Connect with us

Con voz propia

Jorge Ramos, una mirada ingenua sobre la reforma migratoria

Para el periodista Jorge Ramos, el silencio del gobierno mexicano sobre la reforma migratoria le indigna, porque México no es tratado como «socio comercial»

Published

on

Manifestaciones previas previas a los debates en el Senado. Foto: red

Manifestaciones previas previas a los debates en el Senado. Foto: red

 Guadalupe Lizárraga

En el reciente artículo del periodista Jorge Ramos, titulado “Vender el alma al diablo”, observa que el costo por legalizar a 11 millones de migrantes en Estados Unidos con la reforma migratoria es demasiado alto. Esto es “más de lo debido”, de acuerdo a su particular opinión. Pero lo que más le aterra, secundado por la periodista Dolia Esteves, es el silencio del gobierno de Enrique Peña Nieto y sus empleados para fijar una postura enérgica ante lo que define como una flagrante agresión de Estados Unidos hacia México. No incluye a Centroamérica, sólo México, y lo dramatiza con el alarde de “socio comercial”.

Jorge Ramos inicia su texto enumerando los “altos costos” que ocasionaría esta reforma, que van desde incrementar los 21 mil elementos de seguridad policiaca en la frontera a los 40 mil, la ampliación de 700 millas del muro, verificación digital de empleos y un grupo de drones para vigilar la división territorial entre los dos países. Esto tendrá un gasto de 50 mil millones de dólares cargado al erario estadounidense, y Ramos recuerda con indignación que estas acciones son “tácticas usadas con naciones enemigas” como Afganistán e Irak.

Primero hay que ubicar bien el contexto y puntualizar lo que pasa de largo el colega que con más de 20 años en Estados Unidos habla desde el lugar privilegiado que le da la ciudadanía.

Estados Unidos formalmente es socio comercial de México, sí, pero si a estas alturas un periodista internacional de origen mexicano no sabe lo que ello significa políticamente y se ignora no sólo el grado de dependencia económica, sino el tipo de la relación que México sostiene con su vecino del norte, solo están moviendo una cortina de humo para mantener distraída a la sociedad mexicana. No nos engañemos.

Ramos, como periodista estelar de la gran televisión hispana, no argumenta en qué afectaría a México el presupuesto que Estados Unidos decide gastar en seguridad fronteriza. Los 50 mil millones de dólares no saldrán del bolsillo de los mexicanos, sino de los contribuyentes estadounidenses. Quienes pagamos impuestos en EEUU, deberíamos al menos respingar por este rubro.

Pero Ramos también es reiterativo y alarmante con respecto al silencio del gobierno mexicano. Pregunto: ¿Qué espera este periodista que diga Enrique Peña Nieto de la reforma migratoria si su imposición fue legitimada por el mismo presidente Obama? Ramos y Esteves han olvidado muy rápido el pasado electoral de México, cuando se perpetró una grave violación constitucional el 1 de julio y después fue acallada con otra más grave el 1 de diciembre, de las que ya no nos recuperaremos. Cualquier mexicano que no sepa las implicaciones políticas en la vida pública nacional de una imposición como la que recién vivimos con el PRI y la complicidad de los partidos está condenado a padecerla. Pero ser periodista mexicano y fingir que todo marcha en México como en una simple democracia, despierta suspicacias.

Jorge Ramos, además, sostiene en su artículo que esas “medidas drásticas” van a separar a los dos países. Sin duda su mirada es ingenua. Nada más contrario a la verdad. Esas medidas, en realidad son funcionales a estrechar la relación binacional por dos razones. La primera es que México no está en condiciones de poner reparos a Estados Unidos, el silencio por la ilegitimidad de su gobierno lo hace el cómplice más leal y disciplinado del continente americano, sobre todo en momentos en que la conciencia despierta los pueblos de Suramérica. Los mexicanos ya estamos pagando el costo impuesto por nuestra holgada tolerancia a la imposición de Peña y a la impunidad de sus secuaces. Y segunda razón, al gobierno mexicano le conviene el fortalecimiento de la seguridad de la frontera estadounidense, puesto que con ello se encarece la droga, las armas y la trata de personas que se mueven entre ambos países. El negocio brilla, no cerremos los ojos.

Aunque con un aire melodramático, el periodista Jorge Ramos insiste en la “pasividad y negligencia” de Peña Nieto, y escribe: “es como si esto no tuviera nada que ver con él, como si esto no fuera a afectar seriamente a millones de mexicanos”. La pregunta es de cajón: ¿De verdad cree Ramos que le importa a Peña Nieto lo que le afecte a millones de mexicanos? ¿De verdad cree Ramos en la sensibilidad y racionalidad del gobierno mexicano? Televisa, Univision, más de lo mismo, se entiende, pero incluso Carmen Aristegui cita a Ramos, con tamaña ingenuidad, como un referente periodístico.

Después de lo “terrible” que le resulta “la construcción de muros entre socios comerciales”, Ramos todavía se aventura en una parodia: “Lo que México necesita son más visas para sus trabajadores en el norte, no más agentes norteamericanos que detengan a los mexicanos más pobres en los desiertos y montañas”.

También aquí se le olvida que México es un país expulsor al igual que Centroamérica por su violencia y no sólo por su precariedad económica, y que “los desiertos y montañas” a los que alude en su texto, son sembrados con cuerpos que tiran las mafias negociadas desde los gobiernos, incluyendo desde el gobierno federal. Es Ramos el que parece no entender cómo funcionan las cosas en México, porque está claro que Enrique Peña Nieto sí sabe cómo funcionan dentro del espectáculo político en Estados Unidos.

Así pues, el “altísimo costo” que tanto preocupa a un periodista con ciudadanía estadounidense como Jorge Ramos o Dolia Esteves, resulta irrelevante para un periodista indocumentado como Luis Horacio Nájera, que huyó de Ciudad Juárez con su familia y tuvo que limpiar baños, mientras esperaba una oportunidad de vida digna y segura en otro país. O para el talentoso periodista digital Luis Monroy que lleva años trabajando en el campo y que ve una pequeña esperanza en la reforma migratoria, tratando de encontrar un empleador para reincorporarse al gremio en este país. O para el reportero y activista Francisco Ramírez con veinte años en el oficio de albañil, y que en su tiempo libre trabaja de periodista “entre polvo y cansancio”, por no contar con un documento que lo acredite como “regularizado”.

Fortalecer la seguridad en la frontera no cambia la situación a esos 11 millones de indocumentados que han vivido en el sacrificio de las sombras, la reforma sí. Que el gobierno estadounidense gaste 50 mil millones de dólares en seguridad en la frontera tampoco afecta la precaria vida de decenas de millones de mexicanos y centroamericanos. Los que les afecta es la depredación sistemática de sus gobiernos, la falta de racionalidad en políticas públicas de desarrollo y de seguridad para generar opciones genuinas a los ciudadanos, en vez de expulsarlos con sistemas de justicia corrompidos.

Entonces, en realidad, ¿a quién afectan esas “drásticas medidas” que inlcluye la reforma migratoria? Fácil, a los contribuyentes estadounidenses porque el dinero es del erario y en vez de que se destine a elevar la calidad de vida de estos ciudadanos estadounidenses, se les está quitando para destinarlo al fantasma del miedo a los migrantes. Y el miedo no es a los 11 millones que podrían eventualmente obtener un permiso de trabajo, y que no podrán obtener la residencia hasta que cumplan un periodo de diez años, y luego tendrán que esperar otros tres más para la ciudadanía. El miedo sólo es un fantasma creado para mover la economía. Y es un fantasma que cuesta muy caro a los contribuyentes en Estados Unidos. Pero es una gran inversión para el Estado estadounidense y para empresas aliadas contratadas para la seguridad en las fronteras.

Son descomunales los recursos que mueven las cárceles privadas de Migración a lo largo de la frontera con México. Para darnos una idea, por cada persona detenida en una cárcel de migración el estado paga por ella, paga por su salud y su alimentación. Si el detenido requiere de atención médica especial, el estado, es decir, con dinero público, se paga esa atención en hospitales privados subcontratados por el estado, desde intervenciones quirúrgicas hasta tratamientos de enfermedades terminales. Y luego los internos se recuperan en las cárceles.

Los recursos que se mueven cada día al deportar a cientos de personas que los obligan a separarse de sus familias tampoco son pocos. Las familias hacen hasta lo imposible por reunir los recursos, pagar perdones, abogados o “polleros” para volver a reunirse en este país.

También son descomunales los recursos que se obtienen de la “caza” de migrantes por parte de las policías fronterizas, del pago de multas por entrar al país ilegalmente y de las empresas de comunicaciones en las cárceles y tribunales. Más los trámites de regularización de quienes son aceptados en calidad de refugiados, asilados o residentes, a cálculo de 1,300 dólares por persona. Más los recursos que entrarían por los 11 millones de indocumentados que calculan que podrían eventualmente beneficiarse con esta reforma migratoria. El miedo pues cuesta, pero también produce. Y los gobiernos de Estados Unidos y México lo saben bien. Al que parece costar más trabajo entenderlo es a Jorge Ramos.

 

Arteleaks

Juan Francisco Kuy Kendall, cultura y vida. In memoriam

Published

on

By

Por Adri

El 25 de enero 2014 a las 5:10 hrs. falleció Juan Francisco Kuykendall, víctima del Estado Mexicano al recibir una agresión artera el 1 de diciembre de 2012.

Kuy Kendall cultura y vida. In memoriam +

Primer acto. El drama por la vida.
El teatro para la emancipación,
Teatro revolución, pancarta,
El teatro, la calle, el campo,
El pueblo el actor,
El director Kuy llama a escena,

A luchar, a liberar,
No hay espectadores, nadie puede serlo,
Todos somos actores de la emancipación.
Maestro Kuy, tus ideas en paliacate rojo
Y tus enseñanzas no las olvidamos.

Segundo acto. Monólogo dialogado.
En la lucha y la conciencia, Eva en escena.
Tus hijos y amigos haciendo solidaridad,
Teodulfo Torres, “el tío” te lleva en andas,
tu personaje se convierte en monólogo
De silencio que nos dice que hay que luchar.

Tus silencios movilizan y la escena de amor
De cariño, desde Eva y tus hijos
Hasta la desaparición forzada del Tío
Que pasa a los escenarios clandestinos
de las mazmorras del Estado.

Y el 25 de enero 2014, nos reúnes para abrazarnos,
Para decirnos que tendremos que seguir,
que la función debe continuar.

Entre lágrimas, rabia, puños en alto, consignas,
flores, sales de la escena para seguir dirigiendo la obra,
el teatro de la vida continúa, sigamos buscando al Tío,
sigamos luchando en las comunidades en la calles

Por Kuy, por el Tío y por todos los desaparecidos.
El tercer acto de la historia. La Victoria.
Comienza con el castigo a los responsables
Convirtiendo las plazas en fiesta y
finaliza con la entrada triunfal del pueblo.
Kuy un homenaje a tu vida por la cultura.

 

El autor es presidente de la Limeddh AC.

Continue Reading

Con voz propia

Foro Público: El gatopardismo y cinismo de Movimiento Ciudadano

Published

on

Foro Público

Movimiento Ciudadano (MC) se ha convertido, probablemente, en una de las organizaciones políticas más cínicas en la vida pública de México, pues evidenciando que sus candidaturas a puestos de elección popular están a la venta al mejor postor, ha postulado en el presente proceso electoral a verdaderos impresentables que ahora buscan las gubernaturas de diferentes entidades.

Aunque Dante Delgado ya había ofrecido sus candidaturas a personajes turbios que por otros partidos políticos no tendrían la posibilidad de aspirar a puestos de elección popular, en este año ha presentado a personajes con nulo conocimiento de administración y gestión pública como Roberto Palazuelos, quien buscará la gubernatura de Quintana Roo, o a verdaderos chapulines que han buscado puestos en todos los partidos políticos como Francisco Xavier Berganza en Hidalgo.

Sin embargo, esta polémica forma de actuar del partido naranja le ha permitido llegar a la gubernatura de dos de las entidades más importantes del país como es Jalisco encabezada por Enrique Alfaro, acusado de constantes violaciones de derechos humanos en su gestión, y de Nuevo León, por la pareja influencer de Samuel García y Mariana Rodríguez, exhibidos por su fanatismo por la vanidad a costa de los grupos más vulnerables.

Incluso Dante Delgado, tras los resultados positivos que obtuvo el partido en Nuevo León, se ha envalentonado y ha asegurado que ganarán la presidencia de la República y para ello han tratado de posicionar en la esfera pública nacional al actual alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo del ex candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) asesinado en 1994, por lo que esperan que sea un contendiente serio ante la falta de credibilidad del resto de los actores de la oposición.

Aprovechando el hartazgo ciudadano sobre las figuras políticas tradicionales, MC ha puesto a la venta sus candidaturas a personajes externos de la vida política como lo es en este momento Roberto Palazuelos, o a perfiles tan cuestionados como lo fue Samuel García en Nuevo León, quien pese a la comedia que generaba con sus declaraciones resultó electo como gobernador del estado con el mayor crecimiento económico del país.

A pesar de que MC se ostenta como un partido con perspectiva socialdemócrata, la realidad es que las personas que ha postulado distan mucho de mantener una visión de gobierno progresiva, pues uno de los casos más representativos es lo que ocurrió con Enrique Alfaro, quien ha sido cuestionado por distintos organismos internacionales por las violaciones a derechos humanos en las que ha incurrido su gobierno, totalmente contrarias a la visión progresista que supuestamente abanderaba en su campaña electoral.

Lo mismo ocurre con el superficial Samuel García, quien más allá de un personaje de comedia ha utilizado junto con su esposa la imagen de un bebé para hacerse promoción política, que demuestra el cinismo en el que incurren personas que, desde su burbuja, no entienden la realidad social de un país tan indignado por este tipo de actitudes.

Ahora, en el actual proceso electoral, Movimiento Ciudadano pretende perfilar a un impresentable como Francisco Xavier Berganza, quien ha brincado en casi todos los partidos políticos buscando la gubernatura y sin ningún proyecto político claro más que la ambición personal, o en el caso de Roberto Palazuelos, ejemplo del mirreyismo que lastima tanto a un país con una desigualdad tan grosera como la actual, mientras que este tipo de personajes viajan en aviones de lujo exclusivos desconociendo la realidad del propio estado que pretende gobernar.

Pie de Foto: Con el desgaste de la figura de Alfaro y la patética imagen de García, MC busca reacomodar a Colosio Riojas, aunque aún no tenga las suficientes credenciales para buscar la máxima magistratura del país.

Continue Reading

Con voz propia

Normal Rural de Tiripetío, otra vez la persecución

Published

on

A unos meses de que la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío cumpla cien años el acoso del gobierno estatal y federal no ha terminado. Los normalistas resisten desde distintos espacios para denunciar la persecución política por los distintos gobiernos, mientras políticos como Claudia Pavlovich son premiados

Por @KauSirenio

A unos meses de que la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío cumpla cien años el acoso del gobierno estatal y federal no ha terminado. Los normalistas resisten desde distintos espacios para denunciar la persecución política por los distintos gobiernos.

La Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío, es la primera escuela Normal Rural de Latinoamérica. Además, es el corazón de la educación rural en México. Su larga historia de lucha y resistencia está marcada por la defensa del derecho a la educación y a una vida digna en el campo.

La lucha que libran las normales rurales para subsistir tiene consecuencias, muchas veces letales, en contra de los estudiantes. Para denunciar las agresiones del Estado, el pasado lunes 17 de este mes, los normalistas realizaron actividades de colectas económica y volanteo en la autopista Morelia-Pátzcuaro.

Mientras los estudiantes informaban de las problemáticas que enfrenta su escuela, como la retención de becas alimenticias y práctica docente. Cuando arribaron a este tramo policía del estado, en el altercado los uniformados les arrojaron bombas de gas lacrimógenas. El resultado fue cuatro normalistas lesionados.

En las papeletas que los estudiantes repartieron en la autopista Morelia-Pátzcuaro, le pedían al gobierno y a la fiscalía de Michoacán que cesen la persecución política en contra de los alumnos de la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío, Michoacán. Los normalistas denuncian la existencia de alrededor de 90 jóvenes bajo proceso judicial. Al menos 20 de ellos tienen carpetas de investigación por delitos de robo que diversas empresas interpusieron en contra de los muchachos debidos a las distintas actividades que realizan.

De acuerdo a la información que proporcionó uno de los normalistas, la fiscalía les pide una cantidad de dinero (sin especificar) para que su caso no llegue a los juzgados. Por estas razones el comité estudiantil de la Normal Rural de Tiripetío priorizó el diálogo, pero la agenda con el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla.

Las cancelaciones de estas reuniones son reiteradas, sin que haya solucionado la demanda de los estudiantes. Sin embargo, el uso de la fuerza policiaca en contra de los normalistas está a la orden del día. “Hicimos colecta y volanteo, para informar que no tenemos becas de alimentación y tampoco han recibido al comité para tratar esta problemática” compartió un alumno de Tiripetío.

Los motivos de la represión son diversos. Uno de ellos es albergar dentro de sus instalaciones los mejores murales que retratan el movimiento estudiantil. La retención de becas estatales y federales es una forma añeja del Estado para contener los movimientos de las Normales Rurales.

Así las cosas, a las normales rurales se les conoce como cuna de conciencia social. Son también el respiro de la resistencia en México. Un país donde se castiga a los movimientos sociales y estudiantiles y se premia a los políticos con pasado oscuro como el caso de la ex gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano. La lucha cobra más fuerza y sentido la resistencia.

 

Fuente: Normal de Tiripetío, otra vez – Pie de Página (piedepagina.mx)

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: