Connect with us

Fabricación de culpables

Juez fabrica culpable para cerrar caso de feminicidio en CDMX

Fernando Mangas Nevárez, culpable fabricado desde 2003 por jueces del TSJDF para cerrar caso de feminicidio sin investigar

Published

on

Fernando Mangas, torturado e incriminado por el feminicidio de su esposa. Foto: especial

Por Guadalupe Lizárraga

CIUDAD DE MÉXICO.- Fernando Mangas Nevárez lleva preso trece años en el Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la Ciudad de México por un crimen que no cometió. El juez ejecutor de su sentencia Eduardo Mata Carillo, en 2004, le dijo claramente: «Yo sé que usted es inocente, pero lo tengo que declarar culpable, pues no puedo ir en contra del Tribunal Superior de Justicia, porque corro el riesgo de estar allá adentro” (sic).

Mata Carrillo era entonces Juez 64º de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y sabía perfectamente de la inocencia de Mangas de acuerdo al expediente 306/2004 con la existencia de 97 pruebas periciales realizadas de las que ni una sola tuvo en su contra. Pero el juez dejaba entrever que no podía dejar un feminicidio sin “resolver” en la Ciudad de México, pese a inconsistencias y contradicciones del Ministerio Público ni el testimonio del acusado de haber sido torturado durante la detención ilegal de 14 horas para arrancarle una confesión de culpabilidad que nunca lograron.

Fernando Mangas Nevárez, ingeniero en Sistemas electrónicos del Instituto Tecnológico y Estudios Superiores de Monterrey, fue sentenciado a 27 años y seis meses por el homicidio de su esposa, con la que tenía nueve meses de casado, vivía con ella en Morelia, Michoacán, y era la segunda vez que visitaban en pareja la Ciudad de México.

El 26 de septiembre de 2003, la pareja llegó a hospedarse al conocido Hotel Montreal de la avenida Tlalpan. De ahí, se trasladó a la casa de un amigo de Mangas, Erick Alcocer López, en la colonia Miramontes, donde se quedaría Mangas con su amigo, mientras su esposa Trisha Helenka Herreros González visitaba a unas amigas, acordando verse más noche para salir con otra pareja. Sin embargo, esa noche Trisha no llegó a recoger a su esposo a la casa de Erick como fue acordado. Y fue éste quien lo llevó de nuevo al hotel del Tlalpan.

Durante la noche del 26 de septiembre y el día siguiente, Mangas llamó innumerables veces al celular de su esposa, sin respuesta. Después de llamar a Locatel en su búsqueda, el comandante de la Policía Judicial Fernando Peñaloza le dijo que su esposa estaba a salvo, sólo que estaba detenida por un accidente de tránsito, y que necesitaba presentarse en la Agencia investigadora para asistirla. De inmediato, Mangas se trasladó al Ministerio Público y no volvió a salir de allí. Era 28 de septiembre de 2003, en torno a las 12 horas, cuando fue detenido arbitrariamente por el comandante Peñaloza y el policía Héctor Cortés Pérez, mismos que lo encañonaron y lo metieron a golpes a un cuarto donde lo aventaron sobre el cuerpo desnudo y ensangrentado de su esposa.

IMG-20160725-WA0001 (1)

Declaración del acusado.

Ni hora ni lugar del asesinato

–¡Para que veas lo que hiciste, hijo de la chingada, a ver si te arrepientes! –espetó el judicial Peñaloza golpeándolo.

Mangas vio el cuerpo de su esposa que había sido lastimado con saña, sobre todo en la cabeza, le habían fracturado el cráneo. No obstante, su muerte había sido diagnosticada por estrangulamiento, de acuerdo a la opinión del criminalista de campo de la agencia del Ministerio Público, ante la carencia de un médico forense. El mismo criminalista, quien se declaró incompetente para determinar lugar, día y hora exacta del feminicidio, señaló que para determinar el horario de muerte lo más importante era tomar la temperatura del cuerpo, pero él no utilizó ningún termómetro para medir la temperatura del cadáver de Trisha ni del medio ambiente.

La no intervención de un médico forense también generó que las especulaciones del criminalista respecto a la hora de muerte de Trisha contradijeran las declaraciones de tres testigos quienes afirmaron haber estado con ella. Incluso un cuarto testigo demostró haber tenido dos conversaciones telefónicas al presentar el recibo telefónico donde estaban registradas las llamadas. Pero las autoridades dijeron que el testigo “se había confundido”, y descartaron esa evidencia.

La escena del crimen, según las autoridades, fue la casa de Erick Alcocer López, el amigo de Mangas desde la escuela secundaria. Con este domicilio se asentó jurídicamente la sentencia condenatoria, pese a que las pruebas periciales descartaron en su totalidad que se hubiese cometido el asesinato allí. En entrevista, Fernando Mangas dijo a Los Ángeles Press, que el cuerpo de su esposa estaba cubierto de sangre:

“La golpearon muchísimo en la cabeza, yo la vi porque los policías me empujaron encima de su cuerpo”.

De acuerdo a las fotografías periciales “fue un homicidio con muchas maniobras de defensa y forcejeo, ¿cómo es posible si en las pruebas periciales salió que la casa estaba completamente limpia, sin ningún vestigio orgánico? Una pericial dijo que no había arrastre de muebles, evidencia de lucha, defensa ni forcejeos, incluso aplicaron el luminol (sustancia química para revelar rastros de sangre) y todo salió limpio. Hubo una sola gota de sangre en un sofá, y la analizaron, y era una gota de sangre no humana, porque en esa casa mi amigo tenía dos perritas y andaban por toda la casa, pero jamás encontraron una gota de sangre humana”.

Sin embargo, los magistrados dijeron que a pesar de que las periciales realizadas a la casa de Alcocer salieron negativas, “el homicidio pudo haberse cometido en otro lugar que a lo mejor no se examinó”.

Dos culpables fabricados, un sólo expediente

Junto con Fernando Mangas, fue inculpado su amigo Erick Alcocer López, bajo el mismo expediente y etiquetado de homosexual, alegando que había sido un “crimen pasional” con fines a cobrar el seguro de vida anombre de Trisha Helenka Hereros. El mismo 28 de septiembre de 2003, en las primeras horas de su detención ilegal, Mangas fue encañonado en las costillas por el policía judicial Peñaloza para exigirle que le hablara a su amigo por el celular:

–Si le hablas y le dices otras cosas que no sean las que yo te estoy diciendo, nadie sabe que estás aquí con nosotros, y te sacamos de la agencia.

Mangas habló a la casa de Alcocer como se lo exigió el judicial y fue el padre de Alcocer quien respondió la llamada. Mangas le dio el mensaje para su amigo “que fuera a recoger algo allí con él, que lo esperaba afuera de la agencia” y fue cuando lo detuvieron acusado por el mismo delito. Sin embargo, Alcocer López, con abogado en la familia, al año y medio fue absuelto por el mismo juez Eduardo Mata Carrillo que sentenció a Mangas Nevárez, siendo el mismo caso y teniendo las mismas pruebas.

Una semana después de la sentencia, Mangas solicitó una audiencia al juez y le hizo la pregunta: “¿por qué, juez?”, en referencia a su decisión de declararlo culpable a él mientras había dado la absolución de Alcocer. En ese momento, el juez Mata Carrillo le dijo que tenía que declararlo culpable, porque era la línea del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

El cadáver prestado a los deudos

El cadáver de Trisha fue encontrado en la cajuela de su auto estacionado en el garaje de una casa a la salida de la carretera México-Cuernavaca, de acuerdo a las fotografías periciales. Sin embargo, diarios mexicanos como Milenio y El Universal difundieron un boletín del Ministerio Público indicando que “el cadáver había quedado en el asiento del conductor”. Junto a éste, una agenda de ella, una bolsa de plástico cubriéndole la cabeza y una soga al cuello. En la versión de las autoridades, incluso se alude que los judiciales revisaron “la agenda dejada sobre su regazo” y que “de esta forma lograron dar con el esposo de la mujer asesinada y el amigo de éste…”.

No obstante, Fernando Mangas en su defensa demostró con las mismas declaraciones de los policías judiciales que lo torturaron que fue él quien se presentó a la agencia investigadora en busca de su esposa, y después fue obligado por los mismos policías a llamar a Alcocer diciéndole mentiras para que se presentara en la agencia.

Las autoridades, primero, trasladaron el cadáver a la agencia del Ministerio Público, y fue mostrado a Fernando Mangas como parte de su tortura. Horas después, se lo facilitaron a los familiares para su velación. Ahí mismo en la funeraria, según consta en el expediente, fueron citados los peritos para realizar pruebas periciales después de que el cadáver había sido limpiado y maquillado, mientras el Servicio Médico Forense realizaba las pruebas periciales sin el cadáver.

Mangas Nevares señaló a Los Ángeles Press que dentro del auto de su esposa también se encontraron dos condones. Sin embargo, en las pruebas periciales simuladas no se especificó agresión sexual o si la víctima había tenido relaciones sexuales poco antes de su muerte. Ni se especificó el origen de las huellas en el auto.

Cinco años tardó en responder la CIDH

Fernando Mangas envió la información sobre las violaciones de sus derechos humanos por parte del Tribunal Superior de Justicia del DF, junto con el expediente completo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Pero pasaron cinco años sin que le dieran una respuesta. Después cuando respondieron electrónicamente a su petición de ayuda, fue para pedirle información general sobre su caso.

Al respecto, comentó Mangas que “de nada había servido enviar los 25 kilos de papel a la CIDH, y esperar cinco años, si ni siquiera se habían tomado la molestia en revisar el caso”.

Volvió a mandar su información el 16 de noviembre de 2011, y un año después, el 7 de diciembre de 2012, recibió el acuse de recibido. Aún se encuentra en espera de que su caso sea atendido.

Screenshot_20160724-144150

La posibilidad del indulto presidencial

La defensa de Fernando Mangas prepara la petición del indulto presidencial, que en México existe esta posibilidad a partir de 2013 cuando se reforma el artículo 37 Bis del Código Penal Federal para otorgarle esta facultad al Jefe del Ejecutivo.

Debido a las violaciones sistemáticas de derechos humanos y al debido proceso, Mangas optó por el amparo, pero nuevamente en el juicio no se valoraron las pruebas. Y destaca que “hasta este momento no se han podido comprobar las condiciones de lugar, de tiempo ni de modo en el que se cometió el feminicidio de su esposa, a pesar de que nuestra Constitución exige las tres para sentenciar a una persona.”

Petición de firma contra la fabricaciónde culpables aquí.

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Caso Wallace

Ricardo Raphael trafica influencias con el fiscal Gertz Manero y Defensoría para sostener el caso Wallace: revelan audios

Published

on

Ricardo Raphael trafica influencias con el fiscal Gertz Manero y Defensoría para sostener el caso Wallace: revelan audios

Por Guadalupe Lizárraga

El sitio digital Uni2 Noticias difundió un audio con la conversación entre Ricardo Raphael y Salvador Leyva, servidor público del Instituto Federal de Defensoría Pública, en el que afirma que contará con la ayuda del titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, en dos casos judiciales, uno de ellos, el caso Wallace.

El integrante del grupo de académicos que avaló la no filtración del narcotráfico en el CISEN, en 2001, bajo la dirección de Eduardo Medina Mora y Genaro García Luna, y que ha sido testigo de la fabricación de culpables de diferentes casos, según su propio testimonio, ahora celebró con Salvador Leyva que Gertz Manero aceptara intervenir sin transparencia ni imparcialidad en uno de los casos más representativos de la corrupción judicial en México, y narra la escena:

 

“Pues ya que está usted de generoso –le dice Raphael de la Madrid a Gertz– son dos casos, no es uno. ¿Y cuál es el otro?, pregunta el fiscal, y responde Wallace. ¡No me diga! ¡Adelante! ¡Adelante! ¡Lo que quiera con el caso Wallace!”.

 

Alejandro Gertz Manero, en diciembre de 2018, dio la instrucción a sus subordinados de que se abriera el expediente de investigación penal «con las normativas más estrictas de la institución, sin dejar ninguna fisura» en contra de Isabel Miranda de Wallace, dijo, tal como lo había indicado también la entonces titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Sin embargo, las pruebas del audio revelan el tráfico de influencias que pretende ejercer Gertz Manero, violando de nueva cuenta el debido proceso de los inculpados.

En mayo de 2019, el fiscal recibió al padre biológico de Hugo Alberto Wallace Miranda, el doctor Carlos León Miranda, acompañado de esta periodista, para hacer los exámenes de ADN, como evidencia de la fabricación de pruebas, después de que por años Miranda había sostenido que Hugo Alberto era hijo biológico de Enrique Wallace Díaz, ya que una de las pruebas fabricadas era la gota de sangre plantada en el supuesto lugar de los hechos con ADN en correspondencia a Wallace y Miranda.

También León Miranda declaró en la fiscalía que había sido coaccionado para usurpar la identidad de Enrique Wallace en 2006, cuando la defensa de los inculpados pidieron realizar la prueba de paternidad a Wallace. Sin embargo, pese al testimonio y la prueba de paternidad, la FGR nunca llamó a comparecer a Miranda, ya en un claro tráfico de influencia y protección, y el 25 de noviembre de 2020, determinó el no ejercicio de la acción penal en contra de Isabel Miranda y su esposo Wallace.

Entérate: Del CISEN a los medios: el caso de Ricardo Raphael

La cercanía de Ricardo Raphael con Isabel Miranda

La primera vez que Ricardo Raphael de la Madrid se dio por enterado de la falsedad del caso Wallace, fue en octubre de 2018, por medio de la investigación en formato de libro «de la periodista Guadalupe Lizárraga», según sus propias palabras, y un mes después era entrevistada en su programa en Canal 11, de la Ciudad de México.

 

 

Cuatro meses después, en abril de 2019, el conductor de televisión declaraba a los medios que era su investigación y hablaba de quién era “la señora Wallace”, enfocado sólo en ella, simulando ser crítico, mientras hacía comerciales en las redes para los candidatos de Partido Acción Nacional, al que han apoyado ambos durante el sexenio de Felipe Calderón.

Ricardo Raphael incluso declaró que desde la administración de Vicente Fox era cercano a Isabel Miranda de Wallace y a su abogado Samuel Antonio González Ruiz, alias ‘El Gordo’, quien en 1999 fue despedido de la PGR por una investigación del The Washington Post, sobre su protección al Cártel de Juárez y sobornos a jueces. Mientras Gertz Manero, en esa misma administración cuando se fabricó el caso Wallace, se desempeñaba como secretario de Seguridad pública federal.

No te lo puedes perder: El disfraz de experto antimafia: El pasado de Samuel González Ruiz, abogado de Isabel Miranda

No es la primera vez que Ricardo Raphael obstaculiza la justicia para sostener de manera manipulada el caso de Miranda de Wallace. Su injerencia con el titular de Defensoría pública, Netzaí Sandoval, ha sido utilizado como pretexto también para Isabel Miranda de Wallace que ha derivado en una serie de acusaciones con el ministro Arturo Zaldívar y con ello mantener la atención del caso con violaciones y escándalos que le permiten aislar mediáticamente a las víctimas.

 

Continue Reading

El Caso Wallace

Caso Wallace: ¿Quién es George Khoury y por qué se le relaciona con Arturo Zaldívar?

Published

on

By

Caso Wallace: ¿Quién es George Khoury y por qué se le relaciona con Arturo Zaldívar?

Las acusaciones de corrupción y tráfico de influencias que hizo Isabel Miranda de Wallace al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, volvieron a llamar la atención mediática. Entre estos señalamientos, Miranda acusó a Zaldívar de tener un pacto con una víctima de tortura y encarcelamiento injusto: George Khoury Layón, quien actualmente sigue preso pese a tener reconocimiento de inocencia por la Secretaría de Gobernación y una opinión de libertad inmediata por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas.

Miranda de Wallace acusó George Khoury, -sentenciado por el falso secuestro de Hugo Wallace, hijo de Miranda de Wallace- de sobornar a Zaldívar para que la SCJN atrajera el caso de su hijo. Y, según las acusaciones que ella lanzó, que desde la Corte se ordenara la liberación a los acusados, entre ellos César Freyre y el propio Khoury Layón.

La editora recomienda: Meme Yamel ignoró a víctima de Isabel Miranda de Wallace que pedía ayuda para denunciar tortura

 

Pero, ¿quién es y de qué se le acusa a George Khoury Layón?

Se le atribuyó haber ordenado el supuesto secuestro y homicidio de Hugo Wallace Miranda. Sin embargo, Los Ángeles Press, por medio de la periodista Guadalupe Lizárraga, exhibió un cúmulo de evidencias de la fabricación de este caso, incluidos varios testimonios de quienes lo vieron después de su supuesta muerte, revelados desde 2014.

La primera vez que George Khoury fue interceptado por unos supuestos policías federales, según su propio testimonio, le pidieron dinero a cambio de que sus negocios funcionaran «en tranquilidad y seguridad», el 16 de julio de 2005, cuatro días después de la supuesta desaparición de Hugo Alberto Wallace. En esa ocasión, Isabel Miranda ya lo tenía en la mira de los primeros acusados del falso secuestro. Sin embargo, la defensa de Khoury pudo liberarlo sin mayor riesgo a su integridad, después que se negara a pagar la extorsión.

La segunda vez fue el 30 de enero de 2006, siete días después de la detención arbitraria y tortura de César Freyre, acusado de ser el «líder de la banda» que habría supuestamente secuestrado a Wallace. Una tercera detención fue el 2 de septiembre de 2009, pero en esta ocasión la detención incluyó tortura, que la víctima pudo grabar en audio con un dispositivo mp3, lo que sería su prueba maestra para el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de Naciones Unidas, que desde el 18 de septiembre de 2017, pide su libertad inmediata al Estado mexicano.

 

La ONU realizó un reporte de diez páginas y un estudio del dictamen de foniatría que un perito presentó en el Juicio 05/2009 instaurado en el Juzgado 1o de Distrito de Procesos Penales Federales en Matamoros, Tamaulipas, en la que se incluyó la transcripción de la narración de la tortura que George Khoury sufrió a bordo de su camioneta.

La víctima fue sentenciada a 20 años de prisión por el falso secuestro de Hugo Wallace y, en su instancia en diferentes centros penitenciarios del país, este portal ventiló que fue torturado al menos en cuatro ocasiones, la última de ellas apenas el 12 de junio del 2022, cuando fue trasladado del Cefereso #17, de Michoacán, al Cefereso #12, de Ocampo, Guanajuato, por «denunciar violaciones».

Las primeras tres ocasiones que fue detenido de manera arbitraria (en 2005, 2006 y 2009) fueron por órdenes del empresario de seguridad privada Eduardo Cuauhtémoc Margolis Sabol, quien así lo reconoció él mismo en llamada telefónica, y que reveló en su momento Los Ángeles Press y Lizárraga, quienes han reportado el caso desde hace más de una década.

No te pierdas: La tortura de César Freyre y la muerte de su hermana, quinta parte

 

Actualmente, George Khoury cumplió la mitad de la pena a la que fue injustamente sentenciado por un homicidio perpetrado en 2004, y que Jacob Tagle Dobín, inculpado también por el falso secuestro de Hugo Wallace, bajo tortura en 2010 señaló a Khoury como autor intelectual del homicidio. Esta confesión bajo tortura fue utilizada de manera ilegal en 2012 por la jueza Hermelinda Silva Meléndez, del Juzgado 25 de la Ciudad de México, para sentenciar a George Khoury a 20 años de cárcel sin haber cometido el delito.

Continue Reading

El Caso Wallace

Meme Yamel ignoró a víctima de Isabel Miranda de Wallace que pedía ayuda para denunciar tortura

Published

on

Meme Yamel ignoró a víctima de Isabel Miranda de Wallace que pedía ayuda para denunciar tortura

 

Por Guadalupe Lizárraga

La actriz y youtubera poblana que ha incursionado en la vida política de México como “periodista” a través de las redes sociales, Meme Yamel, ignoró el caso de César Freyre Morales, una de las víctimas más torturadas por Isabel Miranda de Wallace que fue obligado a incriminarse por el falso secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda y por lo que fue sentenciado a 131 años de cárcel.

De acuerdo con el testimonio de Alma Nelly Flores, esposa de César Freyre, por su propia iniciativa buscó a la youtubera Meme Yamel debido a su popularidad en las redes sociales de la Ciudad de México, con el objetivo de que pudiera ayudar a hacer visible la injusticia que sufría la principal víctima del caso Wallace, a quien Isabel Miranda calumnió en medios y espectaculares como «líder de la banda de secuestradores» de su hijo. Freyre fue torturado reiteradamente, además del encarcelamiento injusto por más de un año que también sufrió su madre María Rosa Morales y su hermana Julieta Freyre, ambas fallecidas.

Por si te lo perdiste: La tortura de César Freyre y la muerte de su hermana, quinta parte

Sin embargo, por la red de WhatsApp, el 15 de julio de 2021, Meme Yamel respondió a la esposa de Freyre que si le podía dar su número de teléfono a su productor, y a partir de allí no volvió a responder sus llamadas «ni su productor». La esposa de César Freyre hizo dos intentos más en comunicarse con la actriz y youtubera sin éxito, el 4 y el 15 de noviembre de 2021.

Meses antes, el 28 de enero de 2021, Meme Yamel se presentó en la conferencia matutina del presidente López Obrador con el caso de Brenda Quevedo Cruz, otra de las víctimas de Isabel Miranda, sobreviviente de tortura y abuso sexual, que ha sido expuesto reiteradamente por quien esto escribe desde 2019 ante el presidente de la república, el Senado mexicano y la Secretaría de Gobernación y, desde 2014, en Los Ángeles Press.

 

Meme Yamel sabe quién es César Freyre en el caso Wallace. Lo sabía mucho antes de que fuese contactada por la esposa de Freyre. No obstante, la youtubera poblana no sólo lo ha ignorado a él, sino también al resto de las víctimas que también han sido torturadas, y en el caso de caso de Jacobo Tagle Dobín y Albert Castillo Cruz, además de Freyre, en las torturas participó directamente Isabel Miranda de Wallace, e incluso ella mismo reconoció en entrevista a Notimex que ella los mandó golpear.

Entérate: Quién es César Freyre Morales en el falso caso Wallace

Recientemente, ante los reclamos de la audiencia de los seguidores de Meme Yamel para que reconociera la autoría original de la investigación realizada por la periodista Guadalupe Lizárraga, revelada en dos libros, El falso caso Wallace y La lucha por la verdad, y más de cien reportajes sobre las víctimas que llevan 16 años en prisión por la fabricación de los agentes del Estado, la youtubera respondía que “todos los periodistas habían contribuido a la investigación”.

Pero para Alma Nelly Flores de Freyre fue clara la situación: tanto Meme Yamel como los otros periodistas que abordan el caso Wallace con desaseo ético y de manera manipulada responden a una instrucción de gobierno en la cobertura de la información, y las órdenes pasan por Defensoría pública, que en noviembre de 2020 gestionó el caso de Brenda Quevedo ante la ONU, pero ha ignorado las condiciones en las que se encuentran las demás víctimas.

Incluso, la esposa de Freyre concluyó diciendo que el defensor público de su esposo no tenía autorizado emprender gestiones de defensa, o no quería hacerlas por temor a represalias, por lo que ella tuvo que recurrir al Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura para pedir que le aplicaran el protocolo de Estambul a César Freyre, el cual obtuvo con resultados positivos en tortura.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: