Connect with us

Latinoamérica

Honduras, nuevo productor y procesador de amapola y marihuana

Honduras ha dejado de ser un país de tránsito de drogas ilegales para estrenarse como productor y procesador de marihuana y heroína

Published

on

Honduras

Efectivos policiales durante la incautación del invernadero con cultivos de marihuana y amapola en La Cumbre, en el municipio hondureño de La Iguala. Foto: cortesía de la Policía Nacional

Por Thelma Mejía

LA IGUALA, Honduras,(IPS).- La destrucción de un sofisticado invernadero con cultivos de amapola y marihuana, en el occidental cerro La Cumbre, alertó a las autoridades de Honduras de que este país dejó de ser sólo de tránsito de drogas ilícitas, para ser también productor y procesador.

Es la primera vez que se hallan en el país cultivos de amapola (adormidera), de los que en América Central hasta ahora solo existían registros en la región guatemalteca de El Petén. La pasta de adormidera sirve de base para la fabricación de heroína, una droga muy adictiva y cuyo consumo ha resurgido.

El 31 de enero, las autoridades anunciaron el hallazgo del invernadero altamente tecnificado en la empinada montaña, a 1.600 metros sobre el nivel del mar y a unos 400 kilómetros de Tegucigalpa, en el caserío La Cumbre, en el municipio de La Iguala, en un lugar que visitó y al que se llega por caminos aptos apenas para algunos vehículos rústicos y las caballerías.

El ascenso atravesó cinco caseríos, entre flores silvestres y cafetales propios del departamento de Lempira, y se dificultó por los caminos agrietados y angostos, de tierra húmeda cuando no lodosa, que se vuelven intransitables en la época lluviosa, a partir de mayo.

Al final del trayecto, aparecieron los despojos del invernadero, de 40 metros de ancho por 100 de largo, donde se hallaron 1.800 plantas de amapola y 800 de marihuana (cannabis) de la variedad holandesa. Era una instalación climatizada, gracias a una gran planta eléctrica, con un moderno sistema de riego y equipos de alto rendimiento.

Carlos Mejía, subcomisario de la Policía Nacional en Lempira y quien encabezó la incautación, relató que “tenemos sospechas de que existen muchas (plantas) más en estas vastas montañas del occidente, por eso estamos peinando toda la región”.

En el operativo se capturó a dos personas, el colombiano Rubén Darío Pinilla y el hondureño Orlando Jacinto Miranda. Este último era un trabajador de Pinilla, quien además del invernadero producía hortalizas en su finca, como “fachada” para la actividad ilegal, aseguró Mejía.

 Otro policía que estuvo en la acción confió que la finca está a nombre de alguien de la zona al que se investiga y que podría ser testaferro de alguien más. Se presume, además, que ya hubo aquí otras cosechas de adormidera y cannabis.

En la comunidad de El Matazano, al pie del cerro, una maestra dijo bajo anonimato que “ya era tiempo que agarraran a esa gente”. “Por esos caminos de herradura se veían de un tiempo acá carros (vehículos) de doble tracción por las noches, cargados con barriles plásticos, y la gente decía que en ese cerro sembraban marihuana, pero eso de la amapola es nuevo para nosotros”, contó.

El alcalde de La Iguala, Marcio Orlando Miranda, reveló que Pinilla había sido capturado en julio de 2013 por la tala ilegal de bosque, justo en la zona donde se encontró el invernadero, pero extrañamente fue liberado. “Hubo colusión con la autoridad”, insistió.

Pinilla está en prisión, a la espera de un juicio por el delito de narcotráfico, mientras se investiga a los responsables de su liberación el año pasado y ya un fiscal fue suspendido por esta causa.

El alcalde Miranda dijo que desde hace un tiempo “está viniendo gente extraña y se asegura que muchas fincas de por acá están siendo sembradas de marihuana y de esa tal amapola, de la que nunca antes había oído hablar”.

La Iguala es un municipio de 27.000 habitantes que se dedica al cultivo de maíz, frijol y especialmente café. Para atender a sus 26 aldeas y 86 caseríos cuenta solo con una posta policial de unos cinco efectivos mal pertrechados.

El operativo que desmanteló el vivero lo organizó desde Tegucigalpa el equipo antidroga de la Policía Nacional y lo comandó su delegación de Lempira, también muy precaria en efectivos, equipos y vehículos para enfrentar el poderío de los narcotraficantes.

Las autoridades sospechan que en departamentos vecinos, como Ocotepeque y Copán, fronterizos con Guatemala y El Salvador, se encuentren otros sembradíos de amapola. También Lempira tiene a El Salvador como su límite sureño.

En febrero, en la región de Nueva Arcadia, en Copán, la policía encontró un supuesto laboratorio clandestino, que sería utilizado para el procesamiento de droga, junto con túneles subterráneos, maquinaria pesada y un presunto helipuerto.

Nueva Arcadia y La Iguala son zonas deprimidas económicamente, incrustadas en frondosas montañas. Pero no son las únicas con indicios de que el narcotráfico está cambiando de piel en Honduras, desde los años 70 zona de tránsito y ahora un país donde se cultiva, procesa y hasta se comercializa la droga, esto último a menor escala.

Eugenio Sosa, sociólogo y docente universitario, aseguró que Honduras “hace tiempo dejó de ser país de tránsito, aquí hay indicios de que la penetración del narcotráfico es mucho más profunda, y la siembra de amapola solo refleja una de las tantas modalidades del crimen organizado”.

“Las autoridades buscan presentar como éxito esos hallazgos, pero uno se pregunta: ¿se incauta más droga porque pasan mayores cantidades, porque se está produciendo o procesando, o porque las autoridades son más eficientes?”, inquirió.

“Sobre esto último tengo mis dudas”, se contestó.

La experta en temas de seguridad Mirna Flores atribuye esta expansión del delito al desplazamiento de las rutas del tráfico de drogas, por la guerra contra los carteles en México, que lleva a estas mafias a disputarse ahora el territorio centroamericano.

“Por su ubicación geográfica, Honduras es un país apetecido para los carteles y éstos han sofisticado sus estrategias de expansión, alimentando la corrupción y la impunidad”, aseveró.

A su juicio, “por eso se dan ese tipo de cultivos o laboratorios de procesamiento”.

En este país de 8,5 millones de habitantes operan sobre todo el Cartel del Atlántico, en el norte de la costa caribeña, y el Cartel de los Valle, en occidente.

Los analistas sostienen que el hallazgo de amapola obliga al gobierno a ser más efectivo para golpear a los pequeños carteles que operan en el país y con ello a sus operadores políticos y económicos.

Las autoridades aseguran que 80 por ciento de las drogas ilegales que transitan por la región centroamericana rumbo al gran mercado consumidor de Estados Unidos pasa por Honduras y vinculan este hecho a uno de los índices de violencia más altos del mundo, con un promedio de 19 homicidios diarios.

Datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito indican que, en 2012, Honduras fue el país latinoamericano con mayor proporción de homicidios: 81,9 por cada 100.000 habitantes.

La mayoría de estas muertes violentas son de jóvenes y, aunque la investigación penal es muy débil, por la forma en que se dan la mayoría de estos asesinatos, los expertos en criminalidad consideran que obedecen a batallas por control territorial y ajustes de cuentas.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La red en lucha

Colombia: ¿Qué obstáculos enfrentará el primer gobierno de izquierda con Gustavo Petro y Francia Márquez??

Published

on

By

 

Colombia hizo historia el domingo cuando los votantes eligieron al exguerrillero Gustavo Petro como el primer presidente izquierdista del país y a la activista ambiental afrocolombiana Francia Márquez Mina como la primera vicepresidenta negra del país. Miles de sus simpatizantes salieron a las calles para celebrar en la capital Bogotá y en toda Colombia.

La pareja, que obtuvo más del 50% de los votos, derrotó al millonario inmobiliario de derecha Rodolfo Hernández, pero ahora enfrentará un gran desafío para aprobar una legislación en el Congreso conservador, donde carecen de mayoría. “El obstáculo se superó al ganar las elecciones, pero el principal obstáculo, el establisment, no puede ser cambiado por el gobierno; tiene que ser cambiado desde el pueblo, por el pueblo”, dice Manuel Rozental, activista colombiano, médico, y organizador de base.

Para la periodista colombiana Simone Bruno, la elección de Petro podría transformar la política y la economía de América Latina.

Gustavo Petro es un exguerrillero del M-19, exsenador y exalcalde de Bogotá. Ha prometido luchar contra el empeoramiento de la pobreza y la desigualdad en Colombia aumentando los impuestos a los ricos, ampliando los programas sociales, así como el acceso a la educación y la atención médica. Ha pedido a Colombia que detenga la extracción de petróleo nuevo y se aleje de una economía que durante mucho tiempo depende de los combustibles fósiles. Petro también ha dicho que su gobierno planea restablecer las relaciones con Venezuela y renegociar un acuerdo comercial con Estados Unidos para beneficiar mejor a los colombianos.

Petro obtuvo más del 50% de los votos en una segunda vuelta, derrotando al millonario inmobiliario de derecha Rodolfo Hernández, quien recibió alrededor del 47% de los votos. Petro se dirigió a sus seguidores el domingo por la noche.

Desarrollaremos el capitalismo en Colombia, no porque lo adoremos, sino porque primero tenemos que superar la premodernidad en Colombia, el feudalismo en Colombia y la nueva esclavitud. Debemos superar las mentalidades y comportamientos pasados ​​ligados a ese mundo de esclavitud.

AMY GOODMAN: A su lado estaba la vicepresidenta electa de Petro, Francia Márquez Mina, una destacada defensora de la tierra y el agua que nació en un pequeño pueblo en la región suroeste del Cauca, donde lideró la resistencia contra la minería ilegal de oro a pesar de las continuas amenazas de muerte. Ganó el prestigioso premio ambiental Goldman en 2018, también es abogada y ex ama de llaves. El domingo, Francia Márquez Mina subió al escenario para agradecer a los seguidores.

Hermanos, hemos dado un paso importante. Después de 214 años, tendremos un gobierno que represente al pueblo.

En entrevista con el activista Manuel Rozental y la periodista italiano Simone Bruno.

AMY GOODMAN: En Bogotá, la capital de Colombia, Simone Bruno es una videoperiodista italiana, lleva años allí. Y en la región del Cauca, nos acompaña Manuel Rozental, médico colombiano, activista de base desde hace mucho tiempo, exiliado varias veces por sus actividades políticas, hace parte de la organización Pueblos en Camino.

¿Si puede hablar de la trascendencia de esta elección con Petro como presidente y con Márquez, Francia Márquez, como vicepresidenta electa de la región donde usted está, en el Cauca?

MANUEL ROZENTAL: En primer lugar, me gustaría transmitir a todos el sentimiento de alegría, emoción y alegría abrumadora que todos hemos sentido y que sentimos el domingo. Nuestro temor era que nos robaran las elecciones. Había todos los indicios para eso. Hubo represión por parte de las fuerzas armadas. Todo estaba en contra de Petro, a pesar de que sabíamos que si no había fraude o no había suficiente fraude, ganaría. Así que la sensación es de un enorme alivio, un gran alivio. Y hay una fiesta en este país. Por primera vez, una elección puede ser ganada por el pueblo, a pesar de la maquinaria.

Al mismo tiempo, la misma magnitud de esa alegría es la magnitud de nuestra preocupación para que no se convierta en desilusión. Esos dos sentimientos se unen, por lo que la fiesta, nuestra fiesta, es, una vez más, una celebración de la libertad y una inquietud que debemos organizar y movilizar para que el cambio sea posible.

JUAN GONZÁLEZ: Y quería preguntarte, Manuel, en cuanto a la — la victoria de Gustavo Petro es claramente un gran avance en América Latina. Sin embargo, todavía existe el problema de que su ambicioso programa puede verse estancado en cierta medida por el hecho de que su coalición no tiene una mayoría en el Congreso colombiano. ¿Qué prevé ahora en términos de las batallas entre las fuerzas conservadoras en el Congreso contendientes u opuestas a su programa?

MANUEL ROZENTAL: Juan, tu pregunta va justo en el lugar. Sí, la gran preocupación es, digámoslo en términos generales, incluso más allá, incluso más allá del Congreso, el establecimiento en Colombia corre por la corrupción, por las mafias, por los intereses corporativos transnacionales y por un ejército que apoya todo esto y obtiene muchas ganancias y beneficios. de esto. Entonces, hay un nuevo gobierno que tiene que gobernar dentro de esta estructura. La estructura no ha cambiado, los poderes no han cambiado y tienen que gobernar allí.

Entonces, el presidente electo Petro ha prometido tres cosas: ha prometido justicia social, ha prometido justicia ambiental y ha prometido paz. Prometer eso y lograrlo dentro de un establishment tan podrido como el colombiano es realmente prometer lo que todos queremos, pero es prometer demasiado. Eso no lo puede lograr un gobierno, desde un gobierno. Y hay que recordar que Gustavo Petro y Francia Márquez llegaron a la presidencia después y gracias a un masivo levantamiento popular contra ese estamento, del que ahora se convierte en gobierno.

Entonces, ahora no tiene una mayoría en el gobierno. Solo te daré una idea. Tiene 20 miembros del Senado de su lado. Necesita 54 para aprobar cualquier iniciativa. Puede llegar a 40 o 44 con alianzas. Entonces tendría que aliarse con la extrema derecha para lograr cualquier cosa. Añádase a eso que todos los órganos de control, la fiscalía, cada uno de esos, han sido dejados por la mafia, manejada por Uribe, Duque y todos los sicarios del narco y de las transnacionales corporativas y del Ejército. Todo eso se ha dejado en su lugar durante los próximos dos años, y son enemigos de este gobierno y del pueblo colombiano.

Así que la preocupación es exactamente ésa. Él prometió, y también Francia, lo que queremos, pero el hecho es que no pueden lograrlo. No se puede lograr rápidamente, por lo que tendrá que comprometerse con aquellos que nos han llevado a este desastre. Así que el escollo se ha superado ganando las elecciones, pero el escollo principal, el establecimiento, no se puede cambiar desde el gobierno; tiene que ser cambiado desde la gente, por la gente. Y el gobierno es clave para ello, pero no puede cumplir sus promesas sin pueblos organizados con una agenda. ¿Sabemos esto? Ésa es mi pregunta.

JUAN GONZÁLEZ: Y también quería preguntarte sobre el candidato al que derrotó, Rodolfo Hernández, que también era supuestamente antisistema pero populista de derecha, haciendo campaña contra la corrupción. Pero en la semana previa a las elecciones, apareció un video de una revista colombiana, y obtuvo muchas visitas, cientos de miles de visitas en YouTube, de Rodolfo Hernández en un yate en Miami en octubre pasado, un yate, él y sus hijos, un yate que fue financiado por Pfizer, por cabilderos de la compañía farmacéutica Pfizer. Me pregunto: ¿Crees que eso tuvo algún impacto en algunas personas que estaban dudando entre Gustavo Petro y Rodolfo Hernández en la votación?

MANUEL ROZENTAL: Puede que sí. Pero lo que realmente hizo fue exponer el hecho de que Rodolfo Hernández era realmente el candidato de los intereses corporativos transnacionales y nacionales. Lo que se descubrió fue que el yate — en el yate estaban representantes corporativos de Pfizer, la corporación farmacéutica transnacional, y que esto sucedió en octubre de 2019. Pero cuando Daniel Coronell, el periodista, de ese diario Cambio, investigó y verificó con Pfizer ver quién había financiado este yate en estas vacaciones, sin dar fechas, su respuesta, sorpresivamente, fue que una semana antes representantes y altos funcionarios de Pfizer se habían reunido con Rodolfo Hernández. Entonces, se ha reunido mucha información de que Rodolfo Hernández era en realidad el candidato de los intereses corporativos más ricos de Colombia y el continente, mintiendo, afirmando que estaba en contra. De hecho, había prometido, de resultar electo, declarar un estado de excepción o conmoción interna, y ese estado de excepción le permitiría gobernar el país y que crearía una especie de gabinete paralelo manejado exclusivamente por intereses corporativos. Entonces, lo que teníamos aquí era Petro y Francia Márquez o una dictadura de los intereses corporativos en el país. Así que creo que jugó.

Pero te diré, Juan, lo que realmente se jugó y lo que la derecha no calculó. La derecha obtuvo 10 millones y medio de votos, que es más o menos lo mismo que obtuvo Duque hace cuatro años para vencer a Petro, que tenía 8 millones y medio hace cuatro años. Pero Petro esta vez tuvo 11 millones y medio de votos. Y sabemos de dónde vinieron. Vinieron de las mujeres y de la juventud de este país. La imagen que nunca olvidaremos aquí fue la de los pueblos indígenas de las selvas de la costa pacífica de Colombia viniendo por los ríos en canoas, dos días de viaje, para depositar su voto. Entonces, lo que pasó aquí fue que dijimos basta, el mismo basta que dijimos en el levantamiento popular de 2021. Ese espíritu es lo que permitió que Petro ganara. El pensamiento correcto, estaba convencido de que iba a ganar. Se sorprenden al ver que 2 millones y medio de personas aparecieron de la nada, según sus cálculos, para decir “Basta”. Así que ésa es la historia.

AMY GOODMAN: Lo que también fue interesante y puede sorprender a la audiencia estadounidense es que Hernández admitió la derrota de inmediato, a diferencia de Estados Unidos.

Pero quería ir a Bogotá, la capital, y retroceder unos años hasta 2018, los manifestantes antigubernamentales encabezaron múltiples huelgas nacionales en Colombia, denunciando el gobierno del presidente derechista Iván Duque, en un momento, cientos de miles de personas salieron a las calles para el paro nacional más grande que Colombia había visto en décadas. La policía respondió con violencia, matando a varios manifestantes, incluido el estudiante de 18 años Dilan Cruz, a quien un proyectil policial disparó en la cabeza. Bueno, el domingo, después de que Gustavo Petro y Márquez declararan la victoria en las históricas elecciones presidenciales de Colombia, la madre de Dilan Cruz, Jenny Alejandra Medina, se unió al presidente electo Petro y Márquez en el escenario para pedir justicia por el asesinato de su hijo.

“En nombre de mi hijo Dilan, que fue una víctima más de este país, en nombre de todas las víctimas, de los “falsos positivos” —Nicolás Neira, Yuri Neira, Diego Felipe Becerra— y en nombre de todas aquellas víctimas del gobierno y anteriores, alzo la voz en nombre de mi hijo para exigir justicia. Y le doy la bienvenida, presidente, porque todos tenemos puestas nuestras esperanzas en usted, en la justicia. Tú eres la esperanza de nosotros, los pobres, los necesitados. Eres la esperanza de los negros, los blancos, los ricos, los pobres. Eres la esperanza. Bienvenido a Colombia, a nuestro país, presidente”.

AMY GOODMAN: Son las palabras de la madre de Dilan Cruz, Jenny Alejandra Medina, en una muestra de apoyo sin precedentes, de pie junto al presidente electo, así como al vicepresidente electo. Simone Bruno, estuviste en Bogotá. ¿Puede hablarnos de la trascendencia de esto y del tema de la violencia de Estado que Francia Márquez, al igual que Petro, debe asumir de inmediato?

SIMONE BRUNO: Claro. Gracias por la invitación, y es un honor estar aquí con Manuel, a quien conozco desde hace casi 20 años.

Sí, ése fue uno de los momentos más importantes y conmovedores de la noche del domingo, cuando Gustavo Petro ganó las elecciones. Es la primera vez en la historia que alguien como la madre de uno de los jóvenes asesinados durante una protesta en Colombia, y esto sucedió bastante porque fue una protesta que tuvo lugar en 2019. Luego vino el cierre de la pandemia y las protestas volvieron en 2021, donde otros 40 niños fueron asesinados —al menos 40— por policías y grupos antimotines del ESMAD. Entonces, era la primera vez que una madre tenía la oportunidad de hablarle a una audiencia, de hablar con un presidente, de mirar a los ojos a un presidente electo y pedir justicia para su hijo.

Como decías al principio, ése es un momento muy histórico ya que una izquierda ganó las elecciones en Colombia con el mayor número de votos en la historia de una elección presidencial, más de 11 millones de votos, como decía Manuel antes. Pero no es la primera vez que un izquierdista gana las elecciones en Colombia. Todo comenzó en 1948, cuando fue asesinado el candidato populista Gaitán. Y en ese momento, el populismo era un populismo histórico, un populismo al estilo de Perón. Entonces lo mataron, y la violencia que todavía hoy vivimos aquí en Colombia comenzó ese día de 1948. Pero allá por 1990, tres candidatos presidenciales, de izquierda, fueron asesinados: Galán, Jaramillo y Pizarro. Entonces, por eso la importancia de la elección de Petro, porque no es la primera vez, por primera vez la izquierda ganó las elecciones en Colombia, pero por primera vez no mataron a un candidato de izquierda.

Lo que significa su programa, si Petro y Francia Márquez lo van a poder implementar, realmente va a significar un cambio, un cambio histórico, en el país. Petro es un socialdemócrata. Quiere transformar a Colombia de una manera socialdemócrata. Quiere que la sanidad se haga pública. Quiere que la educación pública mejore. Y quiere que los colombianos más ricos, los 4.000 colombianos más ricos, paguen impuestos como lo hace el resto del país. Y quiere que las empresas más ricas del país también paguen impuestos, lo que no está pasando en este momento.

Y usará ese dinero para hacer dos cosas. Como Petro es bastante conservador en materia fiscal, lo que le gustaría hacer es pagar parte de las reformas sociales con ese dinero, pero también reducir el déficit, el déficit fiscal del país. Eso es lo mismo que vimos cuando era alcalde de la ciudad de Bogotá. Implementó muchas reformas sociales en la ciudad, pero al mismo tiempo redujo la deuda de la ciudad y mejoró la calificación: la empresa rica mejoró la calificación de la ciudad de Bogotá durante ese tiempo.

JUAN GONZÁLEZ: Simone, quería preguntarte: en términos de la importancia de esta elección en toda América Latina, ahora hemos visto una segunda marea rosa que se desarrolla en toda la región, luego de la primera que comenzó en la década de 1990. Hemos tenido a Xiomara Castro en Honduras, Pedro Castillo en Perú, Gabriel Boric en Chile, Luis Arce en Bolivia y ahora esta elección histórica en Colombia. ¿Cómo ve que esto afecte la política de la región frente a Estados Unidos?

SIMONE BRUNO: Bueno, éste es un momento histórico, incluso porque Lula podría volver a la presidencia de Brasil, que es clave, por supuesto, para cambiar la política y las políticas de toda la región, por la importancia de Brasil en Suramérica. Pero como dijiste, ésta es la segunda ola en 20 años del gobierno de izquierda que llega al poder en América Latina, y posiblemente aprenderán de las cosas buenas que ha hecho Evo Morales, las cosas buenas que ha hecho Rafael Correa, por ejemplo, o el mismo Lula en Brasil, y probablemente también aprenderán de los errores, como, por supuesto, Venezuela, que tuvo muchos problemas durante los últimos 20 años.

Lo que podría pasar y lo que realmente debería pasar es que América Latina, o al menos América del Sur, para empezar, intente unificar los mercados de manera similar a lo que sucedió en la Unión Europea. Esto se ha intentado durante décadas en América Latina. Este esquema de integración se viene dando desde hace décadas, y nunca lo han logrado, porque, en general, se han politizado. Basta pensar en los dos últimos: La CAN y el Mercosur siempre han sido considerados un mercado de derecha y un mercado de izquierda. Bueno, lo que podría pasar y lo que debería pasar, si la región realmente quiere mejorar las economías, es que se cierren a los mercados externos, especialmente a Estados Unidos. Y deberían tratar de desarrollar mercados internos dentro de América del Sur y tratando de producir bienes. Uno de los principales argumentos de Petro relacionado con Venezuela es que necesitan reabrir la frontera, necesitan restablecer la conexión y la relación. Por ejemplo, Venezuela era el segundo mercado de mercancías provenientes de Colombia hasta la época de Álvaro Uribe, y eso llegaba a contabilizar hasta $6 mil millones de dólares por año. Y ese mercado fue cerrado por la ideología durante la era del presidente Uribe. Entonces, probablemente lo que podría pasar ahora es que finalmente los países suramericanos y quizás los países latinoamericanos, incluido México, gobernado por Andrés Manuel López Obrador, o Centroamérica, eso está cambiando, también, decidirán unificarse y cerrar los mercados y decidir crecer juntos.

Continue Reading

Latinoamérica

Elecciones en Colombia: Gustavo Petro y Rodolfo Hernández a segunda vuelta

Published

on

By

Por Ayelén Oliva

El candidato de izquierdas, Gustavo Petro, competirá en la segunda vuelta de las elecciones de Colombia con el empresario inmobiliario Rodolfo Hernández. Petro consiguió el 40,3%, que representa más de 8,5 millones de votos. Hernández se ubica en segundo lugar con el 28,1%, casi 6 millones de votos, según datos del preconteo de la Registraduría Nacional. Tanto Petro como Hernández buscan representar a los electores cansados con la política tradicional.

“Hoy hemos ganado”, dijo Petro en su primer discurso después de conocerse el resultado. “Lo que se disputa hoy es el cambio. Los partidos políticos aliados al gobierno de Duque, el presidente Duque, su proyecto político han sido derrotados en Colombia. La votación de Colombia lanza es un mensaje central al mundo: se acaba un período, se acaba una era”, dijo Petro en la noche del domingo.

Federico “Fico” Gutiérrez, de la coalición de derecha Equipo por Colombia, cercano al presidente Iván Duque, no ha conseguido entrar en la segunda ronda, si bien era el preferido para pelear contra Petro, según las encuestas. Gutiérrez consiguió el 23,9%, con más de 5 millones de votos. El Ingeniero civil de 47 años, alcalde de Medellín entre 2016 y 2020, dijo que apoyará Rodolfo Hernández en la segunda vuelta. “Votaremos por Rodolfo [Hernández] y Marelen [Castillo] el próximo 19 de junio”.

El candidato Federico «Fico» Gutiérrez (c) habla acompañado por su esposa Margarita Gómez (i) y su candidato a la vicepresidencia Rodrigo Lara (d)

“Gustavo Petro por todo lo ha que dicho y por lo que ha hecho no le conviene a Colombia, sería un peligro para la democracia, para las libertades, para la economía, para nuestras familias y para nuestros hijos. Esa opción sería un peligro para el país”, dijo Hernández si bien aclaró que no formarán parte de un eventual gobierno de Hernández.

Gustavo Petro, del Pacto Histórico, candidato de largo recorrido político, es economista, formó parte de la guerrilla del M-19 hasta el año 1990, ha sido cuatro veces congresista y fue elegido en 2011 alcalde de Bogotá, donde este domingo consiguió el 47% de los votos. Tres veces candidato a presidente, en 2018 perdió en segunda vuelta contra Iván Duque. “Le digo a ese empresario temeroso, con el que dialogué muchas veces: ha llegado el momento de escoger, lo que propongo al empresariado es justicia social y estabilidad económica”, dijo Petro.

Hernández, candidato por la Liga de Gobernantes Anticorrupción, empresario inmobiliario, en 2016 asumió la alcaldía de Bucaramanga, capital del departamento de Santander, donde gobernó hasta 2021, momento en que dejó el cargo para inscribir su candidatura a presidente. Este domingo, Hernández consiguió el 66,9% de los votos en su distrito. “Hoy perdió el país de la politiquería y la corrupción”, dijo el ingeniero de 77 años después de conocer el resultado.

Hernández llega por fuera de las estructuras partidarias, basa su campaña en el rechazo a la política tradicional y ha logrado hacer pie en esta elección con un discurso enfocado en la lucha contra la corrupción y las “maquinarias politiqueras”; un discurso empañado por la imputación que le hizo la Fiscalía para investigar si hubo irregularidades en un contrato para implementar nuevas tecnologías en el servicio de basuras cuando era alcalde. En sus intervenciones públicas se ha caracterizado por sus insultos y por utilizar frases como que los políticos “son unas ratas”. El ingeniero llegó a la carrera por la presidencia con polémicas, por ejemplo, por una entrevista en la que dijo que admiraba a Hitler o por golpear a un concejal opositor de Bucaramanga, que terminó con la suspensión de su cargo.

Simpatizantes del candidato presidencial Rodolfo Hernández acuden a la sede de campaña tras la jornada de elecciones. EFE/Natalia Pedraza

“No soy ingenuo respecto a las resistencia que habrá frente a un gobierno decidido en acabar con la politiquería y la corrupción, en especial, por parte de algunos de los que se han sentidos dueños de este país”, dijo el exalcalde, quien buscará seducir a aquellos que en elecciones anteriores votaron por el candidato del expresidente Álvaro Uribe, pero que se sienten desencantados con el gobierno.

El gran derrotado de este domingo ha sido el candidato de centro, Sergio Fajardo, por Centro Esperanza, que alcanzó menos de un millón de votos que representan el 4,2% del total. Fajardo aseguró que la coalición se reunirá este lunes para definir el camino que tomarán en la segunda vuelta electoral. “Yo espero de todo corazón, porque le he dedicado la vida a este país que cuidemos a Colombia”, dijo Fajardo.

Continue Reading

Latinoamérica

Migración de Colombia prohíbe ingreso a la activista Teri Mattson, de Codepink, como observadora electoral.

Published

on

By

#EleccionesColombia

La activista estadounidense Teri Mattson, coordinadora para América Latina de CodePink se dirigió a Colombia para acompañar el proceso electoral y evaluar la situación de los derechos humanos en el país. Fue invitada por una de las organizaciones de derechos humanos más prestigiosas de Colombia, el Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos fundado en 1979.

Teri Mattson fue detenida por Migración y le negaron la entrada a Colombia. La razón oficial dada para negarle la entrada al país fue que representaba un riesgo para el Estado. En la “Resolución administrativa de no admisión o rechazo” se indicó: “Por razones de soberanía, cuando existan hechos o antecedentes fundados que indiquen que la persona representa un riesgo para la seguridad del Estado o la convivencia ciudadana” su ingreso debe ser negado.

Common Frontiers denuncia la detención y deportación de Teri Mattson por motivos políticos. Colombia tiene una alarmante crisis de derechos humanos y una larga historia de intimidación y violencia relacionada con las elecciones. Vemos con grave preocupación que el Estado colombiano vea en el acompañamiento electoral internacional y la observación de los derechos humanos un riesgo para la seguridad del Estado. Ambos mecanismos de apoyo internacional son fundamentales y están respaldados internacionalmente como parte de la garantía de elecciones justas y transparentes.

Teri Mattson es la coordinadora para América Latina de CODEPINK, una organización de base dirigida por mujeres que trabaja para poner fin a las guerras y el militarismo de EEUU y para apoyar iniciativas de paz y derechos humanos. En los últimos años, Teri ha supervisado elecciones en cinco países latinoamericanos diferentes.

 

***

Fuente: Agencia de Medios Hoy

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: