue Reading

Latinoamérica

México y Argentina producirán vacuna contra Covid-19 para América Latina

Avatar

Published

on

By

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que México y Argentina producirán las vacunas contra el Covid-19 que desarrollan AstraZeneca y la Universidad de Oxford en alianza con la Fundación Slim.

El mandatario federal refirió que México firmó un acuerdo con Argentina y las instituciones particulares que desarrollan la vacuna contra el nuevo tipo de coronavirus, con lo cual se garantizará el suministro de estas dosis a los países de América Latina.

De acuerdo con López Obrador, esta noticia puede tranquilizar a los ciudadanos para la distribución masiva de la vacuna contra el nuevo tipo de coronavirus, por lo que destacó el apoyo de la Fundación Slim y el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford que han confiado en México.

Agregó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) estuvo al pendiente del desarrollo de las gestiones que se efectúan para contar con la vacuna, por lo que cuenta con el respaldo científico de la Secretaría de Salud federal (SSa).

Por su parte, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, informó que la producción de la vacuna desarrollada por AstraZeneca para enfrentar el Covid-19, misma que será producida en México y Argentina y presuntamente es la más avanzada del mundo al desarrollar entre 150 y 250 millones de dosis.

Afirmó que no se busca el lucro, sino garantizar el acceso a una vacuna efectiva para la población de América Latina, por lo que se espera que a finales de noviembre se cuenten los primeros resultados, de acuerdo con los estudios clínicos que se han implementado.

Asimismo, indicó que con estas medidas se adelantará la distribución de la vacuna a la población de América Latina, pues pasará de un año a seis meses el tiempo en el que se aplicaría, por lo que con ello favorecerá la salud de la población y beneficiará la economía.

Continue Reading

Al filo de la navaja

Erráticas políticas migratorias de México y Estados Unidos

México y Estados Unidos no han comprendido el origen de la migración centroamericana y de otros países, pese a que ambos se han beneficiado de ésta

Avatar

Published

on

Raúl Ramírez Baena

Además del rechazo de algunos sectores de la sociedad –sobre todo tijuanense- a los refugiados centroamericanos, que en caravanas llegan a la frontera norte del país en busca de asilo en los Estados Unidos, tal parece que las autoridades de este país y de México no han terminado de entender la historia, origen, dinámica y perfil de la migración hacia el país del norte, a partir del Programa Bracero, hasta la fecha.  

La política migratoria de Donald Trump utiliza el tema antiinmigrante como bandera de su campaña presidencial (ahora, en búsqueda de su reelección), que muchos votos le arrojaron en 2016 al criminalizar a los inmigrantes indocumentados, mexicanos incluidos.

Esta política xenófoba se le ha revertido ahora a Trump, acarreándole serios tropiezos, como la derrota en la Cámara de Representantes para la obtención de recursos para construir su muro en la frontera con México, bajo el argumento de que en esta región los EU viven una “crisis humanitaria y de seguridad”, que pocos creen, incluso, legisladores de su partido.

A consecuencia de su política de “Tolerancia Cero” a la inmigración indocumentada, Trump ha sido evidenciado por la separación de menores de sus padres, lo que –eso si- ha generado una crisis internacional. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha intervenido a petición de las defensorías públicas de México, Colombia, Ecuador, Honduras, El Salvador y Guatemala, dictando medidas cautelares en favor de 572 menores detenidos en jaulas del Servicio de Inmigración y control de Aduanas (ICE), en condiciones inhumanas, afectando su integridad física y psicológica.

Escribe Pablo Jiménez de Sandoval en El País: “Un número aún desconocido de niños fueron separados de sus padres. El Gobierno ha reconocido 2.816. Al menos 471 padres fueron deportados sin sus hijos (…). Nadie registró quién era quién o dónde estaban. Han sido las ONG las que los han ido a buscar, en ocasiones a pueblos perdidos de Centroamérica.

Esta crisis obligó a la administración federal a admitir el ingreso a los EU, en calidad de solicitantes de asilo, a los padres de 29 menores encontrados por las ONG “Al Otro Lado”, de Tijuana, y “Families Belong Together”, de Los Ángeles. Un triunfo.

Por su parte, el Condado de Los Ángeles reta a la administración Trump al declararse oficialmente en febrero “Santuario de Inmigrantes”. El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) no ejercerá más funciones de control de inmigración, restringiendo su ayuda a las autoridades migratorias federales. Otro triunfo.

El caso México

Ante el arribo masivo de miles de centroamericanos desde el año pasado, a través de las caravanas que ingresan por la frontera sur como solicitantes de asilo a los EU, la administración de López Obrador sorprendió al inicio de su gestión anunciando un giro de 180 grados en la política migratoria: no criminalización y persecución de indocumentados, respeto a sus derechos humanos, emisión de visas humanitarias, reconocimiento del estatus de refugiados,  creación de fuentes de trabajo y negativa a convertir a México en “Tercer País Seguro” (TPS), según deseos del Sr. Trump.

Con el paso de los días las cosas han cambiado, sobre todo en Tijuana y Mexicali, y la realidad es otra:

1.- Como consecuencia de la nueva política social federal y ante la quiebra financiera del Gobierno de Baja California y la posición xenófoba del alcalde de Tijuana, los albergues de apoyo a migrantes ya no reciben recursos públicos, por lo tanto, tienen serias dificultades para ofrecer comida, medicamentos y asistencia a miles de centroamericanos y de otras nacionalidades que llegan todos los días, atraídos por el boom del asilo en los Estados Unidos.

2.- La Comisión de Ayuda a Refugiados (COMAR), de la Segob, dejó de prestar asistencia a las ONG y a los inmigrantes para la tramitación de refugio en México, en tanto se decide su situación migratoria en el país y el asilo en los Estados Unidos.

3.- A partir de enero pasado y a pesar de que siguen ingresando al país, México cerró la expedición de visas humanitarias, complicando la situación legal de los inmigrantes, que están en calidad de indocumentados, acrecentando su vulnerabilidad al quedar expuestos a las autoridades locales.

4.- Ante el arribo diario a Tijuana y Mexicali de ciudadanos centroamericanos y de otras nacionalidades, el gobierno federal y los locales no han dispuesto, como en octubre pasado, de albergues provisionales con servicios humanitarios, sanitarios y legales básicos y suficientes.

5.- México ha declarado que no será “Tercer País Seguro” de los Estados Unidos para alojar a inmigrantes mientras se resuelven sus solicitudes de asilo, pero en los hechos ha abierto sus puertas para ello, favoreciendo los deseos de Trump, violentando así las normas del Derecho Humanitario Internacional.

6.- Haciendo el trabajo sucio a Trump, las autoridades del Instituto Nacional de Migración han impedido el acceso a México a abogados y periodistas estadounidenses en aeropuertos nacionales, que trabajan en colaboración con miembros de la caravana en Tijuana, al estar “fichados” por autoridades de los Estados Unidos.

7.- Como corolario, sin conocimiento y asesoría sobre el origen y la dinámica migratoria, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, culpa a “Pueblo sin Fronteras” de organizar las caravanas.

Así las cosas, sólo esperamos que el proceso electoral de Baja California de este año no se contamine del discurso antiinmigrante de Trump, como recurso para ganar votos. Ya veremos.

Fotografía: Yerson Martínez.

Continue Reading

Trending