Connect with us

Europa

Hungría: Orbanistán europeo

Orbán presentó una nueva Constitución que limita la independencia de la Justicia, del Banco Central y de las instancias contraloras. El escritor español Antonio Hermosa ofrece su reflexión sobre el nuevo reto para la Unión Europea.

Published

on

Antonio Hermosa Andújar*

Foto: ANP-photo.com

El primer día del año quedó definitivamente aprobada la nueva Constitución húngara, cuya impronta antidemocrática y nacionalista dejan poco lugar a la duda. En tal modo, un miembro de la Unión Europea ilegaliza en parte la legalidad de la misma en su interior, y empieza a salirse del club aun permaneciendo dentro de él.

A Europa, por tanto, se le amontonan los enanos, hasta dar la impresión de que son más grandes que ella. En la guerra perenne entre mercado y política, primero la vimos capitular ante los mercados financieros, que, en concreto, en la provincia de la deuda soberana la dejó altamente endeudada y poco soberana para tomar iniciativas propias. De hecho, todavía hoy, con la guerra aún en curso, no se está seguro de si saldrá de ella entera y con el euro vivo, o como antes de unirse: cada mochuelo-país en su olivo nacional y el euro en ninguno de ellos. Frente a tales mercados, Europa parece una vieja y decrépita dama impotente ante ese héroe eternamente joven, fuerte y bello; después de todo, los individuos siempre hemos de alimentarnos para sobrevivir y, en ese periplo, ¿quién no mantiene perpetuamente en su alma una vela encendida al ídolo de la codicia, listo siempre para abandonar a la menor ocasión el sepulcro de impotencia en el que lo confina la normalidad cotidiana? ¿Y quién no sabe cómo, desatado, calcina la mayor parte del territorio solidario del alma humana dejando sólo algunas de las figuras con las que puede hacer negocio, como la ambición, el egoísmo, la arbitrariedad, etc.?

Después, y con gran alarde de gestos y fanfarrias, el directorio Merkozy interpretó a su manera la democracia interna de la Unión y transformó a las demás comparsas (perdón, quise decir países) en meras damas de compañía a las que vale como propio el sí quiero de los novios, demostrando lo libres que son y lo iguales que también son por ahora todos y cada uno de esos miembros soberanos. Es verdad que estamos ante un genuino casus necessitatis, con las iras de los mercados soplando amenazante sobre nuestras cabezas, y había que actuar; ¿pero tiene que ser la democracia la moneda de cambio? ¿Gobiernos tecnócratas, neutros pero del Opus algún cabecilla, son la solución frente a gobiernos electos? ¿Y si la solución funcionara, continuaríamos empleándola? ¿Y qué decir de los dos cónsules de la nueva Roma europea: era la única opción para pensar dentro de la crisis y combatirla? ¿Sólo la fuerza da la razón? Vamos dados entonces. Por limitarnos al jefe real, a Alemania, en su puritanismo justiciero no es raro ver rodar cabezas, especialmente ajenas, sí, pero también, de ser menester, valdría aquel fiat iustitia, pereat mundus del que Kant era devoto; y en su racionalidad parece tener mayor peso la historia que la voluntad, y en esa historia determinados prejuicios, como el control de la inflación –en teoría, el BCE existe solamente para ello-, ha alcanzado el rango de dogma teológico superior a cualquier otro precepto divino. Esto significaría, pues, que la opción germano (-francesa) sería la opción por antonomasia: lástima que determinados premios Nobel de economía, como Krugman o Stiglitz, no hayan podido entender todavía semejante Verdad.

Ahora bien, la reciente aprobación de la nueva Constitución de Hungría –el nuevo nombre de la anterior República de Hungría- vuelve a poner el dedo en la llaga democrática europea, que cada vez supura más. Orban ganó las elecciones del pasado año con un 53% de los votos, que la magia de la ley electoral convirtió en dos tercios de los escaños; quizá en nombre de la reciprocidad –a la que el contexto en el que opera quita todo velo de neutralidad-, quepa tildar de democrática dicha ley, pero lo cierto es que la sobrerrepresentación que concede al partido ganador viola la igualdad de derechos de los ciudadanos, que, restringida al puro acto de votar, la ven así aparecer en el acto de formación de un gobierno y, cuando éste no es el suyo, desaparecer un segundo después en el ejercicio de gobernar.

Viktor Orban

Quizá sea asimismo democrático rediseñar el mapa de las circunscripciones electorales, al punto que con el nuevo las elecciones antes perdidas por el Fidesz, el partido del caudillo húngaro, habrían sido elecciones ganadas; si, de añadidura, se asesta un duro golpe a las minorías, pues, oiga, para eso están, que bien mirado no forman más que ruido. Y no hablemos de otorgar rango constitucional a leyes que no deben serlo, como la que fija en un 16% de la renta el único impuesto legalmente reconocido, lo que a partir de ahora exigirá dos tercios de la cámara para modificarla, y tiene la virtud política de impedir la implantación de medidas fiscales urgentes con las que afrontar la necesidad (bueno, aquí, digamos más bien que, llegada la ocasión, seguro que el gobierno sabrá hacer, precisamente, de la necesidad virtud; de hecho, las negociaciones solicitadas con el antes denostado FMI parecen apuntar en esa dirección). O de ocupar con personal sacado de la propia costilla ideológica, de la más próxima al trasero del líder, naturalmente, los cargos más insignes de la magistratura, la justicia, el ejército y la economía; ley ésa, la de confundir partido y Estado, y en última instancia partido y país, que los aspirantes a tirano aprenden instintivamente y que, aun cuando la suerte les contrariara electoralmente en elecciones siguientes –muy mal deben salirle las cosas, por cierto, por cuanto medidas como las citadas tienen en su punto de mira justamente el de predecir la suerte, fijando al futuro a una dirección preasignada-, garantizaría el conflicto con el nuevo ejecutivo: los esbirros que hoy ocupan los cargos devendrían de inmediato el caballo de Troya institucional del partido depuesto, un contrapoder social en plena arena política.

Por otro lado, no sé si es democrático o no reducir las dádivas religiosas a sólo catorce entidades -entre ellas, lógico, y de manera harto mayoritaria, la Iglesia católica- de los aproximadamente 3.000 pedigüeños anteriores; a mí me parece que de la concesión de tales ayudas aún sobran catorce más; pero aquí seguro que no habrá problemas a la hora de repartirse el tesoro que no les corresponde; ya que el partido gobernante húngaro merecería en este punto ser español dada su incapacidad para respetar el laicismo, seguro estoy que los demás correligionarios o renuncian al dinero en nombre de la igualdad o lo reparten generosa y equitativamente con sus hermanos desamparados, como asiduamente constatamos por doquier. Y tampoco sé si es muy democrático atribuirse la bendición constitucional de la divinidad –“Dios bendiga a los húngaros”-; en todo caso, sí podrían haber perfeccionado la fórmula, más o menos así: mejor de lo que lo hizo en otros tiempos con irlandeses, surafricanos, y otros benditos, porque a juzgar por los resultados parece que no le hubieran orado bastante. ¿Y qué decir de la afirmación constitucional de que “el embrión es un ser humano” a todos los efectos? No sé si será muy o muy poco democrática, pero de científica no tiene un pelo. Me temo que la jerarquía gobernante, y me temo asimismo que no sólo la jerarquía política, mejor habría hecho si, además de pedirle a Dios que bendijera a todos los húngaros, le hubiera pedido también que, a ellos en particular, les iluminara sus mentes.

Una cosa más. No entiendo nada de economía, y quizá por eso no entiendo por qué debe un banco central ser independiente de los poderes públicos; hemos aprendido además, en la reciente crisis en la que aún nos hallamos inmersos, que dicha autonomía ha sido uno de los factores desencadenantes de la misma. Por eso quizá no sea una mala idea que Orban y sus huestes hayan decidido cortocircuitar la aludida independencia, aunque tampoco lo sea buena que el órgano encargado de hacerlo esté constituido por tres de sus meretrices políticas.

Ahora bien, sea cual fuere la bondad de la medida en sí misma, lo cierto es que Hungría pertenece a una asociación en la que rige el principio contrario, y los miembros deben respetar las reglas de juego todos por igual (esto, lógico, vale también para Alemania y Francia). Quien viva a disgusto dentro de la misma, debe valerse de los procedimientos ordinarios a fin de cambiar su situación, pero no llevarse discrecionalmente el agua a su molino; a ninguno se les puede echar, pero todos conocen la puerta de salida (y si alguien tiene alguna duda que pregunte a los conservadores ingleses). Lo que la Unión no debe consentir es nuevas violaciones de las normas comunes en su seno; o, en su defecto, afirmar que, en realidad, se trata de una Unión disuelta, pero como en Europa fingimos amar las formas pues hacemos como si existiera.

Por lo demás, ninguna mayoría puede hacer y deshacer a su antojo en ninguna democracia real, por poderosa que sea. Los poderes tienen un límite en las leyes, y éstas, como aquéllos, otro, verdaderamente insuperable, en los derechos fundamentales. Y cuando se rompen los compromisos, se actúa contra las minorías, se coarta la libertad de expresión o se coaccionan las creencias privadas, etc., tales derechos están, con mayor o menor intensidad, siendo vulnerados. Decenas de miles de húngaros salieron anteayer a la calle a protestar contra la tiranía en ciernes de Viktor Orban, mientras las autoridades europeas se dedican a cartita va, cartita viene frente al narcisismo autócrata de aquél. Pero en esas protestas también se oyen gritos contra la situación económica húngara, la que iba a ser niña mimada del proyecto político ganador y que está deteriorando rápidamente el país. Sólo falta que también en este caso acaben siendo los mercados los que acaben interviniendo políticamente en el país y dictándole el rumbo, enmendándole la plana a la Unión Europea. No servirá, en ningún caso, de consuelo, porque será más exigente la duda de para qué nos sirve y porque las razones políticas de los mercados no coinciden precisamente con las necesidades más urgentes de las personas a las que la crisis está llevando o ha situado ya ante el abismo.

 * El autor filósofo y escritor español, catedrático de la Universidad de Sevilla.

Europa

La invasión de Rusia otra causa de la caída del empleo en Ucrania

Published

on

By

 

GINEBRA – En Ucrania se han perdido desde la invasión rusa el 24 de febrero 4,8 millones de empleos, dentro de una fuerza laboral estimada en 20,3 millones, indicó este miércoles 11 un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El estudio asegura que si las hostilidades se intensificaran, las pérdidas de empleo aumentarían a siete millones. Sin embargo, si los combates cesaran inmediatamente sería posible una rápida recuperación, con el retorno de 3,4 millones de puestos de trabajo, lo que reduciría las pérdidas de empleo a 8,9 %.

La economía ucraniana se ha visto gravemente afectada por el conflicto y más de 5,2 millones de sus 44 millones de habitantes han huido a los países vecinos, mientras que internamente se han visto obligadas a desplazarse unos ocho millones de personas, según informan agencias del sistema de Naciones Unidas.

Los refugiados son principalmente mujeres, niños y personas mayores de 60 años. Aproximadamente 2,75 millones están en edad de trabajar y 43,5 % de ellos, es decir, 1,2 millones, trabajaban anteriormente y han perdido o dejado sus empleos.

La OIT indicó que “el gobierno de Ucrania ha realizado esfuerzos considerables para mantener operativo el sistema nacional de protección social”, garantizando el pago de las prestaciones mediante la utilización de tecnologías digitales.

De los más de 20 millones de trabajadores ucranianos, 60 % se empleaba en el sector servicios, 24 % en la industria y 16 % en agricultura. Del total, 54 % recibieron educación avanzada y 36 % estaban sindicalizados, según cifras de la OIT.

El informe dice que la crisis en Ucrania también puede crear disrupciones laborales en países vecinos, sobre todo en Eslovaquia, Hungría, Moldavia, Polonia y Rumania.

Si las hostilidades continúan, los refugiados ucranianos se verían obligados a permanecer en el exilio durante más tiempo, lo que supondría una mayor presión sobre el mercado laboral y los sistemas de protección social de esos Estados vecinos, y un aumento del desempleo en muchos de ellos.

Por otra parte, las importantes perturbaciones económicas y de empleo que afectan a Rusia tienen importantes efectos en Asia Central, especialmente en los países cuyas economías dependen de las remesas que llegan desde la Federación Rusa, como Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán.

Esos cuatro estados se encuentran entre los 10 principales países de origen de los emigrantes en Rusia. Si las hostilidades y las sanciones contra Moscú provocan la pérdida de sus puestos de trabajo, y esos trabajadores migrantes regresan a sus países de origen, habrá graves pérdidas económicas en toda Asia Central.

La agresión en Ucrania también ha afectado a la economía mundial, complicando aún más la recuperación de la crisis generada por la covid-19, y es probable que afecte el crecimiento del empleo y de los salarios reales, y ejerza una presión adicional sobre los sistemas de protección social.

En muchos países de renta alta, que han experimentado recientemente signos de una recuperación del mercado laboral, las consecuencias de la crisis ucraniana pueden empeorar las condiciones de ese mercado y revertir algunos avances conseguidos.

Y la situación es especialmente difícil en los países de renta baja y media, muchos de los cuales no han podido recuperarse totalmente del impacto de la crisis de la covid.

La OIT se ha sumado a los pedidos para que cesen la agresión rusa y las hostilidades, y subrayado su preocupación por los informes sobre víctimas civiles y ataques a instalaciones con “graves consecuencias para los trabajadores y empresarios que arriesgan su vida para seguir laborando”.

Entre las medidas inmediatas, la OIT recomienda facilitar las iniciativas de las organizaciones de empleadores y trabajadores para que presten apoyo humanitario y garanticen la continuidad del trabajo, cuando sea posible.

Asimismo, proporcionar apoyo al empleo específico en zonas relativamente seguras de Ucrania, respaldar el sistema de protección social para garantizar que siga proporcionando prestaciones, incluidas las transferencias de efectivo, y preparar una estrategia de reconstrucción posconflicto que promueva la creación de empleos.

A-E/HM

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

Europa

Ucrania recupera Járkov y hacen retroceder a tropas rusas a una docena de millas de su frontera

Published

on

By

Las tropas de Ucrania respondieron contra las tropas rusas ayer miércoles, obligándolas a retirarse de la ciudad nororiental de Járkov, en un movimiento que, según los observadores, podría impulsar el conflicto a una nueva fase.

Según el diario Los Ángeles Times, los funcionarios de Inteligencia estadounidenses advirtieron que Moscú se estaba preparando para una guerra prolongada. Pero por lo pronto, las tropas ucranianas han hecho que retrocedan las tropas rusas a menos de una docena de millas de la frontera rusa, Ucrania dijo que pudo recuperar una constelación de asentamientos al norte de Járkov.

Las fuerzas ucranianas están ahora tan cerca de Rusia que, por primera vez, un civil en Rusia murió en un bombardeo transfronterizo, según la denuncia de funcionarios rusos. Una persona murió y seis personas, incluido un niño de 14 años, resultaron heridas en la pequeña aldea rural de Solokhi, a unas seis millas de Ucrania, dijo Vyacheslav Gladkov, gobernador de la región de Belgorod, en la aplicación de mensajería Telegram.

Los residentes de Solokhi, dijo, serían llevados a un lugar seguro para evitar los bombardeos.

El movimiento de las tropas ucranianas hacia el norte reduce la presión sobre Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania y un objetivo principal de los bombardeos rusos desde el comienzo de la guerra, según el gobernador regional Oleh Sinegubov.

“Los ocupantes tuvieron aún menos oportunidades de disparar contra el centro regional”, dijo Sinegubov en Telegram.

En su discurso nocturno, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky aludió al prolongado conflicto anticipado y dijo que estaba agradecido con Estados Unidos después de que la Cámara de Representantes aprobara rotundamente un paquete de ayuda de $40 mil millones de dólares para su país.

El acuerdo, según Zelensky, proporcionaría armas y municiones y apoyaría una investigación sobre presuntos crímenes de guerra rusos.

“Estos fondos se utilizarán lo más rápido posible y sin burocracia para fortalecer la defensa de Ucrania”, dijo.

A medida que la guerra concluye su undécima semana, el director de la Agencia de Inteligencia de Defensa de EE.UU. caracterizó el conflicto como estancado.

“Los rusos no están ganando, y los ucranianos no están ganando, y estamos un poco estancados aquí”, dijo el martes el teniente general Scott D. Berrier al Comité de Servicios Armados del Senado.

Los analistas del Instituto para el Estudio de la Guerra con sede en Washington dijeron en su evaluación del miércoles que la contraofensiva ucraniana al norte de Járkov había “obligado a las tropas rusas a ponerse a la defensiva”, obligándolas a reponer los esfuerzos para evitar que Ucrania avance más hacia la frontera rusa.

Continue Reading

Europa

El Gobierno de Finlandia apoya el ingreso en la OTAN “con carácter de urgencia”

Published

on

By

 

Por Andrés Gil/eldiario.es

Corresponsal en Bruselas

“El ingreso en la OTAN fortalecería la seguridad de Finlandia”. Es la conclusión de la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, y el presidente del país, Sauli Niinistö, en un comunicado difundido este jueves. “Finlandia debe solicitar su ingreso en la OTAN con carácter de urgencia. Esperamos que los pasos [parlamentarios] aún necesarios para llegar a esta decisión se tomen con prontitud en los próximos días”, han dicho el presidente y la primera ministra en un comunicado conjunto.

Ahora que el presidente y la primera ministra han compartido sus puntos de vista, a continuación se espera la posición oficial del resto de dirigentes políticos.

Según informaciones periodísticas, este domingo se reunirá el Gobierno para decidir sobre la solicitud de ingreso en la OTAN y llevar el asunto al Parlamento. Es posible que los grupos parlamentarios expresen pronto sus posiciones, incluido el socialdemócrata SDP, el partido de la primera ministra.

Rusia, por su parte, ha afirmado que el ingreso de Finlandia “sin duda” es una amenaza, según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov: “Una nueva ampliación de la OTAN no hace más estable ni más seguro nuestro continente. La OTAN se mueve hacia nuestro lado. Por eso todo esto serán elementos para un análisis especial y elaborar las medidas necesarias para equilibrar la situación y garantizar nuestra seguridad”.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, mantuvo este jueves una conversación telefónica con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, a quien elogió por la disposición del país nórdico a ingresar en la OTAN. En un mensaje en su cuenta de Twitter, Zelenski informó de esa conversación, en la que “elogió la disposición de Finlandia a solicitar el ingreso en la OTAN”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha asegurado este jueves, así mismo, que la Alianza está dispuesta a integrar a Finlandia de forma “rápida” si solicita su ingreso: “Acojo con satisfacción la declaración conjunta del presidente Niinistö y de la primera ministra Marin apoyando la solicitud de ingreso en la OTAN sin demora”.

Suecia, que al igual que Finlandia mantiene desde hace años su condición de aliado pero no miembro de la Alianza, ultima también el proceso para decidir si solicita su entrada en la OTAN.

Apoyo de la comisión de Defensa

La comisión de Defensa del Parlamento finlandés también apoyó esta semana el ingreso en la OTAN del país. Este dictamen parlamentario es el primero de los 10 que se esperan, de carácter consultivo, en el proceso de toma de decisiones sobre el ingreso de Finlandia en la OTAN.

En su informe, presentado ante la comisión de Exteriores, la comisión parlamentaria de Defensa consideraba “que la pertenencia a la OTAN es la mejor solución para la seguridad general de Finlandia”. Y añadía: “Aunque el desempeño de las Fuerzas de Defensa de Finlandia es bueno y la defensa se ha desarrollado durante décadas, Finlandia, como país pequeño, no puede crear por sí misma un elemento disuasorio para la paz. Por tanto, , debemos ver cómo reforzar la defensa nacional”.

La conclusiones, de las que se ha desmarcado con un voto particular el diputado de la Alianza de Izquierda –único partido de la coalición gobernante que se opone al ingreso en la OTAN–, sostiene que “Finlandia coopera en materia de defensa de forma bilateral y multilateral, pero ninguna de estas formas de cooperación incluye garantías de seguridad. Desde el punto de vista de la planificación de la defensa, tampoco está claro qué tipo de ayuda recibiría Finlandia de sus socios en una situación de crisis”.

“La falta de garantías de seguridad también es un tema clave en la cláusula de ayuda de la UE (42.7)”, afirma la comisión, que considera que esta cláusula de auxilio “es importante en sí misma y apoyaría a un país de la Unión que ha sido atacado en una situación de crisis”.

A principios de marzo, Finlandia y Suecia pidieron al resto de socios de la UE que recogieran en las conclusiones de la cumbre de Versalles el reconocimiento de ese artículo 42.7, para que aquellos países de la UE vecinos de Rusia que no están en la OTAN, donde el Artículo 5 decreta que la Alianza defenderá a cualquiera de sus miembros atacados, estén arropados en el caso de que el presidente ruso, Vladímir Putin, quiera cruzar sus fronteras con sus ejércitos.

La cláusula que reclamaban Estocolmo y Helsinki figura desde 2009 en el apartado 7 del artículo 42 del Tratado de la Unión Europea. Establece que los países de la Unión Europea (UE) tienen la obligación de ayudarse si uno de ellos “es objeto de una agresión armada en su territorio”. Este apoyo intenta ser coherente con posibles compromisos en el marco de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Según la comisión de Defensa del Parlamento finlandés, el ingreso en la OTAN “elevaría significativamente el nivel de influencia militar de Rusia” y “garantizaría el fortalecimiento de las propias capacidades de defensa de Finlandia en caso de una crisis con las de la Alianza Atlántica, y mejoraría significativamente la seguridad de suministro militar de Finlandia. En una situación tensa, las fuerzas de la OTAN también podrían ser llamadas sobre el terreno con fines preventivos”.

“Además de ser miembro de la OTAN, es importante continuar con la cooperación de defensa internacional, al menos en la medida actual, y continuar desarrollando una defensa nacional creíble”, recoge el informe.

Además de la comisión de Defensa, otras nueve comisiones darán su opinión a la Comisión de Asuntos Exteriores, que elaborará un informe final sobre el asunto.

Según una encuesta reciente, el 76% de los finlandeses estaría a favor del ingreso, frente al 12% que estaría en contra.

Suecia: “La OTAN reforzaría la capacidad defensiva nórdica”

Un hipotético ingreso en la OTAN de Suecia y Finlandia, que se especula podrían enviar una solicitud formal en unos días, reforzaría la capacidad defensiva nórdica, ha dicho este martes el ministro de Defensa sueco, Peter Hultqvist.

“Por supuesto que significaría una profundidad estratégica muy distinta, una señal muy fuerte en política de seguridad y una sólida plataforma para la cooperación en defensa nórdica dentro del marco de la OTAN”, dijo en una entrevista a la emisora pública Radio de Suecia Hultqvist, quien admitió que serían “más fuertes” juntos.

La guerra en Ucrania ha provocado que en apenas dos meses ambos países hayan pasado de defender su no alineación, aunque mantienen desde hace años el estatus de aliados de la Alianza, a estar cerca de solicitar su ingreso.

El Partido Socialdemócrata sueco, al frente de un gobierno en minoría en solitario, comunicará este domingo su postura, y todo apunta a que será favorable a la entrada en la OTAN, en contra de su línea tradicional y de una decisión de su congreso nacional adoptada el pasado noviembre.

Apoyo de la OTAN

Finlandia y Suecia, históricos países no alineados en la OTAN, cada vez se encuentran más cerca de la puerta de entrada. La invasión rusa de Ucrania ha acelerado el proceso de acercamiento hacia la Alianza Atlántica, hasta el punto de que la decisión final puede tomarse en las próximas semanas. Y parte de la negociación con la OTAN, mientras se terminan los procesos políticos internos en cada país, tiene que ver con las garantías de seguridad de los dos países desde que presenten la hipotética solicitud hasta que sea aprobada. En tanto que el movimiento tiene que ver con el temor a Rusia, Estocolmo y Helsinki quieren garantías de protección en el periodo que abarca desde que presentan los papeles hasta que se acepta la adhesión.

“En primer lugar, corresponde a Finlandia y Suecia decidir si solicitarán o no el ingreso en la OTAN”, ha dicho el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recientemente: “La OTAN respetará la decisión, y eso es exactamente lo contrario de lo que hace Rusia, porque trata de amenazar a los países para que hagan lo que Rusia quiere”.

“Si la conclusión es que presentarán la candidatura”, ha dicho Stoltenberg sobre algo que dan por hecho los medios nórdicos, que incluso apuntan a que esa petición se hará simultáneamente, “les daremos la bienvenida con los brazos abiertos porque creemos que fortalecerá la seguridad euroatlántica. Finlandia y Suecia ya están contribuyendo. Los conocemos bien. Son nuestros socios más cercanos. Son democracias fuertes y maduras. Hemos trabajado con ellos durante muchos años. Son miembros de la UE. Así que creo firmemente que el proceso de adhesión puede ser muy rápido y demostrará al presidente Putin que obtiene exactamente lo contrario de lo que quiere”.

En relación con el problema de seguridad entre que se pide la adhesión y se decide, en tanto que el Artículo 5 de la defensa colectiva en principio en sólo entre aliados miembros, Stoltenberg añade: “Estoy seguro de que encontraremos formas de garantizar la seguridad durante ese período de transición desde una potencial solicitud hasta la ratificación final en toda la Alianza. Y el mero hecho de que pidan el ingreso y negociemos un protocolo de adhesión enviará un mensaje muy fuerte de compromiso. Estoy hablando con Finlandia y Suecia sobre cómo proporcionar las garantías necesarias en ese período intermedio”.

Fotografía: El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, en Helsinki el 25 de octubre de 2021.

***

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: