Connect with us

Elecciones México

La obsesión con Twitter en la elección presidencial en México

La lucha presidencial en las redes sociales, y la apuesta por Twitter. Una entrega de Rodolfo Soriano Nuñez

Published

on

Por Rodolfo Soriano-Núñez*

Luego del debate más bien mediocre del domingo próximo-pasado, la vida pública en México se sumió en uno de esos momentos que demuestran qué tan inmadura es nuestra democracia.

El debate, por ejemplo, a diferencia de lo que ocurre en otras sociedades democráticas, exhibió, a un tiempo, lo acartonado y superficial de nuestra vida pública.

Acartonado, porque los problemas de fondo no se supieron abordar con el tiempo y el cuidado necesarios. Superficial, porque además del gasto, más bien desperdicio, de más de 4 millones de pesos, la presencia de la playmate Julia Orayén dejó ver el desdén con el que opera la estructura del Instituto Federal Electoral. El IFE, lejos de reconocer la gravedad de la misión que enfrenta, insiste en actuar como si no pudiera darse cuenta del daño que le hace a la frágil democracia mexicana.

Pero no sólo el IFE.

Los partidos políticos también demuestran acartonamiento y superficialidad. El mejor lugar para observar esta realidad son las redes sociales, que son un espejo muy distorsionado de lo que ocurre en México.

Antes de entrar al detalle del análisis sobre la manera en que las redes reflejan el acartonamiento y la superficialidad de los partidos políticos, es importante tener en cuenta que—de acuerdo con la información disponible en el estudio de AMIPCI 2011—sólo 29 por ciento de los hogares en México tienen al menos una computadora. Un 21 por ciento de los hogares tiene acceso a Internet, lo que representa poco más de 31 millones de personas.

Los usuarios de Internet tienden a ser, en su mayoría, varones; viven en urbes de más de 100 mil personas; son muy jóvenes, un buen número son menores de edad. Muchos de ellos son miembros de familias con ingresos medios o altos y un buen número de ellos viven en el Distrito Federal o en el Estado de México. Estos son números que hablan de una realidad muy distinta a la del resto del país (véase, sobre todo, la página 7).

Otro dato muy importante es que el interés por la política es marcadamente superior, del doble, entre los usuarios de redes sociales (16 por ciento) respecto del resto de la población (8 por ciento).

Es por ello que resulta más sorprendente el que los tres principales partidos políticos dediquen tanto tiempo, dinero y esfuerzos a la tarea de “colonizar”, de dominar, la Internet, las redes sociales y, de manera más específica, Twitter.

Es importante tener en mente que esta semana estuvo marcada por la difusión, inmediatamente después del debate, de un vídeo en el que se podían observar, con alguna dificultad, aspectos del trabajo que realiza una de las llamadas “granjas” de redes sociales.

En el vídeo es posible escuchar a una persona que da instrucciones a otras acerca de combatir un par de hashtags en lo que se criticaba al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

El vídeo es de poco más de un minuto de duración y no permite saber más sobre quienes están en el salón, mucho menos si son voluntarios, como el PRI dijo, o si—como muchos suponemos—se trata de trabajadores o ciber-acarreados que operan cuentas en las redes sociales que permiten generar “presencia”; ganar los “Temas del Momento”, los llamados Trending Topics y, de manera más general, dar la impresión, muy al estilo del viejo PRI, el PRI de los sesenta o setenta, de unanimidad.

El vídeo vino a confirmar las sospechas que muchos tenían acerca de la estrategia de redes sociales del PRI en Twitter, pues abundan entre las cuentas que apoyan a Peña Nieto las que sólo publicaban información o ideas favorables a Peña Nieto, que carecen en algunos casos de fotografías o que usan fotografías de modelos profesionales tomadas de otros sitios de Internet, por lo que no correspondían a usuarios reales.

Los problemas son varios. Primero, hay un abismo profundo entre el perfil de quien podría votar por Enrique Peña y el perfil de los usuarios de Internet y, de manera más específica, de redes sociales en México.

Este abismo deja ver la intención del PRI de manipular, de mentir, acerca de su capacidad para comunicarse con la sociedad. Es una comunicación vaciada de sentido, que sólo repite y repite consignas, ideas a modo, caprichos y que lleva a muchos a preguntarse qué más estará dispuesto a hacer el PRI con tal de crear esa falsa unanimidad.

Los usuarios de redes sociales, con razón, se sienten engañados y—dada su escolaridad, ingreso y preferencias políticas—no dudan en advertir acerca del riesgo de permitir que el PRI actúe así.

A todo esto, hay que agregar las tensiones entre los viejos y los nuevos medios que apenas empiezan a manifestarse en México. Los conflictos entre viejos y nuevos medios no son nuevos, pero son más graves en México porque los viejos medios comerciales dependen mucho más de los recursos públicos que les transfieren los gobiernos municipales, estatales y federal. Véase también el trabajo de la ONG Article 19.

Es una situación sumamente desfavorable, que se agrava por la manera patrimonialista en que las oficinas de Comunicación Social asignan los recursos a su alcance, así como por la brutal concentración del ingreso que hace muy difícil que las pequeñas y medianas empresas inviertan recursos en publicidad.

Y esto no es sólo una cuestión de percepciones.

Como comenté en este espacio hace dos semanas, hay proyectos de análisis de lo que ocurre en las redes sociales en México, específicamente el sitio Monitoreo Electoral en México, que han evidenciado que la presencia del PRI y del PAN en las redes sociales no corresponde a la actividad de usuarios reales, de carne y hueso, sino más bien a la operación de las granjas de redes sociales como la que dio a conocer en el vídeo al que me referí originalmente.

La soberbia de los partidos políticos en México ha terminado por generar “guerras de Trending Topics” que se han resuelto a partir de tres lógicas. En el caso del PRI, se ha recurrido al uso de los llamados BOTS, que son programas que generan usuarios falsos y al uso de las llamadas “granjas”, así como a una presencia muy activa de algunos de sus líderes regionales.

Del lado del PAN, se ha recurrido también a los BOTS y a la coordinación de los miembros y simpatizantes de ese partido con cuenta de Twitter. La estrategia de BOTS, un intento para emparejar a Peña Nieto en número de seguidores en su cuenta de Twitter, fue operada de manera tan burda que quedó exhibida y fracasó.

La debilidad de los equipos de redes sociales de Vázquez Mota es sólo uno de los problemas de la candidata del PAN, especialmente en la lucha por el llamado “post-debate” que incluyó su participación en el programa Tercer Grado del monopolio de medios Televisa, en la que lejos de desmarcarse del gobierno de Felipe Calderón, se asumió plenamente como su heredera e incluso lamentó no poder contar con su presencia en actos de campaña.

La decisión de asumirse como heredera del legado del gobierno en turno coincidió con el estreno de Vázquez Mota como tercer lugar en las preferencias electorales en la encuesta diaria, el daily poll, que Investigaciones Sociales Aplicadas elabora para el diario Milenio, posición en la que se mantenía incluso hoy domingo.

La situación de Josefina Vázquez Mota es tan difícil ahora, que las voces que hablan de su reemplazo como candidata se reproducen como ecos en una barranca. El problema en este punto es, ¿quién podría entrarle? ¿Haría el PAN candidato a Ernesto Cordero? ¿Cómo se le recibiría en esa nueva función luego de sus lamentables declaraciones sobre la manera en que algunas familias sobreviven con 6 mil pesos al mes? ¿Subirían a la contienda a Margarita Zavala? ¿Sacarían de su retiro a Diego Fernández de Ceballos?

El problema no es la exsecretaria de Desarrollo Social, sino el fardo pesado, insostenible de los 60 mil muertos de la guerra contra el narcotráfico que no genera resultados y, sobre todo, el pésimo desempeño de la economía que no genera empleos y que, más bien, expulsa a cientos de miles de personas a la economía informal. Sólo en los últimos doce meses, informó ayer el INEGI, se sumaron a la economía informal 763 mil personas.

Con ese tipo de números, no es posible imaginar que algún partido gobernante pueda ganar y los panistas tendrían que reconocer que Josefina no es capaz de realizar milagros. La propia Josefina tendría que reconocer que insistir en hacer suyo el legado del actual gobierno es un arma de dos filos que, hasta el momento, la tiene en una situación muy difícil.

Pero no sólo el PAN y el PRI cometen errores. La izquierda también. Aunque no se han documentado casos de BOTS o de granjas, Andrés Manuel López Obrador es, como comenté hace dos semanas en este espacio, el rey del Twitter en México.

Y es un hecho, la izquierda, específicamente la izquierda del Distrito Federal domina a placer las redes sociales.

No necesitan de granjas para inflar hashtags que disputen la cumbre de los Trending Topics, porque de manera natural tienen una mayoría de usuarios que se identifican con los puntos de vista de López Obrador y de Miguel Mancera.

Sin embargo, algo que la izquierda del DF no ha logrado entender desde el año pasado, cuando Eruviel Ávila arrasó en la elección del Estado de México, es que la realidad del DF es sumamente diferente a la del resto del país, incluso a la de los municipios mexiquenses connurbados a la Zona Metropolitana de la ciudad de México.

Creo que esa es una de las razones por las que, por ejemplo, desacreditan las encuestas de las principales encuestadoras de México, que reflejan una realidad tan diferente a la que ellos viven. No entienden, por ejemplo, por qué puede haber gente que haya decidido su voto a favor del PRI.

Lo más grave en el caso de la izquierda es que demuestran serios problemas para entender cuáles son los efectos de algunas de las dinámicas de insulto, de agresión, algunos podrían decir incluso que de bullying, ahora que el término está de moda, contra todo lo que no se alinee con el ideal que la mayoría tuitera de izquierda define como lo políticamente correcto para México.

Esto quedó de manifiesto en las reacciones inmediatamente posteriores al lamentable episodio que protagonizaron Enrique Peña Nieto y un grupo de personas en la Universidad Iberoamericana. La protesta no fue espontánea. Lejos de ello, se preparó como una serie de actividades para expresar rechazo al candidato del PRI. Más que argumentar contra las propuestas o dichos de Peña, lo que se impuso fue una dinámica de insultos contra el candidato del PRI, contra sus colaboradores más cercanos y a favor de quienes encabezaron la protesta anti-Peña en la Iberoamericana.

A esta dinámica de insultos se sumaron, casi de inmediato, los tuiteros panistas que, aunque enfrentados a la izquierda de Twitter cuando Felipe Calderón ha sido el blanco de los insultos de la izquierda, en este caso se sumaron gozosos a los insultos contra Peña pues veían en ello la oportunidad “para bajar al puntero”.

Es difícil saber qué pasará de aquí en adelante. Quedan, más bien, una serie de preguntas pendientes de resolver ¿cuál es el límite, por ejemplo, de esta lógica de acoso de la izquierda tuitera? ¿Advierten que lejos de ser congruente con la idea de la “república amorosa”, más bien la desacredita?

Pero las pregunta no son sólo para la izquierda, ¿Le costaría mucho al PRI reconocer que perdió Twitter y dejar de usar granjas de redes sociales y BOTS, para generar la falsa impresión de unanimidad que tanto gusta a sus dirigentes? ¿Se dan cuenta del daño que causa esa obsesión con la unanimidad y la manera en que se interpreta como una provocación?

¿Los panistas llegarán a reconocer en algún momento que hace casi doce años ejercen el poder y que en muchas cosas han sido incapaces de hacer lo que se esperaba de ellos? ¿Dejarán de culpar al PRI de sus desventuras? ¿Aprenderán a admitir sus errores y a aprovechar las cerca de 7 semanas de campaña que todavía quedan?

¿La izquierda reconocerá que Twitter no es México? ¿Reconocerá que más que empecinarse en demostrar qué tanto odian a Enrique Peña o a Felipe Calderón deberían estar preocupados, por ejemplo, por contar con suficientes representantes para las poco más de 120 mil casillas que se instalarán este año? Algo que, por cierto, en 2006 no lograron.

Lo que queda claro es que la política en México está lejos de ser todo lo madura que las circunstancias exigen y nos perdemos, tristemente, en escándalos que no abonan a la solución de los problemas del país.

* Rodolfo Soriano-Núñez es PhD en Sociología por la Universidad de Fordham, Nueva York.

Continue Reading
2 Comments

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Elecciones México

Panistas señalados de cometer ‘delitos electorales’ que podrían sancionarse con prisión en Hidalgo

Published

on

By

Asael Hernández, coordinador político y de estrategia electoral del PAN Hidalgo, así como Santiago Hernández, alcalde de Tezontepec, podrían ser sancionados por FEPADE con prisión de 6 meses a 9 años en caso de haber denuncia

Por Emmanuel Ameth

El ’dueño’ del PAN en Hidalgo Asael Hernández Cerón, quien funge como coordinador político y de estrategia electoral del PAN Hidalgo, así como su hermano Santiago Hernández Cerón, alcalde de Tezontepec, han sido señalados de incurrir en delitos editoriales cuya pena está prevista desde los seis meses hasta los nueve años de prisión por las mapacherías que se revelan en audios.

Son dos los audios que evidencian el actuar de los señalados y cuya sanción en la Ley General en Materia de Delitos Electorales se especifica de 50 a 100 días de multa así como prisión de 6 meses a 3 años.

A continuación, los audios de Santiago y de Asael Hernández:

“Buenas tardes compañeros, se les está pidiendo que vayan a votar por su gente y por su familia… mándenme evidencias de que ya fueron a votar… por favor… los está pidiendo el “líder” Asael (sic)… así es de que bueno, pues mándenme las evidencias de que ya fueron a votar por favor… al rato no digan que no se les avisó, ya se les dijo que es un compromiso, que tenemos que ir a votar con nuestras familias, por favor compañeros…”, dijo Santiago Hernández en un audio que envió a sus estructuras el día de la elección.

También, durante la jornada electoral, los trabajadores del PAN recibieron otro audio:

“Buenas tardes a todos. Oigan, estoy muy preocupado, la votación es pésima por no decir… eh… más. La verdad es de que estamos demasiado bajos. No ha salido a votar ni siquiera el personal que se tiene, mucho menos su familia, por supuesto. Entonces, les pido de favor que hagan lo pertinente para que esto pueda salir…”, expresó Asael Hernández.

Sobre el audio, Asael Hernández expresó al medio AM Hidalgo que “El audio es verídico… pero no está completo, por allí lo acomodaron…”. Agregó que fue para exhortar a la estructura blanquiazul para que apoyara a conseguir esos buenos resultados.

Los delitos electorales

Los delitos electorales son “aquellas acciones u omisiones que lesionan o ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible”.

Dentro de los delitos cometidos por los hermanos Hernández Cerón, que el Ministerio Público debe perseguir de oficio, se encuentran:

Artículo 7, Fracción VII: Presionar a otro(s) para votar por un candidato, partido político o coalición el día de la jornada electoral.

Artículo 7, Fracción VIII: Solicitar evidencia del voto.

Artículo 7, Fracción XVI: Realice por cualquier medio la intimidación del electorado (en este caso, las familias de su estructura).

Aunado a lo anterior, por ser funcionario partidista, a Asael Hernández se le podrían imponer penas por cien a doscientos días de multa y prisión de dos a seis años por:

Artículo 9, Fracción I: Quien ejerza presión contra los electores siendo funcionario partidista.

Artículo 9, Fracción VIII: solicite votos para preservar el empleo (otra contraprestación).

En el caso de Santiago Hernández, por ser servidor público (alcalde) además puede haber una multa de doscientos a cuatrocientos días y prisión de dos a nueve años por:

Artículo 11, Fracción I: El servidor público que coaccione para votar a favor de un candidato.

***

Fuente: emmanuelameth.com.mx

Continue Reading

Elecciones México

Pierde MORENA los municipios más pobres en Hidalgo

Published

on

By

 

  • La Sierra y Huasteca, los municipios hidalguenses más pobres fueron los únicos donde ganó la candidata del PRIANRD Carolina Viggiano

Por Emmanuel Ameth

Las pasadas elecciones para gobernador, los únicos municipios donde la alianza PRI, PAN y PRD en Hidalgo se alzó con la victoria sobre MORENA y sus aliados, son los considerados más pobres, de acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Xochiatipan, Tepehuacán y Huazalingo fueron los que se pintaron con los colores de la alianza Va Por México, mismos que ocupan las posiciones 1, 2 y 4, respectivamente, en cuanto a menor porcentaje de personas no pobres y no vulnerables.

Y es que según las cifras oficiales de Coneval, en Xochiatipan sólo el 0.6% de la población no es pobre ni es vulnerable; en el caso de Tepehuacán es el 1% y para Huazalingo es apenas el 1.4%.

Respecto dicho dato, precisar que el porcentaje señalado no se refiere a la proporción de personas “ricas” en un municipio, sino simplemente al porcentaje de la población que goza de las condiciones mínimas para desarrollarse según criterios internacionales, es decir, que no viven en pobreza ni son vulnerables a serlo por sus carencias sociales.

Lo anterior, refiriéndose a los resultados electorales de la Sierra y la Huasteca, a espera de que la autoridad electoral local dé a conocer las cifras de los comicios para la elección a gobernador a nivel municipal, toda vez que hasta ahora sólo se han difundido por distrito.

Como particularidad de dichos municipios, Xochiatipan es donde en los últimos años más afiliados se han registrado en el PAN, lo que le ha permitido a Asael Hernández hacerse del partido. Tepehuacán es la tierra donde la familia de Carolina Viggiano ha ejercido su cacizazgo por décadas y Huazalingo es mayoritariamente indígena, históricamente rezagado, donde han padecido también el cacicazgo de los Vargas.

Tras conocerse la aplastante victoria de Julio Menchaca sobre su contrincante las pasadas elecciones, el equipo de campaña de la entonces candidata Carolina Viggiano ha venido refiriendo que hubo compra del voto al más puro estilo del PRI y que este se dio abusando de la necesidad de aquellos electores que habitan las regiones más marginadas de la entidad; según los resultados sin embargo, quienes habrían cometido -y abusado- de ello fueron precisamente los del PRIAN, acusando de aquello que cometieron.

 

***
Continue Reading

Elecciones México

TEPJF determina que AMLO vulneró principio de imparcialidad en proceso electoral

Published

on

Los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, vulneró el principio de imparcialidad durante el proceso electoral pasado en el que se renovó la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas.

Los togados consideraron que el mandatario federal vulneró el proceso electoral durante la conferencia de prensa mañanera del 23 de diciembre del año pasado en la que emitió un comentario personal sobre la coalición “Va Por México” integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

El máximo organismo electoral del país determinó que el jefe del Ejecutivo federal sí incurrió en una violación al proceso electoral en el que no tendría que haber emitido algún comentario al respecto.

Aunque la Sala Especializada del TEPJF determinó que no había existido ninguna irregularidad por parte del presidente, la Sala Superior ordenó que el organismo jurisdiccional determine el procedimiento correspondiente por las acciones del mandatario federal.

Por su parte, López Obrador manifestó que no incurrió en ninguna irregularidad durante el proceso electoral, pues refirió que no fue un factor de incidencia en los comicios y por ello los ciudadanos decidieron libremente en la jornada electoral del pasado 6 de junio.

El TEPJF ha sancionado a más de 30 candidatos que incurrieron en delitos electorales durante el proceso electoral pasado, en el cual el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se posicionó como la principal fuerza política del país.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: