Connect with us

México de conciencia

La gran batalla por México y el mundo

La disputa por los recursos en México y en el mundo más aguda

Cruz Perez Cuellar

Published

on

Martín Arellano

Miles de jóvenes en Europa salen a las calles a defender una paz duradera en tiempos en que el nacionalismo de ultraderecha amenaza con llevar al continente a una pesadilla más de violencia y destrucción, misma que podría ser la última para ellos y para todos.

¿Qué importancia puede tener esto para México o las naciones del continente americano?

Justo cuando los recuerdos de la última gran guerra parecen perderse en la memoria de los pueblos a causa de que sus sobrevivientes y sus hijos en su gran mayoría han fallecido, aparece en Europa nuevamente un nacionalismo violento, xenófobo y racista que parece desnudar historias más viejas y obliga repensar la misma para los más jóvenes.

México no está exento de ese nacionalismo, aunque parezca absurdo, durante la guerra del 45 en muchas familias mexicanas había sinceras simpatías por Alemania, a veces por el rechazo a los Estados Unidos, otras veces por viejos anhelos de ciertos grupos por recuperar privilegios al considerarse racialmente superiores, y otras porque había intereses que los financiaban.

Las historias que se recibirán sobre la segunda guerra mundial en 200 o 300 años parecerán algo similar a lo que a nosotros nos parecen las guerras de la antigüedad, lejanas, sin relación con nuestras vidas y primitivas.

El ser humano ha cambiado casi nada, en diez mil años, solo ha avanzado su forma de matarse, su tecnología, ha evolucionado sus medios de transporte y comunicación, la manera de producir alimentos, sin embargo, como especie sigue siendo tan igual como al principio de la civilización.

Lo que sucede en Europa encierra viejas historias que deben salir para entender que todos esos movimientos no son políticos, son comerciales, son mercantiles y financieros, la gente no sale a matar a sus semejantes por odio, la gente sale a morir en las guerras por defender los intereses de otros que normalmente no son visibles.

El ser humano desea vivir lo más en paz posible, sin embargo, los beneficios de aquellos que tienen grandes intereses por tener al mundo siempre en tensión, por las rutas comerciales, por los mercados, por tener acceso a lo que otras naciones poseen, por reacomodar al mundo, pues, de acuerdo a sus intereses, esos bandos no tienen banderas nacionales, hoy tiene intereses económicos que los convierten en políticos y luego los trasladan a los medios, a las calles y la gente sale, se manifiesta y se crean las condiciones para cambiar todo a costa de la vida de millones que nunca ganan nada.

A la gente solo le llega la verdad que sus gobiernos quieren que conozcan, no otra, la historia en los colegios, los medios de comunicación en manos de intereses privados impiden la libertad de conocer la verdad.

Mientras en Europa hay un repudio a los inmigrantes de África y Oriente Medio generados por las propias políticas de despojo e intervención política y armada de las potencias industriales en esos países, en América Latina, el repudio es de las elites contra las clases menos favorecidas, ya sea por su origen étnico o por la idea de que son dueños de las naciones, desde Bolivia, hasta México, el desprecio a los mestizos y naturales es brutal.

Estos movimientos no son espontáneos, mientras en Europa y Oriente Medio se siembran discordias que han llevado a la fragmentación de naciones completas, como en el caso de Yugoslavia, y la destrucción de Libia o Siria, en México se alzan voces por la ruptura del pacto federal.

Detrás de todas estas cosas están grandes intereses financieros y comerciales, que no tienen banderas, aunque sus sedes estén esparcidas por Occidente, el gran monstruo del mundo es la codicia de unos cuantos y que ha llevado a la manipulación de la vida de millones de almas.

La lucha es por el agua, el petróleo, las tierras raras, el uranio, y cualquier recurso natural disponible, los cuales son controlados por grandes corporaciones empresariales capaces de poner de rodillas a cualquier nación del mundo.

No es raro que congresos de naciones influyentes estén cooptados por estas grandes corporaciones, por ejemplo, Coca Cola ha pagado millones de dólares para financiar investigaciones que concluyan que sus bebidas azucaradas no son dañinas; Nestlé ha librado enormes batallas para apropiarse del agua de los países; da igual si es en los Estados Unidos o en alguna nación africana.

Los tratados comerciales europeos con países de África están matando de hambre a esas naciones que se ven forzadas a firmarlos, siempre los países responden a los intereses de las corporaciones y someten a naciones más débiles y cuando no es sencillo, las destruyen internamente, como ahora vemos con Bolivia, y han intentado con Venezuela.

La falsa guerra de Iraq y la destrucción de naciones prósperas como Libia son el ejemplo, sin contar con la guerra de Siria en donde el interés es el mismo, el petróleo.

Tenemos los mares llenos de plástico, los cielos llenos de contaminación, los ríos y las tierras de cultivo con aguas llenas de metales pesados y glifosatos, no es de hoy, es de décadas, pero nos hablan de campañas ecologistas patrocinadas por los mismos que producen el problema.

Obligan a la gente a comprar autos cada día más eficientes en el consumo de combustible y más limpios, cuando en realidad son las grandes corporaciones las que generan la mayor contaminación del mundo, con la extracción de petróleo, la minería, o los pesticidas, mientras tienen a la gente recolectando botellas de plástico y responsabilizándola por algo que no está en sus manos.

No es nuevo, la riqueza no se produce, se apropia de otro que la tiene, dentro del modelo actual no es posible que haya naciones ricas sin pobreza, porque es de la pobreza de otros de la que se nutre la riqueza de los poderosos.

El origen de los problemas del mundo no tiene que ver con reyes malvados y cancilleres dementes, está ligada y siempre lo ha estado a la codicia de los grandes comerciantes, hoy gigantescas corporaciones, de los grandes poderes financieros que tienen miles de socios y grandes consejos, pero que realmente nadie conoce, ellos son los dueños del Monopoly, los que mueven las piezas del mundo.

En México se vive una gran lucha a partir de la llegada de López Obrador, un país por 500 años saqueado y destruido, esclavizado y satélite de grandes potencias, que a su vez responden a grandes intereses comerciales y financieros.

No se trata de plantear que el presidente es el gran paladín de la justicia, se trata de entender que es necesario sacar al país y a su gente de la parte del juego que le asignaron en el reparto mundial, de que tenga la posibilidad de participar en el mundo de una manera más digna.

Esta misma lucha se vive ahora en todo el mundo, cada país con sus propias condiciones y características, Alemania y Francia como potencias europeas viven sus crisis de la misma manera que Polonia, España, Italia, Grecia y Reino Unido, todas viven la lucha de poderes que buscan predominar en un nuevo orden mundial que busca surgir y uno viejo que no quiere morir.

México ahora tiene antes si una lucha brutal, donde convergen los intereses mundiales y sus aliados locales, la iglesia, los empresarios, y los medios a su servicio, no está solo porque no podría resistir.

Hoy las huellas de esa batalla brotan por todos lados, y se hacen visibles los actores que por años se dedicaron a destruir el país para su beneficio, aparecen como hongos sus acciones y lo perverso de sus actos, la mirada interior de quienes han participado en ese proceso.

La prohibición de las bebidas azucaradas no será una lucha menor para el país contra Coca Cola y Pepsi, el poder económico y político de esas empresas es enorme, y no van a perder al mayor consumidor de veneno embotellado a ningún precio, no sucedió en Estados Unidos, no pasará en México, a menos que algo cambie en el mundo.

Lo que dejó al descubierto es el papel de los grandes empresarios mexicanos, que hostigaron al gobierno de todas las formas posibles para obtener un rescate económico y que no dudaron en sabotear la estrategia de salud pagando a medios y periodistas, que usaron los muertos como ariete de batalla.

Luego al denunciarse el impacto que el consumo de las bebidas azucaradas y la comida chatarra en el incremento de las posibilidades de muerte por el COVID-19, se les olvidó la vida de las personas y comenzaron a presionar por salvar la economía que podría verse afectada en el caso de Oaxaca que prohibió su venta y consumo a niños.

No les importa la vida de la gente, demostraron que solo piensan en hacer dinero.

Se ha puesto al descubierto que conocían el impacto que causaban en la salud de la gente y no les importó, como no les ha importado el clembuterol en la carne, ni que los etiquetados de sus productos no solo sean engañosos, sino que no venden lo que dicen sus empaques.

Lo mismo sucedió con los medicamentos, y todos los negocios sucios que hicieron con la clase política que habían comprado durante décadas, son los mismos que financian a políticos como Felipe Calderón y dementes como Gilberto Lozano, mantienen vivos a los medios y periodistas a los que se les cerró la llave del dinero público y se han dedicado a llenar de amparos las obras del gobierno.

México no es ajeno a las guerras particulares que se viven en cada parte del planeta, en sus diferentes versiones pero que están ahí, resurgen o se descaran grupos políticos que sienten un profundo desprecio no solo por los más pobres, sino por los ciudadanos a los que ven como un ganado, un botín de guerra del cual servirse porque tienen derecho a ello.

Son esos grupos que se dicen de derecha, religiosos, pero que carecen de principios y toda moral, los que incitan al odio por haber perdido una elección, que igualmente dejó al descubierto que los gobiernos en que participaron convirtieron al país en una lucrativa empresa para ellos y sus amigos, en la cual podían disponer de todo porque se creen dueños, porque tienen el derecho, porque se sienten superiores.

La derecha mexicana se volvió ultraderecha, clasista y racista, violente e intolerante, profundamente antidemocrática, pero ¿a quién le importa la democracia en este momento? Cuando en muchos países son los gobiernos que fomentan la violencia a inmigrantes o grupos diferentes como sucede en Polonia, Lituania o Croacia.

Lo que sucede en México es parte de ese reacomodo mundial, pero bien podría servir para que los jóvenes mexicanos al menos puedan limpiar sus instituciones de tanta corrupción, de imponer gobiernos que vean más por la sociedad y sean diques contra la codicia empresarial local.

Ojalá estos jóvenes comprendan que deben abrirle la puerta a los más de 129 millones de marginados al derecho a tener un gobierno que los represente, y no uno que simule hacerlo mientras les da los recursos del país a un grupo de codiciosos empresarios que no les importaría entregarlo todo si eso los beneficia.

No lo harán porque no podrían enriquecerse de la manera tan corrupta como lo hacen, porque es la misma la que les ha dejado crecer saqueando los recursos y explotando la mano de obra y tampoco lo podrán hacer porque Estados Unidos jamás le sumaría a su población millones de mexicanos con derechos ciudadanos.

México ha sido un país saqueado por la codicia de sus elites durante siglos, y porque esa codicia y corrupción los volvió manejables para el gobierno de Estados Unidos, desde Salinas de Gortari, hasta Enrique Peña Nieto, ningún presidente mexicano tuvo el poder para negociar con Estados Unidos porque todos provenían de lo ilegítimo y del fraude, todos fueron corruptos y sin apoyo popular, eran frágiles, débiles y desechables, por eso les pudieron arrancar tantas cosas.

Hoy el gran apoyo popular le ha dado respeto y una posición diferente al presidente, sin embargo, el país es frágil por cómo fue entregado, por el momento mundial y por todos aquellos que se beneficiaron de él, por tener que luchar contra recursos millonarios y políticos, contra apoyos externos, jueces y magistrados, Institutos autónomos, ONGs, y delincuencia organizada muchas veces apoyada por gobernadores, iglesias, fiscales y policías.

En la medida en que los jóvenes comprendan de donde surgen estos apoyos, quienes dan recursos a estos movimientos, podrán defender con más éxito México y construirse un futuro más esperanzador.

México de conciencia

Mario Delgado gana dirigencia de Morena

Avatar

Published

on

Por Ignacio García

El diputado federal Mario Delgado ganó la tercera encuesta que elaboró el Instituto Nacional Electoral (INE) para nombrar al nuevo dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al obtener el 58.6 por ciento de las preferencias sobre el también legislador federal Porfirio Muñoz Ledo que obtuvo el 41.4 por ciento del total.

El INE reveló que la encuesta fue levantada el jueves y se efectuaron 4 mil 500 cuestionarios que se aplicaron a tres encuestadoras, por lo que en esta ocasión Mario Delgado superó ampliamente a Porfirio Muñoz Ledo, luego de que en el ejercicio pasado se había registrado un empate técnico.

Durante los últimos días Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo han mantenido acusaciones permanentes por la dirigencia nacional, pero que en esta ocasión las preferencias favorecen al coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados federal.

Porfirio Muñoz Ledo acusó la existencia de llamadas telefónicas de parte del grupo de ciudadanos Amigos de Mario Delgado para favorecerlo, mientras que el aludido aseveró que deberá buscar fomentar la unidad en el interior del partido para buscar posicionarse como la primera fuerza política del país.

A través de sus redes sociales, Delgado invitó a Muñoz Ledo a trabajar de forma conjunta en el partido y que forme parte del Consejo Nacional de Morena, por lo que indicó que debe garantizarse la unidad en el interior de Regeneración Nacional ante el proceso electoral federal de 2021.

Mario Delgado dio positivo a Covid-19 esta semana, por lo que se mantiene realizando labores a distancia, mientras que el fin de semana pasado Morena fue superado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Coahuila e Hidalgo, donde se posicionó como la principal fuerza política de esas entidades.

Continue Reading

México de conciencia

Mario Delgado y Yeidckol Polevnsky dan positivo a Covid-19

Avatar

Published

on

Por Ignacio García 

El diputado federal y aspirante a la dirigencia nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Mario Delgado, y la exdirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, informaron que dieron positivo a Covid-19, por lo que permanecerán recluidos en sus respectivos domicilios.

Por medio de su cuenta de Twitter, el coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados dio a conocer que decidió aislarse al presentar síntomas leves y dar positivo a Covid-19, sin embargo, enfatizó que dio seguimiento a la probación del paquete económico de ingresos.

De acuerdo con el aspirante a la dirigencia de Morena, seguirán preparándose para el futuro, por lo que permanecerá aislado durante los siguientes días para evitar contactar a más personas en tanto padece la enfermedad.

Por su parte, la ex lideresa de Morena también dio a conocer que dio positivo a Covid-19, por lo que permanecerá recluida en su vivienda y en breve informará sobre su situación en los próximos días.

Aunque Polevnsky participó en la contienda para la renovación de la dirigencia nacional de Morena, en la encuesta elaborada por el Instituto Nacional Electoral (INE) estuvo fuera de los primeros lugares entre la militancia, por lo que únicamente la disputarán Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo.

La pandemia de Covid-19 ha afectado a diferentes servidores públicos y actores políticos a nivel nacional, sin embargo, las actividades presenciales se mantienen en varios espacios públicos que representan un riesgo de nuevos contagios.

Continue Reading

México de conciencia

Comisión del Senado aprueba la desaparición de fideicomisos

Avatar

Published

on

Por Ignacio García 

La comisión de Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República aprobó por mayoría el dictamen que avala la desaparición de 109 fideicomisos que previamente aprobó el pleno de la Cámara de Diputados federal, por lo que fue turnada a la Mesa Directiva.

Un día antes fue aprobada por la comisión de Hacienda del Senado de la República, aunque los legisladores federales de oposición pidieron que no se avalara la desaparición de los fideicomisos, ya que se pone en riesgo el apoyo a los científicos, deportistas y creadores culturales, así como la atención en desastres naturales.

El coordinador de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ricardo Monreal, operó para que los legisladores aliados como del Partido del Trabajo (PT) para que avalaran el dictamen que envió la Cámara de Diputados federal y así enviarlo a la Mesa Directiva para su votación con los 128 senadores.

Con seis votos a favor de Morena y cuatro del bloque opositor, fue aprobado el dictamen, aunque la senadora del PT, Nancy de la Sierra, votó en contra de la propuesta para extinguir los fideicomisos, ya que acusó que se pretende erradicar los apoyos a los más necesitados.

Asimismo, los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) también se opusieron para aprobar los fideicomisos, ya que se conformará como una manera de aprobar los proyectos de la denominada cuarta transformación.

Sin embargo, la senadora de Morena, Jesusa Rodríguez, afirmó que los fideicomisos con mecanismos opacos que únicamente pervierten los intereses de ciertos grupos y no se benefician a los científicos, deportistas ni artistas, por lo que ahora se destinarán de forma directa por parte de la Federación.

Continue Reading

Trending