Connect with us

Oriente Medio

La disputa por el agua del Nilo, una crisis que viene

La gran crisis que se avecina de Medio Oriente por la escacez del agua, y el control sobre el Río Nilo

Published

on

La reciente disputa entre Egipto y Etiopía por el agua del Nilo es un ejemplo de los conflictos que se avecinan en el Medio Oriente por el derecho a este recurso esencial. Cam McGrath/IPS

La reciente disputa entre Egipto y Etiopía por el agua del Nilo es un ejemplo de los conflictos que se avecinan en el Medio Oriente por el derecho a este recurso esencial. Cam McGrath/IPS

Thomas W. Lippman*

Análisis

WASHINGTON, DC (IPS).– El conflicto aparentemente sinfín de Medio Oriente desvía la atención y los recursos de una amenaza más grave que se cierne sobre toda esa región a largo plazo, la creciente escasez de agua. Y la situación va a empeorar antes de mejorar, si alguna vez lo hace.

Años de guerra, la gestión descuidada de las reservas de agua, el crecimiento demográfico descontrolado, políticas agrícolas imprudentes y subsidios que fomentan el consumo transformaron una zona básicamente árida del mundo en una voraz consumidora de agua. La trayectoria no es sostenible.

Esas fueron las conclusiones, sombrías aunque no sorprendentes, de una conferencia de tres días sobre el tema celebrada en Estambul este mes. En el territorio que abarca desde Libia hasta Iraq y Yemen, demasiadas personas y animales utilizan los recursos de agua más allá de sus límites.

Algunos países donde la urgencia es mayor, como Siria y Yemen, son los menos equipados para evitar crisis de gravedad.

Jordania, siempre con escasez de agua, está abrumada por la avalancha de refugiados de Siria. Irak, que en el pasado tuvo recursos más que suficientes, perdió reservas fundamentales debido a la guerra y a las presas que Turquía construyó sobre los ríos Tigris y Éufrates.

Egipto, con sus 86 millones de habitantes, tiene una población dos veces mayor que hace 50 años pero sin recursos de agua adicionales.

La aislada franja de Gaza lidia con una crisis hídrica desde hace años. Y las escasas reservas de Yemen son absorbidas por la producción descontrolada de cat (Catha edulis), un cultivo especial de la zona tropical africana y arábiga que consume mucha agua y posee un valor nutricional nulo. Masticar la hoja ligeramente narcótica de cat es el pasatiempo nacional yemení.

“Si les das más agua, solo cultivarán más cat”, se lamentó un participante de la conferencia.

Pero no todas las noticias son malas. Países estables con mucho dinero, liderados por Arabia Saudita, exhiben avances notables en sus reservas, la gestión y la educación del consumidor.

En otros lugares, sin embargo, el pronóstico es poco alentador. Nadie predice que se desencadenarán “guerras por el agua” o conflictos armados por las reservas, un fantasma que se evoca con frecuencia pero nunca se materializó.

Pero en algún momento del futuro no muy lejano la escasez de agua podría provocar grandes migraciones, penurias, malas cosechas y una selección de prioridades en las poblaciones a medida que los gobiernos se ven obligados a asignar las reservas de agua, dijeron los conferenciantes, cuya identificación no es permitida por las normas de la conferencia.

Todo esto no pasó desapercibido. El problema del agua en Medio Oriente ha sido objeto de noticias, análisis de organismos como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y estudios realizados por centros de investigación y grupos humanitarios durante años.

En la cita más reciente, científicos, analistas políticos y académicos de ocho países se congregaron en una isla del mar de Mármara para la conferencia de Estambul titulada “A secas: Cómo abordar el reto del agua en Medio Oriente”, organizada por el Centro Hollings y el Programa de Estudios Estratégicos Príncipe Muhammad Bin Fahd de la Universidad de Florida Central, de Estados Unidos.

Pero este tipo de encuentros han logrado poco porque la región no tiene la estabilidad suficiente para que una solución integral y multilateral sea posible.

Según análisis realizados por el Banco Mundial, el Departamento de Estado de Estados Unidos y otros, la mayoría de los países definidos como “pobres en agua” – con un acceso inferior a 1.000 metros cúbicos por persona por año – se encuentran en Medio Oriente y el norte de África.

El Departamento de Estado también prevé que el cambio climático agrave el problema al provocar “niveles consistentemente más bajos de lluvias.”

Ningún gobierno ni organismo internacional puede aumentar las precipitaciones. Pero los congresistas de Estambul señalaron que el ejemplo de Arabia Saudita, el país más grande del mundo sin ríos, muestra que los estados con mucho dinero y tiempo suficiente para dedicarle a un tema pueden hacer mucho.

Arabia Saudita centralizó la planificación y la gestión del agua en la década de 1990. La mayor parte del agua del país se utiliza con fines personales y el abastecimiento doméstico lo realizan plantas de desalinización cuya construcción comenzó en los años 70.

Pero la construcción y operación de las plantas tiene un alto costo, lo que las deja fuera del alcance económico de países como Yemen.

Arabia Saudita lidera la región en la recaptura y la reutilización de aguas residuales. Una norma adoptada el año pasado, por ejemplo, exige que sus granjas lecheras funcionen con agua reciclada adquirida a la Compañía Nacional del Agua y no con las aguas subterráneas como se hacía en el pasado.

Ese país llegó a ser la quinta o sexta exportadora mundial de trigo, cuya producción requiere grandes cantidades de agua, pero ahora ese cultivo estará prohibido a partir de 2016 y el reino reorientará su agricultura a la producción en invernaderos de frutas y verduras.

También prohibió los cultivos forrajeros para ganado, como la alfalfa. Los productores ganaderos deben comprar forraje importado, señalaron participantes de la conferencia.

Arabia Saudita perdía hasta 25 por ciento de su agua por fugas en sus tuberías de distribución. Para resolver el problema privatizó su red de distribución y fomentó la participación de empresas de ingeniería y de gestión extranjeras.

El reino subió el precio del agua a las empresas e instituciones, pero no deja de subsidiar el agua destinada a las viviendas. Así, el elemento vital es barato y hay pocos incentivos para limitar su consumo.

Acabar con los subsidios sería políticamente arriesgado en un país donde los subsidios del agua, la gasolina y la electricidad son esperados por la población, que no tiene voto ni otro tipo de influencia sobre el gobierno.

Egipto, por lejos el país más poblado de la región, tiene un problema diferente de actitud de los consumidores. Los egipcios dan por sentada la disponibilidad del agua desde que se construyó la presa de Asuán en 1970. Como consecuencia, la utilizan a discreción en el hogar y bombean más de la necesaria para el riego de sus campos.

Presa en Sudán, que junto con Egipto acapara el 90 % del agua del Nilo. Foto: Reuters

Presa en Sudán, que junto con Egipto acapara el 90 % del agua del Nilo. Foto: Reuters

Pero la mayor preocupación actual de Egipto es el plan de Etiopía de construir una enorme presa hidroeléctrica en la cabecera del Nilo, lo que reducirá la corriente y la cantidad de agua almacenada en el lago Nasser, detrás de la presa de Asuán.

Cuando al canciller egipcio Nabil Fahmy se le preguntó recientemente si su país estaba en negociaciones sobre la distribución del agua del Nilo con los países río arriba, respondió “no. Me gustaría que sí lo estuviera”.

Los participantes en Estambul coincidieron en que no existe una solución única para la crisis del agua. Las respuestas existentes van desde lo simple y evidente, como la educación de los consumidores y la instalación de accesorios de baño de bajo caudal, a lo que se podría aspirar, como el desarrollo de plantas desalinizadoras que funcionen con energía solar.

Como es habitual en este tipo de eventos, los organizadores prepararán un documento con sus recomendaciones. Pero será difícil aplicar las soluciones hasta que cesen los tiroteos, los refugiados encuentren hogar y los gobiernos tengan una estabilidad suficiente como para ponerlas en práctica. Y eso no ocurrirá pronto.

*Thomas W. Lippman es investigador adjunto del Middle East Institute y autor de “Saudi Arabia on the Edge (Arabia Saudita al límite)”.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Oriente Medio

Ataque de Israel a Palestina deja nueve muertos y veinte heridos

Published

on

By

Un nuevo ataque de Israel a Palestina dejó nueve muertos y 20 heridos

En los territorios ocupados de Cisjordania, al menos nueve palestinos murieron a manos de las fuerzas armadas israelíes durante una incursión que se llevó a cabo en el campamento de refugiados de la ciudad de Yenín. Una de las víctimas era una mujer de 60 años, quien fue identificada en un hospital local como Magda Obaid. Durante el ataque, al menos 20 personas resultaron heridas.

El personal médico afirma que los militares israelíes les impidieron al principio llegar a los heridos. El director del hospital público de Yenín denunció que las fuerzas armadas israelíes también lanzaron gas lacrimógeno a las instalaciones del hospital. El gas llegó al departamento de pediatría y causó lesiones por asfixia a algunos de los menores de edad que se encontraban allí.

Tras la incursión, se declaró una huelga general en las ciudades de Yenín, Naplusa y Ramala, en donde las tiendas cerraron y las escuelas terminaron sus actividades antes de lo habitual.

La editora recomienda: Conflicto palestino israelí dejó más de 170 muertos, incluyendo niños, en 2022

Ataque sorpresa

Los palestinos hicieron sonar la alarma en el campamento a las 7:05 am hora local cuando descubrieron una unidad disfrazada de israelíes en un vehículo civil que se acercaba a la entrada del campamento, cerca del área de Jurat Adhab.

Segun cuentan residentes a las agencias «Hubo un intercambio de disparos entre los combatientes palestinos y los soldados israelíes, y luego más fuerzas fueron empujadas hacia el campamento, decenas de vehículos militares sitiaron la zona».

Agregaron que «las fuerzas israelíes afirmaron que estaban atacando a los combatientes que se habían atrincherado en una casa del campamento. «

«Pero ésa es su historia. Todos somos civiles y lo que sucedió hoy fue una defensa del campamento».

Antes de retirarse, informó Huwaisheh, las fuerzas israelíes demolieron una casa perteneciente a un alto miembro de Fatah de las Brigadas de los Mártires de al-Aqsa, Alaa al-Sabbagh, quien fue asesinado en 2002 por un misil de helicóptero en Jenin.

Estos asesinatos elevan a 30 el número de muertos palestinos asesinados por Israel este año.

Lee también: Amnistía Internacional pide a la UE responsabilizar a Israel por ‘crimen de apartheid’ contra población Palestina

Operaciones de búsqueda y arresto

El ejército de Israel realiza operaciones de búsqueda y arresto casi todas las noches en Cisjordania, que a menudo resultan en ataques mortales.

La mayoría de las redadas en los últimos meses se han centrado en Nablus y Jenin, donde Israel está tomando medidas contra una creciente resistencia armada palestina en las ciudades ocupadas.

 

Al menos 220 personas murieron en ataques israelíes en los territorios ocupados en 2022, incluidos 48 niños. Del número total de muertos, 167 eran de Cisjordania y Jerusalén Este, y 53 eran de la Franja de Gaza.

Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, también dijo que “la respuesta de la resistencia no se demorará”.
Funcionarios de defensa israelíes dijeron que se estaban preparando para la posibilidad de que grupos armados palestinos disparen cohetes desde Gaza en represalia por la incursión del jueves.

***

Con información de MiddleEastEye.

 

Continue Reading

Oriente Medio

Conflicto palestino israelí dejó más de 170 muertos, incluyendo niños, en 2022

Published

on

By

El informe de la ONU destaca que hay 170 muertos en el conflicto entre Israel y Palestina

El año que más ha aumentado la violencia contra civiles desde hace 70 años

NACIONES UNIDAS – Más de 150 palestinos y más de 20 israelíes fueron asesinados en Cisjordania e Israel a lo largo de 2022, el mayor número de muertes entre esas poblaciones en años, informó el coordinador de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Medio Oriente, Tor Wennesland.

En un informe ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Wennesland se declaró “profundamente preocupado por el fuerte aumento de la violencia contra los civiles en ambos lados, lo que exacerba la desconfianza y socava la resolución pacífica del conflicto” que se arrastra desde hace más de 70 años.

“Me horroriza especialmente que los niños sigan siendo víctimas de la violencia. 2022 ha sido testigo trágico del asesinato de 44 niños palestinos y un niño israelí”, puntualizó el coordinador.

Lee también: Amnistía Internacional pide a la UE responsabilizar a Israel por ‘crimen de apartheid’ contra población Palestina

Las cifras de su informe corresponden al año hasta el 8 de diciembre, y Wennesland agregó que, desde entonces, “las fuerzas de seguridad israelíes han matado a seis palestinos, incluidos dos niños, uno de ellos de 16 años abatido a tiros en el contexto de una pedrea en la comunidad de Aboud, cerca de Ramalá”.

También citó el homicidio de una niña palestina de 15 años en una operación de búsqueda y arresto en Jenin (ubicada, como la ciudad de Ramalá, en Cisjordania), durante la cual fuerzas israelíes y palestinos intercambiaron disparos.

Subrayó que los continuos asesinatos de palestinos por parte de las fuerzas de seguridad israelíes a menudo ocurren durante incidentes en los que no hay una amenaza inminente a la vida de los responsables.

“Estoy profundamente preocupado por el fuerte aumento de la violencia contra los civiles en ambos lados, lo que exacerba la desconfianza y socava la resolución pacífica del conflicto. Me horroriza especialmente que los niños sigan siendo víctimas de la violencia”: Tor Wennesland.

Una advertencia central de su informe es que el terrorismo y la ausencia de un horizonte político empoderan a los extremistas y erosionan la esperanza entre palestinos e israelíes.

Lee también: Nuevo ataque de Israel al aeropuerto Internacional de Damasco, Siria

Por ello, pidió el fin de la violencia y la rendición de cuentas de los perpetradores de ambas partes.

“Apelo a los líderes políticos, religiosos y comunitarios de todos los actores para que ayuden a calmar la situación, eviten difundir una retórica incendiaria y se pronuncien contra quienes buscan incitar o escalar la situación”, expresó Wennesland.

Por otra parte, señaló que “continúa la preocupante expansión de los asentamientos israelíes en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Oriental”.

Especificó que se siguieron construyendo 4800 unidades de vivienda este año en la llamada Área C, en tanto que las construcciones nuevas en Jerusalén Oriental se triplicaron con creces: de 900 en 2021 a 3100 en 2022.

La Cisjordania ocupada se dividió en tres áreas: A, B y C, como parte de los Acuerdos de Oslo, firmados por la Organización para la Liberación de Palestina e Israel en 1993 y 1995.

Al gobierno palestino interino se le concedieron poderes limitados en las áreas A y B, mientras que 60 % del territorio, Área C, está bajo administración israelí.

Wennesland denunció asimismo las incesantes demoliciones y confiscaciones de construcciones palestinas.

“Me alarma en particular el derribo de una escuela financiada por donantes en Masafer Yatta (sur de Cisjordania) y el anuncio de las autoridades israelíes de demoler estructuras adicionales en las comunidades de pastores de esa zona, lo que tendría un costo humanitario significativo, si se implementara”, puntualizó.

En este sentido, pidió a Israel que detenga el avance de todas las actividades de asentamiento, así como la demolición de propiedades palestinas, y que evite posibles desplazamientos y desalojos.

También reportó que la Autoridad Nacional Palestina enfrenta crecientes desafíos económicos e institucionales, agravados por las limitaciones de la ocupación, la ausencia de reformas serias y perspectivas poco claras de apoyo de los donantes.

En otro territorio palestino, la superpoblada Franja de Gaza “la situación sigue siendo frágil y persiste el riesgo de una escalada” de confrontación entre fuerzas israelíes y milicias palestinas.

Por el momento, señaló, se mantiene un alto el fuego gracias en parte a los esfuerzos de la ONU para mejorar vidas, junto con las medidas israelíes para aliviar las restricciones de movimiento y acceso, y facilitar la actividad económica.

La editora recomienda: Amnistía del presidente Al Asad libera 1200 presos acusados de terrorismo en Siria

Como conclusión, Wennesland enfatizó la necesidad de solucionar una crisis de décadas: “No hay sustituto para un proceso político legítimo que resuelva los problemas centrales que impulsan el conflicto. Congelar el conflicto, o gestionarlo a perpetuidad, no son opciones viables”.

***

Fuente: ipsnoticias.net

 

 

Continue Reading

Asia

Futbolista iraní condenado a muerte: quién es y por qué sentenciaron a Amir Nasr-Azadani

Published

on

By

Amir Nasr Azadani, el futbolista iraní que fue condenado a muerte

 

Decenas de reportes periodísticos y un comunicado del sindicato de futbolistas profesionales de la FIFA (FIFPRO) revelaron que el futbolista iraní Amir Nasr-Azadani fue condenado a muerte, luego de que apoyara una serie de manifestaciones en su país, que recientemente ha visto cómo miles de ciudadanos han salido a las calles para protestar contra el régimen del gobierno.

La noticia de la condena a muerte a Nasr-Azadani tomó más fuerza en los medios cuando el propio FIFPRO lanzó un comunicado en el que se dijo «conmocionada y asqueada» por la situación del futbolista iraní.

¿Por qué condenaron al futbolista iraní?

Los reportes de la condena de Amir Nasr-Azadani se dan, semanas después de que miles de ciudadanos se manifestaran en favor de los derechos de las mujeres, los cuales son restringidos por el propio gobierno de Irán. Entre los manifestantes han estado activistas, civiles y también deportistas, como el propio futbolista.

Nasr-Azadani es acusado de un delito llamado «moharebeh«, de acuerdo con el medio Iran Wire. En dicho país este delito es conocido como ‘enemistad con dios’. La pena por cometerlo es la ejecución pública en la horca.

Para entender más el caso: Protestas de las mujeres en Irán: “Caminamos frente a la policía sin velo”

El futbolista, según Iran Wire, es señalado de participar en la muerte, al igual que otras dos personas, del coronel Esmaeil Cheraghi, quien fue asesinado durante una de las manifestaciones en el país. La confesión del futbolista y de los otros dos señalados de participar en la muerte del militar fueron grabadas en video, de acuerdo a la agencia gubernamental iraní Tasnim.

Sin embargo, las confesiones fueron forzadas, revela Irán Wire, que también señala que Nasr-Azadani no estuvo en el lugar en el que fue asesinado Cheragui y que el rol del futbolista durante las protestas se limitó a corear cantos en favor de los derechos de las mujeres iraníes y en contra del régimen.

El arresto de Nasr-Azadani se suscitó el 24 de noviembre pasado y sólo hasta el pasado 12 de diciembre se reveló que estaba en peligro de ser ejecutado. Sin embargo, el gobierno iraní no ha mencionado que el futbolista fue hallado culpable y condenado a muerte.

No te pierdas: Selección de Irán protesta contra el abuso hacia las mujeres y amenazan a sus familias

Por otra parte, dicho medio de comunicación señaló que la familia de Nasr-Azadani ha sido «amenazada» por las fuerzas de seguridad de la República Islámica y que, por consejo de su abogado, el futbolista ha tenido que guardar silencio sobre la situación.

¿Quién es Amir Nasr-Azadani?

Nació en la ciudad de Isfahan en 1996 y actualmente tiene 26 años. Empezó a jugar futbol cuando cursaba la primaria y llegó a la Premier League de Irán, la primera división de ese país, con el Rah-Ahan en 2014, cuando apenas tenía 18 años.

Para la temporada 2015-16 fue fichado por el Tractor, uno de los equipos más populares del país. Sin embargo, varias lesiones le impidieron establecerse con el club. Posteriormente ha jugado con equipos iraníes como Oxin Alborz, Golrryhan, Sepahan Novin e Iranjavan, éste último en el que jugó la temporada pasada.

El lateral derecho, que fue integrante de la selección juvenil de Irán, jugó ocho partidos como titular la campaña pasada, mientras que el último partido que disputó fue el 4 de mayo pasado, cuando su equipo perdió por goleada ante el Bandar Abbas. En dicho partido fue titular y jugó todo el encuentro.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: