Connect with us

Oriente Medio

Inteligencia de EEUU con información falsa pone en riesgo comunidades afganas

Una redada nocturna en la localidad afgana de Hakimabad, en la oriental provincia de Nangarhar, por Inteligencia militar de Estados Unidos afecta derechos humanos de la población.

Published

on

Por Rebecca Murray 

Foto: Rebeca Murray / IPS

JALALABAD, Afganistán, dic (IPS) – Una redada nocturna en la localidad afgana de Hakimabad, en la oriental provincia de Nangarhar, muestra el verdadero rostro de la ocupación militar extranjera encabezada por Estados Unidos y lo que significa para la población local.

Qari Mohammad Bashir escuchó a su sobrina gritar desde el jardín del fondo de su casa poco antes de la medianoche del 27 de octubre. Bashir, un comerciante y líder religioso de 33 años del remoto distrito agrícola de Jogyani, tomó una linterna y salió.

«¡No se mueva! Somos de la ISAF (siglas en inglés de Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad)», gritaron varios hombres fuertemente armados que habían escalado los muros del lugar y se le abalanzaban.

Los soldados extranjeros, acompañados por intérpretes afganos, le ordenaron a él y a su hermano que se desnudaran y se arrodillaran. Los esposaron y les vendaron los ojos, relató Bashir.

«Actuaban con rudeza, me tiraban de la barba y del cuello preguntándome si conocía a ciertos líderes del Talibán, pero no los conocíamos», dijo.

 Los militares allanaron casa por casa toda la noche en Hakimabad, parte del distrito de Jogyani, registraron los muebles y confiscaron las armas que suele tener la población para defenderse en esta insegura región. En algunos casos, se llevaron dinero, según dijeron varios vecinos a la reportera.

En una de las casas, Zabihullah, de 18 años, relató que su padre, quien trabaja en un proyecto de infraestructura del gobierno, había sido amenazado por combatientes del movimiento islamista Talibán para que dejara su empleo. El muchacho pensó que era un ataque talibán cuando los soldados hicieron volar la puerta con explosivos.

Otro vecino, Asif Amin, profesor del departamento de inglés de la Universidad de Nangarhar, en Jalalabad, la capital provincial, relató que estaba de visita en su aldea cuando allanaron la vivienda familiar. «Se equivocaron porque aquí vive gente común. Si las fuerzas de la coalición les piden que se presenten a declarar, lo harán. Pagan sus impuestos y conocen las reglas. Por acciones como esta la gente puede volverse en su contra», dijo.

En la madrugada, 10 hombres, entre ellos Bashir, Zabihullah y Raees Jan, de 16 años, fueron conducidos a pie y con los ojos vendados hasta la base militar del distrito, y luego trasladados en helicóptero a la base de operaciones avanzadas de Fenty, en Jalalabad.

Nueve de ellos fueron confinados en aislamiento e interrogados durante tres días sobre sus actividades cotidianas, tras lo cual fueron liberados por separado en el portón principal de Fenty. Le dieron 20 dólares a cada uno para regresar a casa.

Bashir fue conducido en un avión militar y trasladado a lo que él creyó que era la base aérea de Bagram, destino común de las personas detenidas por la coalición encabezada por Estados Unidos. Allí fue interrogado varias veces sobre sus contactos antes de regresarlo a Fenty y liberarlo días después.

«La información de inteligencia era falsa», arguyó Bashir. «No podemos ignorar que hay talibanes, pero no todo el mundo pertenece al Talibán. Arremeten contra todo», añadió. Después de esa experiencia, cada vez que se oye un helicóptero, los niños se asustan y dicen: «¡te vienen a buscar!», relató.

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, habló el 16 de noviembre ante la asamblea de la Loya Yirga en Kabul, reclamando el fin de los allanamientos nocturnos de Estados Unidos y de las fuerzas de la coalición, como condición para mantener la presencia militar estadounidense después de 2014.

La embajada de Estados Unidos en Kabul elogió la propuesta de la Loya Yirga –una asamblea tradicional consultiva de 2.000 miembros nombrados por el gobierno– que pidió mantener la presencia militar de ese país en suelo afgano por varios años.

Un estudio realizado en septiembre por la Open Society Foundation y la organización no gubernamental afgana The Liaison Office, sugiere que la actuación militar mejoró en la identificación de objetivos militares, la integración de las Fuerzas de Seguridad Nacional, y en reducir la cantidad de víctimas civiles y la destrucción de infraestructura.

Pero, alertó, no disminuyeron los ataques y «el drástico aumento de los allanamientos nocturnos y la evidencia de que estos y otro tipo de operaciones pueden estar dirigidas sobre todo a la población civil con el fin de conseguir información, parece haber superado la tolerancia afgana».

La actitud de la población hacia las incursiones nocturnas es tan hostil como antes, o incluso más», añade.

Nuestro investigación había documentado previamente que las bajas civiles registradas estaban por debajo de la realidad «bastante más» y que hubo más de 1.500 personas muertas en un periodo de 10 meses entre 2010 y 2011, según análisis de estadísticas oficiales de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). «Seguirán con los allanamientos mientras piensen que son exitosos y que reducen la cantidad de víctimas civiles», dijo una de las fundadoras de The Liaison Office, Susanne Schmeidl.

«Las fuerzas de ISAF/OTAN avanzan hacia un modelo de redadas nocturnas dirigidas por las Fuerzas de Seguridad Nacional y sostienen que casi lo logran», indicó Peyton Cooke, responsable del programa de justicia de la organización.

«La Fuerza de Operaciones Especiales (SOF) de Estados Unidos (que actúa con cierto grado de independencia, aunque técnicamente está bajo el mando de ISAF/OTAN) puede, o no, avanzar también hacia ese modelo», puntualizó.

«No sé si hicieron declaraciones públicas al respecto, pero parte de su misión es trabajar en estrecha colaboración y asesorar a las fuerzas afganas. En ese sentido, la condición de Karzai puede resultar menor, aunque será imposible saberlo sin contar con información de la SOF», añadió.

En respuesta a la decisión de la Loya Yirga, unos 1.000 estudiantes de la Universidad de Nangarhar protestaron el 20 de noviembre en Jalalabad reclamando el fin de las bases militares permanentes de Estados Unidos, las redadas nocturnas y las prisiones en manos de extranjeros. Rafiuddin, de 36 años, trata de no llorar cuando cuenta detalles de la incursión militar en su casa de Koshkaky, en el distrito de Surj Rod en el norte de la provincia Nangarhar, que sufrió en mayo de 2010.

Las fuerzas de la coalición lanzaron un ataque sorpresa poco después de la medianoche contra su casa. Su sorprendido guardia levantó el arma, pero le dispararon primero. Luego, su hermano Hafizuddin murió instantáneamente tras recibir un tiro en la cabeza.

Cuando su hijo, Habibuddin, de 17 años, corrió a socorrer a su tío, le lanzaron una granada propulsada por un cohete. Sufrió una muerte lenta en la huerta, donde la familia fue obligada a permanecer durante la noche. Un agricultor y sus cuatro hijos que vivían en la propiedad, escucharon el ruido y corrieron a ayudarlos. También les dispararon. En total 10 civiles fueron asesinados.

Atado e interrogado hasta la mañana siguiente, Rafiuddin descubrió que las fuerzas de la coalición buscaban a combatientes del Talibán y sospechaban de uno de los hijos del agricultor.

Rafiuddin, chófer de un legislador de la oposición, contó que tres generaciones de la misma familia habían vivido en esas tierras y dijo no saber nada del Talibán.

«Le dije al intérprete que habían matado a todas las personas que estaban a mi alrededor. Le pedí, ‘por favor, diles exactamente lo que estoy diciendo’. Él respondió: ‘Les dieron información falsa sobre su propia casa, lo siento por usted’”.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oriente Medio

Netanyahu enfrenta juicio por corrupción en medio de celebraciones de Tel Aviv por su caída

Published

on

Benjamín Netanyahu: “Volveremos pronto. Volveremos”.

Tras la noticia de la destitución de Netanyahu, las celebraciones estallaron en la ciudad de Tel Aviv. No obstante, los palestinos mantienen una posición escéptica ante el nuevo Gobierno y su líder ultranacionalista de línea dura. Estas fueron las palabras expresadas por Wasel Abu Yousef, de la Organización para la Liberación de Palestina.

Wasel Abu Yousef: “Este Gobierno de extrema derecha, que incluye partidos extremistas, no hará más que intensificar el conflicto contra los palestinos y hacer que se derrame más sangre. La sangre palestina será el combustible para este Gobierno de extrema derecha. Por eso, este Gobierno no será diferente del de Netanyahu”.


Democracy Now!

Continue Reading

La red en lucha

Soldados israelíes agreden a periodista de Al Jazzera mientras cubría arrestos masivos de palestinos

Published

on

Israel está reprimiendo a los palestinos que viven en los territorios ocupados de Cisjordania, en la zona ocupada de Jerusalén Oriental y dentro de Israel. El periódico Haaretz informa que la policía israelí arrestó a casi 2.000 palestinos en mayo en un intento por sofocar las manifestaciones y los levantamientos contra la ocupación. El sábado, la policía israelí arrestó a la periodista de la cadena Al Jazeera Givara Budeiri mientras cubría una protesta en el barrio Sheikh Jarrah. Durante el arresto de Budeiri, los agentes le rompieron la mano izquierda y destruyeron el equipo de su operador de cámara. Budeiri le dijo a Al Jazeera que la golpearon mientras la llevaban a un centro de interrogación de la policía israelí.

Givara Budeiri: “Me rompieron la mano. Pasé toda la noche en el hospital. Me duele mucho la espalda. Y también me duele mucho la mano porque los soldados me ajustaban las esposas todo el tiempo en el automóvil. Me duele la cabeza. Además, no puedo caminar muy bien porque tengo lastimada la pierna”.

Al Jazeera denunció el arresto violento de Budeiri como un “crimen contra la profesión periodística”. La Asociación de la Prensa Extranjera calificó el incidente como “la última de una larga serie de tácticas de mano dura por parte de la policía israelí”.

Mientras tanto, el domingo, la policía israelí detuvo a Muna y Mohammed El-Kurd en Jerusalén Oriental. Los gemelos de 23 años han estado liderando la lucha contra la expulsión forzada de palestinos que viven en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén, donde también vive su familia. Ya hay colonos judíos ocupando parte de su hogar.

La corrupción de Netanyahu

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha afirmado, sin presentar pruebas, que las elecciones celebradas el 23 de marzo fueron amañadas en su contra. El domingo, en declaraciones a miembros de su partido derechista Likud, Netanyahu dijo que en las elecciones se cometió “el mayor fraude electoral […] en la historia de cualquier democracia”.

Los comentarios de Netanyahu se asemejaron a las falsas afirmaciones del expresidente Donald Trump sobre las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. Estas declaraciones se produjeron al tiempo que Netanyahu se enfrentara a un juicio por corrupción y que una coalición de partidos de la oposición liderada por el político nacionalista de extrema derecha Naftali Bennett se prepara para poner fin a su mandato de doce años como primer ministro de Israel.

Con información de Democracy Now!

Continue Reading

La red en lucha

Bombardeos israelíes matan a 40 palestinos en Gaza, antes de reunión de la ONU

Published

on

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP) |

Los bombardeos israelíes de este domingo en Gaza mataron a al menos 42 palestinos, la cifra más alta de víctimas en un día desde el inicio de la escalada militar, en tanto una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU no desembocó en ningún avance.

«Este insensato ciclo de derrame de sangre, de terror, de destrucción, debe cesar inmediatamente», declaró el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, al abrir una sesión de urgencia del Consejo de Seguridad. Afirmó temer que la violencia «desate una incontrolable crisis» en la región.

Según varios diplomáticos entrevistados por la AFP, Estados Unidos, haciendo gala de una posición que muchos de sus aliados consideran incomprensible, se negó de nuevo este domingo a emitir una declaración conjunta que permitiera lograr rápidamente un cese de los enfrentamientos.

Desde las primeras horas del domingo, 42 palestinos, entre ellos al menos ocho niños, murieron en bombardeos israelíes en el enclave, donde viven dos millones de personas bajo bloqueo israelí.

Se trata de la cifra diaria de muertos más elevada desde el inicio de este nuevo ciclo de violencia, que ya ha causado la muerte de 192 palestinos, entre ellos 55 niños, y más de 1.200 heridos, según el último balance palestino.

En Israel, 10 personas han perdido la vida, entre ellos un niño y un soldado, y hay 282 heridos, por los disparos de cohetes palestinos.

Los grupos armados palestinos, entre ellos Hamás -en el poder en Gaza-, lanzaron más de 3.000 cohetes contra Israel desde el 10 mayo, el mayor ritmo de cohetes jamás disparados hacia Israel, según el ejército israelí, que precisó que la mayoría fueron interceptados.

En Gaza, el balance de fallecidos no dejaba de aumentar mientras los rescatistas se esforzaban por sacar los cuerpos de entre los escombros, ante la mirada horrorizada de los familiares.

Varias decenas de heridos fueron evacuados al vecino Egipto. Tres convoyes, con 263 palestinos heridos a bordo, cruzaron el puesto de Rafah hasta la región egipcia del Sinaí del Norte, indicaron fuentes médicas y funcionarios, para ser atendidos.

En tanto, en Jerusalén, un vehículo embistió al caer la tarde contra soldados israelíes que patrullaban en el barrio de Sheij Jarrah, en Jerusalén Este. El ataque causó varios heridos, según los equipos de rescate y la policía israelí, que indicó que había «neutralizado» al atacante, sin precisar si éste estaba muerto o herido.

– «¡Fue el infierno!» –

Abu Anas Achkanani, habitante del barrio de Al Rimal, blanco de bombardeos, explicó que perdió a su cuñada y cuatro de sus sobrinos, el mayor de los cuales tenía 11 años, y que, según él, dormían cuando cayó el proyectil.

«Estaba en la casa de al lado (…) No pasaba nada y de repente, hacia las 12h (…) hubo un bombardeo en la calle y ¡fue el infierno! (…). Bajamos para ver y era surrealista. Sacamos a la madre y a los niños de los escombros», relata.

En su persecución contra las estructuras de Hamás, el ejército israelí anunció en Twitter que «atacó el domicilio de (el jefe político de Hamás en Gaza) Yahya Sinwar y el de su hermano, Mohamad Sinwar, jefe de logística de Hamás», y publicó un video que muestra graves daños bajo una nube de polvo.

Fuentes de seguridad palestinas confirmaron el ataque a la vivienda de Sinwar, pero por ahora se desconoce su suerte.

– «Objetivo legítimo» –

El sábado, un edificio que albergaba los equipos de la cadena catarí Al Jazeera y la agencia de prensa estadounidense Associated Press (AP) fue reducido a escombros en un bombardeo del ejército israelí, que había pedido la evacuación del inmueble.

Según el ejército, el edificio albergaba «entidades pertenecientes a la inteligencia militar» de Hamás, acusadas de utilizar a civiles como «escudos humanos».

En una entrevista con la cadena estadounidense CBS, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, justificó el bombardeo, afirmando que era «un objetivo perfectamente legítimo», asegurando que se basaba en informaciones de los servicios de inteligencia.

Esta nueva escalada del conflicto estalló tras el lanzamiento desde Gaza de una andanada de cohetes contra Israel en «solidaridad» con los cientos de palestinos heridos en los disturbios con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, sector palestino ocupado por Israel desde 1967.

Los disturbios en la explanada, tercer lugar santo del islam, fueron la culminación de fuertes tensiones y enfrentamientos en Jerusalén Este, debido, sobre todo, a la amenaza de expulsión de familias palestinas a favor de colonos judíos en un barrio de la Ciudad Santa.

Las hostilidades se extendieron a Cisjordania, un territorio palestino también ocupado por Israel desde 1967, donde los enfrentamientos con el ejército israelí desde el 10 de mayo han causado 19 muertos palestinos.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: