Connect with us

La red en lucha

Ilegítimo cobro de impuesto a gasolinas en México: Economista

El economista Sergio Saldaña Zorrilla convocó a mexicanos a suspender pago de impuesto de IEPS a gasolinas por su ilegitimidad y abrogación de reforma

Published

on

 

Por Guadalupe Lizárraga

CIUDAD DE MÉXICO.- Sergio Saldaña Zorrilla, coordinador nacional del Frente Refundación en México, convocó a los ciudadanos a sumarse a la suspensión de pago de impuestos al gobierno mexicano, específicamente al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) porque “no es legítimo el cobro de impuestos a las gasolinas”.

Advirtió que los mexicanos tendrán muchos problemas para adquirir servicios, porque el alza a los energéticos representa “más pobreza, más despidos laborales, más inflación”. Y enfatizó que los responsables de esta crisis son Enrique Peña Nieto y su gabinete, la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Energía, Comisión Federal de Electricidad y Pemex, “quienes estuvieron todos de acuerdo para lanzar esta iniciativa tan dañina para el pueblo de México”

Saldaña explicó que los “gasolinazos” son el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) por concepto de combustibles automotrices dentro de la Ley de la Federación aprobada por la mayoría de los partidos políticos. “Si este impuesto fuera usado honestamente para el desarrollo del país y para las grandes inversiones públicas no tendríamos que oponernos tanto; sin embargo, estos impuestos que estamos pagando están yendo a los bolsillos de estos delincuentes que están en el gobierno y en los partidos políticos”, afirmó.

El activista, quien ha destacado por la iniciativa internacional de recolección de firmas para pedir a la ONU crear una comisión de justicia y verdad contra la impunidad en México convocó a los mexicanos a través de las redes sociales a que dirijan sus reclamos a diputados y senadores que aprobaron la reforma energética, y no a dueños de gasolineras y mucho menos empleados de éstas.

Reiteró que ante la ilegitimidad del cobro de impuestos, los mexicanos tienen que exigir la eliminación del IEPS para combustibles automotrices y pedir al gobierno federal que no lo vaya a compensar con un mayor endeudamiento, “lo que atraería a aumentar las tasas de interés de referencia, y con lo que muchas empresas se verían perjudicadas y muchos individuos veríamos incrementado el valor de nuestras deudas, y se vería más afectada la economía nacional, más despidos y más bancarrotas empresariales”.

Finalmente, señaló Saldaña, que Pemex y México tienen la capacidad intelectual y técnica para construir refinerías, y que es menester exigir a los legisladores la abrogación de la reforma energética. “Si no lo hacen éticamente lo que tendrían que hacer es renunciar”, para ello abundó que sería a través de un gran acuerdo nacional entre los diferentes sectores para exigir el retiro de este gobierno e instalar un gobierno de transición que verdaderamente responda a las necesidades de los ciudadanos.

El economista mexicano Sergio Saldaña Zorrilla. Foto: LA Press

 

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La red en lucha

Qué implica para México el acuerdo con el gobierno de Rusia para explorar el espacio

Published

on

acuerdo espacial méxico rusia

Mientras Alemania hace un llamado internacional para abrir un proceso a Putin por crímenes de guerra, Rusia se presenta como potencial aliado de México para compartir tecnologías satelitales con «fines pacíficos»

Por Guadalupe Lizárraga

Durante la última década, han sido empresas privadas las que han invertido en la exploración espacial en lugar de los gobiernos. La sociedad global está acostumbrada a ver SpaceX, Blue Origin, Virgin Galactic y una diversidad de iniciativas empresariales difundidas en la prensa internacional.

Pero el 29 de septiembre de 2021, el gobierno de México dio a conocer a la prensa que estaba en ciernes una asociación con el gobierno de Rusia para explorar el espacio por encima de México. El sorpresivo anuncio gubernamental generó controversia porque Rusia cumplía siete meses de haber invadido a Ucrania y no detenía los bombardeos. La decisión de México era percibida como una postura favorable a Rusia, a pesar de que oficialmente el presidente López Obrador decía mantener su postura neutral a la guerra.

El 23 de enero de este año, el gobierno mexicano volvió a informar que “el acuerdo con el gobierno de la Federación de Rusia sobre cooperación en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre para fines pacíficos aún se encuentra en proceso de aprobación y no ha entrado en vigor, tanto en México como en Rusia”. En su comunicado especifica que, en el caso de Rusia, tiene que ser aprobado por la Cámara Alta y el presidente Vladimir Putin. En el caso de México, señala que no ha sido enviado al Senado para su análisis y aprobación.

Entre las diversas motivaciones de un acuerdo de esta magnitud sería el beneficio que cada uno de los países pudiera obtener con esta alianza y, en este contexto, no puede excluirse el beneficio de las ciudadanías. Por lo tanto, para justificar una inversión del erario, es decir, de los impuestos de los ciudadanos, el resultado del acuerdo tendría que estar orientado a la obtención de un bien público para cada país, o en su conjunto para la humanidad. Lo que pone en cuestión es qué gana la sociedad rusa con este acuerdo y qué gana la sociedad mexicana.

Leer más: Rusia agradece a López Obrador críticas al suministro de tanques a Ucrania por parte de Alemania –

El significado geopolítico del acuerdo espacial

En primer lugar, Rusia podría demostrar mundialmente que sus tecnologías espaciales tienen «fines pacíficos» y que es un país «pacífico». Una prueba sería esta alianza con México. Le ayudaría a proyectar una imagen clave en un momento crítico en que Alemania hace un llamado internacional para abrirle un proceso judicial por sus crímenes de guerra en la invasión a Ucrania. Además, fortalecería su imagen como un país inversor que se interesa en hacer negocios con economías frágiles para la producción de conocimiento científico. Todo esto sin sufrir mayores consecuencias por sus decisiones de guerra.

El presidente López Obrador, con aparente agudeza, ha utilizado este proyecto para presionar con otras negociaciones a países rivales de Rusia. Los problemas de crecimiento no han sido medianamente resueltos con los flujos norteamericanos, y en tales circunstancias, la estrategia de diversificar las asociaciones comerciales con la otra parte del mundo parecería su racionalidad. Para México, el acuerdo también es una buena historia de progreso por su interés científico en la exploración del espacio y distrae de las malas noticias que genera la violencia del narcotráfico, la corrupción y la “molesta” oposición al gobierno.

Lo que no es obvio es por qué los demás países estarían interesados en mantener vínculos con México, asociado con quien geopolíticamente ha representado una amenaza y, que su ventaja se instrumentaría por medio de negocios de tecnología satelital e intercambio de información reservada a través de un tercero. El ejemplo es Nicaragua.

Este acuerdo no tiene nada de ingenuo ni gratuito. La asociación de México con Rusia implica, no sólo que cierto conjunto de naciones se vea amenazado, sino que, además y es lo más relevante, desde el punto de vista de la elite estadounidense constituye un desafío transcontinental que puede significar desajustes importantes en el orden político mundial. México es Norteamérica, y sus aliados naturales, Estados Unidos y Canadá.

Es así como se puede aseverar que Rusia estaría condicionando su apoyo a México a cambio de romper los vínculos estrechamente tejidos con Estados Unidos. De esta forma, López Obrador no sólo estaría abriendo la posibilidad de un intercambio comercial y científico para navegar el espacio con este país, sino que el trasfondo del acuerdo podría suscitar una presión para Estados Unidos, a fin de reconsiderar las relaciones internacionales más sensibles para México. Pero también México se ha vuelto altamente atractivo tanto para el comercio libre como para el mercado negro desde los ojos de Rusia, y de cualquier otro país.

Lo anterior si se le mira incluso con prudencia, constituye un problema grave de coordinación entre los países, porque las consecuencias previsibles es que se presenten discrepancias entre las elites del mundo desarrollado, que no puedan ser procesadas de modos pacíficos, como lo ha demostrado ya Rusia con sus vecinos. La ciudadanía mundial, en este escenario, es la víctima.

México, al igual que otros estados periféricos, constituye el eslabón más débil en la asociación, debido a que está constituido estructuralmente como una organización estatal de calidad inferior al promedio internacional, uno por su naturaleza sobornable, la cual es mayor en la burocracia gubernamental, y dos por una pérdida creciente de gobernabilidad y soberanía. Que, en este caso, las áreas de cooperación del acuerdo dan idea de la intensa dinámica que requiere el intercambio de información reservada de México, comunicaciones de satélites, tecnologías de información, navegación satelital, desarrollo de equipos y nuevas tecnologías espaciales.

Los ciudadanos mexicanos aportarán de sus bolsillos recursos destinados a la exploración del espacio, mientras son vigilados por Rusia desde el propio espacio mexicano.

Otras implicaciones de la asociación

Rusia es el país más sancionado del planeta, y el impacto por sus acciones en Ucrania alcanzará a las generaciones de las próximas décadas. Una asociación con Rusia, sin duda, contaminaría a México de diversas maneras y dañaría su reputación mundial. Los “amigos” actuales de Rusia son Siria, Nicaragua, Eritrea, Irán y Corea del Norte, países con una dramática calidad inferior en la gestión pública y con una profunda vocación autoritaria. Por lo que al celebrar un acuerdo de esta naturaleza y mantener su “postura neutral”, México sería inevitablemente asociado a esta lista de estados con focos rojos.

Por otra parte, los satélites rusos sobre México no podrán disociarse de la historia de espionaje y terrorismo cibernético de Rusia. Es ingenuo también pensar que la comunicación y navegación por satélites, así como el uso de las tecnologías de información y los servicios asociados a éstas, no serán utilizados para espiar a México, y es enormemente ingenuo por parte del gobierno mexicano creer que Rusia solo va a usar la tecnología con «fines pacíficos» cuando está en medio de una guerra que apunta a Estados Unidos.

La guerra de Rusia en Ucrania cumple año, dejando una enorme destrucción, pese a que su tecnología bélica está desactualizada y su alta tecnología depende de Occidente. Una economía que va en picada, al igual que su reputación mundial, por las sanciones que la han afectado severamente. Ha sido el único país que ha amenazado con una guerra nuclear. Por lo que resulta improbable que Rusia cumpla un acuerdo de exploración espacial o de otro tipo con «fines pacíficos». Se trata de tecnologías satelitales sobre México que podrían posibilitar ciertas fortalezas que podrían transformarse en amenazas.

Infórmate: Ministerio de Defensa de Ucrania desmiente la muerte de 600 soldados por supuestos ataques de Rusia

 

Fue el presidente Putin quien ratificó el acuerdo espacial en octubre, según informes en Rusia. De ahí que tenga un interés personal en esta proposición para México. En cambio, México por las desventajas antes mencionadas, no tendría el control de los satélites, y está minimizando el acuerdo como un acuerdo internacional más, similar en alcance al que tiene con otros países.

Otro punto de alerta es la narrativa oficial desconectada entre ambos. Rusia afirma que instalará el sistema de vigilancia satelital GLONASS en México. Y México, en enero, reiteró que no está considerado este sistema en el acuerdo “ni existe previsión de que pudiera ser incluido en un futuro cercano”. Sin embargo, Rusia ya lo tiene instalado en Nicaragua sobre el que al parecer tiene plena autonomía. La expectativa en México pudiera ser la misma.

México ha minimizado la asociación con Rusia. Y Rusia es grandilocuente al respecto. Lo cual no resulta un buen augurio en diplomacia en este tiempo de guerra. México parecería estar preparándose para ser un peón más en el tablero de ajedrez de Putin.

 

Continue Reading

Asia

ONU se moviliza con la comunidad internacional para asistir a víctimas del terremoto en Turquía y Siria

Published

on

By

terremoto Turquía

Médicos Sin Fronteras y Organización Mundial de la Salud (OMS) “listos para desplegarse” para labores de rescate y atención de los heridos

NACIONES UNIDAS – Agencias de las Naciones Unidas y entidades gubernamentales y humanitarias se movilizan para auxiliar a las víctimas de los terremotos que sacudieron este lunes 6 a Turquía y Siria, causando más de 2300 muertos y de 7000 heridos, y un número aún no estimado de desaparecidos.

La ONU “está totalmente comprometida a apoyar la respuesta. Nuestros equipos están sobre el terreno evaluando las necesidades y brindando asistencia. Mi corazón está con el pueblo de Türkiye (Turquía) y Siria en esta hora de tragedia”, dijo su secretario general, António Guterres, en una declaración.

La Media Luna Roja ya movilizó en suelo turco 1080 tiendas, 15 400 mantas, 71 vehículos de restauración y varias cocinas móviles para atender a los afectados por el sismo de 7,8 grados en la escala de Richter que sacudió el sureste de Turquía y norte de Siria, seguido de otro de 7,5 grados en la misma región.

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) desplazó sus equipos en Siria hacia la zona norte, con campamentos donde hay centenares de miles de refugiados por la guerra civil en ese país, e inició el reparto de kits médicos de emergencia en la zona, donde los terremotos derribaron varios hospitales.

Guterres dijo que la ONU contaba con la comunidad internacional para ayudar a los muchos miles de atrapados en el desastre, “muchos de los cuales ya tenían una gran necesidad de ayuda humanitaria en áreas donde el acceso es un desafío”.

El mandatario estadounidense Joe Biden puso a disposición de Turquía la ayuda de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, la Unión Europea se comprometió a enviar asistencia, y equipos con ayuda del vecino Azerbaiyán y de España, Países Bajos y Rumania ya están en camino.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan consideró que el actual desastre es “la mayor tragedia del último siglo, desde el terremoto de Erzincan (este del país) en 1939”, que dejó unos 30.000 muertos.

El gobierno activó a más 9000 efectivos para labores de auxilio, y el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, dijo que “nuestra prioridad es sacar a las personas atrapadas bajo los edificios derrumbados y trasladarlas a los hospitales”.

En Turquía y Siria los terremotos derribaron unos 3200 edificios, según estimados de sus autoridades y de los grupos rebeldes que controlan el noroeste sirio, por lo que se teme que muchas víctimas estén sepultadas o atrapadas bajo los escombros.

Leer más: Siete muertos por nuevo ataque de Israel al aeropuerto Internacional de Damasco, Siria (losangelespress.org)

 

El movimiento telúrico se sintió en un total de 14 países en esa parte del mundo, y con más fuerza, además de Turquía y Siria, en Chipre, Israel, Jordania y Líbano.

Equipos de emergencia especializados de la Oficina de Evaluación y Coordinación de Desastres de la ONU, y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaron que estaban “listos para desplegarse” para labores de rescate y principalmente para atención de los heridos y de los grupos más vulnerables.

Del mismo modo lo hicieron los responsables de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), con la mira puesta en las necesidades de los cientos de miles de desplazados que ya estaban en duras condiciones de sobrevivencia en el norte sirio, y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En Siria, un país con guerra civil desde hace 11 años, el gobierno central informó de al menos 430 muertos y más de 1000 heridos, mientras que en el noroeste controlado por rebeldes los grupos de rescate ya dieron cuenta de 380 fallecidos.

Entérate: Militares israelíes atacan de nuevo campamento palestino en la ciudad de Jericó –  (losangelespress.org)

Tanto en Turquía como en Siria hay zonas afectadas por los seísmos donde las temperaturas son muy bajas por la temporada invernal. En algunas áreas la nieve dificulta el acceso de los grupos de rescate, y las borrascas con lluvia o vientos el arribo de aeronaves con auxilios.

Las unidades de rescate incluso piden a la población que reduzca el uso del teléfono, para facilitar la comunicación de aquellas personas que estén bajo los escombros solicitando ayuda, pues el primero y más fuerte seísmo se produjo de madrugada, a las 04:17, hora local, cuando dormían los habitantes de los edificios derruidos.

Después del primer movimiento telúrico se han registrado decenas de réplicas.

Continue Reading

Europa

‘La guerra es un crimen de agresión que debe ser juzgado en La Haya’: Reed Brody, abogado de DDHH

Published

on

By

Reed Brody crímenes de guerra

Los juicios de Nuremberg inspiran tribunal internacional para juzgar a Rusia con investigaciones masivas por los crímenes contra Ucrania

A unos días de que se cumpla un año de que inició la invasión de Rusia a Ucrania, se considera la apertura de un tribunal internacional para juzgar al presidente Vladimir Putin por crímenes de guerra en La Haya. La iniciativa más reciente es el llamado internacional de Alemania, sin embargo, otros países que han intervenido en las investigaciones de los crímenes se han sumado a las iniciativas.

Reed Brody, veterano abogado de derechos humanos, que ha intervenido en numerosos juicios por crímenes de guerra, analiza las crecientes iniciativas para responsabilizar penalmente al presidente ruso, Vladimir Putin, y sus aliados más cercanos por la invasión a Ucrania. El gobierno ucraniano también ha solicitado la conformación de un tribunal especial para enjuiciar a las autoridades rusas, inspirado en los juicios de Nuremberg contra funcionarios nazis después de la Segunda Guerra Mundial.

El jueves 2 de febrero, la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció la creación de un centro internacional en La Haya para investigar y juzgar el crimen de agresión en Ucrania. «Este centro coordinará la recogida de pruebas. Se integrará en el equipo de investigación conjunto, que cuenta con el apoyo de nuestra agencia Eurojust. Por lo tanto, estaremos listos para comenzar a trabajar muy rápidamente con Eurojust, con Ucrania, con los socios de nuestro equipo conjunto de investigación, así como con los Países Bajos. El perpetrador debe rendir cuentas», señaló la presidente de la Comisión Europea.

La agresión es el peor crimen internacional”, dice Reed Brody, por su parte. Sin embargo, aclara que actualmente no hay un lugar donde se puedan realizar los juicios por crímenes de agresión debido, en gran parte, a la oposición de la Unión Soviética, en aquel entones, Estados Unidos y otras potencias victoriosas en la Segunda Guerra Mundial.

“Cambiemos las reglas definitivamente para que la agresión, no solo de Rusia contra Ucrania, sino cualquier crimen de agresión, pueda ser llevada a juicio”. Brody participó en importantes procesos judiciales por crímenes de guerra, entre los que se destacan los casos del exdictador de Chile Augusto Pinochet, el exdictador haitiano Jean-Claude “Baby Doc” Duvalier y el exdictador chadiano Hissène Habré.

Señala Brody que ya se está llevando a cabo la investigación de crímenes de guerra más grande de la historia en Ucrania. Especifica que los fiscales ucranianos han abierto decenas de miles de casos por sus denuncias. De acuerdo con las declaraciones de Brody, la Corte Penal Internacional ha abierto la operación de campo más grande de su historia, con investigaciones masivas sobre crímenes de guerra y genocidio, pero por la falta de un tribunal sobre crímenes de agresión.

«Por ahora no hay un tribunal que tenga jurisdicción para que un tribunal internacional juzgue el crimen de agresión. En Nuremberg, el juicio de los líderes nazis después de la Segunda Guerra Mundial, los crímenes contra la paz, la agresión se consideró el crimen internacional supremo, el peor crimen, el crimen que abre el camino a todos los demás crímenes. Pero lo que pasó es que después, las grandes potencias, las potencias victoriosas de la Segunda Guerra Mundial —la Unión Soviética, Estados Unidos— no querían tener el crimen de agresión. No querían que sus guerras fueran ante un tribunal internacional, ante un juez», explica Brody.

La Corte Penal Internacional, tal como está hoy, solo tiene jurisdicción sobre crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio. La excepción al crimen de agresión fue luchada y ganada específicamente por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. Entonces, la razón por la cual la CPI hoy no puede investigar el crimen de agresión es porque Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y otros países no querían que lo hiciera», concluye.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: