Connect with us

Arteleaks

La expulsión de los poetas (última parte)

La expulsión de los poetas, tercera parte, del escritor Abelardo Gómez Sánchez, sobre el significado del ‘destierro de los poetas’ referido por Platón

Published

on

.

Retrato de Edgar Allan Poe. Foto: red

Retrato de Edgar Allan Poe. Foto: red

Abelardo Gómez Sánchez*

(Tercera y última parte)

Para Fátima y Edgar

Al principio aludí, a las nuevas sociedades industriales y urbanizadas, como escenario de un deseo cumplido de Platón: el destierro de los poetas. Pero, en todo caso los capataces de la producción en serie (al ritmo de la organización del trabajo tayloriano) son muy distintos a los “guardianes de las Leyes”, censores que aplicarían el mandato de la utopía platónica: “…en lo relativo a la poesía no han de admitirse en la ciudad más que los himnos a los dioses y los encomios a los héroes”; dice en el “Libro X” de La república (1959, UNAM, México, D. F.) texto en que se dialogan razones metafísicas, políticas, pedagógicas y éticas que obligan a desterrar de la polis, a los poetas, y defender el valor supremo de la verdad. Es decir el expulsante es un filósofo.

Ahí mismo Platón (427-347 A.C.) refiere que para su época, la disputa entre los poetas y los filósofos, “es ya antigua” y alude a las abundantes y ya antiguas, para él, descalificaciones; describir al poeta como “el hombre grande en los vaniloquios de los necios”, o a la poesía como “la perra aulladora que ladra a su dueño”. Pero contundente también es lo que de su propia cosecha dijo Platón contra los poetas y pintores (recuérdese que en su juventud el filósofo escribió poesía y que repetidamente confiesa sucumbir al “hechizo” del arte). Dice Platón en boca de su personaje Sócrates quien mayeúticamente, habla con Glauco sobre la poesía: “…todo arte imitativo, hace sus trabajos a gran distancia de la verdad y que [“el arte en general”] trata y tiene amistad con aquella parte de nosotros que se aparte de la razón, y ello sin ningún fin sano ni verdadero”.

Respecto a las obras de los trágicos y otros “poetas imitativos”, afirma: “…esas obras parecen causar estragos en la mente… si no tienen como contraveneno el conocimiento de su verdadera índole” —este saco le quedaba a Sófocles, Esquilo y Eurípides para citar a algunos contemporáneos del filósofo, y además son nuestros frecuentes conocidos en los bachilleratos de todo tipo. En resumen: el poeta es un imitador, un falseador de la verdad, es un mentiroso porque copia los objetos concretos (en el caso del pintor una cama, que no es más que una copia de la idea perfecta de cama) es decir es doblemente falsario, y se le destierra dice Platón porque “la razón nos lo imponía”.

En la sociedad decimonónica occidental ya no se trata de los argumentos de un filósofo político, sino del funcionamiento de una racionalidad económica que, fiel a su lógica productivista, simplemente no incluyo —en su emergencia, y de la única manera probable, como actividad productiva— el campo poético: el de la creación literaria, y la artística en general. Si en el primer caso se trata de un acto enérgico de salvaguarda de la República ideal; en el de la naciente economía industrial y su acelere acumulativo es más bien una elusión: la nueva economía se autonomiza y rinde cuentas sólo a los criterios de su reproducción y crecimiento, y en esta magna refundación de la esfera económica; el campo del arte será, en principio, lo impensado, sólo un conjunto vacío, respecto a lo central de la economía.

Por ello, si no es el deseo platónico, tampoco se trata de la vieja expulsión monárquica o en general engendrada por un autoritarismo estatal o eclesiástico, aquí sí, sin argumentos, y que supone al poeta, un doméstico vasallo inspirado, o al pintor como decorador de mi retrete. La centralidad de la producción capitalista inicial, provocó un divorcio, tematizado frecuentemente, con el arte: que sí era, parte del viejo régimen. Los artistas simplemente no tenían cabida (en su calidad de artistas puros) ni siquiera en el ejército de reserva industrial. Sin embargo, en los resquicios de los viejos salones cortesanos, o en los salones de la nuevorricracia burguesa una minoría literaria mantendrá canonjías y prebendas: pensiones, acceso a los teatros, cargos burocráticos y premios.

Es comprensible una naciente sociedad industrial excluyente, y su respuesta miope, por la imposibilidad de enfocar un hecho inédito: la ruptura economía/cultura. Paulatinamente surgirá en esos años el periodismo industrial y el folletín, únicos espacios para una nueva “inteligencia proletaroide” dice Bordieu. Pero, la autofundación de la esfera del arte no fue sólo una petición de principio tipo, así soy y qué: la seducción y el horror del estilo de vida bohemio, que en aquellos años creció masivamente. Fue la construcción (desde la obra o la reflexión), del perímetro de la Literatura en la cartografía de la cultura; lo que implicó diversos trabajos: el concepto y la delimitación de los géneros literarios, el plantearse el uso de la Lengua en términos no utilitarios, el reordenamiento discernido de las múltiples tradiciones, y el abrevar desde ese sustrato, el barro para los medios idóneos de una expresión artística contemporánea y más… y eso con una sensibilidad y competencias intelectuales acreditables como modernas, es decir dignas de sitio en ese presente de mediados del siglo XIX. Estas operaciones artísticas y antiartísticas, marcan nuestros actuales hábitos, usos y costumbres de diversa índole, ciento setenta u ochenta años después, y de muy distintas maneras. Los imitadores, los falsarios, los hacedores de ficción, quienes a todos nos han inoculado un personaje favorito, frívolo o excelso, parecen estar entre nosotros.

Sin embargo, hay que apuntar que el síndrome de Poe, persiste. Y la lumpenización, con casos de talento, es real. Así, los versos de Rubén Darío, del poema “Cantinela” se actualizan:

“Que en el siglo del vapor

 es un crimen inaudito

 persistir en el prurito

 de gastar tiempo, señor,

en cantos de pajarito”.

Julio 2013.

*El autor es narrador, ensayista y periodista cultural en México.

Para leer Primera parte de La expulsión de los poetas. Segunda parte.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arteleaks

Luis Rafael, pintor que da énfasis a su origen nahua

Published

on

Entrevista al pintor Luis Rafael

Por Zavianny Torres

¿Quién es Luis Rafael?  Sus raíces, su familia, su entorno socio-cultural…

Luis Rafael, de 32 años, es un artista visual de la Huasteca baja veracruzana. Nació en 1990 en La Barranca, Álamo, Veracruz, en México. Es el tercer hijo de una familia en donde la madre se dedica a la panadería tradicional y el padre a la agricultura. Su familia siempre lo apoyó en su proceso formativo de la escuela básica, pero al mismo tiempo incentivó y reconoció desde temprano sus habilidades para el dibujo y la pintura. La familia del artista, principalmente del lado paterno es de origen nahua, el padre y los abuelos hablaban el idioma náhuatl.

De esta familia el artista presenció durante su infancia rituales de origen prehispánico como el elotlamanilistli, y un gran respeto por las plantas y animales de su entorno. Su familia, por generaciones, se ha dedicado a la medicina y herbolaria tradicional por generaciones, así como a la curandería o chalanería como medio alternativo de curación.

En el entorno del artista siguen vigentes algunos rituales como los velorios y la preparación de los muertos con sus respectivas ofrendas, se celebra en grande el día de muertos, cuya preparación inicia desde el sembrado de las flores hasta el recogimiento del altar lo que dura algunos meses. La música, la danza, también se hacen presentes en esta región.

Todo, sin embargo, ha cambiado, y es una preocupación del artista que estos símbolos y mues tras de su origen vayan desapareciendo, así como muchas especies de plantas y animales, ya que ahora en su municipio predomina la actividad citrícola.  Algo que destaca el artista es que en las familias de esta región existe un amplio uso de valores como la empatía, el respeto y la solidaridad, considera que es uno de los elementos que más reconoce de su familia.

Cuéntanos sobre tu formación y vocación artística.

La vocación de Luis Rafael por el dibujo y la pintura comenzó a hacerse visible desde muy corta edad, compañeros, maestros y su comunidad en general tenían como referencia “el niño que dibuja”, y en otros casos a manera de burla “el niño que todo lo ve bonito”, sin embargo fue constante y se interesó por seguir aprendiendo al menos de forma autodidacta hasta los 15 años de edad. A partir de entonces, accede a fuentes como la enciclopedia de técnicas de  dibujo de Ían Simpson, y a partir de ahí su trabajo y técnica cambiaron para bien en gran medida. En preparatoria ganó el segundo lugar estatal en dibujo al carbón en la ciudad de Xalapa en un festival escolar en el 2017, y ahí pudo conocer también la técnica del óleo, no se detuvo hasta dominarla.

En la universidad veracruzana, a través de los talleres libres de artes en Poza Rica Veracruz, pudo aprender de la mano de la artista plástica, Marisa Jiménez Cristóbal, técnicas compositivas, perfeccionamiento de técnicas de dibujo y pintura, así como a sistematizar su proceso creativo.  A partir de entonces ha tomado talleres de actualización y profesionalización artística a través de instituciones como el Instituto Veracruzano de la Cultura, con artista como Guillermina Ortega, Minerva Salguero, Edgardo Ganado, entre otros.

Al contemplar tu obra, me evoca al surrealismo de dos de nuestras grandes pintoras como son Remedios Varo y Leonora Carrington ¿Qué puedes comentarme al respecto?

Algunas personas han establecido esa comparación, sin embargo, creo que lo mío es diferente, ellas se inspiraron en lo mexicano y el mundo esotérico que observaron para crear, en cambio yo he vivido todo ello, nací con ello, prácticamente nací en la tierra, y al nacer la partera hizo una gran ofrenda para agradecer que yo haya llegado con bien a este mundo, entonces las cosas que yo pinto no solo surgen de lo que veo, sino de lo que vivo.

A mí me interesa por ejemplo el carácter mágico y religioso que existe entre las personas de mi comunidad con las plantas y los animales, por ello es que establezco esa relación en mi obra mediante la fusión del cuerpo con elementos de mi naturaleza inmediata, plantas, animales, las formas del relieve y otros elementos que en general tienen un sentido o carácter sagrado.

¿Cuáles son tus influencias a la hora de plasmar en el lienzo?

Sí, aunque debo decir que éstas cambian según el propósito que tenga al crear una serie o pintura, siempre hay un trabajo de investigación o documentación previo, así como de una exploración del entorno, la convivencia con las personas, los diálogos, etc. En cuanto al color, debo decir que la pintura renacentista de Leonardo Da Vinci y Botticelli son una influencia, así como del Bosco, el Greco con sus figuras alargadas y también de Odilón Redon. Últimamente Toledo me ha interesado mucho.

Platícanos sobre tú técnica y el proceso creativo. A decir de Vargas Llosa sobre que el artista expulsa sus demonios en el momento de la creación…

Generalmente, las obras llegan en una especie de ensoñación, puede ser una imagen mental, una palabra o una frase, y se queda en mi mente y la traigo ahí por días, hasta que finalmente me decido a plasmarla en un boceto, Entonces investigo los elementos que voy a utilizar, los colores, las formas y empiezo a plantear alguna idea. Algunas veces las ideas surgen solas, otras veces tengo alimentarme de música, colores, olores, formas y sabores, así como textos y otras obras de arte. La técnica que he utilizado en la mayoría de mis obras ha sido el óleo, con una aplicación muy ligera que le da a mis obras un carácter etéreo.

Creo que Vargas Llosa lleva razón en ello, puesto que, en mi caso, como he mencionado hay un fuerte carácter personal en mi obra, si bien es cierto que el arte debe generar conocimiento, no deja nunca de ser personal. Como he dicho mi obra surge desde dentro, de mis experiencias buenas y malas con la vida, en mi obra también hay referencia al amor, la memoria, el pasado, las despedidas, la vida y la muerte.

En general, los artistas, poetas, pintores, literatos, están orgullosos de alguna(s) de sus obras, en tu caso ¿cuál de ellas te significa?

La obra que tiene más significado para mí, es una representación de la Joven Gobernante de Amajac, que es un óleo sobre una pieza escultórica prehispánica encontrada en mi municipio. Cuando la vi por primera vez sentí una energía muy positiva y demasiado fuerte. Creo que una pieza muy bella, y su importancia para mí radica en que da fundamento a mi origen indígena también.

Actualmente en el plano profesional ¿cuál es tú mayor anhelo o quimera?

Ser un artista reconocido primero en mi país, y por qué no, llegar algún día a ocupar un sitio en los museos o galerías más importantes del mundo, sin perder mi esencia como artista, para que también el mundo sepa y conozca cómo piensa y vive la gente de México, un país culturalmente rico y diverso.

Entre tus mayores pasiones y gustos, hábitos por las artes ¿Cuáles destacas y qué lo motiva? Dentro de lo que hago, hacer visible mi comunidad, sus tradiciones y filosofía de vida, es una de las cosas más importantes, porque es parte de lo que soy. Mi padre estaba muy orgulloso de su origen, de su sabiduría, pero poca gente le tomó en cuenta, incluso yo no supe aprovecharlo lo suficiente, por ello hago también en cada proyecto un homenaje a él, a mi madre, a mi familia y a mi tierra.

De acuerdo a tu cosmovisión ¿En qué momento se encuentra la pintura mexicana contemporánea?  ¿Te identificas con alguna corriente o expresión pictórica?

Hay mucho trabajo actualmente en el arte mexicano, he formado parte de diversos círculos de artistas, pero siento que no encajo, hay cosas que no comprendo, sobre todo las nuevas expresiones. Considero que soy de alguna forma, más tradicionalista, el surrealismo es una corriente, al igual que el simbolismo, que me atraen demasiado. Aunque siempre escucho que las vanguardias ya terminaron, creo que no es así, y que uno como artista es libre de soñar, de crear y de tomar lo que mejor le ayude en su labor creativa.

¿Cuáles son tus planes y proyectos a priori y a mediano plazo?  ¿Qué podemos esperar y qué nos depara la obra de Luis Rafael? Por el momento lo más importante es que me conozcan en el país no solo en mi estado. Participar en exposiciones individuales y colectivas en museos importantes en los distintos estados, y de ahí da un salto tal vez y poder llevar mi obra a otro país incluso, y poder vender mi obra, no solo exponerla, es decir; tener un mercado ya definido.

Mi obra seguirá explorando elementos desconocidos de mi entorno, la magia, el esoterismo, y la naturaleza seguirán presentes. La nueva serie estará enfocada en la mítica figura del nahual en la Huasteca.

Algo que se me hubiera olvida preguntar y desees expresar…

Solo motivar a los jóvenes y niños a que sigan sus sueños, no importa que empiecen a dibujar con medios muy económicos o en soportes impensables, el chiste es no dejar de crear, ello nos ayuda a crecer y la constancia y nuestros valores nos van colocando en el camino correcto, y sobre todo ser fieles a nuestro origen y sentirnos orgullosos.

 

Continue Reading

Arteleaks

Narrativas y memorias de la Desaparición en México convoca a visibilizar historias de desaparecidos

Published

on

By

Convocatoria.
Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y memorias de la Desaparición en México.

En México se tiene registro de más de 90 mil personas desaparecidas a nivel nacional desde 1964. En la mayoría de esos casos sus familias han quedado rotas y aisladas, confinadas a ser ignoradas, lejos de la justicia y la verdad. A pesar de la magnitud del problema, la atención que recibe es mínima. Prevalece una estrategia deliberada de marginación para invisibilizar tanto las desapariciones como a las víctimas.

Además, tanto actores políticos como medios de comunicación comerciales promueven narrativas que estigmatizan y revictimizan, omitiendo la responsabilidad gubernamental. Es en este contexto que los colectivos Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, Voz de los Desaparecidos en Puebla, Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, Uniendo Cristales, Red de Desaparecidos Tamaulipas y Técnicas Rudas en colaboración con DW Akademie promovido por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo, Centro de Estudios de Desarrollo Económico y Social BUAP, Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría S.J.  IBERO Puebla, Preparatorias IBERO Puebla, Departamento de Arte, Diseño y Arquitectura IBERO Puebla, Revista Klastos. Investigación y Crítica Cultural, Colectivo La Quince, Colectiva
Acción Directa Autogestiva, A dónde van los desaparecidos – Espacio de investigación  periodística y Foro Cultural Karuzo convocan a todos los grupos, colectivos, instituciones y personas interesadas en formar parte de esta Primera Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y
Memorias de la Desaparición en México con los siguientes objetivos:

  • Visibilizar y sensibilizar acerca de la desaparición en México.
  • Combatir la criminalización y revictimización de las víctimas de desaparición y de sus familias
  • Lograr que las voces de las víctimas sean escuchadas
  • Generar narrativas contrahegemónicas sobre la desaparición
  • Contribuir a un cambio de imaginario sobre la desaparición, las víctimas y las (os) familiares encaminado a la búsqueda de la verdad, la justicia, la no repetición y la memoria viva

LOS PARTICIPANTES

Podrán participar todas las personas mayores de edad interesadas en la visibilización y sensibilización de la desaparición de personas; en caso de ser menores de edad se les pide que adjunten una carta responsiva de tutora o tutor. El tema del cartel deberá cumplir con los puntos mencionados en los objetivos.

REGISTRO Y PUBLICACIÓN DE RESULTADOS

La convocatoria estará abierta del 20 de diciembre de 2021 al día 9 de marzo de 2022 a las 23:59 hrs. Las personas participantes deberán enviar los siguientes documentos al correo narrativasymemorias@tecnicasrudas.org: a) La imagen en jpg o pdf de su cartel

b) Incluir un archivo con su nombre completo, su nombre artístico (en caso de tenerlo),
lugar de residencia e información de contacto.

c) El archivo de registro de la imagen bajo la licencia Creative Commnos con nombre y
firma. (https://creativecommons.org/).

d) En caso de ser menor de edad, la carta responsiva de tutora o tutor.

Los archivos de los carteles deberán tener las siguientes especificaciones: 90 x 60 cm, resolución a 300 dpi y tres tintas máximo. Los carteles llevarán registro Creative Commons y podrán ser utilizados y reproducidos por los colectivos de la forma que les parezca pertinente y como convenga a sus intereses, otorgando siempre los créditos de autoría correspondientes.

La publicación de los carteles recibidos conforme a los términos de la convocatoria será el 28 de marzo. Los resultados se darán a conocer en el sitio de Narrativas [http://www.narrativasymemorias.org/] y a través de las redes sociales de las instituciones participantes.

Sobre la Muestra Colectiva de Cartel Narrativas y memorias de la Desaparición en México: Por parte de Técnicas Rudas se realizará una impresión y pega de los carteles con el fin de asegurar una visibilidad importante del tema de la desaparición y sus profundas implicaciones en la realidad de este país. La impresión se hará de manera gradual durante el 2022, dependiendo del número de carteles que participen en esta convocatoria. Todos los carteles formarán parte de la Exposición Rodante “Narrativas y memorias de la Desaparición en México: consolidación de alianzas amplias”, misma que hará un recorrido por el territorio nacional desde el 2022.

Una vez cerrada la recepción de trabajos, las instituciones, organizaciones y colectivos convocantes se comprometen realizar al menos una exposición abierta al público y/o una actividad que se relacione con la discusión y difusión del tema de la desaparición en México en el marco de la muestra, ya sea dentro de sus instalaciones o gestionando otros espacios que considere apropiados.

Los Colectivos de Búsqueda se comprometen a trabajar de forma articulada, integrando los carteles a sus campañas de difusión, concientización, sensibilización y cualquier otro uso que los colectivos necesiten y consideren de utilidad para la búsqueda.

Continue Reading

Arteleaks

Mario Vargas Llosa, persona non grata

Published

on

 

Por Alberto Farfán

Abordar al escritor peruano-español Mario Vargas Llosa (1936) desde una perspectiva literaria no presenta problema alguno, debido a que es un autor a carta cabal que ha escrito grandes obras, pero si lo hacemos desde un punto de vista político-ideológico emergerán una serie de aristas que lo situarán en el atroz fascismo de las ultraderechas de nuestro continente.

Y sin embargo, nos guste o no, todo indica que hay que separar ambos aspectos cuando uno ejerce la crítica literaria por simple ética. Un ejemplo de ello sería cuando a un personaje de renombre se le otorga algún galardón propio de su ámbito. Y al peruano le concedieron en 2010 el Premio Nobel de Literatura, entre una docena más de distinciones, evidentemente por su obra literaria, sin tomar en cuenta sus opiniones políticas.

De ahí que llame gratamente la atención la oposición de un grupo de académicos e intelectuales a que Vargas Llosa pase a formar parte de la Academia Francesa de la lengua, al ser elegido el 25 de noviembre de 2021 como miembro de la misma, cuyo nombramiento oficial se efectuará de manera formal por alrededor de un año o más a manos del presidente de la República.

Y si bien es cierto que lo primero que esgrimió este grupo opositor fue el respaldo público del peruano-español al candidato ultraderechista a la presidencia de Chile, José Antonio Kast, declarándose éste abiertamente seguidor del legado del dictador Augusto Pinochet, quien al final de las elecciones realizadas el 21 de noviembre de 2021 resultó perdedor frente al izquierdista Gabriel Boric Font. También evocaron el apoyo hacia el autoritario y represor presidente colombiano Iván Duque, a la candidata presidencial ultraderechista Keiko Fujimori, hija del exdictador Alberto Fujimori, y su llamado en 1995 a que los argentinos deberían “enterrar el pasado”, aludiendo a que olvidaran los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la dictadura cívico-militar.

No obstante, también existen argumentos no políticos que deberían anular la acreditación del novelista. En el plano formal, uno de ellos es la edad; se puede ingresar a la Academia a los 75 años y Vargas Llosa tiene 85. En el orden implícito, el primer requisito es escribir en Francés y él sólo ha escrito su obra en español. Otro más es si piensa radicar en Francia con el objeto de asistir a las reuniones semanales de la institución. Luego está el de si va a naturalizarse francés, que aunque no es obligatorio este requisito sí es relevante para la Academia.

Ahora bien, si el objetivo fundamental de la Academia Francesa es salvaguardar la calidad y desarrollo de la lengua y de editar el Diccionario oficial de la Academia, me pregunto: un hombre que no cumple con el requisito de la edad y que nunca ha desarrollado su obra literaria en el idioma francés, aunque lo habla fluidamente, ¿qué oportunidad deberá tener de ser ratificado? Ninguna, sin lugar a dudas. Al contrario, debería ser declarado persona non grata por arribista y falto de ética.

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: