Connect with us

Justicia pendiente

Las Minitas: 50 años de depredación de la Comisón Federal de Electricidad

La Comisión Federal de Electricidad ha depredado durante 50 años a los campesinos de Las Minitas, Guerrero

Avatar

Published

on

Campesino en lucha contra la CFE desde hace 50 años en Guerrero. Foto: Flor Miranda

Campesino en lucha contra la CFE desde hace 50 años en Guerrero. Foto: Flor Miranda

*** 80 ejidatarios mantienen una lucha jurídica que se muestra viciada y, un plantón que podría afectar la distribución de energía a la Ciudad de México y a los estados de Jalisco, Michoacán y Guerrero

*** Por su lejanía, el movimiento de los habitantes de Coahuayutla es poco notorio y las autoridades son omisas

Por Flor Miranda

COAHUAYUTLA de Izazaga, Guerrero.- Las aves y animales silvestres parecen ser los únicos testigos de aquella lucha que lleva ya más de 50 años de pie. Ahí, en la cima de un cerro sobre el predio conocido como “Puerto de la Cruz”, en los límites de Guerrero y Michoacán, pasan -día y noche- 80 campesinos que solamente buscan que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) les reponga el daño que provocó a sus tierras.

Pero allá nadie los ve. No hay reporteros que a diario den seguimiento a las acciones de su movimiento. No hay quien plasme con fotografías su rutinario día cuando llueve, cundo andan o montan en bestia para avanzar más de 5 kilómetros y llegar a sus hogares. Allá es más fácil que la autoridad los ignore.

Antecedentes…

El problema data de 50 años atrás, cuando hasta el ejido hoy conocido como de “Las Minitas”, llegó gente del gobierno advirtió a los campesinos que construirían una presa sobre sus tierras.

La Presa Infiernillo fue construida por la Secretaría de Recursos Hidráulicos para la Comisión Federal de Electricidad. Es parte del Sistema llamado “Adolfo López Mateos”.

Se ubica sobre el cauce del Río Balsas entre los límites de los estados de Guerrero y Michoacán. Cuenta con una central hidroeléctrica que tiene una capacidad de generar mil 120 megawatts de energía eléctrica y, es la segunda generadora de electricidad en el país después de la Presa Chicoasén.

Tiene una capacidad de almacenar 9 mil 340 hectómetros cúbicos de agua que crea un embalse que cubren una superficie aproximada de 755 Kilómetros cuadrados, que también forman parte de la Reserva de la Biosfera Zicuirán Infiernillo.

Fue la empresa constructora ICA la encargada de dar vida al proyecto. Era 1963, penúltimo año de gobierno de Adolfo López Mateos y según a los antecedentes históricos, como él, los gobernadores de Guerrero y Michoacán emanaban del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Todos estuvieron de acuerdo en la construcción.

La hidroeléctrica provocó que se inundaran el pueblo de Infiernillo y el ejido Las Minitas. Los habitantes de ambos fueron desplazados a otro pueblo, del que fueron desplazados una vez más.

En 2008, ganaron juicios en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), tras los cuáles se ordenó una indemnización de más de 11 millones de pesos por 129 hectáreas afectadas, a pesar de que los ejidatarios señalan que en total fueron 228 hectáreas. A la fecha, los pobladores no reciben ningún tipo de pago.

Debido a lo anterior, en más de una ocasión los antiguos habitantes de Infiernillo han bloqueado los accesos del “cerebro” de la CFE, el edificio de máquinas en la zona.

El 4 de febrero de 2014, desde las 6 de la mañana, realizaron un nuevo bloqueo.

Bloqueos y denuncias nada ha srvido para hacer justicia a los campesinos. Foto: Flor Miranda

Bloqueos y denuncias nada ha srvido para hacer justicia a los campesinos. Foto: Flor Miranda

A más de 50 años del despojo, los inconformes dicen que el Tribunal Agrario dio una sentencia a su favor, sin que se haya cumplido hasta ahora. La protesta se mantendría hasta que se presente personal de alto rango de la Comisión para resolver el problema y, así fue.

En aquella ocasión, según relatan; llegaron funcionarios de la CFE a realizar compromisos de liquidación, previamente la instalación de una mesa de diálogo para llegar a acuerdos, sin embargo, cuando aflojaron el movimiento la CFE reinició sus trabajos, reparó algunos desperfectos y los ejidatarios volvieron a quedar en el olvido.

Durante la construcción de la presa, las tierras de playa de los campesinos, los bajiales donde se sembraba sandía, melón, jitomate también.

Las tierras son de los ejidatarios de Coahuayutla desde los tiempos del general Lázaro Cárdenas, cuando las expropió a los hacendados y se las dio a los campesinos, “porque éramos pobrecitos y no teníamos dónde sembrar”, dijo uno de los afectados; el más anciano que permanece en el movimiento con su andadera. Él es uno de los pocos campesinos propietarios que permanecen con vida, de aquel grupo al que le fueron arrebatadas arbitrariamente sus tierras.

El plantón…

Hoy son los hijos de aquellos ejidatarios los que continúan la lucha. Solo dos ancianos propietarios viven y permanecen en lucha, aunque las piernas de uno ya casi no responden.

Se trata de Nemecio Núñez Bustos a quien el peso de los años apenas le permite caminar apoyado de una andadera. Pero no se rinde. A pesar de ello, subió a lomo de bestia cinco kilómetros sobre varios cerros para llegar a Puerto de la Cruz, en el municipio de Coahuayutla.

Los más jóvenes caminan esos kilómetros sobre un terreno empedrado, rocoso y lleno de vegetación, animales silvestres y hermosas aves que se muestran arreciando su cantar al paso de los humanos.

Se camina sobre veredas de difícil acceso donde hay puntos en los que los burros y caballos apenas pueden cruzar. Se cruza por el predio conocido como “La Lobera”, donde según los ejidatarios, antes había lobos por doquier. Hoy, al parecer han extinguido pero en su lugar quedaron zorros que apenas y “con suerte” se pueden observar.

El camino es difícil y cansado para las personas. Pero solo así llegan hasta “Puerto la Cruz”, donde el plantón recobró vida hace 12 días cuando una de las torres transmisoras de electricidad, propiedad de la CFE, sufrió una avería.

De ahí se agarraron los ejidatarios para arreciar su lucha desde el ámbito político, pues en lo jurídico jamás la han soltado.

Junto a la torre averiada está el plantón en el que participan 80 personas, en su mayoría adultos y jóvenes que buscan hacer justicia a sus padres. Pero también hay propietarios originales como don Nemecio que lleva en lucha 50, de sus 83 años de vida.

En la organización de la lucha contra el despojo de sus tierras por CFE. Foto: Flor Miranda

En la organización de la lucha contra el despojo de sus tierras por CFE. Foto: Flor Miranda

El recorrido…

Antes de llegar al plantón también hay un intenso recorrido por hacer. Un grupo de reporteros que se dispuso a llegar hasta las entrañas de aquellos montículos boscosos donde está hoy la base del movimiento, salieron desde la capital Chilpancingo, recorriendo ocho horas de camino hasta la cabecera municipal de Coahuayutla de José María Izazaga, solo haciendo una escala en Zhihuatanejo.

Antes se tiene que cruzar de forma total la Costa Grande de Guerrero. La lluvia dificultó el camino desde Coyuca de Benítez, la puerta de esa zona costera. Después vinieron diversos pueblos y cabeceras municipales; entre éstas la de Atoyác, San Jerónimo, Tecpan de Galeana, Petatlán y Zihuatanejo.

De ahí se tomó la dirección hacia Lázaro Cárdenas, Michoacán, para poder llegar a La Unión, un municipio enorme territorialmente hablando, pero hundido (como muchos) en la pobreza. Pero además es otro de los territorios guerrerenses sometidos por el narcotráfico.

Antes de llegar al límite con Michoacán, se toma una desviación sobre la cabecera de La Unión para poder llegar a Coahuayutla. Es un camino de cabecera a cabecera totalmente devastado y olvidado.

Entre más se incrusta sobre el municipio, más se nota la marginación y las secuelas de la violencia generada por grupos del crimen organizado. Antes de llegar a esa cabecera se cruzan varios pueblos en los que se pueden captar imágenes demasiado parecidas a las que se sacan de la Montaña de Guerrero, una de las zonas más pobres del país.

Los cortes carreteros son constantes. Las casas son de adobe en su mayoría seguidas en número por las de lámina galvanizada o de cartón. Unas cuantas hay de ladrillo. Ahí también los niños más pequeños andan son ropas sucias, huaraches o a veces hasta encuerados y descalzos.

En aquel lugar (como en casi todos)  no se muestran los beneficios de la reforma hacendaria, energética o educativa. Solo por poner un ejemplo; las escuelas son pequeños cuartos pintados de algún color. Apenas hay viejas sillas para que los alumnos se sienten y un pizarrón. No hay salas de audio-visión, canchas deportivas, salas de cómputo o siquiera escaleras para subir a un segundo nivel.

Las mujeres con rebosos caminan kilómetros para traer tortillas o llevar comida al campo donde trabajan sus maridos e hijos. Eso sí, para no requemarse se cubren con paraguas y buscan caminar elegantes con su bolsa de mandado, mandil y huaraches.

Pero los paisajes (como en la Montaña) son hermosos. Hay ríos que se miran desde la carretera, pero en las pozas hay poca gente.

El camino de La Unión a Coahuayutla es más curva que rectas. Curvas realmente cerradas que en su mayoría no son advertidas con un letrero vial que diga: “curva peligrosa”.

Esta vía de casi 90 kilómetros está marcada por los desperfectos y un letrero del gobierno federal que presume una supuesta rehabilitación luego de la devastación que causaron las lluvias de Septiembre del año pasado. Pero la rehabilitación la hicieron de forma rústica los propios habitantes de Coahuayutla que quedaron incomunicados (todo el municipio) durante varias semanas.

Y es que ellos, por la lejanía en que se encuentran de la capital o el puerto de Acapulco, no tuvieron los reflectores de los medios de comunicación por lo que, a las autoridades se les ha hecho fácil ignorarlos.

Cuando se llega a la cabecera municipal se toma aire para preparar los cuerpos en otro viaje de al menos dos horas más. Sobre camionetas de doble tracción se avanzan otros 30 minutos aproximadamente son rumbo a la parte serrana.

Se cruza “La Lobera” para llegar a un río que marca el final del camino en vehículo. De ahí se empieza a subir a pie o en bestia por más de una hora. Solo así se llega a Puerto de la Cruz donde se encuentra el plantón de los ejidatarios de “Las Minitas”.

Desde allá arriba, a lo lejos solo se observan más cerros con dirección hacia la presa El Infiernillo y el Río Balsas que no se alcanzan a ver. Pero si se observan decenas de torres de la CFE que salen de esa presa. Una de éstas es la que está tomada.

La denuncia…

Fue ahí donde los ejidatarios ofrecieron una conferencia de prensa, en medio de hojarasca seca y pastos, árboles y flores que están enverdeciendo con la caída de las primeras lluvias de este año.

Hay dos enramadas con las que los plantonistas se cubren de la lluvia. Ahí tienen agua y comida que acarrean desde la cabecera municipal. Algunos refrescos están a la vista y una fogata en la que formaron una especie de parrilla para freír sus alimentos. Dos tortillas estaban a punto de quemarse cuando inició aquella charla con reporteros.

El primero en hablar fue Florencio Cárdenas Espino, representante de los ejidatarios de Las Minitas.

“Aquí estamos en una manifestación pacífica desde hace siete años, en pie de lucha y no la vamos a dejar hasta que tengamos una solución”, sentenció a las autoridades del estado, la federación y a la propia CFE.

Relató que se está exigiendo el pago por la afectación de 327 hectáreas del ejido Las Minitas, a consecuencia de la construcción de la presa desde hace 50 años.

Recordó que desde aquella época sus padres iniciaron una lucha de la que no han recibido hasta el momento resultados satisfactorios, mientras que sus tierras siguen sin ser utilizadas por los daños que sufrieron.

Aclaró que el plantón será indefinido en Puerto de la Cruz y, la intensión es evitar que personal de la CFE ingrese a esa zona para reparar una de las enormes torres conductoras de electricidad, cuyos cables parten desde la presa El Infiernillo.

También aclaró que ésta vez (como la pasada que realizaron una acción similar), no se dejarán engañar. Ahí estarán hasta que sean indemnizados por la pérdida de sus tierras.

“Nos pidieron por teléfono los de la CFE que si les permitíamos reparar el daño en la torre, pero les dijimos que mientras no hubiera diálogo no les podríamos dar permiso para entrar a nuestras tierras a reparar la torre de alta tensión”, sentenció.

Esta acción ha provocado que desde hace doce días aproximadamente, la CFE se haya visto obligada a cargar la electricidad sobre cables que cruzan por otra de las torres, por lo que ésta tiene el doble de energía en conducción rebasando su capacidad, por lo que en cualquier momento podría también averiarse.

Es preciso resaltar que la energía producida por esta planta se utiliza para satisfacer la creciente demanda de la Ciudad de México y fue un valioso auxiliar para el cambio de frecuencia, ya que funciona a 50 y 60 ciclos. Es una de las más importantes hidroeléctricas del país y está también interconectada con la ciudad de Guadalajara, además de que abastece de luz a partes de Michoacán y Guerrero.

Esto quiere decir que se está poniendo en riesgo el abasto de energía eléctrica para la Ciudad de México, algunas partes de Jalisco, Michoacán y Guerrero.

Los ejidatarios están exigiendo un solo pago de 34 millones de pesos por concepto de indemnización por un total de 327 hectáreas que hace 50 años se les expropiaron para construir la presa Adolfo López Mateos, conocida como El Infiernillo.

El asesor jurídico de los ejidatarios, Fernando Jaimes Ferrel indicó que el Tribunal Unitario Agrario número 12, con sede en Zihuatanejo, no ha resuelto el conflicto y al parecer hay intereses de por medio, en conjunto con la CFE.

Aclaró que se trata de un abuso de la CFE que supuestamente compró las tierras a un pequeño propietario, pero “ya había un decreto público en el Diario Oficial de la Federación”, donde se decretaba el ejido como “Las Minitas”, con tierras otorgadas a campesinos de Coahuayutla.

Agregó que la indemnización que arrojó el peritaje por 227 hectáreas es de 34 millones de pesos, “que a mi juicio es muy baja porque además llevan 54 años poseyendo esas tierras de los ejidatarios”.

Especificó que si se cobraran todos los bienes y otros enseres sería mayor la cantidad. “Además, la CFE inundó zonas arqueológicas, por eso los ejidatarios están indignados todavía más”, resaltó.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Justicia pendiente

Sandoval reconoce que Salvador Cienfuegos es asesor de la Sedena

Avatar

Published

on

Por Ignacio García

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Crescencio Sandoval, reconoció que el ex responsable de esa dependencia federal, Salvador Cienfuegos, forma parte del equipo de asesores del Ejército mexicano.

El general dijo que las normativas del Ejército establecen que los ex titulares de la Sedena forman parte del equipo de asesores del secretario en turno, sin embargo, aseguró que Cienfuegos no es tomado en cuenta por la actual administración federal.

De acuerdo con Sandoval, únicamente cuando el secretario en turno desee consultar algún tema o situación en particular con los ex secretarios es cuando son considerados, por lo que en la actualidad el equipo de asesores está conformado por tres o cuatro ex secretarios de la Defensa Nacional.

Indicó que los ex secretarios forman parte del equipo de asesores hasta que fallecen, por lo que son los únicos integrantes de la milicia, quienes después de retirarse perciben el mismo sueldo que cuando estaban en activo, por lo que es una normativa que deben respetar.

Enfatizó que en la actualidad Salvador Cienfuegos no ha sido consultado para abordar algún tema relacionado con la Sedena, por lo que se encuentra en el mismo nivel que los otros ex secretarios de la Defensa Nacional que están retirados.

Salvador Cienfuegos fue titular de la Sedena en la administración de Enrique Peña Nieto, pero el gobierno de Estados Unidos lo acusó de estar vinculado con el Cártel de los Beltrán Leyva desde la administración de Felipe Calderón, sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) desistió de una orden penal en su contra al presuntamente no encontrar elementos suficientes contra el general.

Incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que la Agencia Anti Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) fabricó el caso contra Salvador Cienfuegos, quien fue detenido en la Unión Americana, pero que fue liberado tras su extradición a México.

 

 

 

Continue Reading

Justicia pendiente

Director de Cefereso de Michoacán extorsiona, tortura, y viola derechos humanos, denuncian internos

Ignacio García

Published

on

Por Ignacio García

El director del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 17, de Michoacán, Julio César Pérez Álvarez, ha incurrido en constantes violaciones de derechos humanos hacia los presos del penal como la ausencia del servicio de agua potable, así como constantes torturas, amenazas, y extorsiones, pidiéndoles dinero a los internos para no que eviten el maltrato, sin haber sido sancionado por las autoridades federales, pese a 273 amparos en su contra.

Por medio de una misiva, George Khoury Layón, interno del penal federal acusado falsamente del delito de homicidio calificado y vinculado al falso secuestro de Hugo Wallace por Isabel Miranda de Wallace, denunció que el directivo ordenó que le arrojaran gas lacrimógeno, además de que ha incurrido en malos tratos y golpes constantes hacia su persona, así como enviarle un perro para quitarles sus tenis ortopédicos.

Por ello, pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ordene a los comisionados federales que atiendan las irregularidades cometidas por Pérez Álvarez, ya que, enfatizó, existen 273 amparos en contra del director por la falta de agua potable, falta de atención médica, amenazas y torturas contra los internos, y ahora le pide 500 mil pesos para dejarlo en paz.

De acuerdo con Khoury Layón, los amparos se encuentran radicados en los juzgados Quinto y Octavo de Uruapan, Michoacán, sin embargo, hasta el momento no han obtenido una respuesta satisfactoria y el director lo ha amenazado con negarle el suministro de sus medicamentos contra la lumbalgia que padece, así como no regresarle los tenis ortopédicos que requiere para su postura en caso de no desistir de sus denuncias públicas.

Agregó que Julio César Pérez ha alegado que cuenta con el respaldo institucional, pues su familiares trabajan en la Federación y él es uno de los ex colaboradores de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) durante el gobierno de Felipe Calderón y preso en Estados Unidos por sus presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.

Asimismo, expresó que pueden contar con hasta 70 testimonios y 200 firmas de los presos que están en contra de las funciones de Pérez Álvarez, por lo que demandaron la intervención del presidente de México para que se frenen los abusos cometidos contra los internos del Cefereso de Michoacán.

Continue Reading

Fabricación de culpables

Policía condecorado por AMLO en 2004, lleva 15 años en prisión con delitos fabricados por secuestro

Ignacio García

Published

on

Por Ignacio García

CIUDAD DE MÉXICO.- Ariel Eros García Islas, ex integrante del grupo élite denominado “Los Cobras”, de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, quien había sido condecorado por el entonces jefe de gobierno de la Ciudad México, Andrés Manuel López Obrador, en 2004, es una víctima más de fabricación de culpables de la pasada administración de Vicente Fox.

Acusado falsamente por el delito de secuestro, por el cual se encuentra procesado en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) El Altiplano, Estado de México, desde hace más de 15 años, García Islas pidió la intervención del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que se realice justicia a su proceso irregular.

En entrevista con Los Ángeles Press, el ex policía capitalino denunció que no cometió el delito de secuestro como lo expusieron los medios de comunicación en abril de 2004, pero fue torturado por elementos de la extinta Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para confesar supuestamente su responsabilidad en ese ilícito.

De acuerdo con el denunciante, los protocolos de Estambul demuestran la tortura de la que fueron víctimas los policías capitalinos detenidos por la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR) a cargo de Rafael Macedo de la Concha en 2004.

Agregó que debido a la coyuntura política nacional por la búsqueda del desafuero del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, el gobierno federal, encabezado por el panista Vicente Fox Quesada, junto con en entonces director de la AFI, Genaro García Luna, maquiló delitos al grupo élite de la policía capitalina para desacreditar la imagen del ahora presidente de la República.

Reiteró que desde hace más de 15 años está procesado en un penal de máxima seguridad en el Estado de México por las consignas del gobierno federal para vengarse del gobierno de izquierda de la Ciudad de México, pues en su momento, dijo, el propio ex secretario de Seguridad Pública capitalino, Marcelo Ebrard,–hoy canciller del país–, reconoció la valía de este grupo policiaco.

Dijo que durante más de tres lustros han violado el debido proceso para evitar su salida y las irregularidades presentadas en el mismo, por lo que al inicio de la actual administración federal, Daniel Miranda, quien se acreditó como representante de la Secretaría de Gobernación (Segob), se acercó con ellos para buscar su intervención, pero no han obtenido respuesta de su parte,

Por ello, pidió que se brinde justicia y no se vuelvan a cometer este tipo de delitos que han persistido contra los ex agentes del grupo policiaco de la Ciudad de México, pese, dijo, a que fue condecorado por el ahora jefe del Ejecutivo federal.

Contexto

Ariel Eros García Islas fue acusado por Fidencio Francisco Facio Trejo, víctima de tortura por agentes de la SIEDO y obligado a firmar la acusación, esposado de espaldas, y solo declaró “conocer a un tal Eros”.

De su expediente desaparecieron muchas pruebas, sin embargo un juez volvió a ordenar que se le hiciera el Protocolo de Estambul a Facio Trejo, resultando nuevamente positivo como en 2004.

 

Continue Reading

Trending