Connect with us

La red en lucha

La Corte Penal Internacional con fallos en materia de género: Brigid Inder

El tribunal necesita desarrollar más estrategias específicas para las mujeres y ser más creativo en foros que ofrece a quienes tienen menos acceso a los medios y sistemas de comunicación locales.

Published

on

Entrevista de Tressia Boukhors a la activista de género Brigid Inder Brigid Inder

 

NUEVA YORK, (IPS).- La violencia de género está incluida en la mayoría de los casos que llegan a la Corte Penal Internacional (CPI), pero ésta no logra garantizar un papel activo de las mujeres en los procesos que tramita, advierten defensores de los derechos humanos con perspectiva de género.

La organización no gubernamental Iniciativas de Mujeres por Justicia de Género lanzó su séptimo informe anual sobre la actuación de la CPI en materia de políticas, contratación y estadísticas de personal, y también hizo recomendaciones precisas para mejorar la igualdad y la competencia de género.

Entre los avances, se destaca que la gambiana Fatou Bensouda haya sido elegida para suceder como fiscal general a partir de junio de 2012 al argentino Luis Moreno Ocampo, de este tribunal instalado para juzgar casos de genocidio y crímenes de guerra y contra la humanidad.

“Es enormemente simbólico que haya sido elegida una mujer”, dijo la directora ejecutiva de Iniciativas de Mujeres por Justicia de Género, Brigid Inder. “Es un hermoso momento histórico”, señaló Inder, cuya organización aboga por la justicia de género a través de esta Corte, con sede en La Haya, y mecanismos nacionales en Uganda, República Democrática del Congo, Sudán, República Centroafricana, Kenia, Libia y Kirguistán.

Pero el acceso y la inclusión de las víctimas sigue siendo un desafío, apuntó. La CPI tiene un enorme retraso de unas 6 mil solicitudes de personas afectadas que no han sido procesadas, remarcó.

Tressia Broukhors: ¿Cuál es la relación entre la cantidad de mujeres en la CPI y el trato que dispensa a las cuestiones de género?

Brigid Inder: Hay dos asuntos, uno es equidad de género y el otro, competencia de género. De nuestro análisis y revisión del trabajo del tribunal podemos ver que el primero está bien en términos generales, pero cuando observamos los cargos ocupados por mujeres seguimos viendo diferencias. Tienden a estar agrupadas en puestos bajos y medianos y muy pocas ocupan cargos de decisión o de liderazgo superiores.

La equidad de género se trata del poder estructural dentro de la jerarquía, no sólo de la cantidad de mujeres.

También es la capacidad y la oportunidad que ellas tienen de contribuir en momentos clave de la toma de decisiones, como la identificación de casos, la construcción de hipótesis y la opinión sobre la elaboración de los cargos. Necesitamos más mejoras en estas áreas para aumentar la capacidad del tribunal de tratar cuestiones de género.

La segunda área contempla la competencia de género e involucra tanto a hombres como a mujeres. Se refiere en especial a la habilidad de identificar y comprender implicaciones y dimensiones de género en todo el trabajo realizado por la CPI y las diferentes formas en que las mujeres y los hombres, los niños y las niñas, se ven afectados por la violencia cometida en los conflictos.

Consideramos que se trata de una responsabilidad tanto de hombres como de mujeres. Cuando hablamos de la competencia de género del tribunal nos referimos a su capacidad de hacer justicia contemplando aspectos de género.

TB: ¿Sería una solución efectiva implementar una política de cuotas y acciones afirmativas?

BI: Una de las ventajas clave del Estatuto de Roma (el tratado de 1998 que creó la CPI) es que explícitamente identifica la necesidad de asesores legales en cuestiones de género y de contratar expertos en casos de violencia sexual, en especial la sufrida por mujeres, niños y niñas.

El propio Estatuto requiere que la pericia en esa materia forme parte del desarrollo de la institución. Creemos que esa opción puede ayudar en términos de mujeres contratadas, pero también hay un artículo general en el tratado que estipula una representación justa, geográfica, para que los Estados en parte estén igualmente representados en el personal de la CPI, pero también para que mujeres y hombres estén presentes por igual.

Hay un requisito estructural para que el tribunal atienda estas cuestiones y, creo, de forma positiva y útil. No se trata de una construcción falsa y forzada para crear condiciones especiales, sino que el reconocimiento del derecho de hombres y mujeres de ocupar esos cargos y también la necesidad de contar con la indispensable capacidad en materia de violencia sexual contra las mujeres y de ofrecer asistencia legal en cuestiones de género, un requisito del propio Estatuto.

TB: ¿Hay problemas en términos de la inclusión y el acceso de las mujeres víctimas?

Hay un desajuste entre las víctimas, los cargos en los casos procesados por la CPI y las personas que están dentro del alcance del tribunal. También vimos que son cada vez menos las mujeres que solicitan a la institución ser reconocidas como víctimas y que obtuvieron el reconocimiento formal para participar en los casos que atiende.

BI: En nuestro estudio vimos que las mujeres constituyen 29 por ciento de los participantes en las actividades de extensión de la CPI, menos de un tercio. Es una proporción muy baja. Y cuando se observan los casos presentados al tribunal, casi todos incluyen delitos de violencia de género. 

Hay un vínculo directo entre la información, el alcance y el acceso. Parece que las mujeres necesitan estrategias que les permitan acceder a la información en forma directa.

TB: ¿El problema afecta más a los países menos desarrollados?

BI: Todas las situaciones conflictivas investigadas por el tribunal pueden describirse como de países en desarrollo. La CPI también trabaja en estados que tuvieron largos periodos de conflictos armados, que por lo general causaron desintegración de las instituciones e infraestructuras públicas.

La seguridad, incluida la policía, no suele funcionar. En muchos casos, el sistema judicial no es operativo o, cuando lo es, padece un importante grado de corrupción.

TB: ¿Cuán abierta se mostró la CPI a las recomendaciones presentadas por su organización desde 2005? ¿Se han logrado avances?

BI: Hemos visto avances en los siete años que llevamos haciendo el informe. El tribunal existe desde hace casi diez. Es una institución que sigue creciendo, desarrollándose y aprendiendo. Vemos que es cada más receptiva a nuestra contribución sobre investigaciones y procesamiento de delitos sexuales.

La CPI tiene buenos antecedentes sobre fallos en materia de delitos de género, respecto de otros tribunales internacionales. Su desafío ahora es la calidad de los cargos y la eficacia de las estrategias de procesamiento. En este aspecto estuvo lento para aprender algunas lecciones.

 Reporte completo:  (http://www.iccwomen.org/documents/Gender- Report-Card-on-the-International-Criminal-Court-2011.pdf)

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Europa

La voz del Escuadrón 421 del EZLN se escucha en Suiza

Published

on

By

El Escuadrón 421 del EZLN habló en Suiza del tejido de arcoíris de 68 colores de lo que hoy es México: los pueblos indígenas. Las consignas venían en español, italiano, francés o alemán, el sonido era distinto pero el mensaje es el mismo: «Solidaridad con el pueblo” o “revolución antifascista”

Por Kau Sirenio

BASILEA, SUIZA.- El silencio en Basilea se rompió con los gritos de manifestantes en distintas lenguas: “El pueblo unido jamás será vencido”. Luego se abrieron paso hacia las principales calles de la ciudad, pero una valla de la policía impidió que la marcha avanzara hacia el tramo que los organizadores trazaron. A los lados, al frente y en la retaguardia se pintó con los colores del arcoíris como símbolo de bienvenida a la delegación zapatista que llegó a Europa el 22 de junio.

Desde la ciudad, rincón de Francia, Alemania y Suiza, se escuchó el grito de “México” y “Zapata vive”, por parte de los colectivos que  acompañaron a los zapatistas en la marcha de bienvenida en Basilea, que llegó al noroeste de Suiza el sábado pasado.

Antes de la gran caminata una de las integrantes de la comisión de recepción dijo: “La historia de este país es la de saqueo de recurso natural y de personas, la historia del robo de semilla de cacao del continente africano…”

Cuando la voz de la mujer se apagó, la aglomeración avanzó al centro de Basilea, pero a unos 200 metros, una valla de policía les cerró el paso. Los manifestantes se detuvieron unos minutos frente a los gendarmes para gritarles consignas, después dieron vuelta y tomaron otra calle.

Después de caminar entre la mirada sorpresiva de los suizos, la presión policial. La manifestación que acompañó a los zapatistas del Escuadrón 421 cruzó el río Rin hasta llegar al campamento para continuar con las actividades como pláticas, música y pintura.

Así se vive el encuentro “Por la vida” a la orilla del Rin donde llegaron mujeres y hombres de Europa del Oeste. Es la región donde el capitalismo salvaje se desarrolló, también es el lugar donde los migrantes de los países pobres pueden trabajar por sus estatus migratorios.

Cuando la voz de la Montaña del Sureste mexicano se escuchó, el silencio invadió la carpa “Rebeldía” hasta convertirse en una selva donde lo único que se oye es la voz de las aves rebeldes. Así que, Lupita, Carolina, Ximena, Yuli, Bernal, Darío y Marijose del Escuadrón 421 hablaron del tejido de arcoíris de 68 colores de lo que hoy es México: los pueblos indígenas.

Los zapatistas narraron que llegaron a Europa para contarles a los de aquí cómo sobrevivieron 500 años en las montañas, para que el colonialismo no los devorara. Hablaron mucho, los escuchas estuvieron atentos, mientras que a la intérprete se le dobló la voz. No era la misma que había gritado una y otra vez en el corazón de Basilea.

No hubo presentación para saber si fue Bernal o Darío quien empezó la plática, pero uno de ellos inició con la conversación. “Venimos a platicar con ustedes para conocer su formas  de organización y contarles cómo es nuestra forma de hacerlo y por qué estamos aquí” soltó.

Así empezó la plática que duró más de una hora. Las delegadas y delegados zapatistas hablaron de los modos de producción y explotación en las fincas de México, prácticas que continúan en los campos agrícolas donde llegan los jornaleros indígenas.

El hombre habló con seguridad, narró paso a paso la historia de sus antepasados: “Nuestros padres y madres, abuelos y abuelas, tatarabuelos y tatarabuelas vivían en las fincas, haciendas de unos terratenientes que los explotaban. Los finqueros o hacendados tenían mayordomo, capataces que golpeaban a los trabajadores que no rendían en el trabajo”.

Mientras los escuchas prestaban atención a la plática, en el patio de las carpas, los comensales hicieron una formación serpenteada para recibir su comida a cambio de unos euros o francos suizos que depositaban en una alcancía.

Un grito en la ciudad

En el parque De Wette de Basilea, se abrieron las banderas de todos los colores y retumbaron las consignas: “Zapata vive la lucha sigue, Zapata vive la lucha sigue, Zapata vive la lucha sigue sigue sigue”. Mientras que en uno de los altavoces se escuchó el himno zapatista.

El recorrido avanzó entre las principales calles de la ciudad fronteriza, donde los activistas pintaron sus huellas de la protesta. “Ni una menos”, estamparon unas mujeres con aerosol, “Viva EZLN” sellaban otros más sobre las paredes donde pasaba el contingente.

Las consignas venían en español, italiano, francés o alemán, el sonido era distinto pero el mensaje es la misma demanda del pueblo “Solidaridad con el pueblo” o “revolución antifascista”.

La marcha se convirtió en una fiesta de muchos pueblos y lenguas maternas de cada rincón del planeta para alzar la voz en contra del oprobio que la humanidad ha repetido una y otra vez en su historia.

Así las cosas, mientras la policía se pierde entre el bullicio de Basilea, el canto de la resistencia avanza hacia Dreirosenbrucke (puente de las tres rosas) donde las consignas volvieron a florecer antes de que el frío y la lluvia congelara a los zapatistas.

Continue Reading

La red en lucha

Gobierno de México exige de nuevo visa a ecuatorianos para evitar “oleada migratoria”

Published

on

By

Sara España/Micaela Valera
El País

Solo uno de cada tres ecuatorianos que vuela hasta México aduciendo que viaja por turismo vuelve a su casa. Esa estadística equivale en cifras absolutas a 54.000 personas que salieron de Ecuador en ocho meses y se quedaron o intentaron quedarse como migrante ilegal en otro lugar. En Estados Unidos, principalmente. Ante la nueva oleada detectada por México desde que eliminara la exigencia de visado a los ecuatorianos, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha dado marcha atrás y reinstaurado el requisito migratorio.

A partir del 4 de septiembre y hasta marzo de 2022, de momento, quienes elijan a México como destino deberán pedir autorización previa a las autoridades migratorias. La Cancillería ecuatoriana reaccionó al anuncio de México con un comunicado de cuatro párrafos en donde toma “conocimiento” de la decisión que achaca “al alto número de connacionales que son víctimas de mafias que utilizan este mecanismo con la intención de trasladarlos irregularmente hacia Estados Unidos”.

La decisión precedió en días a la llegada del presidente de la nación andina, Guillermo Lasso, para unirse a la conmemoración de los 200 años de la Independencia de México por la Firma de los Tratados de Córdoba. Pese al revuelo que levantó el anunció de México, la agenda de Lasso a partir de este martes estará centrada en consolidar el acercamiento de Ecuador a la Alianza del Pacífico. Ninguno de los dos países ha confirmado si el asunto de las visas estará en la conversación entre Lasso y López Obrador.

Lasso, quien aterrizó el lunes en Ciudad de México y se quedará hasta el próximo jueves, ha destacado que las conversaciones con López Obrador se centrarán en apertura económica y comercial, cooperación, y planes de vacunación. El canciller Marcelo Ebrard ha recibido al mandatario en su primera visita oficial a México como jefe de Estado y ha dado una afectuosa bienvenida pública tanto al presidente como a su esposa. La Secretaría de Exteriores mexicana ha detallado que después de la cita entre ambos presidentes para conversar “sobre diversos temas de la agenda bilateral y regional”, Lasso volverá a la capital mexicana para proseguir con asuntos de su agenda de trabajo privada.

Fuente original: El País

Continue Reading

La red en lucha

Violencia del Estado persiste en Colombia tras los acuerdos de La Habana en 2016

Published

on

By

 

Por Ignacio García

Tras los acuerdos de La Habana en 2016 firmados por el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Estado colombiano sigue ejerciendo violencia contra los ciudadanos.

De acuerdo con el Tercer Informe sobre los asesinatos sistemáticos en Colombia durante 2021, elaborado por el Observatorio de Derechos Humanos del Colectivo por la Paz en Colombia desde México (Colpaz), después de cinco años de haberse firmado los acuerdos por las autoridades colombianas, mil 201 líderes han sido asesinados y el Estado ha sido incapaz de detener la violencia.

El estudio revela que el gobierno de Iván Duque ha minimizado los efectos de la violencia en ese país atribuyendo los homicidios sistemáticos a una disputa de territorio para la ilegalidad.

En las zonas del país donde asesinan a defensores de derechos humanos existen organizaciones criminales vinculadas con el narcotráfico, pero el gobierno nacional ha desestimado las nuevas formas del paramilitarismo, aunado a que se siguen desarticulando las organizaciones comunitarias en defensa de los territorios y en los distintos territorios del país.

Al respecto, Lady Johanne Rondón Arévalo, activista e integrante del Colectivo por la Paz en Colombia desde México, y Juan Sebastián Granada-Cardona, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señalaron en entrevista con Los Ángeles Press que la fiscalía de Justicia ha elogiado la actuación del gobierno, pese a que tendría que ser una institución independiente.

Las condiciones de violencia en Colombia han continuado con una profunda inequidad social, altos índices de corrupción e impunidad, aunado a que el gobierno nacional ha priorizado el uso de la fuerza antes del diálogo y consenso correspondiente a un Estado de Derecho, señalan los académicos.

Asimismo, se ha mantenido la violencia institucional, estructural y la ejercida a través de los cuerpos públicos de seguridad que dan cuenta de la prolongación de las formas criminales que se instalaron en el poder desde hace más de 40 años y que se han sofisticado a través de nuevas formas de operación por medio de recursos del crimen organizado.

El informe refiere los distintos casos de asesinatos sistemáticos de líderes sociales y excombatientes de las FARC, feminicidios, violencia estatal cometida durante el primer semestre de este año.

También 69 líderes sociales fueron asesinados en la primera mitad de este año, 106 ex combatientes de las FARC, así como 45 masacres cometidas por el Estado colombiano, por lo que advirtieron que de continuar esta tendencia constante contra la ciudadanía el tejido social colombiano seguirá siendo afectado.

Además, la violencia del Estado pudo evidenciarse cuando la Fuerza pública se utiliza contra la ciudadanía violentando los derechos humanos y criminalizando la protesta social como forma de deslegitimación de las exigencias ciudadanas como sucedió en abril pasado con las protestas contra el gobierno de Duque.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: